Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Ayuda al aprendizaje con tecnología en la educación superior (Technology as a learning support in higher education) (Ajuda a l'aprenentatge amb tecnologia en l'educació superior)

De
15 pages
Resumen
En este artículo presentamos de manera general algunas reflexiones sobre una conceptualización psicoeducativa basada en un enfoque sociocognitivo del significado de la ayuda al aprendizaje con las TIC (las tecnologías de la información y de la comunicación) en la educación superior. Hemos organizado los contenidos del artículo en tres partes. En la primera parte desarrollamos el significado de la ayuda al aprendizaje desde una visión constructivista sociocognitiva, con el uso del concepto de andamiaje educativo
en la segunda parte tratamos algunas de las implicaciones conceptuales más relevantes sobre la introducción de la tecnología para la ayuda al aprendizaje, y en la tercera parte caracterizamos diversas dimensiones didácticas de los contextos de educación superior desarrollados con tecnología.
Abstract
This paper presents some general reflections on a psychoeducational conceptualization based on a sociocognitive approach to supporting learning with information and communication technologies (ICT) in the context of higher education. The article is divided into three sections. Firstly, we explore the meaning of the term learning support from a sociocognitive constructivist standpoint using the concept of instructional scaffolding. In the second part, we deal with some of the most important conceptual implications of the use of technology as an aid to learning. In the final section, we detail various pedagogical dimensions of higher education environments developed using technology.
Resum
En aquest article presentem de manera general algunes reflexions sobre una conceptualització psicoeducativa basada en un enfocament sociocognitiu del significat de l'ajuda a l'aprenentatge amb les TIC (les tecnologies de la informació i de la comunicació) en l'educació superior. Hem organitzat els continguts de l'article en tres parts: en la primera, hi desenvolupem el significat de l'ajuda a l'aprenentatge des d'una visió constructivista sociocognitiva, amb l'ús del concepte de bastiment educatiu
en la segona, hi tractem algunes de les implicacions conceptuals més rellevants sobre la introducció de la tecnologia per a l'ajuda a l'aprenentatge, i en la tercera, hi caracteritzem diverses dimensions didàctiques dels contextos d'educació superior desenvolupats amb tecnologia.
Voir plus Voir moins

Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
Ayuda al aprendizaje con tecnología en la educación superior
Antoni Badia
Resumen Abstract
En este artículo presentamos de manera general algu- This paper presents some general reflections on a
nas reflexiones sobre una conceptualización psicoedu- psychoeducational conceptualization based on a socio-
cativa basada en un enfoque sociocognitivo del signifi- cognitive approach to supporting learning with infor-
cado de la ayuda al aprendizaje con las TIC (las mation and communication technologies (ICT) in the
tecnologías de la información y de la comunicación) en context of higher education. The article is divided into
la educación superior. Hemos organizado los conteni- three sections. Firstly, we explore the meaning of the
dos del artículo en tres partes. En la primera parte term learning support from a sociocognitive constructi-
desarrollamos el significado de la ayuda al aprendizaje des- vist standpoint using the concept of instructional scaf-
de una visión constructivista sociocognitiva, con el uso folding. In the second part, we deal with some of the
del concepto de andamiaje educativo; en la segunda most important conceptual implications of the use of
parte tratamos algunas de las implicaciones conceptua- technology as an aid to learning. In the final section, we
les más relevantes sobre la introducción de la tecnolo- detail various pedagogical dimensions of higher educa-
gía para la ayuda al aprendizaje, y en la tercera parte ca- tion environments developed using technology.
racterizamos diversas dimensiones didácticas de los
contextos de educación superior desarrollados con tec- Keywords
nología. instructional scaffolding, technology-based instruction,
higher education
Palabras clave
andamiaje educativo, enseñanza desarrollada con tec-
nología, educación superior
INTRODUCCIÓN Para ello, nos situaremos en una perspectiva psicoeduca-
tiva constructivista de naturaleza sociocognitiva. Este po-
En este artículo nos proponemos como principal objeti- sicionamiento incluye cuatro ideas nucleares que lo fun-
vo reflexionar sobre las complejas relaciones que pue- damentan psicológicamente: a) la dimensión cognitiva
den darse entre el uso de la tecnología (especialmente, del aprendizaje; b) la dimensión social e interactiva de la
de las tecnologías de la información y de la comunica- enseñanza; c) la interrelación de ambas dimensiones,
ción, conocidas de manera general como TIC) y los entre la interacción educativa del estudiante con el pro-
procesos de enseñanza y aprendizaje que se desarrollan fesor, los compañeros y el contenido, y la actividad men-
en las aulas de educación superior. tal constructiva del alumno, y d) el carácter situado de la
15
1Antoni BadiaRevista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
cognición y de los procesos de interacción social en con- Con respecto al tercer aspecto señalado, resaltamos que
textos educativos determinados, que poseen característi- debe tenerse en cuenta la compleja interrelación que
cas distintivas que influyen tanto en la dimensión cogni- existe entre la dimensión social de la enseñanza tal co-
tiva como en la dimensión de interacción social. mo la hemos caracterizado, relacionándola con la provi-
sión ajustada de ayudas educativas a las necesidades de
Con respecto al primer aspecto tenemos que señalar que, aprendizaje del estudiante, y la propia actividad mental
en definitiva, el estudiante debe considerarse el sujeto ac- constructiva de éste. Tal como concebimos esta propues-
tivo de su propio aprendizaje, en un doble sentido: por ta, y basándonos en las posturas vigostkianas, el proceso
un lado, se reconoce la importancia del proceso mental integrado de enseñanza y aprendizaje puede definirse
constructivo del alumno cuando, para aprender significa- como un proceso de internalización, en el cual «ciertos
tivamente, va interrelacionando su conocimiento previo aspectos de la estructura de la actividad que se ha reali-
con los contenidos nuevos, y por el otro, debe valorarse zado en un plano externo pasan a ejecutarse en un pla-
la importancia del proceso de reelaboración de las repre- no interno» (Wertsch, 1985, pág. 78). Esto no significa
sentaciones mentales iniciales del estudiante cuando que el aprendizaje deba entenderse como la transposi-
aborda el aprendizaje del contenido nuevo, si efectiva- ción directa de las estructuras de la actividad social ex-
mente se da, como consecuencia de su participación en terna, en el nivel interpsicológico, al funcionamiento in-
un determinado proceso de enseñanza y aprendizaje. trapsicológico del estudiante. Más bien lo que
proponemos es la necesaria integración de los planos
Con respecto al segundo aspecto, debe reconocerse la interpsicológico e intrapsicológico para llegar a enten-
importancia nuclear de los más expertos, en especial der mejor cómo se producen los procesos de aprendiza-
del profesor, que influyen en las aulas de educación su- je del estudiante, y cómo influye la interacción social
perior en el proceso mental constructivo del estudiante. con el docente y los compañeros en el proceso interno
Esta influencia se concreta, como veremos más adelan- de reelaboración del conocimiento. Esto significa la no
te, en la facilitación de la actividad mental constructiva consideración de forma exclusiva de algunas perspecti-
del estudiante mediante la provisión de ayudas educati- vas psicoeducativas que también proponen el estudio de
vas ajustadas y contingentes a sus necesidades de apren- los procesos de enseñanza y aprendizaje desde posicio-
dizaje. En gran medida, la selección, la provisión y el nes constructivistas. Nos estamos refiriendo, en primer
ajuste de estas ayudas educativas corresponden, en con- lugar, a algunas propuestas que se centran en estudiar
textos de educación superior (y también en aquellos en únicamente los procesos de aprendizaje del alumno en
los cuales las TIC tienen un importante papel) al profe- contacto con los contenidos, analizando el componente
sor. Sin embargo, creemos que en dichos contextos de cognitivo del aprendizaje y desestimando el papel del
educación formal también deben tenerse muy en cuen- profesor o de los compañeros; en segundo lugar, a otras
ta otro tipo de ayudas educativas que no provienen di- iniciativas que estudian la interacción social entre los
rectamente del profesor por medio de la interacción compañeros, estudiando únicamente aspectos de la di-
educativa o cuyo proceso de ajuste no está decidido por mensión social de la enseñanza y del aprendizaje, y en
el docente. Nos estamos refiriendo expresamente al pa- tercer lugar, a otras ideas que, ampliando esta última,
pel que juega el uso educativo de las TIC en la provisión analizan la interacción social y educativa entre los com-
de ayudas educativas a los estudiantes, que pueden lle- pañeros y el docente, y descartan el análisis de la dimen-
gar a un alto grado de autorregulación de su aprendiza- sión cognitiva del aprendizaje.
je en contextos de educación superior, especialmente
cuando se enseña y se aprende mediante tareas comple- Por último, y en relación con el cuarto aspecto, sostene-
jas y colaborativas. mos que tanto la cognición individual del estudiante co-
16
1Antoni BadiaRevista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
mo la interacción social educativa que cada uno estable- cativos, o incluso materiales físicos (un lápiz, un cuader-
ce con el profesor y los compañeros deben considerar- no de trabajo o una pizarra).
se, en gran medida, como procesos situados y claramen-
te influidos por las características del contexto En este trabajo nos ceñiremos a un conjunto delimitado
educativo donde tienen lugar. Si bien estos factores con- de ayudas educativas, en concreto a aquellas que se ejer-
textuales se concretan en un contexto educativo parti- cen de manera directa durante un determinado proceso
cular, podemos identificar tres factores que, por regla de enseñanza y aprendizaje. Este tipo de ayudas educati-
general, influyen en todos los ámbitos: el tipo de tarea vas directas al aprendizaje está más cerca y, por lo tanto,
de enseñanza-aprendizaje que debe realizarse, la natura- depende del proceso de toma de decisiones de los parti-
leza del contenido y el nivel educativo de la oferta for- cipantes en las situaciones de enseñanza y aprendizaje
mativa. que se lleven a cabo en una práctica educativa concreta.
Seguidamente, desarrollaremos algunas reflexiones so- En esta aproximación a la temática que adoptamos, estas
bre el segundo aspecto, relativo a la dimensión social e ayudas educativas se desarrollan en un marco temporal
interactiva de la enseñanza y el aprendizaje, y nos referi- denominado, en la educación formal, secuencia didáctica.
remos más específicamente a aquellos contextos de edu- Una secuencia didáctica corresponde a un fragmento
cación superior en donde se haya incorporado de ma- temporal en el que se lleva a cabo un proceso instruccio-
nera generalizada el uso intensivo de la tecnología. nal que tiene sentido por sí mismo, mediante el cual se
esperan lograr unos objetivos de aprendizaje específicos.
AYUDAR A APRENDER EN CONTEXTOS En la práctica, este período temporal suele corresponder
DE EDUCACIÓN FORMAL a unas cuantas horas de dedicación del alumno al apren-
dizaje de unos determinados contenidos. Resulta especu-
Desde el punto de vista que adoptamos en este artículo, lativo delimitar la duración que debe tener una secuen-
en relación con la conceptualización de la acción do- cia didáctica puesto que, en la práctica, puede tener una
cente, entendemos que enseñar dentro de contextos de variabilidad temporal importante.
educación formal puede definirse como la provisión ar-
ticulada de un conjunto de ayudas educativas a los estu- Una de las metáforas que permiten caracterizar y com-
diantes, durante un período instruccional determinado, prender mejor la provisión de ayudas educativas en los
de manera ajustada a los procesos de construcción de procesos de enseñanza-aprendizaje dentro de una se-
conocimiento que están llevándose a cabo. cuencia didáctica es el término de andamiaje, que aplica-
do a la educación se conoce como andamiaje educativo.
El concepto de ayuda educativa resulta muy revelador
para definir lo que entendemos por enseñar. Sin embar- Siguiendo a Davis et al. (2004), los primeros autores que
go, si entramos más a fondo en la temática, observamos utilizaron este concepto fueron Wood et al. (1976) para
que tiene un significado muy amplio y diverso, aplicable referirse a la necesidad de reducir grados de libertad
a cualquier aspecto o elemento que pueda ejercer una disponibles para el estudiante en el momento de enca-
cierta influencia educativa en el proceso de aprendizaje rar la resolución de un problema. En esta primera defi-
del estudiante. Por ejemplo, desde esta perspectiva am- nición realizada por estos autores, el andamiaje educati-
plia pueden considerarse como ayudas educativas algu- vo básicamente consistía en que el profesor debía poner
nos aspectos muy generales del proceso educativo, co- de relieve las características relevantes de la tarea de re-
mo la selección de los contenidos curriculares, la solución de problemas y tenía que modelar las posibles
organización institucional del espacio o el tiempo edu- soluciones; de esta manera el estudiante conseguía altos
7
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
niveles de ejecución de la tarea que, en un principio, El carácter temporal y ajustable de la ayuda educativa es
era inabordable para él. esencial en esta forma de definirla, especialmente por-
que se concibe el proceso de enseñanza y aprendizaje
Más adelante otros autores, como Rosenshine et al. involucrando varios mecanismos de enseñanza y apren-
(1992), emplearon la noción de andamiaje educativo dizaje, y uno de ellos es la cesión del control, ajustable a
para enmarcar con una mirada didáctica los procedi- las necesidades de aprendizaje de los estudiantes. Esto
mientos instruccionales que, en forma de ayudas edu- significa que las ayudas educativas deben ceñirse a las
cativas principalmente basadas en la interacción social exigencias de aprendizaje de los alumnos y, gradual-
pero sin descartar herramientas físicas, eran ofrecidos mente, tiene que irse retirando o variando, a medida
por el profesor y los compañeros a los estudiantes en que el proceso de aprendizaje pueda ser realizado, más
contextos educativos de desarrollo de estrategias cog- responsable y autónomamente, por el estudiante (Coll,
nitivas. Desde esta perspectiva, un andamio educativo 2001; Onrubia, 2005).
fue definido como una forma de ayuda proporcionada
por el profesor (u otros estudiantes), que posibilita a Tal como Lajoie (2005) puso de manifiesto, el concepto
los estudiantes el progreso desde sus habilidades cog- de ayuda educativa ha ido ampliando su significado pa-
nitivas actuales hasta un pretendido objetivo educati- ra dar cabida a otro tipo de ayudas educativas de dife-
vo. rente naturaleza, tales como diversos tipos de soportes y
recursos útiles para el aprendizaje del estudiante basa-
La interacción social entre el docente y los estudiantes, dos en el ordenador.
y de los alumnos entre ellos, ocupa un papel central en
esta conceptualización desde el punto de vista de la di- AYUDAR A APRENDER CON TECNOLOGÍA
mensión social del andamiaje. En síntesis, se considera
que las ayudas directas de naturaleza verbal proporcio- Como acabamos de indicar, en gran parte a causa del
nadas por un experto (profesor o compañero más ex- intenso desarrollo de las TIC aplicadas con ordenado-
perto) pueden guiar de manera adecuada a los estu- res, ha aparecido una aplicación específica del concepto
diantes para lograr la consecución de un objetivo en de andamiaje educativo, que amplía su significado origi-
una tarea que los alumnos inexpertos no saben ejecutar nalmente relacionado a la dimensión social de la ense-
en solitario. ñanza y el aprendizaje, y se refiere al andamiaje educati-
vo producido mediante el ordenador.
Como estos y otros muchos autores han puesto de relie-
ve (Pea, 2004; Reiser, 2004), la metáfora del andamiaje Actualmente ya nadie pone en duda que el ordenador
educativo se fundamenta teóricamente en el concepto contribuye a proporcionar nuevos tipos de ayudas edu-
de zona de desarrollo próximo de Vigostky (1978). Aplicada cativas (por ejemplo, en relación con la información,
a los contextos educativos formales, la zona de desarro- creando materiales hipermedia que proporcionan acce-
llo próximo fue definida por el autor como la distancia sos diferenciados a la información; relacionado con la
entre el nivel de desarrollo real de un estudiante, deter- comunicación, generando contextos de interacción es-
minado a partir de la resolución independiente de pro- crita asincrónica) o que puede cambiar la naturaleza de
blemas, y el nivel más elevado de desarrollo potencial éstas, influyendo por consiguiente de manera diferen-
del estudiante, que puede identificarse durante la reso- cial en los procesos de aprendizaje de los estudiantes.
lución de problemas guiada por un experto (general-
mente el profesor) o en colaboración con sus iguales Como ya es sobradamente conocido, las TIC posibilitan
más capacitados. la creación de unas condiciones nuevas para la búsque-
8
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
da, obtención, acceso, organización, tratamiento, trans- – Multimedia. Las TIC poseen la particularidad de gra-
misión y uso en general de la información que se gestio- bar, registrar, almacenar o enviar diversos tipos de infor-
na en los contextos educativos. Deben considerarse es- mación mediante algunos medios o sistemas simbólicos.
tas nuevas características, que las TIC imprimen a la Además, pueden crear ciertos «espacios virtuales» en los
información, en conjunción con los rasgos semióticos que se presente la información, de forma integrada o
distintivos que ya poseen los soportes o los recursos clá- combinada, mediante diferentes medios.
sicos de la escritura, la notación matemática, los siste- – Hipermedia. Las TIC posibilitan la interrelación de la
mas figurativos (dibujos, diagramas, mapas, etc.), las información mediante enlaces o vínculos entre módulos
imágenes estáticas o dinámicas, y el lenguaje oral. informativos. Esta característica provoca la creación de
estructuras informativas flexibles y organizaciones muy
Algunos autores, como Coll et al. (2001) y Martí (2003), complejas de la información.
han caracterizado ciertas potencialidades de las TIC que
cambian, o pueden cambiar, bien el proceso de apren- Contando con estas potencialidades aportadas por las
dizaje, bien el funcionamiento mental del estudiante TIC, resulta interesante reflexionar, en primer lugar, so-
cuando éste se relaciona con la información de conteni- bre la posibilidad de aplicar estas características para
do cuyo soporte se basa en la aplicación de las TIC. Al- crear ayudas educativas mediante la tecnología y, en se-
gunas de las características tecnológicas con evidentes gundo lugar, acerca del uso adecuado de estas ayudas
implicaciones educativas que han destacado estos auto- educativas de naturaleza tecnológica en contextos con-
res son: cretos y procesos específicos de enseñanza y aprendiza-
– Formalismo. El uso educativo de las TIC requiere por je, de manera ajustada a las necesidades de aprendizaje
parte del estudiante el seguimiento de instrucciones se- de los estudiantes, para dar soporte a la cognición de és-
cuenciales muy definidas, precisas y en muchos casos tos, a la interacción social entre los participantes o a la
extremadamente rígidas. El alumno debe actuar según interrelación entre ambos procesos.
la lógica del dispositivo tecnológico o del programa in-
formático, que exige para funcionar adecuadamente Tipos de ayudas educativas tecnológicas para contextos
que determinadas acciones deban hacerse de modo ri- específicos de educación formal
guroso y en un orden determinado. No existe por el momento una clasificación suficiente-
– Interactividad. El empleo educativo de las TIC implica mente generalizada y consensuada entre la comunidad
que el estudiante (usuario) establezca una relación acti- académica que dé cuenta de la diversidad y de la tipolo-
va y constante con la información, con un alto grado de gía de ayudas educativas que, desplegadas con las TIC,
interacción, reciprocidad y contingencia entre ambos. pueden usarse dentro de los contextos educativos for-
Las TIC proporcionan un contexto de acciones recípro- males. Por tanto, en este apartado nos proponemos re-
cas entre las del usuario y las reacciones del ordenador flexionar sobre posibles dimensiones que contribuirán a
visibles en pantalla. Por lo general, debe suponerse que generar, en un futuro, clasificaciones útiles para investi-
los ordenadores ofrecen un tipo de feedback constante y gadores, diseñadores instruccionales y profesores que
adaptado a la naturaleza de las acciones e intervencio- quieran incorporar las TIC en el ejercicio de su docen-
nes del usuario. cia.
– Dinamismo. Las TIC pueden transmitir información
dinámica para representar visualmente fenómenos, pro- Teniendo en cuenta el posicionamiento teórico adopta-
cesos, sucesos, situaciones, actividades o espacios que se do, pensamos que cualquier caracterización de tipolo-
transforman o pueden cambiar a lo largo de un período gías de ayudas educativas tecnológicas debe considerar
de tiempo. el carácter situado y contextual del proceso de ense-
9
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
ñanza y aprendizaje. Por ello, creemos que deben utili- Provisión de contenidos
zarse criterios de clasificación de las ayudas educativas En este tipo de ayuda educativa se proporciona al
que tengan relevancia para procesos educativos especí- alumno el acceso a los contenidos que son objeto de
ficos. Si partimos de esta perspectiva, y siguiendo par- aprendizaje, tanto contenidos básicos como comple-
cialmente la propuesta de Badia et al. (2005), identifi- mentarios. Se pueden utilizar tecnologías diversas en
camos seis tipos de ayudas educativas que pueden función del contenido que se aborde. Para los concep-
ofrecerse mediante la tecnología. tuales puede bastar la presentación de contenidos en
diferentes formatos hipermedia (texto, representacio-
Apoyo a la comprensión de la actividad de aprendizaje nes visuales de todo tipo, audio, vídeo, etc.); para los
Este tipo de ayuda educativa tiene como finalidad lograr de naturaleza procedimental y estratégica, deberán
que el estudiante atribuya sentido a los objetivos de buscarse otros formatos que permitan la exposición de
aprendizaje de la actividad que se proponga. Así mismo, representaciones dinámicas de información, como las
se trata de que comprenda las características básicas de modelizaciones o las pautas interactivas (Hill et al.,
las cuestiones organizativas de la tarea didáctica. Con es- 2001).
te tipo de ayuda educativa, el estudiante debe poder re-
presentarse de una manera suficientemente clara las ca- Apoyo a la construcción de conocimiento
racterísticas de cada una de las tareas que conforman Este tipo de ayuda educativa tiene como finalidad pro-
una secuencia didáctica, en especial en tres aspectos re- veer al estudiante de diferentes materiales o instrumen-
levantes: qué se espera que el alumno realice (tanto en tos que le sirvan de apoyo al proceso de aprendizaje.
relación al proceso como en relación al producto), cuál
será la organización de la actividad conjunta (en espe- En esta categoría de ayudas educativas podemos distin-
cial, qué relación deberá tener con el profesor y con los guir entre herramientas tecnológicas para ayudar a:
compañeros) y qué papel juega el contenido durante – La búsqueda, el acceso, la selección y la manipulación
toda la actividad. de recursos informativos, y para interpretar y evaluar su
A menudo, para proporcionar este tipo de ayudas edu- utilidad.
cativas, se recurre, tecnológicamente hablando, a la uti- – La organización gráfica de la información.
lización de planes docentes interactivos (Barberà et al., – La elaboración, la reflexión y el ensayo de ideas, creen-
2004) que explican estos aspectos y detallan aquellas cias y teorías.
cuestiones clave para favorecer la comprensión de la ac- – La representación de su conocimiento y las compren-
tividad de aprendizaje. siones del estudiante (MacGregor et al, 2004).
– La generación de información para enviarla a otros.
Planificación del aprendizaje
Este tipo de ayuda educativa sirve para favorecer la plani- Dentro de este tipo de ayudas educativas proporciona-
ficación temporal por parte del estudiante de las accio- das mediante la tecnología tiene un lugar destacado la
nes de aprendizaje que le permitan lograr los objetivos utilización de los ordenadores como herramientas cog-
educativos propuestos. Las ayudas basadas en tecnología nitivas (Salomon et al., 1991; Lajoie, 1993; 2000) inte-
para promover el aprendizaje suelen ser calendarios, gradas dentro de entornos educativos tecnológicos, y
agendas electrónicas, entornos para la toma de decisio- que permiten proveer ayudas específicas especialmente
nes en colaboración o también programas que propor- para dar soporte a las habilidades cognitivas y las estra-
cionan avisos a los estudiantes para recordarles las fases tegias de aprendizaje que se emplean en tareas de
temporales y las fechas límite para llevar a cabo las activi- aprendizaje poco estructuradas, a menudo basadas en la
dades de aprendizaje. resolución de problemas complejos.
10
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
Comunicación y colaboración Los sistemas de tutoría inteligente (Azevedo, 2002) se
Este tipo de ayuda educativa permite al estudiante cono- diseñan analizando las tareas cognitivas que deben apli-
cer cuándo, dónde, cómo y en qué grado se promoverá carse a áreas específicas y actividades del currículo, se
la interacción instruccional y social entre él, el profesor determina el problema o cuestión que debe resolverse,
y el resto de los estudiantes. y se diseña un modelo experto de ejecución que se
adapta de manera dinámica y flexible al proceso de re-
En tanto que ayudas educativas, no nos estamos refirien- solución individual del problema por parte del estu-
do a espacios virtuales (del tipo de listas de distribución) diante. Idealmente, el sistema de tutoría inteligente usa
dentro de los cuales se produce la interacción virtual en- un modelo de evaluación del proceso de aprendizaje
tre el profesor, el estudiante y los compañeros; más bien del estudiante que evalúa su trabajo, identifica sus nece-
estamos hablando de herramientas diseñadas específica- sidades de conocimiento y le proporciona andamiajes
mente para proporcionar ayudas particulares a la organi- basados en este diagnóstico, de manera ajustada a su
zación conjunta de la participación del profesor y los es- progreso en el aprendizaje.
tudiantes, en contextos educativos en donde se
promueva un conjunto definido de interacciones socia- Integración de las ayudas educativas en entornos cons-
les delimitadas, como el hecho de compartir ideas, el ar- tructivistas de enseñanza y aprendizaje
gumento y la discusión, el consenso de ideas, la repre- Uno de los principales retos actuales en relación con los
sentación gráfica del resultado de la interacción procesos de enseñanza y aprendizaje con tecnología en
educativa, el aprendizaje cooperativo, la realización de la educación superior es la integración (término que al-
aportaciones complementarias, etc. gunos autores denominan andamiaje distribuido) de las
ayudas educativas que pueden proporcionar tanto los
La mayoría de estas tecnologías aplicadas a este tipo de humanos como los ordenadores en una estructura o sis-
ayudas educativas suelen estar diseñadas específicamente tema articulado y dentro de procesos concretos de ense-
para aplicaciones muy concretas, como Belvedere (Su- ñanza y aprendizaje soportados por las TIC (Pea, 2004;
thers, 2005), para realizar representaciones gráficas que Tabak, 2004; Lajoie, 2005).
medien la construcción colaborativa de conocimiento, o
para ayudar a representar el discurso escrito en entornos Tabak (2004) denomina sinergia al grado de articulación
asincrónicos de comunicación (Wong-Bushby et al., 2005). óptimo de las diferentes ayudas educativas propias de
una determinada aplicación de andamiaje distribuido,
Evaluación del progreso de los aprendizajes concebido como la articulación de las múltiples formas
Desde el punto de vista de la evaluación formativa, este de soporte educativo, especialmente las referidas a dos ti-
tipo de ayuda educativa debe permitir al estudiante el pos de soporte: del profesor y de las TIC. El mismo autor
conocimiento periódico de los progresos que va hacien- distingue tres tipos de modelos posibles de andamiaje dis-
do en su proceso de aprendizaje, qué contenido ha tribuido: andamiaje diferenciado, andamiaje redundante
aprendido adecuadamente, qué aspectos de su aprendi- y andamiaje correlacionado.
zaje deben mejorar y el modo de proceder para cons-
truir adecuadamente el saber. En el entorno técnico, las En el andamiaje diferenciado se identifican los objetivos y
tecnologías que se encargan de proporcionarle ayudas las necesidades de aprendizaje del estudiante en tareas
de este tipo son tareas autocorrectivas, programas de complejas, y se diseñan y prevén el conjunto de materia-
anotación sobre el trabajo escrito, sistemas de tutoría in- les o agentes que pueden dar soporte a cada una de las
teligente o también instrumentos, como el portfolio elec- necesidades. Cada una de las necesidades de aprendiza-
trónico. je posee su propio andamio.
111
1Antoni BadiaRevista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
El andamiaje redundante tiene como objetivo proporcio- académicas (vinculadas con la información académica:
nar múltiples ayudas educativas según la necesidad de buscar, localizar, leer, anotar, representar gráficamente,
aprendizaje. Un soporte por necesidad de aprendizaje escribir, comunicar, etc.), competencias de investigación
puede no ser suficiente, puesto que diferentes estudian- (observar, recoger información, realizar hipótesis, pre-
tes poseen también diferentes competencias y pueden sentar datos y valorar) y competencias sociales (colabo-
requerir o bien diversos tipos de ayudas educativas o rar, discutir, trabajar en equipo y resolver conflictos).
bien distintos niveles de soporte para cada una de las
necesidades de aprendizaje. Como puede inferirse de lo que acabamos de decir,
creemos que existe una incoherencia evidente entre los
En el andamiaje correlacionado, que es el que defiende el resultados en forma de competencias que los estudian-
autor como el más óptimo, se proporcionan múltiples tes deben adquirir a lo largo de su proceso formativo
soportes inclusivos que interactúan entre ellos de modo en la universidad y los métodos didácticos que los pro-
que trabajan de manera coordinada para guiar la conse- fesores universitarios, naturalmente exceptuando todos
cución de una tarea u objetivo. Se trata de proveer un los casos en los que no sea así, utilizan de forma pre-
conjunto de múltiples ayudas educativas, comunicar el ponderante en sus clases, al menos en una gran parte
valor de esas ayudas y demostrar la coordinación entre de las aulas de las universidades españolas.
las ayudas educativas. Consiste, en definitiva, en intro-
ducir el concepto de sistema de ayudas educativas, que de- Estamos de acuerdo con Rodríguez Illera (2003) cuan-
ben actuar de forma coordinada ante una necesidad do afirma que existe un conjunto de factores tecnológi-
educativa determinada. cos, sociales y también políticos que están influyendo so-
bre la enseñanza y el aprendizaje en la educación
AYUDAR A APRENDER CON TECNOLOGÍA EN LA superior, y que, por consiguiente, deberían afectar a los
EDUCACIÓN SUPERIOR hábitos docentes y a los procesos de aprendizaje de los es-
tudiantes. Con respecto a los factores relacionados con
Tal como indican Monereo y Pozo (2003), no hay una las tecnologías, hay suficientes evidencias que demues-
didáctica universitaria que distinga los métodos educati- tran que las TIC pueden ser elementos de innovación
vos utilizados en la educación superior de los emplea- didáctica en las instituciones educativas (Barberà et al.,
dos en otros niveles educativos. Sí que existe, sin embar- 2004) y, por consiguiente, también son aplicables para
go, un conjunto de hábitos docentes bastante comunes, ayudar a los estudiantes a aprender mejor en la educa-
que a menudo se han adquirido de forma vicaria por ción superior.
experiencia propia del profesorado sin que medie nin-
gún tipo de formación didáctica, basados en gran medi- Tal como comentan Barberà et al. (2005) en relación
da en la explicación oral monológica. con la educación virtual, existe un cambio importante
en el enfoque educativo que se adopta, en líneas genera-
En paralelo, existe una corriente académica importante les, para ayudar a aprender. En la educación superior
en la educación superior que plantea la necesidad de desarrollada mediante tecnología abunda la utilización
desarrollar en los estudiantes universitarios distintos ti- de metodologías didácticas basadas en contextos abier-
pos de conocimientos y habilidades para poder actuar tos, en donde el estudiante debe tomar muchas decisio-
de manera competente en la llamada sociedad de la in- nes de forma más autónoma, y en donde puede tener
formación y el conocimiento. Por poner un ejemplo, grandes dificultades en el progreso de su aprendizaje si
Marcelo (2001) propone tres grupos de habilidades que no recibe una ayuda suficiente y ajustada a sus necesida-
todo estudiante universitario debe poseer: competencias des de aprendizaje. Ello es así dado que el aprendizaje
12
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
Objetivos del aprendizaje
Fijados por el docente Fijados por el estudiante
Enfoque didáctico
Centrado en el docente Centrado en el estudiante
Contenidos
Disciplinarios Multidisciplinarios
Rol del docente
Instructor Facilitador
Rol de los estudiantes
Aprendizaje individual Aprendizaje colaborativo
Tipos de tecnologías educativas
Baja integración de las TIC Entornos ricos en tecnología
Evaluación de los aprendizajes
Acreditativa, realizada por el docente Formativa, realizada por el docente y los compañeros
FIGURA 1. Dimensiones educativas para analizar los modelos de enseñanza y aprendizaje en la educación superior.
en entornos abiertos basados en tecnología requiere que Objetivos del aprendizaje
los estudiantes autorregulen su aprendizaje, tomen deci- La fijación de los objetivos del aprendizaje es un tema
siones sobre, por ejemplo, entre otros aspectos, qué co- especialmente importante en la educación superior,
nocen, qué deben saber para resolver la tarea, el tiempo puesto que éstos se erigen en orientadores de todo el
que deberán dedicar a cada tarea, cómo acceder y traba- proceso formativo.
jar los materiales de contenido, cuándo deben modificar
planes o estrategias diseñados con anterioridad, etc. En un polo del contínuum se sitúan un conjunto de
propuestas, a menudo clasificadas dentro del ámbito
Diferentes autores (por ejemplo, Brush et al., 2000; Han- del diseño instruccional, que otorgan al docente la capaci-
nafin et al., 2000; Oliver et al., 2001; Hirumi, 2002; Peder- dad exclusiva de fijar los objetivos del aprendizaje. Por
sen et al., 2003) han contribuido a clarificar, con distin- contra, en el otro polo del contínuum se encuentra otra
tos matices educativos, las características que deben corriente didáctica que, bajo la denominación de enfo-
poseer estos nuevos contextos de enseñanza y aprendiza- que centrado en el estudiante, propone que sean los alum-
je con soporte de las TIC acordes con una nueva cultura nos quienes seleccionen, junto con el profesorado, los
para la enseñanza universitaria. En la figura 1 señalamos objetivos del aprendizaje, argumentando que de esta
algunas dimensiones psicoeducativas que, a nuestro pa- manera se tendrá en cuenta que éstos estén basados en
recer, ayudan a visualizar el contraste entre dos modelos problemas reales y que estén conectados con los intere-
de enfocar los procesos de enseñanza y aprendizaje en la ses, experiencias y conocimientos previos de los estu-
educación superior. diantes.
Seguidamente comentamos cada una de estas dimensio- Enfoque didáctico
nes, poniendo el énfasis en los polos del contínuum de En un polo del contínuum se sitúan aquellos enfoques di-
cada una de las dimensiones educativas. dácticos denominados enfoques centrados en el docente que
13
Antoni Badia 1Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento Vol. 3 - N.º 2 / Octubre de 2006
www.uoc.edu/rusc ISSN 1698-580X
sostienen que el docente debe dirigir todo el proceso de Rol del docente
enseñanza y aprendizaje, poniendo el énfasis en su activi- En un polo del contínuum se sitúan un conjunto de
dad como eje central del diseño tecnológico y pedagógico. planteamientos didácticos que ponen el énfasis en un
docente poseedor del conocimiento que toma la totali-
Por contra, en el otro polo del contínuum se encuentran dad de las decisiones con respecto al proceso formativo.
aquellos otros enfoques didácticos (a menudo denomi- Se trata, especialmente, de un profesor transmisor de
nados enfoques centrados en el estudiante) que sostienen los contenidos y evaluador de la actividad de los estu-
que el docente debe crear contextos de enseñanza- diantes y de sus resultados de aprendizaje.
aprendizaje en la educación superior, en los cuales se
desarrollen tareas de aprendizaje basadas en la resolu- Por contra, en el otro polo del contínuum el rol docen-
ción de problemas complejos y significativos que enlazan te se centra en actuar de mediador entre el contenido y
el contenido y los conceptos con las experiencias cotidia- el estudiante. En este sentido, su función se basa en pro-
nas de una determinada actividad real, con frecuencia porcionar diversos medios para acceder y elaborar la in-
de naturaleza profesional. Desde esta perspectiva, las ac- formación, en facilitar el proceso de aprendizaje y en
tividades de aprendizaje deben diseñarse desde plantea- organizar la actividad educativa conjunta del aula, sin
mientos heurísticos que promuevan la exploración del resolver directamente las dificultades de aprendizaje
problema, su interpretación desde perspectivas múltiples que muestren los estudiantes. Más bien propone vías al-
y el proceso de resolución del mismo mediante un acer- ternativas de resolución, realza la importancia de los
camiento práctico a los conceptos, facilitando aprendiza- errores para establecer nuevos procesos de aprendizaje
jes más flexibles y aplicables a la realidad. y trabaja junto a los estudiantes para determinar la es-
trategia de aprendizaje más adecuada.
Contenidos
En un polo del contínuum se sitúan aquellos plantea- Rol de los estudiantes
mientos didácticos que tienen en el contenido su princi- En un polo del contínuum, los estudiantes desarrollan
pal razón de ser. En estos casos, el contenido especial- individualmente actividades de aprendizaje dirigidas de
mente académico y disciplinar se erige en única forma directa por el docente, habitualmente sin tener
referencia para el aprendizaje. Dicho contenido estruc- iniciativas que vayan más allá de la propuesta didáctica
tura las actividades de aprendizaje, en las cuales se pro- proporcionada por el propio docente.
mueve la construcción de conocimiento a partir del con-
tenido generado en gran parte en contextos académicos. Por contra, en el otro polo del contínuum se sitúan
aquellos planteamientos didácticos que exigen al estu-
Por contra, en el otro polo del contínuum el contenido diante responsabilizarse de su propio proceso de
es una referencia indispensable en el proceso de ense- aprendizaje, proponerse objetivos individuales, evaluar
ñanza y aprendizaje, pero los estudiantes pueden incor- sus propias necesidades de aprendizaje y tomar decisio-
porar otros contenidos que no sean proporcionados ex- nes en relación con la planificación, el desarrollo y la
clusivamente por el profesor. En esta perspectiva, éstos revisión de su propio proceso de aprendizaje, con un
son útiles en la medida en que sirven para resolver difi- alto nivel de exigencia en cuanto a la autorregulación
cultades o problemas de tipo aplicado, por lo cual a me- del aprendizaje. Esto se consigue mediante el abordaje
nudo se necesitan contenidos de diversas disciplinas o de tareas de aprendizaje problemáticas y abiertas, en
áreas de conocimiento, tanto académicos como profe- donde se tiene en cuenta el ritmo individual del alum-
sionales, para resolver un determinado problema con no, se tiene acceso a las múltiples fuentes de informa-
frecuencia situado en contextos reales. ción y se abordan los problemas de aprendizaje plante-
114
1Antoni Badia

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin