La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Un ciudadano estadounidense detenido siete horas por las autoridades locales tras criticar al gobierno sobre la libertad de prensa

2 pages
Un ciudadano estadounidense detenido siete horas por las autoridades locales tras criticar al gobierno sobre la libertad de prensa PR Newswire TBILISI, Georgia, June 16, 2012 TBILISI, Georgia, June 16, 2012 /PRNewswire/ -- Dos días después de que apareciese en una rueda de prensa en Tbilisi alertando de que la libertad de los medios de comunicación en Georgia estaba siendo atacada por el gobierno de Saakashvili, las autoridades georgianas detuvieron, interrogaron y, supuestamente, empujaron y agredieron físicamente al ciudadano estadounidense Alexander Ronzhes cuando iba a tomar un avión para abandonar Georgia. Rondzhes es accionista del 17 por ciento del proveedor de cable georgiano Global TV, una red de televisión independiente cuyo mayor accionista es Alexander Ivanishvili, hermano de Bidzina Ivanishvili, de la coalición de oposición Sueño Georgiano. El 14 de junio, autoridades georgianas no identificadas que dijeron que estaban afiliadas a la oficina del fiscal de Georgia detuvieron a Ronzhes, que vive en Nueva York, en el Tbilisi International Airport. Tras siete horas de interrogatorio, durante las cuales sostuvo que le dejaron contusiones visibles tras ser empujado a una oficina de seguridad en el aeropuerto, y ser separado de sus abogados georgianos, y tras la intervención directa de los representantes del consulado estadounidense en Tbilisi, Ronzhes fue puesto en libertad.
Voir plus Voir moins
Un ciudadano estadounidense detenido siete
horas por las autoridades locales tras criticar
al gobierno sobre la libertad de prensa
PR Newswire
TBILISI, Georgia, June 16, 2012
TBILISI, Georgia
,
June 16, 2012
/PRNewswire/ -- Dos días después de que
apareciese en una rueda de prensa en
Tbilisi
alertando de que la libertad de los
medios de comunicación en Georgia estaba siendo atacada por el gobierno de
Saakashvili, las autoridades georgianas detuvieron, interrogaron y,
supuestamente, empujaron y agredieron físicamente al ciudadano
estadounidense Alexander Ronzhes cuando iba a tomar un avión para
abandonar Georgia.
Rondzhes es accionista del 17 por ciento del proveedor de cable georgiano
Global TV, una red de televisión independiente cuyo mayor accionista es
Alexander Ivanishvili, hermano de Bidzina Ivanishvili, de la coalición de
oposición Sueño Georgiano.
El 14 de junio, autoridades georgianas no identificadas que dijeron que estaban
afiliadas a la oficina del fiscal de Georgia detuvieron a Ronzhes, que vive en
Nueva York
, en el
Tbilisi
International Airport. Tras siete horas de
interrogatorio, durante las cuales sostuvo que le dejaron contusiones visibles
tras ser empujado a una oficina de seguridad en el aeropuerto, y ser separado
de sus abogados georgianos, y tras la intervención directa de los
representantes del consulado estadounidense en
Tbilisi
, Ronzhes fue puesto en
libertad.
Ronzhes había llegado a Georgia a principios de semana siguiendo un patrón
de acciones del gobierno de Georgia contra Global TV, la mayor emisora de
cable y satélite independiente del país, sobre la cual había reclamaciones por
las autoridades gubernamentales –rechazadas por la red independiente- de
que la emisora de televisión estaba emitiendo ilegalmente, llegando a los
ciudadanos en la frecuencia incorrecta.
El 12 de junio, las compañías de medios georgianas Global TV, Channel 9 y
Stereo+ dieron una rueda de prensa con Ronzhes, que destacó que la
campaña había sido orquestada por las autoridades georgianas contra las
compañías y otros medios de cara a las elecciones del Parlamento de Georgia
previstas para octubre. Durante la rueda de prensa, de una hora de duración,
Ronzhes relató el hostigamiento, detención y abuso por parte de los defensores
de los candidatos a la oposición, los arrestos a periodistas y otros ataques a las
libertades políticas en Georgia, además del patrón de ataques contra Global TV.
Los representantes locales de Global TV que cubrieron a Ronzhes en el
aeropuerto tras su liberación dijeron que fue detenido a las 15.25 h en el
control de pasaportes por cuatro personas que no se identificaron, y que le
dijeron que querían interrogarle sobre un caso de blanqueo de dinero. Les
dijeron que habían sido informados por la Embajada estadounidense, que
estaba todo bien y que podría coger su vuelo. De hecho, según los
representantes de Global TV, la Embajada de EE.UU. no fue notificada por las
autoridades georgianas, que solo supieron de la detección del ciudadano
estadounidense a través de Global TV. Ronzhes fue entonces sujeto por los
oficiales georgianos no identificados a una extenso interrogatorio en cuanto a
una propiedad que vendió durante su actual visita, de la que era propietario
desde 2004. Durante el interrogatorio, los tres oficiales le contuvieron, y dos le
empujaron hacia atrás, supuestamente dejándole contusiones físicas en su
cuerpo, que luego fueron filmadas por el personal de
Channel 9 que corrió
hacia el lugar de los hechos. Los oficiales interrogaron a Ronzhes sobre el
dinero por la venta que había depositado en un depósito seguro, pidiéndole
repetidamente que les proporcionase el acceso a ese depósito, donde una
parte de las ganancias se guardaban en efectivo.
Tras las intervenciones de los abogados locales y la oficina consular de EE.UU.,
Ronzhes fue puesto en libertad poco después de medianoche, y permanece en
Georgia.
El 7 de junio, el congresista estadounidense Howard Berman (D-Calif.),
miembro del House Committee on Foreign Affairs expresó su preocupación
sobre que las autoridades georgianas "previniesen a un prominente oponente
político ejecutar elecciones parlamentarias y reportó los intentos de intimidar a
los líderes de la oposición locales, incluyendo el negarles el acceso a los
medios".
freepressgeorgia.org
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin