Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 6,49 € Lire un extrait

Téléchargement

Format(s) : MOBI - EPUB - PDF

sans DRM

México Francia

De
204 pages

"¿Ganaríamos los mexicanos, si la razón o el capricho nos condujese a un rápido desafrancesamiento?", fue la pregunta que en 1867, al triunfo de los juaristas, formuló Ignacio Ramírez a los intelectuales que desataron un revuelo antigalo. El Nigromante probó entonces la existencia de numerosas influencias galas -conservadoras, monárquicas, liberales, republicanas- en la historia y la cultura mexicanas. Y reveló así el arraigo de diversas sensibilidades afrancesadas. Unidos en un proyecto colectivo, investigadores de varias instituciones del país exploramos ese hallazgo. En cinco ejes analíticos este libro ilustra la construcción de sensibilidades afrancesadas en los siglos XIX y XX. El primer eje se consagra al estudio de los inmigrantes galos, sus miradas, prácticas e intereses, y prueba la articulación de un milieu afrancesado. El segundo examina la influencia en las urbes y, a través de ejemplos de comercios galos en Puebla y la ciudad de México "el París de América"-, revela su influencia en la creación de una cultura urbana moderna. La participación de galos en la educación de las élites -preceptores en Chihuahua, órdenes religiosas en el país- y en exploraciones científicas son objeto del tercer eje analítico. Mientras que las huellas del modelo médico francés en prácticas clínicas, terapias y en ideas higienistas se tratan en el cuatro eje. El libro cierra con estudios que revelan el afrancesamiento de gustos, estilos y posturas literarias, así como la influencia de representaciones de viajeros galos. Basado en fuentes novedosas, este libro -segundo fruto de un proyecto académico- confirma la pertinencia de una problemática -la construcción de sensibilidades-y la utilidad de una perspectiva -la mundialización-para el estudio de la presencia extranjera en México.


Voir plus Voir moins
Portada

México Francia

Memoria de una sensibilidad común; siglos XIX-XX. Tomo II

Javier Perez-Siller y Chantai Cramaussel (dir.)
  • Editor : Centro de estudios mexicanos y centroamericanos
  • Año de edición : 1993
  • Publicación en OpenEdition Books : 24 abril 2013
  • Colección : Historia
  • ISBN electrónico : 9782821828001

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Referencia electrónica

PEREZ-SILLER, Javier (dir.) ; CRAMAUSSEL, Chantai (dir.). México Francia: Memoria de una sensibilidad común; siglos XIX-XX. Tomo II. Nueva edición [en línea]. Mexico: Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1993 (generado el 20 enero 2014). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/cemca/823>. ISBN: 9782821828001.

Edición impresa:
  • ISBN : 9789686029789
  • Número de páginas : 204

© Centro de estudios mexicanos y centroamericanos, 1993

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

"¿Ganaríamos los mexicanos, si la razón o el capricho nos condujese a un rápido desafrancesamiento?", fue la pregunta que en 1867, al triunfo de los juaristas, formuló Ignacio Ramírez a los intelectuales que desataron un revuelo antigalo. El Nigromante probó entonces la existencia de numerosas influencias galas -conservadoras, monárquicas, liberales, republicanas- en la historia y la cultura mexicanas. Y reveló así el arraigo de diversas sensibilidades afrancesadas. Unidos en un proyecto colectivo, investigadores de varias instituciones del país exploramos ese hallazgo. En cinco ejes analíticos este libro ilustra la construcción de sensibilidades afrancesadas en los siglos XIX y XX. El primer eje se consagra al estudio de los inmigrantes galos, sus miradas, prácticas e intereses, y prueba la articulación de un milieu afrancesado. El segundo examina la influencia en las urbes y, a través de ejemplos de comercios galos en Puebla y la ciudad de México "el París de América"-, revela su influencia en la creación de una cultura urbana moderna. La participación de galos en la educación de las élites -preceptores en Chihuahua, órdenes religiosas en el país- y en exploraciones científicas son objeto del tercer eje analítico. Mientras que las huellas del modelo médico francés en prácticas clínicas, terapias y en ideas higienistas se tratan en el cuatro eje. El libro cierra con estudios que revelan el afrancesamiento de gustos, estilos y posturas literarias, así como la influencia de representaciones de viajeros galos. Basado en fuentes novedosas, este libro -segundo fruto de un proyecto académico- confirma la pertinencia de una problemática -la construcción de sensibilidades-y la utilidad de una perspectiva -la mundialización-para el estudio de la presencia extranjera en México.

Índice
  1. Presentación. La sensibilidad: una herramienta y un observatorio

  2. Los inmigrantes: miradas e intereses

    1. Los colonos de Jicaltepec, ¿un grupo étnico?

      David Skerritt
      1. El problema
      2. Las identidades en construcción
      3. La modernidad
      4. Reproducción
      5. Una modernización francesa
      6. Conclusión
    2. México en un espejo: testimonio de los franceses de la intervención (1862-1867)

      Jean Meyer
      1. ¿Qué es este país? (Lluvina, Juan Rulfo)
      2. El país y los paisanos
      3. La mujer
      4. Iglesia y religión
      5. El soldado mexicano; liberales y conservadores
    1. La construcción de la fábrica y la invención del pueblo de Santa Rosa, Veracruz

      Bernardo García Díaz
      1. La construcción de la fábrica.
      2. El primer año
      3. 1898: el segundo año de construcción
      4. La «invención» de Santa Rosa
      5. 1899: el año de ¡a inauguración
      6. El primer lustro del xx
    2. Inversiones francesas en la modernidad porfirista: mecanismos y actores

      Javier Pérez Siller
      1. Las inversiones:monto, progresión y estructura
      2. La acción de los inmigrantes galos
      3. Participación en bancos
      4. Sobre actores, mecanismos y mundialización
      5. Consideraciones provisionales
  1. Traza y cultura urbanas

    1. Lectura de una geometría de la sensibilidad Urbanismo francés y mexicano de los siglos xviii y xix

      Federico Fernández Christlieb
      1. Dos momentos de afrancesamiento en la obra urbana de México
      2. Geometrías compartidas
      3. Conclusión
    2. Los comercios de barcelonnettes y la cultura del consumo entre las élites urbanas: Puebla, 1862-1928

      Leticia Gamboa Ojeda
      1. Más que «ropa y novedades»
      2. Una estrategia de mercado
      3. Anuncios de los comercios de barcelonnettes de Puebla (1874-1928)
      4. Del público consumidor
      5. Algunas consideraciones finales
    1. La ciudad de México durante el Porfiriato: «el París de América»

      Julieta Ortíz Gaitán
      1. Bienes y objetos bellos para todos
      2. Las tiendas departamentales en México
  1. Educar y conocer

    1. Contribuciones de preceptores franceses a la educación en Chihuahua (1833-1847)

      María Adelina Arredondo López
    2. Los educadores franceses y su impacto en la reproducción de una élite social

      Valentina Torres Septién
      1. Los lasallistas o hermanos de las escuelas cristianas
      2. Los hermanos maristas
      3. Hermanas de San José de Lyon
      4. La Revolución y el fin de la primera etapa educativa
      5. Métodos y programas
      6. Conclusiones
    3. Sabios, militares y empresarios Sansimonismo y exploración científica

      Alberto Soberanis
      1. La imagen de México en Francia
      2. La exploración científica y la campaña militar
      3. Saint Simon y México
      4. La experiencia egipcia
      5. Napoleón III y México
      6. La experiencia argelina
      7. Los preparativos de la expedición
      8. Los viajeros
      9. Resumen de lo acontecido en México
  1. Higiene, enfermedad y terapias

    1. París - México: un mismo combate La sífilis contra la civilización

      Fernanda Nüñez
      1. ¿Quién es el famoso Parent-Duchátelet?
      2. El nacimiento de un problema
      3. Reglamentar
      4. El sistema francés
      5. El sistema francés en México
      6. La sífilis, entre la ciencia y el imaginario
      7. Una terapéutica similar en México y Francia
    2. Entre Ricord y Fournier: la polémica, de médicos mexicanos sobre la utilización del mercurio en el tratamiento de la sífilis

      Rosalina Estrada Urroz
      1. La larga presencia del mercurio
      2. El específico en entredicho, el opúsculo del doctor Hernández
      3. Las corrientes médicas a través de la Gaceta Médica y la Medicina Científica
      4. Destacados médicos intervienen en la polémica sobre el mercurio
      5. La erudición de los planteamientos
      6. A manera de conclusión
    3. La fisiología de la respiración en las alturas, un debate por la patria: mediciones y experimentos

      Laura Cházaro
      1. El surgimiento de la discusión sobre la respiración en las alturas: Un debate mexicano - francés
      2. La experimentación y la medición de las funciones de la respiración
      3. La observación experimental y la medición explican las funciones humanas
      4. La proporcionalidad aritmética: principio de la fisiología respiratoria
      5. La proporcionalidad de lo variable y la similitud universal entre las razas
      6. De la función a la forma; de la apariencia al ideal
      7. La creación de una efigie normal
    4. Sensibilidad clínica y desequilibrios neurovegetativos: transitoriedad y permanencia de las representaciones médicas en Francia y México

    1. Paul Hersch Martínez
      1. ¿A qué problema, vigente me refiero en este caso?
      2. Condiciones propicias para una mirada
      3. Una sensibilidad hoy secundarizada
      4. Los desequilibrios neurovegetativos
      5. El sistema nervioso autónomo
      6. La caracterización del equilibrio neurovegetativo en México
      7. Conclusiones
      8. Anexos
  1. Gustos, estética y representaciones

    1. Lo francés en las pequeñas cosas: la penetración del gusto francés en la vida cotidiana

      Montserrat Galí Boadella
      1. Las Modas: costureras, sastres y mercancías francesas
      2. Siguiendo con las modas
      3. La filosofía de las modas
      4. Educación y lecturas; la enseñanza del francés
      5. Las más pequeñas cosas: los objetos suntuarios
      6. Unos comentarios finales
    2. De poses y posturas: la exégesis literaria y el afrancesamiento en la Revista Moderna

      Adela Pineda Franco
    3. Francia y el norte de México (1821-1867)

      Chantal Cramaussel
  2. Lista de autores

  3. Índice onomástico de lugares e instituciones

Presentación. La sensibilidad: una herramienta y un observatorio

Toute société a besoin de s’adapter au monde qui l’entoure.
Pour ce faire, il lui faut continuellement fabriquer des représentations du milieu au sein duquel elle vit.
Ces représentations collectives permettent de maîtriser l’environnement, de l’ordonner, de le peuplé de symboles de soi, d’en faire le lieu de son bonheur, de sa prospérité et de sa sécurité...
Il faut, en outre, tenir compte de l’irruption de l’autre [...] qui intervient avec ses propres systèmes d’images.
Alain Corbin
L’homme dans le paysage, 2000

1El sentido de la presencia francesa y su significado en la historia y la cultura mexicanas, fueron los problemas que guiaron el proyecto México Francia: memoria de una sensibilidad común, siglos xix y xx, durante los dos años posteriores a la publicación del primer libro que llevó este mismo título.1 A ellas consagramos dos ciclos del seminario permanente del postgrado en historia, del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la buap, Puebla, asi como el iii Coloquio celebrado en el Colegio de Michoacán, organizado a fines de 1999, por Chantal Cramaussel. En esos espacios, numerosos colegas presentaron avances de sus investigaciones que enriquecieron el debate y aportaron algunas respuestas a esas preocupaciones.

2Este libro es fruto de esa aventura académica que inició hace seis años. El entusiasmo suscitado por el proyecto y, sobre todo, la nutrida participación en los Congresos, ahora internacionales, confirman la pertinencia del tema que nos une -la presencia francesa en México-, ratifican las dificultades que propone la problemática que abordamos -la construcción de sensibilidades- y demuestran las ventajas del uso de una perspectiva –la mundialización– que ha ido ganando derecho de ciudadanía en los debates historiográficos. Sin embargo, este libro está marcado por inquietudes particulares que giran alrededor del problema de la sensibilidad y que se pueden resumir en varias preguntas: ¿qué entendemos por sensibilidad?, ¿qué objetos e índices estudiar para comprenderla?, ¿cuál es la mejor escala para abordarla?, ¿qué métodos utilizar para su análisis? y ¿hasta qué punto esa problemática nos ayuda a estudiar la presencia extranjera en México?.

Concepto histórico y noción teórico-metodológica

3Si la apertura de un nuevo campo de investigación -el sentido de la presencia francesa en la historia y la cultura mexicanas2- fue aplaudida por todos, la manera de abordarlo como un proceso de construcción de sensibilidades, ha provocado muchas polémicas desde el lanza miento de nuestro proyecto, no sólo en el seno de nuestro equipo, sino también entre colegas historiadores, sociólogos, literatos y geógrafos. Algunos se muestran reticentes para considerar esa óptica en el estudio del pasado, otros encuentran muchas dificultades en su empleo y todos ven numerosos problemas en su definición. Tienen razón. También nosotros enfrentamos esos obstáculos. Y hemos tratado de dar respuestas, a veces creativas, otras con menos éxito, que el lector atento verá a lo largo del libro.

4Para que una palabra se convierta en concepto, es necesario que una pluralidad de significados y de experiencias entren en esa palabra3; por lo que es mejor acercarnos a ella a través de la manera como se usa y el contexto en el que se emplea. Metodológicamente, la sensibilidad se ha convertido en un concepto que une y moviliza; una herramienta que tiene por finalidad articular la mirada de investigadores venidos de horizontes diversos, que estudian distintos aspectos de lo social, en espacios y tiempos también variados. Por su amplio contenido se ha convertido en una óptica comprensiva y dinámica: una manera de concebir y guiar las investigaciones sobre los temas que cada uno aborda, sabiendo que para analizar el pasado es necesario adoptar una postura y hacerla explícita.

5Como noción, la sensibilidad acepta múltiples definiciones. Abarca una forma de ver, sentir, interpretar, significar y vivir la vida individual y colectiva; una manera de ser que nutre y se nutre de un conjunto de representaciones jerarquizadas y de apreciaciones diferenciadas sobre si mismo, el otro y el mundo; deriva de las prácticas sociales que tejen los individuos y los grupos, en espacios, medios y tiempos determinados. Siguiendo a Alain Corbin, la historia de lo sensible busca revelar la manera en que los individuos y los grupos se representan a ellos mismos y al otro y se construyen una forma de percibir el mundo.4

6Sin embargo, el desafío no se encuentra solamente en la definición de la herramienta conceptual que utilizamos -actitud simple para los que requieren de una tablita en el agitado mar de dudas que evoca el pasado-, sino en lo que hacemos con ella y, sobre todo, en su eficacia para ayudarnos a elaborar un sujeto histórico; pasar de un objeto de estudio -los franceses en México- a la construcción de una verdadera problemática que ayude a comprender el objeto mismo y que dé cuenta de su sentido y significado en la historia. La problemática deriva de las alteraciones que genera la presencia de elementos extranjeros –en nuestro caso franceses– en la sociedad mexicana. Se trata de la construcción de sensibilidades que podemos calificar de afrancesadas. En el mundo hispano, el afrancesamiento es una noción que cuenta con un origen histórico. Fue un adjetivo que se utilizó en España, a fines del siglo xviii, para señalar a los adeptos de la revolución francesa y, sobre todo, a los simpatizantes de Napoleón I. La Corona española y la administración virreinal lucharon en todo el imperio, con todos los medios culturales y represivos a su alcance, contra los afrancesados. Consideraban que eran una amenaza para la soberanía real, un foco de ideas contrarias a la monarquía, y en su empeño terminaron por legitimar y engrandecer su existencia. Muchos de ellos se revelaron insurgentes, independentistas o simpatizantes de esas causas. Con la desintegración del imperio -ciclo de revoluciones-, el término cambió de contenido: de ser peyorativo, se le atribuyó una connotación positiva; el afrancesamiento se usó para designar a los que se proclamaban herederos de la ilustración y de las ideas de modernidad.

7Durante el siglo xix, el concepto se fue extendiendo a otros campos de la actividad social, sobre todo al ámbito de la cultura. Lo encontramos en el arte, la moda, las buenas maneras, la administración, la educación, la ciencia, la política y hasta en las aspiraciones individuales a ser moderno. Su empleo se afirmó durante el porfiriato convertido en sinónimo de gente culta, ilustrada, acomodada, aristócrata y, a veces, muy a menudo, cercana a los círculos del poder. Era el distintivo de los individuos que practicaban lecturas semejantes, que se informaban en la prensa periódica, que asistían a tertulias y veladas literarias, que escuchaban poesía y música europea, que veían teatro, admiraban la pintura, la fotografía y las vistas del cinematógrafo. Englobaba pues a un grupo cosmopolita que realizaba prácticas modernas, que se veía a sí mismo como representante del ideal de civilización y que buscó expandir su sensibilidad a toda la sociedad.

8El afrancesamiento, concepto heredado de la historia, lo utilizamos como herramienta teórica para definir el contenido de los procesos de construcción de sensibilidades. Así que da articulada nuestra problemática. A lo largo de estos años, ella se ha convertido en una fuerza de interpelación, en una vía para la interpretación y en un generador de pistas para la investigación. En los capítulos de este libro cada investigador aporta alguna definición -posible y deseable- del concepto de sensibilidad afrancesada, muestra algunos métodos y formas para utilizarlo, y brinda luz nueva sobre el sentido y el significado de la presencia francesa en la historia y la cultura mexicanas. Sin embargo, cada eje analítico tiene propósitos particulares que debemos considerar.

Construcción de identidad y de un medio afrancesado

9La sensibilidad afrancesada no es algo dado a priori: resulta de herencias culturales, de intercambios y prácticas sociales en las que intervienen tanto el elemento francés -inmigrantes, capitales, mercancías, ideas, modelos como actores de diferentes sectores de la sociedad de recepción. Se trata de impactos que se suceden al ritmo de la mundialización y que contribuyen a impregnar en la cultura -al adoptar, adaptar, transformar, estructurar y proyectar lo que viene de fuera- una manera de ser. ¿Cómo se construye esa sensibilidad?, ¿qué elementos la componen?, ¿cómo se articula?, ¿cómo cambia en los diferentes medios sociales y esparios geográficos?, ¿qué estructuras económicas, sociales y mentales la sostienen y facilitan su reproducción?

10Los capítulos del primer eje analítico, «inmigrantes, miradas e intereses», dan cuenta de las dificultades para descubrir estos procesos de construcción de sensibilidades identitarias. David Skerritt se pregunta cómo se consideran los inmigrantes galos que desde 1833 se instalaron en las riveras del Nautla: ¿son franceses?, ¿campesinos?, ¿o un grupo étnico? Y pro pone una vía original para entender los mecanismos de construcción de representaciones de sí mismos, de otros franceses y de los habitantes del entorno donde se instalaron -totonacas, descendientes de españoles y mestizos. Esto lo hace al observar sus prácticas lingüísticas y agrícolas. Así, descubre algunos rasgos de la sensibilidad que los une y que les permite preservarse como grupo ¿étnico? en un entorno que les era extraño.

11El caso que nos presenta Jean Meyer es distinto, revela una sensibilidad basada en las prácticas expansionistas de un imperio. Se refiere a las impresiones que los militares franceses -oficiales y suboficiales- plasmaron en sus informes, diarios o memorias durante la progresiva ocupación del territorio mexicano, 1862-1867. Las miradas abarcan espacios amplios -casi todo el país-, se mueven entre sectores sociales diversos y logran describir algunos personajes urbanos y rurales- con perspectivas diferentes. Los textos descubren elementos del sistema de representaciones de los intervencionistas. Si vemos a militares que descalifican la propia intervención y se preguntan en la intimidad «¿qué diablos estamos haciendo aquí?», su mirada no se aleja por ello de un sentimiento que los identifica con un ejército y una nación capaz de llevar «el progreso y la civilización» a los pueblos exóticos, considerados aún bárbaros. Sensibilidad que justifica y da sentido a sus actos, y que fue compartida con algunos, numerosos, miembros de las élites mexicanas.

12Misma cruzada, ahora por el progreso, encontramos en el capítulo sobre la construcción de la fábrica de Santa Rosa, Veracruz, entre 1896 y 1905. Ahí, Bernardo García Díaz ilustra el proceso que llevó a la articulación de distintos grupos de inmigrantes: capitalistas galos, técnicos ingleses, artesanos alsacianos y una mano de obra mexicana venida de diferentes regiones del país. El capítulo sugiere la génesis de una nueva identidad. En la construcción de la fábrica se creó un enramado de relaciones -entre inversionistas, administradores, técnicos, empleados, peones basado en una representación donde cada grupo de actores encontró un lugar preciso y diferenciado en la jerarquía, mientras que sus prácticas cotidianas en el trabajo alimentaron un sentido de pertenencia -«a Santa Rosa»- que creó una sensibilidad identitaria para esa comunidad, donde todos eran inmigrantes.

13La colaboración entre actores extranjeros y locales con una misma sensibilidad, es propia de los procesos de mundializarión que se ilustran en el capítulo sobre las inversiones francesas, entre 1880 y 1911. La propuesta es ver las inversiones como signo del afrancesamiento del porfirismo, consecuencia del proceso de su construcción y sostén de un milieu, un mundo afrancesado. El estudio de las prácticas de los actores - franceses, inversionistas del hexágono, hombres prominentes del régimen y miembros de las élites- revela su impacto en las estructuras económicas y sociales: instalaron una red de comercios a escala nacional que fomentó una cultura urbana; controlaron numerosas industrias de productos de consumo masivo que alimentaron un tipo de mercado; y participaron en la construcción del sistema bancario que orientó el flujo de capitales. Un estilo de gestión de recursos basado en una representación del progreso y la civilización compartida por los actores. Prácticas y representaciones que terminaron por crear una estructura capaz de sostener un milieu afrancesado y favorecer la reproducción y expansión de su sensibilidad.

Lugares de creación y difusión de sensibilidades

14Los procesos de mundialización avanzan de las metrópolis de las potencias a las capitales de los países periféricos, y de éstas a las ciudades, a los pueblos y a la campiña. Su hábitat es la urbe y el medio donde se propaga y reproduce es la cultura urbana. Una mudanza que se aproxima a la modernidad. Y que en México acompañó el tránsito de la sociedad colonial a la nacional. ¿De qué manera participa el afrancesamiento en este proceso? El segundo eje analítico aporta algunas respuestas al estudiar la creación de una sensibilidad afrancesada en los cambios operados en la traza y la cultura de las ciudades de México, «el París de América», y de la Puebla de los Ángeles.

15En su estudio, Federico Fernández Christlieb propone que los puntos de convergencia entre principios de la traza urbana usados en Francia y aplicados en la ciudad de México, pueden ser vistos como un lenguaje a descifrar. Y demuestra que ambos comparten un mismo estilo: una sensibilidad apoyada en principios urbanísticos comunes -rectitud, regularidad, uniformidad y monumentalidad- que expresan aspiraciones morales de una época calificada de moderna. Si dichas influencias son visibles en la metrópoli mexicana, se antoja preguntar sobre la progresión de esa sensibilidad en la traza de las principales ciudades: ¿avenidas semejantes al Paseo de la Reforma que encontramos en Puebla, Mérida o San Luis Potosí poseen el mismo lenguaje? en palabras del geógrafo e historiador «¿comparten una misma manera de sentir y de interpretar el orden?».

16Sensibilidad que resulta evidente cuando se aprecia la arquitectura urbana. Entre 1840 y 1900 los negocios galos vivieron una metamorfosis: se transformaron de cajones de ropa en comercios y, de éstos, en grandes almacenes. Sus edificios, de «estilo afrancesado», pueblan los centros históricos de las principales ciudades del país. El estudio de la publicidad de esos almacenes revela prácticas y principios que contribuyeron a crear una cultura de consumo. Leticia Gamboa muestra que la estrategia publicitaria de los comercios de Puebla, entre 1862 y 1928, difundió una manera de ser, de comportarse en sociedad y fomentó valores, deseos y aspiraciones que hicieron soñar a los individuos, las familias, las mujeres, los señores y los niños. La propuesta metodológica es ejemplar: medir el tamaño y frecuencia de la publicidad -aparecida en álbumes, directorios o almanaques-, con el fin de examinar su impacto en la cultura de consumo.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin