La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Actas – II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social ...

De
23 pages

Actas – II Congreso Internacional Latina de Comunicación. Social – Universidad de La Laguna, diciembre 2010. ISBN: 978-84-9384-28-0-2. Página 1 ...

Publié par :
Ajouté le : 13 avril 2012
Lecture(s) : 0
Signaler un abus
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   Retransmisiones televisivas de grandes eventos: la selección española de fútbol por las calles de Madrid    Belén Andueza López Nebrija Universidad mandueza@nebrija.es  670 03 11 93  Mesa de trabajo número 04: “Contenidos audiovisuales y Cibercultura”.    Palabras clave:  Mediático, acontecimiento mediático, “La Roja”, espectacularidad, unidad móvil, multicámara, realización, TVE, Telecinco, Antena 3, Cuatro, La Sexta.  Introducción   La retransmisión televisiva de grandes acontecimientos mediáticos supone una ruptura con la monotonía en la programación de las cadenas. Este tipo de acontecimientos, no son rutinarios, se hacen en directo, se organizan fuera de los platós y suele tratarse de algo irrepetible. Existen varios tipos: competiciones, conquistas y coronaciones, que a su vez se pueden mezclar entre sí, como ocurre en el caso que se presenta. Como se verá tras el análisis realizado, el seguimiento televisivo de “La Roja” por las calles de Madrid, tras proclamarse campeona del Mundo de fútbol en julio de 2010, tiene características propias de las conquistas y de las coronaciones. Por otro lado, es interesante estudiar el despliegue técnico y humano desconocido hasta ahora empleado por TVE, y que sirvió para dar señal televisiva al resto de las televisiones nacionales e internacionales. En mayor o menor medida, todas las cadenas generalistas se hicieron eco del acontecimiento que paralizó España, y especialmente Madrid, una tarde de julio de 2010. Desde Moncloa hasta Príncipe Pío miles de personas recibieron a sus triunfadores en las calles, vestidos de rojo al son de las vuvucelas, y las televisiones quisieron ser partícipes del acontecimiento y trasladarlo a los millones de aficionados que habían vibrado con los partidos de su selección. A lo largo de este artículo se irán desvelando las diferentes coberturas y los medios empleados para acercar la “marea roja” a la sociedad española.             ISBN: 978-84-9384-28-0-2   
Página 1
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010      Acontecimientos mediáticos  Llamamos acontecimiento mediático” a aquella ocasión histórica, (competiciones políticas, deportivas o de cualquier otra índole, misiones carismáticas, y/o ritos de los grandes personajes) que tienen lugar, se dan a conocer, se comunican y por tanto se televisan .  Los organizadores suelen ser organismos públicos con los que habitualmente cooperan los medios. En general son los gobiernos, ayuntamientos, entre otros quienes junto a las fuerzas del orden público se encargan de establecer los itinerarios y la seguridad de los eventos, llegando a acuerdos para establecer las localizaciones, las coberturas ó los pool ( señales de televisión comunes).   Este tipo de acontecimientos mediáticos no son rutinarios,  son interrupciones de la rutina que no es lo mismo, es decir, interrumpen la parrilla de programación, la costumbre de los espectadores y proponen un evento excepcional. Suponen la cancelación de programas regulares y la convergencia de los canales en una retransmisión de un acontecimiento Las cadenas eliminan la presencia en el aire de cualquier otra noticia, demostrando en ese momento la relevancia del evento. Una vez concluido éste, la vida televisiva de los profesionales y del público vuelve a la rutina. Esto también tiene un aspecto pragmático: la interrupción de la secuencia televisiva que detiene el flujo normal de la vida.   Además, el hecho sucede y se retransmite en directo . Esos acontecimientos se organizan fuera de los platós , y son los medios y la tecnología quienes los muestran, los que proporcionan la vía de transmisión efectiva y contribuyen aún más a reforzar ese valor excepcional del acontecimiento.La retransmisión en directo nos va trasladando una y otra vez entre el set ó plató localizado en algún punto concreto de la misma y los recorridos de los protagonistas y/o de los lugares en donde se celebra el evento.   Este tipo de acontecimientos atraen a las audiencias más numerosas de la historia del mundo, los organizadores y los emisores vibran al unísono. A la vez emplean de pleno todo el potencial de la tecnología de los medios electrónicos. Los canales competidores se funden en uno. Los espectadores están presentes al mismo tiempo y en todo lugar. La sociedad queda atomizada y también integrada. Los medios son capaces, pues, no sólo de insertar mensajes en las redes sociales, sino de crear las redes mismas, de diseñar de algún modo la estructura social, al menos momentáneamente. Los acontecimientos mediáticos tienen el poder de declarar una fiesta y de ese modo desempeñar un papel en la religión civil . Suponen la interrupción de la rutina, entrando en la memoria colectiva.   Debido a la importancia de las retransmisiones, los canales de difusión no suelen dejar de informar sobre la extraordinaria movilización de personal, de  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 2  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   tecnología, de estética y de medidas de seguridad necesarias para transmitir el acontecimiento mediático. Esta información aparece días antes en sus páginas web, en promociones internas, dentro de sus propios programas o incluso en diferentes medios de la misma línea editorial o del mismo grupo empresarial.  -Tipos de acontecimientos mediáticos: competición, conquista y coronación.    Siguiendo a Dayan, D y Katz, E, el conjunto de los acontecimientos puede subdividirse en competiciones, conquistas y coronaciones . Ésas son las formas genéricas que constituyen las principales posibilidades narrativas del género. Determinan la distribución de los papeles en cada tipo de acontecimiento y los modos en que deben escenificarse. Estos autores proponen que las tres formas narrativas son encarnaciones dramatizadas de los tres tipos de la autoridad según Weber (1946); en otras palabras que la racionalidad, el carisma y la tradición se adscriben respectivamente a la Competición, la Conquista y la Coronación” (Dayán, D y Katz, E ,1995: 29)  1.-Conquista: la retransmisión en directo de pasos gigantescos para la humanidad. Son acontecimientos infrecuentes, tanto en su acontecer como en su eficiencia que mostraría al héroe llegando más allá de los límites humanos. Se trata de hazañas de héroes brillantes y audaces que se enfrentan solos a pruebas en que lo tienen todo en contra.  2.-Competiciones: abarcan desde un Campeonato Mundial hasta los debates presidenciales, desde los Juegos Olímpicos hasta las sesiones senatoriales del Watergate. Su ámbito son los deportes y la política. Son combates de campeones librados según unas determinadas normas. Reclutan a cientos de millones de espectadores. A veces se los define como una diversión, a veces como una cosa real, pero siempre hay mucho en juego.  3.-Coronaciones: son despliegues ceremoniales, funerales ó bodas reales por ejemplo. Mientras en las conquistas y las competiciones incluyen fuertes ingredientes ceremoniales, las coronaciones son todo ceremonia.  Estas tres clasificaciones no son estanco, sino que pueden mezclarse entre sí y encontrarnos ante acontecimientos que tengan características de dos tipos o incluso de los tres.   En el caso del tema que ocupa este artículo, la retransmisión televisiva del paseo de la selección española de fútbol por las calles de Madrid tras proclamarse campeona de Europa, se trataría de un acontecimiento del tipo “ conquista ”, pero también con tendría algunas características del modelo coronación            Respecto al primer tipo, la conquista debería tener una periodicidad única, sin normas, y así es, fue un momento único en la historia del fútbol español. La escena está en el espacio social, las calles de Madrid, donde aparecen los héroes .Los protagonistas son los jugadores de la selección, el  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 3  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   entrenador y el equipo que ha contribuido al éxito (médicos, masajistas…). Todos ellos, se considera que han dado un paso de gigante dentro de la sociedad, y en este caso concretamente, en el ámbito deportivo español. La autoridad que emana de estos héroes es carismática y es el propio público quien les asigna ese carisma.  En el caso de las conquistas , y de ésta en particular, los presentadores de televisión invitan al público a ser testigo de una empresa casi imposible. Ponen énfasis en una situación atascada que exige medidas extraordinarias, subrayan la inmensidad de la tarea y los grandes riesgos que implica, todo ello en forma de una historia de intriga con el final abierto. Durante este proceso y cuando la conquista se ha logrado, los presentadores se implican, se emocionan, transmiten su alegría, su inquietud… En la retransmisión en vivo de la conquista , al héroe o héroes en este caso, se le ofrece una bienvenida cuya pompa y c ircunstancia” son difíciles de exagerar.  Nuestro acontecimiento, cumple características propias de este tipo de eventos. Como se trata de algo ocasional cuya celebración y localización sucede en las calles, en este caso en la ciudad de Madrid, existe un cierto punto dramático en la incertidumbre sobre sí saldrá bien o no el evento porque aunque se haya puesto mucho empeño en la organización del recorrido y en su seguridad, nunca se sabe sí va a haber algún incidente que estropee el esfuerzo conjunto. Por otro lado, las televisiones, despliegan sus medios técnicos para dar la mejor cobertura, con una gran cantidad de personal implicado, pero siempre existe la incertidumbre sobre la tecnología empleada y el factor humano implicado dentro del trabajo de la televisión.   Otra de las características importantes de la coronación  y que en este caso se cumple, es el papel revente del presentador y del público que ofrece un voto de lealtad a La Roja durante toda la coronación de la selección española de fútbol. Durante la coronación  se destaca a un gran hombre, a veces como producto de la lealtad, más a menudo como producto de sus propios actos triunfadores. Pero es un gran hombre que representa un papel ritual en el que la iniciativa queda minimizada, ninguneada por el escenario augusto de la catedral o el cementerio. En el desfile de La Roja , no se trata de un gran hombre, sino de muchos grandes hombres ganadores del mundial de fútbol, que comparten protagonismo con el escenario, kilómetros y kilómetros de asfalto madrileño, y la marea roja que se congrega para aclamarlos.   Sin embargo, algunos acontecimientos mediáticos no encajan claramente en la clasificación tripartita de las competiciones, conquistas y coronaciones. Su signo distintivo, es que no tienen actores individuales, sino protagonistas colectivos.   La retransmisión del desfile de La Roja por la capital de España bebe de estas características de las retransmisiones sin guión fijado . En las conversaciones con los principales responsables de la cobertura del evento, todos coincidieron en que partían de un guión y una escaleta previa, donde se especificaban las paradas oficiales de la selección española, como el  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 4  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   encuentro con la Familia Real o con el Presidente del Gobierno, pero que se iba improvisando sobre la marcha según iba transcurriendo el paso de La Roja por las calles madrileñas.   En cuanto a la celebración estricto sensu , los acontecimientos mediáticos requieren no sólo el consentimiento del espectador, sino también su implicación activa. Se nos invita, quizá incluso se nos ordena a que asistamos. Se nos apremia para prepararnos con días de antelación. El acontecimiento es anunciado y ensayado, aunque en este caso el tiempo fue demasiado breve como para ensayar y sólo se pudo planificar sobre papel. El espectador observa que los canales principales emiten todos el mismo programa. No hay opción, salvo la residual de poner un canal u otro, ó como veremos más adelante, la alternativa que ofreció La Sexta y ciertos canales temáticos de la TDT.   Esta participación en el acontecimiento mediático, supone la aparición de dos tipos de efectos. Por un lado efectos externos sobre las instituciones públicas (pueden suponer cambios de actitud o se cristalizan corrientes de opinión), sobre las instituciones (socializan a los ciudadanos y refuerzan el estatus de los líderes) y sobre la memoria colectiva (perviven en la memoria colectiva y señalan el principio y el fin de una era).  No se puede terminar este capítulo sin hablar de espectacularidad. Las retransmisiones televisivas son un género espectacular porque permiten provocar emociones, sentimientos en la audiencia. La televisión diseña una estrategia en la que sin olvidar un acercamiento informativo tiende a la vez a espectacularizar con la intención de captar el interés de la audiencia e involucrarla activamente. Para lograr este objetivo, se emplean los avances tecnológicos más novedosos en la captación y tratamiento de la imagen y el sonido con la intención de aumentar la espectacularidad y así obtener una mayor implicación emotiva del público con el acontecimiento.   Según J.M. Blanco, a una retransmisión cabe entenderla como “un género contenedor de características similares a las del reportaje” (Blanco, J.M. 2001: 231). Por este motivo, hay que destacar la espectacularidad y el dramatismo como elementos comunes de ambos géneros y que están determinados en gran parte por las características del medio televisivo.   Los profesionales de la televisión realizan un uso espectacular de la técnica con la intención expresa de generar emociones y sensaciones, para de esta forma, captar un mayor interés de la audiencia durante la retransmisión del acontecimiento y así mantenerlo enganchado hasta la conclusión del mismo. Por lo tanto, esta espectacularidad aparece como una fórmula necesaria para conseguir el éxito de la retransmisión y unos buenos datos de audiencia. Atributos como la diversión del espectador ante el programa, la rapidez de la percepción, la claridad en al realización y en los gestos y detalles de los protagonistas, la emoción entre otras cosas ayudan a definir la espectacularidad de la retransmisión. Debe ser excitante, novedoso,
 ISBN: 978-84-9384-28-0-2   
Página 5
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   emocionante, atractivo, estimulante… para que nuestro público continúe ante la pantalla del televisor.     Realización de grandes acontecimientos mediáticos   Las retransmisiones de grandes eventos audiovisuales no constituyen propiamente un género, sino la forma en que se ofrece técnicamente la realización de ciertos contenidos. Es una de las variables definidoras de los programas de televisión, concretamente, la que hace referencia a la condición de producción fuera de los estudios habituales, con el concurso de los medios técnicos de la grabación continua y la técnica de captación multicámara, por lo que los programas así producidos requieren la participación de las unidades móviles. Últimamente se está aplicando a ciertos eventos espectaculares y sociales, y está sirviendo para difundir instantáneamente un acontecimiento y ser visto por millones de personas mientras sucede.   Este tipo de realizaciones implican la experiencia del directo, realización multicámara como ya se ha apuntado, y el montaje en tiempo real, totalmente específico de la televisión. Por este motivo, el equipo humano encargado de la organización debe tener un amplio bagage televisivo para que la retransmisión sea correcta. Suele haber un equipo de coordinación, con un editor, realizador, productor y jefe técnico que estudian los recorridos, las ubicaciones de unidades móviles, los medios técnicos necesarios y el personal humano requerido . Este equipo es el encargado de la planificación los días previos al evento y posteriormente, de la escaleta con la que se parte en un primer momento de la realización.   El editor  elegirá a los co-editores y presentadores, que a su vez repartirán el trabajo entre los periodistas de los diferentes puntos de directo y aquellos que se van a encargar de elaborar reportajes para la emisión en días posteriores. Por otro lado, un equipo de redactores permanecerá en las redacciones con el objeto de recibir imágenes que envíen las unidades móviles y etiquetar y montar la información. Este personal debe trabajar muy unido al equipo de realización, producción y técnicos de sala que recibirán las señales en directo de las diferentes unidades móviles, agencias o pools.   En cuanto al equipo de realización , será el jefe de realización el que elija a aquellos realizadores más experimentados en directos para que lleven el peso de las realizaciones más importantes. Normalmente, se localiza una ubicación exterior amplia en la que se coloca el set donde van a estar los presentadores principales que presentan y comentan el acontecimiento. Para dicha localización, deberá trabajar codo con codo con el productor y el jefe técnico de la unidad. Junto a ellos, elegirá el punto de ubicación de la mesa y/o sillas donde van a colocarse los periodistas y quizá los invitados sí los hubiera. Por otro lado, hay que elegir el tipo de escenografía, de iluminación, el equipo técnico, los micros, la ubicación de cámaras (suele oscilar entre 3 o 5  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 6  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   d ependiendo del tipo de evento)… De la profesionalidad de este realizador dependerá mucho la agilidad, la espectacularidad y el éxito del directo.   Además, hay que desplazar otros realizadores a cada una de las diferentes unidades móviles desplazadas. Siempre que haya dos o más cámaras, debe haber un realizador que elija la ubicación de dichas cámaras, el tipo de plano, la óptica… y que acate las órdenes del realizador del set principal.   En algunos acontecimientos mediáticos, se utilizan cámaras con radio enlace que hace innecesaria la presencia de un realizador. Sería el cámara quien recibiría directamente las órdenes del realizador y se pondría de acuerdo con el periodista para la ubicación, el tipo de plano o los movimientos de cámara.   En caso de que haya conexión con el plató, habrá otro realizador también de primera categoría que reciba las señales de las diferentes unidades móviles y que realice desde los estudios la señal que sale a emisión. Este profesional llevaría el gran peso de todo el programa, por lo que contaría con un amplio equipo de profesionales que le respaldarían, como por ejemplo ayudantes de control, ayudantes encargados de rotulación y grafismo ó ayudantes que recibieran imágenes para montar colas (imágenes con audio ambiente para ser comentadas por los periodistas de plató o de los puntos de directo), totales (declaraciones de personalidades relacionadas con el evento o de personas del público), ó vídeos (que cuentan con imágenes y locución).   Respecto al equipo de producción , es el que se encargará de pedir los permisos a las autoridades competentes para la ubicación de las unidades móviles. Por otro lado, estarán pendientes de que todas las necesidades técnicas y humanas estén en el momento y en el lugar oportuno, y que resultan imprescindibles para el éxito de la retransmisión. Durante el directo, siempre habrá como mínimo una persona de producción para solventar cualquier incidencia que se produzca y estar en contacto con los equipos encargados de recepcionar imágenes en el control central y que la señal salga correctamente a través de emisión.   Evidentemente el papel del jefe técnico  es primordial en este tipo de acontecimientos. Él y su equipo son los encargados de suministrar de recursos técnicos a los anteriores grupos implicados para que el resultado sea perfecto o por lo menos se intente. Desde cámaras, trípodes ó focos a cables ó cinta americana. Son los artífices de las instalaciones necesarias, de que todo esté a punto para que la presentación y la realización sean correctas, y que nuestra señal salga al aire.  -La realización propiamente dicha    Trabajar sin apenas planificación con un alto grado de imprevisibilidad.  
 ISBN: 978-84-9384-28-0-2   
Página 7
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   Todo este tipo de realizaciones tiene algo en común, independientemente del espacio en el que ocurra: el director (realizador), nunca sabrá lo que va a ocurrir segundos después de la última imagen puesta en antena, contará con una abundante y prolija información previa, pero nunca podrá conocer, exactamente, lo que va a ocurrir en cada momento.   Nunca tendrá un instante para reflexionar sus decisiones, solamente tendrá que optar entre ponerlas en antena o dejarlas a un lado. Es una mezcla entre la espontaneidad de las acciones naturales y la toma de decisiones instantánea, y eso la hace totalmente diferente de cualquier otro programa de televisión.          El estilo visual exige un gran dinamismo en la planificación , junto a la incorporación de tomas y ángulos insólitos, y puntos de vista subjetivos de los participantes, que dificultan la posibilidad de incorporar esta gran diversidad de señales a la mesa de realización, optando por contar con una señal básica (cuatro o seis cámaras) y contar con otras tantas que proporcionan esas imágenes impactantes (subjetivas, aéreas, primeros planos…) en otras cámaras adicionales. Cualquier estilo o estética de realización en las retransmisiones será profundamente deudor de la naturaleza del acontecimiento (su ritmo de desarrollo, la dinámica de la acción…) y de los medios desplegados.   En la retransmisión de un gran acontecimiento, la realidad se desarrolla ante la cámara en simultaneidad de experiencias (realidad y discurso,) por lo que el factor improvisación y la incertidumbre de lo intempestivo serán notas dominantes en la realización, condicionando la planificación, el ritmo o frecuencia de cambio de plano…    Pero hoy en día, ese emplazamiento de las cámaras se ha visto influido y reforzado por las nuevas tecnologías incorporadas. El que aparezcan la steadycam , plumas ó cámaras robotizadas, hace que la riqueza visual sea mucho mayor y que el tipo de planos que consigamos sea aún más variado. No es lo mismo los planos que pueda aportar una cámara al hombro, por muy estable que sea su operador, que aquellos que nos ofrece una steadycam, que con su gran estabilidad permite al operador hacer zooms o movimientos que de otra manera serían impensables. O imaginemos todos aquellos planos cenitales y generales que podemos obtener con una pluma o grúa situada en lugares estratégicos de nuestro set. De esta manera seremos espectadores de lujo de la cantidad de público que se agolpan en un concierto o en una manifestación, pasando por encima de sus cabezas y dirigiéndonos al propio escenario, ó recorriendo de lado a lado todo el recinto.  “La Roja” y su despliegue televisivo   La tarde del 12 de julio de 2010 pasará a la historia de España como el día en que se vivió la mayor movilización ciudadana de carácter lúdico. Más de medio millón de personas salieron a las calles madrileñas vestidos de rojo, adornados con banderas españolas y portando las famosos vuvuzelas del  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 8  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   Mundial de Sudáfrica para aclamar a sus ídolos. Un impresionante despliegue de medios acompañó a los chicos de Del Bosque por su glorioso paseo desde Moncloa hasta la explanada del Puente del Rey, lugar de la celebración, donde se concentraron más de 150.000 personas, pasando por lugares tan emblemáticos como la Gran Vía, Plaza de Cibeles ó Atocha.  En Madrid está demostrado que los grandes acontecimientos no hace falta convocarlos. La espontaneidad del madrileño ya la habíamos podido vivir en concentraciones durante los tiempos duros de Eta ó en la Boda Real de los Príncipes de Asturias. No hicieron falta sms ni convocatorias políticas para que a pesar del calor de julio, la ciudad se llenara de ocupas al grito de “Yo s oy español, español, español”.   La llegada al Palacio Real fue el inicio de una tarde llena de emociones, alegrías, cantos, gritos y mucha agua para sofocar el calor. Don Juan Carlos, acompañado de la Reina, los Príncipes de Asturias, la infanta Elena y en último momento las infantas Leonor y Sofía, recibieron a la campeona del mundo con un ¡Viva España!. El Rey resumió los sentimientos de la Familia Real en “una inmensa emoción y un enorme orgullo” (El Mundo, 13 julio 2010). Iker Casillas, el capitán y portero del equipo, se unió en un largo abrazo con el Rey y le entregó una camiseta roja con las firmas de todos sus compañeros. El monarca alabó el ejemplo de deportividad de la Selección, su buen juego, el trabajo en equipo… y los consideró un ejemplo de esf uerzo y espíritu de superación. Corbatas, abanicos, pinzas… con la bandera de España se podían ver en los atuendos de la Familia Real, mostrando así el apoyo a los vencedores. La aparición de las infantas Leonor y Sofía vestidas de pantalón corto y con la camiseta de la selección fue la nota amable e inesperada de la recepción. En su primer acto oficial se mostraron interesadas por la copa, la levantaron y sonrieron a los jugadores y medios de comunicación.  La siguiente parada fue con el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en el Palacio de la Moncloa : “No hay mejor referente para nuestra juventud, que quien con orgullo vista la Roja y defiende la bandera que vosotros defendéis”  (El Mundo, 13 julio 2010: 4). El presidente felicitó a los jugadores y recalcó que habían tenido la fuerza unida de todos los españoles para que España brillara ante el mundo. Emocionado, recibió de Iniesta (autor del gol de la victoria española), una camiseta firmada por todos los jugadores de la Selección que decía “Para José Luis, con el cariño y afecto de los campeones del mundo. Tú eres uno más”. Zapatero recalcó “han ganado, por ser los mejores, por jugar en equipo, por jugar limpio y por esa buena actitud y saber estar que han demostrado en el campo y fuera del campo, como buena gente” (El Mundo, 13 julio 2010: 4)  Mientras, las calles madrileñas se convertían en una locura de rojo buscando el mejor sitio para ver pasar a La Roja . Ya a las 19:00 horas, las avenidas del recorrido eran intransitables. Madrid no había conocido movilización ciudadana como ésta en su historia. Nadie quería perderse a los jugadores que han llevado a España a lograr la copa.   ISBN: 978-84-9384-28-0-2   
Página 9
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   ¡Los campeones del mundo de fútbol! ¡La copa ya está aquí! Se coreaban los nombres de los jugadores, se lanzaban cubos de agua a la gente para aguantar los más de 35º que se sufrían en la Gran Vía madrileña, aviones de la patrulla Águila dibujaron la bandera española sobre la cabeza de La Cibeles… hasta que a las once de la noche empiezan a acercarse a la explanada del Puente del Rey, donde les esperaba una marea roja de 300.000 personas. Fueron recibidos con una atronadora versión del Final Countdown de Europe, el primero en tomar la palabra fue el capitán Iker Casillas para mostrar su orgullo por su equipo. Los aficionados empezaron a reclamar a Pepe Reina (segundo portero de la selección), que hizo de maestro de ceremonias, y que tuvo palabras y bromas para todos sus compañeros. ”Sergio Ramos, el indio de Camas, un poco nervioso a la hora de centrar.(…)Busquets, el  quitanieves, el de los tentáculos, el Pulpo de España, el que da, quita, roba y hace jugar(…) Pedrito, va al baño al sprint, y se va a la cama y en la cama, sigue corriendo(…)”  (El País, 13 de julio de 2010: 3) La fiesta duró hasta medianoche, poniendo fin a dos días de euforia colectiva a ritmo de waka-waka (de Sakira) David Bisbal y Manolo Escobar con su clásico “Y viva España”.   Para velar por la tranquilidad durante toda la jornada, la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid, diseñaron el operativo especial “ La Roja”, en la que participaron más de 2.000 efectivos de la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Municipal, Samur-Protección Civil y Agente de Movilidad de Madrid.  Esta pasión roja fue recogida por todas las televisiones de ámbito nacional en mayor o menor medida. La agotadora jornada del 12 de julio, no fue sólo para los integrantes de la selección, sino también para los organizadores de todo el evento y para los medios de comunicación, entre ellos, las televisiones. Miles de profesionales se vieron involucrados en el éxtasis madrileño, participando de primera mano de uno de los mayores acontecimientos mediáticos de los últimos tiempos.  Cobertura televisiva  Televisión Española   TVE , patrocinadora de la selección, fue designada por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), para producir la señal “pool” que diera cobertura a todas las televisiones, desde la llegada al aeropuerto de Barajas de la campeona del mundo, prevista hacia las 14:45 horas, a las recepciones oficiales y su posterior recorrido por las calles de Madrid, que se iniciaba en Moncloa, y continuaba por C/ Princesa, Plaza de España, Gran Vía, Cibeles, Neptuno, Atocha, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, glorieta de Embajadores, Ronda de Toledo, Puerta de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Palacio Real, Plaza de España y Glorieta de San Vicente, para concluir en la explanada del Puente del Rey, donde de la mano del presentador Carlos Latre, David Bisbal, Bustamante y La Unión entre otros, amenizaron la espera a los casi 300.000 españoles que querían recibir a sus héroes. Casillas, Xabi Alonso, Xavi Hernández, Puyol, Sergio Ramos, Villa… Todos los integrantes de  ISBN: 978-84-9384-28-0-2  Página 10  
Actas II Congreso Internacional Latina de Comunicación Social Universidad de La Laguna, diciembre 2010   la plantilla y del equipo técnico liderado por Vicente del Bosque compartieron con la afición española y con millones espectadores de todo el mundo, su victoria desde un autobús descapotable gracias al esfuerzo técnico y humano de la cadena pública.   TVE producía dos señales de video y audio, la señal multi o pool  que ponían a disposición de todas las cadenas nacionales e internacionales, y una señal personalizada exclusiva donde incluían los directos de los periodistas desplazados a los distintos actos. Todos los enlaces terrestres que se utilizaron tenían doble vía de subida al satélite o de llegada a Torrespaña por donde venían estas dos señales. Al repartirse la señal por agencias de noticias, la cobertura de TVE fue usada por todas las televisiones españolas y casi todas las extranjeras.   El despliegue humano y técnico que tuvo que realizar la cadena pública fue algo excepcional, y más aún contando que era época estival, por lo que muchos profesionales se encontraban de vacaciones. Hubo que contar con medios de toda la cadena para poder servir la señal al resto de las televisiones. De esta forma, y según los datos facilitados por Ángel Povedano (jefe de realización de TVE), se utilizaron “10 UM (unidades móviles), má s unidades auxiliares y unidades de enlaces móviles, 55 cámaras, 1 webcam, 1 cámara car, 1 cámara en moto, 1 cámara en el autobús de los jugadores, 1 cámara en el autobús de los patrocinadores, 5 cabezas calientes y 3 Ste ady cam” . Jamás había vivido Madrid un despliegue de medios como éste, ni siquiera en el caso de la Boda Real de los Príncipes de Asturias. La mejor tecnología se dio cita en las calles madrileñas para el recibimiento de La Roja .   En cuanto al equipo humano, según Povedano, se dieron cita “25 personas de realización, 14 mezcladores de vídeo, 28 técnicos de sonido, 60 personas de montaje de unidades, 55 operadores de cámara, 15 personas de producción, 12 controles de cámara, personal de iluminación, luminotecnia y enlaces móviles, montaje de vídeo, técnicos de control y más de 30 periodistas .  Es decir, todo un despliegue informativo, que el propio jefe de realización calcula en más de 350 personal, desde las 14:45 hasta las 00:30.   TVE, durante toda la tarde, desde la hora de llegada a Barajas, fue haciendo conexiones con sus propios periodistas, empezando por el TD-1 presentado por Ana Blanco. A las 18:00 del 12 de julio de 2010, daba comienzo el programa especial “Bienvenidos a casa” . Desde un set situado en Príncipe Pío, lugar del final de fiesta, Marcos López, Juan Carlos Rivero y Marta Solano, junto a Jesús Álvarez y Sergio Sauca, periodistas recién aterrizados de Sudáfrica después de retransmitir todo el mundial de fútbol, presentaron un especial con el objetivo de transmitir a los telespectadores la celebración de los internacionales con la afición española. La segunda edición del Telediario, TD-2- dirigido y presentado por Pepa Bueno también se trasladó al estudio de TVE en Príncipe Pío para contar desde allí la última actualidad de la selección junto a Sergio Sauca, presentador de deportes, y continuar hasta el fin de fiesta de La Roja .   ISBN: 978-84-9384-28-0-2   
Página 11
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin