Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Una revisión sobre las imágenes espaciales como fuentes cartográficas

De
13 pages
Resumen
Este trabajo trata de difundir el papel que juegan las imágenes espaciales fotografías tomadas desde plataformas tripuladas e imágenes de satélite en la formación de grandes series de cartografía, tanto topográfico como temática. Se revisa la capacidad de las imágenes para la formación. de mapas de ocupación y usos del suelo, de vegetación, foresta-les, de cambios de hábitat y de aptitud de tierras. Se examina, asimismo, la relación entre las caracterís-ticas técnicas de los sensores y los distintos niveles cartográficos de detalle: global-continental (i), nacional (ii), regional (iii) y subregional (iv).
Abstract
The main purpose of this paper is to spread the rote played by the spatial imagery -photographs taken from manned platforms and images from satellites in the development of large cartographic series, topographic and thematic. It is looked over the power of these images for the elaboration of land coyer and land use maps, vegetation, forests, habi-tats changes and land suitability map. It is also cheeked the relationship between the sensors tech-nical characteristics and the different cartographic levels of detail: global-continental (i), national (ii), regional (iii) and sub-regional (iv).
Voir plus Voir moins

Revista de Teledetección. 1996
Una revisión sobre las imágenes espaciales
como fuentes cartográficas
J. J. Martínez Vega
Dpto. de Geografía. Instituto de Economía y Geografía (CSIC) y
Dpto. de Geografía. Universidad de Alcalá de Henares


RESUMEN ABSTRACT
Este trabajo trata de difundir el papel que juegan The main purpose of this paper is to spread the rote
las imágenes espaciales fotografías tomadas desde played by the spatial imagery -photographs taken
plataformas tripuladas e imágenes de satélite en la from manned platforms and images from satellites
formación de grandes series de cartografía, tanto in the development of large cartographic series,
topográfico como temática. Se revisa la capacidad topographic and thematic. It is looked over the
de las imágenes para la formación. de mapas de power of these images for the elaboration of land
ocupación y usos del suelo, de vegetación, foresta- coyer and land use maps, vegetation, forests, habi-
les, de cambios de hábitat y de aptitud de tierras. Se tats changes and land suitability map. It is also
examina, asimismo, la relación entre las caracterís- cheeked the relationship between the sensors tech-
ticas técnicas de los sensores y los distintos niveles nical characteristics and the different cartographic
cartográficos de detalle: global-continental (i), levels of detail: global-continental (i), national (ii),
nacional (ii), regional (iii) y subregional (iv). regional (iii) and sub-regional (iv).

PALABRAS CLAVE: Imágenes espaciales. Car- KEY WORDS: Spatial Imagery. Cartography
tografía



En otras ocasiones, se trata de planes de estudio INTRODUCCIÓN
mal diseñados en los que se reserva escaso tiempo
Es frecuente, en los planes de estudio de las li- al entrenamiento de los alumnos en estas técnicas y
cenciaturas de Geografía y de otras Ciencias de la métodos o que no preveen una secuencia lógica de
Tierra, la existencia de asignaturas especializadas asignaturas, desde las básicas a las más especiali-
en las que se vinculan la fotointerpretación- zadas.
teledetección a la cartografía temática. En ellas, las Las imágenes espaciales pueden ser considera-
fotografías aéreas e imágenes espaciales son con- das bajo dos aspectos. Como soporte de informa-
sideradas como útiles fuentes de información geo- ción es frecuente observar la representación de un
gráfica, susceptible, por tanto, de ser representada tema dado (fronteras y atributos de polígonos de
cartográficamente. Es más usual aún la conexión ocupación del suelo, unidades de paisaje, unida-
entre cartografía, por una parte, y teledetección y des-tierra, etc) sobre la imagen. Al ser ésta un
Sistemas de Información Geográfica, por otra, en documento sintético puede, incluso, sustituir al
múltiples cursos de post-grado y de tercer cielo propio mapa.
universitario. Sin embargo, no es esta faceta la que quiere
No obstante, a pesar de la proliferación de estos transmitirse al lector. En este trabajo, se prefiere
medios de formación en los que las imágenes son, explotar la vertiente de aquéllas como fuentes.
en mayor o menor medida, protagonistas, los La Fig. 1 muestra los grandes conjuntos de fuen-
alumnos se enfrentan con una serie de carencias tes que son tenidos en cuenta por el cartógrafo para
que dificultan el óptimo aprovechamiento de los la construcción de los mapas, tanto básicos como
conocimientos que se les transmite. temáticos. Su empleo no es excluyente sino más
Aunque son probadas las aplicaciones cartográ- bien complementario de forma que en la elabora-
ficas basadas en datos obtenidos desde plataformas ción de una carta, en la mayoría de las ocasiones,
espaciales, los alumnos desconocen buena parte de no se utiliza tan sólo una. Entre éstas, hay autores
los grandes proyectos cartográficos del mundo y que consideran asimismo las encuestas cualitativas
de nuestro entorno más inmediato. La escasa im- y descripciones literarias (antiguos catastros). No
portancia que se otorga al repaso de las fuentes hay duda; no obstante, las referencias geográficas
cartográficas disponibles y la edición de algunas contenidas en ellas suelen ser ambiguas e impreci-
series cartográficas en soporte exclusivamente sas, por lo que los resultados de la especialización
digital. acaso sean algunas de las causas de tal de los datos estarán más cercanos a los croquis que
desconocimiento. a los mapas propiamente dichos. Entre todas las
fuentes cartográficas mencionadas destacan, con
Nº 6 – Junio 1996 1 de 13 J. J. Martínez Vega
Fig. 1.- Fuentes de la cartografia
mérito propio, las fotografías aéreas desde el siglo mundo y a todas las escalas. Sinopsis y síntesis,
pasado y, más recientemente, las imágenes espa- gran cobertura
ciales. Su explotación junto a la consulta de otras Entre todas las fuentes cartográficas menciona-
fuentes para contrastar interpretaciones o validar das destacan, con mérito propio, las fotografías
su precisión, han dado, dan y darán lugar a la eje- aéreas desde el siglo pasado y, más recientemente,
cución de múltiples series cartográficas en todo el las imágenes espaciales. Su explotación junto a la
2 de 13 Nº 6 – Junio 1996 Una revisión sobre las imágenes espaciales como fuentes cartográficas
1consulta de otras fuentes para contrastar interpreta- del eco-desarrollo . En este supuesto práctico, una
ciones o validar su precisión, han dado, dan y aproximación al estudio comparativo de costes
darán lugar a la ejecución de múltiples series car- entre estereogramas aéreos y las propias imágenes
tográficas en todo el mundo y a todas las escalas. es ilustrativo. Algunos datos significativos indican
Sinopsis y síntesis, gran cobertura espacial y tem- que los pares estereoscópicos SPOT son relativa-
2poral, condiciones de iluminación más homogé- mente gravosos para este cometido frente a un
3neas, menores distorsiones geométricas y facilidad precio más contenido de las fotografías aéreas o
4de conectarse directamente con SIGs y con siste- de los estereogramas espaciales Estos datos re-
mas de cartografía automática son algunos de los fuerzan la viabilidad del empleo de estas fuentes
atributos que caracterizan a las imágenes espacia- en aplicaciones cartográficas en países en desarro-
les y que avalan la idoneidad de su empleo en llo.
aplicaciones cartográficas multitemáticas y multi- A continuación, con objeto de ilustrar la aplica-
escala. La construcción de cara temáticas a partir bilidad real de lo comentado se revisarán tan sólo
de la fotointerpretación o del tratamiento digital de algunos ejemplos de trabajos cartográficos de
las imágenes captadas desde plataformas espacia- grandes espacios geográficos que sirvan de refe-
les es la vía más probada y de todos conocida. Sin rencia a profesores, alumnos y jóvenes investiga-
embargo, también es posible explorar la senda del dores. No es nuestra intención hacer un inventario
levantamiento de mapas de base a partir de pares exhaustivo de casos sino tan sólo mencionar algu-
de ortofotomapas u ortoimágenes. Tanto la actuali- nas muestras. Renunciamos, en esta ocasión, al
zación de planimetría como la obtención de mode- nivel local ya que sería imposible referenciar las
los altimétricos pueden ser derivados de imágenes innumerables experiencias científico-técnicas
espaciales mediante métodos de estereocorrela- desarrolladas y publicadas en diferentes medios de
ción. comunicación. Además, los resultados de las mis-
Bien es cierto que para ello es necesario dispo- mas, en ocasiones, son difícilmente extrapolables a
la realidad geográfica y diversidad ambiental de ner de imágenes estereoscópicas, poco frecuentes
amplios y complejos territorios nacionales o su-en el amplio abanico ofertado actualmente. Es
pranacionales. sabido que la mayor parte de las imágenes recibi-
das desde el espacio poseen un solape lateral insu-
PROYECTOS DE CARTOGRAFÍA ficiente, del 14% aproximadamente. Excepciones
BÁSICA APOYADA EN DATOS son el sensor óptico-electrónico HRV de SPOT y
TELEDETECTADOS una variada colección de sensores fotográficos
(cámaras Earth Terrain Camera, MKF 6, métrica- En el campo de aplicación de la teledetección a
RMK de gran formato-LFC y las más recientes la cartografía topográfica se lleva trabajando con
cámaras rusas MK-4 y KATE-200). Viajan a bordo interés desde comienzos de la carrera espacial.
de plataformas tripuladas, estaciones, espaciales y
satélites (Skylab, Soyuz, Salut, Space Shuttle y Desde el lanzamiento de las primeras platafor-
Resours-F2 y F1). Son capaces de obtener obser- mas espaciales tripuladas -Mercury, Gemini y de
vaciones de alta resolución espacial entre 20 y 2m- los programas subsiguientes -Apollo, Skylab- la
NASA se interesó por evaluar la capacidad de las con solape igual o superior al 60%.
fotografías espaciales para la construcción de ma-Los países que poseen mayores recursos prefie-
ren emplear vuelos fotogramétricos de baja altura
1para mantener actualizadas sus colecciones carto- Existe coincidencia de criterios entre diversos representantes
de Países en vías de desarrollo que participan en debates de gráficas de escalas más grandes, cuando el volu-
cooperación y transferencia de tecnología respecto a la con-men de cambios es elevado. No obstante, la situa-
veniencia de coordinación entre agencias productoras de car-
ción de la cartografía mundial es crítica. El Prof. tografía y centros de Teledeleed6n para generar la cartografía
Núñez de las Cuevas (1984) acostumbra a hacer de base de escalas comprendidas entre 1/50.000 y 1/100.000,
inexistente o inacabada. hincapié en la escasa cobertura cartográfica topo-
2
Según datos del distribuidor de productos SPOT en España, el gráfico de detalle y semidetalle (Norteamérica,
coste de un par estereoscópico SPOT en modo pancromático
Europa y Japón) y del escaso ritmo de actualiza- es de 198 ptas/Km en el supuesto de que la imagen pedida se
ción de las series (3% anual), situación denunciada encuentre en catálogo.
3 El coste aproximado de fotografías aéreas, con solape del constantemente por las autoridades de organismos
60%, en modo pancromático, a una escala 1/30.000 es internacionales (ONU, FAO, UNESCO). Por ello, 2
aproximadamente de 28 ptas/km
4en los países de menores recursos económicos, en Según datos de Heric y Lucas (1989) el precio aproximado de
los que es frecuente la carencia de coberturas car- las fotografías obtenidas con la cámara de gran formato
(LFC), con solape lateral del 80% y una re-solución espacial tográficas nacionales de escalas superiores a
2. Según datos de WoldMap de 20 m, es inferior a 1 pta/km1/200.000, el empleo de imágenes espaciales este-
(Mayo de 1993) el coste de fotografías espaciales de la cáma-
reoscópicas para cubrir esta laguna es de sumo ra MK-4, con solape del 60% o, resolución espacial de 8 m. y
2interés, entre otras, para las tareas de planificación soporte digital es inferior a 10 ptas/Km y el de los datos digi-
tales obtenidos por la cámara KATE-200, con solape del 60%
2
y resolución de 20 m es menor de 4 ptas/km
Nº 6 – Junio 1996 3 de 13 J. J. Martínez Vega
pas de escalas pequeñas, diseñando diversos expe- fueron probados de forma paralela. Significativos
rimentos científicos (Núñez de las Cuevas, 1984). proyectos piloto (Denegre, 1988) se han desarro-
Sin embargo, de acuerdo con Amsbury (1989), el llado en otros países con similar objetivo: comple-
programa del transbordador Space Shuttle marcó tar las lagunas de cartografía básica existentes en
una nueva etapa a comienzos de la década de los su repertorios. De entre todas ellas, destacamos la
años 80. prueba ejecutada en Argelia por el Instituto Nacio-
Durante la misma, la situación mundial de la car- nal de Cartografía de ese país y el Instituto Geo-
tografía y el desarrollo de la Teledetección espa- gráfico Nacional francés mediante el empleo com-
cial indujeron al ensayo de nuevas cámaras foto- binado, en esta ocasión, de datos LANDSAT-MSS
gráficas y barredores de empuje sin partes móviles, y estereogramas de escala 1/60.000. Los primeros
capaces de explorar el terreno con mayor resolu- aportan la información planimétrica mientras que
ción espacial, estabilidad y fidelidad geométrico, los segundos, previa aerotriangulación y restitu-
manteniendo las observaciones en modo estereos- ción, son las fuentes de la altimetría de los mapas.
cópico con objeto de satisfacer la necesidad de Una ortoimagen en falso color (infrarrojo cerca-
levantar cartografía básica a las escalas indicadas. no/rojo/verde=R/G/B) de escala 1/200.000, anota-
Algunos ensayos-piloto se sucedieron rápida- da y rotulada con la planimetría básica (núcleos de
mente. En esta línea, uno de los primeros se llevó a población, vías de comunicación, hidrografía) y la
cabo sobre las fotografías captadas por la cámara altimetría (curvas de nivel con equidistancia de
métrica RMK 30/23 a bordo del Spacelab de la 50m y puntos, acotado) sobreimpresas es el resul-
ESA, puesto en órbita por el Space Shuttle en tado. Excelente expresividad de los paisajes desér-
1983. Para alcanzar los objetivos encomendados a ticos y actualización son algunas de sus virtudes.
la misión, Togliatti y Moriondo (1984) restituye- Frente a ellas, los inconvenientes más destacados
ron imágenes tomadas sobre el Norte de Italia para son el elevado coste y tiempo invertido como con-
evaluar las posibilidades de su aplicación a carto- secuencia de no sustituir totalmente el empleo de
grafía topográfico. Se demostró su elevada calidad métodos y fuentes convencionales. Dados los bue-
métrica y su aceptable precisión altimétrica por lo nos resultados del prototipo, el plan pretendía
que resultaron ser, documentos viables para la extender la metodología a una amplia área desérti-
obtención de mapas 1/50.000 con buenos puntos co del Sahara argelino (20 hojas más de escala
de apoyo. 1/200.000).
Otros experimentos fueron desarrollados, de Análoga experiencia es el más reciente proyecto
forma paralela, en Estados Unidos Newton y De- de levantar la cartografía topográfico de áreas
renyi (1986), después de comprobar la precisión venezolanas de difícil acceso (Cuenca del Orino-
planimétrica y altimétrica, emplearon fotogramas co), a escala 1/100.000 (Arbiol et al., 1994), auspi-
de gran formato (23 cm x 46 cm) para diseñar ciado por el Instituto Panamericano de Geografía e
mapas topográficos de escala 1150.000 con curvas Historia. En él intervienen varias agencias carto-
de nivel equidistantes a 75 m Técnicas de aero- gráficas (Cartografía Nacional de Venezuela, Insti-
triangulación asistidas por ordenador fueron utili- tut Cartográfic de Catalunya, Instituto Geográfico
zadas. Nacional de España y US Geological Survey). Este
Siguieron otros trabajos en los que se utilizaron plan se basa en datos de satélites, tanto imágenes
estereopares SPOT. En el 16º Congreso de la de recursos naturales (LANDSAT-TM) como
ISPRS en Kyoto (1988), Spot Image presentó una datos de posicionamiento (GPS), y en fotografías
perspectiva oblicua de la ciudad japonesa desde el aéreas, infrarrojas, en blanco y negro, de elevada
NE. El Modelo Digital de Elevaciones que sopor- altura de vuelo (E:1/70.000). El Modelo Digital de
taba el bloque diagrama fue derivado a partir de Elevaciones se obtiene mediante estereocorrela-
dos imágenes Spot en falso color, de escala ción automática, con un paso de malla de 75m y un
1:100.000, tomadas desde dos órbitas sucesivas. El error medio cuadrático de 12m. La eficacia de esta
curvado resultante poseía una equidistancia de metodología, probada sobre una hoja de escala
20m para las isohipsas intercalares y de 100m para 1/100.000, está siendo chequeada con objeto de
las maestras. calibrar su posible extrapolación a otras zonas
Otras experiencias pioneras, a comienzos de semejantes.
1981, fueron llevadas a cabo por el Instituto Geo- Para minimizar la intervención de fuentes y mé-
gráfico Nacional español en Guinea Ecuatorial todos clásicos, disminuyendo costes y tiempo,
(García Cogollor et al., 1983). Conocidas son las algunos proyectos pretenden en lo sucesivo, hacer
dificultades de reconocimiento de los sensores uso de pares estereoscópicos SPOT sometidos a
pasivos en latitudes intertropicales por la persis- procesos cartográficos automáticos.
tencia de la cobertura nubosa. Por ello, fue em- Por último, cabe reseñar múltiples iniciativas de
pleado un sensor activo, un radar de apertura late- agencias cartográficas internacionales (IGN fran-
ral, aerotransportado para ganar resolución espa- cés, USGS, Servicio Geográfico de Kenia; cfr.
cial. Denègre, 1988) en las que se emplean ortoimáge-
Plataformas y sensores alternativos, menos pre- nes de satélite (LANDSAT-MSS o TM, SPOT e
cisos para aplicaciones de cartografía topográfico, incluso NOAA-AVHRR), no tanto para formar las
4 de 13 Nº 6 – Junio 1996 Una revisión sobre las imágenes espaciales como fuentes cartográficas
minutas de los mapas de base sino como fondo Biosphere Programme (IGBP). En el marco del
documental de apoyo de la cartografía topográfico mismo, se considera que los actuales datos carto-
ya existente, proporcionando una imagen comple- gráficos disponibles en el mundo sobre ocupación
mentaria del territorio. De forma paralela, algunos del suelo no se adecúan., normalmente, a los va-
países (Kenia, Mali) aprovechan estos nuevos riados requerimientos de los modelos globales, ya
documentos y fotografías espaciales (Estados Uni-
sean ecológicos, hidrológicos, meteorológicos o de
dos; cfr. Núñez de las Cuevas, 1984) para revisar
circulación general de la atmósfera. Según los sus antiguas series cartográficas de pequeña escala
expertos, los datos de ocupación del suelo óptimos e, incluso, de semidetalle (1/100.000 y 1/50.000)
para los estudios globales deben reunir, entre otras, en coberturas parciales de las áreas más dinámicas.
las siguientes condiciones: (i) datos de intermedia El propio Instituto Geográfico Nacional español
tiene el propósito de emplear los nuevos recursos resolución espacial y buena resolución temporal
tecnológicos a su alcance para poner al día la pla- (multiestacionales y multianuales), (ii) esquemas
nimetría de las series cartográficas de base, de de clasificación flexibles para adecuarse a aplica-
escalas medias (mapa provincial 1/200.000) y ciones específicas, (iii) permitan procedimientos
grandes (1/50.000 y 1/25.000) a partir de imágenes analíticos sistemáticos, (iv) posibiliten interpreta-
LANDSAT-MSS y SPOT, respectivamente (Aro- ción biofísica y (v) aseguren seguimiento y extra-
zanena et al., 1989).
polabilidad.
Pues bien, el trabajo de Loveland et al. (1995), al CARTOGRAFÍA TEMÁTICA decir de sus autores, se ajusta a esta filosofía. En él
DERIVADA DE IMÁGENES se muestra un prototipo de base de datos digitales,
ESPACIALES georreferenciados y multinivel de Estados Unidos,
disponible en CD-ROM para todos, aquellos que Anteriores publicaciones han abordado ya este 5quieran adquirirla . Incluye, además, datos carto-tema (Denegre 1988; 1994; Núñez de las Cuevas y
gráficos auxiliares del conjunto de Estados Unidos López Vizoso, 1989), relacionando experiencias
(índices de vegetación de diferencias normalizadas concretas en diversos países del mundo o aportan-
multitemporales, capacidad de las tierras, ecorre-do referencias bibliográficas. La originalidad de
giones, elevaciones, cuerpos de agua, ocupación y este artículo creemos que radica en actualizar los
usos del suelo, períodos libres de heladas, límites trabajos mencionados, presentando tan sólo aplica-
administrativos, atributos del período vegetativo) y ciones cartográficas de rango regional o superior
una gran variedad de datos estadísticos. en temas plenamente operacionales, circunstancia
Uno de los productos cartográficos experimenta-que de muestra claramente la validez de estas
les, derivados de la base de datos, es un mapa de fuentes en cartografía. En este repaso, un recorrido
ocupación del suelo de Estados Unidos (más, de 9 desde el nivel global-continental hasta el regional 2millones de km ) que tiene en cuenta las ecorre-y, por tanto, desde las escalas pequeñas a las de
giones, la estacionalidad de especies vegetales y semidetalle nos servirá de hilo conductor.
cultivos y condicionantes biofísicos críticos para
caracterizar cada región de ocupación del suelo. Se Nivel Global-Continental
ha empleado una aproximación sintética para defi-
Desde hace unas décadas se hace más patente la nir regiones homogéneas, consideradas como una
necesidad de estudiar la Tierra en su globalidad forma especial de clasificación o segmentación.
como consecuencia de procesos degradativos de La fuente básica de información ha sido un con-
alcance planetario. El alarmante incremento de junto de imágenes NOAA-AVHRR de alta resolu-
emisiones de dióxido de carbono, azufre o gases ción espacial, adecuado a la escala de representa-
fluorocarbonados, la contaminación de corrientes ción y a las dimensiones del territorio observado.
fluviales transnacionales o de mares de difícil Es conocido el equilibrio de esta fuente entre los
autodepuración, frecuencia de marcas negras, objetivos de la investigación sobre el cambio glo-
deforestación del bosque tropical o desertificación bal y la frecuencia de observación y coste.
de tierras en latitudes mediterráneas son tan sólo El tamaño del pixel fue remuestreado a 1 km Se
algunos de los procesos de cambio global que generaron imágenes compuestas de NDVI cada
inquietan al hombre y que evidencian la compleja período quincenal a lo largo de ocho meses, corre-
interrelación de factores naturales y socioeconómi- gistradas y relacionadas con los datos auxiliares
cos. antes mencionados. Mediante una clasificación no
Consecuencia de dicha necesidad es la celebra- supervisada se detectaron inicialmente 70 clases.
ción de cumbres internacionales para estudiar y Posteriormente, una reclasificación subdividió
decidir sobre estos problemas ambientales o la clases con perfiles estacionases de NDVI similares
promoción de programas mundiales de investiga- pero con componentes vegetativos distintos.
ción científica. Entre éstos queremos remarcar el
interés de la investigación sobre cambio global
5 Para obtener información adicional, debe contactarse con el
llevada a cabo por el International Geosphere-
USGS/EROS Data Center, Sioux Falls, SD 57198.USA
Nº 6 – Junio 1996 5 de 13 J. J. Martínez Vega
La carta ha sido impresa en soporte de papel, en NOAA-AVHPR, aún cuando se considera el em-
color, a escala 1/7.500.000. Un total de 159 clases, pleo combinado de multidatos provenientes de
agrupadas por regiones, son mostradas en la leyen- otras fuentes (cartografía temática, otras imágenes,
da. No se ha recurrido a las tramas para representar fotografías aéreas e informes), gestionados por un
gráficamente cada categoría. El color y el bri- SIG. Diversas escalas y métodos son tenidos en
llo/matiz -más oscuro cuanta mayor producción cuenta para abordar la cartografía a nivel suprana-
primaria anual son las variables visuales emplea- cional-nacional (1/1.000.000 y 1/500.000; trata-
das. miento digital) y regional (11200.000; interpreta-
En el reverso otros mapas auxiliares acompañan ción visual). La leyenda necesariamente es jerár-
al principal. Las 159 clases han sido agrupadas en quica para adecuarse a los niveles previstos. Cua-
26 según el nivel II del esquema de Anderson et al. tro grandes equipos temáticos (intérpretes, cartó-
(1976), dando lugar a un nuevo mapa de ocupa- grafos, unidad de SlGs y unidad de muestreo y
ción del suelo de Estados Unidos, de escala recogida de datos en campo) se reparten la ejecu-
1/10.000.000. Otros 25 croquis muestran la distri- ción de las tareas, agrupadas en ocho fases.
bución de la duración del período vegetativo, del En el continente europeo, la UE encargó un in-
comienzo del período vegetativo mes a mes y del forme al Grupo para el Desarrollo de la Teledetec-
máximo de verdor mensual. ción Aeroespacial de nuestro país vecino (GDTA,
Evaluadas las ventajas que proporciona la base 1982). Se debían indagar las posibilidades operati-
de datos expuesta (extrapolabilidad, flexibilidad e vas de desarrollar la cartografía de la ocupación
informatización de los procesos) se está trabajando del suelo a partir de datos captados por satélites. El
actualmente en la aplicación de esta metodología a estudio se centro en el País de la Loire (32.082
una cartografía similar a escala global, continente km) aunque al resto de las regiones comunitarias.
por continente. Un consorcio entre el USGS, Una imagen monotemporal LANDSAT-MSS fue
NASA, NOAA, ESA y el International Geosphere- clasificada digitalmente mediante una estrategia no
Biosphere Programme está desarrollando series supervisada, agrupando los píxels en 12 categorías
.2temporales de datos NOAA-AVHRR de 1 km de finales.
resolución espacial, a nivel global. A finales de Después de este precedente, surgió el programa
1995, se esperaba disponer de la base de datos del CORINE, auspiciado por la DG-XI de la UE. Su
continente americano (más de 42 millones de objetivo prioritario fue la creación de un Sistema
2km ), basándose en trabajos previos (Loveland et de Información Geográfica de los países miembros
2al., 1995 en Estados Unidos, Palko, 1990 en Cana- (2.364.400 km , UE-12), con especial referencia a
dá y Stone et al., 1994 en Sudamérica). la problemática ambiental y al inventario de los
En Iberoamérica se desarrolla el proyecto recursos naturales. Entre los ocho proyectos en los
PANAMAZONIA con objeto de conocer y controlar que se estructuró el programa CORINE, Land
el proceso de deforestación de la selva tropical Cover constituye el nivel de información sobre la
Participan los países incluidos en la cuenca hidro- ocupación biofísica del suelo y, en algunos casos,
gráfica del Amazonas (algo más de 7 millones de sobre los usos que el hombre hace de aquél. Se
2km ) u cartografía, producida a escala 1/250.000, tuvo en cuenta que la información derivada debía
se basa en el análisis visual de imágenes multi- presentarse en formato cartográfico digital con
anuales LANDSAT-MSS de acuerdo a una leyen- objeto de crear una base de datos vectorial de usos
da jerárquica de dos niveles, adaptando el segundo y cubiertas del suelo.
a la presencia de cubiertas singulares en cada país. Tras la aprobación del mismo por la Comisión
El período observado está centrado en torno a los de las Comunidades Europeas en 1985, se inicia-
últimos 15 años. Imágenes de comienzos de los ron una serie de experiencias-test en 10 áreas de
2años 80 y de finales de la misma década o inicios entrenamiento de unos 2.500 km cada una. Su
de los 90 sirven para establecer tendencias o carto- desarrollo sirvió para poner a punto una metodolo-
grafiar los cambios producidos. gía común, evaluar el coste de diversas estrategias
En otros continentes se han desarrollado expe-
propuestas y perfilar una nomenclatura común a riencias relativamente similares. Así en África, son
todos los países miembros. En la Península Ibérica reseñables dos trabajos a nivel continental (cerca
el área-piloto elegida fue la región transfronteriza de 30 millones de km). Tucker et al. (1985) em-
Andalucía-Algarve, estudiada por ambas adminis-plearon datos multitemporales NOAA-AVHRR,
con resolución de 4 km ,para cartografiar las ma- traciones regionales (Moreira et al., 1986).
sas vegetales principales y los cambio, fenológicos Durante 1988 y 1989 fué acordada una metodo-
producidos en un período de 19 meses, entre 1982 logía uniforme para la realización del proyecto a
6y 1983. nivel europeo . Las imágenes de satélite son las
Por otra parte, el Remote Sensing Center de la fuentes de información principales. LANDSAT-
FAO está ocupado en la elaboración de la carto-
grafía de ocupación y uso del suelo de África (di
6 Una relación detallada de la misma puede consultarse en los Gregorio, 1991) para facilitar la planificación y la
minuciosos trabajos de López Vizoso (1989), Sancho
gestión de recursos. El proyecto se basa en datos (1988-89) y Heyman (1993)
6 de 13 Nº 6 – Junio 1996 Una revisión sobre las imágenes espaciales como fuentes cartográficas
MSS (Portugal y Luxemburgo), LANDSAT-TM Escala nacional
(España) y SPOT-HRV (Francia) son algunas de
En el desarrollo del proyecto CORINE-Land Co-las variaciones introducidas a nivel nacional. No
ver a nivel nacional, los países miembros han mos-obstante, en todos los casos se prevé el empleo de
trado actitudes muy dispares. Así, mientras Portu-variadas fuentes auxiliares (cartografía topográfi-
gal, Luxemburgo y España han completado y/o co, temática, fotografías aéreas, inventarios, in-
revisado su cartografía, o se encuentran en fase formes y trabajos de campo) como apoyo en la
muy avanzada de ejecución (la mayor parte), otros interpretación de las imágenes.
países -Gran Bretaña, Suecia y Finlandia- apenas El método empleado es, fundamentalmente, el
han iniciado los trabajos. análisis visual de las imágenes aunque, ocasional-
España fue el primer país comunitario de gran-mente, puede complementarse con consultas en 2des dimensiones (505.000 km ) que terminó su pantalla. En estos casos, se puede recurrir a técni-
cartografía de ocupación del suelo, siguiendo las cas digitales-realces, nuevas combinaciones de
directrices apuntadas. Los grupos españoles de color, índices de vegetación o componentes princi-
fotointerpretación, coordinados por el Instituto pales- para realzar un sector de la imagen con
Geográfico Nacional, emplearon ortoimágenes vistas a optimizar la interpretación.
LANDSAT-TM de escala 1/100.000, del año Una leyenda de 44 clases, estructurada jerárqui-
1987, en falso color (4/5/3=R/G/B). A nivel nacio-camente en tres niveles, es común a todos los terri-
nal, se amplió la nomenclatura a 5 niveles (64 torios. Cada país puede desarrollarlos, desagregan-
categorías) con objeto de incluir las cubiertas sin-do las clases genéricas.
gulares de su dominio (vegetación macaronésica, En la actualidad, el programa CORINE ha pasa-
p.ej). Un muestreo aleatorio simple sobre 192 do a ser gestionado por la Agencia Europea de
puntos en cada imagen sirvió para calcular la fiabi-Medio Ambiente. El proyecto CORINE-Land
lidad por clases y global de la interpretación. Las Cover se extiende con vistas a alcanzar dimensión
minutas (polígonos fronterizos y códigos temáti-continental e incluso macrorregional. Los costes
cos) fueron digitalizadas y preparadas para formar principales los soporta la UE aunque recibe apoyos
el mapa de ocupación del suelo de España, a esca-financieros de otras instituciones internacionales
la 1/100.000, siguiendo la distribución de hojas (Banco Mundial).
topográficas de similar escala, serie IC, del Servi-En el este europeo, Polonia, Hungría, Eslovaquia
cio Geográfico del Ejército. Los resultados finales y la república Checa tienen la cartografía de ocu-
son comercializados por el Centro Nacional de pación del suelo muy avanzada, siguiendo las 7Información Geográfica en soporte magnético . directrices metodológicas marcadas por el progra-
Gran Bretaña se encuentra entre los países, que ma.
apenas han iniciado el proyecto CORINE-Land En la cuenca del Mediterráneo, el proyecto
Cover. La causa, quizás, radique en la existencia
MEDSPA-MEDGEOBASE se encarga de desarro-
previa de otras series cartográficas de mayor esca-
llar esta serie cartográfica en los países ribereños la, ajustadas a otros planteamientos, o en el desa-
no comunitarios. El grupo EUROMED, formado rrollo de otra serie cartográfica propia, similar
por el Instituto Geográfico Nacional español, IGN temáticamente pero concebida de forma distinta.
francés, CNIG portugués y Telespazio, dirige la En este último caso, nos referimos al Land Cover
ejecución cartográfica en estos países. En concreto, Map of Great Britain (229.990 km), interpretado
por el Institute of Terrestrial Ecology (Fuller et al., el IGN español se ha responsabilizado de la ejecu-
1990). Las imágenes LANDSAT-TM son tratadas ción del proyecto en Marruecos y comenzará su
2digitalmente, centrándose en áreas-test de 1 km actuación en Túnez.
distribuidas aleatoriamente. Sobre cada una de Desde sus inicios, el proyecto contempla la po-
ellas se dispone de abundante información exógena sibilidad/necesidad de actualizar los datos en pe-
-reconocimientos de campo, fotografía aérea, car-
ríodos quinquenales con objeto de prestar el servi- tografía de apoyo y modelos topográficos digitales.
cio que demanda la sociedad en general. Actual- La leyenda contempla 25 clases organizadas jerár-
mente, la UE ha creado centros temáticos entre los quicamente (Wyatt, 1992). El estudio se basa,
que se encuentra el European Topic Center-Land fundamentalmente, en la detección de las principa-
Cover, encargado de estudiar la metodología para les cubiertas biofísicas del terreno en las áreas-
piloto y de su inventario. La expansión al conjunto efectuar la puesta al día de la base de datos
global del territorio es calculada mediante estima-CORINE-Land Cover. El Institute Remote Sensing
ción. Center del JRC y el IGN español colideran esta
actividad. En este momento, ya existe un prototipo
que incorpora diversas soluciones para alcanzar el
7
El coste aproximado de una hoja 1/100.000 co 5 niveles de mayor grado de automatismo en las tareas de ac-
información, del Mapa de Ocipación del Suelo de España es
tualización cartográfica y alfanumérica. de 30.000 ptas. El variado abanico de formatos garantiza su
lectura por los paquetes de software más estándar (CNIG.
Gral Ibáñez de Ibero, 3 28003 Madrid)
Nº 6 – Junio 1996 7 de 13 J. J. Martínez Vega
Complementariamente, existe un programa de Por último, cabe señalar el interés de almacenar,
detección de cambios producidos durante los últi- ordenadamente, toda la información geográfica en
mos sesenta años. Para ello, el mapa de ocupación un Sistema de Información Territorial nacional
del suelo de Gran Bretaña 1930, basado en fotoin- para el estudio de las unidades de paisaje y la de-
terpretación de estereogramas, es comparado con tección de las modificaciones temporo-espaciales
los resultados obtenidos de las imágenes de satélite habidas en la cobertura vegetal.
actuales, almacenando los cambios observados en A finales de los años 80, la Canadian Internatio-
un SIG. nal Development Agency desarrolló., en Camerún
2En Italia, ante la diversidad de cartografía temá- (470.200 km , un proyecto de cooperación que
tica relacionada con el mundo vegetal (mapas pretendía actualizar el mapa de usos del suelo de
forestales, de vegetación y usos del suelo a escalas 1976, de escala 1/1.000.000, interpretado a partir
regionales y locales), se planteó la homogeneiza- de imágenes LANDSAT-MSS en falso color. Este
ción de las series temáticas nacionales, a comien- país es considerado un escenario ideal (variedad de
zos de los años 80. En el marco del programa regiones bioclimáticas) para probar la idoneidad
Biomasa y Agricultura del Consiglio Nazionale del método (Rivard et al., 1990).
delle Ricerche, surgió la idea de efectuar la Carta El nuevo producto, el mapa de usos del suelo de
della Copertura Boschiva de todo el país (301.302 Camerún, de escala 1/200.000, se apoya en la
2km ) a escala 1/100.000 y su inventario correspon- fotointerpretación de imágenes LANDSAT- TM
diente (Bagnaresi y Vianello, 1995). Para ello, se en falso color (4/5/3=R/G/B) mediante el sistema
diseñó una leyenda jerárquica de dos niveles. El PROCOM. Las transparencias TM son proyecta-
primero consideraría las formaciones y el tipo de das sobre un mapa de base de escala similar para
gestión de las masas forestales y el segundo toma- su examen visual simultáneo. La serie consta de un
ría en cuenta el criterio del grado de densidad de total de 43 hojas de escala 1/200.000. La leyenda
las cubiertas. se estructura en un total de 8 grandes clases, divi-
Ante la dificultad económica y temporal de eje- didas en 55 subclases de acuerdo a criterios ecoflo-
cutar el proyecto basándose exclusivamente en rísticos.
fotografías aéreas (pancromáticas, de escala
Nivel regional 1/33,000) y trabajos de campo, se estudió la viabi-
lidad de emplear imágenes LANDSAT-TM (vera- En este estrato es tradicional el interés de las
no de 1984 y 1985) como documentos básicos, administraciones regionales por el conocimiento
apoyados en aquellos. directo (cartografía e inventarias) de los recursos
Exhaustivos trabajos de fotointerpretación fue- con los que cuentan y deben gestionar. Por ello, es
2ron ensayados sobre áreas muestrales de 50 km frecuente su inclinación a producir o actualizar
con objeto de caracterizar bien las firmas espectra- series cartográficas de usos del suelo, forestales, de
les de, cubiertas significativas y de correlacionar vegetación o de otros temas, a escalas de semideta-
los datos. Una vez seleccionadas las ventanas más lle. Durante las últimas décadas, algunas agencias
representativas de cada cubierta como áreas de regionales han demostrado la viabilidad de em-
entrenamiento se procedió a una clasificación plear imágenes de satélite para estos fines. A pesar
supervisada de máxima verosimilitud, por unida- de la variedad de experiencias, todas ellas persi-
des de paisaje, sobre las imágenes corregidas geo- guen un objetivo común: ahorro de recursos eco-
métrico y radiométricamente. nómicos y menor inversión de tiempo en la ejecu-
La metodología ha sido experimentada en diver- ción de las series cartográficas basadas en estas
sas regiones forestales italianas (Apeninos, Cam- fuentes.
pania). A su término, se valoró la validez del pro- En la provincia canadiense de British Columbia
2cedimiento en áreas más extensas y variadas. Los (947.800 km ), el B.C. Ministry of Forest manda
primeros resultados apuntaron a la viabilidad de actualizar anualmente el inventario forestal de la
ejecutar el proyecto a escala 1/100.000 con imáge- provincia que consta de una base de datos vincula-
nes TM e, incluso, de desarrollarlo a escala da a 6.600 hojas cartográficas de escala 1/20.000.
1/50.000 mediante el empleo de multidatos, espe- Inicialmente los datos fueron levantados mediante
cialmente de imágenes multitemporales SPOT- fotointerpretación de estereogramas pancromáti-
HRV. cos, trabajos de campo y restitución manual.
Otro proyecto complementario es el desarrollo Su actualización, para que sea operativo y menos
de la cartografía de usos del suelo de Italia, a gravosa económicamente, debe ser planteada en
escala 1/100.000, apoyada en una leyenda de 3 otros términos metodológicos. Por ello, se han ido
ensayando diversos procedimientos durante los niveles y 31 clases. Se prevee el empleo combina-
últimos años (Pilon y Wiart, 1990). Las fotografías do de métodos y fuentes para cada nivel, desde el
aéreas de pequeña escala han dado paso a las imá-tratamiento digital de imágenes TM (nivel I y II)
genes LANDSAT-TM en falso color hasta clasificaciones multitemporales y multidatos,
(4/5/3=R/G/B). Las imágenes están corregidas
apoyadas en fotointerpretación de detalle (nivel geométrico y radiométricamente sobre un soporte
III).
8 de 13 Nº 6 – Junio 1996 Una revisión sobre las imágenes espaciales como fuentes cartográficas
transparente que permite la interpretación manual La elevada precisión de la cartografía resultante
de aquéllas en comparación con mapas de base, junto al coste sostenido (alrededor de 30 dólares
2mediante el sistema PROCOM y, sobre todo, la canadienses /km ) demuestran la eficacia de estas
identificación de cambios, cotejando las imágenes fuentes y métodos en la generación de extensas
con el primer mapa forestal. Los cambios son bases de datos regionales. En su momento se eva-
almacenados digitalmente. luó la posibilidad de extender el método de trabajo
Actualmente, se emplean técnicas de tratamiento al resto de provincias canadienses.
2digital de imágenes y de CADISIG en la actualiza- En Escocia (78.783 km , cerca del 75% de su te-
ción cartográfica. Las ortoimágenes corregidas rritorio está considerado como Áreas Desfavoreci-
están ajustadas a cada hoja 1/20.000. Una vez das. Durante las últimas décadas, la disminución
recibidas del Canada Centre for Remote Sensing de los setos vivos arbóreos que separan parcelas
(CCRS), se visualizan en un monitor. Sobre cada agrícolas, de los brezales de los páramos y el in-
una de ellas, se superpone el fichero vectorial que cremento de las repoblaciones de coníferas son los
contiene los polígonos y atributos del mapa fores- cambios más frecuentes en la ocupación del terri-
tal correspondiente. El operador interpreta visual- torio escocés.
mente los cambios producidos y procede a dibujar Dada su importancia, el Scottish Natural Herita-
manualmente sobre la pantalla cada uno de ellos, ge (SNH) ha sido comisionado para cartografiar
almacenándolos en niveles distintos de la base de los cambios de hábitats ocurridos en dos fases
datos, según la naturaleza de los mismos. temporales (I entre 1940-70 y II entre 1970-80).
Futuros desarrollos centran su atención sobre las Para ello, se ha diseñado un esquema NCMS (Na-
imágenes registradas desde sensores multiespectra- tional Country side Monitoring Scheme) que con-
les aerotransportados y sobre las técnicas automá- templa 32 clases areales y 5 lineales, estructuradas
ticas de detección de cambios. jerárquicamente en dos niveles.
Hacemos un paréntesis para llamar la atención La metodología considera un muestreo estratifi-
de las vías operativas abiertas para la futura actua- cado sobre imágenes georreferenciadas
lización del nuevo mapa forestal de España a LANDSAT- MSS de cada región escocesa. Éstas
escala 1/50.000, dada la analogía del proyecto con son clasificadas mediante una estrategia no super-
el de la provincia canadiense. El excelente mapa visada (cluster). La clasificación resultante es
forestal español se está desarrollando mediante remuestreada hasta conseguir nuevos tamaños de
2técnicas convencionales de fotointerpretación de celdas agregadas de 25 km , empleando criterios
estereogramas, apoyado en exhaustivos trabajos de modales (Holbrook y Tudor 1993).
campo (Villaescusa et al., 1995). La información Esta cobertura es comparada con la cartografía
es transferida a mapas de base y almacenada en resultante de la fotointerpretación de tripletas este-
soporte digital. En futuras actualizaciones, aunque reoscópicas de escala 1/25.000, restituida a mapas
es sabido que esta carta contiene un gran volumen de escala 1/10.000 y rasterizada. Los cambios
de información que se obtiene fundamentalmente producidos en las áreas muéstrales son inventaria-
de campo, las imágenes de satélite pueden ser dos convenientemente la expansión al conjunto del
útiles fuentes para detectar inicialmente las man- territorio es calculada mediante estimación, consi-
chas forestales que han sufrido cambios importan- derando la proporción que ocupa un hábitat deter-
2tes, estratificando la investigación de campo. minado en una celdilla de km y el número de
En la vecina provincia canadiense de Alberta celdillas etiquetadas con ese hábitat en el conjunto
2 de la región. (661.190 km ), la Land Branch of Environment
Actualmente, el SNH trabaja en el desarrollo de Canada experimentó las posibilidades del análisis
la II fase para el cual se han sustituido máquinas visual de imágenes LANDSAT-TM, registradas en
más convencionales (estereoplotters) por sistemas 1986, para cartografiar los cambios de usos agro-
CADISIG. Este proyecto se engarza metodológi-
forestales (roturaciones, abandono de tierras agrí-
camente con el mapa de ocupación del suelo de
colas, etc). Gran Bretaña, coordinado por el ITE (Fuller et al.,
La comparación de estos documentos de base 1990; Wyatt, 1992).
2con el mapa de usos del suelo del Canada Land En la región belga de Valonia (16.845 km ), el
Inventary (CLI), a escala 1/50.000, de, 1966, per- Ministre de la Région Walionne ha acometido la
mitió delinear las unidades-tierra que han sufrido elaboración de la Carte d'Occupation du Sol, a
un cambio de usos entre las fechas de referencia escala 1/50.000, en el marco del Plan d'Aménage-
(Rivard et al., 1990). Cerca de 30 clases de cambio ment du Territoire Walion que pretende definir las
fueron cartografiadas la comparación con otras grandes líneas maestras de la ordenación del terri-
coberturas del CLI, tales como la capacidad de uso torio. Para ello, se juzga necesaria la existencia de
de las tierras, permitirá, sin duda, avanzar en el una cartografía básica de la ocupación actual del
conocimiento de las disfunciones entre uso y voca- suelo.
ción del suelo, proponiendo, si fuera necesario, una Las fuentes principales son las imágenes de los
reordenación de la utilización de las tierras afecta- satélites LANDSAT-TM y SPOT-HRV, comple-
das. mentadas con fotografías aéreas en infrarrojo color
Nº 6 – Junio 1996 9 de 13 J. J. Martínez Vega
(1/25.000) y otros datos cartográficos y estadísti- mediante la fotointerpretación de ortoimágenes
cos. LANDSAT-TM en falso color, siguiendo las direc-
Teniendo en cuenta una leyenda inicial de 13 trices del proyecto mencionado. En este mapa, se
clases, las imágenes han sido tratadas digitalmente representan las 44 categorías del nivel III de la
y clasificadas mediante una estrategia supervisada. taxonomía y se acompañan los datos de los territo-
No obstante, antes de la edición definitiva, un rios transfronterizos (Francia, Aragón y Comuni-
proceso interactivo, interpretando visualmente dad Valenciana), ensamblados de forma armónica
planos catastrales locales y estereogramas, ha (proyecciones, continuidad de recintos y consis-
permitido a los operadores reclasificar ciertas áreas tencia de los atributos), tal como exigió la comi-
de difícil asignación digital (bosque mixto, áreas sión internacional creada para estos casos.
2forestales en sombra, áreas militares, áreas indus- En Andalucía (87.268 km ,), la Agencia de Me-
triales abandonadas, etc). Tres clases más han sido dio Ambiente ha editado el Mapa de Usos y Co-
añadidas directamente de la explotación de los berturas Vegetales del Suelo a escala 1/400.000
documentos auxiliares. (Moreira y Fernández-Palacios, 1995). Partiendo
La redacción cartográfica final se ha efectuado de la interpretación de las ortoimágenes
tras integrar los datos procedentes de diversas LANDSAT-TM en falso color, de escala
fuentes y de corregir geométricamente la clasifica- 1/100.000 del proyecto CORINE- Land Cover, se
ción definitiva. Un total de 47 hojas policromas y ha efectuado una generalización cartográfica de la
de un mosaico regional componen la serie carto- información original para adecuar- se a la escala de
8gráfica descrita reconocimiento final.
En España., las consejerías regionales de orde- La leyenda se ajusta a la taxonomía definida por
nación del territorio encargan a sus propias agen- el grupo de expertos del proyecto europeo. Mues-
cias cartográficas o a empresas la edición de mapas tra 48 clases estructuradas en 4 grupos temáticos.
temáticos diversos que ayuden a los planificadores las clases se corresponden con el nivel jerárquico
en la toma de decisiones. III (común a todos los países miembros) y algunas
El Institut Cartográfic de Catalunya dispone de clases de nivel subnacional pero de gran trascen-
una serie temática de escala regional 1/250.000. dencia en la región (cultivos herbáceos de regadío,
La cobertura de usos del suelo es una de que han bajo plástico, frutales, frondosas perennifolias y
preocupado desde antaño. Diversas aproximacio- caducifolias).
nes se han efectuado desde comienzos de la década El producto final reproduce las manchas temáti-
de los años ochenta, basándose en datos teledetec- cas sobre una base planimétrica (límites adminis-
tados. trativos municipales) y toponímica de apoyo.
En la primera (1984), el Mapa d'Usos del Sol de De forma complementaría, la agencia andaluza
2Catalunya (cerca de 32.000 km ) se realizó a partir sigue trabajando en otro proyecto de gran interés
del tratamiento informático de imágenes ambiental; se trata del Programa de Control de
LANDSAT-MSS, diferenciándose 7 clases, con Cambios en el Territorio de Andalucía a través de
2una resolución de 1 km . imágenes de satélite. En la actualidad, está dispo-
La segunda aproximación, el mapa de usos y cu- nible una base de datos que contiene las estadísti-
biertas del suelo de Catalunya (Viñas et al., 1989), cas de las áreas que se han transformado entre dos
fue elaborada mediante tratamiento digital de imá- fechas de referencia (1976 año medio en el que se
genes multitemporales LANDSAT-TM del año construyó el Mapa de Cultivos y Aprovechamien-
1987. No obstante, se empleó información exógena tos en Andalucía y 1987,año de las imágenes
procedente de fotointerpretación y de cartografía LANDSAT-TM de CORINE).
auxiliar, procedimiento que mejoró la fiabilidad Desde hace unos anos, se trabaja en la actualiza-
global del mapa. En este documento se distinguie- ción del mapa de ocupación del suelo de Andalu-
ron 20 clases. cía, a escala 1/100.000. Se parte de un esquema
Respetando la misma leyenda, se ha desarrollado metodológico similar al de CORINE-Land Cover.
la actualización de este mapa (Joaniquet et al., Fotointerpretación de ortoimágenes LANDSAT-
1995), empleando datos LANDSAT-TM multies- TM en falso color (4/5/3=R/G/B) de 1991, produ-
tacionales (primavera y verano de 1992) e infor- cidas por la Agencia de Medio Ambiente, junto al
mación de apoyo (índices de vegetación y datos empleo de documentación auxiliar (aerogramas
topoclimátícos). La actualización se ha basado en 1/25.000, trabajos de campo y mapa de ocupación
un análisis de diferencias entre las imágenes de del suelo de España de 1987) permiten la produc-
referencia. ción de las minutas de las 54 hojas de la serie y
Por último, el mapa CORIME-Land Cover de almacenamiento en el Sistema de Información
Catalunya (Joaniquet et al., 1993) ha sido obtenido Ambiental de Andalucía, SinambA (Moreira,
1995).
8
Para más información puede contactarse con MINISTERE DE La leyenda ha sufrido una mejora considerable
LA PÉGION WALLONE. Direction Générale de l'Amena- respecto a la taxonomía CORINE con vistas a
gement du Territoire el du Logement. Division de l'Amena- minimizar el conflicto entre uso y ocupación, ajus-
gement el de I'Urbanisme. Rue des Brigades d'Irlande, 1.
tarse mejor a la variedad agroforestal mediterránea 5100 Namur. BÉLGICA
10 de 13 Nº 6 – Junio 1996

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin