Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

La tendencia revolucionaria del peronismo en los gobiernos provinciales (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz y Salta, 1973-1974)

De
736 pages
Colecciones : TD. HumanidadesDHMMC. Tesis del Departamento de Historia Medieval, Moderna y Contemporánea
Fecha de publicación : 2011
[ES] Este trabajo deberá responder a las siguientes
preguntas: ¿Cuál es la trayectoria histórica que está detrás de la conformación de ese
espacio político que dio en llamarse Tendencia Revolucionaria del Peronismo? ¿Cómo
se conforman en las cinco provincias estudiadas los espacios políticos del peronismo
revolucionario o combativo que se asociaran genéricamente a la Tendencia? ¿Qué
tuvieron en común y qué elementos diferenciaban a Bidegain, Obregón Cano,
Martínez Baca, Cepernic y Ragone? ¿Qué es lo que origina el señalamiento o
acusación de pertenencia a la Tendencia de determinado número de dirigentes
políticos, funcionarios, legisladores o asesores de estos gobiernos? ¿Qué es lo que
está en la base de estas acusaciones: la promoción o el auspicio de determinado tipo
de proyectos, una cierta posición discursiva o simplemente una determinada ubicación
40
circunstancial en la matriz local o nacional de alineamientos internos dentro del
Movimiento Nacional Justicialista? ¿Cómo se explica el conflicto Tendencia-Ortodoxia
en los cinco casos estudiados?.[EN] This work will answer the following questions: What is the historical background behind the formation of this political space that was called revolutionary tendency of Peronism? How do you make in the five provinces studied political spaces revolutionary or militant Peronist to be associated generally with the trend? What did they have in common and differentiated elements Bidegain, Obregon Cano, Martinez Baca, and Ragone Cepernic? What is it that causes the indication or accusation of belonging to the tendency of a number of political leaders, officials, legislators, or advisors of these governments? What is at the basis of these charges: the promotion or sponsorship of certain types of projects, some discursive position or just a particular location in the matrix 40 incidental local or national internal alignments within the Peronist National Movement? What explains the conflict Trend-Orthodoxy in the five cases studied?.
Voir plus Voir moins


TESIS DOCTORAL

LA TENDENCIA REVOLUCIONARIA DEL
PERONISMO EN LOS GOBIERNOS
PROVINCIALES (Buenos Aires, Córdoba,
Mendoza, Santa Cruz y Salta, 1973-1974)


Director de Tesis: Dr. Guillermo Mira Delli-Zotti
Alumno: Damián Antúnez Harboure


“Hace poco, Mariano Grondona firmó un artículo en La Opinión donde dice
que los jóvenes peronistas recién se estaban haciendo peronistas ahora,
porque recién ahora estaban conociendo a Perón, cosa que es objetivamente cierta...”



(Charla de la Conducción Nacional ante las agrupaciones de los frentes – 1973,
en Baschetti, Roberto (Comp), Documentos 1973-1976,
La Plata, Ed. De la campana, 2004, Vol. I, p.2)






















Facultad de Geografía e Historia. Departamento de Historia Medieval,
Moderna y Contemporánea
Agradecimientos

La deuda contraída con personas e instituciones a lo largo de cuatro intensos
años de trabajo en esta reconfortante investigación es, desde luego, cuantiosa. En
primer lugar, quiero agradecer muy especialmente a mi director de tesis, Dr. Guillermo
Mira Delli-Zotti. No sólo por poner a mi disposición toda su capacidad analítica y
argumentativa en el tratamiento de los problemas historiográficos y metodológicos y
por la ayuda que me brindara en la concepción y organización de este proyecto
cuando apenas contaba con un boceto de lo que quería investigar, sino también por la
apertura y generosidad que demostró al aceptarme como doctorando depositando una
inestimable confianza en mi persona. Además, su dedicación y empeño en la dirección
de esta tesis dan muestras de un profesionalismo cabal, que se suma a una calidad
humana excepcional.

En segundo lugar, de las 25 entrevistas orales realizadas a dirigentes,
militantes políticos y funcionarios, hay algunas que merecen una mención especial
debido a la entrega y predisposición de sus protagonistas. En este sentido agradezco
fraternalmente a Jesús Pérez, Pedro González, Francisco Reig, Hugo A. Franco,
Ricardo Obregón Cano, Susana Sanz, Gerónimo Morgante, Osvaldo Bayer y al
recientemente fallecido Floreal Ferrara por abrirme las puestas de sus casas y de sus
vidas. Del mismo modo, quiero expresar mi más profundo reconocimiento a Cristina y
Gloria Bidegain y a Gregorio Caro Figueroa por abrirme paso con absoluta
generosidad y desinterés a toda una serie de contacto con dirigentes y militantes
políticos del período 1973-76, puesto que sin su ayuda me hubiera sido imposible
acceder a ellos. También contribuyeron notablemente a esta tarea el responsable de
adquisiciones e intercambio de la Biblioteca Nacional de la República Argentina,
Roberto Baschetti, la profesora de la Universidad Nacional de Cuyo, Yamile Álvarez y
el presidente de la Fundasur-Fundasul, Jorge Armas, con quienes estoy en
permanente deuda, tanto por el desinterés con el que me facilitaron el acceso a
fuentes claves para esta investigación, como así también por la calidez humana que
han demostrado. Por cierto, extiendo también mi más profundo agradecimiento al resto
de entrevistados que componen el elenco de testimonios orales de esta tesis:
Alejandro Peyrou, Carlos Negri, Baby Práxedes Molina, Cacho Loterstein, Humberto
Podetti, Sergio Bufano, Santiago Murphy, Manuel Urriza, Eduardo Escayol, Roberto
Roitman, Armando Jaime y Daniel Vaca Narvaja.


La colaboración brindada por el personal de archivos y bibliotecas de distintos
puntos de la geografía argentina que van desde los servicios de hemeroteca de la
Biblioteca Nacional de la República Argentina, la Biblioteca de la Legislatura de la
Ciudad de Buenos Aires, la Biblioteca Tornquist (BCRA), Archivo y Biblioteca de la
Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, Biblioteca Pública de Haedo Rosario Vera
Peñaloza, Instituto y Archivo Histórico Municipal de Morón, Archivo de la Casa de
Cultura de Villa Mercedes (Provincia de San Luis) y Biblioteca Popular Bernardino
Rivadavia (Villa Mercedes, Provincia de San Luis) y en forma muy particular a la
Biblioteca Pública Legislativa de la Honorable Legislatura de Mendoza -en especial a
sus trabajadores José Eduardo Pretto y Elisabeth Espejo- y a la Dirección de
Información Parlamentaria de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de
Santa Cruz, lo que incluye muy especialmente a su directora Eva Raquel Zensich y al
profesor Rubén Arrejoría por la amabilidad que han tenido al enviarme el material
solicitado y, finalmente, a la Biblioteca y Archivo de la Provincia de Salta y a su director
Gregorio Caro Figueroa por permitirme el acceso directo a todo el material disponible
sobre el período estudiado.

En cualquier caso, me resulta prácticamente imposible finalizar esta lista de
agradecimientos sin dejar gente fuera y cometer entonces no pocas injusticias. Al
aporte generoso de material que pusieron a mi disposición entrevistados como
Francisco Reig y Jesús Pérez se le debe sumar también el apoyo recibido por los
integrantes tanto de la Biblioteca como del Departamento de Historia Medieval
Moderna y Contemporánea de la Universidad de Salamanca. Por cierto, también
merecen un agradecimiento mis padres y mi hermana Diana por haber actuado de
correo entre Argentina y España para el envío de libros y materiales. Y por último,
aunque los últimos siempre serán los primeros, mi más profundo reconocimiento,
afecto y amor a mi esposa y compañera de toda la vida, Lorena Rojas, quien con una
dedicación que ha ido más allá de lo aconsejable, ha leído, corregido, diagramado y
aportado valiosísimas sugerencias a un número de borradores que a esta altura de las
circunstancias ya se ha perdido la cuenta, haciendo que la versión final de esta tesis
doctoral saliera a la luz.


Valladolid, Mayo 2011.




LA TENDENCIA REVOLUCIONARIA DEL PERONISMO EN LOS
GOBIERNOS PROVINCIALES

(BUENOS AIRES, CÓRDOBA, MENDOZA, SANTA CRUZ,
SALTA, 1973-1974)


ÍNDICE


INTRODUCCIÓN….……………………………………………………………... Pág......1


CAPÍTULO I. ARGENTINA 1970-1972: EL RETORNO DE LA POLÍTICA.


I.I Presentación: Una parábola histórica…………………………………... Pág …41

I.II Cuando el tiempo social atenta contra el tiempo político……………. Pág …44

I.III Juventud y Peronismo Revolucionario………………………………... Pág …53

I.IV Cristianismo Revolucionario y Peronismo……………………………. Pág …76

I.V La violencia de arriba y la violencia de abajo: 1970-1971…………... Pág …89

I.VI El peronismo en el tiempo político…………………………………….. Pág .106


CAPÍTULO II. LA TENDENCIA EN LA LUCHA ELECTORAL:

CANDIDATURAS, CAMPAÑAS Y ELECCIONES.


II.I Un viaje fugaz…………………………………………………………….. Pág .144

II.II Nuevos y viejos ‘líos provinciales’…………………………………… Pág .151

II.II.A Las nominaciones en las ‘provincias cuestionadas’………….. Pág .152

II.II.B Las nominaciones en el resto del país………………………… Pág .190

II.III La Tendencia: Ubicación en el espacio del Movimiento Peronista. Pág .199

II. IV La Tendencia: Balance de las candidaturas………………………... Pág .210

II.V Campaña y primera vuelta electoral………………………………….. Pág .218

I. VI Resultados electorales y ballotage…………………………………… Pág .234

II. VII El 25 de mayo de 1973: Balance………………………………….... Pág .246



CAPÍTULO III. ENTRE CÁMPORA Y PERÓN.


III.I Buenos Aires: El gobierno de Oscar Bidegain……………………….. Pág .256

III.II Córdoba: El gobierno de Ricardo Obregón Cano…………………… Pág .293

III.III Mendoza: El gobierno de Alberto Martínez Baca…………………... Pág .309

III.IV Santa Cruz: El gobierno de Jorge Cepernic………………………... Pág .335

III. V Salta: El gobierno de Miguel Ragone……………………………….. Pág .351


CAPÍTULO IV. PRIMERAS BAJAS.


IV.I El nuevo escenario nacional. ………………………………………… Pág .373

IV.II Accidentes institucionales: intervención a Formosa y accidente
aéreo en Misiones…………………………………………......................... Pág .381

IV.III Buenos Aires: los últimos días del naufragio……..………………… Pág .395

IV.IV Córdoba: paredón y después………………………….…………….. Pág .425


CAPÍTULO V. DE OTOÑO A PRIMAVERA: LAS CAÍDAS DE

MENDOZA, SANTA CRUZ Y SALTA.


V.I ¿Conforme? ……………………………………………………………… Pág .470

V.II Acoso y derribo al gobierno de Martínez Baca. …………………….. Pág. 484

V.III El siguiente de la lista, Don Jorge Cepernic de Santa Cruz. ……... Pág. 519

V.IV Salta, la última decapitación: el derribo del gobierno de Miguel
Ragone………………………………………………………………………... Pág. 543


EPÍLOGO. 1975: ENTRE BODAS DE SANGRE Y BODAS DE
Pág. 587
DIAMANTE……………………………………………………………………….


Pág. 605
RECAPITULACIÓN Y CONCLUSIONES…………………………………...


BIBLIOGRAFÍA………………………………………………………………….. Pág. 646

GLOSARIO DE TÉRMINOS…………………………………………………… Pág. 676

ANEXOS………………………………………………………………………….. Pág. 679

INTRODUCCIÓN.



La idea de trabajar el tema de los gobiernos que fueron asociados a la
Tendencia Revolucionaria del Peronismo despertó en mí siempre un gran interés por
dos motivos específicos. Por un lado, me intrigaba lo que había sucedido con esos
cinco gobernadores -Oscar Bidegain de Buenos Aires, Ricardo Obregón Cano de
Córdoba, Alberto Martínez Baca de Mendoza, Jorge Cepernic de Santa Cruz y Miguel
Ragone de Salta- que habían sido desplazados al término del año y medio de ser
elegidos bajo el cargo común de estar relacionados con la Tendencia. Un hecho
distintivo aunque no estrictamente exclusivo si se tiene en cuenta que otros
gobernadores del período -Adre, Mott o inclusive Menem- también fueron inicialmente
relacionados con la Tendencia, aunque no cayeron en la ofensiva desatada contra ese
sector del Movimiento Peronista. Por otro lado, me parecía que volvían a producirse
esos ‘líos provinciales’ de los que hablara Félix Luna en Perón y su tiempo, pero no ya
circunscriptos solamente al ámbito local de la historia de ‘pago chico’ sino enredados
en la matriz del conflicto político-ideológico que acechaba al Movimiento Nacional
1Justicialista a poco tiempo de iniciada la apertura electoral de 1971.

A su vez, el interés por conocer cómo y por qué habían sucedido esos hechos
venía acompañado de una serie de dificultades metodológicas e historiográficas que
debía resolver o intentar aclarar para convertirlos en un objeto de estudio histórico
para una tesis doctoral. En definitiva, me encontraba con la dificultad de tratar con un
objeto indisociable de la génesis constitutiva del Movimiento Peronista, su conducción
vertical, su débil conformación como estructura partidaria, la plasticidad de su magma
ideológico, etc., a lo que se le sumaba un gran paréntesis temporal de 18 años de vida
semiclandestina con instancias muy esporádicas de actividad política, con el líder
exiliado y un aparato sindical anexo provisto de un juego político con autonomía
relativa. Todo esto sin entrar de lleno en la dificultad que aportaba la conformación de
las corrientes juveniles del peronismo, las formaciones guerrilleras y, desde un punto
de vista discursivo, la conformación de una definición de un peronismo combativo,
radicalizado, revolucionario o de ‘izquierdas’.

De este modo, al plantear el estudio de las referidas cinco gobernaciones y su
relación con la Tendencia Revolucionaria del Peronismo, se abría un gran interrogante

1 Luna, Félix, Perón y su tiempo, Buenos Aires, Sudamericana, 1987, T. I, II y III.
1 desde lo teórico-metodológico al necesitar definir lo que por su propia génesis
resultaba muy complicado de hacer. En otras palabras, debíamos precisar de una
manera aproximativa ‘qué era’ lo que, desde la historia argentina contemporánea, se
entendía como Tendencia. Se trataba de una cuestión directamente relacionada con
las dificultades inherentes a la conceptualización de un término surgido de las
entrañas mismas de la práctica política. Dicho de otro modo, el nombre Tendencia no
era más que el apelativo de un amplio espacio político del Movimiento Peronista que
reunía una combinación de actores colectivos como las organizaciones guerrilleras
ligadas al peronismo (que hacia finales de 1973 ya quedarán condensadas en torno a
Montoneros), la Juventud Peronista de las Regionales, las denominadas
organizaciones de superficie de Montoneros, o actores individuales como políticos,
intelectuales, gente del mundo de la cultura, periodistas o universitarios que adherían
a lo que también se consideraba la ‘izquierda peronista’. Se trataba de un apelativo
que reunía a todo ese conglomerado, pero que no estaba escrito como tal en ningún
documento político sino sólo en los periódicos y revistas políticas de la época y que en
un proceso casi simultáneo había sido adoptado por la militancia de ese espacio del
peronismo combativo, revolucionario o de izquierdas; bien para difuminar significados
más precisos y potentes como la pertenencia a la organización Montoneros, bien
porque era una forma de conceptualizar ese espacio ideológico y militante del
Movimiento Peronista al que pertenecían de una forma casi natural todos aquellos que
sin estar directamente involucrados en cualquiera de las organizaciones antes
mencionadas se identificaban con ciertos postulados que por entonces dotaban de
sentido a la también denominada izquierda peronista.

Para abordar esta dificultad metodológica o, en otros términos, para volver
inteligible la Tendencia sin desligarla de su génesis y desarrollo histórico en el terreno
de las prácticas políticas encuentro apropiado pensar cómo este último aspecto se
conectaba con el aspecto enunciativo-discursivo que me parecía central para clarificar
el tema. Trazar este puente era, en definitiva, un desafío a acometer para poder
trabajar un problema historiográfico como es el desarrollo del conflicto político entre la
Ortodoxia Peronista, reductible a un abanico que iba desde la ‘derecha peronista’ a los
sectores ‘centristas’ y aquello que no lo era y que con apelativos como ‘combativo’,
‘revolucionario’ o ‘de izquierda’ convergía en la Tendencia, que a su vez refería por
oposición dicotómica a una ‘heterodoxia’.

Entonces creí adecuado pensar todo este problema abordando la
caracterización del término Tendencia en clave de la lingüística de Ferdinand de
2 Saussure. Por ello, con base en ese marco teórico, la hipótesis de la que parte este
trabajo consiste en considerar el núcleo del conflicto político que arrastra consigo a los
cinco gobernadores hasta sus respectivos derrocamientos como un proceso histórico
originado en esa vinculación con la Tendencia, en tanto espacio político que se vuelve
inteligible desde su significante (en su sintagma original del francés ‘le signifiant’ o ‘ce
qui designe’) antes que desde su significado (en su sintagma original del francés ‘le
signifié’). Así, entendemos por significante lo que designa algo, la ‘imagen acústica’;
aquello que se define por sus límites, por las fronteras diferenciales que se puedan
establecer con otros significantes, posicionándose por fuera de quien ‘enuncia’ (antes
que desde el ‘hablante’, en nuestro caso desde el actor participante de la Tendencia).
Se trata así de un espacio político de una plasticidad tal que vuelve quimérico el
significado, en tanto concepto o representación mental que el ‘hablante’ se hace de
2ese significante.

La ventaja de concebir y estudiar la Tendencia antes bien desde su significante
que desde su significado es doble. Por un lado, prescindimos de toda una serie de
definiciones arbitrarias incapaces de adaptarse a la génesis y recorrido histórico de
este espacio político del Movimiento Peronista de comienzos de los años setenta y por
otro lado, al hablar de un espacio político que se define por sus límites, nos coloca de
lleno en la realidad histórica, en las prácticas políticas que la definen en ese juego de
oposición dicotómica, ortodoxia-heterodoxia. Y es justamente este juego dicotómico
que conforma la matriz funcional del conflicto intra-peronista lo que me condujo a
considerar el campo discursivo como un ‘texto’, siguiendo el enfoque sociocultural de
Pierre Bourdieu cuando introduce los conceptos de ortodoxia, como aquel conjunto de
expresiones que apuesta en un mismo registro homogéneo y heterodoxia, como una
variante de opiniones de un registro mucho más amplio y diverso en permanente
tensión con la ortodoxia. Una tensión o conflicto que atraviesa justamente el campo de
la doxa (en su original del francés: ‘ce qui est admis comme allant de soi’), en el fondo,
aquello de lo que nadie cree que merezca ser ‘relatado como tal’ por considerarlo un
3hecho dado y sobre lo cual ya nadie acierta ni se molesta por explicar sus orígenes.

Así, el propio significante de este espacio Tendencia nos remite directamente a
unas prácticas políticas que la van conformando y dotando de sus elementos
constitutivos en ese amplio trayecto histórico de los diecisiete años de vida

2
Saussure, Ferdinand de, Curso de Lingüística General, Buenos Aires, Losada, 2007, T. I y II.
3 En lo que respecta a la teoría o enfoque sociocultural de Pierre Bourdieu. Ver: Bourdieu, Pierre,
Questions de Sociologie, Paris, Les Editions de Minuit, 1984.
3 semiclandestina del Movimiento Nacional Justicialista, entre 1955 y 1973. Por este
motivo, el tratamiento mismo de unas gestiones de gobierno signadas por esa
vinculación al espacio político de la Tendencia reclama ahondar en la historiografía
general de la historia del peronismo y específicamente en la que se adentra en la
conformación de esos sectores del peronismo que van adquiriendo el perfil de
‘revolucionario’, ‘combativo’ o ‘de izquierdas’.

Antes bien, debemos precisar que el objetivo central de esta tesis doctoral es el
de indagar sobre el origen, conformación, desarrollo y fulgurante desaparición de unas
situaciones políticas reconocibles en tiempo y espacio históricos. Nos referimos a las
relaciones de los gobiernos provinciales de Bidegain, Obregón Cano, Martínez Baca,
Cepernic y Ragone con la denominada Tendencia Revolucionaria del Peronismo.
Dicho de otra manera, me propongo investigar lo sucedido con las gestiones de los
gobiernos provinciales de 1973-1974 de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz
y Salta, los que a poco de comenzar su andadura serían sistemáticamente
cuestionados por las más altas esferas del poder político nacional hasta acabar
descabezados. Y para estudiar esta situación voy a indagar sobre el conjunto de
circunstancias que favorecieron o impulsaron sus candidaturas desde los inicios de la
reorganización partidaria en 1971. De este modo, al tratarse de una investigación
histórica, comenzaremos por ubicar el tema de estudio en el contexto y estado actual
de la historiografía sobre el Movimiento Peronista en la etapa que transcurre entre la
‘Resistencia Peronista’ y los prolegómenos del golpe de Estado de 1976.

Así, comenzaremos por averiguar, ordenar y analizar todos aquellos trabajos
que provienen, bien del ámbito académico de las ciencias sociales -de la historia, la
sociología, de las ciencias políticas o de la antropología-, bien de los ámbitos
periodístico-divulgativos, o bien de las publicaciones de memorias de experiencias
vitales. Esta tarea se apoya a su vez en el análisis precedente de la conceptualización
de nuestro objeto de estudio, que lo inscribe en la dialéctica propia de la historia del
Movimiento Peronista en sus relaciones con la sociedad y el Estado.

Todo ese conjunto de trabajos configura un entramado de conocimientos que
pone de manifiesto hasta dónde ha avanzado la disciplina histórica, en diálogo
permanente con el conjunto de las ciencias sociales, respecto al objeto de estudio de
nuestra investigación. De este modo, una vez definido nuestro campo de trabajo
específico como ese ámbito de desenvolvimiento político y social que vincula a los
gobiernos provinciales de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Cruz y Salta entre
4

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin