La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 1
Alfabetización y competencias digitales
en los estudios de Periodismo ante el reto del Proceso de Bolonia
Dra. María José Pérez Serrano – Facultad de Ciencias de la Información,
Universidad Complutense de Madrid, España -
mariajoseperezserrano(X)pdi.ucm.es
Dr. Francisco Cabezuelo Lorenzo –
Facultad de Humanidades y Ciencias de la
Comunicación, Universidad San Pablo CEU de Madrid -
francisco.cabezuelolorenzo(X)ceu.es
Resumen
Este trabajo analiza la función del profesor en su nuevo rol de formador en
competencias. Presta una atención especial al nuevo concepto de
competencias digitales. Todo este estudio tiene lugar bajo el paraguas del
nuevo contexto del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). La
comunicación sugiere algunas propuestas para ser implementadas con el fin de
mejorar los nuevos perfiles de los jóvenes comunicadores.
Abstract
This paper analyses the function of the lecturer in its new role of skills instructor.
It pays a special attention to the new concept of digital skills. All this study takes
place under the umbrella of the new context of the European Higher of
Education Area (EHEA). This paper suggests some proposals to be
implemented in order to improve the profile of young communicators.
Palabras clave:
Periodismo, EEES, Competencias Digitales.
Keywords
: Journalism, EHEA, Digital Skills.
Sumario:
1. Introducción y justificación. 2. Contexto: el nuevo marco del EEES.
3. Definición del objeto de estudio: la formación en competencias o cuando se
trata de enseñar a aprender. 4. Análisis de las competencias comunicativas y la
formación de los jóvenes comunicadores. 5. Una nueva propuesta de
formación en competencias digitales. 6. Conclusiones. 7. Bibliografía y fuentes.
Summary
: 1. Introduction and justification. 2 Context: the new frame of the
EHEA. 3. Approach to the study object: developing skills or how teach to learn.
4. Analysis of communicative skills and the education of young communicators.
5. A new proposal of instruction in digital skills. 6. Conclusions. 7. Bibliography
and sources.
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 2
1. Introducción
Hace tan sólo unos años o incluso unos meses, el Espacio Europeo de
Educación Superior (EEES) parecía algo extraño en el porvenir. Se veía en el
horizonte de un futuro lejano. Sin embargo, ya está aquí y es toda una realidad.
La universidad española vive ya en su conjunto y por imperativo legal bajo el
nuevo paraguas y escenario del EEES, más conocido popularmente como
„Proceso de Bolonia‟ o simplemente „Bolonia‟ a secas. La ciudad italiana ha
dado nombre a un marco normativo y a un proceso de homologación común
para un total de 46 países, entre los que se incluyen los 27 Estados miembros
de la Unión Europea, y otros 19 países deseosos de no quedarse aislados ante
esta iniciativa internacional. Los nuevos estudios universitarios españoles de
grado y postgrado en Periodismo no son una materia ajena a esta nueva
realidad paneuropea, de la misma manera, tampoco son ajenos al permanente
cambio tecnológico que hemos vivido en la primera década del siglo XXI. Estos
dos importantes factores de cambio hacen que en la actualidad tengamos que
hablar de una renovación en la formación de los profesionales de la
comunicación en el siglo XXI.
La implantación del EEES en el Viejo Continente es ya una realidad que tiene
como resultado y fruto más visible la convergencia europea en materia
universitaria. De este modo, ante el nuevo marco de Bolonia, es necesario que
los profesores y docentes de la nueva universidad española del siglo XXI
estemos preparados para enfrentarnos no sólo a las nuevas normativas
europeas, sino también al siempre cambiante entorno tecnológico. Dentro de
este contexto, el profesor debe ser consciente de que su nuevo rol no es otro
que el de un “formador en competencias”, es decir, una persona capaza de
enseñar a otra cómo hacer nuevas cosas. Por tanto, se puede afirmar sin
miedo a equivocarse que el concepto de “competencia” se fundamenta como
gran punto de partida. El concepto de competencia ha pasado de ocupar un
amplio espacio de reflexión dentro del modelo educativo universitario
últimamente en España, para pasar a ser una realidad sobre la que se han
construido los nuevos grados de Bolonia. Las competencias se definen desde
la perspectiva de los resultados de aprendizaje, haciendo referencia de este
modo tanto a los conocimientos, como a las habilidades, actitudes y hasta las
responsabilidades, que describen los frutos del proceso de enseñanza y
aprendizaje de un programa formativo de carácter universitario, en lo que se
refiere a la nueva formación superior en materia de Periodismo.
2.- Contexto: el nuevo marco del EEES.
En este contexto de reelaboración del paradigma de la formación universitaria
tanto de grado como de postgrado, la opción del enfoque de competencias
como marco para sustentar el desarrollo de la formación de los estudiantes
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 3
parece es una opción muy lógica si partimos de la idea de que el nuevo edificio
conceptual de la formación se erige precisamente sobre el estudiante
entendido como persona adulta y autónoma con un potencial personal,
científico y profesional, ya sea en el campo de las Ciencias de la
Comunicación, en general, como del Periodismo, en particular. En este nuevo
contexto, en la actualidad, el nuevo periodista debe hoy adquirir nuevas
competencias y habilidades en materia tecnológica para desenvolverse con
soltura en el nuevo medio ya que el presente nos brinda a los periodistas la
oportunidad de recuperar la credibilidad perdida en el pasado debido a los
constantes problemas de la profesión periodística entregada a los vaivenes del
mercado, a las presiones políticas, a la falta de credibilidad y a la gigantesca
crisis social, económica y de valores que sufrimos en la actualidad. Bajo estas
presiones, la profesión periodística, de la misma manera que ocurre con el
resto del mundo de la comunicación social, está sumida en un proceso de
transición y adaptación a los nuevos tiempos marcados por la evolución
tecnológica digital y el resurgir de las teorías de la responsabilidad social ante
la crisis actual.
Del mismo modo, hay que apuntar que la irrupción de las nuevas tecnologías
supone un punto de inflexión en el trabajo de la mayoría de los periodistas y
profesionales de la comunicación de los medios tradicionales, que hasta ahora
disfrutaban de una situación más o menos cómoda y rutinaria. Esto ha
cambiado. En la actualidad, Internet supone una nueva herramienta de acceso
y distribución masiva de información que para muchos cambia la forma de
entender la actividad informativa diaria del profesional de la comunicación ante
la sociedad. La tarea profesional de informar y el mundo de la comunicación en
general viven un proceso de transición y adaptación a los nuevos tiempos
marcados por la evolución. El nuevo profesional de la información, el nuevo
periodista, se ve hoy en día obligado por las circunstancias a adquirir nuevas
competencias y habilidades en materia tecnológica para desenvolverse con
soltura en el nuevo escenario digital. En este contexto, los profesionales de la
información debemos sacar provecho y actualizarnos. El presente nos brinda a
los periodistas la oportunidad de recuperar la credibilidad perdida en el pasado.
A pesar de la presente situación de crisis económica, el periodista no debe
olvidar su función social, cultural y política para ayudar a buscar soluciones
para el bien común.
3.- Definición del objeto de estudio: la formación en competencias o
cuando se trata de enseñar a aprender.
Antes de ahondar en el análisis, es necesario entrar en una aproximación
epistemológica al concepto de competencias. Por tanto, una de las primeras
preguntas que nos podemos hacer es qué es una competencia. Para
responder a esta cuestión encontramos distintos documentos de trabajo
elaborados por diversas agencias de calidad (internacionales, nacionales y
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 4
autonómicas) y especialistas de la materia educativa
que se refieren al
concepto con distintas definiciones. En el momento de definir las
competencias, cuando revisamos diferentes aproximaciones nos damos cuenta
de que todas tiene algo en común: cuando hablamos de competencias nos
referimos a lo que los alumnos son capaces de demostrar al final de ese
proceso educativo fruto de la adquisición de un conocimiento y el desarrollo de
un aprendizaje como jóvenes profesionales que pretenden ejercer un trabajo
cualificados en un determinado contexto social actual, en nuestro caso, en el
campo de la comunicación y de la información. Se puede decir que
paralelamente, o al mismo tiempo, encontramos algunos expertos a la hora de
referirse a las competencias hablan del „saber hacer‟ y „saber ser‟, tal y como
se ha venido a traducir en castellano la expresión inglesa “know-how” (saber
cómo). Desde esta perspectiva, la idea de competencia implicaría abrir la
puerta a dos tipos de categorías: a las del saber ser y a las del saber hacer.
Esta situación ha dado lugar a profundos debates y hace que muchos
pedagogos hablen de una “megacompetencia” que el alumno debería adquirir
desde el principio, que sería la de aprender a aprender en diferentes contextos.
No obstante, del análisis de todos estos documentos destacan las ideas de
algunos autores como Javier Barraycoa y Olga Lasaga (2009), investigadores
de la Universitat Abat Oliba CEU de Barcelona, que extraen las siguientes
características que ayudan, sin duda, a definir el término con mayor precisión:
“el concepto de competencia es genérico y engloba los de habilidad y
capacidad”. Para ellos, “entre las competencias se establecen relaciones y
asociaciones de tal manera que se complementan, potencian y perfeccionan”,
al mismo tiempo que algunas de estas competencias “presentan dimensiones
interpersonales e indivisuales”. Estos expertos también consideran que
cualquier persona puede adquirir y mejorar las competencias en mayor o
menor medida, si bien se detecta que algunas personas muestran una
predisposición hacia determinadas competencias. La competencia no es un fin
en sí mismo sino un medio para alcanzar objetivos individuales y/u
organizativos. Por tanto, la definición de cada competencia deber ser
objetivable y permitir la incorporación de mecanismos tanto de autoevaluación
como de evaluación externa.
De este modo, conforme a los investigadores de la UAO-CEU, desde una
visión funcionalista podríamos definir la competencia como “el conjunto de
conocimientos, actitudes y destrezas necesarias para desempeñar una
función”, es decir, aquello que el alumno sabe hacer tras el proceso de estudio
y aprendizaje, en este caso tras finalizar sus estudios de Periodismo. Así, se
entiende como competencia tanto el trabajo que el alumno es capaz de
desarrollar tras graduarse como su capacidad laboral. Esta concepción es el
resultado fruto del interés de las autoridades educativas europeas, estatales y
autonómicas junto con el deseo de los diseñadores de los nuevos grados y
postgrados universitarios de acercar las titulaciones a los perfiles profesionales
reales de los profesionales de la información y los medios de comunicación. La
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 5
finalidad es bien conocida: acabar con el abismo que separaba en muchos
casos universidad y mercado laboral. De este modo, en las memorias de los
nuevos grados se aplica una concepción laboral de competencias. Las
competencias profesionales son el ejercicio eficaz de las capacidades que
permiten el desempeño de una ocupación laboral, respecto a los niveles
requeridos en ese puesto de trabajo. Las competencias básicas son aquellas
que “contribuyen a obtener resultados de alto valor personal y social, son
aplicables a un amplio abanico de contextos y ámbitos relevantes, beneficiosas
para la totalidad de la población para superar con éxito las exigencias
complejas independientemente del sexo, condición social, cultural y entorno
familiar”,
tal
y
como
destaca
el
informe
„Definition
and
Selection
of
Competences‟ del Proyecto Deseco de la Organización para la Cooperación y
Desarrollo Económico. En general, para resumir, se puede afirmar que una
competencia constituye un “saber hacer” e incluye un saber, pero que se aplica
en una diversidad de contextos de forma integrada, es decir, tienen un carácter
integrador que abarca conocimientos, procedimientos y actitudes para resolver
problemas y situaciones.
4.- Análisis de las competencias comunicativas y la formación de jóvenes
profesionales.
Los parámetros establecidos bajo el paraguas de Bolonia estiman que todos
los grados deben cumplir con unos mínimos y dotar a todos sus alumnos al
menos de un determinado conjunto de competencias necesarias para
convertirse, tras su paso por las aulas, en egresados universitarios y futuros
profesionales del Periodismo. Así, es fácil de entender que, sea cual sea la
concepción primigenia del concepto “competencia”, lo que está muy claro es
que el desarrollo curricular de los planes de estudio de las titulaciones de
comunicación está diseñado a partir de las habilidades o competencias de los
alumnos. Ahora con el recientemente implantado EEES, sin distinciones, todas
las titulaciones deben garantizar un conjunto de competencias antes de que el
alumno obtenga su titulación universitaria de grado. Independientemente de
sus estudios, todos los alumnos deben haber demostrado poseer y comprender
conocimientos en un área de estudio que parte de la base de la educación
secundaria general, y se suele encontrar a un nivel que, si bien se apoya en
libros de texto avanzados, incluye también algunos aspectos que implican
conocimientos procedentes de la vanguardia de su campo de estudio.
Del mismo modo, en Bolonia, los estudiantes deben ser capaces de aplicar sus
conocimientos a su trabajo o vocación de una forma profesional y desarrollen
las competencias que suelen demostrarse por medio de la elaboración y
defensa de argumentos y la resolución de problemas dentro de su área de
estudio. La nueva normativa también establece que los futuros egresados
deben ser capaces de reunir e interpretar datos relevantes normalmente dentro
de su área de estudio para emitir juicios que incluyan una reflexión sobre temas
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 6
relevantes de índole social, científica o ética. Finalmente, se dice que todos los
que se gradúen deben poder transmitir información, ideas, problemas y
soluciones a un público tanto especializado como no especializado. Y dentro
de las competencias disciplinares propias de las titulaciones de grado en el
área de Periodismo se establece un listado específico de competencias
conforme al Libro Blanco de la ANECA. Dentro de ese listado, sobresalen
algunas competencias ligadas al nuevo contexto digital, entre las que destacan
el conocimiento y aplicación de las tecnologías y de los sistemas utilizados
para procesar, elaborar y transmitir información, así como para expresar y
difundir creaciones o ficciones y en particular el diseño gráfico y la infografía.
Igualmente, destaca el conocimiento del impacto social de las tecnologías
informativas y de la comunicación contemporánea, así como de las
mediaciones del sistema comunicativo y del sistema social, según de
desprende del Libro Blanco.
El EEES busca proporcionar una educación técnica y dotar de una
capacitación a los futuros profesionales, dotándoles de habilidades
combinables que sirvan tanto para la esfera académica como laboral. La
educación por competencias, además de reconocer el resultado de los
procesos escolares formales, también reconoce los conocimientos, habilidades
y destrezas adquiridos fuera de las aulas. Se asume que la competencia digital
debe fomentar el espíritu crítico en la recepción de información. De este modo,
se puede afirmar que Bolonia nos propone una nueva metodología de
enseñanza-aprendizaje e invita a la implantación de un modelo basado en el
desarrollo de las competencias cuya finalidad es dotar a los alumnos de unas
competencias que les permitan seguir aprendiendo y encontrar por sí mismos
los caminos del conocimiento y la resolución de problemas. En definitiva, lo
importante es dotar al alumno de unas competencias para la solución de
problemas específicos más allá de dotarle de una preparación abstracta que no
le capacite para salir airoso de retos académicos y profesionales (Vivar Zurita,
2010). Se trata de hacerle capaz ante los avatares de la vida laboral que le
espera –con suerte- a la salida de las aulas. Del mismo modo, se espera que el
alumno pueda compaginar formación y vida laboral. De hecho, el EEES
considera acertadamente que la formación es constante y se produce a lo largo
de la vida. Pues bien, los tradicionales estudios universitarios españoles se ven
de lleno en este proceso de cambio con vistas a su adaptación al EEES, la cual
es una realidad desde el pasado curso académico 2010-2011.
5.- Una nueva propuesta de formación en competencias digitales
Algunas de las propuestas que este trabajo quiere dar a conocer ya han sido
puestas en marcha con mucho éxito por algunos docentes en el campo de la
formación de nuevos periodistas. Puesto que el nuevo sistema educativo
basado en el EEES deja abiertas las puertas a un modelo basado en la
educación por competencias, el nuevo docente debe lanzarse a proponer y
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 7
aventurarse a desarrollar nuevas propuestas metodológicas más prácticas que
se convierten en una perfecta ocasión para una formación de éxito para todos
aquellos jóvenes que desean cursar estudios oficiales en Ciencias de la
Comunicación en España para convertirse en profesionales de la
Comunicación Digital del mañana. En este contexto, desde la Universidad, hay
que aprovechar para dar a conocer herramientas que se adaptan a las
exigencias de los nuevos contextos de enseñanza y aprendizaje caracterizados
por la integración de las nuevas tecnologías y, sobre todo, por el ineludible
protagonismo de sus participantes.
En el actual momento de renovación, en un permanente cambio de contexto,
las nuevas tecnologías abren el campo de la comunicación de tal modo que la
estructura comunicativa tradicional se resiente y busca nuevos recursos y
expresiones. Internet, con sus redes sociales, blogs, wikis, podcasts, RSS,
chats, foros, y otras herramientas, abre caminos insospechados para la
comunicación. A las puertas de 2012, nos encontramos una evolución
imparable en el contexto tecnológico. No sabemos hacia dónde nos conduce
este camino, pero está claro que el periodista debe estar al corriente de estos
cambios y tiene que saber adaptarse al nuevo medio si quiere sobrevivir en él
de una forma digna. Atrás quedaron la unidireccionalidad y los clásicos
esquemas bidireccionales asimétricos basados en el modelo de emisor-
receptor-mensaje. Junto a estos cambios en el contexto tecnológico, el reto de
la formación de periodistas digital se enfrenta también a la renovación
universitaria propuesta por el Tratado de Bolonia.
El EEES propone la adopción de un sistema fácilmente legible y comparable de
titulaciones, mediante la implantación, de títulos homologables a través del
suplemento europeo al título, la adopción de un sistema basado
fundamentalmente en dos nuevos grandes ciclos (grado y postgrado), el
establecimiento de un sistema de créditos europeos, la promoción de la
cooperación académica para asegurar un nivel de calidad para el desarrollo de
criterios, el desarrollo de los programas de movilidad de alumnos y profesores y
la implantación de metodologías comparables, además de una promoción de la
dimensión europea en el desarrollo curricular. ¿Qué metodología debemos
usar hoy en día los profesores en el proceso de enseñanza-aprendizaje
conforme al EEES? Todo ello habrá que plasmarlo en la guía docente, que se
convierte en un contrato casi de aprendizaje con el alumno. En primer lugar,
hay que hablar de las clases teóricas-expositivas, que no desaparecen con
Bolonia, pero que sí cambian considerablemente. Se basan en la asistencia a
la lección, las lecturas obligatorias, el estudio individual y la preparación de
tareas encomendadas al alumno. Por otro lado, están las clases prácticas, casi
todas ellas desarrolladas en forma de talleres con debates, exposiciones de
trabajos en clase, resolución de prácticas, utilización de software específico
para la materia, simulaciones y „role-plays‟, entre otras propuestas didácticas
en el campo de las Ciencias de la Comunicación.
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 8
Paralelamente, hay que recordar que la formación de los periodistas siempre
debe estar estrechamente ligada al de las nuevas tecnologías. Esta realidad
implica el uso de los ordenadores portátiles, equipos informáticos, las nuevas
tabletas. Además, en todo el campus universitario español existe hoy en día la
posibilidad de conectarse a Internet vía Wifi. Igualmente, todas las materias
cuentan con su versión digital o virtual a través de la Plataforma Docente
Universitaria (PDU), ya sea tipo Blackboard, Campus Virtual, o tipo Moodle,
según la opción elegida por la universidad. A esto hay que añadir el
aprendizaje basado en resolución de ejercicios y problemas, y el aprendizaje
cooperativo (trabajos en grupo, puestas en común, estudios de casos en grupo
y su posterior debate). Esta formación se complementa con acciones de
aprendizaje orientado al desarrollo de proyectos reales y prácticos, tutorías,
investigación, la elaboración de un portafolio por parte del alumno y prácticas
en empresas.
De este modo, se puede afirmar que el reparto de horas en la adquisición de
competencias en la titulación de Periodismo, en lo que se refiere a sus
asignaturas troncales y obligatorias, para que sea correcta se de repartir de
forma que se estimule y promueva el trabajo autónomo del alumno. Si hacemos
un cómputo total de las horas que dedica el alumno a estas asignaturas,
comprobaremos que su trabajo se desarrolla tanto dentro como fuera del aula.
Resultado de las facilidades que proporcionan los sistemas telemáticos, se está
desarrollando una gran red social, formada por millones de pequeñas redes, y
todo parece indicar que esto va a suponer un cambio en la concepción
unidireccional que hasta el momento hemos tenido de la comunicación política.
Partido de este escenario, este artículo analizará la función de los blogs en el
nuevo proceso de la comunicación política. Se entiende, por tanto, que los
blogs son uno de los grandes protagonistas de todo este cambio.
6.- Conclusiones. A modo de resumen y reflexión final.
Los futuros profesionales de la Comunicación Digital cuentan en la actualidad
con las herramientas para formarse conforme a los criterios y exigencias del
Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Huyendo de una
consideración simplista del supuesto efecto positivo sobre la adquisición de
competencias que se asocia a la introducción de ciertas herramientas
consideradas habitualmente consideradas parte de lo que se ha dado en llamar
Web 2.0, es preciso abundar en la necesidad de una correcta sistematización a
la hora de estudiar la implementación y desarrollo de nuevos planes de estudio
bajo el paraguas de Bolonia. Los nuevos estudios de Periodismo adaptados a
Bolonia deben estar estructurados para ayudar al alumno a desarrollar las
capacidades necesarias de forma autónoma y guiada por el profesor para
poder iniciarse en el campo del Periodismo Digital. A modo de conclusión,
también se puede afirmar de manera general que el nuevo sistema educativo
basado en Bolonia deja abiertas las puertas a la un modelo basado en la
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 9
educación por competencias y con nuevas propuestas metodológicas más
prácticas que se convierten en una perfecta ocasión para una formación de
éxito para todos aquellos jóvenes que deseen cursar estudios oficiales de
grado en el área de las Ciencias de la Comunicación en nuestro país. También
hay que recordar que los actuales planes docentes y las metodologías del plan
de estudios y centro analizados se adaptan a las exigencias en formación de
competencias de los expertos en el mundo del Periodismo y Comunicación
Digitales. Y hay que decir que la práctica demuestra que los alumnos que se
forman su propio itinerario a través de la elección acertada de materias
optativas con vistas a crearse un perfil de periodista digital van, durante los
cuatro años de carrera, dotándose de un manejo sutil y eficiente de los motores
de búsqueda de Internet.
Finalmente, un análisis y una valoración se quedarían cortos si no se lanzaran
algunas propuestas que pueden ser desarrolladas bajo el paraguas del EEES.
Por eso, desde este artículo se quiere animar a los profesores a incluir
herramientas que ayuden a desarrollar las competencias y capacidades
digitales de los futuros profesionales de la comunicación. De este modo, se
propone el uso de las nuevas tecnologías como blogs, redes sociales,
podcastings y wikis como herramientas de uso diario en las aulas. Fieles a los
principios del EEES, los estudiantes deben desarrollar por su propia iniciativa y
protagonizar el proceso de aprendizaje a lo largo de la vida, pero raramente lo
harán si lo practican en su paso por las aulas universitarias en un primer
momento. Las nuevas herramientas aquí propuestas facilitan nuevas formas
para trabajar de forma cooperativa. Además, la propuesta establece canales
para la comunicación bidireccional entre el instructor y el grupo y los miembros
del grupo entre ellos. Debe romperse la falta de confianza de parte del cuerpo
docente en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en su
aplicación educativa, por lo que invitamos a los profesores a dar una
oportunidad a las TICs e implementar de forma experimental blogs, wikis y
podcasting en su relación con los estudiantes independientemente de la
materia que impartan.
El desarrollo curricular de los planes de estudio de las titulaciones de
comunicación en España ha sido diseñado a partir de las habilidades
competenciales que los alumnos deben ser capaces de desarrollar al finalizar
sus estudios. Del mismo modo, hay que recordar que el concepto de
competencia ha pasado de ocupar un amplio espacio de reflexión dentro del
modelo educativo universitario en nuestro país en los últimos tiempos, para
pasar a ser una realidad sobre la que se han construido los nuevos grados. No
hay duda alguna a la hora de afirmar que en nuestras sociedades occidentales
contemporáneas, el nacimiento y puesta en marcha de Internet ha supuesto
una revolución para la vida cotidiana de la mayoría de las personas. De este
modo, poco a poco, las nuevas tecnologías se han ido adaptando a la vida real,
hasta llegar a un punto en el que se han convertido en una pieza clave no sólo
de los profesionales de la información y de la comunicación, sino también del
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 10
ciudadano de a pie. Así, esta no tan nueva realidad ha influido notablemente en
la difusión de la información entre los ciudadanos de las sociedades más
desarrolladas, todo ello bajo el paraguas del contexto de la globalización.
Desde el punto de vista de la gestión de la comunicación estratégica y
organizacional, recientemente, el interés se concentra en la actividad en las
personas y organizaciones en la comunicación a través de los blogs y de
las
redes sociales que se crean gracias a la gran telaraña de Internet. De hecho,
se puede afirmar que las nuevas tecnologías han supuesto modificaciones en
el modo de comunicación de todos los individuos, tanto a nivel personal como
corporativo.
Hoy en día, las competencias se definen desde la perspectiva de los resultados
de aprendizaje, haciendo referencia de este modo tanto a los conocimientos,
como a las habilidades, actitudes y hasta las responsabilidades, que describen
los frutos del proceso de enseñanza-aprendizaje de un programa formativo.
Finalmente, el repaso de estas competencias nos lleva a darnos cuenta de que
una competencia es algo más que poseer un conocimiento específico. Es más,
hay algunos autores que se suman a la línea que considera incluso que no es
suficiente con saber aplicar los conocimientos adquiridos durante el grado que
hace que los alumnos sean capaces de desarrollar una labor determinada.
7.- Bibliografía y fuentes.
ANECA (2006):
Libro Blanco de las titulaciones de Ciencias de la
Comunicación
. Editado por la
Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y
Acreditación. Madrid, 2006.
BARRAYCOA MARTÍNEZ, J. & LASAGA MILLET, O. (2009):
Competencias e
inserción laboral: un análisis de la empleabilidad de los recién licenciados en
ADE y Económicas
. Barcelona. CEU Ediciones.
CABEZUELO LORENZO, Francisco. (2007): “Propuestas metodológicas para
el uso de nuevas tecnologías en el Espacio Europeo de Educación Superior”.
Congreso Internacional
El proceso de Bolonia y la Enseñanza Superior en
Europa.
Universidad Pontificia de Salamanca.
MESO, K., PÉREZ DASILVA, J. Y MENDIGUREN, T. (2010):
Evolución en la
docencia universitaria: Utilización académica de las redes sociales dentro del
marco del EEES
en Actas del II Congreso Latina de Comunicación Social,
Universidad de La Laguna (Tenerife). [Consultado el 28.10.11] Disponible en:
http://www.revistalatinacs.org/10SLCS/actas_2010/036_Meso.pdf
OCDE/ORGANIZACIÓN PARA LA COOPERACIÓN Y DESARROLLO
ECONÓMICO (2006):
Definition and Selection of Competences (DeSeCo)
Report.
Disponible en www.oecd.org
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 11
SIERRA SÁNCHEZ, J. & CABEZUELO LORENZO, F. (2009):
Postperiodismo y
formación en competencias digitales bajo el paraguas de Bolonia
. Actas del I
Congreso Internacional de la Sociedad Latina de Comunicación Social.
Diciembre de 2009.
VIVAR ZURITA, H. & ALT (2010):
“La especificidad como vía para incrementar
la tasa de inserción laboral de los titulados en Comunicación”
(págs. 27-43), en
SIERRA SÁNCHEZ, J. & CABEZUELO LORENZO, F. en „Competencias y
perfiles profesionales en los estudios de Ciencias de la Comunicación‟. Editorial
Fragua. Madrid. ISBN: 978-84-7074-398-6.
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin