Cet ouvrage et des milliers d'autres font partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour les lire en ligne
En savoir plus

Partagez cette publication


UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID






TESIS DOCTORAL

Tres modelos contemporáneos de
agencia humana. Un estudio sobre la
motivación y la deliberación moral




Autora:
Leticia Elena Naranjo Gálvez

Director:
Dr. D. Carlos Thiebaut Luis-André




Facultad de Humanidades, Comunicación y Documentación
Departamento de Humanidades: Filosofía, Lenguaje y Literatura



Getafe, Noviembre de 2009 TESIS DOCTORAL



Tres modelos contemporáneos de agencia humana.
Un estudio sobre la motivación y la deliberación moral



Autora: Leticia Elena Naranjo Gálvez


Director: Dr. D. Carlos Thiebaut Luis-André




Firma del Tribunal Calificador:

Firma
(Nombre y apellidos) Presidente:

(Nombre y apellidos) Vocal:

(Nombre y apellidos) Vocal:

(Nombre y apellidos) Vocal:

(Nombre y apellidos) Secretario:





Calificación:


Getafe, de de 2010


Agradecimientos


Para la elaboración del presente trabajo conté con el apoyo económico de una beca de
investigación otorgada por el Departamento de Humanidades, Filosofía, Lenguaje y Literatura,
de la Universidad Carlos III de Madrid, entre los años 2006 y 2009, y de un préstamo-beca de la
Universidad del Rosario (de Colombia) entre 2003 y 2005.

Esta tesis no se hubiera podido terminar ni entregar sin la ayuda amorosa e incondicional de mi
esposo, Alexander, a quien sencillamente no tengo cómo agradecer todo lo que ha hecho por mí.

En la etapa más crítica de la elaboración de este trabajo conté con la acogida y la ayuda de mis
padres, María Victoria y Jairo, y de mis suegros Rosmira y Juan, así como con el apoyo fraterno
e invaluable de mi amigo del alma, Wilson Herrera, de su esposa Camila De Gamboa y de su
madre, Beatriz Tapias. Con Camila y Wilson, además, estoy en deuda por lo mucho que he
aprendido de ellos, tanto, que parte de lo que pueda aportar esta tesis, se debe a su influencia.
Mis hermanos Ximena y Rodrigo, mi tía Rosalía, y mis amigas Inés Calderón y Claudia Ruiz
siempre me animaron desde lejos.

Durante mis años en España conté con el apoyo de tantas personas que espero que mi flaca
memoria no traicione la enorme gratitud que siento por cada una de ellas. Agradezco a mi
cuñada Diana y a su hija Alejandra, así como a nuestros amigos Herman Berrío y Claudia
Torres, su afecto y su acogida.

También me siento en deuda con nuestros amigos y compañeros de fatigas, con quienes nos
dábamos ánimos mutuamente, con los que compartimos penas y alegrías pero, sobre todo, unas
conversaciones que, amén de alegrarnos, de enriquecernos y de abrirnos horizontes, nos
sirvieron de acicate y de descanso a Alexander y a mí: Estela Meza y Jorge Rodríguez, Encarna
López y Rosa Torralba, Yanitza Giraldo y Edwin Laniado, Esperanza Díaz y Pedro García,
Mauricio Lombana, Guillermo De Eugenio y Diana Greño, María Santos Hernández y Juan
Mechero, Regina Sonet y Daniel González, Daniel Martínez y Bogdan Marola, Gilmer Alarcón
y Tatiana Rincón, Ana Gómez y Omar Molina, Johana Salge y Bernhard Schima, Elsa Fajardo y
Thierry Lodomez. Nos hubiéramos sentido muy solos sin ellos.

A mis compañeros de despacho, Elena Azofra y Alfredo Kramarz, les agradezco su simpatía y
su espíritu de servicio.

A la Doctora María Antonia Hernández y a Martha Camargo, les agradezco las luces y el
consuelo. A Dayana Nieto y Enrique Hernández, y a las hermanas Barberena-Nisimblat, van
mis agradecimientos por su solidaridad y su acogida en los momentos más oportunos.

De una manera especial quisiera agradecer al Profesor Carlos Thiebaut lo mucho que me ha
enseñado, el tiempo y el cuidado que dedicó a leer lo que escribía, así como su paciencia y el
interés que puso en todo este proceso. Los aciertos que pueda tener de esta tesis -y ninguno de
sus fallos- se deben a él y a lo mucho que me ayudó.

También agradezco a los Profesores Fernando Broncano y Antonio Gómez lo que aprendí de
ellos, así como su actitud siempre afable y generosa.

Todas y todos han sido imprescindibles, y espero no haber olvidado a ninguno de los que me
aportaron y me hicieron más fácil el camino.










-Norah: Se han cometido muchos errores conmigo. En primer lugar, por parte de papá y, luego, por
parte tuya. Cuando vivía con papá, él me manifestaba todas sus ideas, y yo las seguía. Si tenía otras
diferentes, me guardaba muy bien de decirlo, porque no le habría gustado. Me llamaba su
muñequita, y jugaba conmigo, como yo con mis muñecas. Después vine a esta casa contigo . . . Pasé
de manos de papá a las tuyas. Tú me formaste a tu gusto y yo participaba de él . . . o lo fingía . . .
creo que lo uno y lo otro . . . Vivía de hacer piruetas para divertirte, como tú querías. Tú y papá
habéis cometido un grave error conmigo: sois culpables de que no haya llegado a ser nunca nada.
-Torvald: Pero qué injusta y desagradecida eres, ¿no has sido feliz aquí?
-Norah: No, nunca. Creí serlo, pero no lo he sido jamás . . . sólo estaba alegre y eso es todo. Eras tan
bueno conmigo . . . Pero nuestro hogar no ha sido más que un cuarto de recreo. He sido muñeca
grande en esta casa, como fui muñeca pequeña en casa de papá. Y a su vez los niños han sido mis
muñecos.
-Torvald: Hay algo de verdad en lo que dices . . . aunque muy exagerado. Pero desde hoy todo
cambiará; ya han pasado los tiempos de jugar y ha llegado la hora de la educación.
-Norah: La educación de quién, ¿la mía o la de los niños?
-Torvald: La tuya y la de los niños.
-Norah: Ay, Torvald, tú no eres capaz de educarme, y yo ¿qué preparación tengo para educar a los
niños? Es una labor superior a mis fuerzas. Hay otra de la que debo ocuparme antes. Debo procurar
educarme a mí misma. Tú no eres capaz de ayudarme en esta tarea y por ello necesito estar sola. Y
por esa razón voy a dejarte.
-Torvald: ¡Qué dices!
-Norah: Necesito estar sola para orientarme sobre mí misma y sobre lo que me rodea. No puedo
quedarme más contigo.
-Torvald: ¡Qué horror! Traicionar así los deberes más sagrados . . .
-Norah: Tengo otros deberes no menos sagrados.
-Torvald: ¿Qué deberes son esos?
-Norah: Mis deberes conmigo misma.
-Torvald: Ante todo eres esposa y madre.
-Norah: Ante todo soy un ser humano, igual que tú . . . o al menos debo intentar serlo. Sé que la
mayoría de los hombres y los libros te darán la razón. Pero ahora no puedo conformarme con lo que
dicen hombres y libros. Tengo que pensar por mi cuenta en todo esto y tratar de comprenderlo.
-Torvald: ¿Es que no te basta con tu puesto en este hogar? ¿No tienes una guía infalible para estos
dilemas, no tienes la religión?
-Norah: Ay, Torvald, no sé qué es la religión. Sólo sé lo que me dijo el pastor Hensen cuando me
preparaba para la confirmación . . . cuando esté sola y libre examinaré también ese asunto . . .
-Torvald: Hablas como una niña. No comprendes nada de la sociedad en que vivimos.
Norah: No, seguro que no. Pero ahora quiero tratar de comprenderlo y averiguar a quién asiste la
razón, si a la sociedad o a mí.
(H. Hibsen)
Índice


Introducción .................................................................................................................... 7
Primera Parte: La imbricación entre agencia moral “reducida” y racionalidad
maximizadora: la propuesta de Gauthier .................................................................. 17
Capítulo 1: El nexo entre moral y autointerés: los supuestos iniciales de La moral
por acuerdo .................................................................................................................... 21
1. El contrato, la imparcialidad y el rechazo de la moral “de fines”. El tipo de agente que
surge de este primer esquema --------------------------------------------------------------------------------- 22
1.1 El uso de la noción de imparcialidad ---------------------------------------------------------- 25
1.2 El agente “no-concernido” y sus razones pre-morales para actuar moralmente. El
mercado como modelo de moralidad -------------------------------------------------------------------- 28
1.3 El maximizador irrestricto MI vs. el cooperador o maximizador constreñido MR. El
problema de la motivación moral de este último ------------------------------------------------------ 31
1.4 El modelo mecanicista, la moral como anomalía y la moderna sociedad de mercado
como “caso ejemplar” --------------------------------------------------------------------------------------- 34
2. El modelo de la teoría de la elección racional y la reforma normativa que propone
Gauthier ----------------------------------------------------------------------------------------------------------- 37
2.1 El esquema de la teoría de la decisión --------------------------------------------------------- 37
2.2 Las preferencias cualificadas o “consideradas” y el problema de lo normativo ------ 43
2.3 La noción de valor y el subjetivismo de los valores defendido por Gauthier. La
tensión entre dicho subjetivismo y el interés por lo normativo ------------------------------------- 47
3. La “arena de la moral”: cooperación, autointerés y agencia económica ----------------------- 53
3.1 El mercado, sus agentes egoístas y por qué la moral reemplaza la mano invisible. Las
tensiones entre el mercado sin fallos y los mercados reales ----------------------------------------- 55
3.2 El modelo de Robinson Crusoe. El agente económico: los problemas para su
autonomía y moralidad ------------------------------------------------------------------------------------- 61
3.3 El carácter ejemplar de la sociedad de mercado. La fusión entre agencia moral y
agencia económica ------------------------------------------------------------------------------------------ 68 Capítulo 2: Cómo unir egoísmo y cooperación: una teoría de la justicia que
muestre a la moral como la solución a los fallos del mercado .................................. 81
1. La necesidad del contrato social ante la escasez y el autointerés como “circunstancias de la
justicia” ------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 82
1.1 Algunas dudas sobre la insistencia inicial en el modelo del mercado y un posible
desliz de lo político a lo económico ---------------------------------------------------------------------- 85
1.2 El principio del minimax relative concession MRC y la negociación en busca de un
acuerdo justo y racional. La elección de una estrategia conjunta (joint) y, de nuevo, el
problema de la motivación moral ------------------------------------------------------------------------ 88
1.3 Las razones para la justicia o para cumplir el pacto social; las respuestas de Hobbes y
de Gauthier al “insensato”. Cómo sobrevivir en una sociedad de MMII si se es un MR,
y el problema del (no)carácter moral de los supervivientes ----------------------------------------- 91
2. Un primer paso para la moralización del homo oeconomicus: su elección paramétrica de
una disposición a actuar y su participación en el acuerdo para el contrato social ------------------ 98
2.1 El difícil equilibrio entre tres críticas: contra al emotivismo de Parfit, contra los “neo-
kantianos” y contra la idea de una racionalidad no-maximizadora ------------------------------ 100
2.2 El proviso lockeano, la “igualdad en la racionalidad”, y cómo adaptar –en clave
maximizadora– el rawlsiano punto de vista “arquimédico” para el contrato social --------- 103
3. Las exigencias normativas del proviso, y las tensiones entre lo aplicable y lo ideal del
modelo de Gauthier ------------------------------------------------------------------------------------------- 114
3.1 El aspecto “aplicable-realista” de su modelo, según Gauthier -------------------------- 115
3.2 El mercado como el resultado, tanto ideal-conceptual, como histórico, de la
aplicación del proviso ------------------------------------------------------------------------------------- 121
Capitulo 3: La conclusión del proceso de conversión del homo oeconomicus en el
individuo liberal .......................................................................................................... 129
1. Las sospechas del sofista: la justicia concebida como “mal necesario” --------------------- 130
1.1 La idea de un hombre “natural” y pre-moral ----------------------------------------------- 133
1.2 Para salvar al hombre natural: motivaciones “primarias” vs. “secundarias”.
De nuevo, el homo oeconomicus como talón de Aquiles de la propuesta de Gauthier ------- 137
2. El tercer paso en la moralización del homo oeconomicus: su transformación en el
individuo liberal ----------------------------------------------------------------------------------------------- 143
2.1 La necesidad de “pacificar” el mercado----------------------------------------------------- 148
2 2.2 El aspecto institucional, la persistencia del egoísmo y las desigualdades sociales: ¿la
autonomía en riesgo? -------------------------------------------------------------------------------------- 155
2.3 Racionalidad “meramente instrumental” vs. racionalidad “completa”; sociedad
“artificialmente” justa vs. sociedad “esencialmente” justa ---------------------------------------- 159
2.4 El valor “adaptativo” e instrumental de los sentimientos morales y del gusto por la
socialización ¿Un posible sesgo reduccionista y elitista en Gauthier? -------------------------- 162
2.5 La prelación del fundamento maximizador frente a los sentimientos morales ¿Cómo
asegurar una auténtica motivación moral para el “nuevo” homo oeconomicus? -------------- 166
3. La insalvable condición de escasez y sus ineludibles consecuencias: maximización y
moralidad ------------------------------------------------------------------------------------------------------- 170
3.1 La imposibilidad de la utopía marxista. Nuestra esencia maximizadora y la necesidad
de la moral no sólo como restricción, sino también como medio -------------------------------- 173
3.2 El irrenunciable individualismo, el valor instrumental de la cooperación y, de nuevo,
la base racional de los sentimientos morales --------------------------------------------------------- 176
3.3 La crítica a los yoes discontínuos de Parfit. La capacidad crítica del agente liberal y
su preocupación por sus yoes futuros ------------------------------------------------------------------ 182
3.4 El retrato definitivo del liberal ¿“Libre afectividad” vs. cohesión social? ¿Autonomía
vs. condicionamientos sociales? ------------------------------------------------------------------------ 187
4. Conclusiones parciales -------------------------------------------------------------------------------- 195
Segunda Parte: Hacia un modelo más complejo de agencia: de la “persona” de
Frankfurt al “evaluador fuerte” de Taylor .............................................................. 202
Capítulo 4: Frankfurt: la persona, su estructura volitiva y sus “preocupaciones”
...................................................................................................................................... 206
1. Complejidad volitiva y deseos “de segundo orden” --------------------------------------------- 208
1.1 Deseos “efectivos”, voliciones de segundo orden y el caso de los wantons --------- 212
1.2 Preocupaciones, identificación, “unidad” de agencia y libertad de la voluntad ----- 215
2. La “necesidad volitiva” y lo “impensable” -------------------------------------------------------- 220
2.1 El caring: libertad y necesidad --------------------------------------------------------------- 221
2.2 La racionalidad prediscursiva, el amor y la exclusión de lo normativo --------------- 225
3. La “jerarquía” de los deseos y el problema de la “identificación” ---------------------------- 230
3.1 ¿Una cadena infinita de deseos y una decisión inexplicable? -------------------------- 231
33.2 Una propuesta para fortalecer el agente “integrado” de Frankfurt, en contraste con el
maximizador de Gauthier -------------------------------------------------------------------------------- 239
Capítulo 5: El “evaluador fuerte” de Taylor ........................................................... 248
1. Con Frankfurt pero más allá de él: la importancia del asunto valorativo -------------------- 254
1.1 Evaluaciones “débiles” vs. evaluaciones “fuertes” --------------------------------------- 255
1.2 La idea de “forma de vida” -------------------------------------------------------------------- 260
1.3 El lenguaje de las evaluaciones fuertes ----------------------------------------------------- 265
1.4 El lenguaje del evaluador fuerte vs. el del maximizador. Lo cualitativo y lo
cuantitativo -------------------------------------------------------------------------------------------------- 266
2. Las formas de autointerpretación y la pregunta por el “yo” (self) que creemos ser ------- 274
2.1 Ser un evaluador fuerte o ser un simple “sopesador” (weigher) de alternativas ---- 275
2.2 La persona y el wanton de Frankfurt; el evaluador fuerte y el evaluador débil de
Taylor--------------------------------------------------------------------------------------------------- 281
3. Los dilemas morales y la imposibilidad del “yo desvinculado”------------------------------- 283
3.1 El problema de la elección “radical” -------------------------------------------------------- 285
3.2 La libertad del agente à la Gauthier vs. las ataduras del evaluador fuerte. De la
elección radical de Sartre a lo “impensable” de Frankfurt ----------------------------------------- 292
4. A modo de conclusión: los límites de la autoaclaración y la esperanza en lo dialógico -- 298
Conclusiones ................................................................................................................ 308
Bibliografía .................................................................................................................. 324


4

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin