Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 9,99 €

Téléchargement

Format(s) : EPUB

sans DRM

Las aventuras del aprendiz Lápich

De
176 pages
¡Descubra el mundo con el pequeño Lápich!

Lápich es un pequeño aprendiz de zapatero que un día, cansado de los maltratos de su maestro, decide salir a recorrer mundo y entregarse a los demás. Su optimismo, sus ganas de ayudar y su bondad, harán de su viaje una continua aventura donde los problemas los solucionará de la manera más sorprendente y los enigmas los resolverá de la forma más imprevista. El premio al servicial carácter de este pequeño Quijote será la amistad, la gratitud y el cariño de todo aquel que tiene la oportunidad de conocerle.

En un mundo donde la violencia y el odio están al orden del día, estas maravillosas aventuras rescatan lo mejor que todo ser humano lleva en su corazón, por lo que su lectura ni pasará inadvertida ni dejara indiferente.

SOBRE LA AUTORA

Ivana Brlic-Mazuranic, nació en Ogulin, Croacia, en el año 1874 y antes de empezar su carrera literaria alternaba la poesía con colaboraciones como articulista en periódicos. En 1913 publicó la obra Las aventuras del aprendiz Lápich, que tuvo una gran acogida por parte de público y crítica y, más tarde, en 1916, aparecería Cuentos de antaño (en preparación en esta editorial), una selección de cuentos clásicos a caballo entre la fantasía y la mitología. Nominada en dos ocasiones (1931 y 1938) para el Premio Nobel de Literatura, fue la primera mujer aceptada por la Academia de las Artes y las Ciencias de Croacia. Falleció el 21 de septiembre de 1938 en Zagreb.

EXTRACTO

Entonces, la compacta y negra nube ocultó la luna por completo. A partir de ese instante el matorral quedó tan oscuro que daba igual mirar con los ojos abiertos o cerrados.
Lápich caminaba a tientas, intentando no perder el sendero, y Ghita non hacía más que engancharse la falda azul con las espinas y las tamas que había a derecha e izquierda.
—¡Ojalá que el Hombre de Negro no esté viajando por este mismo sendero!
—No hay por qué preocuparse. Él dijo que bordearía el cerro y nosotros estamos en un atajo — explicó Lápich para tranquilizarla.
De pronto, a ambos les paroció que en el matorral no reinaba el mismo silencio de antes. A un lado, tras ello, se escuchó un crujido.
Voir plus Voir moins

Vous aimerez aussi

Las aventuras del aprendiz Lápich
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin