La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

El nacimiento de la prensa del motor en España. Las primeras ...

De
9 pages

Revista Latina de Comunicación Social. 63 - 2008. Edita: LAboratorio de Tecnologías de la Información y Nuevos Análisis de Comunicación Social. Depósito ...

Publié par :
Ajouté le : 13 avril 2012
Lecture(s) : 22
Signaler un abus
 
Revista Latina de Comunicacin Social 63- 2008
Edita: LAboratorio de Tecnologas de la Informacin y Nuevos Anlisis de Comunicacin Social Depsito Legal: TF-135-98 / ISSN: 1138-5820 Ao 11 –2 poca- Director:Dr. Jos Manuel de Pablos Coello, catedrtico de PeriodismoFacultad de Ciencias de la Informacin: Pirmide del Campus de Guajara -Universidad de La Laguna38200 La Laguna (Tenerife, Canarias; Espaa) Telfonos: (34) 922 31 72 31 / 41 - Fax: (34) 922 31 72 54
Investigacinforma de citarinforme de revisoresagendametadatosPDFCreative CommonsDOI: 10.4185/RLCS-63-2008-794-445-452
El nacimiento de la prensa del motor en Espaa. Las primeras revistas del automvilThe birth of the motor press in Spain. The first car magazines
Dra. Carmen Lpez de Aguileta ClementeC.V.] Profesora del rea de Publicidad y Relaciones Pblicas -Universidad de Vigo -caguileta@uvigo.es
Resumen:La presente investigacin tiene como objetivo realizar una aproximacin histrica al nacimiento de las revistas del automvil en Espaa. Para ello, nos remontamos hasta los primeros aos del siglo XX, momento en que surgieron las primeras publicaciones especializadas en el tema. La aparicin del nuevo medio de locomocin y su rpido desarrollo, junto al creciente inters del pblico en general por los automviles, favorecieron la aparicin de un nuevo tipo de publicaciones y su consolidacin en el mercado, fundamentalmente durante la dcada de los aos veinte y en los aos previos a la Guerra Civil. Para llevar a cabo la investigacin, se ha realizado un vaciado hemerogrfico de publicaciones que guardaban relacin con el deporte en general y con el automvil en particular. Su anlisis posterior nos ha permitido conocer detalles concretos y especficos de cada una de ellas. Palabras clave:nacimiento revistas del motor; revistas especializadas primer tercio del siglo XX; revistas automvil en Espaa; deportes en Espaa; revistas deportivas;El Automovilismo Ilustrado; Espaa Automvil; Automovilismo-Electricidad-Maquinaria; Kinos; Auto-Moto; Stadium; La Velocidad; El Mundo en Auto; Hispano Suiza.
Abstract:The objective of this article is to achieve a historic approximation of the the birth of car magazines in Spain. For this, the research goes back to the beginning of the 20th century when the first specialized publications in this topic arose. The appearance of a new means of locomotion and its rapid develpment as well as the increasing interest of the general public for cars favored the appearance of new types of publications and its consolidation in the market, fundamentally during the decades of the twenties and in the years before the Civil War. To carry out this research an intensive investigation was done in the newpaper library of publications regarding the sport, specifically in cars. Later analysis has allowed us to know specific and conrete details of each publication.
Key Words:Birth cars magazines; specializing magazines the beginning of the 20th century; car magazines in Spain; sports in Spain; sports magazines;El Automovilismo Ilustrado; Espaa Automvil; Automovilismo-Electricidad-Maquinaria; Kinos; Auto-Moto; Stadium; La Velocidad; El Mundo en Auto; Hispano Suiza.
Sumario:1. Introduccin. 2. Metodologa de la investigacin. 3. Resultados. 3.1. Los deportes en Espaa a principios del siglo XX. 3.2. La prensa deportiva y las revistas especializadas. 3.3. El nacimiento de la prensa del automvil en Espaa. Las primeras revistas del motor. 4. Conclusiones. 5. Referencias
Summary:Introduction. 2. Methodology. 3. Results. 3.1. The sports in Spain at the beginning of the 20th century. 3.2. 1. The sports press and the specializing magazines. 3.3. The birth of the car press in Spain. The first cars magazines. 4. Conclusions. 5. References.
1. Introduccin
Las revistas deportivas y del motor conforman hoy en da un segmento muy importante del mercado espaol, ello es debido, fundamentalmente, por elevado nmero de ttulos que lo componen ms que por el volumen de ejemplares que se venden (OJD 2008). Sin embargo, esto no ha sido siempre as.
Entre los aos 1900 y 1936 el mercado del automvil en Espaa no haba alcanzado la dimensin de otros pases, ni desde el punto de vista de la produccin, ni por supuesto tampoco por el nmero de automviles matriculados, y se situaba por debajo del de otros pases europeos como Francia, Inglaterra, Italia o Alemania. Sin embargo, estas circunstancias no supusieron un obstculo para la aparicin y consolidacin de algunas publicaciones que dedicaban una gran parte de sus contenidos al tratamiento del tema automovilstico. A pesar de ello no es fcil encontrar referencias explcitas de estas publicaciones en los textos que abordan la historia de la prensa de forma general, aunque s se hacen eco de otras muchas cabeceras de especialidades y temticas muy diversas. En este contexto nos hemos planteado como objetivo fundamental realizar un acercamiento al nacimiento de las revistas del motor, y ms concretamente a las revistas del automvil.
Las principales dificultades que encontramos en nuestra investigacin parten, en una primera instancia, de la localizacin de
!!! (($(#$'()%'&*$(()#"
 
ejemplares centrados en el tema de estudio, as como de las condiciones en que se encuentran stos. Salvados estos obstculos la sola revisin y anlisis de la prensa finisecular ya permite percibir el inters y la curiosidad que la nueva forma de desplazarse despert, desde sus mismos inicios, entre la poblacin. Se trataba de un invento absolutamente novedoso y del cual se conoca muy poco. Esta circunstancia gener una creciente demanda de informacin, tanto tcnica como mecnica, por parte de los lectores. El pblico quera conocer todos los entresijos que permitan el funcionamiento de los automviles, as como sus detalles tcnicos. En este contexto comenzaron a aparecer en diferentes publicaciones artculos que trataban el tema de forma muy minuciosa, hacindose muy valiosa la colaboracin de expertos y especialistas.
En el ao 1891 la revistaLa Ilustracin Artsticaya dedicaba un amplio artculo ilustrado, dentro de la seccin cientfica, a explicar a sus lectores el proceso de funcionamiento de “Los coches movidos por el petrleo” (Tissandier G. 1891: 766). A medida que pasaban los aos, el tema ya comenz a ser abordado en todo tipo de publicaciones, pero fueron las de contenido deportivo y las de corte magazin, las que dedicaron un mayor espacio al tratamiento del mismo. El incesante crecimiento de automovilistas y de actividades relacionadas con el automvil, que se llevaban a cabo, provocaron un incremento en el inters de los lectores por cuestiones ms especficas y concretas relacionadas con la materia. Todo ello favoreci la aparicin de revistas dedicadas, en su mayor parte, al tratamiento del tema automovilstico desde diferentes perspectivas. Los artculos que aparecan en estas publicaciones hacan referencia a nuevas aplicaciones, al desarrollo y resultados de pruebas automovilsticas, as como a todo tipo de eventos que se llevaban a cabo, y de forma ms genrica al tratamiento de otros aspectos como el ocio, los viajes y los deportes, pero que daban cabida al automvil.
2. Metodologa de la investigacin
Para ahondar en el conocimiento de las primeras revistas del automvil que aparecieron en Espaa durante los aos que transcurrieron en el primer tercio del siglo y, como consecuencia del vaco existente al respecto, ha sido necesario acudir a textos especficos que tratan la historia del automvil y del automovilismo de forma detallada y pormenorizada, as como a la propia investigacin emprica. Esta ltima nos ha obligado a consultar un importante fondo documental, el cual, posteriormente nos ha permitido entrar en contacto con muchas de las revistas existentes durante aquel perodo. Esta circunstancia nos ha facilitado el conocimiento de las cabeceras ms importantes, as como profundizar en algunos detalles relativos a las mismas, como el nombre y el subttulo, el ao de aparicin, la periodicidad, el precio, etc.
Para presentar los datos obtenidos en la investigacin, en primer lugar realizaremos una breve contextualizacin de la aficin y de la prctica deportiva existente en Espaa en los primeros aos del siglo XX. Asimismo, realizaremos una aproximacin a las principales cabeceras deportivas existentes en nuestro pas, para concluir con un acercamiento y exposicin al nacimiento y aparicin de las cabeceras del motor y del automvil ms destacadas a nivel nacional en aquel periodo.
3. Resultados de la investigacin
3.1. Los deportes en Espaa a principios del siglo XX
Durante el siglo XIX apenas se practicaba en Espaa ningn deporte y, slo en las ltimas dcadas del siglo y durante los primeros aos del siguiente, el pblico comenz a interesarse y a realizar algunos de ellos. La mayor parte de los “sports”, ms populares hoy en da en nuestro pas, comenzaron a practicarse como consecuencia de los nuevos aires llegados, en su mayor parte, de Europa.
La prctica deportiva, al igual que ocurri en otros muchos mbitos de la vida espaola, se reparti de forma desigual entre las distintas edades y clases sociales. Los nobles, se entregaron a la caza, al tenis, a las carreras de caballos y al polo. Los jvenes ms audaces y pudientes a la vela, al automovilismo, al rugby y al foot-ball y las clases ms populares al ciclismo y a las carreras pedestres.
“Los jvenes recin llegados de realizar sus estudios en el extranjero probaban con el rugby, el yatching y el boxeo. Los solares de las ciudades, se llenaron de jvenes que practican un nuevo deporte que se llamaba foot-ball, ataviados con un pantaln corto y grandes botas. Por su parte, los obreros y estudiantes organizaban los domingos carreras de bicicletas, que durante la ltima dcada se convirtieron en el deporte de moda. Tambin se generaliz la organizacin y la competicin de carreras pedestres y de otros deportes como las carreras de automviles. As leemos se comenta con asombro que unos seores embutidos en guardapolvos y protegidos sus ojos con grandes gafas, guiando detonantes autos, intentan alcanzar velocidades de ¡cincuenta kilmetros a la hora!” (Daz L. y Lpez Mondejar, P. 2001: 79).
A medida que avanzaba el siglo, los deportes y la aficin a los mismos se afianz cada vez ms, tanto entre los aficionados como entre los profesionales. Paralelamente adquirieron un gran auge algunos espectculos deportivos como los toros, el boxeo, el ftbol, el tenis, las carreras de caballos, el ciclismo, el automovilismo, etc. Al carcter, en ocasiones, elitista de algunos de estos deportes, tambin se sum su naturaleza de moda importada, no slo en la forma de practicarlos sino incluso en sus nombres. De este modo en tan slo dos dcadas la prctica y el inters por los deportes en nuestro pas alcanz un desarroll muy importante, y en 1918 la mayor parte de ellos se clasificaron en dos vertientes diferentes, una para aficionados y otra para profesionales.
A finales de la dcada de los aos veinte la prctica deportiva ya llegaba a todos los rincones de la geografa espaola. Este rpido crecimiento de la aficin deportiva no pas desapercibida para nadie, y en este sentido fue recogida y reflejada por muchos cronistas de la poca, y puesta de manifiesto en diversos artculos del momento.
“En las grandes ciudades como en las poblaciones de relativa importancia, por doquiera que se extienda la mirada, surge a la contemplacin del espectador un campo deportivo. Se han puesto de moda las carreras pedestres y ciclistas, y ya, a cada paso se ven por los paseos a adolescentes que corren entrenndose para esas pruebas. El pugilato, conceptuado como
!!!(($)'('&%$*()(#$"#(
&
 
deporte es brutal, ha adquirido a grandes pasos numerosos adeptos, el automovilismo, la aviacin y el motociclismo, es decir los deportes motoristas van propagndose con pasos firmes, la aficin al alpinismo, as como a los deportes de nieve, progresa de una manera ostensible; y se puede decir lo mismo de otras innumerables manifestaciones como el “hockey”, atletismo en sus diversas variedades, patinacin [sic], golf, lucha, “basket-ball”, polo, “rugby”, natacin, “lawntennis”, aerostacin, etc.” (Acisclo Karag.Catlogo Oficial de la Exposicin Ibero-Americana de Sevilla1929: 223).
3. 2. La consolidacin de la prensa depertiva y de las revistas especializadas
La coyuntura industrial existente en Europa durante la segunda mitad del siglo XIX apuntal cada vez ms el capitalismo burgus, “contexto que, junto con la ampliacin de la democracia poltica y el acceso a la educacin, favorece tanto la formacin de un nuevo proletariado como el ascenso de una capa media. Estos elementos hacen de ellos un nuevo pblico vido de noticias, informacin y distraccin” (Alonso, B. 2007).
La demanda de informacin y distraccin a las que se refiere Alonso, junto al xito alcanzado por algunos “sports” y, sobre todo, el logrado por los deportes espectculo dieron lugar a la aparicin de una gran aficin entre la poblacin. Una cosa llev a la otra y, el inters por informarse acerca de la materia favoreci su tratamiento en distintas publicaciones. De este modo el deporte fue tratado en publicaciones que hasta entonces no haban prestado atencin a las noticias e informaciones que generaban la practica de ellos. En este sentido se expresaba Joaqun Marn al afirmar que “el deporte fue introducido en los diarios al darse cuenta los propietarios de los peridicos del inters que dicha actividad despertaba en los ciudadanos" (en de la Cruz, Juan Francisco 2002).
Pero la informacin deportiva no slo encontr cabida en los diarios, sino que tambin gan su espacio en algunas de las revistas ilustradas ms importantes de la poca comoBlanco y Negro, La Esfera, Mundo Grfico,etc. No obstante, fueron las publicaciones que abordaban el tema deportivo de forma exclusiva, las que dieron una mayor cobertura informativa y dedicaron ms espacio al mismo. Frente al tratamiento genrico que hacan de la materia las primeras, la profusin y profundizacin de la informacin caracterizaba a las segundas. A este respecto se referan Seoane y Saiz al expresar “Al mismo tiempo que se introducen, tmidamente, segn hemos visto, secciones especiales en los diarios, las revistas de espectculos y de sociedad les dedican un espacio en sus pginas y surgen incluso publicaciones exclusivamente deportivas” (1998: 179).
La prensa deportiva encontr un terreno abonado en el que no le fue difcil su proliferacin favoreciendo la aparicin de muchas cabeceras de esta ndole a lo largo de los aos. Su caracterstica fundamental radicaba entonces, al igual que ocurre en la actualidad, en incluir informacin exhaustiva acerca de varios deportes, o de todos aquellos a los que haca referencia en la cabecera y subttulo de la misma. De este modo cada deporte encontraba su espacio para dar informacin de forma completa y especfica, y cada aficin o pblico encontraba su publicacin para informarse. En este contexto la proliferacin de las publicaciones especializadas se produjo de forma rpida y como consecuencia de “una exigencia de la propia audiencia cada vez ms sectorizada y como una necesidad de los propios medios por alcanzar una mayor calidad informativa y una mayor profundizacin en los contenidos. Se trata de lograr una prensa en profundidad" (Fernndez del Moral, J. y Esteve, F. 1993: 53, en Fernndez Obregn, Fco. Javier. 1998).
En este sentido, la especializacin de contenidos junto a la segmentacin de la audiencia han sido, desde los primeros aos de la existencia de las revistas, las principales caractersticas que las definieron, “esta virtualidad para alcanzar segmentos concretos del mercado, segn Jugenheimer, es su ms genuino atributo” (Cabello, F. 1999: 22).
Una de las primeras publicaciones deportivas espaolas que apareci fue la revistaEl Cazadoren el ao 1856 en la ciudad de Barcelona. Posteriormente hubo que esperar ms de dos dcadas para ver surgir otra nueva revista en la materia, y en 1878 lo haca en MadridLa Ilustracin Venatoria. Peridico de caza y pesca, de sport y recreo campestre, de aclimatacin cra de animales domsticos y de cuanto tenga relacin con la agricultura y con los deleites de la vida del campo. A partir de ese momento comenzaron a aparecer, de forma ms habitual, nuevas publicaciones. En 1885 surgi la revistaCrnica de Sport,ilustracin quincenal deportiva,con informacin de carreras de caballos, regatas, tiro de pichn, velocipedismo y noticias de sociedad. En 1887 lo hacaEl Sport Espaol, que contena mucha informacin acerca del ciclismo y de la hpica. Y en el ao 1897 inici su andadura la revistaLos Deportes, revista espaola ilustrada de automovilismo, ciclismo, aviacin dems deportes.Esta ltima ya inclua en su subttulo el tratamiento de deportes relacionados con el motor, como el automovilismo y la aviacin. Posteriormente, en la dcada de los noventa les lleg el turno al semanarioVeloz Sporty E Cardo, esta ltima alternaba el deporte con el arte y la poltica, y se public ente los aos 1894 y 1905.
Siguiendo el camino iniciado por las ms veteranas publicaciones deportivas, con la llegada del nuevo siglo surgieron otras muchas. En 1900 vio la luz en MadridLa Revista Ilustrada de Sportscomenz como semanario que poltico y literario. En 1903 le toc el turno a Gran Vida, revista ilustrada de Sport, que con el pasar de los aos evolucion, sobre todo en sus contenidos, para dar cabida a otro tipo de informacin, y en la dcada de los veinte transform su subttulo por el deRevista ilustrada, turismo, deporte, fotografa.
A medida que la primera dcada del siglo XX avanzaba nuevos deportes fueron adquiriendo importancia, de tal modo que estos eran tratados junto a otros en las publicaciones existentes. En esos aos tambin surgi el primer diario deportivo espaol. El 1 de febrero de 1906, naca en la ciudad de BarcelonaEl Mundo Deportivo.Automobilismo [sic], Ciclismo, esgrima, atletismo, nutica, football, tiro, pelota vasca, hpica, gimnasia, law-tennis, turismo, aerostatacin, con una periodicidad semanal, “para transformarse en diario en 1929” (Daz-Noci, Javier: 2000). En 1910, el mismo ao en que conclua la dcada, tambin surgi el peridico semanalEl Sport, que se publicaba todos los lunes.
La segunda dcada continu con la inercia de aos previos, y en mayo de 1911 surgi la revista quincenalSports.En 1913 le lleg el turno aEspaa Sportivaen Madrid, y ese mismo ao apareca en Sevilla la revistaSport Sevillano. Dos aos ms tarde en 1915, lo hizo elHeraldo Deportivoque con los aos alcanz un gran prestigio y, un ao despus, en 1916 apareci la revistaMadrid-Sport, de nuevo en Madrid.
Posteriormente, los aos veinte fueron testigos de la aparicin de nuevos soportes de carcter deportivo, entre los cules se
!!! )(&'('%($$()*$##"((
 
encontrabanLa Jornada Deportiva. Peridico Ilustrado de crtica e informacin deportiva, cuyo primer nmero apareci el 10 de octubre de 1921. Dos aos despus en 1923 surgiAire Libre, revista semanal deportiva. Y en 1924 le toco el turno a un nuevo diario deportivo, en Bilbao,Excelsiorcon periodicidad diaria desde su primer nmero. En 1926El Diario Deportivo, tras dos dcadas de existencia, cambi su periodicidad pasando de semanal a diaria. Los aos treinta tambin fueron testigos de nuevas apariciones y el 7 de junio de 1932 naci el diario deportivoAs, como semanario (Esteve, F. y Fernndez del Moral, J. 1999: 276- 278).
El inters que despertaba cualquier acontecimiento que se celebraba, por los diferentes puntos de la geografa, relacionado con los automviles provoc que fuera habitual encontrar noticias y artculos referidos al tema, no slo en las publicaciones deportivas sino tambin, incluso, en algunas publicaciones de informacin general, as como en las ms veteranas revistas de sociedad de la poca, -no debemos olvidar que, sobretodo, durante los primeros aos el automvil era un artculo de lujo y por lo tanto estrechamente relacionado con el status social-. Revistas comoGran Vida, La Espaa Sportiva, Heraldo Deportivo, Campen, Sports, Aire Libre, El veloz, El Cardo, La Jornada Deportiva, etc., se hacan eco de todo tipo de noticias relacionadas con los automviles y los automovilistas y, era habitual encontrar entre sus contenidos informacin relacionada con estos.
3.3. Las preimeras revistas del motor en Espaa. EntreEl Automovilismo IlustradoyLa His Suiza
ano
Las primeras revistas del motor surgieron con gran fuerza en Francia durante la ltima dcada del XIX, proliferando de forma imparable a partir de ese momento. El crecimiento de este tipo de publicaciones fue tan grande que antes de iniciar el nuevo siglo, ya existan, en el pas vecino, casi una veintena de ellas.
En Espaa, por su parte, cada ao se incrementaba el nmero de automviles y de automovilistas. Adems cada da que pasaba se sumaban a sus filas nuevos aficionados, los cules demandaban informacin concreta y especfica relativa a diferentes aspectos relacionados con estos. Surgan nuevos modelos de vehculos, se producan importantes avances mecnicos y tcnicos, se celebraban exposiciones y salones, se organizaban muchas pruebas en distintas ciudades y puntos de la geografa espaola, se batan nuevos rcords, etc. En este contexto, una parte del pblico deseaba conocer la mxima informacin posible de todas las novedades y acontecimientos relacionados con la materia, as como otras cuestiones relacionadas con el estado de las carreteras, las nuevas leyes y ordenanzas que se promulgaban, etc. Todo ello favoreci la aparicin de un tipo de publicaciones nuevas, dedicadas exclusivamente o casi en exclusivo al tratamiento del tema automovilstico.
Antes de pasar a la descripcin de las distintas publicaciones es importante que tengamos en cuenta que todas y cada una de ellas estn definidas por unas caractersticas particulares y especficas, especialmente referidas a la duracin en el tiempo de las mismas, a su periodicidad y a sus contenidos. Frente a publicaciones con una breve vida y por lo tanto con muy pocos nmeros publicados, encontramos otras que se extendieron ms de tres dcadas, y en consecuencia cuentan con un importante fondo de ejemplares editados. Respecto a la periodicidad, cabe sealar que unas eran semanales, otras quincenales, mensuales, o incluso trimestrales. Y respecto a los contenidos, indicar que si bien algunas dedicaban sus contenidos, casi en exclusiva al tema automovilstico, otras compartan espacio con otros deportes, temas y mbitos.
El 10 de noviembre de 1899 de la mano de Domingo Tamaro y Roigy, colaborador directo de Emilio de la Cuadra, vio la luz, en Barcelona, la primera revista especializada del automvil con el nombreEl Automovilismo Ilustrado, la cual tena una periodicidad quincenal. Dos aos ms tarde, el 30 de julio de 1901, apareca en el mercado laRevista del Automovilismo, promovida por Gabriel de Casas, pero en su sexto nmero transform su nombre por el deRevista de Automovilismo Electricidad.Sin embargo, no fue este su ltimo cambio, ya que en 1905 daba comienzo una nueva etapa que se iniciaba con otra modificacin de su nombre, el cual fue una evolucin de los dos anteriores, probablemente en un intento de dar cabida y abordar otros aspectos y temticas relacionadas con el tema, as el nuevo nombre adoptado por la publicacin fue el de Automovilismo-Electricidad-Maquinaria. Revista Quincenal de Invenciones Prcticas(f.1).
(f.1)Automovilismo-Electricidad-Maquinaria.Nm.16- Ao III. Barcelona 25 Agosto de 1907
En 1907 el Real Automvil Club de Espaa -RACE-, iniciaba la publicacin de su revistaEspaa Automvil. Revista Tcnica del Automovilismo y sus Aplicaciones Industriales,con una periodicidad quincenal, se publicaba los das 15 y 30 de cada mes (f.2). Esta prolong su vida durante casi tres dcadas, a lo largo de las cules sufri varias transformaciones. El primer cambio se produjo el 15 de junio de 1911, coincidiendo con la publicacin del nº 11, se ampli el nombre con la palabra Aeronutica, quedando comoEspaa Automvil y Aeronutica.La tipografa tambin evolucion hacia formas ms acordes
!!! ((')'%&*(()$(($"$##
 
con los nuevos tiempos, y lo mismo ocurri con la cabecera (f.3). El siguiente cambio se llev a cabo en la segunda quincena de 1928, pero en esta ocasin la transformacin afect al propio nombre de la publicacin, el cul fue sustitudo por el de Kinos(f.4), con el que permaneci hasta su desaparicin al llegar la Guerra Civil.
(f.2)
(f.3)
(f.4)
El 1 de mayo de 1911 apareci la revistaStadium. Revista selecta Ilustrada de Motor, Turismo y Deportes(f.5). Aunque en su subttulo haca referencia tambin al turismo y a los deportes, la mayor parte de sus contenidos estaban dedicados al tratamiento del tema automovilstico. Esta publicacin se convirti, durante muchos aos, en una referencia importante tanto para los aficionados como para la industria automovilstica que insert en ella mucha publicidad. En enero de 1917 apareci en Madrid la revistaEl Motor,de periodicidad trimestral (f.6).
(f.5)
(f.6)
Un ao ms tarde, el 1 de septiembre de 1918 siguiendo los pasos de su homlogo madrileo, el Real Automvil Club de Catalua -RACC- junto al Real Moto Club -RMC- iniciaron, en Barcelona, la publicacin de su revistaAuto Moto. La publicacin catalana tambin tuvo varias etapas diferentes. La primera poca se extendi desde el ao de su nacimiento en 1918 (f.7) hasta 1928, pero en ella hubo diferentes periodos marcados fundamentalmente por cambios estticos en el diseo de la portada. En 1924 se llev a cabo el primero de estos cambios, que afect a la tipografa del nombre y a su presentacin, que aportaron un carcter ms moderno a la misma (f.8). En mayo de 1928 se llev a cabo un nuevo cambio, que la propia revista de nomino como “vida nueva”, que surga con un espritu innovador y con el objetivo prioritario de ofrecer a sus lectores continuidad en su aparicin, ya que las etapas anteriores se haban caracterizado por una irregular aparicin de la misma. En esta ocasin la modificacin no slo afect a la portada sino que tambin se extendi, de forma evidente a su logotipo, a pesar de que el nombre permaneci siendo el mismo (f.9). Posteriormente, en enero de 1932, se puso en marcha la segunda etapa de la revista, tal y como se reflej en la portada de la misma, pero en esta ocasin el cambio afect fundamentalmente al nombre, transformando el inicial por el deHP Auto-Moto. Revista mensual tcnica deportiva de automovilismo, motociclismo & rgano del Automvil Club y del Moto Club de Catalua, (f.10) con el cual permaneci hasta su desaparicin.
(f.8)(f.7) Ao I. Nº 1 – Septiembre 1917 Ao VI. Nº 65 - Enero 1924
!!! #$"#'()%'&$(((()*$(
(f.9)F ebrero 1929
+
 (f.10) Ao I. Nº 1. Segunda etapa 1932
 
En la dcada de los aos veinte, el automvil vivi unos aos dorados, el nmero de automviles matriculados se increment de forma vertiginosa y ello se reflej en toda la prensa dedicada al tema en aquellos aos. No solamente en el nmero de publicaciones, que crecieron de forma considerable, sino tambin en la cantidad de publicidad que stas contenan. Comenz la dcada con la aparicin de una nueva publicacin,La Velocidad,rgano de la Sociedad de Chauffeurs y Aspirantes.
Un ao despus en 1921 surgi la revistaAutomvil Comercio. Revista de la Industria y comercio del Automvil en Espaa. Y al ao siguiente, en 1922, le toc el turno a la publicacinEl Volante. Revista Ilustrada de divulgacin tcnica y profesiona del automovilismo. Esta publicacin, tal y como rezaba en su cabecera era el “Organo oficial de la Federacin de Alquiladores de Automviles de Barcelona y su Mutua Regional de Seguros (f.11). En enero de 1924 apareci la revistaEl Mundo en Auto, de periodicidad mensual (f.12), y en julio de 1925 naci la revistaAutomvil.Publicacin Oficial del Montepo de San Cristbal Chauffeurs de Barcelonatambin mensual (f.13).
(f.11)
(f.12)
(f.13)
A lo largo de toda la dcada y en los aos previos a la Guerra Civil, el automvil alcanz en Espaa una importancia significativa y el deporte automovilstico an ms. El circuito de Lasarte de San Sebastin se haba convertido en un referente nacional e internacional de importantes pruebas automovilsticas. Desde 1923 hasta 1935, con la sola excepcin de los aos 1931 y 1932, en los que no se celebraron prueba alguna, se llev a cabo en el circuito donostiarra la Gran Semana Automovilstica. En l se celebraron los Grandes Premios de Espaa de Automovilismo, as como el Gran Premio de Europa en el ao 1926, situando la cita donostiarra en el gran protagonista espaol del automovilismo.
!!! (($($(*)(')'(&%"$##
'
 
La expectacin y el inters que despertaba el automvil, en aquellos aos, entre el pblico en general contribuy al desarrollo y consolidacin de este tipo de publicaciones, respaldadas por una aficin vida de noticias. Un pblico que no se conformaba con informacin de nuevas marcas y modelos, sino que tambin quera recibir ms informacin acerca de las ms prestigiosas y punteras marcas del momento como Bugatti, Delage, Amilcar, Peugeot, Salmson, Hisparco, o Hispano Suiza, entre otras. Por otro lado, los ms famosos pilotos del momento se haban transformado en grandes dolos, en ases del volante, Nuvolari, Enzo Ferrari, Benoist, Wagner, Bartolomeo Constantini, Jules Goux, Emilio Materassi, o los espaoles, Joaqun Palacios, Oscar Leblanc, entre otros muchos, acaparaban en cada prueba los titulares de la prensa nacional e internacional. Toda la informacin, que se produca en torno al tema, traspas el puro mbito de la prensa especializada, alcanzando, incluso, una amplia repercusin meditica en la prensa de informacin general y por supuesto en toda la deportiva.
Ao tras ao, continuaron apareciendo nuevas cabeceras. En 1925, la marca Hispano Suiza inici la publicacin de su revista francesaLa Hispano Suiza Revue et Bulletin Technique,de la que se haca una versin espaola en Barcelona. Se public desde 1925 hasta 1935, con una periodicidad bianual. Posteriormente, durante algunos aos se publicaron algunos nmeros que se titulaban simplementeLa Hispano Suiza y en 1938 sali un nico nmero de laRevista Tcnica de Orientacin Profesional de Hispano Suiza, IndustriaColectivizada.
En 1927 le toc el turno a la revistaMotor Sport. Revista mensual del motorismo deportivoy a la revistaAutomvil Industrial. Resea quincenal del progreso de los transportes mecnicos defensa y estudio de ellos(f.14).Los escasos seis aos transcurridos, en la dcada de los treinta, previos al estallido de la Guerra Civil espaola, tambin fueron testigos de la aparicin de nuevas cabeceras. En 1930 lo haca la revista mensualHP Revista Tcnica Industrial de Automviles Motorismo y Ciclismo(f.15). Y en 1932, siguiendo los pasos de Hispano Suiza, la marca Ford dio luz verde a la publicacin de una revista especfica de su marca, la revistaFord,de estilo magazin inclua contenidos concretos de la marca y de sus productos, pero tambin artculos relacionados con el ocio, el turismo, etc. (f.16). En 1934, el Automvil Club de Valencia, puso en marcha su publicacin mensualRutas. En enero de 1935 se inici la publicacinAutopistasdesde Madrid. Y en abril de 1936, pocos meses antes del estallido de la Guerra Civil, se edit la revistaAuto.
(f.14)
(f.15)
(f.16)
Por supuesto, junto a las revistas, hasta aqu reseadas tambin se editaron, durante estos aos, otras menos conocidas y de menor duracin comoAuto Nacin, El Chauffeur Espaol, Autotcnica, etc., as como otras muchas repartidas por toda la geografa espaola, pero de difusin autonmica y local como la revista del Autoaeroclub de Galicia en 1930, oAuto-Gerunda. rgano Oficial del Montepo S. Cristbal, Chofers de Gerona y su provincia,en 1935,entre otras muchas. Tampoco debemos olvidar la existencia de otras publicaciones que eran traducciones de revistas extranjeras comoEl Automvi Americano, pero todas ellas desaparecieron del panorama espaol con el estallido de la Guerra Civil.
Adems del importante grupo de revistas que conformaron las revistas del automvil, de aquellos aos, existieron otras publicaciones y documentos de carcter no peridico, como los programas de pruebas, las guas, los lbumes, los anuarios, etc., cuyos contenidos dedicados por completo y en exclusiva al tema automovilstico aportan a la historia del automvil una informacin muy valiosa.
4. Conclusiones
A pesar de que, durante el primer tercio del siglo XX, la industria automovilstica no se desarroll en Espaa del mismo modo que lo hizo en otros pases europeos, y en consecuencia tampoco alcanz la dimensin de stos, la gran aficin que mostr el pblico espaol por todo lo relacionado con el tema deportivo en general y el automovilstico en particular, fue una constante desde el mismo momento de la aparicin del nuevo medio de locomocin. Esta aficin fue, precisamente, la que impulso el nacimiento, desarrollo y consolidacin de la mayor parte de las publicaciones de automviles durante muchos aos.
Las revistas ilustradas fueron las primeras que se hicieron eco de noticias e informaciones relacionadas con el automvil. Desde los primeros aos del siglo las ms importantes revistas ilustradas de la poca se hicieron eco en sus pginas de sociedad de los acontecimientos que se producan entorno al nuevo medio de locomocin, pues no debemos olvidar que los automviles estuvieron ligados, en sus primeros momentos, a las lites sociales. Como hemos comprobado posteriormente comenzaron a aparecer las primeras revistas especializadas del automvil, que evidentemente dedicaban la mayor parte de sus contenidos al tratamiento del tema. Pero a medida que el inters y la aficin del pblico por los automviles y las carreras automovilsticas fue en aumento otras publicaciones como los diarios tambin dedicaron espacio entre sus pginas al tratamiento del tema automovilstico.
!!!#"%$#$(*)(')'(&$(((
%
 
Las revistas del motor fueron apareciendo de forma paulatina y repartidas por todos los puntos de la geografa espaola a lo largo de los aos. En pocos aos estas publicaciones se convirtieron en soportes demandados por pblicos muy concretos, vidos de noticias relacionadas con el automvil. La capacidad de estas revistas para alcanzar a personas muy concretas y en consecuencia segmentar a su pblico no pas desapercibida ni por los editores ni por los fabricantes de automviles y, en muy poco tiempo, estas publicaciones se convirtieron en las ms utilizadas por los anunciantes del sector de la automocin para insertar su publicidad. En este sentido, estos soportes tambin se convirtieron en un valioso archivo visual publicitario de la poca, y su sola consulta se convierte en un magnfico catlogo para conocer las diferentes marcas, modelos y propuestas del momento.
Como hemos podido comprobar aunque la primera revista del automvil vio la luz antes, incluso, que el nuevo siglo, fue la dcada de los aos veinte la que cont con una mayor aparicin y proliferacin de estas publicaciones. Asimismo, tambin podemos afirmar que aunque la aficin automovilista se extendi por toda la geografa espaola, fueron las ciudades de Barcelona y Madrid donde aparecieron un mayor nmero de revistas del automvil. Esto se debi probablemente a que Barcelona fue la cuna del automovilismo y Madrid adems de la capital de Espaa, tambin contaba con la presencia del rey Alfonso XIII, que fue uno de los mayores aficionados y defensores del automvil en Espaa. En este sentido, ambas ciudades mantuvieron su pugna en este sector desde su mismo nacimiento.
5. Referencias
Alonso, B. (2007). "Entre lo popular y lo masivo. Aproximaciones a la prensa moderna".Revista Latina de Comunicacin Social, 62. Recuperado el 12 de enero de 2008 de:http://www.ull.es/publicaciones/latina/200707Alonso_B.htm.
Cabello, Fernando (1999).El mercado de revistas en Espaa.Barcelona: Ariel
De la Cruz Moreno, Juan Francisco (2002). "Periodismo y ciclismo. Perspectivas del papel organizador de la prensa".Revista Latina de Comunicacin Social, 50. Recuperado el 5 de octubre de 2007, en http://www.ull.es/publicaciones/latina/2002/latina50mayo/5012delacruz.htm
Daz Lorenzo. Lpez Mondejar, Publio (2001).Un siglo en la vida de Espaa. Ocio y vida cotidiana en el siglo XX.Barcelona: Lunwerg.
Daz - Noci, Javier (2000). "Los nacionalistas van al ftbol. Deporte, ideologa y periodismo en los aos 20 y 30", en Revista Zer, nº 9, noviembre de 2000. Disponible en Internet en la direccinwww.ehu.es/zer
Esteve Ramirez, F. Fernndez del Moral, J. (1999).reas de especializacin periodstica.Madrid: Fragua.
Fernndez del Moral, J. y Esteve, F. (1993).Fundamentos de la informacin periodstica especializada.Madrid: Sntesis.
Fernndez Obregn, Fco. Javier (1998): Especializacin, futuro del periodismo.Revista Latina de Comunicacin Social, 7. Recuperado el 20 de Octubre de 2000 dehttp://www.ull.es/publicaciones/latina/a/70obr.htm
Karag, Acisclo (1929). La Cultura Fsica Nacional. Los deportes en Espaa.Catlogo Oficial de la Exposicin Ibero-Americana de Sevilla,1929-1930.
Marn, Joaqun J. (2000)."La crnica deportiva: Jos A. Snchez Araujo", en mbitos, Revista Andaluza de Comunicacin, Universidad de Sevilla, nº 5, 2º semestre de 2000,http://grupo.us.es/grehcco/ambitos05/montin.pdf
OJD. Oficina de la Justificacin 2008, consultada el 1 de octubre de 2008, disponible en la web en la direccin http://www.ojd.es/OJD/Portal/revistas_ojd/_4FSXCPOB28NUScGkdvbNlA,
Seoane Mari Cruz, Saiz Mara Dolores (1998).Historia del periodismo en Espaa. El siglo XX: 1898-1936.Madrid: Alianza Editorial.
Tissandier, G. (1891). Coche movido por el petrleo.La Ilustracin Artstica, n 518.
Curriculum vitaeDra. Carmen Lpez de Aguileta Clemente, profesora asociada de la Licenciatura de Publicidad y Relaciones Pblicas de la Universidad de Vigo. Las principales lneas de investigacin seguidas son aquellas que guardan relacin con la historia de la publicidad y del diseo grfico, la publicidad del automvil desde sus orgenes, la identidad grfica y los nuevos medios de comunicacin. Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicacin A Xunqueira, s/n 36050 Pontevedra
986 80 20 11
caguileta@uvigo.es
!!!%&('"##$($(((')(*)$
)
FORMA DE CITAR ESTE TRABAJO EN BIBLIOGRAFAS:
Lpez de Aguileta Clemente, Carmen (2008): "El nacimiento de la prensa del motor en Espaa. Las primeras revistas del automvil", publicado enRevista Latina de Comunicacin Social, 63, pginas 445 a 452. La Laguna (Tenerife): Universidad de La Laguna, recuperado el ___ de ________ de 2_______, de http://www.ull.es/publicaciones/latina/08/37_794_59_Vigo/Carmen_Lopez_de_Aguileta.htmlDOI: 10.4185/RLCS-63-2008-794-445-452
!!! $((*$()(('()%'&#"$#
 
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin