Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Síndrome de disfunción cognitiva de perros geriátricos (Cognitive dysfunction syndrome in senior canines)

De
11 pages
RESUMEN
Durante su vida geriátrica, algunos perros pueden presentar cambios progresivos en su comportamiento habitual, como desorientación, disminución en la interacción con los miembros de la familia, irritabilidad y vocalización excesiva, entre otros. La inespecificidad de estas alteraciones ha hecho que muchas de estas modificaciones comportamentales sean consideradas, erróneamente, como signos típicos del envejecimiento “normal”. No obstante, estas pueden ser reflejo de un proceso patológico cerebral que provoca deterioro progresivo de las funciones cognitivas en perros geriátricos. Recientemente, fue descrita una enfermedad conocida como Síndrome de Disfunción Cognitiva de perros senior o “enfermedad de Alzheimer del perro”, debido a las similitudes clínicas y patológicas con esta enfermedad en humanos. Los animales afectados desarrollan cambios morfofuncionales en diferentes zonas cerebrales, lo que probablemente conduce a la aparición de cambios asociados al decline cognitivo, es decir, disminución en la capacidad de recopilar información, procesarla, retenerla y tomar decisiones, lo que termina provocando efectos deletéreos sobre la calidad de vida del paciente afectado al no lograr desenvolverse normalmente en su medio. Dada la inespecificidad de los signos clínicos, la anamnesis y los test comportamentales han sido considerados como las principales herramientas diagnósticas para identificar este síndrome. Por otra parte, debido a que aún no han sido plenamente establecidos los aspectos etiopatológicos, los mecanismos implicados en el desarrollo de esta neuropatología aún siguen inconclusos, por lo tanto, no son muchas las estrategias terapéuticas disponibles, de las cuales solo la selegilina ha sido aprobada por la FDA.
ABSTRACT
During their senior life, some dogs may show progressive changes in their normal behavior such as disorientation, decreased interaction with family members, irritability and excessive vocalization, among others. The non-specificity of these alterations has led to the erroneous belief that many of these behavioral modifications are, typical or “normal” signs of aging. However, this may be a reflection of a pathological process that causes progressive brain deterioration of the cognitive functions in senior dogs. Recently, a condition called Cognitive Dysfunction Syndrome in senior dogs or “dog Alzheimer’s disease” was described, due to its clinical and pathological similarities with the human disease. Affected animals develop morphological and functional changes in different areas of the brain, which probably leads to the appearance of changes associated with cognitive decline, i.e., decreased ability to gather, process, or retain information, and make decisions, which ends up causing deleterious effects on quality of life of affected patients by failing to function normally within their environment. Given the nonspecific clinical signs, medical history and behavioral tests have been considered as the main diagnostic tools to identify this syndrome. On the other hand, due to the fact that no etiopathological aspects have been fully established, the mechanisms used in the development of this neuropathology are still inconclusive, therefore, they are not many therapeutic strategies available, out of which Selegiline has been approved by the FDA.
Voir plus Voir moins

Rev.MVZ Córdoba 15(3):2252-2262, 2010.REVISTA MVZ CÓRDOBA • Volumen 15(3), Septiembre - Diciembre 2010
2252
REVISIÓN DE LITERATURA
Síndrome de disfunción cognitiva de perros geriátricos
Cognitive dysfunction syndrome in senior canines
1 1 1Diana Gallego V, MV, Judith Figueroa R, M.Sc, Camilo Orozco S, * Ph.D.
1Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, Departamento
de Ciencias para la Salud Animal, Sede Bogotá, Colombia. *Correspondencia: caorozcos@unal.edu.co
Recibido: Noviembre 15 de 2009; Aceptado: Julio 18 de 2010.
RESUMEN
Durante su vida geriátrica, algunos perros pueden presentar cambios progresivos en su
comportamiento habitual, como desorientación, disminución en la interacción con los
miembros de la familia, irritabilidad y vocalización excesiva, entre otros. La inespecifcidad
de estas alteraciones ha hecho que muchas de estas modifcaciones comportamentales
sean consideradas, erróneamente, como signos típicos del envejecimiento “normal”. No
obstante, estas pueden ser refejo de un proceso patológico cerebral que provoca deterioro
progresivo de las funciones cognitivas en perros geriátricos. Recientemente, fue descrita una
enfermedad conocida como Síndrome de Disfunción Cognitiva de perros senior o “enfermedad
de Alzheimer del perro”, debido a las similitudes clínicas y patológicas con esta enfermedad
en humanos. Los animales afectados desarrollan cambios morfofuncionales en diferentes
zonas cerebrales, lo que probablemente conduce a la aparición de cambios asociados al
decline cognitivo, es decir, disminución en la capacidad de recopilar información, procesarla,
retenerla y tomar decisiones, lo que termina provocando efectos deletéreos sobre la calidad
de vida del paciente afectado al no lograr desenvolverse normalmente en su medio. Dada
la inespecifcidad de los signos clínicos, la anamnesis y los test comportamentales han
sido considerados como las principales herramientas diagnósticas para identifcar este
síndrome. Por otra parte, debido a que aún no han sido plenamente establecidos los aspectos
etiopatológicos, los mecanismos implicados en el desarrollo de esta neuropatología aún
siguen inconclusos, por lo tanto, no son muchas las estrategias terapéuticas disponibles,
de las cuales solo la selegilina ha sido aprobada por la FDA.
Palabras clave: Disfunción cognitiva canina, envejecimiento canino, neurodegeneración,
síndrome demencial canino.
2252Gallego - Síndrome de disfunción cognitiva de perros
2253
ABSTRACT

During their senior life, some dogs may show progressive changes in their normal behavior
such as disorientation, decreased interaction with family members, irritability and excessive
vocalization, among others. The non-specifcity of these alterations has led to the erroneous
belief that many of these behavioral modifcations are, typical or “normal” signs of aging.
However, this may be a refection of a pathological process that causes progressive brain
deterioration of the cognitive functions in senior dogs. Recently, a condition called Cognitive
Dysfunction Syndrome in senior dogs or “dog Alzheimer’s disease” was described, due to
its clinical and pathological similarities with the human disease. Affected animals develop
morphological and functional changes in different areas of the brain, which probably leads
to the appearance of changes associated with cognitive decline, i.e., decreased ability to
gather, process, or retain information, and make decisions, which ends up causing deleterious
effects on quality of life of affected patients by failing to function normally within their
environment. Given the nonspecifc clinical signs, medical history and behavioral tests have
been considered as the main diagnostic tools to identify this syndrome. On the other hand,
due to the fact that no etiopathological aspects have been fully established, the mechanisms
used in the development of this neuropathology are still inconclusive, therefore, they are not
many therapeutic strategies available, out of which Selegiline has been approved by the FDA.
Key words: Canine cognitive dysfunction, canine aging, neurodegeneration, canine dementia
syndrome.
INTRODUCCIÓN
Desde tiempos ancestrales, el perro ha edad, de etiología desconocida y frente a los
acompañado al hombre a lo largo de su cuales no se podía realizar ningún tipo de
historia evolutiva brindándole compañía, intervención (2). Sin embargo propusieron
lealtad y seguridad. Dada esta estrecha la terminología de Síndrome de Disfunción
relación, actualmente el canino es considerado Cognitiva de perros geriátricos (SDC), para
como una de las especies domésticas más describir el défcit cognitivo observado en
cercana al hombre, desempeñando un papel algunos perros geriátricos (1,2,4,5).
relevante como miembro activo en un gran
número de familias y comunidades humanas El SDC o “enfermedad de Alzheimer
alrededor del mundo donde, el sentido de del perro”, por sus similitudes clínicas y
responsabilidad de algunos propietarios fsiopatológicas con esta enfermedad de los
por sus mascotas caninas, ha promovido el humanos (6), es un síndrome demencial,
mejoramiento de los cuidados nutricionales neurodegenerativo, de carácter progresivo,
y sanitarios que permiten al animal, que tienden a padecer algunos caninos a
alcanzar, alargar y vivir normalmente su lo largo de su vida geriátrica (4,7-9). Esta
vejez (1). No obstante, la edad avanzada patología se presenta generalmente en
en caninos se asocia frecuentemente a perros mayores de 7 años (6), algunos de
alteraciones comportamentales y défcit los cuales exhiben contundentes signos
cognitivo, los cuales pueden manifestarse clínicos relacionados a la disminución de la
con signos clínicos de desorientación, capacidad cognitiva.
pérdida de la interacción social, disturbios
del sueño, disminución en la actividad El término cognición hace referencia a
general y pérdida progresiva de recuerdos procesos mentales como percepción,
adquiridos durante el entrenamiento conciencia, aprendizaje, memoria y toma
casero o profesional (1-3). Inicialmente, de decisiones, que permiten al individuo
estos cambios comportamentales fueron obtener información del medio ambiente
asumidos por algunos médicos veterinarios, para así, tomar decisiones, actuar y
como indicio de senilidad asociada a la desenvolverse normalmente (10). En este REVISTA MVZ CÓRDOBA • Volumen 15(3), Septiembre - Diciembre 2010
2254
sentido, el déficit cognitivo observado patológico” y una disminución leve de la
en pacientes con SDC se refiere a la actividad psicomotora o “envejecimiento
disminución en la capacidad de recopilar normal” (2,13,15-16).
información, procesarla, retenerla y tomar
decisiones (3,8,11-13), dando origen a Los cambios comportamentales son
cambios comportamentales que al ser característicos de cada paciente afectado,
considerados por algunos propietarios, como pudiendo observarse distintos grados de
signos “normales” del envejecimiento, no alteración cognitiva, por ejemplo, algunos
son reportados al médico veterinario. Estos perros pueden llegar a desconocer a los
cambios incluyen la falta de reconocimiento miembros de su familia y otros, con un
hacia los miembros de la familia, difcultad grado menor de défcit cognitivo, pueden
para realizar tareas simples como comer, recordar sin dificultad las instrucciones
hacer deporte y alteraciones en el ciclo aprendidas durante el entrenamiento casero
sueño-vigilia (14), provocando limitación previo (14).
del desenvolvimiento social y sentido de
supervivencia en el animal afectado, lo que Probablemente, la alteración de los hábitos
fnalmente puede conducir al rechazo de de micción, pero no de defecación, es el
ciertos propietarios para asumir el cuidado más frecuente de los signos observados
de este tipo de pacientes, aumentando por los amos en los pacientes con SDC
el riesgo de algunas mascotas a ser (14); así, la poliuria puede ocurrir sin la
sacrifcadas. presencia de enfermedades secundarias o
sin que ocurran cambios medioambientales
Por otro lado, el sacrifcio del animal también como la falta de acceso a un área apropiada
se refeja en una disminución en la calidad de evacuación y la presencia o no de los
de vida de su familia, ya que se genera en propietarios. Adicionalmente, en algunas
ella sentimientos de dolor y pérdida. ocasiones se reportan casos en los que
el perro afectado presenta episodios de
Tras considerar las implicaciones médicas confusión y desorientación (17), en los
y sociales de este tipo de padecimientos y que la mascota puede perderse dentro
teniendo en cuenta la importancia de hacer de la casa o el jardín, atascarse en una
un reconocimiento preciso de esta patología, esquina, ir a la puerta equivocada o al lado
frente a signos de decline cognitivo leve equivocado de la puerta. Los signos clínicos
provocados por el envejecimiento normal, también incluyen menor interacción con
el presente artículo se propone describir de los propietarios, lentitud para obedecer
manera detallada las características clínicas órdenes, alteraciones en el ciclo sueño-
y fsiopatológicas propias de este síndrome vigilia, vocalización excesiva, intolerancia
demencial canino y de igual manera presenta al ejercicio, difcultad para subir escaleras,
las herramientas diagnósticas y terapéuticas aumento de la irritabilidad, nuevos miedos o
que buscan detener la progresión de los fobias y en algunos casos aislados, los perros
signos clínicos de esta enfermedad, la pueden apegarse más a sus propietarios y
cual es considerada hoy como uno de los seguirlos a todos lados. (14,17).
trastornos neurodegenerativos de mayor
impacto, asociados a la edad en la población Dada la amplia variedad de alteraciones
canina geriátrica. comportamentales reportadas, algunos
autores han sugerido el uso de escalas
Presentación clínica del SDC. Los signos de clasifcación para las mismas, como la
que incluyen alteraciones comportamentales propuesta por Landsberg (3), donde los
en perros geriátricos, algunas veces son signos clínicos pueden ser categorizados
considerados como rasgos propios del bajo los siguientes tópicos: 1. Desorientación
proceso de envejecimiento, sin embargo, espacial y/o confusión, 2. Alteración en las
es importante diferenciar entre aquellas capacidades de aprendizaje y memoria
alteraciones comportamentales que están (pérdida de hábitos de aseo en casa, pérdida
relacionadas con un daño serio de los de la capacidad para obedecer algunas
procesos cognitivos, es decir, “envejecimiento ordenes o tareas previamente aprendidas), Gallego - Síndrome de disfunción cognitiva de perros
2255
3. Actividad repetitiva o disminución de esta, posibles cambios comportamentales en
4. Alteración y disminución de las relaciones sus mascotas geriátricas (13), lo que
sociales, 5. Disminución de la percepción y/o probablemente ha limitado la obtención de
de la capacidad de respuesta, 6. Aumento datos precisos que estimen la prevalencia
de la ansiedad o inquietud, 7. Alteración del del SDC a nivel mundial.
apetito, asociada a estados de confusión que
les impide ubicar su alimento, 8. Alteración Bases fisiopatológicas del SDC. El
de los ciclos diurno-nocturno (sueño-vigilia). término neurodegeneración defne la muerte
Aunque la alteración del ciclo sueño vigilia neural patológica observada en algunas
característica de algunos perros con SDC ha enfermedades neurodegenerativas como
sido más difícil de interpretar, los resultados el SDC. Esta enfermedad se caracteriza
obtenidos a partir de estudios realizados en morfológicamente por una disminución
humanos con enfermedad de Alzheimer (EA) en el número de neuronas colinérgicas
sugieren que el disturbio de este proceso en la corteza cerebral y el hipocampo
puede ser el resultado de una alteración en (áreas especialmente relacionadas con
el ritmo circadiano en perros que padecen cambios en el comportamiento cognitivo y
SDC (18,19). la memoria) (3,21). Aunque el origen de
esta disminución es desconocido, algunos
Prevalencia. Considerando los reportes autores han sugerido al estrés oxidativo
que sugieren la presencia a nivel mundial y la acumulación de péptido beta-amilode
de más de 52 millones de caninos alrededor ( bA), como posibles factores causales de
de los 7 años edad (20), y teniendo en los signos clínicos observados en SDC (2).
cuenta que debido a su condición geriátrica,
esta es la población canina con mayor El péptido bA juega un papel importante
riesgo de padecer SDC (6,19), numerosos en la fsiopatología de la demencia canina
estudios de impacto regional, han diseñado (2,8,22-29) y de la EA en humanos (2)
e implementado diferentes cuestionarios ya que su acumulación genera efectos
observacionales, a través de los cuales, los neurotóxicos (6) como degeneración de las
propietarios de mascotas caninas geriátricas sinapsis y pérdida de neuronas colinérgicas;
son entrevistados para detectar posibles adicionalmente, su presencia y grado
cambios comportamentales y, con esto, de acumulación han sido relacionados
lograr determinar la prevalencia de SDC en con la severidad de los signos clínicos
los animales evaluados. En este sentido, un (1,6,8,22,30-31).
estudio realizado en Italia que incluyó 124
perros geriátricos, reveló una prevalencia de Por su parte, el estrés oxidativo provoca
SDC cercana al 50%, en la que 75 perros lesiones a nivel de proteínas, lípidos y ácidos
mayores de 7 años, presentaron signos nucleicos de diversas neuronas (2,8,32-
coincidentes con la enfermedad (13). De 33). De acuerdo con algunos autores,
igual manera, otro estudio (1) realizado con este daño oxidativo es un mecanismo
180 perros entre los 11 y 16 años de edad, fundamental para el desarrollo de las
encontró que el 28% de los perros entre 11 enfermedades que cursan con disfunción
y 12 años, mostraron algún grado de défcit cognitiva asociada a la edad (34), ya que
cognitivo, mientras que aquellos individuos el paso del tiempo en el cerebro provoca
entre 15 y 16 años tenían una probabilidad agregación de sustancias oxidantes y
cercana al 68% de sufrir la enfermedad, lo disfunción de los mecanismos protectores
cual sugiere una estrecha relación entre el como la superóxido dismutasa y la vitamina
proceso de envejecimiento y la probabilidad E (35), lo que puede potencialmente
de padecer SDC. dañar la función neuronal y provocar su
muerte (2). Esta muerte neuronal conduce
No obstante, los datos sobre la prevalencia a la depleción de neurotransmisores de
mundial de este síndrome demencial aún tipo excitatorio como la acetil-colina que
no han sido obtenidos, en parte, debido a la interviene en prácticamente todas las
tendencia de un gran número de propietarios funciones cognitivas y especialmente en la
a no reportar al médico veterinario los memoria; la dopamina que se relaciona con REVISTA MVZ CÓRDOBA • Volumen 15(3), Septiembre - Diciembre 2010
2256
el control del movimiento (motricidad), las que han permitido el desarrollo de una
emociones y la capacidad de sentir placer; serie de cuestionarios que pretenden
la noradrenalina asociada con la vigilia, la clasifcar el comportamiento de los pacientes
atención y la de asimilar nuevos afectados. Dentro de estos cuestionarios
datos; y la serotonina que se relaciona de evaluación cognitiva, se encuentran las
con el estado anímico y el control del pruebas neurofsiológicas sistemáticas que
sueño (6,21,23,36). En este sentido, tales buscan clasifcar el daño cognitivo a través
alteraciones neuroquímicas, acompañan la de métodos como el Aparato Modifcado de
manifestación de varios de los signos clínicos Prueba General de Winsconsin (Universidad
observados en pacientes con SDC. de Toronto), en el que los perros son
recompensados por cada respuesta acertada
Diagnóstico. En la práctica veterinaria, que obtengan. En términos generales, en
los problemas conductuales son comunes y esta prueba los perros tienen acceso a
además, suelen ser de origen multifactorial una bandeja extraíble que contiene tres
(8,9,31). Así, considerando la variedad alimentos empotrados en pozos, los cuales
e inespecificidad de los signos clínicos pueden ser cubiertos para poner a prueba
asociados al SDC, es importante utilizar el aprendizaje visual y la memoria (37-38).
la anamnesis como herramienta para
obtener datos específicos del paciente Por ejemplo, una prueba de discriminación
y asegurarse que el propietario ha consiste en presentar a los perros una
proporcionado una lista completa de todos opción de respuesta frente a tres objetos,
los signos comportamentales y médicos de donde uno es diferente y los otros dos son
su mascota, ya que tal información podría idénticos. Para realizar de forma adecuada
proporcionar un sustento sólido en el esta prueba, se requiere que el sujeto
hallazgo de posibles problemas médicos que aprenda que el objeto extraño está asociado
puedan ser responsables de la presentación con un premio de comida y que recuerde
o exacerbación de los signos clínicos (3), esta regla general al ser evaluado en una
además, el examen clínico y la evaluación ocasión posterior. Además, para distribuir el
neurológica mediante el uso de pruebas sentido del olfato para la solución, se coloca
de evaluación cognitiva, podrían conducir igual cantidad de comida en una posición
al médico veterinario a la obtención de un inaccesible de los objetos que no ofrecen
diagnóstico temprano; no obstante, el único recompensa (2).
diagnóstico confable es el que se basa en
estudios anatomopatológicos post mortem Estas pruebas neurofsiológicas permiten
de muestras encefálicas, de tal forma que la evaluación objetiva y cuantitativa de los
se pueda confrmar microscópicamente la défcits en el aprendizaje y la memoria, sin
presencia de los cúmulos de bA (6). depender de los cuestionarios realizados
a los propietarios y esta evaluación es
De esta manera, la escasez de pruebas posible gracias a la implementación de tres
diagnósticas de alta confiabilidad que objetivos específcos: 1. Identifcación de
garanticen la presencia o no de la los cambios cognitivos no subjetivos, que
enfermedad, otorga a la identificación sean característicos del envejecimiento
temprana de los signos clínicos, un papel en los perros, 2. Caracterización de las
crucial para el establecimiento de un buen bases neurobiológicas de la disminución
pronóstico en términos del mejoramiento en la capacidad cognitiva, debido al
y extensión en la calidad de vida de los envejecimiento, y 3. Elaboración de
pacientes afectados. potenciales intervenciones con el objeto de
suprimir o minimizar los efectos sobre la
En este sentido y de acuerdo con algunos calidad de vida del animal (2,37-38).
autores, la forma más efectiva de detectar
esta condición es a través de la instauración Igualmente y teniendo en cuenta que las
de cuestionarios comportamentales en la dos capacidades cerebrales susceptibles a
clínica geriátrica rutinaria (2,8), obtenidos declinar frente al paso de los años, memoria
a partir de diversas investigaciones (15,34) espacial (la habilidad para recordar la Gallego - Síndrome de disfunción cognitiva de perros
2257
localización de la comida, por ejemplo) Adicionalmente, son varios los dominios
y memoria de reconocimiento de objetos cognitivos que se ven afectados durante el
(la habilidad para recordar objetos vistos SDC (lenguaje, memoria, habilidades viso-
con 10-120 segundos de anticipación) espaciales); y la observación de un signo,
(8), son afectadas en los procesos no es sufciente para la instauración de
neurodegenerativos, varios estudios han un tratamiento. No obstante, la aparición
desarrollado ciertas escalas y criterios de de un deterioro cognitivo se puede llegar
evaluación indirecta de demencia en perros a traducir en el empeoramiento de los
(39). Por ejemplo, ha sido propuesto un índice signos existentes, y pone de manifesto
de evaluación de demencia que discrimina la importancia de hacer seguimiento a las
entre normal, predemencia y demencia evaluaciones clínicas (8).
(17). Adicionalmente (40), presentó la
escala A.R.C.A.D (evaluación de desordenes En conclusión, para determinar si un perro
cognitivos y afectivos relacionados con la presenta signos de disfunción cognitiva,
edad), donde el comportamiento del perro el médico veterinario debe confar en la
es evaluado indirectamente por medio de un información otorgada por el propietario
cuestionario formal realizado al propietario, en la historia clínica; no obstante, con
con el fn de evaluar el défcit mediante una el diseño y aplicación de un cuestionario
escala de evaluación de 1 a 5. cuidadosamente elaborado, es probable
que los signos de SDC, sean detectados
No obstante, para la detección del grado durante las primeras etapas de desarrollo,
de disfunción cognitiva, habrá de tenerse y en especial si se trata de animales que
en cuenta el tipo de prueba realizada y el hayan tenido previamente un alto nivel de
aumento en la variabilidad de las habilidades entrenamiento (3).
cognitivas de los perros afectados (8,13). De
acuerdo con (2), la terminología actual de Alternativas terapéuticas para el
clasifcación basada en los défcits cognitivos tratamiento del SDC. Actualmente se
y los cambios comportamentales observados dispone de varias estrategias terapéuticas
en perros geriátricos, es probable que que han sido desarrolladas a lo largo de
necesite de un mayor perfeccionamiento o diferentes estudios realizados con caninos
revisión por parte de los investigadores, ya geriátricos afectados por SDC.
que aún no es claro si la clasifcación del
comportamiento en perros examinados, De tipo comportamental. Una consecuencia
presenta un vínculo directo con las medidas de las patologías asociadas a la edad en perros,
clínicas y de laboratorio observadas en es la pérdida de los recuerdos adquiridos
pacientes afectados con SDC; además, se durante el entrenamiento casero o profesional
desconoce actualmente si los resultados del y debido a este efecto, el perro puede perder
laboratorio se pueden traducir directamente su habilidad para realizar tareas simples
en los resultados obtenidos a partir de la o para responder comandos previamente
práctica clínica. Es importante hacer esta aprendidos. Frente a este tipo de cambios
distinción, debido a que aún no se encuentra comportamentales que pueden ser observados
establecido si las pruebas de aprendizaje, en pacientes con SDC, la instauración de una
de memoria y de procesamiento cognitivo terapia comportamental y reentrenamiento
realizadas junto con las pruebas de laboratorio del animal en estados tempranos de la
específcas, involucran la participación de enfermedad, han sido sugeridas como
los mismos circuitos cerebrales que están herramientas terapéutica adecuadas y
comprometidos en SDC. Debido a esto, el adicionales al tratamiento farmacológico.
clasifcar un perro con SDC en base a las Reeducar a perros con disfunción cognitiva,
puntuaciones neuropsicológicas resulta requiere paciencia y el uso de órdenes muy
bastante complejo, ya que aquellos estudios simples con una clara recompensa y es
que han incluido pruebas neuropsicológicas importante que el propietario inicie este re-
y cuestionarios para evaluar los cambios entrenamiento lo antes posible, para evitar
comportamentales, solo se han realizado el establecimiento de comportamientos
en un mismo grupo de perros (2). indeseados en la mascota (2,6).REVISTA MVZ CÓRDOBA • Volumen 15(3), Septiembre - Diciembre 2010
2258
Farmacológico. Parte del tratamiento hora de maximizar los benefcios de la terapia
farmacológico tiene como objetivo psicofarmacológica, en términos de aumento
restablecer los niveles de neurotransmisores de la calidad de vida al observar cambios
para evitar que el proceso degenerativo positivos signifcativos en el comportamiento
avance demasiado rápido. La mayor de caninos que sufren SDC (2,5,33).
parte de tratamientos utilizados para
personas afectadas con la EA, aún no han Dentro de los efectos benéfcos atribuidos a
sido probados en perros, así que en la los productos antioxidantes, se encuentra la
práctica clínica se hace necesario utilizar potencialización de la función mitocondrial
el criterio científco y profesional para ver durante la vejez, lo que resulta en
cuales tratamientos funcionan y cuáles disminución de la producción de ROS
no. No obstante, existen algunas opciones e incremento funcional de los sistemas
disponibles como la selegilina, primer antioxidantes (2-3,8,34). Como resultado
agente terapéutico aprobado por la FDA en de estos efectos, algunos autores han
1998 para uso en perros (5,41); este es sugerido un mejoramiento en la capacidad
un inhibidor selectivo e irreversible de la cognitiva de pacientes afectados con SDC
enzima monoamino-oxidasa B (MAO B), que (43) y adicionalmente, una variedad de
aumenta los niveles de dopamina y además estudios han mostrado que la ingesta
posee efecto antioxidante, disminuye de frutas y vegetales, puede disminuir
la muerte celular y favorece la síntesis el riesgo de sufrir el decline cognitivo
de factores de crecimiento neuronal. En asociado a la edad en roedores, perros,
cerebros caninos, la selegilina incrementa e inclusive en humanos, atribuyendo esta
la 2-feniletilamina, la cual funciona como propiedad a sus capacidades antioxidantes
neuromodulador y potencializa las funciones y antiinfamatorias (3,5,34).
de la dopamina y las catecolaminas (3). Un
doble estudio utilizando selegilina, demostró Tales investigaciones, han permitido la
la disminución en la progresión de los identifcación de una cantidad de compuestos
cambios degenerativos en pacientes con EA antioxidantes como las vitaminas E y C, el
y un mejoramiento signifcativo en perros beta-caroteno, el selenio, la L-carnitina
con SDC (1). Por lo anterior, la regulación y el ácido alfa lipóico, cuya asociación se
en la concentración de neurotrasmisores ha ha comprobado que mejora la función
mostrado ser la terapia farmacológica con mitocondrial en neuronas de animales
mayor efectividad frente a la progresión de viejos, haciendo que funcionen a niveles
signos clínicos de perros con SDC. comparables a los de animales jóvenes,
además, tienen un efecto sinérgico en el
Por otro lado, existen otras opciones mejoramiento de la memoria. Igualmente,
farmacológicas para el tratamiento del ciertos autores sugieren que el Gingko
SDC en caninos geriátricos, tales opciones Biloba, vegetal que además de poseer
incluyen fármacos que favorecen la efecto antioxidante, presenta una variedad
circulación vascular cerebral, como la de propiedades tales como antiinfamatoria,
nicergolina y la propentoflina; y fármacos vasodilatadora cerebral, potenciadora de
que potencien el sistema noradrenérgico la función mitocondrial e inhibidora de
como el adrafnil y el modafnil (42). la enzima MAO (3,13,44), genera una
disminución de la severidad de los signos
Nutricional. Tras reconocer el papel de clínicos observados en pacientes con SDC.
ROS (especies reactivas al oxígeno) en Adicionalmente, compuestos naturales de
las enfermedades neurodegenerativas, origen animal como el propóleo, del cual
algunos investigadores han recomendado, nuestro grupo de investigación estudia sus
por una parte, intentar reducir la cantidad propiedades neuroprotectoras, actualmente
de radicales libres formados a partir de son valorados por sus cualidades
infuencias exógenas ambientales y, por otra antioxidantes y neuroprotectoras (45);
parte, la inclusión en la dieta de suplementos no obstante, aún no existen estudios
nutricionales, los cuales han demostrado que describan efectos positivos de este
poseer un papel potencialmente valioso a la compuesto sobre SDC. Gallego - Síndrome de disfunción cognitiva de perros
2259
Otras investigaciones incluyen el estudio de la suplementación alimenticia como un
la función de ciertas moléculas clasifcadas componente terapéutico en los casos de
como cofactores mitocondriales (acido SDC, lo que a su vez, podría llegar a ser
lipoico, l-carnitina), los cuales pueden soportado por algunos autores que han
potenciar la función de la mitocondria de sugerido una variedad de efectos benéfcos
células viejas, provocando una menor en casos de EA, a partir de la implementación
producción de ROS durante la respiración de dietas ricas en sustancias antioxidantes
aerobia. La suplementación alimenticia (2-3,8,34).
con estos cofactores mitocondriales,
incrementa sus concentraciones dentro de Hábitos de vida más saludables. Para
las células y restaura la unión a enzimas perros geriátricos afectados con SDC el
específcas, lo que restituye la efciencia ejercicio físico, una correcta alimentación y
mitocondrial y reduce el daño oxidativo al la suplementación alimenticia con sustancias
RNA (46). Igualmente, se ha sugerido el antioxidantes, se constituyen como
uso de cofactores mitocondriales junto con herramientas útiles para retrasar tanto la
antioxidantes, con el objeto de provocar aparición del proceso, como la velocidad
un mejoramiento en los procesos de de evolución del mismo. La actividad física
aprendizaje y memoria, por medio de una mejora el fujo sanguíneo al cerebro y así
acción sinérgica (18). puede reducir el riesgo de infarto, demencia
y declive cognitivo. La actividad podría
Por otro lado, en el sector comercial ya se estimular el crecimiento de las células
encuentran disponibles productos como la nerviosas en el hipocampo, la región del
dieta terapéutica de Hill’s, conocida como cerebro que participa en funciones de la
Prescription dietR Canine b/dR, (Hills Pet memoria, y de acuerdo con varios estudios,
Nutrition, Topeka, KS), disponible para el ello ayudaría al cerebro a construir una
tratamiento de la disfunción cognitiva en especie de reserva para prevenir un futuro
perros senior. La efcacia de esta dieta fue deterioro mental (3,6).
evaluada utilizando pruebas neurofsiológicas
durante más de dos años. El objetivo del En conclusión, dado el papel del médico
estudio fue suplementar la dieta de perros, veterinario como velador de la calidad de
con cofactores mitocondriales y antioxidantes vida de los caninos geriátricos, durante la
de amplio espectro, con el fn de mejorar práctica clínica resulta de gran importancia
las defensas antioxidantes y disminuir la el entrenamiento en el conocimiento,
acumulación de ROS y sus efectos tóxicos; detección de signos clínicos asociados
después de una prolongada evaluación, los al Síndrome de Disfunción Cognitiva y
resultados indicaron que estos productos además, el criterio científco con el que
pueden ayudar retrasar el decline cognitivo sea abordado el manejo terapéutico para
relacionado con la edad (3). No obstante, esta enfermedad, haciendo énfasis en el
para desarrollar una dieta suplementada diagnóstico de la condición para instaurar
con antioxidantes, se debe tener en cuenta algunos de las alternativas terapéuticas
que la selección de los componentes, los disponibles.
rangos de dosis y la vía de administración,
varían considerablemente entre especies. Por otra parte, teniendo en cuenta la relación
Algunos antioxidantes son absorbidos más existente entre este síndrome demencial y
rápidamente que otros, por factores propios el proceso de envejecimiento, los perros
de cada especie, debido a las diferencias en riesgo de padecer la enfermedad son
metabólicas intrínsecas de biodisponibilidad; muchos y más si se considera el continuo
así, diferentes especies pueden benefciarse crecimiento de la población canina geriátrica,
de diferentes tipos de antioxidantes, pero por lo tanto, se hacen necesarias futuras
no todas las especies pueden benefciarse investigaciones en el conocimiento, control y
de los mismos antioxidantes (2). prevención de esta patología, para disminuir
el impacto generado por sus efectos.
En conclusión, esta práctica requiere de
mayor investigación para poder integrar REVISTA MVZ CÓRDOBA • Volumen 15(3), Septiembre - Diciembre 2010
2260
REFERENCIAS
1. Neilson J, Hart B, Cliff K, Ruehl W. 9. K o p p a n g N . C a n i n e c e r o i d
Prevalence of behavioral changes lipofuscinososis-a model for human
associated with age-related cognitive neuronal ceroid lipofuscinososis
impairment in dogs. JAVMA 2001; and aging. Mech Ageing Dev 1973;
218(11):1787-1791. (2):421-445.
2. Head E, Zicker S. Nutraceuticals, 10. Shettleworth SJ. Animal cognition and
aging, and cognitive dysfunction. Vet animal behaviour. Anim Behav 2001;
Clin North Am Small Anim Pract 2004; 61(2):277-286.
(34):217-228.
11. Boutet I, Ryan M, Kulaga V, McShane
3. Landsberg G. Therapeutic agents for C, Christie LA, Freedman M, Milgram
the treatment of cognitive dysfunction NW. Age-associated cognitive defcits
syndrome in senior dogs. Prog in humans and dogs: a comparative
Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry neuropsychological approach. Prog
2005; 29(3):471-479. Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry
2005; 29(3):433-441.
4. Ruehl WW, Bruyette DS, DePaoli
A, Cotman CW, Head E, Milgram 12. Wang X, Ding H. Alzheimer’s disease:
NW, Cummings BJ. Canine cognitive epidemiology, genetics, and beyond.
dysfunction as a model for human Neurosci Bull 2008; 24(2):105-109.
age-related cognitive decline,
dementia and Alzheimer’s disease: 13. Osella M, Re G, Odore R, Girardi C,
clinical presentation, cognitive testing, Badino P, Barbero R, et.al. Canine
pathology and response to l-deprenyl cognitive dysfunction syndrome:
therapy. Prog Brain Res 1995; Prevalence, clinical signs and
(106):217-225. treatment with a neuroprotective
Natraceutical. Appl Anim Behav Sci
5. Zicker S. Cognitive and behavioral 2007; (105):297-310.
assessment in dogs and pet food
market applications. Prog Neuropsycho 14. Frank D. Cognitive dysfunction in
Biol Psychiatry 2005; (29): 455-459. dog. In: Hill’s European Symposia on
Canine Brain Ageing [en línea] 2002.
6. Pérez-guisado J. El Síndrome de [fecha de acceso 27 de mayo de 2009].
disfunción cognitiva en el perro. URL disponible en: http://www.ivis.
Disponible en. RECVET [en línea] 2007 org/proceedings/Hills/brain/frank.
[fecha de acceso 05 de junio de 2009]; pdf?LA=1.
2(01-04). URL disponible en: http://
www.veterinaria.org/revistas/recvet/ 15. Rofna JE, van der Meer I, Goossens M,
n01a0407/01a040701.pdf. Secrève M, Ederen van AM, Schilder
M, et.al. Preliminary inquiry to assess
7. Borras D, Ferrer I, Pumarola M. Age- behavior changes in aging pet dogs. En:
related Changes in the Brain of the Dog. Bely M, Apathy A editores. Amyloid and
Vet Pathol 1999; 36(3):202-211. Amyloidosis IX; Budapest, Hungary:
Apathy A editores; 2001.
8. Head E. Brian aging in dogs: Parallels
with human brain aging and Alzheimer’s 16. Peinado MA, del Moral ML, Esteban FJ,
disease. Vet Ther 2001; 2(3):247-260. Martínez Lara E, Siles E, Jiménez A, et.al.
Envejecimiento y neurodegeneración:
bases moleculares y celulares. Rev
Neurol 2000; 31(11):1054-1065.Gallego - Síndrome de disfunción cognitiva de perros
2261
17. Landsberg G, Ruehl W. Geriatric 27. Su JH, Anderson AJ, Cummings BJ,
behavioral problems. Vet Clin Cotman CW. Immunohistochemical
North Am Small Anim Pract 1997; evidence for apoptosis in Alzheimer’s
27(6):1537-1559. disease. Neuro Report 1994;
(5):2529-2533.
18. Cummings BJ, Su JH, Cotman CW, White
R, Russell M. b-Amyloid accumulation 28. Rofina JE, Singh K, Skoumalova-
in aged canine brain. A model of early Vesela A, van Ederen AM, van Asten
plaque formation in Alzheimer’s disease. AJ, Wilhelm J, et al. Histochemical
Neurobiol Aging 1993; (14):547-556. accumulation of oxidative damage
products is associated with Alzheimer-
19. Gerosa R. Geriatría canina: trastornos like pathology in the canine. Amyloid
y lesiones orgánicas en perros de 2004; 11(2):90-100.
edad avanzada. Buenos Aires: Ed
Interamerica; 2007. 29. Dimakopoulos A, Mayer R. Aspects of
Neurodegeneration in the Canine Brain.
20. Association AVM. US Pet Ownership J Nutr 2002; 132(Supl 1):1579-1582.
& Demographics Sourcebook.
Schaumburg, Illinois: American 30. Head E, Callahan H, Muggenburg
Veterinary Medical Association; 1997. BA, Cotman CW, Milgram NW. Visual-
discriminación learning ability and
21. Pérez J. La descripción de los ovillos beta-amyloid accumulation in the dog.
neurofibrilares en la enfermedad Neurobiol Aging 1998; 19(5):415-425.
de Alzheimer. Rev Esp Patol 2007;
(40)1:60-65. 31. Colle MA, Hauw JJ, Crespeau F, Uchiara
T, Akiyama H, Checler F, et al. Vascular
22. Cummings BJ, Satou T, Head E, Milgram and parenchymal Ab deposition in the
NW, Cole GM, Savage MJ, et.al. Diffuse aging dog: correlation with behavior.
plaques contain C-terminal A b 42 and Neurobiol Aging 2000; (21):695-704.
not A b 40: evidence from cats and dogs.
Neurobiol Aging 1996; 17(4):653-659. 32. Ames BN, Shigenaga MK, Hagen
TM. Oxidants, antioxidants, and
23. Pugliese M, Gangitano C, Ceccariglia the degenerative diseases of aging.
S, Carrasco J, Rodríguez M, Michetti F, Proc Natl Acad Sci USA 1993; (90):
et.al. Canine cognitive dysfunction and 7915-7922.
the cerebellum: Acetylcholinesterase
reduction, neuronal and glial changes. 33. Head E. Oxidative Damage and
Brain Res Rev 2007; (1139):85-94. Cognitive Dysfunction: Antioxidant
Treatments to Promote Healthy Brain
24. Walker LC: Animal models of cerebral Aging. Neurochem Res 2009; (34):
beta-amyloid angiopathy. Brain Res Rev 670-678.
1997; (25):70-84.
34. Cotman C, Head E, Muggenburg B, Zicker
25. Galdzicki Z, Fukuyama R, Wadhwani K, S, Milgram N. Brain aging in the canine:
Rapoport S, Ehrenstein G. b-Amyloid a diet enriched in antioxidants reduces
increases choline conductance of PC12 cognitive dysfunction. Neurobiol Aging
cells: Possible mechanism of toxicity 2002; (23):809-818.
in Alzheimer’s disease. Brain Res Rev
1994; (646): 332-336. 35. Kiatipattanasakul W, Nakamura
S, Kuroki K, Nakayama H, Doi K.
26. Kiatipattanasakul W, Nakamura S, Immunohistochemical detection of
Hossain M, Nakayama H, Uchino T, anti-oxidative stress enzymes in the
Shumiya S, et al. Apoptosis in the aged dog brain. Neuropathology 1997;
dog brain. Acta Neuropathol 1996; (17):307-12.
(92):242-248.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin