La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  Los presidentes de ficción en el cine norteamericano  Leticia Natalia González González  Universidad de La Laguna  Letnat@gmail.com  Luis Fernando de Iturrate Cárdenes  Universidad de La Laguna  liturrat@ull.es   Palabras claves: presidente, ficción, Guerra de Vietnam, Guerra del Golfo,   Introducción :  Analizando los filmes norteamericanos que incluyen entre sus personajes a presidentes reales o de ficción, se demostrará que hay un antes y un después en cuanto a la forma de presentarlos en pantalla. Nuestro objetivo es hacer ver que hasta la incursión norteamericana en tierras Vietnamitas en 1965, sus presidentes, los reales siempre se presentaron ante los espectadores que acudían a las salas de exhibición, como personajes mitificados, donde sus miserias eran totalmente eclipsadas por la efectividad en sus gestiones y la humanidad de su comportamiento para con los demás. Una vez finalizada la contienda bélica, algo cambio en la mentalidad del pueblo norteamericano y por supuesto en la mayoría de sus realizadores, la desconfianza en sus mandatarios, la vergüenza de ver como uno de sus presidentes era obligado a dimitir, y la mala coincidencia, hicieron que floreciera un cine pesimista. Todos los sueños de cambio que surgieron en la década de los sesenta se frustraron al comienzo de la siguiente década. La aparición de gobiernos conservadores acrecentaron este malestar. Si a esto añadimos la evolución de toda una generación de jóvenes educados en el mayo del 68, en el movimiento hippy, en los movimientos sociales y antirracistas, la liberación sexual etc, que paso de un plumazo a convertirse en los yupis, de las décadas siguientes; es comprensible este cambio de actitud de los cineastas que comenzaron a mostrar multitud de presidentes de ficción fácilmente identificables con algunos mandatarios contextualizados en la época en la que se rodaron estos filmes. Es de vital importancia este razonamiento porque nos ayudará muchísimo a entender la historia reciente de Los Estados Unidos. El cine se convierte en un espejo de su política interior y exterior, de los miedos del pueblo, de sus ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                       Página 1  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  frustraciones, de sus deseos, en definitiva, un espejo de la sociedad donde el séptimo arte es capaz de mostrar sin tapujos toda su cultura social, política y religiosa..  1- De la crisis de los misiles a la primera Guerra del Golfo En plena etapa post kennedy se desarrolla “Punto límite”, película de política ficción dirigida por Sydney Lumet en 1964. Durante la visita del senador Raskob a una de las bases del Mando Aéreo Estratégico en Omaha, se produce una alarma que obliga a los bombarderos estadounidenses que están en el aire a dirigirse con su carga hacia una ciudad soviética. Con esta premisa en la que la desgracia en forma de guerra nuclear amenaza a todo el planeta un presidente muy humano encarnado por Henry Fonda se ve obligado a lanzar una bomba atómica en su propio país para evitar el fin de la humanidad. Sin duda a los norteamericanos les gusta ver a sus presidentes en situaciones extremas y esta sin duda la mayor de todas. La premisa parece plantearse más como una comedia que como una posible realidad, sin embargo Sydney Lumet especialista en poner el sistema judicial y político norteamericano en el ojo de huracán (véanse ejemplos como “Sérpico”, “El príncipe de la ciudad”, “La noche cae sobre Manhatan” o “Distrito 34”), se esfuerza y mucho en que nos creamos esta historia. El filme de Lumet trató de presentar de una forma seria las consecuencias de un fallo en el sistema nuclear norte americano, visto desde la perspectiva actual resulta bastante infantil e increíble, nunca un presidente sea americano Ingles o Frances volvería sus armas contra su propio país, aunque sea para evitar una confrontación de mayor envergadura. Esto lo entendió perfectamente el realizador Neoyorkino Stanley Kubric que ese mismo año realiza su “Doctor Strangelove” traducida en nuestro país como “Teléfono rojo ¿volamos hacia Moscú?”. A Kubrick no le entraba la idea de que u n coronel, al mando de una base militar y tras un ataque de locura decidiese atacar la Unión Soviética. Esta fue la razón por la que decidió realizar una comedia. Para el papel de Presidente de los Estados Unidos eligió a un actor británico especializado en comedias Peter Sellers, el célebre inspector Clouseau de “La Pantera Rosa”. Sellers interpreta además al Comandante Mandrake y al mismísimo doctor Strangelove, un científico nazi en silla de ruedas que trabaja para el Pentágono en sus oscuros asuntos. La película es una burla al Macartismo y a la obsesión que este tenía hacia el comunismo, pero tampoco deja a estos muy bien que digamos, en el filme de Kubrick no deja títere con cabeza, ni siquiera el presidente de los estados Unidos que intenta por todos los medios parar la catástrofe, aunque su obsesión es la de no pasar a la historia como un nuevo Hitler, además no ve con malos ojos el siniestro plan del doctor Strangelove para asegurar el futuro de la humanidad tras el desastre nuclear.
ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 2  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  Sellers intenta mantener la compostura en su papel del presidente Merkin Muffle las conversaciones que mantiene con su homologo Ruso son memorables, así como las que lleva a cabo con su cúpula militar. Al tratarse de un presidente de ficción bondad o maldad no tienen mayor relevancia aunque sin duda es en la década de los noventa donde los presidentes de ficción se sitúan en los dos extremos, o se trata de mandatarios honestos preocupados por la situación de su país y la del mundo en general o se tratan de psicópatas e incluso asesinos que se protegen en el poder para llevar adelante sus oscuros planes. Kubrick se sirvió de la comedia para reírse del poder y todo lo que implica, control de la información, corrupción dominio de los diferentes estamentos de la sociedad, utilización de la fuerza por las armas etc etc Antes de que los marines desembarcaran en las playas de Danang el 3 de agosto de 1965, el cine político norteamericano aparecía bastante condicionado por la mitificación de sus presidentes reales y cuyas biografías eran relativamente frecuentes en la gran pantalla, podríamos ver ciertos matices de corrupción en el entorno presidencial, pero los máximos representantes de la nación siempre salían indemnes. Daba igual que el presidente fuera de ficción y que no se semejara con ningún mandatario de la casa Blanca. En 1962, la crisis de los misiles en cuba había propiciado el tipo de películas de las que hablamos, pero había otras, que rodadas en ese instante o pocos años antes hacían presagiar, la tensión motivada por el alza de hostilidades entre soviéticos y americanos fruto de la guerra Fría, entre estos filmes destacamos Tempestad sobre Washington de Oto Preminger 1962. Si tuviéramos que utilizar una sola frase para definir todo el argumento de esta película la frase sería, todo vale para desacreditar al contrario. Esta es probablemente la mejor película de política ficción rodada desde el nacimiento del cine hasta nuestros días. Tenía todo a su favor, un magnífico guión basado en un best sellers que ocupó durante muchas semanas el numero uno de ventas en los Estados Unidos, también contaba con un realizador de la talla de Preminger al que le reconocemos grandes obras como Éxodo ”,  Rio sin retorno  y las inolvidables Laura  y Anatomía de un asesinato . Los mejores actores del momento como Henry Fonda, Walter Pidgeon, Gene Tierney o Charles Laugthon. Como compositor de la Banda sonora estaba Jerry Fielding, el músico preferido de Sam Peckimpah acompañando a unas imágenes donde la espectacular fotografía en blanco y negro iluminaba esta historia de intrigas, corruptelas y también honestidades. Tempestad sobre Washington se estrena cuando el presidente Kennedyl lidia con los halcones del pentágono para evitar una confrontación nuclear con la unión Soviética. La presentación de este filme nos cuenta como el presidente de los Estados Unidos, (Franchot Tone), designa aun secretario de Estado, (Henry Fonda) La conmoción que se produce entre las filas de su propio partido y de la oposición, se acrecientan con la decisión de convocar La Comisión de Investigación del Senado. El nudo del filme gira en torno a las intrigas
ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 3  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  palaciegas, todo vale con tal de conseguir los intereses particulares y partidistas. El desenlace es el destino del nuevo Secretario de Estado. Destaca la presencia del genial Charles Laughton. Su papel de senador de Carolina, representa al perfecto león de la política conservadora del sur. Preminger narra como nadie la condición humana de los personajes. Sus esposas, amantes, hijos o secretos inconfesables. Todo ello para mostrar sus flaquezas y debilidades, Cuanto más vulnerables parecen los personajes mas icreíbles nos resultarán en la pantalla. A pesar de mostrar miserias, envidias, viejos rencores, persecuciones por condiciones sexuales etc. El filme refleja muchos personajes positivos de las altas esferas, sobre todo aquellos muy cercanos al mandatario número uno, es esto una de las grandes diferencias de la visión de la política en el cine de los sesenta en comparación la etapa post-Vietnam.  1-1 Golpe de Estado  Son muchas las películas que intentan mostrarnos unos Estados Unidos vulnerables a los magnicidios, para cambiar las normas de la democracia. Estos filmes basados en la ficción los tenemos desde la década de los cincuenta. "De repente" de Lewis Allen, 1954, es el intento de asesinato del presidente de los Estados Unidos cuando pase por el pueblo del que toma título el filme. Al mando de este grupo de facinerosos se encuentra un jovencísimo Frank Sinatra en su primera película como protagonista. Posteriormente demostró ser además de un gran cantante un gran actor Su posterior actuación en "De aquí a a la eternidad" de Fred Zineman le consagró en la gran pantalla. Starling Heyden es el héroe que impedirá las siniestras intenciones de Sinatra y su banda. La película fue vista por Lee Harvey Oswald unos días antes del atentado de Dallas. Frank Sinatra gran amigo del presidente retiro la película que no pudo verse en varios años. Siete días de mayo de John Frankenheimer, fue realizada justo 10 años después (1964). Los Estados Unidos, bajo el mandato presidencial de Lyman, de nuevo un soberbio (Henry Fonda) acaban de firmar con la Unión Soviética un tratado de reducción de armamentos. Esta medida pacifista no es acogida con absoluta unanimidad. Parte del pueblo se rebela, y algunos sectores políticos y dirigentes son partidarios de anular el tratado y aumentar el armamento. Burt Lancaster interpreta magníficamente a un héroe de guerra y un auténtico halcón del Pentágono que de forma oscura intenta dar un golpe de Estado, Kirk Douglas interpreta a un Tte Coronel gran admirador de Lancaster, pero con un sentido de la democracia muy arraigado, que le hace actuar conforme a la ley, a pesar de que sus ideas no estén al cien por cien con las del Presidente. Sin duda se trata de un filme interesante que refleja perfectamente el estado de opinión existente durante la crisis de los misiles. ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 4  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  El asesinato de su gran amigo el presidente John F. Kennedy provocó que Frankenheimer cayera en una depresión que empeoró significativamente en 1968, también le afectó terriblemente el asesinato del presidente del senado y hermano del mandatario, Robert F. Kennedy. Esta situación lo llevó a caer en el alcoholismo. Su filme ha quedado para la historia como un reflejo de la situación que debió vivir Kennedy durante aquellos históricos 13 días. En plena Guerra de Vietnam, dos años antes de que los Marines abandonaran Saigón, se rueda "Acción Ejecutiva" de David Miller. Con Burt Lancaster y Robert Ryan 1973. Esta película de política Ficción narra un hecho real como fue el asesinato de Kennedy con una hipótesis sobre la conspiración que el propio Oliver Stone, dice que su JFK (1991) es una continuación de este interesante Trhiller. Un grupo de mercenarios planea el asesinato del presidente. Resulta igualmente curioso que el filme de Stone se rodara cuando hacía pocos meses que las tropas de la Coalición liderada por el General Norman Schwarzkopf, entraran en territorio de Iraq. Es como si quisiera hacer ver que comenzaba una etapa oscura en las políticas de pasillo en La Casa Blanca. Dos años después de acabada la confrontación con los vietnamitas, Robert Aldrich dirige Alerta misiles (1977) con Burt Lancaster, Richard Widmarck y Charles Dunning en el papel de un recientemente llegado a La Casa Blanca presidente de los EEUU de nombre David T. Stevens . A raíz de sus manifestaciones sobre la guerra de Vietnam, un ex general de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, es enviado a prisión, en 1981. Para cerrarle la boca se le acusa de un asesinato. El general logra escaparse y ayudado por un grupo de fieles subalternos, toman el control de una base nuclear, amenazando con activar 9 misiles e iniciar una guerra nuclear. Sus peticiones son en apariencia sencillas, invita al incipiente presidente de la nación que desclasifique como secretos unos documentos, que revelarán los verdaderos motivos por los que se empezó aquel horror en Vietnam. Lo más interesante de este filme es que nunca vemos esos papeles y ni siquiera nos dan una pista de su contenido, pero el comienzo de las sospechas sobre ocultación de información relevante para el pueblo de los estados Unidos, era algo que empezaba a mellar en círculos culturales que se manifestaron sobre todo en la novela y en el cine. La película fue realizada en esta etapa de pesimismo, por lo que no es de extrañar, que el querido presidente de los estados Unidos, muera en el intento de rescate que se produce por las fuerzas especiales. También se ha eliminado a los posibles presidenciales incómodos para ciertos poderes oscuros. Taxi Driver, Martin Scorssese 1976. Escrita por Paul Schrader, este clásico drama de los años setenta es un estudio de la psicosis individual y un análisis agudo de la violencia latente de la era de Vietnam. Todo ello, enmarcado por el protagonismo de los medios de comunicación, responsables en gran medida de la salida de las tropas americanas de Vietnam. No olvidemos que la guerra se perdió en las mesas de ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 5  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  redacciones y en los programas informativos de la televisión. Los norteamericanos podían ver en los noticieros de las seis de la tarde en televisión, como sus hijos eran transportados en bolsas de plásticos a los helicópteros desde el mismo campo de batalla. Estos mismos medios, en la película de Scorssese fueron los responsables de convertir en héroe a este psicópata que juega peligrosamente a ser un justiciero. En esta historia, el ex marinero Travis Bickle (Robert De Niro) trabaja el turno de noche conduciendo su taxi por una decadente Nueva York de mediados de los setenta. Travis ha escogido este trabajo porque padece insomnio. En sus paseos nocturno, solo desea limpiar de escoria humana la ciudad de Nueva York, de la misma forma que la lluvia que empaña los cristales de su taxi limpia la mugre acumulada durante días. Travis no puede conectar con nadie, ni siquiera con otros taxistas como Wizard (Peter Boyle). Más adelante, se encapricha con una chica insípida y rubia que trabaja para una campaña política, Betty (Cybill Shepherd), que accede a una cita para después rechazarlo cuando éste la lleva sin ella saberlo a ver una película pornográfica. Nuestro protagonista es incapaz de distinguir lo correcto de lo incorrecto, su código moral está escrito en una mente enferma que le hace comportarse como un héroe en apariencia, ocultando un lado oscuro y peligroso. Tras un encuentro con un malévolo pasajero (interpretado por Scorsese), Travis, cada vez más paranoico comienza a prepararse (y a armarse) para su soñado destino, una misión que pasa del asesinato de Charles Palatine, el candidato para el que trabaja Betsy, a la "redención" violenta en la figura de Iris (Jodie Foster), una prostituta adolescente, a la que salva de las garras de su proxeneta (Harvey Keitel). Scorsese y Schrader estructuran esa misión insertando al protagonista en la tradición de los mitos heroicos, al tiempo que expone los fundamentos obsesivamente violentos de dicha mitología. Sin embargo, el pasado militar de Travis y el intento de asesinato, así como las tópicas intervenciones políticas que hace Palatine, sitúan a Taxi Driver en el contexto histórico de los Estados Unidos de los setenta. Ronald Reagan tomo el poder en 1982. Hasta ese momento el pueblo americano estaba condenado a una etapa de gran pesimismo. Los años sesenta se presentaron my prometedores. Grandes cambios políticos, culturales y sociales, "mayo del 68", movimiento Hippie , etapa de liberación sexual , lucha por los derechos civiles . Parecía que el mundo iba a cambiar, sin embargo los setenta se presentaron muy pesimistas, se perdió la contienda en el sudeste asiático, la crisis en la embajada Iraní a finales de la década se resolvió con un fracaso estrépitos en el intento de rescate por parte de la delta forcé, la tibieza en la política internacional mostrada por Jimmi Carter, todo esto había llevado al país a una etapa de hondo pesimismo que su cine mostró en infinidad de filmes. Cuando a un faltaba un año para que Ronald Reagan tomara el poder, Brian de Palma realiza “Impacto” (1981), en este filme nos cuentan cómo. Terri, (John Travolta) un ingeniero de sonido que trabaja en películas de terror baratas, ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 6  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  observa una noche, mientras graba efectos sonoros, cómo un coche en el que viaja una pareja cae desde un puente a un río. A pesar de sus esfuerzos, sólo consigue salvar a la chica. Cuando Terri descubre que el fallecido era un candidato a la Presidencia y recuerda haber escuchado un disparo antes del accidente, empieza a sospechar que fue un atentado. Intrigas palaciegas realizadas por uno de los directores más críticos con la política oficial de la Casa Blanca, recordemos sus muy criticados filmes “Corazones de Hierro” 1989 y “Redacted” 2007. Ambos filmes tratan sobre los excesos de las tropas americanas en sus contiendas bélicas, la primera en Vietnam y la segunda en la guerra del Golfo.  2- La mujer del presidente es el objetivo.  Todos somos conscientes de la violencia que se ha ejercido sobre los presidentes norteamericanos, muchos han sucumbido por disparos realizados por pistoleros que en la mayoría de las ocasiones han muerto dejando un sin fin de preguntas sin resolver. Después de Vietnam, la mayoría de los presidentes americanos han sufrido atentados, todos recordamos el de Ronald Reagan, los disparos de un loco a la Casa Blanca en época de Bill Clinton y hace unos días el de un francotirador también a la Casa Blanca con un Obama ausente que se encontraba a miles de kilómetros.  De las primeras Damas no sabemos apenas nada de intentos de asesinato, pero el cine nos ha dejado auténticas perlas, sobre todo después de la Primera Guerra del Golfo. "Tess y su guardaespaldas" de Hug Wilson, 1994. Una pareja formada por la veterana Shirley MacLaine y Nicolas Cage, en una ajetreada y simpática comedia, bajo las órdenes del director de "Loca academia de policía" y "El club de las primeras esposas". La especial relación entre una cabezota e incontrolable, antigua primera dama de los Estados Unidos, Tess Carlisle (MacLaine), y Doug Hugh (Cage), jefe del servicio de seguridad que tiene asignada su vigilancia. Doug, cansado de las excentricidades, los caprichos y el complicado carácter de la dama, ha pedido encarecidamente que lo cambien de destino, pero Tess se las ingeniará para que se quede con ella de forma permanente, como es natural, el intento de atentar contra ella será la solución a los problemas de incompatibilidad entre ambos personajes A Finales de esta década, en 1997, se estrenan dos filmes de factura muy diferente. El primero de ellos es "Chacal", ese flojo remake de la maravillosa obra de Fred Cinema y que dirigió el poco hábil Michael Caton-Jones .La película nos traslada de la Francia descrita por Zinneman a Los Estados Unidos de America y de la década de los sesenta a la frontera del siglo XXI. Para rizar aun más el rizo el engaño no está en la gran habilidad demostrada por Chacal un poco creíble Bruce Wilis, que se aleja bastante del personaje escrito ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 7  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  por Frederick Forsyth y que interpretó con maestría y solvencia Edward Fox. Willis repite el papel del asesino que sólo se le conoce por el pseudónimo de Chacal, es contratado por un jefe de la mafia rusa para eliminar a un alto mandatario de gobierno de los Estados Unidos. El motivo no tiene nada que ver con la política, en esta ocasión se trata de una venganza. El director del FBI, Carter Preston (Sidney Poitier) se ayuda de Valentina Koslova, (Diane Venora), una oficial de la inteligencia rusa, ambos tendrán que descubrir quién es el objetivo y evitar el fatal desenlace. Para ello contarán con la aportación de Declan Mulqueen, un antiguo activista del IRA, que es capaz de pensar como el asesino. Se trata de una absurda historia, que nos lleva a un final inesperado. El objetivo es la primera dama de Los estados unidos. La segunda película con atentado a la primera dama viene de la mano de un veterano de La Guerra del Golfo. "Se busca" de David Hogan 1997. Una película de acción en la que nuestro héroe es condenado por haber asesinado a un oficial, no le queda otro remedio que aceptar una peligrosa misión que consiste en acabar con un industrial que trafica con biotecnología mortal. Todo resulta una trampa para inculpar al ingenuo soldado del asesinato de la primera dama de los estados unidos. En esta ocasión el filme paso prácticamente desapercibido en la gran pantalla, Después del 11-S surge un curioso film dirigido por un gran guionista y en ocasiones gran realizador, "Spartan" de David Mamet 2003. Robert Scott (Val Kilmer) es militar y forma parte de un hermético equipo de operaciones especiales. Es reclutado para buscar a Laura Newton (Kristen Bell), la hija universitaria del Presidente. Para llevar a cabo su misión, se le asigna un equipo especial compuesto por asesores del presidente, miembros del Servicio Secreto, del FBI y de la CIA, Scott y su compañero Curtis, descubren una red de trata de blancas que podría tener algo que ver con la desaparición de Laura. La misión se complica cuando descubren las ambiciones políticas de algunos altos funcionarios que podrían saber más de lo que cuentan sobre la desaparición de Laura. Scott y Curtis están a punto de dar con ella cuando la misión termina repentinamente debido a unos artículos publicados en la prensa informando de su muerte. Scott reanudará su vida tranquila en el campo en espera de su próxima misión. Sin embargo, Curtis no es capaz de abandonar el caso y se encuentra con Scott para contarle que cree que Laura sigue viva. Y si es así, significa que existe una conspiración de muy alto nivel. Su investigación extra oficial les colocará a él, Scott y la chica en el punto de mira de un grupo muy peligroso. Todas estas intrigas no son fruto de la casualidad, estamos en un momento de la historia contemporánea donde el mundo de la cultura ve de una forma muy crítica, la política interior y exterior norteamericana. Mamet, es crítico en sus opiniones personales y lo refleja en sus películas.  
ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 8  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación  Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  3-Corrupciones, mentiras y muchas películas  Siguiendo la línea de "Tempestad sobre Washington", es decir, filmes donde las alcantarillas del Estado quedan mostradas sin tapujos. Surgen una serie de películas que ponen en la picota al mismo Presidente de Los Estados Unidos. La mayoría de estos filmes son posteriores a Vietnam y abundan después de la primera Guerra del Golfo. La mentira, el engaño por parte de los mandatarios son los focos principales de sus argumentos, algunos de estos filmes han gozado del favor del público aunque no de la crítica. “Peligro Inminente” de philipe Noice 1994. Harrison Ford interpreta  al intrépido agente de la CIA Jack Ryan en este nuevo éxito de los productores de Juego de Patriotas . Cuando el almirante James Greer (James Earl Jomes) cae gravemente enfermo, Ryan es nombrado subdirector de la CIA. Su primera misión: investigar el asesinato de uno de los amigos personales del presidente, un importante hombre de negocios secretamente conectado con el tráfico de drogas colombiano. Pero sin que Ryan lo sepa, la CIA ha enviado una fuerza paramilitar, dirigida por el temible Sr. Clark, (Willem Dafoe) contra el cártel de la droga colombiana. La misión parece desarrollarse con éxito, pero al tiempo las unidades militares dejan de recibir el apollo de La casa Blanca. Atrapado entre dos fuegos, Ryan decide arriesgar su carrera y su vida por la única causa en la que aún cree, la verdad. Esa verdad le lleva hasta las selvas Colombianas, donde tratará por todos los medios de salvar al diezmado grupo de operaciones especiales que ha sido abandonado por los burócratas de Washington. Los asesores del Presidente piensan que las operaciones en el país sudamericano puedan salpicar su imagen pública. El Presidente Bennett (Donald Moffat) mantendrá una acalorada discusión con Jack Ryan, donde le tratará de persuadir para que no hable en el congreso. El analista de la CIA, no soporta las mentiras del mandatario y le reprocha su falta de ejemplaridad al pueblo americano. Este filme, es un ejemplo claro de la importancia que tiene para el pueblo norteamericano la sinceridad de sus mandatarios. Desde los acontecimientos de Watergate, la sinceridad es algo que se le supone al presidente de la nación más poderosa de la tierra, por ello en los filmes donde alguno de ellos miente, la reacción de los personajes positivos, donde el pueblo llano puede identificarse es enérgica brutal para castigar este comportamiento. En 1996 Cliff Robertson interpreta a uno de los más corruptos presidentes americanos que uno podría imaginarse. Se trata de “Rescate en Los Angeles”. Y se presenta como un fanático católico y demagogo a ultranza. Este filme vuelve a presentarnos al personaje de Snake Plissken (Kurt Russell), que sigue mostrándose más como un pistolero de serie B que como un héroe del futuro. Carpenter siempre ha tendido a plasmar en sus trabajos las corruptelas nacionales y sus vinculaciones con las diferentes políticas gubernamentales. Los ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 9  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  Ángeles se ha convertido en un antro de seres sin esperanza, totalmente vacios y hambrientos de poder. Cuentan con un líder con aspecto muy similar al del Che Guevara. A la vez, el gobierno de los Estados Unidos es una dictadura al mando de un loco visionario. Sin duda el personaje del presidente es bastante más negativo que el que nos presentó en la primera entrega de esta saga. “Rescate en Nueva York”, donde el presidente de los estados unidos está interpretado por el actor Donal Plasence. En este mismo año surge Poder absoluto  de Clint Eastwood. 1996. Luther Whitney, un especialista en grandes robos, planea desvalijar la mansión de un magnate que se encuentra de vacaciones en el Caribe. Sin embargo, la mujer de la víctima aparece inesperadamente, y Whitney es testigo involuntario de un asesinato que involucra al presidente de Estados Unidos, a su jefe de gabinete y a dos agentes del Servicio Secreto. Pero, ¿a quién puede acudir un criminal para acusar a un asesino que se esconde en el interior mismo de la Casa Blanca?. Gene Hackman es el presidente Allen Richmond, un hombre sin escrúpulo capaz de traicionar a sus amigos, de ocultar un homicidio y de engañar al pueblo americano. Como es de suponer, sufrirá un justo castigo que le llegará de la mano del amigo traicionado. Eastwood un realizador polifacético, capaz de exponer el filme más reaccionario, para mostrarnos a continuación otro de corte humanista. Muchos afirman que su cine se parece mucho al de John Ford, en cuanto a la técnica narrativa, nosotros tenemos nuestras dudas, pero en cuenta a esa visión humanista en muchos de sus filmes, no nos cabe la menor duda. Pánico Nuclear de Phil Alden Robinson (2002). es antecesora de Peligro Inminente y Juego de Patriotas, aquí vemos a un jovencísimo Ben Afleck haciendo de Jack Ryan antes de contraer matrimonio. El presidente de los EEUU está interpretado por (James Cromwel) como Robert 'Bob' Fowler ”. Esta película es posterior al 11-S, ello fue la causa de que su guión se viera modificado, no podemos olvidar que tras el criminal atentado, la sensibilidad hacía los árabes estaba a flor de piel, y por ello no se debía incrementar el malestar con un filme donde los terroristas árabes se hicieran con un artefacto nuclear que harían estallar en la Superboll y con la presencia del presidente de los Estados Unidos. Tom Clanci, autor de la novela, narraba su historia contando como una bomba nuclear desaparecida en 1973 tras la caída de un avión militar israelí, era recuperada treinta años después por terroristas musulmanes. Un tema apocalíptico como este, no era la mejor medicina para cerrar las heridas del 11M y menos con la afiliación de los terroristas, por ello en la versión cinematográfica se eligió transformarlos en terroristas neonazis. La nueva entrega del agente Jack Ryan se intensifica con un cambio político en la unión Soviética. El nuevo mandatario, no despierta mucha confianza en Washington, por ello cuando el artefacto estalla, y el Presidente se salva de milagro, la tensión y el deseo de ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 10  
Actas III Congreso Internacional Latina de Comunicación Social III CILCS Universidad de La Laguna, diciembre 2011  venganza por parte de los Estados Unidos, ponen en peligro a toda la humanidad. De nuevo Ryan tendrá que intervenir demostrando a su presidente que no se trata de un ataque Soviético sino de una conspiración de terroristas centroeuropeos.  4- Peliculas que parecen involucrar a Bill Clinton. La cortina de humo  de Barry Levinson 1997. El Presidente de los Estados Unidos interpretado por (Michael Belson) es acusado por una menor de cometer abusos sexuales. Pronto será la reelección, por lo que hay que tomar medidas drásticas y eficaces. Por ello, uno de sus más cercanos asesores idea un rocambolesco plan, inventarse un conflicto bélico en Albania para distraer la atención del caso, se trata de una cortina de humo que distraiga al electorado. Los asesores deciden contratar a un director de cine para que desarrolle la idea. Luego el presidente resolverá el conflicto ante las cámaras y asunto solucionado. Primary colors  de Mike Nichols (1998). Jack Stanton es gobernador en un estado sureño indeterminado que decide presentarse a las elecciones presidenciales rodeado de un equipo de asesores impecable. Cuando se descubre que ha dejado embarazada a la hija de su mejor amigo, un afroamericano, sus asesores deberán dedicar todos sus esfuerzos a arreglar el asunto. La novela apareció publicada en 1996 con el título de la película pero se desconocía el nombre de su autor. Cuando se descubrió que era el periodista del Washington Post Joel Klein fue despedido y ahora trabaja para The New Yorker. Obviamente, el problema radica en el gran parecido de la historia con los problemas que aquejaban en aquellos momentos al Presidente Bill Clinton. Realizada por Mike Nichols, director de grandes éxitos como Quien teme a Virgina Woolf? , El graduado , Armas de mujer , A propósito de Henry ” o “U na jaula de grillos , la película, presentada en la sesión inaugural del festival de Cannes 1998, tiene como protagonista a un John Travolta, caracterizado de forma asombrosa como Clinton, y le acompaña la sobria actriz Emma Thompson. Estas dos películas resultan muy especiales, pues el parecido con la realidad no es pura coincidencia. Clinton se presentó a un segundo mandato coincidiendo con la llegada a Las Casa Blanca de una becaria llamada Mónica Lewinski, licenciada en Psicología y que muy pronto se haría popular en los medios de comunicación de todo el mundo. Está demostrado que el presidente y la becario tuvieron encuentros sexuales y esto llevo a que el fiscal acusará a Clinton de once graves delitos merecedores de un proceso de impugnación. Tras un largo proceso con infinidad de testigos y con el morbo de un vestido manchado de semen del presidente, el 12 de febrero de 1999, la cámara alta ISBN - 13: 978-84-939337-6-0 / D.L.: TF: 1.111-2011                                                      Página 11  
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin