Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 0,99 € Lire un extrait

Lecture en ligne + Téléchargement

Format(s) : PDF - ZIP

sans DRM

Partagez cette publication

El cohete del encierro pasa de padre a hijo

Hablar del vallado del encierro y del cohete que marca el inicio de la carrera delante de los toros en Sanfermines es, desde hace 18 años, hablar de la familia Aldaz de Puente la Reina. Desde 1992, del 7 al 14 de julio, ambos incluidos, los hermanos Juan Ignacio y Fortunato (Nino) Aldaz Remiro, de 62 y 60 años, respectivamente, prendían la mecha de los cohetes que avisan de que los encierros de San Fermín comienzan y eran los encargados de coordinar el montaje y desmontaje del vallado. Desde su baluarte junto a la puerta de los corralillos de Santo Domingo, Juan Ignacio lanzaba los cohetes anunciadores los días de labor, Nino. Esta rutina que ha permanecido inalterada durante casi dos décadas ha cambiado este año. Xabier Aldaz Ayerra y su hermano, Íñigo, de 30 y 33 años, han tomado el relevo a su padre en estas labores, aunque Juan Ignacio "no se jubila", como bien apunta Xabier.