Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información

De
7 pages
Resumen
Tanto en la ficción como en la vida cotidiana, la capacidad de poder registrar cuanto se hace para poder dar fe de aquello que se hizo es una posibilidad nada remota. Con ayuda de sistemas altamente sofisticados, la mirada penetra cada vez más en nuestras prácticas sociales. Y las registra y almacena para que puedan ser utilizadas más adelante. La sutileza del mecanismo es tal que contribuimos a ello mediante el uso que hacemos de esa misma tecnología, entonces registramos, hacemos fotos y grabamos continuamente. En ese sentido, para el Estado, el concepto de videovigilancia constituye un aparato de control que le permite dar cuenta de esas formas de hacer que tiene su población. También es verdad que el uso e implementación de sistemas de videovigilancia en la sociedad actual parecen admitirse en lo que se refiere a salvaguardar la seguridad de la ciudadanía, pues confiere veracidad a los hechos y permite reconstruir la realidad. Pero al mismo tiempo, otra mirada al respecto nos puede desvelar que dichos sistemas pueden perfectamente responder a una estructura cuyo objetivo es la posibilidad de establecer un mecanismo de control de sus habitantes.
Abstract
Both in fiction and in everyday life, the ability to record everything that is done to be able to vouch for what happened is by no means a remote possibility. With the help of highly sophisticated systems, the camera penetrates our social practices more and more. And it records and stores them so that they can be used in the future. The subtlety of the mechanism is such that we contribute to it through the use we make of this very technology, as we continually record, take photographs and save. In this sense, the concept of video-surveillance constitutes a control device by the State to monitor the ways that its population has of doing things. It is also true that the use and implementation of video-surveillance systems in today?s society appears to be allowed in terms of ensuring people?s safety as it drags veracity out of the events and enables reality to be reconstructed. But, at the same time, another look at it may reveal to us that these systems may respond perfectly to a structure aimed at the possibility of establishing a mechanism to control its inhabitants
Voir plus Voir moins

Universitat Oberta de Catalunya
http://uocpapers.uoc.edu
artículo
Dossier «Ciudades en la sociedad de la información»
Mecanismos de videovigilancia
en la sociedad de la información
Jesús Rojas
Fecha de presentación: julio de 2007
Fecha de aceptación: septiembre de 2007
Fecha de publicación: octubre de 2007
Resum Abstract
Tanto en la ficción como en la vida cotidiana, la capacidad de poder Both in fiction and in everyday life, the ability to record everything
registrar cuanto se hace para poder dar fe de aquello que se hizo es una that is done to be able to vouch for what happened is by no means a
posibilidad nada remota. Con ayuda de sistemas altamente sofisticados, remote possibility. With the help of highly sophisticated systems, the
la mirada penetra cada vez más en nuestras prácticas sociales. Y las camera penetrates our social practices more and more. And it records
registra y almacena para que se puedan utilizar más adelante. La suti- and stores them so that they can be used in the future. The subtlety
leza del mecanismo es tal que contribuimos a ello mediante el uso que of the mechanism is such that we contribute to it through the use we
hacemos de esa misma tecnología, entonces registramos, hacemos fotos make of this very technology, as we continually record, take photographs
y grabamos continuamente. En ese sentido, para el Estado, el concepto and save. In this sense, the concept of video-surveillance constitutes a
de videovigilancia constituye un aparato de control que le permite dar control device by the State to monitor the ways that its population has
cuenta de esas formas de hacer que tiene su población. of doing things.
También es verdad que el uso e implementación de sistemas de vi- It is also true that the use and implementation of video-surveillance
deovigilancia en la sociedad actual parecen admitirse en lo que se refiere systems in today’s society appears to be allowed in terms of ensuring
a salvaguardar la seguridad de la ciudadanía, pues confiere veracidad a people’s safety as it drags veracity out of the events and enables reality
los hechos y permite reconstruir la realidad. Pero al mismo tiempo, otra to be reconstructed. But, at the same time, another look at it may reveal
mirada al respecto puede desvelar que dichos sistemas pueden perfec- to us that these systems may respond perfectly to a structure aimed at
tamente responder a una estructura cuyo objetivo es la posibilidad de the possibility of establishing a mechanism to control its inhabitants.
establecer un mecanismo de control de sus habitantes.
