La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Diccionario de barbarismos y provincialismos de Costa-Rica

De
626 pages
t-^
^H
-vcf-/-;^*
^^J
M)íT
W^^:\
K^
:"ísa^
,í»v.'
^v-#
-
*
U.^
^^^;«#í
J
<
"?'.
BlBüOieCA PARTICULAR
X

3 ^
DICCIONARIO
DE
mummi
i
PfioviiciiiLisMos d[ costa rica
POl^
Garlos
G/.gini
yí^OLIA^
J
í,
BIBLIOTECA
PARTICULAR
X Si
^fiOG^^'V^
San José de Costa Rica
TiPuGnAFIA NACIONAL
ií?:5.
\
4
^
Cn
fj
BIBLIOTECA
X
^^
^ PARTICULAR ^^
^1
^
ADVERTENCIAS.
Incontrovertible es la utilidad de los estudios críticos sobre el lenguaje vulgar de los pueblos hispano-ameLa lengua castellana ha experimentado tales ricanos. modificaciones en el Nuevo Mundo, son tan numerosas las corruptelas, los neologismos, extranjerismos y alteraciones sintácticas con que la desfigura el vulgo, que en muchos lugares no es ya sino una caricatura grotesca de aquella habla divina de Garcilaso, Calderón y CervanPor otra parte, esos matices locales contribuyen sotes. bre modo á romper la unidad del idioma común de nuestras Repúblicas, preparando la formación de dialectos y dificultando el comercio de ideas. Para remediar estos inconvenientes se han escrito ya obras notabilísimas: las Apuntaciones críticas de R. J. Cuervo; el Diccionario de chilenismos de Z. Rodríguez; el Diccionario de voces cubanas de Pichardo; el Diccionario de peruanismos, de Arona; el Diccionario de venezolanismos, de B, Rivodó; los estudios hechos en Guatemala por Batres Jáuregui; etc. No bastan, empero, las obras hasta hoy publicadas para lograr la unificación y depuración del idioma: es ...
Voir plus Voir moins
t-^ ^H -vcf-/-;^* ^^J M)íT W^^:\ K^ :"ísa^ ,í»v.' ^v-# - * U.^ ^^^;«#í J < "?'. BlBüOieCA PARTICULAR X — 3 ^ DICCIONARIO DE mummi i PfioviiciiiLisMos d[ costa rica POl^ Garlos G/.gini yí^OLIA^ J í, BIBLIOTECA PARTICULAR X Si ^fiOG^^'V^ San José de Costa Rica TiPuGnAFIA NACIONAL ií?:5. \ 4 ^ Cn fj BIBLIOTECA X ^^ ^ PARTICULAR ^^ ^1 ^ ADVERTENCIAS. Incontrovertible es la utilidad de los estudios críticos sobre el lenguaje vulgar de los pueblos hispano-ameLa lengua castellana ha experimentado tales ricanos. modificaciones en el Nuevo Mundo, son tan numerosas las corruptelas, los neologismos, extranjerismos y alteraciones sintácticas con que la desfigura el vulgo, que en muchos lugares no es ya sino una caricatura grotesca de aquella habla divina de Garcilaso, Calderón y CervanPor otra parte, esos matices locales contribuyen sotes. bre modo á romper la unidad del idioma común de nuestras Repúblicas, preparando la formación de dialectos y dificultando el comercio de ideas. Para remediar estos inconvenientes se han escrito ya obras notabilísimas: las Apuntaciones críticas de R. J. Cuervo; el Diccionario de chilenismos de Z. Rodríguez; el Diccionario de voces cubanas de Pichardo; el Diccionario de peruanismos, de Arona; el Diccionario de venezolanismos, de B, Rivodó; los estudios hechos en Guatemala por Batres Jáuregui; etc. No bastan, empero, las obras hasta hoy publicadas para lograr la unificación y depuración del idioma: es indispensable que en todas las naciones de Hispano- América se emprendan trabajos semejantes á los anteriores, sin que no es posible formar un catálogo completo de americanismos ni llegar á una acertada selección de las voces que han de entrar definitivamente en el léxico oficial de la lengua. Los estudios que sobre esta materia se han dado á la estampa en Costa Rica, sobre ser someros y de cortas dimensiones, adolecen de no pocas inexactitudes por haber juzgado sus autores con censurable ligereza ciertos También el puntos que requerían más detenimiento. presente estudio es muy incompleto; aventaja, no obstante, á los precedentes en extensión y en el número de No abrigo la pretensión de creerlo datos recogidos. exento de errores; sospecho, por el contrario, que los tiene en abundancia, pues las inquisiciones filológicas son materia de suyo resbaladiza y ocasionada á inexactitudes, sobre todo para quien posee muy escasos conocimientos los lingüísticos. Con que positivo agradecimiento acogeré las noticias suministren las personas ilustradas, así como las observaciones y enmiendas que los críticos bien intencio- me nados se sirvan proponerme. * * Comprende este libro: i9 las voces de origen indio usadas en Costa Rica y no insertas en los diccionarios castellanos; 2? algunas palabras castellanas y neologismos que se hallan en idéntico caso; 3? los términos castizos empleados en acepciones impropias; 4? los vicios prosódicos y ortográficos más extendidos; 5? los arcaísmos y extranjerismos; 6? algunos modismos y refranes nacionales. 1 las voces con que designay animales indígenas, no son de procedencia española ni nos han sido legadas por las tri- 9 — La mayor parte de mos las plantas, frutos III. de Talamanca, Témejicanas trasmitidas hasta nosotros por la colonia mangote establecida antiguamente en el Sur de Nicaragua y la península de Nicoya, y que después se extendió hacia el mediodía de Costa Rica. Desgraciadamente, la carencia de vocabularios completos de la lengua naJmatl no me ha permitido hacer investigaciones serias sobre estas palabras, y he tenido que contentarme con las voces contenidas en las obras de Brasseur de Bourbourg, Olmos, Ouirós, Rincón y Peñabus que pueblan aún los territorios rraba, Guatuso, etc.; son sin disputa palabras fiel. 2? En cuanto á los neologismos aceptables y palabras castizas omitidas en los diccionarios, debo advertir que me refiero exclusivamente á las de uso común en Costa Rica, y de ninguna manera á las muchas que faltan en la duodécima edición del Diccionario de la Real Academia Española. Mi objeto al incluirlas aquí no es poner tachas á este último libro ni señalar todos los va- — cíos que en él se notan, sino desvanecer los recelos de personas timoratas que escrupulizan emplear vocablos castizos ó bien derivados por cuanto no se encuentran en el Diccionario académico. 3^ Entre las voces castizas empleadas en acepciones impropias, muy pocas son verdaderos costarriqueñismos: unas se usan también defectuosamente en varios pueblos de América, y otras son en realidad palabras genuinamente castellanas que la deficiencia de los diccionarios hace que sean consideradas como provinciales. 4^ He juzgado superfluo apuntar todos los barbarismos de la pronunciación vulgar, tanto porque esa cáfila de adefesios va desapareciendo merced á los progresos de la instrucción pública, como porque muchos de eUos son vicios parciales y aun individuales que no merecen ser recordados siquiera. Sólo he dado cabida en este libro á los más extendidos y arraigados, de los cuales no pocos son metaplasmos nacidos ele la índole misma — — IV. del idioma y comunes á todos los pueblos que lo hablan. 5? Tan numerosos como los vicios de pronuncia- — ción son los términos anticuados usados por nuestro pueEste fenómeno, observado igualmente en todas las blo. repúblicas hispano-americanas, proviene de que el pueblo, en su mayor parte iliterato, no puede seguir paso á paso las modificaciones y progresos de la lengua y continúa hablando por tradición la que le legaron sus mayores. Respecto de los extranjerismos, es de notar que en Costa Rica se reducen á unos cuantos anglicismos y galicismos, importados los primeros por los inmigrantes ingleses y norteamericanos, y divulgados los segundos por las malas traducciones que nos vienen de España. 6? Muy pocos son los modismos y refranes originales de nuestro pueblo: gran número de los que yo había reputado por tales, á causa de no haberlos visto en los diccionarios, son expresiones netamente castizas que después he encontrado en obras de célebres escritores — peninsulares. * el principal objeto que he tenido en mira al estampa este libro, es el de proporcionar un consultor claro y sencillo á los extranjeros y principalmente á las personas que, deseando expresarse con alguna corrección, no disponen del tiempo necesario para consagrarse á estudios serios de gramática, incluyo también en el presente Diccioftario varios artículos relativos á cuestiones puramente gramaticales que ofrecen dificultad en la práctica, como las voces de varia acentuación, el empleo de los derivados verbales, algunos preceptos sobre la concordancia y el régimen, etc. Para la confirmación ó ilustración de las enmiendas doctrinas copio abundantes citas de las primeras autoy ridades literarias de España y de América, indicando á Como la dar á
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin