La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

Vous aimerez aussi

EL PAÍS, lunes 5 de noviembre de 2007
Percepciones objetivas sobre Cataluña ElcsqaoapeuecederalceddníasercataluenCanuadañseejitotboreap.Lvo-ci pitación, asimismo caótica, con que se ejecutan los trabajos del tren de alta velocidad ante su lle-gada a Barcelona también consti-tuye un dato objetivo. Son sólo dos ejemplos, pero la ciencia acos-JOSEP A. tumbra a extraer conclusiones ge-nerales de los datos empíricos.DURAN I LLEIDA Todo ello viene a colación de lo manifestado días atrás en es-El caos ferroviario que tas páginas por Don Juan Car-ejemplifica la llegada los Rodríguez Ibarra, en las quedel AVE es una punta se lamentaba —quiero creer que sinceramente— por el desa-del iceberg fecto hacia Cataluña, que el au-tor apreciaba de manera cre-ciente en el conjunto de la socie-dad española. Si el autor se hu-biese limitado a lamentar la bre-
33
OPINIÓN
cha entre unos y otros, yo coin- do creo que el Sr. Rodríguez Iba- ministración catalana. Es más, cidiría plenamente con él, pese rra se equivoca. El caos ferrovia- si algún ferrocarril funciona y a no compartir algunas de las rio que ejemplifica la llegada bien en Cataluña es el que se salidas de tono que durante del AVE es sólo una punta del gestiona desde el propio Gobier-años nos ha dedicado el ex presi-iceberg. catalán, es decir los Ferroca- noUna observación desa-dente de Extremadura y que tal pasionada de los hechos eviden- rriles de la Generalitat. vez han contribuido a la expan- cia que tanto las cercanías ferro- Para el ex presidente extre-sión de esa brecha. Pero no, la viarias como la extensión de la meño, la continuada capacidad tesis de su artículo redundaba alta velocidad son competencia de influencia de los partidos ca-en la afirmación cada día más y responsabilidad del Gobierno talanes —supongo que se refiere extendida (aunque no por ello central. La pericia o la imperi- a CiU— durante la aprobación más veraz) según la que las múl- cia de los sucesivos gobiernos de los Presupuestos Generales tiples desgracias que se abaten de Cataluña poco ha podido in- del Estado demostraría una pési-sobre Cataluña son el resultado fluir en el estallido actual de la ma capacidad de negociación si, de nuestra obstinación identita- política ferroviaria. No hay en tras los acuerdos, Cataluña se ria y de nuestra propia incapaci- esta materia ninguna decisión halla aún carente de las míni-dad durante décadas. Todo ello, “identitaria” (a no ser que el mas e imprescindibles inversio-afirmaba Rodríguez Ibarra, es caos se deba al deseo del uso nes estatales. Tal vez tenga par-un cúmulo de “percepciones”, también de la lengua catalana te de razón y debamos asumir la pero no tiene otra explicación junto a la castellana en las esta- cuota de responsabilidad que alternativa. ciones) ni tampoco puede obede- nos corresponda, aunque cabría Con todo el respeto del mun- cer a ningún designio de la Ad- a la Pasapágina siguiente
Todo cuanto ignoro lo aprendí de él A Emilio Lledó, estoy intentando plantear. Di- ra las deudas, en el otro extre- dantenga, sin duda, antipáticas con-en su 80º cumpleaños a quienes han de bre- rigiéndose elevando a los altares a aque- mo,notaciones, ello no debiera dis-traernos de lo fundamental. Qui- llos a los que algo les es debido. A gar a diario con la cultura, formu-Dañadi-yque,poraiispmelapr-eicnólnsnaoendmeióacanuaoceróicarE.nmneaexaudolcióngera-olelenetsnocoignaeuuyitapa,rmfonesaneamcsrada,adeautoelogio,es-enañepmelradlasneis.Nasinolaforasensí,sagnlunaubsaolesdanmenmeoucqearezomálsseaeldnadhueecdnaobltasnaaeesoto,-pemtimucolaenlifdadinacifós-otepadeesreceíspa haberse impuesto la costumbre salda deuda alguna a través del pecialmente cuando el hagiógra- dura, podría hacerse extensiva a de que sus miembros, cuando selnaeuMolvido impostado, ni se consigue se postula como interlocutor fo cualesquieraprofesionales del es-en requeridos a reconstruir en el objetivonegando la mayor,es- privilegiado (y ya no digamos dis-píritu:necesitamos disponer de público la propia trayectoria, ten-Cruz pocas ideas claras y distin- unas predilecto) de un ser pre- cípuloto es, rechazando el concepto, di-gan a gala declarar que “no le recta o indirectamente. Intentan sentado como excepcional. Re- tas, que nos sirvan para orientar-deben nada a nadie”. No dudo de esto quienes cuestionan la cate- serva o principio general que pa- nos en la selva de informaciones que habrá quienes, efectivamen-erothessebnaifenadcioAluylecmnosdiscursos en la que vivimos. Pa- de aplicación aún más nece- rece  ygoría impugnando el vínculo que te, han podido desarrollar su acti- establece, afirmando, por ejem- saria cuando se trata de hablar ra orientarnos en materia de pen-idad y desplegar sus cualidadesdel magisterio un filósofo. Que es grande por- samiento.plo, que maestro y amaestrar po- de al margen de cualquier ayuda,de Emilio Lledóseen idéntica etimología. Pero que la elegancia estilística ejerce de ello, esto es, por- Con sin necesidad de que persona al- no dediquemos demasiados ca- que da que pensar de tal manera, que le caracteriza y en un solo guna les echara una mano. Es po- racteres (con espacios) a la insus- o con tal intensidad, que la tarea trazo, Lledó había puesto a Des-sible pero, en todo caso, raro. Por- tancialidad. De quienes plantean ya no puede entenderse de la mis- cartes y a Kant al servicio de una que forma parte de la naturaleza semejante tipo de ocurrencias ma forma tras sus aportaciones. idea extremadamente potente. misma de la vida en común ins- —intentando hacerlas pasar por Lo último que le leí, hace esca- La exhortación ilustrada al sa-cribirse en un entramado de ac- aportaciones— se podría predi- sos días, a Emilio Lledó fue un ber, el grito de guerra moderno ciones y agentes por el que circu- car aquello que señalaba Martin hermoso artículo, aparecido ensapere aude,tiene, de manera ne-lan impulsos positivos y negati- Amis: “El juego de palabras es la las páginas deBabelia.un reverso. El de la ex-  cesaria,En él, pa-os, abrazos y codazos, amistad y más baja modalidad del inge- radojas de la vida, venía a propor- hortación a atrevernos a soltar hostilidad, regalos y traiciones. nio”. cionar —sin pretenderlo— la cla- lastre, a desprendernos de la car-Resultaría materialmente im- Ahora bien, tampoco se sal- ve o la respuesta para lo que aho- ga de banalidad, estupidez y men-posible elaborar un catálogo, o tira que tantas veces pasa —espe-una relación ni por asomo com- cialmente en el mundo de hoy— pleta, de los que se han beneficia- por conocimiento. Y al igual que do del magisterio de Emilio Lle-ORGESFla vida se sustancia, según algu-dó. Magisterio que desborda con nos, en un largo aprendizaje de mucho a quienes tuvimos la enor- la muerte, así también podría-me fortuna de ser alumnos suyos mos afirmar que la genuina sabi-(y acumuló un gran número de duría no es otra cosa que el largo ellos a lo largo de su travesía por aprendizaje del desconocimien-diversas universidades españo- to. Que nunca, nunca, está al las) para incluir también a todos principio. En el origen no hay si-aquellos que han aprendido de lencio, sino ruido: no hay igno-sus textos, así como a quienes le rancia, sino engaño. Por eso, sólo han escuchado con provecho en enseña de verdad a pensar quien alguna ocasión. Tal vez la más nos acompaña en ese camino, clara prueba de la magnitud de quien nos señala esa dirección, dicho magisterio sea que no ha- sin rehuir las dificultades. Esto ga ninguna falta a estas alturas es, sin temor a reconocer la oque-reconstruir los detalles, enume- dad en la que habitamos, la nada rar los episodios y los hitos mayo- que nos constituye. Pero saludan-res (obras, reconocimientos, ga- do a la vida, amando la vida (“to-lardones…) porque están en la da la vida, y no sólo la nuestra, la mente de todos. Son ya historia, de los nuestros”, como escribía e historia conocida. Deuda con- el otro día). Sócrates en estado traída,deuda pública,si se me puro. Se entenderá ahora mejor, permite la expresión. (Tan públi- espero, el título del presente ar-ca que la constatación de la mis- tículo. ma va más allá de la voluntad del protagonista, quien, lo sé de pri-Manuel Cruzes catedrático de Filo-mera mano, hubiera preferido elsofía en la Universidad de Barcelona y silencio al respecto).director de la revistaBarcelona Metró-Y aunque el término “deuda”polis.
34 
OPINIÓN 
EL PAÍS, lunes 5 de noviembre de 2007
Cartas al director
Ley de memoriaLa obligatoriedad de los documentoslagu-güenzad-aanmssuciesofoiorpreslarevaletnutce democráticaesusúdeuesqoeel:sYi m sica… n Estuve en el Congreso de los idea”. Que la causa de que el Diputados y fue con emoción Por quinta vez en los últimos tres meses intento cola para rellenarlas de uno en uno. Yo me pregun- más masivo de los lenguajes ar-muy sentida que vi cómo los re- renovar mi pasaporte para poder viajar al extran- to: ¿por qué no son capaces de organizar un siste- tísticos sufra ese menosprecio presentantes del pueblo espa- jero, y por quinta vez, y después de esperar duran- ma de citas y de trato correcto al ciudadano? ¿Es está en su escasa e inadecuada ñol aprobaron la Ley de Memo- te dos horas en una cola al frío de las siete de la esto la Administración de la Ventanilla Única? presencia en las enseñanzas ge-ria Histórica. Vi el cinismo del mañana, me deniegan el “número” que me coloca ¿No tiene el Ministerio del Interior la obligación nerales también parece fuera diputado Zaplana, del PP, quien en orden para hacer otra cola para acceder a los de proporcionarnos los documentos que se nos de toda duda. utilizó los nombres de Prieto y mostradores donde podré renovar mi pasaporte. exigen en numerosas ocasiones? Y por último, Uno de los aspectos de los Azaña, quienes, como se lo re- Como a mí, esto les ocurre a otros 200 ciudada- ¿perderé el dinero de mi billete por no tener la conocimientos musicales en cordó el diputado Labordeta, nos que esperan pacientemente. Cuando pedimos documentación para poder viajar?—Aurora Mo-donde más se evidencia y puede murieron en el exilio. Pero no las hojas de quejas, nos piden que hagamos otraro.Madrid. medirse objetivamente dicha ca-mencionó a los dirigentes de su rencia es en el de la identifica-partido, a Fraga Iribarne, quien ción de los instrumentos. Ya pa-fue ministro del dictador Fran- el tren de cercanías cuando le no está basado en leyes tribales. co de drogas fue indultada tras saron los tiempos que evocaba co y quien aprobó fusilamien- transfieran las competencias, El núcleo del sistema legal emi- cumplir siete años. En el caso Jordi Savall en que los niños se tos, ni a Mayor Oreja, quien tie- como negocio añadido para los ratí es lasharia(ley islámica), de otros dos españoles condena- reían al ver a alguien con un ne nostalgia de su vida durante especuladores, que siguen cons- pero además gran parte de la dos a cuatro años por posesión estuche de violonchelo al hom-la dictadura. Tuve la sensación truyendo viviendas y grandes legislación contiene una mez- de muy pequeñas cantidades de bro, pero el grueso de la pobla-de que con esta ley la Guerra superficies a lo largo de unas cla de conceptos islámicos y eu- drogas, tras cumplir seis meses. ción culta sigue ignorando, in-Civil se terminaba. También vías de comunicación colapsa- ropeos que tienen su raíz co- En otros dos casos por la misma cluso en su aspecto visual, lo hay que reconocer que España das absolutamente, y nadie pa- mún en los códigos legales egip- causa, se sobreseyó el caso in- que es un oboe, un saxofón o salió fortalecida al acoger a los rece dispuesto a limitar sus acti- cios establecidos a finales del cluso antes del juicio. una viola. parias que el exilio había arrin- vidades. siglo XIX y principios del siglo6. ParaPara entregar libros a los el común de los morta-conado. Hoy el sentimiento es- Cuando solucionen lo de Bar- XX, por lo que el concepto de detenidos es necesario conse- les existen violines y violones, pañol de una España real, no celona, la ministra y el presiden- garantía jurídica europeo está guir un permiso del National trompetas y trombones (míre-Una ni Grande ni Libre, ensan- te deberían interesarse por lo también presente en el sistema Media Council (Ministerio de In- se, por ejemplo, lo que el autor cha el orgullo de pertenecer a que está ocurriendo en Madrid, legal emiratí a través de la in- formación). El permiso se consi- de la portada deLa chica del un pueblo que sabe asumir su para intentar reordenar este ur- fluencia egipcia. gue en un plazo de dos días, atrombónde Skármeta entiende historia.—Ceferino Álvarez. tan absolutamente ca-Mi- banismo3. vecesEn los juicios hay siempre trombón), guitarras y guita- por uno, y por lo menos a esta raflores de la Sierra, Madrid. nalla, consentido hasta ahora, presente un traductor al idioma Embajada nunca se le ha prohi- rrones… en una zona que sigue siendo inglés. En caso de que el reo no bido la entrega de un solo libro. Mejorar eso no es competen-ticular Caos cotidianomuniascolodleedotnoseacicprimraarapelbidnicse-oidpstsaiqtuaohasuedaesepnopsopesiciujleesteeblhaa,omdiei7d.-erfirtcomoteteeienonbviamentios,queoi-nóeduDabtspairis-oerhaberviircoetdaovpr,ersPnocsoodleeudiac territorio nacional.—Luis Fer-ner de un traductor a su idioma. cuentemente, que las condicio- do, sino de las escuelas, los insti-Me parece imprescindible quenando Crespo Zorita.Alcalá de4. nesSólo los emires son los tutos de seguridad, higiene y bie- y las universidades. Anda-la ministra de Fomento y el pro- Henares, Madrid. que pueden decidir sobre el per- nestar en esta prisión son muy lucía ha sido una de las dos úni-pio presidente de Gobierno, te- dón concedido a los presos en el superiores a las de muchas par- cas comunidades autónomas niendo en cuenta sus promesas en DubaiCá celesecno-nsotcesoanslddúuemllaemtsuoondiduroqd,-olinoeoqusuapeheco.dnelYrrceearndoegtiebsqioceeautsaAt(irem)qraotlaesasritulegaancobo-rorro-aúamncsnomsoí —el 22 de diciembre el AVE esta-r rá en Barcelona—, se preocupen den de forma arbitraria, sino yor experiencia en estos temas. ESO. España entera se dispone por la imprevisión y la premura En relación al artículo publica- coincidiendo con importantes Conviene también señalar las a quitarla del Bachillerato de de las obras y por lo que está do en EL PAÍS el día 2 de marzo momentos del calendario islá- facilidades ofrecidas por las au- Humanidades y Ciencias Socia-ocurriendo en los accesos a di- pasado sobre las penas por pose- mico, como Ramadán o el co- toridades carcelarias a la hora les.—Antonio Torralba Martí-cha ciudad. sión de drogas y las cárceles en mienzo del nuevo año islámico, de conceder visitas a las emba-nez.Córdoba. Pero los vecinos del Corre- los Emiratos Árabes Unidos, y aunque cabe también la posibili- jadas y consulados.—César Es-dor del Henares nos enfrenta- en aras a ofrecer al lector una dad de que las cárceles puedanpada.Segunda Jefatura de laLos textos destinados a esta sección no mos a idéntico caos todos los visión algo más cercana a la rea- proponer un indulto en función Embajada de España en Abu Da-deben exceder de 15 líneas mecanografia-días, desde hace varios años, sin a hacer las si-das. Es imprescindible que estén firmados quenadiehaganadaalrespec-lgiudiaedn,temseacgluasrtaacriíones:cdaerlcaeladreinas.idaddelapoblaciónbCio.nEsnulcaarregsa.dodelosAsuntosy que conste el domicilio, teléfono y nú-mero de DNI o pasaporte de sus autores. tdor.idD,euAtillciaclesádeletHreennaoreeslaauMtoa--un1.Eaalnácsalnel-rtenidepañodoesiladtcauhoyasddelpó5.deds-oritnaedadLaiopprsosaneetcnequeñascesiónEL PAÍS se reserva el derecho de publicar tales colaboraciones, así como de resumir-ebnúsr,etcaorrdraesrdaepe6n0aa9204mkiilnóumtoscUenleidsosd,ealrorsestEamdioraetnoselÁraaebreo-scgiaóne.sEdencluosatrdoosañúoltsiymodsepaoñrotas-,Incultura musicallas o extractarlas. No se devolverán los s e-originales no solicitados, ni se dará infor-tros. Ambos medios de transpor- puerto de Dubai en julio pasado tres españoles han sido indulta- Que la cultura musical no for-mación sobre ellos. Una selección más tteedceolsebcotrivdoadesotsá.nElabGsoobliuetranmoerne--pmoorspdoesemsiaórinhiuleagnaal.de1,09gra-dcaossopdoeruelneameisrpdaeñoDlaubcaoi.ndEenneal-pmoarpcaulrtteurdaenlooqesueunsaeseonrtipernesdaeamplia de cartas puede encontrarse en www.elpais.com. gional ha prometido privatizar2. a 15 años de cárcel por tráfi- daEl sistema legal emiratí nadie. Ningún estudiante, parator@irecis.eelpasatDsCra
PercepcionescialónreasniviacidnoicedseanuaragYme.bilvtdanceiscdaooeirecnuaaltusñcCaan-atlaefnoarsa,.sUsnícoanb-aiaommeodceirareadetastedesgal-anosrepsedatrebliasrlpohacda-uidtcojalesbaonalnacilesy-l,edadsodsotopsin-ieastrloelcesu objetivas sobrecieprcpebjsuesonocsaviteíritsisnlnsaocecutejborevigo.eaNantnniene,dimemoúnngovut,otn-necedaleuqeE.onaparc-erbaraho.Aosenmiadshaberlpecadoears,misiomnuédifc-dteinóniicbalceislabrurpoajlanneaassEleyañu-atenalscfialateCtr CataluñaactioaddneuesxEaymnioncaorcsúimntsiadaopmipvanreuostinesqruiespadugasar-aelququlopese-enoesugriettndacolinqaniateuissfzaanalsbla,lasmplorejea,po-ainlAme.snEacelepotR.senepoqaiue-inneaustoanbalretrceefpstjniod se fin a la habitual desinversión cias entre loslander vez ahora los catalanes no sea- día una y otra vez. El nacionalis-son públi-Viene de lapágina anterior casen Cataluña. Y no por ningún el ejemplo de progreso y li- mos catalán, sin embargo, demos- mo y conocidas al céntimo, y no precisar que desde 1982 hasta la afán de gastarnos los dineros ex- por ello se ha quebrado la solida- tró una responsabilidad y un bertad que suponíamos para el fecha, han sido abundantes las poliados en cuestiones identita- ridad interterritorial; muy al sentido de Estado que, se quiera resto de España bajo Franco, pe-mayorías absolutas del PSOE y rias, sino sólo con la vana y fútil contrario, su conocimiento per- o no, nadie puede negarnos sin ro no por ello hemos dejado de del PP —las más de ellas, pretensión de lograr que el Esta- enrojecer. De hecho seguimos ser objeto de imitación constan-socialistas— durante las cuales do nos proveyese de las mismas demostrando un sentido de Esta- te. Todo el sistema autonómico, El nincluida su financiación, no es lccoaasraelrcgeíusatnmaan.otsPeedsreopi,encrfilieuoredtnoascm,iaetnapltreá,vceetizn-aonuaqtou(qveíuaeesltaqaeurmeopaploucreoerstteoosddceeoBmEasprpecateeñlnao,--stmoróaciotalanáedanilmscosniroolrindseeuultmopeunl.enstdooetiaacdooqs-atuqEOenei-sespnátno¿OnesoPylPPSelabipal-oniendopatasarri lán. Y duele que seamos noso-emuestratros quienes debamos lidiar con tgCeaisrUaqsnueteieznqaauridlvaao,ceeónstalalabcnieleindctearsadirdspaeo,dlíatdnie--cupinoaanddceelapaGasocbiuidsearddnecodiesciadotenasleaásr)nrtounlilvoireessise--ydtsEeodatnesdodiebiutrniaorTssmmielJoGPCleomocselanoicual?icnoitutno-sanClrasceinciatlstieladríte,mdotaEs unos y otros, por turnos, bra-ca, superar las crisis económi- milar a la que generosamente Y ahí están los datos: la inver- man contra la quiebra de Espa-cas, apoyar la economía produc- invierte el Estado en el aeropuer- sión del Estado en Cataluña nun- ña y el desguace estatal en ma-tiva o crear las condiciones nece- to de Madrid o que los enfermos mite sentar las bases del debate ca se ha aproximado al monto nos de los catalanes, para luego, sarias para alcanzar los crite- catalanes —y cuantos pacientes no en las percepciones subjeti- que representa nuestra aporta- acto seguido, en una muestra de rios de Maastricht. Todo ello lo de otros territorios acuden aquí vas sino en la objetividad de los ción al PIB estatal ni al porcenta- admiración suprema, apuntarse hicieron “prácticamente gratis” para su tratamiento— recibie- datos. Más triste aún: cuando je de personas que habitan en raudos a las mismas reivindica-losnefandos fenicios ciones. Sólo que con más éxito y desde Cataluña clamamos por Cataluña. La desinversión del Es-catalanes, sen en términos reales las mis-esas masas insolidarias a las mas prestaciones y dotaciones un trato digno, el partido de la tado en Cataluña ha sido cons- menos sentido de Estado. que la situación del conjunto de económicas que en las restantes oposición de turno —ora el PP, tante y continuada, tan compar-la sociedad española parece que autonomías. ora el PSOE— siempre añade tida por unos y por otros queJosep A. Duran i Lleida,erpedisetn les trae al pairo. Se ha hecho mucha demago- “percepciones” demagógicas a casi parece la única cuestión encomité de gobierno de Unió y por-del Tal vez antes, durante la lu- gia, sumamente injusta, en rela- la cuestión, no tanto por las rei- que PP y PSOE han podido lle-tavoz del grupo parlamentario de CiU.