//img.uscri.be/pth/12db0d2d11048e0a775cd63702750c02d8e0844d
Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Entrevista a Emilio Lledó, filósofo

De
6 pages
Colecciones : Educación y biblioteca. Año 6, n. 50
Fecha de publicación : 1994
Voir plus Voir moins

• EN PRIMERA PERSONA.
EMILIO LLEDÓ
FILÓSOFO
"La cultura no son las cosas que
están en los sitios, sino la vida
" que tú sabes insufar a esas cosas
•• Uste es uno de los pcos Intelecuales que se ha pronunciado
con entusiasmo y rigor a favor de las bibliotecas. Sin embargo no
es común, entre intelectuales y hombres de ciencia, tener una ide
más o menos precisa de lo que significa una buena red de bibliote·
cas para el país. ¿A qué cree usted que se deb este silencio de los
inteletuales con respto a las bibliotecas?
Me parece muy interesante esta pregunta porque
tene que ver con mis propios intereses. Yo también
me he planteado este problema. Muchas veces he ha­
blado con compañeros, con colegas. y había entre no­
sotros un ciero desconocimiento. Esto no es ninguna
valoración de la calidad de muchos de esos compañe­
ros; es que no parecía preocuparles. Nos hemos for­
mado en un mundo donde los libros no han sido fun­
damentales; hemos estudiado con apuntes. con
manuales, sin saber que la formación universitaria,
intelectual. la enseñanza. se fundamenta en la biblio­
teca� en el libro. y no en esa cosa pragmática, peque­
ña. raquitica. de los apuntes para aprobar un exa­
men. Y por desgracia -no quiero ser inusto con
colegas-o si no tenemos esa sensibilidad es porque la
universidad y la enseñanza en nuestro país es una
máquina de prod ucir exámenes. nos hemos habitua­
do -como si fuera una segunda naturaleza- a no con­
t con los libros mas que como instrumentos para
"aprender" y no para pensar con ellos. Confeso que
yo mismo he tenido esa misma experiencia negativa.
me he alimentado de esa misma negatividad. A mi
muy poca gente en la universidad espñola me est-
••• Eio Lló lñigo nac en Sevlla. Tras euia el bachllerato y lo esuio universitario en Madrd, mrch a Hedlbrg (1952-1955) dde reliza ss
euio tras cnseguir una bca d la univridad y. psteriomente. una bec Humbld. En 192 rere a Esña coo caterálic de insttuo e Valladolid. Tambén
ha ejercd cmo catedrátic de Historia d la Filosfía en las Universddes de La Laguna. Barclona y UNED de Marid. En 1988 fue nmbrado f�/odl Wissns­
caftskolle (Insttute for Advane Stdy) de Berlín y e 1990 le fu coceid el premio Alexander von Humbld de la Repúblic Federal d Alemania. que le adsribía a
la Universdd Libre d Berlín. De s larga ora bibioráfic pdems destcar lo siguientes títulos: Filooay /�e(1970). L fi/ofia ly(1975). la meoa dl{
g(1984). E ewreíso. ua ñloía d cr. d g Y t laast(1984). E/sileo t la ea/u(1991) y Es uo d tie,(1992). Reientemente ha sid
pblicd Ol y lib(199). una buena introució a s ora. y est a pnto d aparer L meria d la éca. Ha traducd a Plató y publicado traajo sobre Ars­
tótee. Desares y Kant. Ha sd eleid miembro de la Real Acdmia de la Lengua. dnd en próximas fehas lerá su discurso de ingres. Pero. sobre too. es. tal
co s ve en las siguientes páginas. un apasionado defensor de las bibliotecas. Por eto. EDUCACION y BIBLIOTECA agradec públicamente s sinera amabilidd y
disicó pra la relizació de esa entrevist. No e difícl imaginr un realo meo para la celeración dl número 5 de esa revis a .
•••••• +.+ •••••••
8
EDACI y BIBUOTECA. S· 19

• EN PRIMERA PERSONA •
Muchas veces hemos dicho que aquí
no se había hecho una verda dera
reforma agraria. Yo creo que la
verdadera parcela que hay que reformar
es esa parcela chiquitita llamada cerebro.
Es la másfecunda.
muió a leer. a Ir a la biblioteca. Cuand o llegu é a Hei­ estas cosas no tenen n idea. Y muchos de los que
delberg. en el año 52. al acabar el servicio militar. me han salido a otros países ni se han dado cuenla. Y te
sorprendía ver que el centro de toda la vida unlversl­ dicen esa estupi dez de que en todas partes cuecen
tara. en esa pequeña ciudad de 150.000 habita tes, habas. El otro día. en una conversación con temas si­
era la biblioteca (que en 1993 contaba con casi tres milares, me di cuenta de que con aquella persona
millones de volúmenes). Los profesores no daban. y con la que estaba hablando no podía tener posibili­
no empleo la palabra impartir. porque en este ámbito dad de diálogo porque me deda que la universidad
me parece un verbo sini estro. la asinatura. Era una alemana también tiene p blemas . Pues claro que sí.
enseñanza totalmente libre. Desde 1810, cuando se y alli hay pr of esores tan malos como los de aquí. se­
funda la Universidad de Berlín por obra de Guillermo guro que sí. pero la cuestión es ot ra . L cuestión es
que impera el dominio de la libertad. el alumno esco­de Humboldt. que va a ser el modelo sobre el que se
creará la universidad alemana. todavia vigente. e ge a sus p fesor es. y los si gue . p ues el prf esor no
profesor no explicaba asignaturas. que es la muerte et con el mismo tema. no se r pite.
del saber y del conocimiento. sino que cada año daba
cursos sobre aspectos que le interesaban. sobre lo " En este aspto hay un elmto muy diferencidor que e e
que estaba trabajando. No me acuerdo de los prime­ de la evaluación.
ros cursos a los que asistí. pero pr obablemente aquel El exame n tiene otro carácter absolutamente dis­
año se hablaria de He�el. al año siguiente de Nietzs­ tinto. Eres libre de examinarte cuando quieras. No se
che. y al otro de Parménides o Platón. Yo. como de­ da este siniestro teatro. que me parece absolutamen­
formado por la costumbre . Iba preg ntándome : ¿la te surrealista. de las evaluaciones. de la selectividad.
asignatura. dónde está la asignatura ? La prueba de He visto lo que mi hijo. el pequeño. sufrió cuando
que ese sistema es fecundo. está en la ciencia alema­ tuvo que hacer la selectividad. Me acuerdo que pa­
na que. sin papan ati smo de ninguna clase. es impor­ seábamos por el Retiro y yo le explicaba los temas de
tante lanto en f ología. como en fisica. etcétera. L flosof a y. por supuesto. no sólo de esta "asignatura".
vid a universitaria alemana sigue teniendo una puja ­ que tenía que dar en la selectividad. Temas absoluta­
z y una vida extrordinara. Esa enseñanza de ese mente demenciales. y aquí demencial no es un epíte­
profesor nunca iba a ser controlada por un examen to sino una definición. Le luve que explicar la dialéc­
de sus co. de sus apuntes. sino que Iba a ser con­ tica de Hegel y Mar. Yo que. más o menos. sé de lo
trolada cuando tú quisiers. Buena parte de la un­ que va. pues soy de gremio. seria i ncapaz de escribir
versidad alemana sigue si endo así. La ear'dcteristica en una hora y media sobre ello. Entonces me di
de la enseñanza alemana desde 1810 hasta 194 es cuenta que. da da esa or�anlzación siniestra de la en­
la liberad. Por eso siempre me ha hecho gacia cuan­ señanza. no me quedaba más remedio que hacerle
do he oído esa crítica tonta de Alemania. al denomi­ unos apuntes. Y este es el caldo de cultivo del no l­
narles cabezas cuadrddas. Yo creo que los verdader a­ bro . el caldo de cultivo de la no biblioteca. Por es
mente cuadradas somos nosotros. cuando digo que la C omp lutense no tiene biblioteca.
cuadriculados en asignaturas, en exámenes en fe bre­ y lo repito hoy otra vez. salta la directora de la biblio­
r. en Junio. en septiembre. Yo nunca he visto más li­ teca diciendo que eso es una asevera ci ón g ave . Yo
bertad y más espo ntaneidad que en esos seminaros estab a en Berlín y estuve por no contestarle. No lo
a los que acudí y que en esas dases verda deramente había dicho por provocar ninguna estéril polémica,
magistrales. Al lado de esos cursos donde hablaba el sino porque a m me interesaba el p blema. Ella me
profesor estaban los seminarios. Y en éslos. una cosa decía que las comparaciones son odiosas. Recuerdo
que me llamaba mucho la atención. como un pobre que le contesté que comparar quiere decir conocer.
paleto intelectual. era lo que llamaba n el " apara to": contrastar, dudar. yeso es prnclpio de sabiduria.
los lbros. revistas. arículos. etcétera. interesantes Hay comparaciones que no tienen nada que ver con
para ese seminario que el p fesor daba. En la biblio­ el odio sino con el amor. Además, si fuera una com­
teca del departamento o en la biblioteca de la univer­ paración con una cosa utópica. pero es que existen
sidad, había un gran estante donde estaban los li­ esas bibliotecas, más aún, en todas las universidades
bros que el profesor recomendaba qu e se maneja sen. alemanas lo que constituye el centro es la bibloteca
Muchos de los colegas con los que he hablado de gener.
9
EDUCACIN y BBUOTECA. 5 -199
rrrr

• EN PRIMERA PERSONA •
Hemos estudiado
con apuntes,con
manuales,sin
saber que la
formación
intelectual se
fu ndamenta en
la biblioteca,
en el libro.
ner "Quijotes" o "Goyas" es nesia leerlos o verlos. A m me duele que. cuando hablamos de estas
y crear las condiciones "educativas" para que eso sea cuestiones. en un país done no producimos nada de
posible. tecnología. los nuevos tecnólogos o tecnologoides me
digan: "Esa es una cosa absurda. ya no hacen falta tt Aquí, sin embargo, da la impresión de que el profesor no quier
bibliotecas. sino que con ordenadores .. . " ¿Pero los l­
sentirse sorprendido por el alumno. Mientras que, por lo que usted
bros tendrn que estar en algún sitio? O sea. que un cuenta, en Alemania parece que se espera algo más del alumno,
país que no ha tenido nunca bibliotecas. está ahora
que el profesor aprende al mismo tiempo que enseña.
a dssus d l ml. ya estamos sólo con ordenado­
Sin duda. Aquí se ha hablado mucho de lecciones
res ... en fn. en la realidad virtual. Pero eso. ¿qué es?
magístrales. Ojalá hubiera tenido yo en mi etapa de
L que sucede es que hay mucho profesor virtual. y
estudiante universitario lecciones magistrales. Excep­
muchas veces estamos también en manos de políti­
tuando el grupo de filología grega. de primerisima
cos virtuales.
fla. muy poca gente me estimuló. Las clases de los
profesores alemanes a las que yo asistia. en cambio.
t Daría l sensación de que ciero pensamiento mágico sigue eran clases abiertas. donde yo tomaba notas porque
funcionando en nuestra sociedad, que por poder tener acceso a un me sugerían cosas. pero no porque yo tuviera que
cntro de documentación que está en Massachusets ya estamos
darle cuenta a ese profesor de un esquemita. más o
satisfechos, que por poder acceder a esa información ya tenemos
menos claro. que él nos hubiera hecho en la pizarra.
l capacidad de analiarla, trabajar con ella, interpretarla ••• para que luego se lo devuelva en junio o septiembre.
Claro. y además la Información es un organismo.
En los seminarios. que eran de 30 ó 40 personas. y
Qué me Importa que haya cuatrocientas revistas en
en los que había que luchar para poder entrar. ahí te
Massachusetts si. aunque me lleguen fotocopiadas.
examinaban. En el seminario el profesor se sentaba
el ámbito Intelectual no me acoge. no me las hace en la mesa. era uno más. Llegaba con una montaña
útiles. SI todavia el estudiante sigue martirizado
de librs. los dejaba encima de la mesa. Er como si
con exámenes. para los que no le van a servir esas
ese acto que se está celebrando allí. ese acto casi l­
revistas. Porque la educación, el sistema educativo.
túrgico de comunicación del saber. estuviera susten­
el sistema de lectura. es un organismo; y si no
tado en ese horizonte lejano de libros y.Ubros. que es­
nace desde debajo todo es Inútil. Aunque te pueda
tán almacenados en la biblioteca a tu alcance. Un
llegar esa revista. tú no eres receptor. No recibes
día. si has tenido una idea brillante. creativa. es un
nada. no te llega nada. Me llamaron mucho la aten­ día especial en el ritual del seminario. pues el profe­
ción las difcultades que hubo. por ejemplo. con el
sor te decía: "¿Cómo se llama usted?". Esta er una
Museo Thyssen. No es nuestra misión comprar lo
pregunta clave. T te habías preparado bien. querias
mejor que hay en el mundo. sino fomentar que la
ganarte al profesor. te lo querías ligar en el sentido
gente sepa ver. y por lo tanto. no nos Interesaria te­
más profundo de la palabra. Era muy personal y
ner las mayores bibliotecas del mundo. ni siquiera creativo. y no porque hubieras dicho de memora
los mejores museos. aunque eso siempre seria bue­
cuatro Imbecilidades. sino porque habías tenido una
no. porque el bien siempre se contagia ... pero si a
Idea. Y con eso se crea la ciencia.
mismo tiempo no creamos esas necesidades. no nos
aprovechan los museos. ni las bibliotecas. A mí el tt Usted ha escrito (en el prólogo de E silenco de la esn a
maestro que más me impresionó en España fue un propósito de las declaraciones de un personaje público: "esa obse­
joven profesor de la Institución Libre de Enseñanz sión por borrar el pasado colectivo y quién sab si individual, aparo
que tuve de niño. Nos hacía leer todos los días un ca­ te de interpretaciones psicoanalíticas, podría ser la clave para justI
pítulo de E Quijote. y nos decía: "A ver. sugerencias fiar cualquier vilez del presente con la impunidad de saber que
de la lectura". Te ponías a pensar en El Quyote. y nunca será recordado". El desinterés crónico por la biblioteas en
querias aquel libro. veías que era un libro que te ha­ nuestro país ¿podría derivarse de una impunidad semejante?
Hay una falta de sensibilidad. Es no darse cuenta cia pensar. que te hacia compañia. Y este es otr
tema fundamental de la lectura. L cultura no es te- de que la biblioteca no es sólo la voz de la hlstora.
10
EDCACION y BIBLIOTECA. 5 ·199

• EN PRIMERA PERSONA •
A mí el maestro que más me impresionó
en España fue un joven profesor de la
Institución Lihre de Enseñanza que tuve
de niño, Nos hacía leer todos los días
un capíulo de El Qu(ote. Y nos decía:
"A ver, sugerencias de la lectura. "
pr decirlo de una manera leemente retólica. sino momento que tuvier el sistema educativo que le co­
rresponde; donde la biblioteca y el sistema biblloteca­que es la posibil idad de tener un espacio público. un
Io y los libros sean el alimento. Esta es mi opinión. y camp público. un tertolo donde puedan coincidir
es una opinón que me la he pensdo y vivido mucho. diversas individualidades a ejercitar ese público acto
Por suerte, he tenido relación durante catorce años de lectura. L lectura es una cosa individual. la lec­
con un mundo donde la biblioteca, la universidad y tura nos ha enseñado a estar con nosotros mismos y
con el libro. pero es muy hermoso que haya también los libros era fundamental. Ahora que se dice que el
un espacio público donde esas individualidades pli­ lbro está como de capa caída. no hace falta más que
vadamente se colectivicen y sientan que pertenecen a acudir a las IibreJias alemanas. ver la potencia de la
un ámbito también común. no sólo en el estadio de edición. cómo la gente lee en el metro y en el auto­
fútbol o en la plaza de toros. A m me escandaliz las bús. obserar que el libro sigue siendo un elemento
cien mil pesetas que da el gobiero español para fundamental. Y yo creo que superará esta crisis de
comprar coches. ¿Es que sólo la Industlia española. los defensores de las imágenes sobre las palabras,
la vida española. la economía española depende de puesto que la palabra vale más que mil imágenes. por
que seamos más consumidores de coches? ¿Por qué muy Impresionantes que puedan ser algunas imáge­
nes. Si tú no tienes un eco. un cobijo, un centro de no nos re�alan cien m pesetas para comp os li­
bros? AI�unos dirán que es una cosa distinta. No. es persona, si no palabras que acojan esas imá­
una falta de sensibilidad. ¿Por qué dar dinero para genes y las interpreten. esas imágenes son como la
seguir emprcochando las ciudades? Y no vale el de­ muere, o como la nada.
magógico lugar común de los puestos de trabajo. S
pueden crear puestos de trabajo fabJcando trenes. o N L evidente relación ente biblioteas y lectura no parece susci
construyendo colegios. No hay por qué claudicar to­ tar el debido interés en el Ministerio de Educación. ¿A qué cree us­
talmente a determina das presiones de una discutible te que se debe esa falta de reepción, ese recelo a la hora de Imi­
maqulnaIia capitai sta. Yo creo que se podrla estable­ tar otros modelos más dearrollados en el ámbito de l
cer una extrafa ley sacada de la obseración de ciu­ bibliotecas?
dades de países tercermundistas. por decirlo también Es, como dcíamos antes, ignorancia. Per tengo
de una manera un poco tl st e: "A mayor atasco auto­ que decir algo que me ha impresionado estos días pa­
movilístico en las ciudades, mayor pobre7.3 vital, ma­ sados. Me llevaron a la biblioteca que se abrió hace
yor pobre7.a cultura". Grandes metróplis que no tres o cuatro años en Valladolid. Me quedé alucina­
producen coches o fablican marcas extranjers, que do. Una biblioteca muy viva, muy bien montada,
son sólo consum idores, donde la vida en la ciudad es moderizada en su interior. Estaba lIenisima. Era ta
absolutmente monstruosa debido a los coches. Sin gato estar al. que el sefor que se lleve un libro. o
embargo, en Berlín, tengo que reptirlo. sigue por rompa una resta. o haga una estupidez, es una ex­
ahora sin ser problema el tráfco. En Berlín, una ciu­ cepción, porque todo ese ambiente te ennoblece, te
dad muchísimo más extensa que Madrid. No sólo dignifca. y entonces te sientes doblemente indigno si
porque los transprtes públicos son muy buenos. cometes una tontelia de esas. Como viejo bibliófIlo y bi­
sino porque hay un canil biciclet y l gente lo usa. L bliotecólogo ha sido una de las exprencias más bnt
de estos últimos meses. En Valladolid ha habido u á­universidad esta roeada de bicicletas. Hay un mínimo
prcentaje de cohes e el entoro universitaro. Aquí la gel bueno par "hacr l a navegbles".
Complutense se convertirá en un gan aparcamiento. u
ga apacadero. un gd basurero. N Lo que también sucede, y esto s pued obserar en muchas
No hemos tenido bibliotecas y ahor parece que no de las bibliotecas españolas, es que se crean o rehabilitan espa­
tenemos ni la necesidad de tenerlas. Pes yo creo que cios, pero no va seguido de una políica de contratación de prso
sí. Y yo creo que ése es el problema fundamental del nal, lo que i mpi de que muchos sericios puedan funcionar.
país, no sólo el problema del paro. que es muy dolo­ Es un problema fácilmente subsanable cuando. en
rso. El problema de este país es un problema de la los presupuestos generales del estado. nuestros polí­
cabe7.. del alimento Intelectual. del sistema escolar. tcos se den cuenta de que eso es algo plioritario en
la vida intelectual del país. El futuro, y me molesta Este país cambiarla. seria el país que se merece.
pues no le falta Inteligencia, n laboriosidad, en el hablar de futuribles, el desarrollo de los países, no es
11
EDCACIN y BIBUOTECA. 5 ·19
r

• EN PRIMERA PERSONA •
No hemos tenido bibliotecas
y ahora parece que no tenemos
ni la necesidad de tenerlas.
Pues yo creo que sí. Y yo creo que
ése es el problema
fundamental del país.
tanto el petróleo que haya en su subsuelo ni las fá­ al mismo tiempo debe existir el espacio público donde
bricas que podamos tener. dado que las fábricas se el libro sea también el elemento fundamental de ex­
crean con ideas y el petróleo se descubre también istencia y de fomento de la mente. Además, es bueno
con ideas. Es la creatividad, la originalidad. y todo que podamos tener un espacio público donde esté la
eso se consigue por medio de los libros e indirecta­ gran conversación de los siglos. Es que no nos damos
cuenta de 10 que significa la lectura. lo aburridos que mente. claro está. por las bibliotecas y el sistema
de enseñanza. No debemos de aportar sólo bienes somos con nosotros mismos. El que yo pueda, en m
materiales de consumo. sino bienes creativos. con­ soledad. en mi aburrimiento -aunque la verdad no
me suelo aburrr mucho-o leer a Kt, a Platón. a Pé­sumo de ideas. Eso se ha olvidado, y por eso se
desprecian tanto las cuestiones educativas. El otro rez Galdós. a Ortega, y ponerme a hablar con eIlos.
día leía una carta de Guillermo de Humboldt. el porque cuando leemos, hablamos con nosotros mis­
mos y con la escrtura. L gran aportación es que p­creador de la Universidad de Berlín: describía un
viaje por España a un amigo suyo, donde le cuenta damos hablar. emitir una voz semántica y que, de
que las carreteras no están mal, que la gente es in­ pronto. esa voz semántica se pueda posar en los
teligentísima. eso sí. que las posadas están un poco grám ta que diria el Fed. la escritura, y que yo
deterioradas y que hay algunos intelectuales inte­ pueda poner mis ojos. como ese disco compacto. don­
resantes, cosa enormemente sorprendente. porque de mis ojos son la luz. el rayo láser. y en ese compac­
no ha visto, dice Humboldt. nada más lamentable to. que no es nada. un objeto con unas letras que yo
que el sistema educativo español. Esto a fnales del miro, se abre todo un mundo. Que a mismo tempo
siglo XIII. Se asombra de cómo gente tan inteli­ eso no sea m biblioteca particular. sino que sea. re­
gente puede superar semejante adversidad. Yeso. pito. el espacio público. donde ese abrirse todo el
mundo pueda ser posible, y que tú entres en ese es­sin hacer una crítica fácil. salvadas todas las ex­
cepciones que queramos, sigue siendo un problema pacio y te des cuenta que está renaciendo ahí algo de
por resolver en nuestro país. Si queremos pertene­ la historia. Entrar en ese espacio y darte cuenta de
cer a la Unión Europea tenemos que pertenecer a que hay un país. una nación. un gobiero. que ha
la Comunidad de la Cultura, y para ello cuidado, que ha mimado ese espacio público para
que tú encuentres tu propia memora. la memoria de hay que hacer un planteamiento radical, no con es­
tas pseudo tecnologías o estas pseudo pedagogías tu lengua y la memoria de otras lenguas. Eso dignifi­
que hoy nos inundan. que no tienen nada que ver ca. Es la misma dignifcación que os contaba cuando
con el desarrollo intelectual, pues son pequeñas es­ descubri la biblioteca de Valladolid. de encontrar jun­
peculaciones absolutamente acartonadas. chirrían­ to a Pisuerga aqueIla casa tan cuidada. tan vva y
tes. metálicas, como de robots, castran tes como la 't creadora de vida. Que no nos digan que no hay
Ignorancia misma. Lo que hay que replantearse en dinero para eso. El sistema educativo hace que tú
serio es un sistema público de escuela; hay que re­ fuyas aí, de una maner natural. porque la cultura
plantearse a fondo, aunque esto es un poco utópi­ no son las cosas que están en los sitios. sino la vida
co, la reforma de la universidad. basándose en ese que tú sabes insuflar en esas cosas. y la vida de la
sistema de libertad. en ese sistema de elección que gente. y los ojos que miran y los ojos que leen. y el
tiene que tener el alumno, en ese sistema de poder estímulo que tú crees par que esos muchachos, esos
abandonar al profesor incompetente y. al mismo señores o esos ancianos. vayan a la biblioteca a leer y
tiempo. llevarle a la convicción de que es en los li­ a seguir entreteni éndose con el verdadero discurso
bros. en las bibliotecas, donde está el poso del sa­ que rompe la monotonía del discurso interior con el
ber. el poso del que tiene que alimentarse el pre­ que tantas veces nos asfamos.
sente. Recuerdo a este respecto el famoso mito de
Theuth y Thamus del Fedro. Theuth dice cómo ese t Según el IN E, en 1991 había en nuestro país 1.100.000 analfabe­
invento de las letras, de la escritura, hará libres a tos, 7.115.000 ciudadanos sin estudios y 9.503.000 personas con
los hombres y más memoriosos y más sabios. Por lo estudios de primer grado. Una apuesta decidida por las biblioteas
tanto tienes la obligación, le dice al rey de Egipto. de públicas ¿podría significar una por una política compensa­
dárselo a los demás. El saber es de por sí difusivo y toria que redujera las desigualdades vinculadas a las herencias
tiene que expandirse. El libro tiene que exstir. pero culturales?
12
EDUCACIN y BIBUOTECA. 5 ·199

• EN PRIMERA PERSONA •
Un buen
termómetro paro
conocer la medida
del desarrol lo de
un paí es el nivel
de sus bibliotecas
modestas, inmediatas.
Muchas veces hemos dIcho que aquí no se había t En cira oasin nos comntó algo que nostros recibim
hecho una verdader reforma agralia. Yo creo que la como un piropo. "En el fondo -dijo-, lo que yo soy es un biblioteca­
verdadera parcela que hay que reforar es esa par­ ri frustrado". Para usted, en una socidad com la española,
cela chiquitita llamada cerebro. Esa es la parcela ¿cuál e la función del bibliotecario?
más fecunda. Los que nos dedicamos a la enseñan­ Creo que es una [unción abslutamente esencial.
za. a los libros. a las bibliotecas. somos una Ini­ porque es el dique que va a organizar y encauzar toda
ma parte del sistema educativo de los países. no esa voz de la historia. la va a administrar. a distri­
buir. a catal ogar. valga la expresión técnica pero en sólo del nuestro. Ls que tienen la antorcha de la
educación. una antorcha a veces chisporroteante y un sentido mas amplio. la va a hacer amar. Marcel
nauseabunda. son los medios de comunicación. y Bataillon. en este libro que tengo sobre la mes (Ea­
entre ellos la televisión. En fn. no quiero extender ­ m y Esp. cita a personas. en su mayor pare des­
me en este sentido. pues el otro dia ya se metieron conocidas. a quienes da las gcias profundamente pr
conmigo en una tertulia radiofónica diciendo que su misión. como decía Ortega. de bibliotecalios. Cita
estaba en las nubes. que vivía de espaldas a la re­ unos veinte nombres propios de bibliotecarios repart­
alidad ... Todo eso porque salió en la prensa que yo dos pr toa la geogrfa del país. a los que él deb. en
no tenía televisión. L verdad es que no la tengo. el fondo. "el fundamento esencial de mi libro". L digni­
Se me rompió hace cinco o seis años y no la he dad que eso implica. la tnscendencia que implica
arreglad o. Pero estoy in forma do. leo cinco o seis para la difsión de la cultura. el ser funcion ario. en el
sentido más profundo de la palabra y más itenso. de peródicos, leo unos cuantos idiomas, voy al cine,
estoy en el mundo. Decían que era un elitista. pala­ esa transmisión de la cultur a. a n me parece una de
bra que me sentó bastante mal porque era muy in­ las labores pr la que un hombre puede sentirse más
justa. orgullos y má reaizado. Por desgacia. los poeres
En el momento que haya esa red de bibliotecas. se públicos s olvida de eso. y los bibliotecarios son víct­
podrá compensar un poco esa otra mon struosidad mas de esc olvdo. El sabr de esas bibliotecas prdidas
de información. esa pasividad de ver sin ser nada. de los pueblos españoles ... a mi me emocion. L pri­
sin tener un lenguaje que te pueda defender, 10 mero que hago cuando voy a una pequeña ciudad es
cual es terrible. A mí me encanta el cine. donde preguntar dónde está la biblioteca pública. y si puedo
hay imágenes maravillosas, porque las "interpreta­ hablo con el bibliotecaio o la bibliotecaria. e Intento
mos". porque dejamos que "nos hablen"; si no. las tansmitrles todo lo que hemos estado hablando en
Imágenes están vacías. Más quc nunca. ahora que esta entrevista, no porque yo esté pr encima o por de­
hay esa preeminencia excesiva. en mi opinión. de bajo. sino porque me siento compañero de él. porue
Imágenes. tenemos que fomentar. y la biblioteca tengo las msmas ilusiones que él. L educación no ten­
seria un elemento fundamental. el espacio de lo dría casi sentido si no hubiera ese eco enorme de acom­
abstracto. el espacio que ha hecho del hombre lo pañaento de todo u sistema de biblio tecas. Un buen
que el hombre es. La verdadera aportación por la termóme tro pa conoer la medida del desar llo de
que el scr humano pasa de ser ese mamífero a ser un país es el nivel de sus bibliotecas. de las bibliotecas
Velázquez y Gaya, o el hombre sencillo y normal. modestas. inmediatas. L biblioteca es un reto que de­
pero magnifco, el labrador que nunca ha podido bmos afrontar; da imporcia a la lectura. dar im­
hacer más que sembrar. pero que siembra como portancia a pensmiento abstrcto. que es. repito. lo
que verdaderamente h hecho a hombre. Pasar al cul­nadie, y sueña como nadie y piensa como nadie: lo
que nos ha hecho eso. es el aire semántico. que tvo del lenguaje. de la lenga en la quc hemos nacido y
decía Aristóteles. que sale de nuestra boca y que conve rtr nuestra lengua matera en lengua matriz. en
lengua creadora, estimuladora. Y que eso ente en la crea lo humano. Eso es lo que ha hecho al hom­
bre: ni tecnología ni siquiera la ciencia por muy vida de la enseña y se comunque ese diálogo con el
maravillosa que sea. La tecnologia la han hecho libro y que. a mismo tiempo, se cree el espacio p
que esos libros sea fciles de tener, de consultar, y los leng uajes. el logos. El hombre da ese giro radi­
cal y revolucionario hasta hoy. incluyendo todos que en e fl1ardad se afcione uno a elo.
los inventos. por el leng uaje. por el pensamiento
abstracto. • R SLRI Y FO SN.
13
EDCACIN y BBUOTECA. 5 ·19