Keywords
Paraules clau video-surveillance, individualisation, panopticism, power
videovigilancia, individualización, panoptismo, poder
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
31
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
3y urbanizaciones donde ya se puede dormir con tranquilidad,
pues se tiene la seguridad de contar con dichos sistemas de se-
guridad tan sofisticados.
La idea que existe detrás de este tipo de instalaciones de red
inalámbrica, seguridad domótica y controles digitales es que los
registros que facilitan permiten tener un ambiente seguro. Ante
todo, se ha sabido vender la seguridad a quien es capaz de poseer
dichos sistemas. Incluso, y de la manera más sencilla e inme-
diata, las posibilidades que puede generar la pantalla del móvil
apuntan también en ese sentido: la transmisión al instante del
momento en el cual nos encontramos, las coordenadas geográ-
ficas de nuestra posición, etc.
Figura 1. Cámara Intemperie Color 0 Lux La percepción se agudiza y el detalle se hace visible, ya que
Cámara en color de doble tecnología que proporciona imágenes en color cuando se amplifica mediante el constante desarrollo de la tecnología.
hay suficiente luz e imágenes en blanco y negro cuando hay poca o ninguna
De este desarrollo se aprovecha también el Estado, que agudi-luz. Gracias a su antorcha LED de infrarrojos y a su alta sensibilidad es capaz de
iluminar objetos en total oscuridad a una distancia de 10 a 15 metros. za asimismo su percepción de la población, de modo que puede
ofrecer respuesta a las demandas, por ejemplo, en materia de
seguridad.El pintor necesita de la mirada
Se monitorea la actividad e incluso la ausencia de ésta, así Daniel Auteuil. Conversaciones con mi jardinero (2007)
como las prácticas sociales de los sujetos, sean cívicas o no –aun-
Con Polyx el videoportero cobra protagonismo y se hace mirar que las primeras interesen más, pues así se justifica el gasto en
Publicidad sobre las ventajas y polivalencia de un videoportero. materia de seguridad que tienen actualmente los estados–.
La sociedad se vuelve disciplinada poco a poco, ya que ade-
más de aparecer nuevas leyes, códigos y ordenanzas, los apara-Introducción
tos jurídicos, sanitarios, etc. pueden recurrir a los registros de las
prácticas sociales que llevan a cabo los habitantes para poder Ante el reto de encontrar las huellas de su pasado bajo la amena-
ejecutar no sólo un castigo o marcar una infracción, sino justa-za de una vigilancia total, globalizada, permanente, Jason Bourne
mente para justificar el propio papel del Estado.vuelve a la acción. Cruza Londres, Nueva York, Tánger, París, etc.
Michel Foucault hizo referencia a un dispositivo disciplinario ante la atenta mirada de las lentes de una infinidad de aparatos
para poder ejercer un control cada vez mayor sobre los sujetos. de grabación y vigilancia de última generación. Lo mismo le pasa
Ahora parece que la tecnología, en materia de seguridad, dedica a John McClane, quien debe hacer frente al enemigo teniendo
también esfuerzos a obtener un control mucho más detallado.como herramienta, entre otras cosas, las amplias posibilidades
que proporciona la búsqueda y rastreo de información mediante
1móviles, cámaras de vídeo, cámaras web, etc. La percepción
Pero no hay necesidad de hacer referencia a este tipo de guio-
nes ni visualizarlos, basta mirar alrededor y seguramente más de En la Fenomenología de la percepción (1945), Maurice Merleau-
2una cámara de vídeo habrá reconocido ya algunos de nuestros Ponty describe la percepción como un proceso cognoscitivo que
movimientos y de nuestras operaciones, que se encuentran de- une muchas sensaciones, entendidas éstas como elementos del
bidamente almacenados en un archivo. conocimiento.
También se puede hacer referencia a las últimas adquisiciones Percibir implica, entre otras cosas, distinguir un objeto del su-
en materia de seguridad con las que cuentan ya algunas casas jeto y de la relación que puede guardar con otros objetos y otros
1. Los argumentos son de dos películas que se han estrenado en las últimas semanas, concretamente La Jungla 4.0 y El ultimátum de Bourne. Pero
la ficción lo es cada vez menos, ya que visualizar los recorridos que la gente hace o seguir el rastro de alguien es ahora cada vez más sencillo. Es
como acudir al perpetuo registro de un viaje que nunca se termina, pero que se puede precisar con un mínimo margen de error.
2. De esas que se encuentran en la parte posterior de nuestro ordenador o de aquellas que ya están instaladas sin pudor y con la conformidad de
mucha gente en plena calle, sobre un edificio, cerca de una entidad bancaria o en su correspondiente cajero automático. Todo movimiento ha
quedado debidamente registrado.
3. Basta dar un paseo y mirar sin mucho detenimiento en algunas calles, urbanizaciones y negocios para darse cuenta de que sus moradores han
realizado una gran inversión en materia de seguridad: cámaras de video permanentemente activadas, alarmas claramente señalizadas, pegatinas
que avisan del servicio y, por si eso no fuera suficiente, los servicios de seguridad incluyen también la presencia física para disuadir de realizar
hipotéticos actos delictivos.
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
32
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana
Fuente: <http://www.superinventos.com/S130311.htm>Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
sujetos. La forma primigenia de vehicular dicha percepción es,
para Merleau-Ponty, el ojo tomado como centro de una revisión
del estatuto ontológico del espíritu.
Este ojo-objeto puede tener su correlato en el sujeto en-
tendido como módulo divino de una percepción universal. Esta
perspectiva es la de un saber que se pretende absoluto en tanto
que es parte de aquello que se ha percibido.
Lo que se percibe se puede registrar y almacenar, ya que luego
podrá utilizarse para determinar las circunstancias de los hechos
o bien para reconstruir algunos acontecimientos. Tanto las per-
cepciones como sus correspondientes registros son cada vez más
precisos y ahora también pueden ser inmediatos e incluso pueden
llegar a ocupar mucho menos espacio. Lo percibido se registra,
se almacena y servirá para dar fe de lo ocurrido.
Figura 2. Cámara de redPor eso, actualmente, asistimos a una cultura de la visión,
La cámara de red incluye un sensor de 1,3 megapíxeles que proporciona imágenes tal como Martin Jay (1986, 1993) proponía en su introducción a
claras, nítidas y perfectas para la identificación de objetos y personas. El objetivo
la Modernidad y la hegemonía de la visión. Dicho autor también de alta calidad utiliza un iris de tipo DC para mejorar la profundidad de campo y
consideraba que para aquellas personas que podemos ver, la vi- proteger el sensor en escenas muy iluminadas. La resolución megapíxel permite
controlar con gran detalle zonas importantes como entradas y cajas.sión es, de todos los modos de percepción, el más predominante
y el que puede determinar en gran medida nuestra vida diaria.
La cultura occidental, sigue este autor, ha sido dominada por un parecer comparten. Mediante un sistema integral de seguridad
paradigma “ocularcentrista”: la visión ha generado e interpretado cada vez más complejo podemos tener constancia de actividades
el conocimiento, la verdad y la realidad. paralelas, de salidas y llegadas de personas a nuestros hogares.
Desde hace ya tiempo, esa idea de visión ha pasado a ser, Dichos sistemas incluso nos pueden avisar de ausencia de acti-
mediante el papel que ha desempeñado la tecnología, una herra- vidad (como, por ejemplo, los sistemas de monitorización para
mienta extraordinariamente eficaz, no sólo para la producción del las habitaciones de los bebés que pueden avisar de saltos en la
conocimiento, sino también para un ejercicio claramente decan- respiración, de los tipos de llanto, etc.). También se puede tener
tado hacia las instituciones y el Estado. Y a ese control también conocimiento, siempre que alguien se haya quedado en el hogar,
se han sumado las diferentes instituciones y la sociedad en su de si no tuvo lugar ninguna actividad en un determinado intervalo
conjunto: guarderías que ofrecen un servicio de vigilancia per- de tiempo. Este simple hecho puede ser una indicación –y de eso
manente a los padres y madres, que seguramente se sentirán más avisaría el equipo del propio sistema de seguridad– de que ha
seguros si de vez en cuando echan una ojeada a sus hijos e hijas pasado algo: una caída, un accidente o algo mucho peor.
y, sobre todo, a la forma en la que se les educa. Hace aproxima- Tener conocimiento de situaciones como las anteriores es
damente un año aparecía en los diarios una nota referente a la posible mediante el permanente registro de un sistema de vi-
remota posibilidad de que las aulas de las universidades fueran deovigilancia. En algunos casos, simplemente hay que activar
debidamente equipadas con la tecnología suficiente para poder algún botón, hacer clic en el ordenador o activar alguna cámara
así comprobar la tarea docente: la labor del profesorado univer- de vídeo en concreto.
sitario podría vigilarse. Las imágenes, los avisos, etc. quedan registrados en el siste-
Y hay otra forma menos aterradora, pero igualmente eficaz: ma de seguridad en forma de mensajes de texto, SMS, correos
el empleado de banca, con sólo teclear en el ordenador, puede electrónicos, avisos en teléfonos fijos y móviles. Mediante estos
acceder al rastro que hemos ido dejando a nuestro paso durante mismos aparatos, incluso se puede acceder a zonas específicas
el simple acto de abonar nuestros consumos y dietas con una que se haya sometido a vigilancia, como rincones específicos de
tarjeta de crédito. Se nos ve, se nos oye, se nos registra, saben las viviendas y negocios o calles, túneles, puentes, etc. Se puede
nuestros gustos. Habría que preguntar a Bourne la manera de acceder a estos espacios y se puede programar, poner en marcha
sortear dichos controles. e incluso detener el tipo de vigilancia que se desee.
Nos referimos sin duda a un complejo sistema de videovigi-
lancia que hoy en día parece ganar más y más adeptos.
Una imagen excepcional Acceder a este tipo de sistemas es relativamente sencillo (el
coste es quizá una de sus principales dificultades), ya que las
Monitorizar aquel espacio que no percibimos al instante parece opciones que se presentan incluyen la posibilidad de incorporar
hoy una necesidad que muchas familias y muchos negocios al el sistema de visión y vigilancia a través de pantallas TFT, lo que
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
33
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana
Fuente: <http://www.casadomo.com>Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
proporciona al sistema la función de visión y vigilancia junto a la
capacidad de controlar varias cámaras simultáneamente: control
de persianas, calefacción, aire acondicionado, toldos, etc. for-
man parte de la intervención que se puede llevar a cabo en las
viviendas y en los edificios.
De igual modo, los controles son más intuitivos y ofrecen
menús más completos. Los controles remotos, vía internet, se
encargarán de mantener el orden y la seguridad del espacio que
se desee, además de proporcionar mejoras gracias a imágenes Figura 3. Las aplicaciones de «Dosch Textures: Human Eyes»
más nítidas y de mayor calidad. En una palabra, imágenes ex- La tecnología de la visualización tiene como artífice y punto de partida la pro-
pia mirada.cepcionales bien registradas.
El sistema también puede ofrecer prestaciones de conmuta-
ción y transmisión de vídeo analógico (vídeo compuesto) a través El dispositivo disciplinario y de control al que Foucault hacía
de los sistemas integrados. Conmutación de entradas de vídeo referencia es, como todo el mundo sabe, la figura del panóptico,
analógico, visión simultánea en un mismo monitor y salidas de ví- un mecanismo arquitectónico en que el registro de lo patológico
deo para visualizar en TV. Asimismo, también podemos visualizar debe ser constante y centralizado, esto es, la vigilancia debe ser
4imágenes en color, visión nocturna y muchos elementos más. permanente para conseguir informes continuos de las activida-
des ahí llevadas a cabo y así poder determinar las causas de los
5comportamientos y explicar los acontecimientos. La disposición
El control como procedimiento analítica del espacio que se desprende del proyecto del panóptico
de individualización habla del reagrupamiento, de la disposición de sus elementos y
del conocimiento tanto de aquello que lo compone como de las
Michel Foucault acertó al referirse a esa tecnología desarrollada superficies en las que se dan las relaciones.
En realidad, el panóptico es un laboratorio de poder que per-entre los siglos xvi y xix cuyo objetivo era el control de los sujetos:
la inspección de los individuos no debe cesar y la mirada está por mitirá resolver los problemas de vigilancia. Y la ciudad que se
quiere gobernar como un territorio es su arquetipo. ¿Contiene doquier en movimiento (Foucault, 1976; 1980).
De esa manera se pueden vigilar los desórdenes, los latroci- también la ciudad este tipo de tecnologías que institucionalizan
la mirada? Basta con mirar alrededor para darnos cuenta de que nios, los saqueos, las enfermedades y las epidemias. Actualmente,
las policías científicas, los peritos e incluso los agentes bancarios sí se encuentra debidamente equipada para llevar a cabo una
vigilancia minuciosa.recurren a las tecnologías más sofisticadas para poder reconstruir
los hechos repasando nuestros movimientos y acciones. De esta ¿Qué explicación podría tener el hecho de que las ciudades
cuenten ahora con sistemas de televisión que aseguren una vi-manera cuentan con los elementos suficientes para poder resolver
algunos casos o reconstruir una versión de los hechos. gilancia permanente en sus calles, puentes, carreteras, túneles e
incluso en los servicios públicos como el transporte? ¿Nos ase-La sociedad disciplinaria, señalaba Foucault, fue inventada en
el siglo xix y en el siglo que vivimos actualmente se ha perfeccio- guran esta vigilancia?
En este mismo sentido, hace tiempo se instauró en la ciu-nado en sus formas más variadas y más nítidas. Un artífice de la
disciplina actual es, seguramente, el que se basa en los resultados dad de Londres un sistema de verificación de cobro de peaje
para acceder a sus calles. Los usuarios del automóvil no sabían que proporciona el mecanismo de la videovigilancia.
4. Existe en la ciudad de Vic un proyecto que ha sido realizado por la empresa instaladora de Vic Comercial Electrónica d’Osona y está especializada en el diseño y
ejecución de proyectos que hacen referencia a la funcionalidad de las viviendas, mediante la incorporación de sistemas de videovigilancia: seguridad y confort
son elementos clave de este tipo de proyectos. A continuación se resumen algunas de las funciones que pueden ejecutar ya las viviendas: alarmas anti-intrusión,
alarmas técnica, alarmas de seguridad personal -modelo Powermax de Visonic, gestión de cámaras, a través de servidor de cámaras Felxwatch, circuito de video
vigilancia, simulación de presencia, visualización Video portero Comelit -control de apertura y cierre de puertas, envío de avisos, control desde el interior de la vi-
vienda y desde el exterior de electrodomésticos gama Serve@home; agenda de teléfonos: mensajes internos, fechas de interés; acceso a Internet desde pantalla
de televisión sistema Dilartec® Avanza, ejecución de ambientes y escenas desde diferentes mandos de control; ejecución de ambientes y escenas a través de mo-
dulo GSM de la alarma, control de iluminación, riego, calefacción, persianas y Foscurits (Junestrand, 2007).
5. El espacio cerrado que representaba el panóptico, era, para Foucault, el espacio ideal donde los movimientos más pequeños estaban controlados, ya que ahí
se registraba hasta «los finos detalles de la existencia». Detrás de este dispositivo disciplinario se podía leer la obsesión de los «contagios», de la peste, de las
revueltas, de los crímenes, de la vagancia, de las deserciones, de los individuos que aparecen y desaparecen, viven y mueren en el desorden (Foucault, op. cit.
pág. 201).
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
34
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana
Fuente: <http://www.4bytes.com>Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
si serían sorprendidos sin pagar este peaje, estaban inseguros, permite ejercer fácilmente el poder, pues los individuos o la po-
6podían arriesgarse a entrar en la ciudad sin pagar, pero había blación en general se convierten en el objetivo de dominación.
numerosas cámaras de vídeo que les recordaban (y les recuerdan) De lo anterior tenemos que quedarnos con la idea de que el
que el hecho de que les sorprendan sin pagar puede ser motivo panóptico sirve a Foucault (1998) para hablar del espacio, como
de una infracción. Lo importante aquí no es que se pague o no, una tecnología que sirve para establecer un vínculo muy impor-
sino que exista el temor a ser sorprendido y las consecuencias tante entre el saber y el poder mediante la vigilancia.
de este temor: el control del comportamiento. El panóptico también es un dispositivo que produce cuerpos
«El panóptico debe ser comprendido como un modelo ge- dóciles, pues la incertidumbre que produce una vigilancia per-
neralizable de funcionamiento; una manera de definir las rela- petua permite modificar el comportamiento e intentar encauzar
ciones de poder con la vida cotidiana […] es el diagrama de un la conducta desviada. Así pues, el panóptico implica una implan-
mecanismo de poder referido a su forma ideal […], una figura tación de los cuerpos en el espacio creado para tales fines. Por
de tecnología política que se puede y que se debe desprender de tanto, podríamos afirmar que nuestras ciudades, cuyas calles cru-
todo uso específico, […] es un tipo de implantación de los cuer- zamos, donde vivimos, etc., obedecen al mismo principio del que
pos en el espacio [y] es aplicable a todos los establecimientos surgió el panóptico. Los sistemas de videogilancia que velan por
donde, en los límites de un espacio que no es demasiado amplio, la seguridad de la ciudadanía tanto en el terreno físico como en
haya que mantener bajo vigilancia a cierto número de personas» el virtual mantienen el circuito de la vigilancia y control y pueden
(Foucault, 1976, págs. 208-209). orientar el tipo de comportamientos que se deseen.
El proyecto del panóptico obedece a un principio básico que Al margen de los beneficios logrados con dicho control, los
Foucault (1976) entiende como la visibilidad total de los cuerpos, esquemas disciplinarios también producen esquemas de exclu-
de los individuos y de las cosas. Este proyecto, que se concreta sión, pues además de detectar los acontecimientos, se consigue
en poder «dividir el espacio y dejarlo abierto al mismo tiempo», una mejor distribución de lo normal y lo anormal, del orden y el
surgió del proyecto de la arquitectura hospitalaria del siglo xviii desorden. Todo dispositivo disciplinario, como el de videovigi-
que intentó institucionalizar la mirada, es decir, recrear un es- lancia, se dispone en torno de lo anormal, para marcarlo y pos-
pacio que permitiera hacer visibles a los cuerpos, observarlos, teriormente modificarlo.
pero procurando al mismo tiempo evitar su contacto, que podría El poder disciplinario que implica el control de los individuos
equivaler a contagio. En materia de seguridad, la videovigilancia también se explica, se ejecuta e instrumentaliza mediante las
institucionaliza, mediante la tecnología, la mirada. prácticas gubernamentales, es decir, la biopolítica, en tanto que el
Sin embargo, ¿qué es exactamente el panóptico? «Conocido ejercicio de racionalizar los fenómenos que aquejan a la sociedad
es su principio: en la periferia, una construcción en forma de también se nutre de los aparatos de videovigilancia.
anillo; en el centro, una torre, ésta, con anchas ventanas que Son temas propios del gobierno aquellos que afectan a su
se abren a la cara interior del anillo. La construcción periférica población, tales como la salud, la higiene, la economía y la se-
está dividida en celdas, cada una de las cuales atraviesa toda la guridad, entre muchos otros. Aunque también son temas de la
anchura de la construcción. Tienen dos ventanas, una que da al propia población, pues es ésta quien, en determinados momentos,
interior, correspondiente a las ventanas de la torre, y la otra, que exige al Estado la pronta resolución de algunos de los problemas
da al exterior, permite que la luz atraviese la celda de una parte que más la afectan.
a otra. Basta entonces situar a un vigilante en la torre central Entre ellos, es notable el impacto que tiene desde hace ya un
y encerrar en cada celda a un loco, un enfermo, un condenado, tiempo la seguridad ciudadana, que, junto con algunos aspectos
un obrero o un escolar. Por el efecto del contraluz, se pueden relacionados con el civismo, han provocado que la sociedad vaya
percibir desde la torre, recortándose perfectamente sobre la luz, admitiendo, no sin cierto recelo, la incorporación en el espacio pú-
las pequeñas siluetas cautivas en las celdas de la periferia […]» blico de controles mediante el uso de cámaras de vídeo, que pueden
(Foucault, 1976, págs. 203-204). dar fe de aquello que pasa en las calles: desórdenes públicos, robos,
7La tecnología del panóptico divide el espacio y asegura la vi- crímenes, e incluso la determinación de una infracción de tráfico.
gilancia mediante el efecto de la visibilidad. Con esto se abre, se El tema de la seguridad desempeña un papel muy importan-
posibilita el lugar del registro del saber. Su procedimiento óptico te actualmente –sólo hay que observar y, sobre todo, padecer
6. En En ese ese sentido sentido resulta resulta curiosa curiosa la la similitud similitud que que existe existe con con el el mecanismo mecanismo del del panóptico, panóptico, ya ya que que los los prisioneros prisioneros nunca nunca llegaban llegaban a a tener tener la la certeza certeza de de ser ser observados observados
o vigilados, pues no podían ratificar la presencia del guardia. Éste, en cambio, podía observar cuando quisiera, solo tenía que mirar y la disposición arquitectónica
del mecanismo se ocupaba del resto.
7. Basta Basta recordar recordar a a la la luz luz de de los los hechos, hechos, las las imágenes imágenes mostradas mostradas en en vídeo vídeo del del caso caso Tous, ous, o o de de la la mujer mujer que que fue fue apaleada apaleada y y grabada grabada por por las las cámaras cámaras de de un un cajero cajero auau- -
tomático. La implementación de radares en las vías públicas, carreteras, autopistas, playas, aeropuertos etc. demuestran el alto grado de penetración de dichos
mecanismos.
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
35
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
el estricto control al que hay que someterse cada vez que se Bien es cierto que en muchos casos el registro de dicho rastro
quiere viajar en avión–, desde los puntos de vista económico y se puede usar en nuestro propio beneficio, pero al mismo tiem-
político. po tenemos que admitir que los controles disciplinarios de las
Lo anterior hace pensar en el papel que verdaderamente pue- instituciones, mediante el advenimiento de la tecnología, se han
den tener las instancias del orden en una sociedad. La policía regenerado y han alcanzado un alto nivel de sofisticación.
o Polizeiwissenschaf es una institución que surge en relación a Los equipos, los sistemas y los mecanismos se han moder-
esa técnica gubernamental cuyo objetivo es hacerse cargo de los nizado y ahora el panóptico no necesita la figura del vigilante.
problemas de la población. En ese sentido, se puede afirmar que La visualización en forma tecnológica ha creado una red a la
la policía e incluso la medicina y la ciencia instrumentalizan los que usuarios y habitantes contribuyen mediante la creación y el
deberes del Estado con su población al facilitar el escrutinio de mantenimiento de ese espacio donde se hacen perpetuamente
las acciones, de las costumbres y de los «haceres» de la misma. visibles.
En materia de seguridad, queda claro el papel que desem- La videovigilancia es justamente el artífice de la disciplina
peñan actualmente los grupos policíacos equipados, hoy en día, que, bajo los procedimientos del Estado en materia de «resolución
con la suficiente tecnología para salvaguardar dicha seguridad. de los problemas de su población», ha ido introduciendo la ma-
La videovigilancia se ha constituido en un mecanismo de control nera de observar, sin perder un solo detalle, nuestras actividades
cada vez más utilizado. más cotidianas. La mirada adecuadamente equipada en materia
El ámbito de la biopolítica es lo urbano y lo global. Pero aho- tecnológica, sigue siendo capaz de contribuir con el más mínimo
ra ya no se ejecuta únicamente en los espacios cerrados, pues detalle a la reelaboración de los hechos y las circunstancias.
sus nuevos espacios de dominación y control se han extendido
al cibermundo, donde es posible un ajustado seguimiento de los
movimientos de los individuos mediante los registros informati- Referencias bibliográficas
8zados que van dejando a su paso en las redes de la información.
Y la orientación de su comportamiento por medio de tecnologías FIRENZE, A. (2007). El problema de la percepción y la fenomeno-
derivadas de la mercadotecnia. Esta aproximación se da otra vez logía de Merleau-Ponty. [en línia]
cuando la gestión económica tiende a confundirse con la política, http://www.scb-icf.net/nodus/059MerleauPonty.htm
debido a la potencia incrementada de la mercancía como media- FOUCAULT, M. (1976). Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión.
dor social principal y a la interiorización de la lógica capitalista México: Siglo xxi, 1988.
en los hábitos de extensas capas sociales. FOUCAULT, M. (1980). «El ojo del poder. Entrevista con Michel
Foucault». En: J. BENTHAM. El panóptico. Barcelona: Ed. La
piqueta.
Algunas consideraciones finales JAY, M. (1993). Downcast Eyes: the Denigration of Vision in Twen-
tieth Century French Thought. Berkeley: University of Cali-
Las técnicas de gobierno para dar cuenta de las prácticas sociales fornia Press.
de sus habitantes se han instrumentalizado de tal manera que JAY, M. (1986). «In the Empire of the Gaze: Foucault and the De-
cada movimiento, paso, operación y acción que ejecutamos que- nigration of Vision». En: D. COUZENS (ed.). Foucault: A Critical
dan debidamente registrados y almacenados en algún archivo. Reader. Oxford: Basil Blackwell.
Los relatos que acompañan a las historias de ficción encajan JUNESTRAND, S. (2007). Proyecto Hogar Digital DiLartec. <http://
perfectamente en cualquier historia cotidiana. En el espacio ur- www.casadomo.com>
bano, en un mitin, en las cercanías de una institución bancaria, MERLEAU-PONTY, M. (1975). Fenomenología de la percepción.
en los hospitales, cárceles, estaciones, aeropuertos y autopistas. Barcelona: Península.
Bajo los puentes y al lado de los edificios. En la web e incluso en SEGURITAS DIRECT (2007). Alarmas y cámaras de videovigilancia
los lugares más recónditos. En todos es posible encontrar hoy en para hogar y negocio.
día los restos y los rastros que deja cualquier persona. <http://www.securitasdirect.es>
8. P or ejemplo, una publicidad en materia de videovigilancia advierte que «nuestras alarmas pueden comunicarse directamente con el usuario/a a través del módulo
habla/escucha. Podemos hablar con usted y escuchar lo que realmente ocurre en su hogar o negocio sin falsas alarmas». Securitas-direct. Securitas-direct. En En <http://www.secu-
ritasdirect.es>.
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
36
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana Universitat Oberta de Catalunya
revista sobre la sociedad del conocimientouocpapers
http://uocpapers.uoc.edu Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información
Cita recomendada:
ROJAS, Jesús (2007). «Mecanismos de videovigilancia en la sociedad de la información». En: P. RIBAS, R. RIBERA
y F. GONZÁLEZ (coords.). «Ciudades en la sociedad de la información» [artículo en línea]. UOC Papers. Nº. 5. UOC.
[Fecha de consulta: dd/mm/aa].
<http://www.uoc.edu/uocpapers/5/dt/esp/rojas.pdf>
Esta obra está sujeta a la licencia Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 2.5 España de Creative Commons. Puede copiarla, distribuirla y comuni-
carla públicamente siempre que cite a su autor y la revista que la publica (UOC Papers), no la utilice para fines comerciales y no haga con ella obra derivada.
La licencia completa se puede consultar en: http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/deed.es/
Jesús Rojas Doctor en Psicología social (Universidad Autónoma de Barcelona). Es
profesor asociado de Psicología social en la Universidad Autónoma de Profesor asociado de Psicología social
Barcelona, profesor consultor de los Estudios de Psicología y Ciencias (Universidad Autónoma de Barcelona)
de la Educación de la UOC (área de psicología social) y profesor del Consultor de los Estudios de Psicología
máster de Investigación en psicología social (Universidad Autónoma de y Ciencias de la Educación de la UOC
Barcelona). Actualmente es miembro del grupo de investigación sobre
jrojasar@uoc.edu
Ciudades en la Sociedad de la Información y el Conocimiento (URBSIC)
del IN3. Sus temáticas de interés son la teoría de la ciudad, del espa-
cio en el contexto de las nuevas tecnologías de la información y de la
comunicación.
uocpapers, n.º 5 (2007) | ISSN 1885-1541
37
Jesús RojasMaría Pilar Martínez Ruiz y Ana