La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Anuario

De
150 pages
V
fe
Anuario de la Academia
Colombiana de laLengua
1874-1910
SUPLEMENTO DEL TOMO I
REIMPRESIÓN CON ADICIONES ANUARIO
LADE
COLOMBIANAACADEMIA
ITOMO
VOLUMEN II
74-191018
ADICIONESREIMPRESIÓN CON
BOGOTÁ
IMPRENTA NACIONAL
19 3 8 AD VER TENCIA
La Academia Colombiana al publicar el tomo primero de su
Anuario le puso en la portada el año de 1874, en que empezó su
publicación, pero en realidad de verdad ese primer tomo corresponde
al año académico contado desde el 6 de agosto de 1814, ¡lasfa la
misma fecha de 1875.
Más tarde, con motivo de la celebración del primer centenarioy
de la Independencia Nacional, se publicó el tomo segundo delANUA-
RIO, el cual correspondió a los años de 1910 1911; de suerte quey
vino a quedar una laguna entre los años 1875 los tra-de y 1910, y
bajos realizados por la Academia lapso no recogidosen ese fueron
en su Anuario.
Agotada totalmente la edición del tomo primero del Anuario
hasta el punto de que la obtención de un ejemplar constituía una
verdadera hazaña bibliográfica, la Academiajuzgó no sólo conve-
niente sino necesario, reimprimirlo laaprovechar reimpresión paray
insertar al de ella los trabajos la Academiafinal de comprendidos
entre que habían1875 y 1910, aparecido en Iwjas periódicas aje-y
nas a la corporación, por lo tanto andaban dispersos.y
Al acometer la reimpresión delprimer tomo, el texto de éste alcan-
zó a la página 224 del nuevo volumen, se cayó en lay cuenta de
que la inserción ae todas las producciones de la Academia entre
1875 ...
Voir plus Voir moins

Vous aimerez aussi

V fe Anuario de la Academia Colombiana de laLengua 1874-1910 SUPLEMENTO DEL TOMO I REIMPRESIÓN CON ADICIONES ANUARIO LADE COLOMBIANAACADEMIA ITOMO VOLUMEN II 74-191018 ADICIONESREIMPRESIÓN CON BOGOTÁ IMPRENTA NACIONAL 19 3 8 AD VER TENCIA La Academia Colombiana al publicar el tomo primero de su Anuario le puso en la portada el año de 1874, en que empezó su publicación, pero en realidad de verdad ese primer tomo corresponde al año académico contado desde el 6 de agosto de 1814, ¡lasfa la misma fecha de 1875. Más tarde, con motivo de la celebración del primer centenarioy de la Independencia Nacional, se publicó el tomo segundo delANUA- RIO, el cual correspondió a los años de 1910 1911; de suerte quey vino a quedar una laguna entre los años 1875 los tra-de y 1910, y bajos realizados por la Academia lapso no recogidosen ese fueron en su Anuario. Agotada totalmente la edición del tomo primero del Anuario hasta el punto de que la obtención de un ejemplar constituía una verdadera hazaña bibliográfica, la Academiajuzgó no sólo conve- niente sino necesario, reimprimirlo laaprovechar reimpresión paray insertar al de ella los trabajos la Academiafinal de comprendidos entre que habían1875 y 1910, aparecido en Iwjas periódicas aje-y nas a la corporación, por lo tanto andaban dispersos.y Al acometer la reimpresión delprimer tomo, el texto de éste alcan- zó a la página 224 del nuevo volumen, se cayó en lay cuenta de que la inserción ae todas las producciones de la Academia entre 1875 1910 haría que el libro resultara exageradamente abultado,y por lo cual al llegar a la página 572 se decidió publicar lo que fal- taba en un segundo volumen adicional al primero de la reimpresión, son los que ahora se ofrecen al público lector.y Bogotá, octubre de 193S. DE LA NOVELA sus ORÍGENES Y DESENVOLVIMIENTO LEÍDO ANTE LA ACADEMIA COLOMBIANA,(DISCURSO CORRESPONDIENTE DE LA ESPAÑOLA, EN INAUGURAL DE 6 DE AGOSTO DEJUNTA 1883) Muestra de vida intelectual y de espíritu de unidad dio siempre una nación cuyos pue- blos, separados entre sí por diversas tendencias, aspiraciones necesidades políticas, sey esfuerza en mantener a par de la idea religiosa la integridad de la lengua. Renombre de principal alcanzó en la antigua edad aquella que vino a adquirir el conoci- miento de su grandeza, a la sazón que, juntas sus varias agrupaciones en los juegos na- cionales, escuchaban con maravilla en la lengua que les era común los cantos que un tiempo los animaron tremendasa lides, los que celebraban sus famosas victorias y el entu- siasmo que enardeció sus pechos, o los que exprimían con los acentos de sus trágicos el movimiento de las pasiones más enérgicas. Vinculóse así en la conservación de la lengua el recuerdo glorias la fuerzade sus y activa de la nacionalidad. Ni menor grandeza llegó a adquirir la nación cuyas huestes avasalladoras hicieron refle- jar el brillo de sus armas hasta en los postreros aledaños del orbe, comprendiendo que para asegurar la mayor suma de poderío era menester conservar pura la lengua en que con alta elocuencia se expresaron por primera vez los principios de la dignidad política, al pro- pio tiempo que se cantaron las más elevadas empresas humanas se entonaron los deli-y cados idilios de la vida tranquila y mediana, hasta el punto de ser anhelo constante que la niñez abriese los ojos a la luz de la razón, escuchando aquella lengua en sus más puros acentos. Empresa de reyes sabios de ilustres repúblicos fue, tocando la raya de los tiemposy modernos, pulir acrecentar la lengua popular en busca del ensanche de la nación, re-y y unir en torno de sí los letrados Estado,a para que sirviesen de apoyo a la gobernación del promoviendo justas poéticas cortes de amor para estímulos de la juventud, solaz di-y y vertimiento de varones nobles damas cortesanas, ejemplo de vasallos, a quienes al pary y eran lección provechosa honesto recreo.y LElDO ANTE LA ACADEMIA COLOMBIANADISCURSO en períodos por clarísimos monarcas, con lo cualProtégense en general las letras otros glorio-se levanta de punto el valor de la patria lengua el esplendor de la nación. Nimboy muestra ésta entonces en la historia, porque el mayor grado de perfección de la lenguaso moralidad misma nación.es prerrogativa del mayor grado de de la alteza deDon preciado tienen los pueblos con una lengua en que como la castellana la las expresiones emula la de los conceptos representados por ellas. Borrar los límites que vicioso pone pueblos, con detrimento de su vitalidad, es tareaun provincialismo entre esos alto amorque se imponen los que guardan en su corazón, como en santuario venerado, el de la patria. con que aDías de bienandanza se auguran a la nuestra, si se considera el loable tesón depu-porfía se procura estudiar la lengua en sus mejores raudales, conocer sus orígenes y posibleforman, si se observa el respeto con que se siguen en lorar los elementos que la y en toda de producciones. Cabe lisonjearnos de que enlos cánones del buen hablar clase nos faltaninguna de las naciones en que se habla el castellano, no obstante lo mucho que el método de los estudios, se ha atribuido tanta importancia como en la nues-en el orden y lenguaje, que es la vida de todo lo que se encierra en eltra al examen serio razonado dely concepto de la literatura. en verdad la hidalguía de los corazones, que se abren al sentimiento patrióti-Grato es a el recuerdo de la inauguración de la Academia Co-co en ocasión tan solemne como ésta, Cruz redentoralombiana, asociándose a él la memoria de aquel día en que exaltada la pliegues del pendón de Castilla, salvaban los ámbitos déla nación castellana paraentre los esta región los acentos con que a la sazón exhalaban la grandeza de susresonar en Mendoza, en que surgía aafectos la doctora abulense, San Juan de la Cruz, Hurtado de y ínclita Españanobles destinos la nacionalidad que había de volveren honor prez a lay logróque, por virtud de las cualidades egregias que de ella había heredado,las glorias los certámenes del heroísmo como en los del ingenio.conquistar más adelante en nacional habríanEmpero, si solemnidades como la presente en que sólo reina el espíritu podido inspirar a cualquiera de vosotros asunto adecuado a ella, de mí sé decir que en la no he podido menos de hallarme atajado suspenso. Enelección de él y en su exposición y ingenios, en losestos vergeles, cultivados con solícito esmero por vuestros gallardos y mustiascuales habéis dado lozanas flores, el mío no podrá dar una vez más sino algunas modo aquellos botones que por pertenecer a planta robusta perodesmedradas, al dey acaso algunos esperaban contemplar.faltos de vigor no llegan a ostentar los pétalos que la deEsta consideración habría sido capaz de arredrarme en mi empeño, no menos que magníficos discursos que cada uno de vosotros, en ocasionestener todos presentes los apacentáis con delectaciónanálogas, ha dejado oír en este recinto, y cuando todavía os Caro, nobleaquella oración en que nuestro sabio compañero don Miguel Antoniosuma en extensamente sobre el uso en sus relaciones con el len-respetado amigo mío, discurrióy fábrica literaria; obra destinadaguaje, en que se asienta sobre bases firmísimas toda unay aumento, de-los rumbos que han de seguir las lenguas para su conservacióna señalar y exponen las leyes a que obedecen las lenguas parachado en que con exquisita labor se estarán sacandoconseguir su florecimiento, venero intelectual de que continuamente se para analizar arduos puntos literarios.teorías que desenvolver, principios LEÍDO ANTE LA ACADEMIA COLOMBIANADISCURSO a los estímulos de mi corazón, ya que me encuentro inhábilHe cedido, no obstante, y conmigo demasiado benévola, he excogitado unpara cautivar vuestra atención, siempre ajado al tratarlo mi corto ingenio, sea para mípunto por sencillo, siquiera quedeque y luces habrá alumbrarforjándome la ilusión de que la claridad de vuestras demás hacedero, la oscuridad de mi entendimiento. relación más o menos larga de unConstituye la novela, en su más amplio sentido, la sencilloreferente a las acciones humanas, de modo que abraza desde elsuceso fingido hemos entretenido al amor de la lámpara, hastacuento con que en la calma del hogar nos real o imagina-la ficción historial más complicada extensa basada en un acontecimientoy socialEmpapase esa manifestación literaria en el espíriturio, fruto maduro de la fantasía. populares, en su investigación ahondade cada época, revela con claridad las inclinaciones acción, tiene poderosoen los fundamentos de la familia, obrando en un vasto campo dey ma-carácter general de la literatura, cuya fuerza vital asegura consolida. Suinflujo en el y concepto social en su forma más pura.yor perfección estriba en que ella entrañe el aspecto poético, la que ha des-En las lenguas modernas es la novela, considerada en su ideas que nopertado la profundidad de las inspiraciones, dado cuerpo a felicísimasy composi-formas reducidas en el espíritu de otrashabrían podido tener desarrollo en las y nuestros días; su modo de rea-ciones literarias. Ella acabala completa la literatura en yy modernas a la fuerzalizar los ideales que no alcanzaron las antiguas lenguas, suple en las hermosas concepciones de la epopeya.y energía que comunicaron a aquéllas las sino por medio de las aspiraciones cristianas,La novela de noble espíritu no fructifica idealismo social, siendo losmoviéndose girando dentro de los términos de un genuino yy producir aqueldeberes morales como vínculo fraternal los registros que ella toca para maravillo-corazón humano, enlazadasconcierto armónico en que las pasiones nobles del regida.samente, dan la unidad de sentimiento propia de una sociedad bien para que pudieraNo era el espíritu social agente poderoso en los antiguos pueblos mo-novela literaria. El deseo de constituir una sociedadocupar en ellos elevado puesto la respirado siquiera las auras vivi-rigerada discreta no es ocupación del hombre que no hay ficadoras la verdad divina.de necesidad del espíritu humano, más oToda manifestación literaria corresponde a una menos determinada, poderosa es la que satisface la novela.y sabias florecían otros géneros literarios, elNo es maravilla que cuando en las lenguas poesía popular,novelesco apenas se vislumbrara en el gremio de jerarquías inferiores de la ver-ingenios no tenían facultad de ascender a los espacios de lao en manos de cuyas alas no podía consentir desdedad poética. Moviéndose la novela a impulsos de la idea social, artístico, nifalso, para obtener buen suceso en el aspectoluego contemporización con lo lite-ha visto en otros departamentosaun para insinuarse en el gusto del público, como se rarios. humanidad; sus glopoesía satisface plenamente los poderosos impulsos de laLa épica manera prodigiosa, llevan a cumplido rematerías como sus desventuras, encadenadas de con que el ánimoalgunas de las fases de la civilización; en esa poesía se ven los impulsos LA ACADEMIA COLOMBIANADISCURSO LEÍDO ANTE conquista que los fortifica, por ia principali-los pueblos lleva a cabo su anhelo por lade con los recursos convencio-envanece. E! poeta para realizar su objeto cuentadad que los cultura bienestartradiciones míticas. La poesía épica presagia las épocas de ynales de las engrandecimiento literario.de los pueblos, es plinto que sustenta suy el interesantes de la vida nacio-La dramática es auréola que pone «n^'^nio en los rasgos principal de él, instru-resalta nobleza, el hombre como figuranal, cuadro en que se su y morales que rigen la sociedad, pero apenas conmento artivo en la ejecución de las leyes los grandes lincamientos de los afectos de los sentimientos.y imaginación ni en la voluntad, al cabo,Su trascendencia no siempre es profunda en la y representar con viveza los ca-desapareciendo los medios materiales de que se sirve para ligero recuerdo que a tiem-real, aminora, apenas deja en el ánimoracteres de la vida se y muestra la verdad anublada con lo arbitrariopo no se determina con exactitud, a tiempoy dado por medios fácilespuesto por el poeta para vencer una dificultad que no le era y naturales. relación del poema, concreaciones dramáticas se ha justificado lo amañado de laEn las poético. El si-padezca la verosimilitud del conceptotal que encierre un carácter en que no ha sustituido a la verdad de las situa-milor con que a veces se recama el tejido dramático pintoresco del paisaje,ciones. No es dado a! drama, como a la novela, convidado de lo cadareferir bellezas, amenizar su carrera perfeccionarpararse a contemplarlo para sus y cubren la bajeza de su engaste; laescena de la vida real. Los sentimientos bien delineados y sendero agrio cerril de laexageración de las pasiones puede hacer tomar con lisura el y sencillez de ladescampado por el cual suele andar lafalsa teoria, por el camino amplio y apodera del ánimo.naturaleza, si la violencia de las emociones se cual orade la poesía lírica la fuerza de sus afectos, con loDerrama el corazón por medio apaciblemente a embebecernos en lanos exalta a la más sublime emoción, ora nos lleva movimientoscontemplación de una vida suave templada, ya nos cautiva al empuje dey nuestrosIncumbe a la lírica la modificación saludable deavasalladores y desapoderados. manera de influir es apenasestados del ánimo, obrando subjetivamente en éste; pero su momen-riza la superficie de la vida del alma, o vendaval que la sacudeaura suavísima que el fondo de las ideas. Permítese en ella no pocastáneamente, sin que con ello se remueva afectivo, que de esta uniónveces que la fantasía se infiltre en las regiones de lo sensible y y a lo imaginativo laresulte falseada la expresión del sentimiento. No se sacrifica sin peligro procede que se torne en extravagancia lo que en su princi-realidad de los afectos; dedonde extravagancia, o llámese extremada originalidad,pio fue dichosa inspiración, y con todo, esa el nombre de sus autores.hecho la fama en ocasiones esfuerce su voz para pregonarha que una alteración ge-Empero, los extravíos de estos géneros poéticos no bastan a producir refiriéndose tan sólo a aspectos particulares de la belleza; más, laneral en la literatura, y uno ellos no es señal de la decadencia o levanta-decadencia o levantamiento de sólo de simultánea de todos, ellamiento de toda una literatura, a no haber en éstay género épico ha faltado endiadema de soberana de una lengua. Elllevará dignamente la en otra por el mal gusto el concepto lírico; en otra ha dor-alguna literatura, se ha relajado no obstante la lengua se ha mantenido vivamitado por largo período el poema dramático, y
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin