Cet ouvrage et des milliers d'autres font partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour les lire en ligne
En savoir plus

Partagez cette publication

ÉCA, DEONOLOi y BIBUOTCA
Ética, deontología y
bibliotecas
con efcacia, con competencia técnica y con El entorno de la profesión:
Aurora Gómez-Pantoja
moralidad profesional(3).
Femández-Salguero entre la función y el deber
Si las funciones son el conjunto de tareas (Biblioteca General.
profesional del Universidad de Extremadur) propias de cada profesión y el mejor criterio
Margarita Pérez Pulido bibliotecario para decidir quién es un buen o un mal pro­
(Facultad de Biblioteconomia
fesional es el ejercicio correcto de su activi­ y Documentación.
Parece necesario, en primer lugar, defnir dad, el deber de éste pertenece al tereno Universidad de Extremadura)
convenientemente el término profesión ético en cuanto hace referencia a la actitud
antes de establecer cuáles son las fnciones personal con que se ejecutan las funciones
y deberes exigibles a un profesional de cual­ encomendadas.
quier campo. Bonete Perales(4) afrma que la mayoría
Según Gross(1), el profesional es quien de las profesiones se han concebido a sí
posee un amplio conocimiento teórico apli­ misma s con una fere carga moral y han
cable a la solución de problemas vitales y querido recurrir a la refexión ética y a las
que se siente en la obligación de realizar su pautas morales más elevadas para dignifcar
trabajo al máximo de sus competencias, al su trabajo y garantizar así un mejor servicio
tiempo que se siente identifcado con los social y humano. La vertiente moral de una
demás profesionales del ramo. profesión, entendida como una manera
González Anleo(2), apoyándose en esta colectiva de ser a fn de conseguir su digni­
defnición, señala las características princi­ dad, gira en tomo a los tres ejes fundamen­
pales que defnen a una profesión: tales de toda ética. Estos ejes son:
• Es un servicio único, defnido y esencial. - Las virtudes, adquiridas a través de la
• Vocacional, en el sentido de dedicación e práctica.
identifcación. - Los valores e ideales sociales o cultura­
• Que se apoya en conocimientos y técni­ les.
cas intelectuales - Los derechos y deberes exigibles a quie­
• Que obliga, por lo mismo, a u tiempo de nes desarrollan una profesión.
f ormación Son valores deterinantes comunes a
• Exige cierta autonomía par el desarollo todas las profesiones, y por tanto a la profe­
de tareas sión bibliotecaria, los derivados del respeto
• Conlleva responsabilidades al ser humano como la libertad y la autode­
• Se caracteriza más por la actitud de ser­ terminación, la igualdad de oportunidades,
vicio que por la de benefcio la privacidad o la búsqueda de un mínimo
• Desarrolla un interés asociativo de bienestar (Declaración de Derechos
Desde el momento en que la sociedad Humanos proclamada por las Naciones Uni­
asume las diferentes profesiones como agru­ das en el año 1948).
paciones de personas que ejecutan tareas Froehlich(5) se refere a trabajos como el
específcas, la relación persona-trabajo ha de DJ. Foskett titulado: El Credo de los
pasado de la moral de las convicciones (tra­ bibliotecarios: sin política, sin religión, sin
bajo-vocación) a la moral de la responsabi­ moral, que pudiendo sugerir que las biblio­
lidad (trabajo-fnción). Así, el profesional tecas y los profesionales de la información
pasa a ser un elemento en la estrctura a no deben tener valores, realmente indican
quien se evalúa por desempeñar una fnción que éstos deben mantener una actitud ética
EOCI y BIBUOTC - 9. 199 47

ÉC DEONTOLOfA y BIBUOTECAS
de no permitir que valores personales sean niendo para los profesionales de cualquier
impuestos a los usuarios, lo que exige una campo. Las innovaciones tecnológicas pro­
postura de tolerancia fente a toda religión, porcionan, indiscutiblemente, mayor efca­
moral o ideología política siempre que no cia y precisión en la obtención de resultados
violente algún principio moral o ético. Lejos además de ahorrar esfuerzos innecesarios.
de esta actitud clásica de tolerancia, se está U n profesional tiene la obligación de estar al
desarrollando en Estados Unidos en los últi­ día en la forma de plantear su profesión y en la
mos años un debate sobre si los biblioteca­ búsqueda de nuevas soluciones. La sociedad
rios deben o no tomar parte activa en la actual exige que un buen profesional sea un
defensa de la democracia. Han nacido dos buen técnico en el sentido de ser capaz de
posturas radicales: intervenir en procesos tecnifcados comple­
jos. Esta nueva exigencia también tiene Los bibliotecarios tradicionales, críticos
del activismo, quienes mantienen la postura implicaciones éticas. señaladas por Hortal
Alonso (7) al afrmar que la mentalidad técni­de que los activistas destruyen la idea histó­
ca podría inhibir las capac idades de respuesta rica de imparcialidad que ha tenido a gala la
y de responsabilización ética de los sujetos biblioteconomía y se convieren en jugado­
res parciales de la escena política. Piensan pues la técnica introduce, a veces, opacidad
que ellos sirven a la democracia ofreciendo, en los trabajos, diluye las responsabilidades,
aumenta la pasividad y restringe drástica­con el desempeño tradicional de sus funcio­
nes, un foro neutral en el que todos los pun­ mente la capacidad de iniciativa de los indivi­
tos de vista encuentran un tratamiento igua­ duos. Concluye el autor, para no sobresaltar a
litario. quienes estamos implicados en estos proce­
Los bibliotecarios activistas. por el con­ sos, que la técnica no es mala en sí misma sino
trario, se muestran escépticos en cuanto a el uso que de ella se haga.
que esta postura neutral podría esconder una La profesión bibliotecaria no es ajena a
aceptación pasiva de las cuestiones tal y estos cambios, debiendo adaptar los valores
como se presentan. Quieren servir a la anteriormente mencionados a una nueva
democracia con una actitud resuelta, de realidad determinada por el aumento verti­
infuencia política o social en cada una de ginoso de la documentación, la mayor con­
sus actuaciones, basada en principios cons­ ciencia que los usuarios tienen del valor de
titucionales como la igualdad y libertad de la infonnación y las expectativas generadas
expresión. Exponen, para apoyar su postura, por las Nuevas Tecnologías de la Informa­
que tanto la Constitución Americana como ción. Las funciones encomendadas a los
la Carta de Derechos son futo de una acti­ bibliotecarios en el ejercicio de su profesión
tud abierta y luchadora, y que ambos logros son, entre otras:
se conservan en las estanterías de todas las -La cultural y educadora. desarrollando el
bibliotecas americanas(6). papel tradicional de las bibliotecas como
focos de cultura. La mayor presencia del tercer eje (dere­
chos y deberes) lleva a una manera moral -La de intermediario y fltro del g
de ser profesional basada en la necesidad de volumen de conocimiento.
cumplir y hacer cumplir normas, con la -La de comunicador activo.
fnalidad de marcar los deberes exigibles a -La de mediador de información.
una profesión y salvaguardar unos mínimos
obligatorios para todos. Los bibliotecarios Ética y/o deontología
son miembros de una profesión explícita­
profesional
mente implicada en la libertad intelectual y
en la libertad de acceso a la información, Los conceptos de ética y deontología
por lo que tienen una obligación especil de pueden generar confusión, y son utilizados
asegurar el libre fujo de la información y de de manera imprecisa e indistinta.
las ideas entre las generaciones presentes y La ética se centra, ante todo, en el tema
fturas. El ejercicio óptimo de la profesión del bien:
es la adaptación de estos valores a una rea­ -Qué es bueno hacer.
lidad que cambia. -Al servicio de qué bienes se debe actuar.
Llegados a este punto, hemos de destacar -Qué tipo de bienes se debe buscar como
el reto que las nuevas tecnologías están supo- fnalidad.
ECCIO V BlBUT - 9. 191 4

ÉTICA DEONOLOIA y BIBUOTECA
La ética modera utiliza el térino deon­ A la hora de regular la conducta profe­
tología para aplicarlo a la vida profesional sional, el conocimiento del proceso de razo­
namiento ético nos permitirá decidimos señalando el conjunto de deberes exigidos
por la existencia de principios y de derechos entre dos tipos de normativa:
producidos mediante consenso. Así, la -Abstracta: refeja solamente principios
deontología profesional se ocupa de los generales y deja su aplicación a la dis­
crecionalidad individual. deberes y obligaciones exigibles a todos los
que ejercen una misma profesión y facilita -Concreta: procura aplicar los principios
la formulación de un conjunto de normas, generales a problemas reales y específ­
código deontológico que pennite aunar cos.
actuaciones con sentido ético. Igualmente se ha de decidir si el conjun­
Si la ética se desarrolla en espacios abier­ to de normas tendrá un carácter negativo y
tos y plurales e incide sobre la conciencia sancionador, o positivo y tendente a la bús­
individual y la voluntad personal, la deonto­ queda de una mayor calidad ética.
En este sentido destacamos la Cara de logía lo hace en espacios detenninados e
Derechos de la Biblioteca (The BiII of incide sobre la conciencia colectiva y la
voluntad grupal. Sin embargo, sin la pers­ Rights) y el Código de Ética de la ALA
pectiva ética la deontología quedaría sin su (American Library Association) que reco­
horizonte de referencia y perdería cI sentido gen exclusivamente recomendaciones de
carácter general, mientras que el Código de hacia el que apuntan sus nonnas o el bien
Conducta de la Corporación de los Bibliote­que trata de conseguir.
En el caso de las bibliotecas, y de las carios de Quebec marca deberes y actuacio­
ciencias de la información en general, la nes concretos, apoyados en disposiciones
deontología está infuida por la responsabi­ legales, que afectan a toda la Corporación.
En nuestra opinión, un código debe ser lidad individual y colectiva con respecto al
propio conocimiento, su producción y uso. concreto y positivo; de hecho hemos de
y todo ello relacionado con un principio del mencionar los debates que, desde el año
ser humano como es el de su derecho a una 1993, se producen en toro al Código de
Ética de la ALA. Ciertos profesionales ame­infonnación verdadera e íntegra en cuanto
al contenido y honesta y ajustada en ricanos manifestan que la excesiva abstrac­
a la forma. ción que muestra éste (Bekker llega a apo­
Según Mason(8) existe una jerarquía de darlo "la exigua declaración de la ALA") no
razonamiento que conecta la teoría ética con está resultando útil para los profesionales, y
un juicio o actuación concretos. Así, cual­ sugieren la inclusión de cláusulas relativas a
quier acción o juicio ético que queramos la filosofa de la profesión, a principios
hacer tendrá que ser resultado de la aplica­ pobremente defnidos como la confdencia­
lidad, a aspectos relevantes de la profesión ción de una normativa que deberá estar fun­
damentada en una serie de principios sobre como la formación continuada o el asocia­
los que se sustenta la teoría ética. Este com­ cionismo, e incluso a áreas específcas de
plejo proceso implica, necesariamente, un conficto como la libertad intelectual o la
conocimiento preciso de cada uno de los selección de materiales.
aspectos mencionados para poder saber
diferenciar de qué parte del proceso estamos El código de conducta
hablando cuando aparece un conflicto ético.
como clave de la
Si pensamos que en un asunto existe una
excelencia profesional
implicación ética es aconsejable seguir los
siquientes pasos: Para que la profesión sirva para lo que
- Reconocer el conficto. dice servir no basta que regulaciones
- Analizar el contexto en el que ha surgido. deontológicas y considerandos éticos sean
- Refexionar sobre el quién, qué, cómo y corectos y plausibles en teoría. Es necesa­
para qué a la luz de las diferentes teorías rio sujetarse a un código de conducta que
y principios éticos. trate de garantizar la práctica de un buen
- Identifcar las normas sobre las cuales servicio profesionalizado, que busque
apoyar unas conclusiones éticas. constantemente actuar de manera equili­
- Emitir un juicio. brada en las relaciones con los inter/oeuto-
EDIO Y BBTC - 9. 199 49

ÉC DEONTOLOIA y BIBUOTECAS
res sociales implicados en la labor del pro­ tomar decisiones personales en confic­
fesional. tos que no recoja el código.
Si algunas profesiones no han logrado * Puede fomentar el corporativismo si pro­
todavía su plena diferenciación, afrma tege excesivamente el estatus y legitima
González Anleo(9), se debe a la falta de el monopolio de los profesionales.
autonomía (trabajos de tipo servicio), a la Un código debe tender a lo concreto y
falta de especifcación (tareas ejecutadas buscar dimensiones positivas similares a las
todas por la misma persona) y a lo que el que Froehlich( 11 ) nos ofrece:
autor denomina heterocefalia o actividades -Que asuma, con equilibrio, los tres valo­
de tipo empleado, no autónomo. Añade el res q�e carcterizan a la información: el
hecho de que suelen ser trabajos ejercidos valor privado, el comercial y el público.
predominantemente por mujeres, mientras -Que contemple los temas éticos no como
están más profesionalizados aquellos en los aplicación rigurosa de normas sino
que se han polarizado los hombres. como balance de responsabilidades.
Toda profesión necesita imagen, aprecio, -Que reconozca que en estas responsabi­
lidades profesionales están implicadas reconocimiento social de las capacidades
técnicas de los profesionales. El creciente obligaciones con uno mismo, con la pro­
reto para formular normas éticas se debe a la fesión, con la sociedad y los usuarios.
necesidad de captar la confanza del público Establecida una necesidad de conducta
a través de su comportamiento ético. para toda la clase profesional, se hace nece­
De acuerdo con Frankel( 1 O), un código sario señalar quiénes son los agentes impli­
normativo que incluya un conjunto de nor­ cados y cómo se debe actuar con ellos.
mas con vistas a dirigir la conducta profe­
sional debe intentar cumplir las siguientes Obligaciones de los bibliotecarios hacia
fnciones: la sociedad
-Actuar como documento guía que marca
directrices. 1. Ofrecer el mayor acceso abierto e
-Servir de evaluación pública de la profe- igualitario a la información.
sión.
-Permitiendo el acceso sin discrmina­
-Socializar la profesión.
ción alguna.
-Dignifcar la profesión cara al exterior.
-No favoreciendo exclusivamente los
-Prservarla de u excesivo corporativismo.
puntos de vista de quienes contribuyen a
-Corregir comportamientos no éticos.
la creación de la colección.
-Evitar el intrusismo.
-Oponiéndose a toda tentativa dirigida a
-Facilitar la toma de decisiones en caso
limitar este derecho.
de conflicto de intereses.
La Carta de Derechos de la ALA, el
Existen, sin embargo, cieros aspectos
Código de Quebec y las recomendaciones
negativos en la aceptación de un código que
de la ASIS (American Society of Informa­
deben ponemos sobre aviso:
tion Science) expresan el acceso de toda
* Puede ser excesivamente riguroso, no
persona a la información como un derecho
favoreciendo las responsabilidades per­
fndamental del hombre que se debe respe­
sonales, o no serlo nada y ver disminui­
tar sin discriminación alguna. La primera,
das sus funciones por la pérdida de fer­
además, entiende que el fondo de una biblio­
z, impacto o sanción.
teca debe ser ofecido par el interés, la for­
* Puede convertirse en una mera lista de
mación e información de toda la comunidad
reglas sin capacidad para crear una con­
y no debe benefciar solamente los puntos
ciencia ética colectiva.
de vista de quienes contribuyen a su crea­
* Puede servir como evaluación pública
ción. El Código de Quebec y ASIS añaden
de la profesión y, sin embargo. no
que el bibliotecario deberá oponerse a toda
redundar en la buena reputación social
tentativa dirigida a limitar este derecho.
de la misma si no se aplica acertada­
mente.
2. Desafar cualquier conducta censora.
* Puede contribuir a una práctica errada
entre profesionales noveles, con poca - Resistiendo o retando todo prjuicio o
visión de la profesión, que no sepan tentativa sistemática de difcultar el
EDCIO y BBOTC - 9. 199 50

ÉC. DEONOLOI y BIBUOTCA
acceso o compra de obras deteninadas. práctica concreta. El Código de Quebec
-Colaborando con personas o grupos que establece una lista de actitudes que van con­
mantengan actitudes de resistencia en tra la dignidad de la prfesión bibliotecaria
favor de la libre expresión y el libre y que son:
acceso a las ideas. -Carecer de la competencia requerida.
Términos como resistencia o reto frente a -Favorecer la contratación de personal no
cualquier actitud censora son los utilizados cualifcado.
en los códigos estudiados. Se añaden ade­ -Aceptar ventajas personales a cambio de
un trato particular. más aspectos como la obligación de colabo­
rar con personas y grupos que mantengan -No comunicar las razones por las que s
una actitud de resistencia en favor de la libre cree que un colega falta a la deontología.
-Faltar al secreto profesional. expresión y el libre acceso a las ideas, y que
políticas de selección y adquisición inapro­
piadas o que prejuicios en la selección, pro­ 2. Respetar a los colegas y colaborar
con ellos. visión y difsión de la inforación constitu­
yen también actitudes censoras .
Destacaremos los puntos más importan­
tes que desarrolla el Código de Quebec en
3. Ofrecer servicios adecuados a la
este apartado:
demanda.
-No abusar de la buena fe de un colega ni
atribuirse el mérito de sus trabajos. -Organizando y favoreciendo el acceso a
-Mantener la independencia profesional las colecciones de manera apropiada y
en trabajos de colaboración. útil.
-Actuar con celeridad en la resolución d -Generando confanza entre los usuarios
consultas de otros colegas. en cuanto a la disponibilidad y provisión
-Procurar la mejora del estatus profesio­de la información.
nal si ocupa puestos de responsa bilidad. -Asumiendo la responsabilidad de explo­
t racionalmente los recursos.
3. Contribuir al avance de la profesión. Los bibliotecarios deben ofecer el más
alto nivel de servicios a través de coleccio­
-Colaborando en trabajos de investiga­
nes organizadas de manera apropiada y útil,
ción en el campo de la biblioteconomía.
prestar servicios adecuados a la demanda y
-Contribuyendo en revistas científcas y
ofrecer políticas de circulación equitativas y
profesionales.
justas . Se deben ofrecer además todos los
-Participando activamente en asociacio­
recursos, incluidos los fsicos, respetando la
nes profesionales.
igualdad de oportunidades, generar confan­
-Intercambiando conocimientos con otros
za entre los usuarios en cuanto a la disponi­
colegas.
bilidad y provisión de la información, así
-Recurriendo a los medios de perfeccio­
como respetar los derechos de la propiedad
namiento profesional.
intelectual . Además de apoyar toda medida
-Debe, además, animar a sus colegas a
que asegure servicios profesionales de cali­
hacer lo mismo.
dad, el bibliotecario favorecerá la fonnación
de usuarios con vistas a la explotación
La deontología profesional
racional de los recursos y asumirá la res­
al sericio del usuario ponsabilidad que le corresponda en la
explotación racional de éstos.
Tres parecen ser los principios básicos
sobre los que se debe sustentar la actua­
Obligaciones de los bibliotecarios hacia la
ción de un profesional con un
profesión
usuario/cliente:
-Principio de beneficio: actuar siempre l. Dignifcar la profesión.
en benefcio, nunca en perjuicio, del
Sabiendo distinguir ente actitdes y flo­ cliente o usuario.
sofas personales y las que son de la institu­ -Principio de autonomía: entender que
ción o la propia profesión. Siguiendo nor­ éste es sujeto de derechos, y sujeto acti­
mas de conducta de acuerdo con la mejor vo, al que se debe permitir una opinión.
EN Y BIBIOT - 9. 199 51

ÉC. DEONTOLOOI y BIBLIOTCAS
violación de la privacidad, sus opciones lega­-Principio de justicia: saber establecer
prioridades para no benefciar a detenni­ les, y sus obligaciones éticas. Con esta infor­
mación,los bibliotecarios pueden desarrollar nados usuarios y saber marcar los lími­
tes de autonomía de éstos. su propia flosofa personal sobre el asunto".
Una de las fnciones de los códigos
deontológicos es ayudar al usuario a saber Derecho a un servicio de calidad
qué puede obtener y hasta dónde puede exi­
Generalmente las profesiones tienden a
gir al acercarse a un profesional y ofecer la
defnir sus actos en ténninos de prestación
confanza de que existe un marco de ética
de asistencia y no en ténninos de resultados
profesional que sigue la provisión de los
garantizados y, sin embargo, es en función
servicios. Las obligaciones de los profesio­
de resultados como la sociedad juzga un
nales con éstos se fundamentan en unos
buen ejercicio profesional.
derechos. Hemos preferido destacar aque­
Un código deontológico debe garantizar
llos que tienen mayor refejo en los códigos
una actitud de servicio que obligue al profe­
estudiados y donde inciden gran parte de los
sional a ser más experto, más competente y
principios éticos considerados.
más versátil; en defnitiva dar un servicio de
calidad buscando no sólo el resultado fnal
Derecho a la privacidad y confdencialidad
sino también el proceso de recepción del
En el ámbito de las bibliotecas el derecho servicio.
a la privacidad hace referencia a la capaci­ El Código de la ALA generaliza, con la
dad de restringir el acceso a cierta infonna­ única exigencia de un alto nivel de servicio;
ción considerada personal. El Código de la otros códigos especifcan más refriéndose a
ALA aplica este derecho a todo el proceso: actuaciones íntegras, responsables e inde­
la infonnación recibida, el material consul­ pendientes.
tado y los resultados par el usuario. Códi­
gos como el de la American Society of l. integras
Infonnation Science o el Código para
-Siendo amables, leales, respetuosos y
Mediadores de la Infonnación, que fonnó
honestos hacia los usuarios.
parte del Programa Impact, inciden en
-Entendiendo la competencia profesional
actuaciones concretas:
como rapidez en el servicio y disponibi­
-Guardar el secreto de toda infonación
lidad del mayor número de recursos.
obtenida excepto cuando la ley exija su
-Ofreciendo una información lo más
revelación.
completa, exacta e inequívoca posible.
-Respetar los téninos en los que se pr­
duce una donación.
l. Responsables
-No reutilizar infonación demandada
para benefcio personal o profesional. -Asumiendo la responsabilidad personal
-Ofrecer seguridad sobre los datos perso­ y no ejerciendo fnciones al abrigo del
nales y su posterior uso. anonimato.
Este último punto está relacionado con -Manifestando los límites de exactitud de
las Nuevas Tecnologías de la Infonación y la infonnación ofrecida.
es tema delicado, pues infonnaciones dadas -Orientando hacia otros servicios que
separadamente por usuarios pueden ser reu­ puedan completar la demanda.
nidas en una base de datos y tener un uso -Siendo conocedores de la legislación
diferente al fn concreto para el que feron vigente que afecta a todo el proceso
recogidas. ¿Somos conscientes de que la documental.
LORT AD (Ley Orgánica de Regulación del
Tratamiento Automatizado de Datos) nos
3. Independientes
afecta y debemos conocerla y cumplirla?
-Subordinando el interés personal al del Según W inter( 12 ) "para ser guardianes
efectivos de la privacidad los bibliotecarios usuario.
deben conocer la historia de la libertad inte­ -Manteniendo una actitud indepen­
lectual y del derecho a la privacidad, las for­ diente alejada de los confictos de
intereses. mas en las que ellos pueden encontrar una
EDCIO y BIBLT - 9. 199 52

ÉICA DEONOLOi V BIBLIOTECA
- Evitando obtener cualquier tipo de bene­ se presentan en el ejercicio de funcio­ Notas
(1) GROSS. R. y OSTERMAN, P.:
fcio personal en pago a la realización de nes.
The new pr{essionels. New Yo:
un servicio dado. Es necesario saber si los asociados consi­ Simon and Schuster. 1972.
(2) GONZÁLEZ ANLEO. J.: "L deran legítima la afración de ciertos prin­En téninos de ética comercial, la que
profesiones en la soiedad cor
afecta a mediadores de la información que cipios y en qué medida éstos se aplican. La rativa·'. En: FERNÁNDEZ
FERNÁNDEZ, J. L Y HORTAL desarrollan su actividad con ánimo de lucro, profesora Cur( 13 ) afrma que las actua­
AI.ONSO. A. (comps.): ftica de
ciones de censura, generalmente sutiles por­debemos tener en cuenta que al tratarse de
las profe .. iones. Madrid: UPCO,
que se apoyan en alguna razón y todo el 1994, pp. 2630. clientes con los que se mantiene una rela­
(3l MARZAl. FUENTES, A.: "El
ción de contrato los términos de éste (indi­ poder, son efectivas cuando se presentan de
cthos del trabaju en la sciedad
improviso y el bibliotecario se siente aisla­ actual". En: FERNÁNI>EZ, J. L. Y caciones, presupuesto, plazos de entrega,
HORTAL ALONSO, A. (comps.):
do fr ente a quien las fo rmula. Parece opor­fa cturas, etcétera), han de ser escrupulosa­
f:tiea de la.' profesione.,. Madrid:
tuno, por tanto, desarrollar fo ros de debate, mente respetados. UPCO, 1994, pp. 36-37.
(4) BONETE PERALES. E.: "D la animar a la publicación de opiniones y
ética flusólica a la deontología
casos, aprovechar cualquier oportunidad de prioística". IOn: BONETE
El papel de las PERL lS, E. (co rd.) : É/ica., de difusión sobre temas relacionados y fo men­
la inlormacicn .v deontologias del asociaciones profesionales tar el intercambio de experiencias con otras
periodismo. Madrid: Tecnos. 195,
pp. 17-49. en la elaboración de un organizaciones interacionales.
(5) FROEHLlCII, T. H.: "!:thical con­
código deontológico sidcrations o f ínfonnatíon proles­
4°, Pueden contribuir a que sus asocia­ sionals'·. En: Eneontro In/eracio­
nal de f:/ica na jnforma�á(). Lis­Los argumentos que justifcan, segn dos, una vez elaborado el código, se sientan
b, 1995.
nuestro criterio, el papel decisivo de las aso­ más implicados haciéndoles partícipes de la (6) CAMARIGG, V. y IIAFNER, A.
W.: "Librarians and activism in ciaciones profesionales en el proceso codif­ aprobación de éste.
suppor of Demordcy". En: HAF­
cador son los siguientes: Pero aprobarlo en el sentido de asumirlo NER, A. W. (ed.): Democraeyand
/he pub/k librar y: " .. says on fun­como propio, pues no deberá ofrecer nor­
damental issues. Wesport, C.T.:
1°, Agrupan a la mayor pare de los pro­ mas de actuación sino crear un sentido de Greenwo Prs. 1993, p. 28
fe sionales distribuidos por los diferentes 312. comportamiento que permita tomar decisio­
(7) HORTAL ALONSO, 11.: "Tre
ámbitos en los que desarrollan su actividad. nes, identifcar y fu ndamentar los principios
prspectivas del ejercicio profesio
Los elementos integradores y estabiliza­ nal: la técnica. la economía, la sobre los que éstas se apoyan y medir las
cororJciones·'. En:
dores que caracterizan a las asociaciones consecuencias que conllevan.
FERNÁNIJEZ, J. L. Y 1I0 RTAL
fa cilitan el consenso a la vez que mantienen En cuanto al proceso de elaboración del ALONSO, A. (comp.): É/ica de
la profe .. itmes. Madrid: UPCO, los intereses individuales, y esto es necesa­ código de conducta cabe preguntarse si es
194. pp. 78-79.
rio para conseguir un cuero de doctrina sufciente aceptar lo que ya existe o, a parir (8) MASON. R. O.; MASON, F. M. Y
CULNAN. M. J.: Hhties cifinfor­apoyado en principios ideológicos propios de lo conocido, elaborar algo propio. Desde
ma/ion management. Thousnd
que busque la cohesión, a la vez que pueda nuestro punto de vista, si la normativa nace Oa5, C.A.: Sage, 1995.
(9) (jONZÁLEZ ANLEO, J.: Rf. (2). ser asumido por profesionales de diversa como resultado de la comparación de lo
(10) FRANKEL. M.: "Pr ofcssional
tipología. ajeno y no plasma el sentir del grupo al que coeso why, how, and with, what
impactT. En: Joural ofbusiness va destinada pierde gran parte de su valor y
e/hies. vol. K, 1989. pp. 305-319. 2°, Son la mejor vía para auscultar el sen­ utilidad.
(\ 1) FROf:ll.lCH, T. 11.: Rcf (5).
tir de los profesionales hacia la necesidad de Como última consideración, exponemos (12) WINTER, K. A.: "Privacy and
the rigths and rcsponsabilities of
un código de conducta. la necesidad de crear una Comisión de Ética.
libmrians". En: The Kalharine
Las asociaciones portuguesas que ag­ Tendra como objetivo elaborar un proyecto Sharpe Review, n" 4, wintcr, 197.
II�' aullrlt l9 ,._ pan a los profesionales de la inforación de código que, aprobado y asumido por la
(13) CURRY. A.: '·A censura nas
realizaron una encuesta en el año 1995, mayoría de los profesionales, constituya la bibliotecas públicas do Canada".
En: Enconrro Internacional de éstas son algunas de sus respuestas a la pre­ clave de la excelencia. Estaría fo rmada por
É/ica na inll ráo. Lisba,
gunta de en qué podía benefciar un código: expertos en los diferentes campos teóricos
195.
-Clarifca conceptos aplicables a la prác­ como la Ética o la Biblioteconomía, y por
tica diaria. representantes de las diferentes asociacio­
-Dignifca la profesión. nes, a través de los cuales se encauzaría el
-Ayuda a buscar la calidad en actacio- sentir de todos los profesionales.
nes cotidianas, creando hábitos de deci­ Es importante hacer notar que la Comi­
sión y claridad en las relaciones con los sión deberia tener en cuenta las opiniones
usuarios. no sólo de los expertos sino también de los
• Ponencia presentada en la
Jomada de Ética y Deontolo­usuarios y de los responsables, para no caer
gia Profesional organizada 3°, Pueden recabar infonación entre en una actitud patcmalista, en sentimentalis­
por ANABAD, Madrid, 1997.
los asociados sobre confictos éticos que mos o en un excesivo corporativismo. �
ECIO Y BBOC - 9, 199 5

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin