Dictionnaire argot - lunfardo / lunfa - argot et synonymes (Argentine)

De
Publié par

Ce dictionnaire argot-lunfardo et vice versa sert à la fois de dictionnaire d'argot, de lunfardo et de leurs synonymes. Il est précédé d'une causerie établissant un parallèle entre les deux langues, s'arrêtant sur leur psychologie, leur caractère et leur étymologie... quelquefois poivrés d'humour !
Publié le : dimanche 1 mai 2011
Lecture(s) : 321
EAN13 : 9782296461376
Nombre de pages : 262
Voir plus Voir moins
Cette publication est uniquement disponible à l'achat
DICTIONNAIRE ARGOT-LUNFARDO LUNFA-ARGOT
et synonymes
ReinaldoDICTIONNAIRE ARGOT-LUNFARDO LUNFA-ARGOT
et synonymes
© L’Harmattan, 2011 5-7, rue de l’Ecole-Polytechnique, 75005 Paris http://www.librairieharmattan.com diffusion.harmattan@wanadoo.fr harmattan1@wanadoo.fr ISBN : 978-2-296-54795-7 EAN : 9782296547957
4
A Magoya y Machín Sans blague Fuera de joda
Con ilustraciones y errores del autor
Argot y el lunfardoParís «hace dos mil años que está en la calle», canta Leo Ferré. En cambio, Buenos Aires se paró en la esquina de Riachuelo y del Río de la Plata recién en 1536. Además de esta diferencia de edad, la una queda en el hemisferio norte, la otra en el hemisferio de planta baja y la separa el charco Atlántico sin contar los litros de agua dulce de los mencionados ríos y del Sena. Pese a esta diferencia horaria, histórica y geográfica, si trazamos un paralelo entre los lenguajes populares de ambas metrópolis, encontramos innumerables coincidencias y pintorescas equivalencias que despertarán asombro y sonrisas. Las razones de estas semejanzas son tan múltiples como simples: el hampa de aquí y allá tiene las mismas necesidades imperiosas de crear vocablos para expresar técnicas y herramientas ilegales, su óptica sobre la mujer artículo y sexualidad mercadería, su ironía o impiedad por las víctimas de sus estafas, zancadillas y robos, su desprecio por los chanchos burgueses y también por los explotados («el vivo vide del tonto y el tonto de su trabajo»), del campesino…, en fin, de todos aquellos que no pertenecen a su elite fuera de la ley. Además de un además muy importante, la tendencia de la gente de avería y de las capas sociales bajas de transformar las palabras en un juguete sencillo y maravilloso como el balero. El lunfardo (etimológicamente viene delunfa, ladrón, y delunfar, robar, que son también palabras lunfardas y el argot (algunos autores afirman que deriva deargoter, robar) abandonan paulatinamente su carácter esotérico y se extienden al lenguaje popular. Viven en tal simbiosis que es difícil diferenciar el idioma del pueblo y del bajo fondo. Todos los términos lunfardos que citaremos son anteriores a 1968 y dejaron huellas indelebles en el sainete criollo, en el cancionero, en la crónica policial, en el zurco arado por púas de vitrola… La mayoría de ellos siguen viviendo como pueden en charlas de café, en milongas que repite la radio, en chismes de feria, en insultos de colectivero, en piropos florecidos. Algunas de estas palabras sometidas también a la siniestra dictadura militar (1976-1983), extendieron o cambiaron su significado:levante(secuestro por militares o paramilitares), levantar o chupar(secuestrar),chupado(secuestrado), patota(brigada represiva oficial), etcétera. Despues de la dictadura “scracho” que antes significaba retrato o rostro cobro una aception vigorosa. Hoy se trata de la denoncia publica contra los colaboracionistacorruptos, ex verdugos, y otros, arrojando inmundicias en la fachada de sus domicilios, cubrien dolos de “pindadas” (grafitis) pegando afiches...
7
Es tan evidente que el argot y el lunfardo se sirven de apócope, la metonimia, la metáfora, la metátesis (meta y ponga) y todos los otros utensilios legales para acuñar palabras “falsas” que no vamos a acumular ejemplos sobre ese tema. Más bien que los mecanismos gramaticales desearíamos comparar el humus psicológico y social donde germinan estos frondosos vocabularios. Los errores y/u omisiones cometidos hay que achacárselos a un desdoblamiento de la personalidad: en efecto para concretizar este diccionario se asume una contradicción: ser alternativamente rata de biblioteca y gato de albañal. Influencia del argot sobre el lunfardo Es sabido, una mayoría de argentinos descienden de inmigrantes oriundos de las regiones pobres de Italia y España. Estos peninsulares desembarcaron con sus costumbres, herramientas de trabajo, su esperanza de amasar su pan con menos sudor y sus convicciones en una transformación social. Un par de meros ejemplos para recordar: Alfredo Palacios por el primer diputado socialista electo en América moderna (1904).La Protesta (1897) es la segunda publicación ácrata (la primera fueFreedom, en Inglaterra), de aparición cotidiana y sacaba además un suplemento hebdomario artístico y literario. Hubo aquí otras publicaciones ácratas desde 1879 de cortas apariciones en castellano, italiano y francés, comoLa Liberte(1893) yLe Ciclone(1895). En aquellos años que fueron bisagra entre dos siglos, aquel aluvión humano transportó también blasfemias, ganzúas, juegos de salón o mejor dicho de taberna, cancioneros, lafurca(que fue algo así como el judo de los italianos de entonces)… y fue así que el lunfardo engordó con muchísimos vocablos de dialectos itálicos y del caló. En tanto oligarcas e intelectuales argentinos, aunque contrarios ideológicos, encandilados por la ciudad luz, viajaban con frecuencia y plagiaban sus modas vestimentarias y arquitectónicas, se compenetraban de su literatura y mechaban el castellano con gran cantidad de galicismos:toilette, chantage, coup de foundre, flirt(que había salido de Francia,fleurette, para ir a Inglaterra, donde se transformó enflirt, antes de regresar a Francia),bouffe, champagne, biberon, biscuit, bleu, soirée, matinée, vermuth, que adquiren carta de ciudadanía vitalicia. Muchos son también los poetas que van a libar a la dulce Francia. Uno de ellos, Hilario Ascasubi, aporta un sauce llorón y lo planta sobre la tumba de Alfredo de Musset, conforme al deseo que éste manifestara en sus versos. El viaje a contramano es excepcional, y como de excepción se trata, citémoslo: Charles de Soussens se incorpora a la bohemia rebelde, vive copas, rosas, y sonrisas porteñas y se apaga ignorado por los franceses en un humilde lecho del hospital Ramos Mejía, donde una placa recuerda el poema póstumo que allí escribiera.
8
Cuando nuestro siglo daba sus primeros pasos, el tango también estrenaba sus pasos en Paname. Luego partía con valijas hinchadas de vocablos:garçonnier, bidet, bien frappé, pernod, fané, claque, partenaire, cabaret, mélange, apache… y los baúles desbordando inspiración:Francesita(A. Vacarezza y E. Delfino),Silencio (Pettorusi),Margarita GautierJ. Nelson), (J. Araca París y Noches de Montmartre(Carlos C. Lenzi),Anclao en París(Enrique Cadícamo), MimiPinsón(José Rótulo) yCalandria(Juan A. Caruso)… Un cantor también fondeado en París que, al defender a una francesa contra dos rufianes, muere en la pelea.Madame IvonneCadícamo) es protagonista y en otros poemas (E. tangueros las francesitas pueden pasar furtivamente, pero nunca desapercibidas como en el célebreCorrientes y Esmeralda(Celedonio Flores) o nos ilustran de argentinas afrancesadas:Che, papusa oíCadícamo), (E. MargotFlores, la (C. milongaTortazos(Enrique P. Maroni), y Pituca (E. Cadícamo), quien para decir araca bate Mon Dieu. Julián Centeya confiesa nostálgico enClaudinete(1940): Me la negó la calle, la calle de París. Grisetaque José González Castillo compara con las heroínas deEscenas de la vida bohemiade Henri Murget, va a dormirse definitivamente en Buenos Aires “al arrullo funeral de un bandoneón”. En cambio,la que murió en París, según Héctor Pedro Blomberg, es “muchachita criolla de los ojos negros”. EnCabeza de italiano, ese antiguo, olvidado, romántico y humorístico tango, también Rodolfo y Mimí están presentes. Es interesante observar que, en comparación de tantos tangos de inspiración francesa, son escasos aquellos que se refieren a la importante inmigración italiana:Canzonetay Suárez), (Lary Giusèppe el Zapatero (Guillermo del Ciancio),La Violeta(Cátulo Castillo)… Las muchachas españolas tampoco fueron musas. AcasoGalleguita, de A. Navarrini, sea la única que alcanzó popularidad. Lo mismo ocurrió con las jóvenes provenientes del interior del país.Rosita, la santiagueña(H. Marcó) es una excepción, si bien es cierto que el primer tango cantado públicamente,La Morocha, es de pura cepa criolla. Este somero balance a favor del exotismo y de la rubias no está basado en minuciosos cómputos y estadísticas sobre miles de canciones archivadas, sino en aquellas cantadas por intérpretes que pasaron a la posteridad o tarareadas por anónimos que pasaron por la calle. Contemporáneo a aquellos viajes de ida y vuelta de compositores, bailarines, cantores y músicos de tango, se produce otro fenómeno de bajo nivel que es el culpable reincidente y confeso de la inserción prepotente del argot en el lunfardo.Franceses y polacos judíos (Polonais es rufián en argot: Dicc. De Argot, por Jean de la Rue, 1894) montan sólidas y perfectas organizaciones exportadoras de esclavas blancas hacia América Latina. Varsovia, Asquenasum y Zwi Migdal eran los nombres de las más importantes sociedades de socorros mutuos de rufianes.
9
Los hechos son tan notorios y públicos que hoy Augusto Le Breton no lo documenta, simplemente lo dice al pasar:C’est les Franquillons qui, les premiers, ont exporté des gonzesses sur l’Amérique du Sud. EnLa Vie étrange de l’argot, Emile Chautard anota:Les Polacks (Polonais) vendent leurs filles, toutes jeunes, aux rabatteurs qui les dirigent vers Buenos Aires. Albert Londres es quien nos da una amplia información sobre esto enEl camino de Buenos Aires. Por entonces, en esta ciudad, judío y polaco eran sinónimos de rufián y al burdel se lo llamaba Hotel Francés. Las pupilas eran generalmente francesas, por eso en lunfardofranchutatiene dos acepciones que a veces se yuxtaponen: francesa y/o ramera. Las de origen polaco llamaban al cigarrillo, en su idioma: Papieros. Los porteños pronunciaronpapirusa y papusa, designando así a las prostitutas que por otra parte eran casi las únicas mujeres que fumaban en público (como en Francia donde los clientes las llamabanles femmes qui fument… et qui pètent dans la soie). Estas palabras escaparon del lupanar, evolucionaron y denominaron después a las muchachas lindas. Extraño transplante de un término que brotó en los verdes papiros del Nilo, se transformó en papel, luego en papel de cigarrillo, más tarde en iza y hoy reverdece en el Río de la Plata para subrayar la belleza femenina. Insistimos : en esta época en el lunfardo se injerta un intenso vocabulario argótico sin modificar su significado, alterando a veces un poco la pronunciación y abandonado, esto sí, en los muelles su pesada ortografía francesa. Hagamos un breve inventario: Afnaf ou afenauf =Afnaf Del inglés: Half and half, Mitad y mitad. Dos acepciones: por mitades y bisexual. En Buenos Aires llamóse también a la mezcla de cerveza blanca y negra. Apache =Apache La desacertada ocurrencia del periodista V. Moris (1902), asimiló los malhechores a la tribu piel roja. También Benigno B. Lugones en el conservador matutinoLa Naciónpermitió titular un artículo sobre los se delincuentes “Los beduinos urbanos” (1879), denigrando así a esos árabes nómadas. Beguin =Beguin En el siglo XII Le Begue (El Tartamudo), funda una orden religiosa en Bélgica. Sus miembros se llamaron Beguines y su capuchón beguin. Después se
1
0
Soyez le premier à déposer un commentaire !

17/1000 caractères maximum.