Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

El policía infiltrado : los presupuestos jurídicos en el proceso penal español

De
227 pages
EL POLICÍA INFILTRADO LOS PRESUPUESTOS JURÍDICOS EN EL PROCESO PENAL ESPAÑOL EL POLICÍA INFILTRADO LOS PRESUPUESTOS JURÍDICOS EN EL PROCESO PENAL ESPAÑOL Rocío ZAFRA ESPINOSA DE LOS MONTEROS Doctora en Derecho Área de Derecho Procesal Universidad Carlos JI! de Madrid tlrant lo blllanch Valencia, 2010 Copyright ® 2010 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmi tirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamientq.de,in(orJllªcióhy sistema de recuperación sin permiso A mis padres, escrito de la autora y del editor. por enseñarme la lección más importante: vivir En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.coml. © ROCÍO ZAFRA ESPINOSA DE LOS MONTEROS © TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH CI Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/3610048 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es DEPÓSITO LEGAL: V-1322-2010 LS.B.N.: 978-84-9876-514-4 IMPRIME Y MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/ empresa / politicas-de-empresa.htm nuestro Procedimiento de quejas. íNDICE PRÓLOGO............................
Voir plus Voir moins

EL POLICÍA INFILTRADO
LOS PRESUPUESTOS JURÍDICOS EN EL PROCESO
PENAL ESPAÑOL EL POLICÍA INFILTRADO
LOS PRESUPUESTOS JURÍDICOS EN
EL PROCESO PENAL ESPAÑOL
Rocío ZAFRA ESPINOSA DE LOS MONTEROS
Doctora en Derecho
Área de Derecho Procesal
Universidad Carlos JI! de Madrid
tlrant lo blllanch
Valencia, 2010 Copyright ® 2010
Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro
puede reproducirse o transmi tirse por ningún procedimiento electrónico
o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier
almacenamientq.de,in(orJllªcióhy sistema de recuperación sin permiso A mis padres,
escrito de la autora y del editor. por enseñarme la lección más importante: vivir
En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch
publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com
(http://www.tirant.coml.
© ROCÍO ZAFRA ESPINOSA DE LOS MONTEROS
© TIRANT LO BLANCH
EDITA: TIRANT LO BLANCH
CI Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia
TELFS.: 96/3610048 - 50
FAX: 96/369 41 51
Email:tlb@tirant.com
http://www.tirant.com
Librería virtual: http://www.tirant.es
DEPÓSITO LEGAL: V-1322-2010
LS.B.N.: 978-84-9876-514-4
IMPRIME Y MAQUETA: PMc Media
Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com.
En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/
empresa / politicas-de-empresa.htm nuestro Procedimiento de quejas. íNDICE
PRÓLOGO............................................................................................. 15
INTRODUCCIÓN ................................................................................. 21
CAPÍTULO I
DELIMITACIÓN DE LA FIGURA DEL AGENTE
ENCUBIERTO Y DISTINCIÓN CON OTRAS
FIGURAS AFINES
1. PANORAMA GENERAL DE LA DELINCUENCIA ORGANI-
ZADA.......................................................................................... 33
11. CONTEXTOS HISTÓRICOS DE LA LUCHA CONTRA EL
CRIMEN ORGANIZADO ... ............ .... ........ ....... ..... ..... .............. 46
III. ACTUALES DE LA INFILTRACIÓN POLI-
CIAL........................................................................................... 57
IV. DESCRIPCIÓN DE LA FIGURA. RASGOS FUNDAMENTA-
LES............................................................................................. 62
1. Delimitación de la actividad de la infiltración como recurso
para la investigación del delito..... ............ ........ ......... .......... 62
2. Rasgos característicos de la infiltración policial................. 67
A) Identidad supuesta ..... ............. ..... .............. .................... 69
B) Secreto-engaño................................................................ 72
C) Marco de actuación del agente encubierto 76
D) Necesidad de que el agente sea policía ....... 78
V. FUNDAMENTO DEL AGENTE ENCUBIERTO EN EL ES-
TADO DE DERECHO ............................................................... 81
VI. FINALIDAD DE LAACTUACIÓN DELAGÉNTE ENCUBIER-
TO............................................................................................... 93
VII. DISTINCIÓN CON OTRAS FIGURAS AFINES ....... ... ........... 98
1. Agente provocador .. ................ .......... ..... ...... ......................... 100
A) Concepto y características del agente provocador ........ 102
B) Similitudes y diferencias entre agente y
: agente encubierto........ .................. ...... ........ ... ................. 109
2. El arrepentido ....................................................................... 113
A)" Concepto y características del arrepentido.... ............... 115
B) Similitudes y diferencias entre el arrepentido y el agente
encubierto........................................................................ 125
3. El confidente ......................................................................... 128
A) Concepto y características del confidente.................. .... 130 ÍNDICE 10
ÍNDICE 11
B) Similitudes y diferencias entre el confidente y el agente
1. Sujeto activo de la infiltración policial... ..... ............... ......... 232 encubierto ................................................................ :....... 135
A) Los agentes de policía como únicos sujetos activos de la 4. El denunciante anónimo ................................................. j.... 137
infiltración policial.......................................................... 234 A) Concepto del denunciante anónimo y diferencias con el
Al. La policía judicial: la función genérica y específica 235 agente encubierto. ......................... .................................. 138
A2. La judicial específica ..................................... 240 5. Los servicios de inteligencia................................................. 142
A2.1. Policía autonómica ....................................... 240 A) Concepto y características de los agentes del servicio de
A2.2. Unidades especializadas de la policíajudicial
intelige}:).ct¡:t.,:.~.;., .... : .. _...................................................... 142
específica .......... '" ...... .................. ..... ............. 242 B) Diferencias entre los agentes del Servicio nacional de
1. Unidad de Droga y Crimen Organizado inteligencia y el agente encubierto ................................ 145
(UdyCO) ........ .......................................... 242
2. Unidad de delincuencia especializada y
violenta (UDEV) ......... ......... ................... 243 CAPÍTULO 11
3. Brigada de información tecnológica EL AGENTE ENCUBIERTO Y EL SISTEMA DE
(BIT) ........................................................ 244 GARANTÍAS EN EL PROCESO PENAL
A3. La policía judicial genérica ....................................... 244
A3.1. La policía locaL........................................... 245 1. NATURALEZA JURÍDICA DE LA INFILTRACIÓN POLI-
A3.2. El Servicio de vigilancia aduanera ............. 246 149 CIAL .......................................................................................... .
A.4. ¿Quién puede actuar como agente encubierto? ....... 248 11. GARANTÍAS AFECTADAS EN LA INVESTIGACIÓN EN-
E) Organismos internacionales en la 1 ucha contra el crimen CUBIERTA ............................................................................... . 156
.organizado....................................................................... 251 1. Los derechos fundamentales ............................................... . 163
B.1. Europol....................................................................... 252 A) El derecho a la intimidad .............................................. . 167
B.2. Interpol....................................................................... 254 Al. El derecho a la en la infiltración policial 178
B.3. Equipos conjuntos de investigación ......................... 257 B) El derecho fundamental a la inviolabilidad del domici-
C) Coordinación y cooperación entre los Cuerpos de Segu-lio .................................................................................... . 186
ridad................................................................................ 262 B.1. El derecho a la inviolabilidad del domicilio en la
D) Formación del agente encubierto ................................... 267 infiltración policial .................................................... . 190
E) Agentes dobles. Corrupción del agente encubierto ....... 271 B.2. Las entradas por invitación ..................................... . 194
2. Sujeto pasivo de la Infiltración policial............................... 276 C) El derecho fundamental al secreto de las comunicacio-
A) Concepto normativo de la organización criminaL.... .... 279 nes .................................................................................. . 199
Al. El concepto de organización criminal en el derecho C.1. El derecho de las comunicaciones en la infiltración
españoL....................................................................... 279 policial ....................................................................... . 203
A2. El concepto de criminal en el derecho D) El derecho fundamental de defensa .............................. . 205
comparado...... ..... ............. ............................ ...... ........ 285 D.1. El derecho de defensa en la infiltración policial: diálogo
A3. El concepto de organización criminal en el plano similar a un interrogatorio ...................................... . 209
internacional.................... ............ ............ .................. 288
B) Características básicas de la organización criminaL... 294
B.l. Asociación de personas.............................................. 299 CAPÍTULO III
B.2. Disposición de medios materiales y personales: so-PRESUPUESTOS PARA LA INTERVENCIÓN DEL
fisticación ................................ ................ ................ ... 300 AGENTE ENCUBIERTO (1)
B.3. Empleo de la violencia............................................... 303
B.4. Influencia negativa sobre el sistema........................ 304 1. LOS DE LA INFILTRACIÓN POLICIAL. 219
B.5. Estructura de la organización .................................. 306 11. ÁMBITO DE APLICACIÓN DEL AGENTE ENCUBIERTO.. 220
B.6. Características de los miembros de la organización 308 III. PRESUPUESTOS SUBJETIVOS DE LA INFILTRACIÓN
B.7. Código de conducta.................................................... 310 POLICIAL.................................................................................. 232
B.8. Apariencia de legalidad............................................. 310 ÍNDICE 12
ÍNDICE 13
B.9. Gravedad de la conducta delictiva .......................... . 311
CAPÍTULO V B.lO.Internacionalización o transnacionalización ........ .. 313
EL RÉGIMEN JURÍDICO DE RESPONSABILIDAD C) La organización criminal a los efectos de la infiltración
DEL AGENTE ENCUBIERTO ANÁLISIS DEL policial ............................................................................ . 314
ARTÍCULO 282.BIS 5 LECRIM
1. INTRODUCCIÓN ..... ; .............................................................. .. 395
11. NATURALEZA JURIDlCA DE LA CAUSA DE EXENCIÓN CAPÍTULO IV
DE RESPONSABILIDAD: CAUSA GENERAL O ESPECIAL PRESUP~~~T9~L:rARA LA INTERVENCIÓN DEL 397
III. LASACTUACIONES DE LAG ENTE ENCUBIERTO BAJO EL AGENTE ENCUBIERTO (11)
AMPARO DEL ART. 282.BIS 5 LECRIM ................................ . 404
1. Las denominadas pruebas de castidad .............................. .. 1. INTRODUCCIÓN ..................................................................... . 321 409
2. La}nfiltración realizada por los agentes del CNI .............. . 322 11. REQUISITOS DE PROCEDIMIENTO .................................. . 413
IV. EL RE GIMEN DE RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA Y 1. Órganos habilitados para autorizar la infiltración policial 322
RESPONSABILIDAD CIVIL DEL AGENTE ENCUBIERTO A) Órgano Judicial .............................................................. . 325 418
1. Responsabilidad disciplinaria ............................................. . B) El Ministerio Fiscal ...................................................... .. 331 418
2. civil ........................................................... . 2. Adopción de la infiltración policial.. .................................... . 337 419
A) Autorización general para la infiltración policial ........ . 338 A) civil derivada del ilícito penaL ........ .. 420
b) civil de los actos realizados A. 1. Resolución administrativa por la que se otorga la
identidad supuesta ................................................... . 343 bajo la identidad supuesta ............................................ . 421
B) Autorización para actuaciones concretas .................... .. 347 V. EL PROCESO PENAL PARA DEPURAR LA RESPONSABI-
LIDAD PENAL DEL AGENTE ENCUBIERTO .................... .. 3. El control de la medida ................................................. : ...... . 349 424
4. Duración de la infiltración policial ................................ .: .. .. 355
A) de la policial y secreto de sumario 357 429 BIBLIOGRAFÍA ....................................................................... .
B) Prórroga de la infiltración . 361
C) Extinción de la ............................................ . 363
V. EL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDADYSUAPLlCACIÓN
EN LA INFILTRACIÓN POLICIAL ........................................ . 366
1. Aplicación del principio de proporcionalidad en la infiltración
policial .................................................................................. . 369
A) Presupuestos del principio de proporcionalidad .......... . 372
A. 1. Presupuesto formal: el principio de legalidad ........ . 373
A.2. material: El de justificación
376 teleológica .................................................................. .
B) Requisitos del principio de proporcionalidad .............. .. 378
B.l. Idoneidad ................................................................... . 380
B.2. Necesidad . 382
B.3. Proporcionalidad en sentido estricto ...................... .. 384
B.4. Requisitos Extrínsecos ............................................. . 386
A' . Motivación ........................................................... . 387
2. Juicio de proporcionalidad en la actuación del agente encu-
bierto .................................................................................... . 390 PRÓLOGO
El proceso penal solamente puede entenderse y justificarse desde
una perspectiva garantista, lo que significa que el ejercicio, a través
de él, deWius puniendi" del Estado debe obedecer al estricto res-
peto de los' derechos fundamentales de las personas acusadas que
no pueden ser limitados sino en los casos señalados por las leyes y
siempre por decisión o con control judicial. Por lo tanto, cuando el
Estado ejerce su derecho a castigar a quienes han cometido un delito
debe hacerlo, como se ha repetido sobradamente, 'jugando limpio",
con el adecuado respeto de los derechos de los acusados, pues sólo si
actúa de esta manera el resultado, absolutorio pero especialmente el
condenatorio, del proceso penal queda justificado y, más importante,
legitimado ..
Frente a una clara evolución, apreciada en los dos últimos siglos,
que ha marcado la construcción de un derecho procesal penal (y de
un derecho penal) basado en las garantías por y para los ciudadanos
(siempre será mucho más terrible condenar a un inocente que ab-
solver a un "culpable"), en los últimos años se asiste a movimientos
que ponen de manifiesto que ese hermoso historial se ve en retroce-
so. No es este el lugar para exponer con detalle las causas de esta
involución que ha hecho resurgir el indeseable concepto de derecho
penal del enemigo y, en íntima conexión, del derecho procesal penal
del enemigo. Pero a nadie se le escapan algunos hechos notorios de
gran influencia en esta alarmante situación, como la generalización
de un "efecto alarma" provocado por acontecimientos ciertamente in-
deseables y horribles (atentados terroristas del U-S en Nueva York,
U-M, en Madrid, 7-J en Londres, o los de Bali, Egipto, o Bombay, por
recordar algunos de los de mayor impacto). Como respuesta, se han
empezado a producir otras situaciones que deben ser igualmente ca-
lificadas de indeseables, que deben ser rechazadas y repudiadas con
total vigor y convicción, por cuanto suponen la negación pura de de-
rechos fundamentales y la instauración de un derecho penal excep-
cional, que deroga los principios del derecho penal liberal, del Estado
de Derecho, que desconoce los derechos fundamentales y garantías
consagrados en textos internacionales y constituciones, acompañado
de derecho procesal penal igualmente excepcional. 16 VICENTE C. GUZMÁN FLUJA
PRÓLOGO 17
Pero también se detecta que la construcción de espacios supra-
de peligro desconocido hasta ahora. En el contexto descrito más arri-
nacionales de justicia penal, como sucede en la Unión Europea, se
ba, la principal respuesta que se ofrece pasa por endurecer los ins-
está haciendo sobre la base de minar y recortar algunas de las prin-
trumentos jurídicos de lucha (prevención y represión) contra esta
cipales garantías del enjuiciamiento penal, sin apenas reflexionar
clase de delincuencia (proceso que salpica, además, a otras clases de
sobre ello. Y bajo esto subyace, entiendo, la idea de que el proceso
delincuencia y de delincuentes). Para ello, se crean nuevos tipos pe-
penal puede ser convertido en un eficaz instrumento de lucha contra nales, se elevan los marcos punitivos, y se propugna una aplicación
el crimen cuando no es esa su ·función en modo alguno. Las diversas
dura de los mismos, se anticipa la intervención del derecho penal a
libertades conquistadas' por evolución del inicial espacio económico
ámbito anteriores a la comisión de hechos penales (delitos de apolo-
común (libertades de circulación de capitales, personas, trabajado-
gía del genocidio, por ejemplo), y, en lo que se refiere al proceso penal,
res, etc.) han terminado, en el devenir hacia un espacio común ya no
la instauración de reformas que tienen por objeto servir de eficaz
sólo económico sino también caso político, por propiciar la creación
instrumento de aplicación a lo anterior, volviéndolo adecuado a esa
de un espacio judicial común civil y mercantil amparado en el pri- función y limitando derechos tan esenciales y fundamentales como
mer pilar de la Unión Europea. Este fenómeno ha sido tardío pero la presunción de inocencia, la inviolabilidad del domicilio, el secreto
se viene impulsado con fuerza. Pero las libertades consolidadas y
de las comunicaciones, entre otros.
la eliminación de las fronteras internas también han generado, ob-
Se ha afirmado que lo anterior es necesario a la vista de la insu-jetivamente, un marco en el que puede circular con más "libertad"
ficiencia o la incapacidad del derecho penal y dere~ho procesal pe-el delito y los delincuentes. Y de ahí que se pueda afirmar que hay
nal tradicionales (y garantistas) para responder a los peligros y los resquicios abiertos, lugar, para delinquir, no sólo al modo "tradicio-
daños de la delincuencia o crimen organizado, lo que obliga a poner nal" sino también sobre la base del incremento de la delincuencia
en marcha diferentes y "nuevos" mecanismos de prevención y repre-organizada interna y transfronteriza, y del incremento de determi-
sión. Es una afirmación discutible, cuanto menos porque es un caldo nadas formas de criminalidad que son especialmente preocupantes:
de cultivo en el que crece maravillosamente la venta de la necesidad terrorismo, tráfico de mujeres, tráfico de niños, pederastia, tráfico de
de primar la seguridad y, por ello, de propiciar una marcha atrás en armas, piratería, etc., (y sin entrar en las modalidades de comisión a
las conquistas de las garantías penales y procesales penales, porque, través de Internet o de los nuevos tipos delictivos asociados a ella).
se afirma, que la lucha jurídica eficaz y eficiente contra la crimina-Y, una vez más al socaire del mercado y de lo económico (de lo que es
lidad organizada sólo es posible con la restricción de los derechos buena muestra el llamado "Corpus Iuris penal" del año 2000 ideado
fundamentales de los ciudadanos, con el correspondiente incremento para la protección de los intereses presupuestarios y financieros de
de los poderes estatales de intervención sobre dichos derechos y la la UE), la Unión Europea puso manos a la obra para la construcción
disminución de los mecanismos de control de estos poderes. Y aquí de un espacio judicial penal, de cooperación penal policial y judicial,
surge la gran falacia pues es obvio que el Estado de Derecho no pue-bien desde el primer pilar o desde el tercer pilar (sentencia de 13 de
de defenderse, ni defender a sus ciudadanos, mediante el perverso septiembre del Tribunal de Justicia de las Comunidades ~uropeas)
camino de colocarse a sí mismo fuera de sus propios postulados. que muestra preocupantes signos en lo que se refiere a la preserva-
ción de determinadas garantías del proceso penal, como ha expresa- Pero tampoco se puede negar, y de ahí lo dificil de tratar este tema
do una parte importante de la doctrina en relación, por ejemplo, con y de encontrar soluciones válidas, que el Estado tiene la obligación
la llamada "euro orden". de proteger con eficacia a los ciudadanos, a la sociedad y, aunque sea
en última instancia, a sí mismo, siempre en defensa y preservación Pero es innegable que las sociedades modernas están preocupa-
de los valores democráticos. Como se dijo antes, las manifestaciones das en general por el fenómeno de la llamada criminalidad organi-
más graves de la criminalidad organizada como la del tráfico de dro-zada, una criminalidad cualitativamente nueva, que implica tanto
gas, terrorismo (siempre, pero sobre todo cuando las víctimas son un aumento cuantitativo de los peligros que afectan a la paz social
múltiples y afectadas de forma indiscriminada), tráfico de personas, conocidos hasta la fecha, pero también un nivel nuevo, cualitativo, 18 VICENTE C. GUZMÁN FLUJA
PRÓLOGO 19
explotación sexual, no sólo suponen un ataque directo y grave sobre
tradicionales o habituales de investigación criminal (inspección ocu-personas concretas (las víctimas de tales delitos, que muchas veces
lar, declaración de testigos, informes periciales, etc.), sólo cuando sea forman parte de un colectivo ya especialmente desprotegido, vulne-
obvio que estos medios no son suficientes, cabe plantearse acudir a rable, discriminado o maltratado), sino que suponen una forma más
otras formas de investigación criminal que permitan superar algu-grave de agresión a toda la sociedad en su conjunto. A la vez, los
nas de esas dificultades, y entre ellas se encuentra la investigación medios económicos, humanos, técnicos, de que disponen estas orga-
encubierta, es decir el recurso a los agentes encubiertos o agentes nizaciones criminales es tal que les permite, a veces, poder llegar a
infiltrados (pero también, por ejemplo, la entrega y circulación con-"infiltrarse" en las lnstituclónes estatales, propiciando su corrupción
troladas de drogas y otras sustancias o materias). Pero en el bien o debilitando su capacidad de prevención, sanción o eliminación de
entendido de que sólo puede hacerse en relación con determinados la criminalidad organizada. Estos problemas no van a dejar de exis-
delitos, cometidos por organizaciones criminales de cierta entidad tir por el hecho de que se quieran ignorar o minimizar.
e q.u sean especialmente graves, y partiendo de la adecuada regula: Se puede concluir que es un peligro cierto el que deriva de algu-
CIón por ley de estos medios, a utilizar por decisión (o excepcional-nos casos en los que las organizaciones criminales pueden desarrollar
mente con control) judicial.
actividades delictivas que, cualitativa y cuantitativamente, suponen
Hay que reconocer abiertamente que estos nUevos medios de in-ataques más agresivos contra la paz social, contra la integridad física
vestigación son, a su vez, por definición más agresivos con las garan-y moral de los ciudadanos, incluso contra la propia organización del
tías procesales que los "tradicionales". En el caso de la infiltración Estado encargado de protegerlas. En el marco de estos mayores nive-
policial una de las cuestiones claves es la que deriva del hecho de les de agresión, exclusivamente en esos niveles, y conforme al princi-
que s~ sustenta sobre la base del "engaño" a la persona investigada pio de proporcionalidad, puede ser lógico que se articulen medios de
(a .l~s lI~t,egran~es de la organización criminal investigada), y que su defensa que sean más adecuados para responder a esos niveles de
utIhzaclOn arnesga y compromete muy de cerca, y de forma simul-agresión y que sirvan a la protección de los ciudadanos, de la sociedad
tánea a veces, derechos fundamentales como la intimidad la invio-y del propio Estado. Sería básicamente adaptar los medios de investi-
labilidad del domicilio o el secreto de las comunicaciones. A cambio, gación del proceso penal a estos concretos delitos, y, excepcionalmente,
no sólo se puede obtener información sobre hechos delictivos concre-regular nuevos medios de investigación. Precisamente en este punto
tos y sobre la persona de sus autores, sino también datos sobre el es donde aparece, como uno de esoS medios nuevos de investigación
funcionamiento, estructura, composición y "modus operandi" de las criminal, el agente encubierto o la llamada infiltración policial.
organizaciones criminales. La fase de investigación del proceso penal se dirige a lograr es-
Por ello, hay que rechazar de forma tajante y sin duda alguna la clarecer las circunstancias de comisión de un hecho delictivo y ave-
ge~eralización o relajación del uso de medios de investigación como riguar la persona de su autor o autores, mediante la obtención de
la I~filtración policial. En todo caso se debe tener claro que no es información sobre estos extremos, información que una vez analiza-
POSIble establecer reglas procesales penales que resulten excepcio-da y depurada puede convertirse en fuentes de prueba que serán las
nales a los postulados del Estado de Derecho (lo que nos situaría únicas que podrán aportarse en el juicio oral y qUe tras pasar por los
en el "derecho procesal penal del enemigo"), sino, todo lo más reglas filtros de los derechos de defensa y contradicción oralidad y publici-
que denominaríamos especiales dentro de los postulados del proceso dad, pueden llegar a convertirse en pruebas de cargo que justifiquen
penal ajustado a los principios democráticos y garantistas. No es el dictado de una sentencia de condena.
desde luego, insisto en ello, tarea fácil la armonizar la adecuada efi: Cuando los crímenes a investigar Se encuadran en el contexto
cacia en la persecución de la criminalidad organizada y el adecuado que se ha descrito más arriba, no cabe duda de que la obtención de
respeto a los derechos fundamentales y las garantías procesales de información puede llegar a ser especialmente dificultosa. No obs-
las personas. Pero no Se debe renunciar a intentarlo, lo mismo que tante, siempre hay que acudir en primer lugar al uso de los métodos
no cabe resignarse a anteponer la primera sobre la segunda por ar-

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin