La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

mtrmmm^^jMj
5mB.
oninr of
T>^^~>
JoCoCEIBIRIIAM
vol>.
á¿>
r»L1
S>í)V-~))I»^» > ~>:». _> >
>>>
>a>s>
o">
%>0fo3;..-a^vi^?^:>3s>
>D!i¡>.íJ»;^">)i,
^
. J2>j> )a».HISTORIA
DE
AMÉRICA
SUS TIEMPOSDESDE MÁS REMOTOS
HASTA NUESTROS DÍAS
POR
D. ORTEGA.JUAN ^RUBIO
Catedrático de la Universidad Central.
TOMO I.
MADRID
Librería de los Sucesores de Hernando
CALLE DEL NÚM. IIArENAL,
I9I7,(L tCjiJy^^ícK^^^^
fnPROLOGO
dk España kn las Indias.I. Política
dk la obra.11. Plan
FllKNTES DK CONOCIMIENTO.III.
Exposición de propósitos.IV.
Descrip( ION (;eográfica de América.V.I
Política de España en las Indias.
Cuando no conservamos un de terreno en Améri-palmo
cuando los hermosos restos de nuestro inmenso co-ca, poder
lonial han recientemente su toma-adquirido independencia,
lamos la escribir historia de delpluma para aquella parte
Hacemundo. venimos acariciando esta idea;tiempo que pero
circunstancias nos han realizarla. elimpedidoespeciales Bajo
de enfermedad en los últimos años de lay vida,peso larga
reseñar los muchos variados acon-tiempo para^jtendremos y
tecimientos se han sucedido en el Nuevo Mundo? ;Ten-que
dremos fuerzas intelectuales físicas tamañay para empresa?
Sea de ello lo manos a lafuere, obra,que ponemos creyendo
—firmemente hacemos un bien a también aun-que España, y
sólo sea el cariño con hemos de referir aconte-que por que
—cimientos a las colonias americanas. Nopasados antiguas
atraernos las de los del Nuevo Mun-para simpatías pueblos
sino así lo sentimos de todo comenzare-do, corazón,porque
mos afirmando nuestra noque vieja y querida España quiere,
ni ni debe en sobrepuede, pensar ejercer hegemonía alguna
los ibero-americanos. sola-pueblos Queremos y aspiramos
a una nomente comunión seremos sifraternal, y exigentes
recordamos la de los americanosles que mayor parte pueblos
a nuestra hablan nuestroraza, idioma,pertenecen piensan
como nosotros llevan nuestrosy apellidos.
americanos de raza olvidandoEspañoles y ibera, antiguos
sólo en adelante vivir la vida de la culturaagravios, pensarán
del americanos de razay Españoles ibera,progreso. y
inspirados en condenarán el de lasentimientos, podergenerosos
fuerza olvidarán en lo sucesivo unos fueron vencedoresy que
otros con-unos fueron otrosvencidos,y que conquistadores y
quistados.VI PRÓLOGO
a los deAl mismo Re-tiempo que rogamos hijos aquellas
de nuestra no se olviden deraza, que Españapúblicas y que
honren la memoria de los descubridores colonizadores dey
leslas también diremos somos admiradores deIndias, que
en los comienzos xixlos valerosos delquepaladines siglo
su libertad. Con la realizaciónindependenciaproclamaron y
de tales creemos se unaacontecimientos, que cumplía ley
consistela cual en las cuandohistórica, que colonias, llegan
esto a cierto dea la civilización cul-edad, es,mayor grado y
se de la colonia-tura, Metrópoli.separan Aquellas posesiones
—26 veces como escriben Baraltles, mayores (Rafael María)—Díaz el territorio de laque propio Metrópoli,y (Ramón)
eran mole inmensa los hombres debilitados la edadque por
los de no sostener mucho tiem-y achaques España podían por
Lo llama la atención causa extrañeza es elpo (i). que y largo
en sin ni sin ni ma-frutosque España, marina,tiempo ejército
nufacturas cambiar sus dominase tan exten-para productos,
sos territorios. Lo revolución reforma-que impidió por siglos
dora en América los citados Baralt «la des-fué, y Díaz,según
unaefecto de industria escasa del comercio ex-población, y
la falta de comunicaciones interiores aisla las co-clusivo; que
la las embrutece elamoldamarcas; ignorancia que y para yugo
la división del en clases diversifican lasperpetuo; pueblo que
costumbres los el hábito morboso de la servidum-y intereses;
cimentado en la en labre, y supersticiónignorancia religiosa,
auxiliares fieles del la cátedraindispensables y despotismo;
del los confesionarios convertidos en tribunas deEvangelio y
doctrinas los revestidos con losserviles; peninsulares
primeros los más de la los ameri-y importantes cargos República;
canos excluidos de no las sino laellos, por por políticaleyes,
del Gobierno Vamos a escribir vuestras haza-mezquina (2).
americanos. a lordñas, pueblos Nosotros, Macaulay,siguiendo
el de la honrada laleal esprofesamos principio que política y
de la única conviene así a los individuosmejor todas, y que
aislados ácomo las a los hombres como a loscolectividades,
Colocados en el alto tribunal de la mos-pueblos (3). historia,
traremos una cien noveces tenemos de nin-y que prejuicios
clase narraremos con la misma los he-guna y imparcialidad
Resumen de la Historia de tomo i.*(1) Venezuela, 1, pág.
Ibidem.(2)
Estudios 126./tisfóricos,(3) pág.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin