Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

El Almirante Canaris: Jefe de los Servicios Secretos alemanes y espía en España

De
18 pages
Colecciones : Tiempo de historia. Año VII, n.75
Fecha de publicación : 1-feb-1981
Voir plus Voir moins

• Jefe de los Servicios Secretos alemanes
y espía en España
Heleno Saña
TI T'L!!ELM CIJIIGrU e. cOlUiderado como uno de los personajes más eltigrná· r r ~ ül III Reú:Io. Su cardet.,. misterioso 'JI contradietorio loa dado pie
a toda cllue ü k'JIent/q.s 'JI esp.culaciones. Ya sas antec.dentes g .... aló·
~ 0011 amJn,...... El apeUida Canario, poco fr.cuente .n Akmania, se remonta
a .... lilurje ;lahano ü la Edad Mm"" tknaminDdo originarÜJ_e Canarisi. Se
loa didu> IOUÚ IÚ una va que era ü origen judÚJ (1). La roma alemana ü los
COIIaris perteneció durante .iglo. al alto patrü:iado germánico, 'JI en el siglo XIX
ko vemoo ocupar una posici6n ültacada en la indastr", siderúrgica del RuIor. El
p.uln ülfuturojfffe ü la Ab_Ior, Carl Canario (1852.1904), era director d. la
.Niederr#tftnisw HU"e. en Duioburg·Hoclof.ld.
(1 J V .... , por ... Jtlo •• A,.,.1 Alemar tÚ V f'lcuco, ·M,.,.,ritu ü un agenu srcrdo", BorceloftlJ-. 1979.
prestar serVIcIo en el tor­bado bri llantemen te los JUVENTUD.
exámenes, fue destinado pedero V 162, Y en julio del PRIMERAS
como alférez al crucero mismo año, en el S 145 . A fi­ACTIVIDADES
11 Bremen lO). A bordo del navío nales de 1911 recibió la or­
pasó varios años en aguas de den de incorporarse al cru­Guillermo Canaris nació el 1
Latinoamérica. Canaris, que cero.Oresden •. Entretanto de enero de 1887 en el pue~
hablaba ya el inglés y e l había alcanzado e l grado de blecito de Aplebeck, cerca de
francés, aprovechó esta oca­ teniente primero. A bordo Dortmund. En 1902 sus pa­
sión para aprender caste­ del.Oresden. desempeñó la dres realizaron un viaje de
llano. Sus conocimientos primera misión relac ionada vacaciones a Grecia. y el jo­
idiomáticos y s u don de gen­ con el espionaje: vigi lar una ven Guillermo pudo admirar
línea rerroviaria de Anatolia tes le permitieron pronto ju­en Atenas el monumento del
gar un papel importante­ construida con capital almirante Constantin Kana­
como intermediario enU'e el alemán. ris, un héroe de la guerra de
. Bremen. y las autoridades liberación helena contra los El 21 de enero de 1914, en
iberoamericanas. Uno de sus turcos. El e ncuentro con esta plena revolución mexicana,
biógrafos dirá: «De pequeña legendaria figura encendió e l 11 Dresden » aparece en el
estatura, tez amarillenta -la fantasía del adolescente, puerto de Vcracl'uz con el
trigueña y temperamento la­que a partir de este momento encargo de conceder asilo a
tino, tenía la cultura de un decidióseroficia l de Marina. los ex tranjeros que deseen
erudi to y los modales de un huir del país. Canaris es el Elide abril de 1905. pocos hombre de mundo. (2). hombre que dirige las ope­meses después de la muerte
raciones. El pasajero más de su padre, Guillermo En enero de 1910 entró a
ilustre es el ex dictador Vic­iniciaba en Kiel sus estudios
toriano Huerta. como cadete de la Marina
(2) Heitlz, Kid, Canaria zwlsc:hen
Al estallar la I Guerra Mun­Real del Reich . En octubre den Fronten, p. 6, Bremerl/ove/l,
dial , el • Dresden» permane-de J 907 , t.ras haber apro- 1950.
64

españoles y monta una red
de espías que le informan re­
gularmente de los mo­
vimientos de las flotas
aliadas en el Mediterráneo. A
través del embajador
alemán Príncipe Max von
Ratibor. entabla contacto
con el banquero Ullmann y,
por medio de éste, con el
naviero vasco Horacio
Echevarrieta, propietario de
astilleros en Cádiz, El Ferrol
y Barcelona. El espía alemán
propone al industrial es­
pañol un negocio escabroso:
construir barcos de pequeño
cabotaje para aprovisionar a
los submarinos del Reich.
Echevarrieta acepta bajo la
condición de que el turbio
cambalache pase desaper­
cibido por el Gobierno de
Madrid. Canaris encuentra
pronto una solución: hacerse
pasar por un especialista na
val sudamericano que ha
acudido a los astilleros es­
pañoles para que éstos cons­
truyan una parte de las
unidades que los aliados han
ce en aguas sudamericanas, 30 de septiembre deseru­ solicitado a la industria de
y Canaris asume la misión barcos iberoamericana. barca en Amsterdam.
de montar una red de in­ En febrero de 1916 están lis­Canaris recibe una nueva
formación sobre los mo­ tas las primeras embar­orden: reforzar los servicios
vimientos de la Dota inglesa caciones. Dotadas de pabe­de espionaje de 1 a Marina
en este sector. Gracias a los llón y tripulación españoles, alemana en España, tarea
datos reunidos por sus agen­ actúan de bases flotantes dirigida hasta entonces por
tes, elIde noviembre de para el aprovisionamiento el capitan de corbeta Hans
1914, la escuadra del Conde de los submarinos alemanes von Krohn. A principios de
Spee logra hundir a varias que operan en el Medite­diciembre llega a Madrid,
unidades británicas en las rráneo, especialmente en la donde sigue utilizando su
proxi midades de Val paraíso. zona de Cádiz y las Canarias. pasaporte falso. Para su la­
Pero el (( Dresden» es captu­ bor de espía elige el apodo de Canaris está un poco can­
rado finalmente por los in­ «Kika». Canarís opera con sado de su labor deespionaje
gleses, y su tripulación, in­ gran independencia, pero y siente deseos de participar
ternada en la isla de Qu­ mantiene contacto con el activamente en la guerra. El
riquina. agregado militar alemán en 21 de febrero de 1916 aban­
Madrid, comandante Kalle, A principios de agosto de dona Madrid en dlrección a
jefe de la Abwehren este sec­ Francia e Italia. Los ser­1915, Canaris inicia su fuga,
tor; asimismo, con el te­protegido por la colonia vicios de información fran­
niente coronel van Win­alemana de Chile. El 21 de ceses descubren su falsa
terfeld y con el secretario de ese mes llega a Buenos Aires. identidad y avisan a las au­
la Embajada, Eberhard van En poder de un pasaporte toridades italianas, que de­
Stohrer, futuro embajador falso extendido a nombre de tienen al viajem en Génova.
del Reich en la España fran­Reed Rosas, de nacionalidad Pero su cautiverio dura po­
chilena, embarca en el mer­ quista. co: el 15 de marzo está de
cante holandés «Frisia). El Canaris recorre los puertos nuevo en Madrid.
65
­

SchÜlzen - Division (GKSD)
o División de Tiradores de la
Caballería de Guardia, fuer­
zas con las que Noske inicia
el 11 de enero la contra­
ofensiva contra los espar­
taquistas. Canaris se con­
vierte en el enlace entre
Noske y Pabst. El 15 de enero
el levantamiento de los es­
partaquistas ha sido aplas­
tado (3). Pabst y Canaris ins­
talan su cuartel general en el
Hotel Edén. El primero or­
dena la detención de Rosa
Luxemburg y Karl Liebk­
necht, que esa misma noche
serán asesinados vilmente y
sin previo juicio POI- el pro­
cedimiento de la ley de fu­
gas.
¿Qué participación tuvo Ca­
naris en el asesinato de los
dos líderes máximos del
frente revolucionario? Cana­
rápidamente al derroca­Después de proseguir unos ris negaría siempre toda par­
miento de la monarquía y a meses su labor de espionaje ticipación directa o indi­
-por la que es condecorado la proclamación de la Re­ recta en el doble crimen,
pública de Weimar. con la Cruz de Hierro de aunque es improbable que
Primera Clase-, en octubre no estuviera informado. La Canaris, de regreso a Kiel
de 1916 se traslada a mayoría de sus biógrafos desde finales de noviembre,
Alemania para hacer un cur­ tienden a identificarse con la se incorpora en seguida a
sillo de comandante de sub­ tesis de la no-participación, las fuerzas contrarrevo­
marino. Hallándose en la alegando que Canaris había lucionarias, convirtién­
Escuela Naval de Ec­ abandonado la capital antes dose en el hombre de con­
kernfürde, conoce a su futura de consumarse la ejecución. fianza del socialdemócra­
esposa Erika Waag, hija de ta de derechas Gustav Canaris estuvo ausente de
un fabricante de pforzheim. Noske, enviado a Kiel por Berlín varias semanas, di­
El 28 de noviembre de 1917 Ebert para contrarrestar las rigiéndose a Baviera y Wei­
asume el mando del subma­ mar para organizar por en­actividades de los marinos
rino VC 27. Su objetivo es el revolucionarios. Tras el re­ cargo de Noske la «Burger­
de minar las vías marítimas greso de Noske a Berlín, Ca­ wehr» o somatén. De regreso
de los aliados. naris sigue colaborando con a la capital, hacia mediados
de febrero de 1919, pasa a ser él y reclutando fuerzas para
miembro de la Oficina de frenar la revolución. En la
Marina del Reich, más tarde LA REPUBLlCA noche del 5 al 6 de enero de
Almirantazgo. y, a partir de 1919 grupos armados del DEWEIMAR.
1920, Dirección de la Ma­Partido Comunista se le­AL SERVICIO DE LA
vantan en Berlín contra el rina, organismo en el que se CONTRARREVOLUCION
poder constituido. Noske reúnen los al tos mandos na­
vales de la incipiente Re­pide refuerzos a las fuerzas
contrarrevolucionarias or­ pública. Canaris se convierte A principios de noviembre
ganizadas en Kiel por Cana­de 1918, los marinos
(3) Sobre el levan/amien/o ris V sus amigos. Entre los alemanes se amotinan con­
espartaqllista )' el asesintJto de Rosa oficiales llegados a la capi­tra la oficialidad y, con
LuxembllTg y Karl Liebkneclll, remito a
tal se halla el capitán Wal­ayuda de los soldados y tra­ mi trabajo Rosa Luxemburg y la
demar Pabst, jefe fáctico lbajadores, desencadenan la revolución espartaqulsta, erl _NIle1 a
Historia .. , Barcelona, diciembre /978. de la Garde - Kavallerie -revolución Que conducirá
66

Buque-Escuela .Berlín». A en la mano del'echa del con- la Plana Mayor del al mi­
bordo del barco conocerá al traalmirante Adolf von rante-jefe de la guarnición,
cadete Reinhard Heydrich, Trotha, partidario de mon- Los altos mandos de la Ma­
que tras su expulsión de la tar de nuevo una Marina rina no han renunciado a su
Marina organizará para fuerte y poderosa, sueño de crear una gran flota
Himmler el Servicio de Se­Al celebrarse, en la prima- alemana, Pero esos planes
vera de t 919, el juicio contra chocan con las cláusulas del guridad (SO) nazi y se con­
vertirá en una de las hienas los asesinos de Rosa Lu- Tratado de Versalles, Cana­
del m Reich. xemburg y Karl Liebknecht, ris propone burlar este im­
Canaris, miembro del tribu- pedimento construyendo los La vida monótona de alta
nal, logra encubrir la res- barcos en e l extranjero. Para mar no encaja en su tempe­
ponsabilidad de Pabst y reclutar fondos organiza la ramento inquieto y aventu­
otros implicados. El 17 de venta ilegal de los depósitos rero. Su matrimonio con
Erika Waag tampoco le mayo organiza personal- de armas existentes en
aporta la felicidad imagi­mente, con nombre supues- Alemania.
nada por él. Enfermo de ma· to, la fuga del teniente Vo- Canaris mantiene estrecho
laria, el 15 de enero de 1924 gel, condenado por el contacto con los grupos de
-entre tanto capitán de tribunal. extrema derecha que conspi­
corbeta- pide retirarse del Noske, nombrado entre ran abiertamente contra la
servicio activo. Pero en vez tanto ministro del Ejército, República, especialmente
de accedel' a su solicitud, sus incorpora a Canaris a su con la «Organización Cón­
superiores le sugieren llevar equipo de colaboradores, sul», responsable del
adelante su viejo plan de confiándole la organización asesinato de Walther Ra­
armar secretamente a la Ma­de las brigadas de Marina. A thenau y otros crímenes po­
rina alemana. raíz del aputsch» del general líticos. Pero no está de­
Kapp, el 13 de marzo de 1920 mostrado que entable con­
CANARIS Canaris es encarcelado como tacto personal con Adolf
EN LA ESPAÑA DE sospechoso de haber apo- Hitler, prom"otor del
PRIMO DE RIVERA yado el golpe de Estado. .putsch» de la cervecería.
Puesto pronto en libertad, el En junio de 1923 tiene que En los años veinte, España se
23 de julio es destinado a la abadonar sus actividades convirtió para los alemanes
Comandancia de Marina de conspirativas para ¡ncorpo­ en un objetivo económico­
Kiel como oficial primero en rarse como oficial primero al militar de primer rango. Du-
¡----,¡;:;;:::;r¡¡¡
67

rante la dictadura de Primo dió a Construcciones Ae­ acuerdo con los mandos y
de Riverase registra. en efec­ ronáuticas de Madrid (CA­ servicios secretos de la Ma­
to, una ofensiva masiva del SA) una licencia para la rina, Utilizara paísesextran­
capitalismo alemán para es­ construcción de aviones de jeros amigos para llevar a
tablecerse en telTitorio his­ guerra alemanes. La Luft­ cabo su programa de pro­
pánico. En 1924, la Krupp hansa fundó también en Es­ ducción. El primercampode
funda en Barcelona la Ma­ paña compañías subsidia­ experimentación fue Japón,
quinaria Terrestre y Ma­ rias como la Aéreo L10yd Es­ pero el blanco favorito del
rítima. La Siemens, la AEG, pañola y la Iberia, cuyo imperialismo alemán sería
la IG Farben, la Osram y vuelo inaugural fue rea­ pronto España, y el hombre
otros consorcios teutónicos lizado por personal alemán. encargado de organizar la
penetran en el mercado Los astilleros alemanes más cooperaclon hispano­
ibérico con sucursales, fir­ importantes tenían en sus germana, Canaris.
mas sub!':idiarias y par­ archivos planes para la cons­
En mayo de 1924 Canaris se ticipaciones de capital. La trucción de nuevos tipos de
embarcó como pasajero civil penetración germánica es­ submarino, que no habían
a bordo del trasatlántico POdido llevarse a la práctica taba organizada, a nivel fi­
«Rheinland», con destino al nanciero, por el Deutsche tras la derrota militar de
Lejano Oriente. Desde fina­Bank y el Überseeischen 1918 y la firma del Tratado
les de la guerra, los japone­Bank. En 1929, el consorcio de Versalles. El «lobby» na­
ses construían en Osaka de aviación Junker conce- \'al alemán decidió, de
submarinos con patente
alemana y bajo la dirección
de ingenieros y expertos
alemanes. Pero la burocracia
nipona entorpecía la colabo­
ración entre ambos paises, y
la misión deCanarisera lade
reacti var y acelerar los tra­
bajos iniciados.
De regreso a Alemania, el 4
de octubre de J 924, Canaris
pasó a dirigir un depar­
tamento del Alto Mando de
la Marina encargado de
elaborar planes para una fu­
tura movilización de las tro­
pas navales. Este puesto le
puso en relación con nume­
rosos oficiales, pero, sobre
todo. con el capitán Walter
Lohmann, jefe del depar­
tamento de transporte ma­
rítimo y organizador de los
servicios de información
costeros.Canarisy Lohmann
intimaron pronto; además
de su común afición al es­
pionaje, ambos eran par­
tidarios decididos de dotar a
Alemania de una gran es­
cuadra de guerra y de rehuir
el control de los aliados
construyendo los prototipos
prohibidos en el extranjero.
Los navieros alemanes mos­
Hlmmler y Seneno Su"er. Le re",lste ~FOTOSM, tomó .ete Instenl.n •• d •• mbo. pet­ traron a Lohmann los planos sonele.,durentele prlmere ,,1.lIe oflclel que rlndIÓ,.n Espe"., elJ ••• del .... SS. nS,Ilel
mlnletro d. Asuntos EJIt.,lof ••• ..,eñol .rt octubrs d. 19040. que poseian para la ...:ons-
68

vera vacilaba, sobre todo trucción de nuevos tipos de
porque Echcvarricta era re­submarino. Canaris declaró
publicano. A lo largo de t 925 en seguida que el pals ideal
tuvo lugar un tira y para fabricar los submarinos
anoja entre las diversas par­era España. Lohmann y lus
tes interesadas: el Directoriu navieros asintierun.
Militar. la Marina españula, EI28 de enero de J 925 Cana­
los astilleros alemanes. ris partió para España en
Echevarrieta. Canaris y la compañía del capitán de
Unión Naval de Levante. Al corbeta retirado Blum. Su
final ganó la partida Cana­misión era doble: de un lado,
riso encontrar socios españoles
Mientras se esperaba la deci­para la construcción de
sión final de Madrid, submarinos alemanes, y del
Echevarrieta y Canaris otro, montar una nueva red
acordaron iniciar su colabo­de espionaje a lo largo y an­
ración montando en Cádiz cho de la Península. Esta se­
una fábrica para la cons­gunda misión no presentó
trucción de torpedos para la ninguna dificultad; gracias a
Marina española. La em­los contactos que poseía
presa Echevarrieta y La­desde la 1 Guerra Mundial
l"iniaga recibió con este ob­pudo organizar pronto una
El doc:lOf MUlle', .nleee de Ce".,I, eo" jeto un crédito de Walter tupida red de informadores y Serr."o 51.111 .... ., po,ler1orm."le .ge"le
d" Almlre"le en el V.UC.no. Lohmann. Canaris movilizó confidentes en Barcelona,
poco después un crédito ma­Valencia, Cartagena, Cádiz y
yor del Deutsche Bank. de t 926, con motivo de la vi­otros puertos españoles.
La historiadora alemana sita a Santander del navío La otra misión resultó más
Marion Eichhorn resume: alemán _Bárbara». A bordo difícil. La Marina española
_ En el curso de sus diversos del mismo se hallaba nada se abastecía técnicamente
viajes a España, Canaris ha­ menos que Walter Lohmann. del _know-how» inglés, in­
bía negociado varias veces Alfonso Xlll, el duque de Al­cluida la construcción de
con compañías navieras es­ ba, Jos principales navieros submarinos. La empresa
pañolas sobre la posibilidad españoles y numerosos _ Constructora Naval., fun­
de que éstas fabricaran de­ oficiales de la Marina se di­dada con capital británico,
terminados tipos de armas )'igieron a Santander para monopolizaba la fabricación
que Alemania no podía pro­ rendir pleitesía al jefe de los de submarinos en España.
ducir a causa de los acuerdos servicios de información de Los alemanes se habían in­
militares del Tratado de la Marina alemana. Canaris troducido en la _ Unión Na­
Versalles. A través de sus re­ podía estar satisfecho de su val de Levante», pero esta
laciones con el rey español, éxito. Su acceso a la Cámara empresa no recibía apenas
Primo de Rivera y Echeva­ Regia lo había logrado a tra­encargos del gobierno y ca­
rrieta. logró ya en 1926 mon­ vés de su amigo el capitán de recía de envergadura fi­
tar en Cádiz url"a fábrica corbeta Daniel Araoz, barón nanciera. Su fuente credi­
para la producción de tor­ del Sacro Lirio y ayudante ticia --el Banco de Cata­
pedos alemanes de nuevo de Cámara del rey. luña- era una entidad de
tipo. La fábrica fue finan­tercera categoría. Canaris no descuidó su labor
ciada con me'dios proce­Canaris aconsejó a los navie­ de espionaje. Uno de sus con­
dentes del Rcich y estaba di­ros alemanes dejar a la UNL tactos fundamentales era el
rigida por cons truclores y colaborar con Horacio general Martínez Anido, en­
alemanes. (4). Echevarrieta. su vieJo tonces ministro de Gober­
amigo. Dentro de las altas es­ La cooperación hispano­ nación. Ambos acordaron
feras de la Marina española. alemana recibió la ben­ iniciar una colaboración po­
Canaris contaba con dos par­ dición oficial el 18 de agosto liciaca entre España y Ale­
tidarios importantes: el al­ mania. que se materializó el
(4) Mario" Eicl,lIortl , Ole mirante Magaz y el capitán t 7 de febrero de 1928 con la
okonomlsche Hlnler¡;¡:runde de. Mateo García y los Reyes, firma de un acuerdo secreto r •• chhthchen deul.chen
jefe de la base de submarinos entre el general Bazán (Di­Inlervenllon In SpanJen 1936-1939,
de Cartagena. Primo de Ri- p. 37-38. Berli". /962_ rector General de Scgu-
69

y el almirante tuvo que ren­ridad) y el propio Canaris. 1928, remachó la proscrip­
dirse a la evidencia de los he­ción de Canaris prohibién­Heinz H6hne anota: «El
chos. El 2 de enero de 1935 dole toda actividad re­acuerdo secreto Canaris­
Canaris tomó oficialmente lacionada con la política y el Bazán sentó las bases para
posesión de su cargo. espionaje. Con ello termi­una colaboración perpetua
El nuevo jefe de los Servicios que vinculó al futuro jefe de naban de momento las
aventuras del espía en su Secretos alemanes tenia en la Abwehr alemana con la
amada Península. estos momentos 48 años, era policía secreta española y
padre de dos hijas -una que sobrevivió a dos sis
JEFE subnormal- y vivía inte­temas de gobierno: la mo­
DE LAABWEHR riormente distanciado de su narquía y la república» (5).
mujer, de la que nunca ha­
Durante su estancia en Es­ Mientras Canaris perma­ blaba. El matrimonio existía
paña, Canaris tuvo ocasión necía postergado a bordo del sólo de puertas afuera. Cana­de entablar contacto amis­ . Silesia», el nacionalsocia­ ris había deposi tado su
toso con algunos de los hom­ lismo había empezado a afecto en sus dos perros, bres que en t 936 de­ conquistar a las masas «Seppel» y «Sabine», que sencadenarían la insu­ alemanas y a ponel' en pe llevaba todos los días a su rrección contra la república: ligro la continuidad de la despacho. Kindelán, Vigón, Martínez República de Weimar. El Su antecesor, Patzjg, había Campos, Jordana. En contra frustrado espía admiraba de informado a fondo a Canaris de lo que se ha dicho a me­ lejos aJ Führer y a sus com­ de la rivalidad existente en­nudo, a Franco no llegó a co­ pinches, pero sin tener con­ tre la Abwehr y la SS. Una de nocerle personalmente. tacto con ellos. El ascenso de las primeras iniciativas del
Kindelán permitió que pi­ Hitler a la cancillería, el 30 nuevo titular de la Tripit­
lotos alemanes formaran de enero de 1933, le sorpren­ zufer -sede de la Abwehr­
parte de las escuadrillas de dió a bordo del «Silesia».
fue la de entrevistarse con
aviación que operaban en el La primera vez que vio a Hit­ Himmler para delimitar las
sector de Marruecos. Entre ler de cerca fue el 23 de respectivas áreas de compe­
tanto, los astilleros españo­ mayo de 1933, a raíz de una tencia. Ambos se entendie­
les seguían trabajando a visita que el Führer hizo a ron sin dificultad. Canaris
cuenta de la Marina Kiel. Todo indicaba que Ca­ reanudó su vieja relación so­
alemana, con torpedos y otro naris estaba condenado a cial con Heydrich, jefe de la
material. El 13 de mayo de vegetar para siempre como SO y lugarteniente de Hirnm­
1928 Echevarrieta recibió el oficial de Marina, cuando ler. Ambas familias se visi·
encargo oficial de construir inesperadamente el azar le taba n regularmente y orga­
un submarino alemán de 750 brindó la oportunidad de nizaban veladas musicales
toneladas para la Marina es­ reincorporarse al mundo del conjuntas. Heydrich y Cana­
pañola. A este encargo ha­ espionaje. El jefe de la Ab ris estaban unidos también
bían de seguir otros. wehr (6), capitán de Marina por su mUU,la antipatía con­
Conrad Patzig, estaba can­Pero por estas fechas las es­ tra Raeder, el hombre que
candalosas y no siempre dis­ sado de disputar con la Ges­ había decretado en su
tapo, Heydrich, Himmler y cretas actividades de Cana­ tiempo la expulsión de Hey­
el ministro del Ejército ris en España habían sido drich como oficial de la Ma­
Blomberg, y decidió presen­desenmascaradas por la rina. Para intensificar su re­
prensa de izquierda tar su dimisión. Como suce­ lación, ambos acordaron ca­
sor suyo recomendó a Cana­alemana. El almirante Zen­ balgar juntos todas las ma
riso El almirante Raeder in­ker, jefe de la Marina germá ñanas por los senderos del
tentó oponerse, pero Patzig nica, ordenó a Canaris aban­ Tiergarten de Berlín, acom­
le hizo comprender que la pañados del jefe administra­donar España e incorporarse
única persona cualificada tivo de la Gestapo, Best. No a bordo del "Silesia», un na­
para dirigir la Abwehr era él, era por simpatía personal vío que prestaba servicio en
el Mar del Norte. El al mi que Canaris cultivaba el (6) LD . Abwehr. - pDIDbra que
trato de sus rivales. Los his­rante Raeder, sucesor de significD . d efulSo. .-- era lo.
Zenkeral frente de la Marina organho.ci6n secreto. que poseía el toriadores ingleses Fraenkel
Ejército Dle",ci,., pIlrD contrDrre51Dr el desde el 2 de octubre de y Manvell anotan: «Canaris
espiollDje de po.ise.s enemigos y realizar
no había conseguido nunca el suyo propio depuro y (uerD de (5) Heinz Ha/me, Canam. Patrlot
librarse de la vigilancia del Alm lDn iD. 1m Zwiellchl,p. 108, Munich . 1976.
70
­­­­­­

Beigbeder Atienza, entonces aparato de Himmler sobreél 1935 Y marzo de 1936 ambos
O sus agentes, y esta fue la conferenciaron 17 veces. agregado militar en la Em­
razón principal de que con­ Elide septiembre de 1935 se bajada española. En febrero
entrevistó por primera vez siderara prudente mantener de 1936 conoció también en
contacto asiduo -tanto so­ en Munich con el coronel Berlin al general Sanjurjo,
Mario Roatta, jefe del Serví­ jefe nominal de la futura in­cial como oficial- con los
hombres que en todo mo­ zio lnformazioni Militari surrección contra la Re­
mento podían convertirse en (SIM) italiano, que Canaris pública. Canaris prometió
sus enemigos mortales» (7). ayuda militar a los conspi­quería utilizar como fuente
adicional de información radores, Elide mayo de 1935 fue as­
para su Abwehr. Roatta, na­cendido a contraalmirante. LA GUERRA CIVIL
cido el mismo año que él y Sus relaciones con Hitler se ESPAÑOLA
descendiente de judíos es­desenvolvieron también sa­ Al producirse la rebelión del pañoles, compartía el interés tisfactoriamente. Canaris 18 de julio, Franco envió a de Canaris por España. Este decía del dictador: «Man tres emisarios suyos a contacto resultaría fruc­kann mit ihn reden», «se Alemania, solicitando ayuda tífero durante la guerra civil puede hablar con él». Hitler militar del Reich. Se trataba española. se acostumbró a consultarle del capitán Arranz y de dos Canaris no olvidaba a sus en todos los puntos impor­ agentes nazis llamados amigos de la Península. El tantes. Entre diciembre de
Bernhard y Langenheim, El verano de 1935 había co­
26 de julio Hitler recibió a (7) Heirlrich Frae"kel-Roger Man­ nocido en el despacho de Gil
los emisarios en Bayreuth. vell, The Canaria Conaplrac:y, 1969. Robles al general Franco. En
La cita corresporlde a la edició'l Terminada la entrevista se Berlín sostenía estrecho con­alemarla _Ca"aris, Spion im reunió con Góring, Blom­tacto con el coronel Juan Widerslreih. p. 132.
berg y Canaris. Este último,
secundado por Goring, pos­
tuló vehementemente una
intervención alemana en
España.
El 4 Y el 27 de agosto de 1936
Canaris se entrevistó con su
colega Roatta para coordi­
nar la ayuda ítalo-germana a
Franco. A finales de octubre
de 1936 emprendió camino
hacia Salamanca, provisto
de pasaporte argentino y uti­
lizando el nombre de «Gui­
llermo». FrancQ le recibió
inmediatamente en su cuar­
tel general, abrazándole efu­
sivamente, Canaris ofreció
enviar a España un cuerpo
expedicionario aéreo bajo
mando alemán. El Caudillo
aceptó. El 6 de noviembre de
1936 los primeros 6.500
hombres de la Legión Cón­
dor se hallaban en Sevilla
dispuestos para entrar en
combate,
No fue el único viaje de Ca­
naris al bando nacional.
Heinz Hóhne anota: «Las
disputas entre españoles,
Se"eno Suñe, (ele derKhe dele fotogrerle). eon e! mlnlSlro de Asunto. E ..... IM •• d.1 italianos y alemanes llega­
lB R.lc:h. Rlbbentrop (en el eent,o de le foto). en e! hole! Adlon de aetl/n. el 17 de
•• ptlembr. d. 1940. ron en ciertos momentos a
71

nar la guerra civil. en el tal extremo que Canaris tuvo Canaris nose limitóa actuar
Reich el nacionalsocialismo que viajar a España varias de intermediario entre
veces para actuar de in­ Franco V Hitler. Una de sus revelaba cada vez más dcs­
termediario entre ellos, con­ operaciones fue la de sumi­ c31'adamente su faz brutal y
nistrar al'mas deterioradas y su falta de escrúpulos. virtiéndose en un auxiliar
A espaldas de Canaris y la viejas al bando republicano. imprescindible de Franco.
a través de un traficante Abwehr, Heydrich organizó, Allí donde surgían conflictos
alemán de armas llamado enU'e finales de 1936 y los o se presentaban nuevas di­
Josd Veh jens. Se trataba de primeros meses de 1937, una ficultades intervenía Cana­
carabinas', fusiles, granadas operación destinada a com­ris, que conocía los medios
y munición procedente de la prometer al Estado Mayor adecuados para librar al
1 Guerra Mundial, que el ruso y a facilitar la purga que Caudillo de problemas in­
propio Canaris había ven­ Stalin quería realizar en el cómodos o aliados todavía
dido a diversos países ex­ seno del Ejército Rojo. Ha­más incómodos» (8). Y el in­
tranjeros después del Tra­ ciéndose eco de una 'not icia glés lan Colvin: «Durante
tado de Versalles. Canaris falsa lanzada por un agente todo ese tiempo, Canaris en­
ordenó a Veltjem. recuperar ruso en París --el general tró y salió de España, a veces
las armas y llevarlas a Skoblin-, entregó por me­bajo el seudónimo de Gui­
Alemania, donde expertos de dio de Praga a Moscú papeles llermo. sin ser descubierto
la SS las deterioraron; una apócrifos sobre una supuesta por los republicanos ni por la
Vez inutilizadas fueron reex­ colaboración conspirativa prensa mundial» (9).
pedidas a Polonia, Fin­ entre varios generales so­
Para discutir la situación mi­ landia, Checoslovaquia y viéticos y el Estado Mayor
litar y la ayuda alemana a la Holanda, donde fueron ad­ alemán. Para ello no vaciló
España franquista, Canaris quiridas contra pago en oro en utilizar los documentos
se entrevistó con el Gene por el gobierno de la Re­ existentes en los archivos de
ralísimo y otros jefes del pública. Las divisas pasaron la Wechrmacht procedentes
Ejército en Teruel. los días a manos de Góri ng, el jefe del de la época en que, efecti­
12,13)' 14 de enero de 1938. Plan Cuatrienal. vamente, la Unión Soviética
Se reunió nuevamente con y el Estado Mayor alemán
Franco en San Sebastián, el habían colaborado estre­1I GUERRA MUNDIAL
26deoctubrede 1938. El jefe chamente. Mediante la fal­
Mientras Canaris ayudaba a de la Abwehr, horrorizado sificación del contenido y de
por la represión del bando su admirado Caudillo a ga- las fechas, Heydrich hizo pa­
nacional contra los te­ sar estos documentos de los
rritorios republicanos ocu­ años veinte por una conspi­
pados, aconsejó al Caudillo
ración común entre el 111
que fuera clemente con el Reich y los mandos del
enemigo y concediera una Ejército Rojo. En poder de
generosa amnis\ía. Franco, estas pruebas falsas, Stalin
después de señalar que en el ordenó la ejecución del ma­
otro bando se cometían riscal Tuchachevsky y otros
también atrocidades, le generales rusos.
aseguro que sólo serían cas­ Canaris se indignó. Fue su
tigados los verdaderos cul­ pri mer acceso de duJ.la sobre
pablesde crímenes. promesa la legitimidad moral del ré­
que, naturalmente. no cum­ gimen nazi. Pero su vaci­
pliría. Entre finales de lación quedó neutralizada
marzo y principios de abril por los profundos vinculas
de J 939 conferenció con el que le ataban a la dictadura
Conde de Jordana para lo­ parda. y Canaris siguió en su
grar que España pasase a puesto. Las calumnias le­
formar parte del Pacto vantadas poco después por
Anti-Komintern, lo que ten­ Hitler y sus secuaces contra
dría lugar el 7 de abril de los generales Blomberg y
1939. Fritsch con el objeto de de­
purar la Reichswehr no en­
(8) Heiru. Hóhne, l. e., p. 2J/. El Jete de l. Ab • .." ¡Sarvlclo da Inte­ contraron tampoco su apro­(9) [an CoIvin, Chlerorlnlelll¡ence, ligencia Ala",lIIIn), .¡",¡,an. Gulllarmo
C.narl .. bación, pero sin que conmo-p . 29. Londres. /951 .
72
­

E"M"'''', durante su enlravlsla con Hltlar, en la Cancllleria del R.lch, en .eptiembre de 1940.
vieran fundamental mente lovaquia por la ruerza. Pero «ab ovo» Jos proyectos insu­
su fe en el nI Reich. Se iden el viaje de Kleist a Londr'es rreccionales, y Canaris si­
tificó también con el «Ans­ fue estéril porque los bri­ guió en su puesto, confiando
chluss» de Austria y se tánicos, con su carencia de en que, desde él, estaría en
plantó en seguida en Viena imaginación, no compren­ mejores condiciones para
para apoderarse de los ar­ servir a la paz. Fabian von dían el fino juego del jefe de
chivos de los Servicios de In­ Schlabrendorff, una de las la Abwehr.
figuras centrales de los cír­teligencia austriacos_ Su je­ De la misma manera que
culos conspiraLivos milita­fe, el coronel Envin Lahou­ Canaris intentaba colaborar
res, diría en este contexto en sen, se convertiría en uno de con los ingleses a espaldas de
sus }lrincipales colabo­ sus Memorias: «Canaris era Hitler, toleraba y apoyaba a
el jefe de la Abwehr dentro radores. distancia los planes conspi­
Al surgir en el horizonte el del Mando Supremo de las rativos que en el seno del
problema de los sude tes Fuerzas Armadas. Odiaba a Ejército y otros círculos ha­
alemanes, Canaris adoptó Hi tler y el nacionalsocia­bían empezado a surgir para
lisruo, pero no se sentía lla­una actitud, dual, típica en derrocar al dictador y poner
mado para emprender por su él: mientras de un lado sim­ fin a su peligrosa política ex­
cuenta una gran acción. Sin patizaba con el pangerma­ pansionista. Los hijos de la
embargo, protegió a Oster. nismo hitleriano, del otro no conspiración estaban preci­
Permitió que el aparato de la quería que el Führer lograra samente en manos de Hans
Abwehr, en tanto estuvo di­sus objetivos al precio de una Oster, su hombre de con­
rigido por Oster, fuera uti­guerra. Al darse cuenta de fianza dentro de la Abweh¡".
lizado para mantener, re­que Hitler estaba dispues­ Canaris estaba perfec­
forzar y renovar el movi­to a arriesgar el «casus be­ tamente enterado de que
miento alemán de la Resis­lti». intentó a través del emi­ Oster presionaba conti­
tencia'» (10). Y Alcázar de sario Ewald van Kleist­ nuamente sobre el general
Velasco, uno de los agentes Schmenzin persuadir a los Beck y otros altos oficiales
ingleses de la necesidad de de Canaris en España: «Este para organizar un complot
amenazar a Hitler con el ob­ (Canaris) patrocinó la cons-contra el Führer. Pero la ac­
jeto de que éste se asustara y titud entreguista de Cham­ (10) Fabian von Schlabrendor((.
desistiera de su propósito de berIain y demás hombres de offl~ere gegen Hitler, p. 34-35,
apoderarse de Checos- Estado eUl"Opeos abortaron Zurich,1946.
73
­

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin