La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Actas – III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social ...

De
9 pages

Actas – III Congreso Internacional Latina de Comunicación. Social – III CILCS – Universidad de La Laguna, diciembre 2011. ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: ...

Publié par :
Ajouté le : 13 avril 2012
Lecture(s) : 0
Signaler un abus
Actas
III Congreso Internacional Latina de Comunicación
Social
III CILCS
Universidad de La Laguna, diciembre 2011
ISBN: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011
Página 1
Nuevas formas de publicidad en nuestra
sociedad: una visión teórico-práctica
María Lourdes Acuña Ledesma
Resumen: Con la presentación de este trabajo se intentan dar a conocer las ventajas y
desventajas de las nuevas formas de publicidad que han aparecido a lo largo de estos años,
pero que, las cuales (y en similitud, con los medios de comunicación convencionales; ya sea,
televisión, prensa o radio) siguen albergando un problema común: la publicidad engañosa.
Para ello, procederemos al estudio de la publicidad (en concreto), para posteriormente
proseguir analizando las ventajas y desventajas de las nuevas formas de publicidad
existentes y, finalizar, estudiando la publicidad engañosa como un inconveniente que afecta,
no solamente a los consumidores y usuarios en conjunto, sino a toda la sociedad.
Palabras clave: publicidad, publicidad engañosa.
1.
Concepto de publicidad
Concepto de publicidad. Actividad publicitaria, publicidad-promoción y
oferta publicitaria. Su conexión con el derecho a la información
La publicidad y sus efectos en el consumidor destaca como uno de los fenómenos
paradigmáticos de la sociedad de consumo, tal y como se entiende actualmente. La
relevancia de la publicidad en el proceso de formación del consentimiento contractual del
consumidor es cada vez más notoria; el contenido de la publicidad condiciona nuestra
capacidad de elección y, sobre todo, nuestra decisión como consumidores; el contenido de
la publicidad (como información) determina, en fin, nuestras expectativas frente al
producto o servicio, que luego pueden (o no) verse cumplidas. Es natural, pues, que se trate
el fenómeno publicitario con interés creciente, dado la influencia que provoca en el
consumidor.
Pero, ¿Qué es lo que debemos entender por publicidad? En general, se entiende
como publicidad cualquier actividad de promoción de un bien o servicio, pero tan amplia
es esta acepción que pueden apreciarse otras perspectivas íntimamente ligadas o a ella o que
resulten vinculadas al tratar la publicidad. Así se puede hablar de:
a)
Publicidad como promoción del producto o servicio: Éste constituye el aspecto
más fiel o más esencial del fenómeno publicitario. El empresario, a través de
mensajes de cualquier índole, da a conocer sus productos.
b)
Publicidad como oferta contractual: En principio, la publicidad o promoción del
producto no es una oferta contractual o no tiene por qué serlo. Entiéndase por tal
la que contiene todos los elementos del contrato y la que vincula en sus términos
por el mero hecho de que la contraparte acepte. Sin embargo, como se verá, en
muchas leyes de consumo el folleto publicitario está ungido ex lege del carácter de
oferta contractual (artículo 152 TRLGDCU; artículo 8 LDATBI; RD 515/1989, de
21 de abril). En general, y para los contratos con consumidores, el artículo 6
TRLGDCU establece la integración automática de la publicidad -que cumpla los
requisitos que luego veremos (III.1, 2.)- en el contrato, por lo que se instaura el
principio general de la exigibilidad de la publicidad.
c)
Publicidad como exigencia de información veraz; como aspecto formal de dicha
información: Por fin, la publicidad ofrece al ordenamiento jurídico la posibilidad de
contribuir a la difusión de las características del producto; si se exige que la
publicidad cumpla con el requisito de la veracidad -al margen de las exageraciones o
estrategias típicamente promocionales- está sirviendo de canal de información al
consumidor. La vinculación entre la publicidad y la información o el derecho de
información del consumidor es notoria, hasta el punto de que, en muchos ámbitos
se exige que la publicidad contenga ciertas menciones informativas (a través del
etiquetado o de los propios folletos publicitarios) o, al contrario, deje de contener
otras en tanto pueden confundir al consumidor. No obstante, el derecho de
información adopta una perspectiva subjetiva más amplia: no sólo está obligado a
proporcionarla el fabricante, vendedor o suministrador de los productos o servicios
sino asimismo la Administración.
2.
Formas de publicidad: ventajas y desventajas de las mismas
Además de los medios de comunicación convencionales (televisión, radio y prensa),
internet es, sin duda, la revolución tecnológica de la actualidad. Nos proporciona entre
otras cosas, el acceso a bancos, comunicación instantánea gratis vía celular o messenger,
envío de correos electrónicos, entretenimiento y, sobre todo, nos permite buscar y acceder
a información de todo tipo y el poder hacer negocios sin fronteras. Existen diferentes tipos
de publicidad en internet, los cuales, tienen ventajas e inconvenientes. Algunos de ellos son
los siguientes:
a)
Publicidad televisiva
b)
Publicidad por correo electrónico
c)
Publicidad en redes sociales: publicidad en Facebook y YouTube
A.
Publicidad televisiva
Lo más importante a tener en cuenta en la publicidad televisiva es saber, por un lado
que formas de publicidad son ilícitas y, por otro lado, que existe una regulación legal sobre
contenidos publicitarios emitidos a través de este medio que no siempre se cumplen y que
establecen algunas medidas.
Por lo tanto, se consideran formas de publicidad ilícitas, en todo caso, la publicidad
por televisión y la televenta que fomenten comportamientos perjudiciales para la salud o la
seguridad humanas o para la protección del medio ambiente; atenten al debido respeto a la
dignidad de las personas o a sus convicciones religiosas y políticas o las discriminen por
motivos de nacimiento, raza, religión, sexo, nacionalidad, opinión, o cualquier otra
circunstancia personal o social; también las que inciten a la violencia o a comportamientos
antisociales, que apelen al miedo o a la superstición o que puedan fomentar abusos,
imprudencias, negligencias o conductas agresivas, o a la crueldad o al maltrato a las
personas o a los animales o a la destrucción de bienes de la naturaleza o culturales.
También queda prohibida por televisión:
a)
cualquier forma directa o indirecta, de publicidad y de televenta de cigarrillos y
demás productos del tabaco;
b)
cualquier forma directa o indirecta de publicidad de medicamentos y tratamientos
médicos que sólo puedan obtenerse por prescripción facultativa en el territorio
nacional;
c)
la publicidad de contenido esencial o primordialmente político, o dirigida a la
consecución de objetivos de tal naturaleza, sin perjuicio de lo establecido en la
LOREG;
d)
la televenta de medicamentos, tratamientos médicos y productos sanitarios;
e)
en cuanto a la publicidad de bebidas alcohólicas, queda prohibida cualquier forma
directa o indirecta de publicidad y de televenta de bebidas con graduación superior
a veinte grados centesimales. Las restantes se adecuarán a las reglas del artículo 9.2
Ley 25/94 (artículos 8 a 10 Ley 25/94).
Por último, debemos tener en cuenta, (como ya les comente anteriormente) que
existe una regulación legal sobre contenidos publicitarios emitidos a través de este medio
que no siempre se cumplen y que establecen algunas medidas como las que se detallan a
continuación:
a)
Sólo el 20% del tiempo total de emisión puede dedicarse a la publicidad. Aquí se
incluye la autopromoción propia de la cadena.
b)
Por cada hora natural, el tiempo de difusión de la publicidad no puede superar los
17 minutos, de los que solamente 12 podrán ser anuncios. En este caso no se
computarían los anuncios de carácter benéfico o gratuito.
c)
Durante la emisión de un largometraje, puede darse paso a la publicidad una vez
cada 45 minutos.
d)
Los programas
de
menos
de
30
minutos
de
duración
no
pueden
tener cortes publicitarios.
e)
Se prohíbe la publicidad del tabaco en televisión y la de las bebidas alcohólicas con
un contenido de más de 20 º.
f)
Se prohíben los anuncios que manifiesten actitudes discriminatorias o que atenten
contra la dignidad humana. La publicidad puede ser engañosa si ofrece datos
erróneos o incompletos en cuanto a:
1.
La naturaleza del producto o servicio.
2.
Su disponibilidad.
3.
El precio o la cantidad.
4.
El modo y fecha de fabricación o prestación.
5.
Los resultados esperables.
6.
La identidad o cualificación del anunciante.
B.
Publicidad por correo electrónico
La búsqueda de información y el envío de correos electrónicos son las herramientas
de mayor uso en Internet. Desafortunadamente, el abuso y mal uso por parte de ciertas
personas y empresas ha hecho que el correo electronico se considere algo indeseable
algunas veces. Por ejemplo, a través de los spam.
Hoy en día todos los sistemas de correo electronico que utilizamos tienen filtros anti-
spam para evitar la llegada de tanta basura por correo electrónico.
Una verdadera campaña de envío masivo de correos electrónicos te puede generar
grandes beneficios y dejar contentos a tus clientes. Si manejas un buen sistema
automatizado de envío masivo de correos electrónicos, una de las mejores características
para el usuario que los recibe, es que tienen un sistema muy simple para cancelar la
suscripción de cualquier usuario que ya no desee recibir tu información, permitiendo de
esta manera darle la seguridad y satisfacción al cliente de que ya no recibirá tus correos
electrónicos, lo cual, dejará una excelente imagen para la empresa.
Ventajas de la publicidad por correo electronico:
a)
Los precios de los sistemas automatizados son muy accesibles
b)
Tienes acceso a estadísticas que te permiten “controlar” tu campaña de correo
electrónico para ver cuantas personas lo recibieron, cuantas lo abrieron, ver en que
enlaces hicieron clic, o ver si se suscribieron a tus listas de correo para seguir
recibiendo tu información
c)
Te permiten diseñar de forma profesional tus e-mails, ya que cuentan con cientos
de diseños predefinidos que puedes modificar a tu entera satisfacción
d)
Puedes enviar a tus clientes desde una encuesta, un artículo con información
relevante o darles acceso total a tu sitio de Internet
Desventajas de la publicidad por correo electrónico:
a)
Los filtros antispam pueden bloquear los correos electrónicos la primera vez que
son enviados.
b)
El abuso indebido por enviar SPAM ha deteriorado la imagen del uso de correos
electrónicos para fines comerciales.
C.
Publicidad en redes sociales: publicidad en Facebook y YouTube
Las redes sociales son uno de los fenómenos de mayor crecimiento en internet
debido a todos los servicios gratuitos, utilidades y entretenimientos que proporcionan. El
simple hecho de no tener que pagar por ello es una de las cosas más atractivas, pero las
herramientas que proporcionan para crear tu propio espacio en la red, a través de la subida
de fotografías, música, videos e intercambiar y compartir tus ideas con la comunidad, es
otro de los atractivos más interesantes.
Cada una de las redes sociales tiene su propio sistema de publicidad, el cual, se puede
segmentar de una manera muy eficiente. Es decir, se pueden hacer llegar tus anuncios
exactamente al específico sector del mercado que te interesa, pues, algunas de estas redes
sociales conocen al detalle toda la información de cada usuario, ya que al abrir su cuenta
han de proporcionar determinada información: ubicación, sexo, edad. De esta forma, sus
anuncios los podrían hacer llegar solamente a mujeres solteras entre 18 y 25 años que viven
en Tenerife.
Así pues, la publicidad en las redes sociales es otro de los medios que se pueden
utilizar para hacer publicidad en internet, la cual y, como toda estrategia, tiene sus ventajas y
desventajas.
Ventajas de la publicidad en Redes Sociales:
a)
La publicidad puede ser segmentada a niveles muy altos
b)
Utilizas redes sociales a nivel mundial
c)
Los gastos basado
s en “pago por clic” te permiten asignar un presupuesto con
mayor facilidad
d)
Puedes promocionar tu página web, un video o tu canal en YouTube
Desventajas de la publicidad en Redes Sociales:
a)
Estas redes sociales están dominadas por gente relativamente joven, por lo que no
es el medio adecuado para la realización de una estrategia que abarca a ejecutivos
de alto nivel o ciertas empresas
b)
En la publicidad de pago por clic, de cada 100 usuarios, solo 10 o 15 hacen clic
sobre los anuncios, el cual, es un porcentaje bastante bajo.
3.
Problema común a cualquier tipo de publicidad: Publicidad Engañosa
(ejemplos y formas)
Dejando a un lado las ventajas o desventajas (inconvenientes) de cada uno de los
medios de comunicación que se pueden elegir para promocionar una publicidad (ya sea la
referente a un producto o servicio), considero que, hoy en día, existe un problema en torno
a la misma y que no solamente afecta al ciudadano de a pie sino mismamente a los
consumidores en general: y es el relativo, al tema de la publicidad engañosa.
Es considerada “engañosa la publicidad que de cualquier manera, incluida su
presentación, induce o puede inducir a error en sus destinatarios, pudiendo afectar a su
comportamiento económico, o perjudicar o ser capaz de perjudicar a un competidor. Es
asimismo engañosa la publicidad que silencie datos fundamentales de los bienes,
actividades o servicios cuando dicha omisión induzca a error de los destinatarios
”.
Pero, debemos tener en cuenta, que la publicidad engañosa no cierra el concepto de
publicidad falsa. Otras hipótesis de publicidad ilícita es la publicidad desleal, que en lo
referente a su concepto se divide en tres tipos:
a)
la publicidad denigrante: aquella que por su contenido, forma de presentación o
difusión provoca el descrédito, denigración o menosprecio directo o indirecto de
una persona o empresa, de sus productos, servicios, actividades o circunstancias o
de sus marcas, nombres comerciales u otros signos distintivos (véase el artículo 9
LCD: “Se considera desleal la realización o difusión de manifestaciones sobre la
actividad, las prestaciones, el establecimiento o las relaciones mercantiles de un
tercero que sean aptas para menoscabar su crédito en el mercado, a no ser que sean
exactas, verdaderas y pertinentes. En particular, no se estiman pertinentes las
manifestaciones que tengan por objeto la nacionalidad, las creencias o ideología, la
vida privada o cualesquiera otras circunstancias estrictamente personales del
afectado”);
b)
la publicidad contraria a los buenos usos mercantiles: la que induce a confusión con
las empresas, actividades, productos, nombres, marcas u otros signos distintivos de
los competidores, así como la que haga uso injustificado de la denominación, siglas,
marcas o distintivos de otras empresas o instituciones, o de las denominaciones de
origen o indicaciones geográficas de otros productos competidores y, en general, la
que sea contraria a las exigencias de la buena fe y a las normas de corrección y
buenos usos comerciales;
c)
la publicidad comparativa, es decir, aquella en la que se hace referencia no sólo a los
bienes y servicios propios del anunciante sino a los ajenos con la finalidad de
entablar la correspondiente comparación entre unos y otros, advirtiendo las
ventajas de los propios frente a los inconvenientes del de los competidores. Dicha
modalidad publicitaria
en contraste con la simple publicidad promocional-
encierra riesgos considerables para el empresario aludido en el mensaje
(evidentemente, puede dañar su imagen o reputación), pero también contribuye a
satisfacer intereses del propio mercado y de los consumidores en torno a la
transparencia de los bienes y servicios y de sus cualidades.
Cuando empresarios, ejecutivos de mercadotecnia y publicistas se proponen
desarrollar una campaña publicitaria que sea impactante, original y persuasiva para
incrementar sus volúmenes de venta u obtener un determinado resultado a corto plazo,
deben tener mucho cuidado de no utilizar mensajes que para captar la atención del público
objetivo o para persuadirlo más eficazmente, induzcan a error al destinatario afectando un
determinado comportamiento, como el económico, porque esa práctica se conoce como
"
publicidad engañosa
"; la cual, además de ser muy criticada, controlada y regulada en
muchos países, afecta seriamente la imagen de la empresa ante su mercado y ante la
sociedad en general.
A continuación, se detallan algunos ejemplos y formas que son o pueden ser
considerados (dependiendo de las leyes de cada país) como
publicidad engañosa
:
a)
Mensajes publicitarios que incluyen cláusulas del tipo "oferta válida hasta fin de
existencias" u "oferta válida salvo error tipográfico". Ambos pueden ser
considerados como limitación de la oferta poco clara y confusa para el consumidor,
que queda totalmente sometido a la interpretación unilateral del vendedor o
fabricante vulnerándose la buena fe y el justo equilibrio de las prestaciones en
detrimento del consumidor.
b)
Mensajes que incluyen expresiones ambiguas, desconocidas o con una pluralidad de
significados que dan lugar al riesgo de que el destinatario interprete el mensaje en
un sentido que no corresponde con la realidad.
c)
Utilización de letra pequeña, ilegible o diminuta en los anuncios, con la intención o
no, que el destinatario no los perciba.
d)
Utilización de mensajes que estimulan al comprador a tomar una decisión rápida
pero que no se cumplen.
e)
Inclusión del precio sin IVA en el anuncio, con la intención de que el destinatario
vea un precio más atractivo o menor al de la competencia.
f)
Omisión de datos fundamentales que puedan influir en la decisión del consumidor,
por ejemplo, en cuanto a la peligrosidad, el precio completo, las condiciones
jurídicas, etc.
g)
Realización de promesas que luego no se cumplen, intencionadamente o no; por
ejemplo, la promesa de "entrega en 30 minutos a domicilio" que no es cumplida
por el proveedor bajo el argumento de que "existe sobredemanda del producto" o
que "hubo congestionamiento vehicular".
h)
Exageraciones acerca de los beneficios del producto; por ejemplo, aquellos
mensajes de ciertos productos que supuestamente curan o previenen un sin número
de enfermedades de forma efectiva, o, aquellos productos que tratan la obesidad sin
necesidad de dieta o ejercicios.
i)
Presentación de mensajes publicitarios ante los ojos de los consumidores sin que
éstos puedan identificarlos como tales. Por ejemplo, cuando el mensaje publicitario
se presenta bajo la forma de mensaje informativo, artístico o creativo.