Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 5,99 € Lire un extrait

Téléchargement

Format(s) : EPUB - MOBI - PDF

sans DRM

Arqueología y vida: Duccio Bonavia

309 pages

El objetivo que mueve este proyecto editorial, denominado ARQUEOLOGIA Y VIDA del Museo de Arqueología, Antropología e Historia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Trujillo y el IFEA - Instituto Francés de Estudios Andinos - es dar a conocer y homenajear en vida la trayectoria y la fructífera producción de arqueólogos peruanos y extranjeros talentosos, que han dedicado y siguen dedicando su vida a la investigación y esclarecimiento del complejo mundo andino peruano. Los autores, que estarán en los próximos números, son de un claro y diáfano perfil científico, académico y humano. Esta pequeña selección de trece artículos divididos en seis secciones, constituyen parte del inventario de una inmensa bibliografía de su autoría. Cada una de ellas representa un análisis preciso y precioso que muestra su profundo interés académico por dar a conocer la metodología e inferencias aplicadas dándoles la significación y el valor que realmente tienen, para lograr definir en forma magistral y científica los eventos sociales y culturales de los grupos humanos y el problema científico investigado.


Voir plus Voir moins
Portada

Arqueología y vida: Duccio Bonavia

Enrique Vergara Montero (dir.)
  • Editor: Institut français d’études andines
  • Año de edición: 2007
  • Publicación en OpenEdition Books: 4 junio 2015
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821844742

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • ISBN: 9789972623479
  • Número de páginas: 309
 
Referencia electrónica

VERGARA MONTERO, Enrique (dir.). Arqueología y vida: Duccio Bonavia. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2007 (generado el 12 noviembre 2015). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/5647>. ISBN: 9782821844742.

Este documento fue generado automáticamente el 12 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 2007

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

Índice
  1. Editorial

    Enrique Vergara Montero
  2. Arqueología y Vida

    Dr. Victor Carlos Sabana Gamarra Rector
  3. Presentación

    Santiago Uceda Castillo
  4. Duccio Bonavia Berber y la Arqueología Peruana

    Ramiro Matos Mendieta
  5. Duccio Bonavia

    Fernando Silva Santisteban
  6. El amigo Duccio Bonavia

    Cristóbal Campana
  7. Semblanza y Bibliografía vitae de Duccio Bonavia

    1. DUCCIO BONAVIA BERBER
    2. PUBLICACIONES
  8. Origen de los artículos reproducidos

  9. Teoria

    1. Tello y la Arqueología de la ceja de selva

      Duccio Bonavia
    2. De la caza-recolección a la agricultura: una perspectiva local

      Duccio BonaviaLaboratorio de Prehistoria, Departamento de Biología y Universidad Peruana Cayetano Heredia. Apartado 4314. Lima 100. Perú.
    1. ¿Bases Marítimas o Desarrollo Agrícola?

      Duccio Bonavia
    2. Los orígenes de la Civilización Andina

      Duccio Bonavia
  1. Arte

    1. Una pintura mural de Pañamarca, valle de Nepeña

      Duccio Bonavia
      1. INTRODUCCIÓN
      2. UBICACIÓN DE LAS NUEVAS PINTURAS
      3. ESTUDIO TECNOLÓGICO Y ARTÍSTICO DE LAS PINTURAS
      4. DESCRIPCIÓN DEL CONJUNTO ESCÉNICO Y DE SUS PERSONAJES
      5. INTERPRETACIÓN DE LOS MOTIVOS
      6. COMPARACIONES
      7. SITUACIÓN DEL NUEVO MURAL EN LA CRONOLOGÍA DEL NORTE PERUANO
      8. CONCLUSIONES
      9. CLASIFICACIÓN DE LOS COLORES
    2. Apéndice

      1. República del Perú. MINISTERIO DE FOMENTO Y OBRAS PUBLICAS
    3. Bibliografía

  2. Ecologia

    1. Factores ecológicos que han intervenido en la transformación urbana a través de los últimos siglos de la época precolombina

      Duccio Bonavia
  3. Paleopatologia

    1. Exostosis del conducto auditivo externo: notas adicionales

    1. Duccio Bonavia
    2. El soroche visto a través de las crónicas de los siglos XVI y XVII

      Duccio Bonavia
      1. Obras citadas
  1. Etnobotanica

    1. La papa: apuntes sobre sus orígenes y su domesticación

      Duccio Bonavia
      1. OBRAS CITADAS
    2. Revisión de las pruebas de la existencia de maíz preceramico de los Andes Centrales

      Duccio Bonavia y Alexander Grobman
      1. Las evidencias arqueológicas
      2. Conclusiones
  2. Biografias

    1. Alfred Kroeber y su obra peruanista

      Duccio Bonavia
    2. Hans Horkheimer

    3. Don Oscar Lostaunau

      Duccio Bonavia

Editorial

Enrique Vergara Montero

1El objetivo que mueve este proyecto editorial, denominado ARQUEOLOGIA Y VIDA del Museo de Arqueología, Antropología e Historia de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Trujillo y el IFEA - Instituto Francés de Estudios Andinos - es dar a conocer y homenajear en vida la trayectoria y la fructífera producción de arqueólogos peruanos y extranjeros talentosos, que han dedicado y siguen dedicando su vida a la investigación y esclarecimiento del complejo mundo andino peruano. Los autores, que estarán en los próximos números, son de un claro y diáfano perfil científico, académico y humano.

2Nos es sumamente grato y un honor dedicar este primer número al Dr. Duccio Bonavia, quien tiene buenas cifras de semillas germinadas a la investigación del Perú profundo y su pasado; su producción intelectual es de mucho valor y calidad científica que brilla con luz propia.

3Esta pequeña selección de trece artículos divididos en seis secciones, constituyen parte del inventario de una inmensa bibliografía de su autoría. Cada una de ellas representa un análisis preciso y precioso que muestra su profundo interés académico por dar a conocer la metodología e inferencias aplicadas dándoles la significación y el valor que realmente tienen, para lograr definir en forma magistral y científica los eventos sociales y culturales de los grupos humanos y el problema científico investigado.

4Para dar el marco de prestancia a la obra del Dr. Bonavia, ha sido necesario comprometer a tres personalidades para que asuman la semblanza del autor homenajeado. Y así fue, tanto el Dr. Ramiro Matos Mendieta, el Dr. Fernando Silva Santisteban y el Dr. Cristóbal Campana Delgado, desde que tuvieron conocimiento de este proyecto editorial, nos dieron su amable respuesta positiva y su amplia emoción de asumirlas.

5No obstante, no podemos callar, de un penoso acontecimiento que luego de pocas semanas de entrega de la semblanza del Dr. Fernando Silva Santisteban, se desencadenó su sensible fallecimiento, pero nos dejó sus últimas líneas, hoy convertidas en una gran reseña histórica al autor y a esta obra. Nuestra gratitud póstuma al Dr. Fernando Silva Santisteban, por haber respondido a esta convocatoria.

6Para concretizar la edición de este primer libro de la serie, no ha sido necesario golpear nuestra cabeza contra el muro de indiferencia de los hombres que llegan a la administración del gobierno y de instituciones del estado. Por fortuna, el IFEA con su Director Dr. Henri GODARD, conciente de esta necesidad editorial que le plantié, entendió en forma inmediata la indispensable necesidad de dar impulso a la edición de este primer documento, en homenaje al Dr. Duccio Bonavia, y hoy lo concretizamos con admiración y respeto. Con el mismo sentimiento lo seguiremos haciendo con los autores que sigan a este primer libro.

7Duccio Bonavia, forma parte de una riquísima cantera de arqueólogos de prestigio muy sólido y de mente heterogénea muy abierta, cuyos esfuerzos han contribuido a iluminar el panorama de la Arqueología Andina Peruana, y los jóvenes que se encuentran estudiando esta noble carrera tienen la obligación de acercarse a las obras de estos grandes hombres para afinar y desarrollar sus espíritus de futuros investigadores responsables que prestigiarán al Perú.

8Finalmente, por indicaciones del autor se ha respetado el formato original de la bibliografía de cada texto, también la corrección de algunos errores que habían en los originales. Nuestro profundo agradecimiento a todas aquellas instituciones y autoridades que autorizaron la reproducción de los artículos seleccionados.

Arqueología y Vida

Dr. Victor Carlos Sabana Gamarra Rector

1Para la Universidad Nacional de Trujillo resulta insoslayable dejar de resaltar la impecable edición en su primer número de la Serie intitulada: ARQUEOLOGÍA Y VIDA, dedicada al Dr. Duccio Bonavia, asumido como una gran propuesta editorial del Museo de Arqueología, Antropología e Historia de la Facultad de Ciencias Sociales.

2Sin investigación y sin publicaciones no hay desarrollo científico; tampoco desarrollo global de la sociedad. Universidad que descuida estos caminos de su quehacer se aleja de su elevada misión creadora y difusión de conocimiento e ingresa en estado de languidez académica. No obstante la encrucijada y acoso que enervan los escalones cimeros de la educación, la Universidad Nacional de Trujillo mantiene su esperanza de mejoramiento. Por ello, aportes como los realizados por el Museo de Arqueología, Antropología e Historia, con devoción científica, patriotismo, entusiasmo y sin alarde merecen estímulo y reconocimiento de la comunidad universitaria y ciudadanía entera.

3No sería posible esta publicación sin el apoyo siempre loable y oportuno del IFEA - Instituto Francés de Estudios Andinos y del Proyecto Huaca de La Luna, que merecen nuestro más sincero reconocimiento.

Autor
Dr. Victor Carlos Sabana Gamarra Rector

Universidad Nacional de Trujillo

Presentación

Santiago Uceda Castillo

1Esta serie de documentos que resumen la obra más significativa de investigadores en el campo de la arqueología y la antropología que se inicia, tiene un doble significado, de una parte, permitirá a muchos jóvenes investigadores o estudiosos del mundo andino encontrarse con trabajos que se publicaron hace algunas décadas atrás y que no son de fácil acceso, de otra parte, se trata de un reconocimiento público al esfuerzo y dedicación a la ciencia que cultiva cada uno de los investigadores que han sido seleccionados para formar parte de esta serie.

2Tiene un particular significado, además, que esta serie la inicie uno de los más destacados investigadores de la arqueología peruana. Su dedicación y estrictez en sus investigaciones le han permitido abarcar diversos temas con la capacidad del especialista. En los párrafos que siguen trataré de hacer un apretado resumen de su trabajo.

3Duccio Bonavia, italiano de nacimiento, luego nacionalizado peruano, culminó sus estudios universitarios en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos presentando la tesis: «Sobre el estilo Teatino», trabajo de investigación que fue calificado como sobresaliente y por unanimidad por el jurado calificador. Al siguiente año obtuvo el Grado de Doctor en Letras con la tesis: «Seis sitios de la parte inferior del Valle de Lurín». Posteriormente ha realizado estudios de Post-Graduados en la ciudad de Roma con el apoyo de la Fundación Lerici (1965) para seguir un curso sobre «Nuevas Técnicas en la exploración arqueológica». Entre los años 1967 y 1968, obtuvo una beca del gobierno francés para seguir estudios de perfeccionamiento e investigaciones en el Laboratorio de Geología del Cuaternario de la Universidad de Burdeos bajo el asesoramiento del profesor François Bordes.

4Su vida profesional la inicia dirigiendo el Catastro de Monumentos Prehispánicos del Valle de Lima (1962-63), documento primero en su género en el país. Organizó y dirigió la Primera Expedición Científica de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga a la ceja de selva de Ayacucho (1964) área a la que retornó en visitas de investigación en 1970. Asimismo, realizó las primeras excavaciones arqueológicas en Yaro (Pajatén) en 1966. Producto de estos estudios publicará un libro en 1968: «Las ruinas del Abiseo», documento que ha quedado como una de las primeras referencias científicas sobre la cultura Chachapoya y del sitio en particular. En el norte peruano ha realizado exploraciones en la cuenca del río Chancay, Lambayeque (1971) y en la parte inferior del Valle de Jequetepeque (1972). Pero por sobre todo, ha dedicado varios años a investigaciones en el valle de Huarmey (1974, 1975, 1976, 1977, 1979, 1988), especialmente el sitio de Los Gavilanes. Fueron los estudios en este sitio los que le han permitido a Bonavia hacer sus mejores aportes a la historia antigua del Perú, información sobre la forma de vida, uso de los recursos marinos, y sobre todo aportar pruebas fehacientes sobre la domesticación local del maíz.

5Como reconocimiento a su labor ha recibido la ayuda de prestigiosas instituciones como la John Simon Guggenheim Memorial Foundation; de la Fundación Ford; del Royal Ontario Museum; del Instituto Francés de Estudios Andinos y del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología.

6Forma parte de las más distinguidas instituciones académicas del Perú y el extranjero; sólo mencionaré las más importantes: miembro fundador de Fomciencias, miembro de la Comisión Técnica Calificadora de Proyectos Arqueológicos (en diversas ocasiones), Asesor de la Fundación Ford para la Conservación del Patrimonio Cultural, miembro de número de la Academia Nacional de Historia, miembro del Consejo de la Société des Americanistas de Paris, miembro de la Sección Nacional -Perú del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, Comité de Arqueología.

7Difícilmente habrá arqueólogos que superen su vasta producción científica; entre libros, monografías, artículos y reseñas bibliográficas llegan a 360 sus publicaciones. Se destacan sus libros Richata Quellcani; Pinturas Murales Prehispánicas; el Precerámico Peruano. Los Gavilanes: mar, desierto y oasis en la historia del hombre; Perú: hombre e historia. De los orígenes al siglo xv; Los camélidos sudamericanos (una introducción a su estudio); obras que son fundamentales para el conocimiento sobre el antiguo Perú. A ello hay que agregar su participación en muchísimos eventos científicos nacionales y extranjeros, como ponente y coordinador, fruto de ello es la publicación de más de un centenar de artículos en revistas especializadas, libros colectivos.

8Esta selección de su obra, no dudo que será bien recibida por la colectividad académica, como por el público culto general, que busca fuentes de información confiables para ampliar sus conocimientos.

Autor
Santiago Uceda Castillo

Decano de la Facultad de Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Trujillo

Duccio Bonavia Berber y la Arqueología Peruana

Ramiro Matos Mendieta

1En los comienzos del siglo xx, la Arqueología se definía como una disciplina humanista, ubicada dentro de la Antropología y las Ciencias Sociales. A la Arqueología le correspondía el estudio de la cultura material de los pueblos antiguos, un poco para parafrasear el título del libro de Melville Herskovits (1974) “El Hombre y sus Obras”, uno de los primeros alumnos de Franz Boas. En la Arqueología Andina, además de esta ya tradicional perspectiva, se observa la influencia de la corriente histórico cultural y el relativismo cultural lideradas por Franz Boas, en las primeras décadas del siglo, y aplicada en el Perú por Alfred Kroeber (1921 -51) y John Rowe (1938-2005), junto con el neo-evolucionismo de la Antropología Cultural encabezado, entre otros, por Leslie White. Estos arqueólogos norteamericanos dominaron el pensamiento de la arqueología peruana y andina en general. Otras corrientes no menos importantes que se dejaron sentir y que provienen de la Antropología Cultural, fueron el funcionalismo de Bronislaw Malinowski, el estructuralismo liderado por Lévi-Strauss e introducido en el Perú por el holandés-norteamericano Tom Zuidema (1964- 1995), el materialismo histórico promovido por Julian Steward (1955) (civilizaciones de riego) y Gordon Childe (1951), catalizado por Emilio Choy en el Perú entre los años 1960-70, hasta el difusionismo alentado por el boliviano Dick Edgar Ibarra Grasso.

2La presencia del alemán Max Uhle en el Perú (1896-1940) marcó otro capítulo temprano en la historia de las investigaciones andinas. Él estaba influido por la corriente histórico cultural que se origina en Alemania a fines del siglo xix e ingresa a los Estados Unidos de América y cobra auge con Franz Boas a comienzo del siglo xx. Además de los aportes de Uhle a la arqueología andina, lo que destaca son sus debates con el peruano Julio C. Tello. A este panorama se debe agregar una corriente peruana surgida a mediados del siglo xx: la etnohistoria andina, delineada por Luis Valcárcel y desarrollada años después por María Rostworowski y Franklin Pease (1960-1990) y la otra procesualista liderada por Binford, que ingresa muy tenuemente en la arqueología andina de los años 1970 a los 1980.

3Al bosquejar la historia de la arqueología andina, no se puede ignorar la importancia que tuvieron dos proyectos: uno, el del Valle de Virú de 1946, y dos, el programa de arqueología de emergencia en los valles de la costa Peruana, patrocinado por la Comisión Fulbright entre los años 1957- 1960, dentro del cual llegaron David Kelly, Paul Tolstoy, Donald Thompson, Louis Stumer y con el grupo de Berkeley: John Rowe, Lawrence Dawson, Dorothy Menzel y Dwight Walace. Las metodologías ensayadas por los integrantes del proyecto Virú y las nuevas conceptualizaciones acerca del proceso cultural andino marcaron una etapa en el desarrollo de las investigaciones arqueológicas en el Perú.

4La Universidad Nacional Mayor de San Marcos que fue la parte peruana del proyecto Fulbright, organizó en 1958 la Primera Mesa Redonda de Ciencias Antropológicas, en la que incluía en su agenda un simposio dedicado a la nomenclatura en la arqueología peruana. Fue aquí donde Rowe presentó su ya famosa propuesta de cronología, que dividía el pasado arqueológico del Perú en horizontes y períodos, distinta a la de Schaedel que tenía una orientación histórico social. Es por estos tiempos que Bonavia entra a desempeñar un papel en la Arqueología Peruana. Siendo aún estudiante, él participa activamente en la mencionada Mesa Redonda y acompaña a David Kelley en sus exploraciones de Piura.

5El ambiente académico de la década de 1950-60 fue muy activo. En ese ambiente se forma profesionalmente Duccio Bonavia Berber, bajo la tutoría de profesores como Jorge C. Muelle, — historiador de arte y alineado con los postulados de Uhle —, Luis E. Valcárcel, — historiador y forjador de la etnohistoria andina—, Raúl Porras Barrenecha, —lúcido historiador con tendencia hispanista—, Mons. Pedro Villar Córdova, arqueólogo, discípulo de Tello, Edward P. Lanning, arqueólogo, alumno de Rowe, Jean Vellard, etnólogo francés con experiencia con grupos étnicos en extinción, como los Uru Chipaya y los Alakaluf. Fuera de las aulas, Bonavia, cultivó una selecta amistad con personalidades de la elite intelectual peruana, como José María Arguedas, con quien hablaba sobre temas indígenas, Bruno Roselli, eminente historiador de arte, Enrique Barboza, filósofo y Ernesto Tabío, un cubano radicado en Lima, con quien exploraba la costa norcentral, para citar sólo a algunos destacados intelectuales.

6En 1967-1968 ganó una beca post doctoral en Francia, para entrenarse al lado del distinguido profesor François Bordes, con quien aprendió la tecnología lítica y el universo de la cultura de cazadores y, con ello, amplió su experiencia profesional. En Europa, la Arqueología y la Prehistoria son campos de estudio definidos y separados, Bonavia aprovechó de ambos para aplicar lo aprendido en los Andes.

7La investigación arqueológica de Bonavia en Huarmey es sin duda una de las más importantes contribuciones a la arqueología andina, primero, por la calidad científica de sus estudios y, segundo, por el hallazgo de maíz pre-cerámico en los Andes. Con un registro arqueológico meticulosamente ordenado, Bonavia en colaboración con Alexander Grobman, postula la tesis de un centro andino de domesticación del maíz, una polémica tesis, que se contrapone a otras que postulan que Mesoamérica es el único centro domesticador de la planta, de donde se habría difundido a los Andes. En el sitio Los Gavilanes, Huarmey, Bonavia (1982) excavó extensamente un asentamiento pre-alfarero, donde encontró depósitos de maíz. Para comprobar los resultados de sus análisis, comparó éstos con los resultados de aquellos provenientes de otros métodos de trabajo y acudió al auxilio de otras disciplinas. Así, las investigaciones en Huarmey, son pioneras como trabajo interdisciplinario en el Perú, por ser conducidas por un peruano, por sus metas y objetivos concretos, con una metodología de excavación por estratos naturales y un registro arqueológico llevados con rigor científico. Su trabajo es un modelo de estudio, que los franceses llamarían “etnografía del pasado”. A diferencia de otros, él no se contentó con los datos sueltos extraídos de pequeños pozos, como lo era y todavía es una práctica entre muchos colegas, sólo para conseguir muestras para fechamiento y para la identificación de especies, sin preocuparse de las asociaciones y los contextos culturales.

8La excavación de Los Gavilanes se realizó en área y para un mejor control de sus fechados empleó dos técnicas conocidas: el radiocarbono y la termoluminiscencia, y para darle mayor confiabilidad a las fechas, acudió al servicio de diferentes laboratorios.

9Una lectura de la monografía sobre Los Gavilanes revela cómo el autor va dando sentido y dinamismo al pasado que de otra forma sería presentado de forma estática. Él va reconstruyendo el comportamiento humano durante del período arcaico, su cultura, e incluso aquellos aspectos relacionados con la salud y la patología. Sin ser necesariamente un militante de la arqueología procesual, Bonavia es uno de los pocos que ha sabido reconstruir el proceso social y cultural de un valle, desde la llegada del hombre con una economía de caza y recolección hasta los períodos tardíos, aunque su atención estuvo centrada en los períodos Arcaico y Formativo. Haciendo una diferencia con otros proyectos, trató de documentar las huellas del hombre de Huarmey, durante todos los períodos prehispánicos, tomando en consideración hasta los más pequeños detalles y restos culturales, así como las del medio ambiente del pasado y del presente. No creo ser exagerado al señalar que la contribución de Bonavia en Huarmey (1960-1979) constituye otro hito arqueológico después del proyecto del valle de Virú (1946-1947).

10La sentencia de Mortimer Wheeler (1961) de que hay muchas maneras de excavar mal y sólo una es buena, es una advertencia vigente para la arqueología andina. Son pocas las buenas excavaciones, una de ellas es indudablemente la realizada por Bonavia en Huarmey. Al leer su informe recordaba el discurso de Kent Flannery pronunciado en la reunión anual de la American Anthropological Association en 1982, en el cual, parafraseando a Wheeler, se quejaba de las excavaciones arqueológicas. Él propuso entonces establecer un premio al mejor excavador de los años 80, consistente en un “badilejo de oro”. Después de tres décadas, yo quisiera reclamar ese premio para Bonavia.

11Lamentablemente, la tesis de Grobman y Bonavia que propone un centro andino de domesticación del maíz ha sido sistemáticamente ignorada por los especialistas, quienes han soslayado los informes y ensayos que se escribieron sobre Huarmey. Es de destacarse que se trata de uno de los pocos proyectos arqueológicos que ha publicado todos sus resultados. Sobre Los Gavilanes existe una amplia monografía (1982) y más de una veintena de ensayos científicos. Se puede entender la posición de los colegas norteamericanos que defienden a México como único centro de domesticación del maíz, pero es preocupante el silencio de los colegas peruanos. Me parece oportuno al respecto, recordar las palabras de uno de los expertos peruanos en maíz, Ricardo Sevilla (1994:225,232), el cual precisamente en el libro Corn & Culture editado por Johannessen y Hastorf (1994), afirma categóricamente referiéndose a los trabajos de Bonavia en los siguientes términos: “Sus excelentes críticas sobre la validez de los datos arqueológicos, son de enorme valor en cualquier debate sobre la evolución del maíz”, y más adelante, en otro párrafo asevera: “El maíz precerámico mejor descrito en el Perú es el de Huarmey”. Binford (1972) señalaba que lo crucial de una hipótesis no es la historia de su formación, sino, la de su contrastación con otras para comprobar su validez. La constante preocupación de fue precisamente eso, la honesta presentación y demostración de datos y fechas, sin magnificar ni la antigüedad ni el contenido del hallazgo, confrontando con otras investigaciones sobre el tema, presentando el contexto de datos en vez de historia de descubrimientos.

12Parafraseando a Manuel Gándara (1990) cuando discute la analogía etnográfica como heurística, podemos afirmar que Bonavia es uno de los pocos colegas que ha sabido establecer la relación entre la conducta de los grupos del pasado y la cultura material que los sobrevivió como contexto arqueológico. La consistente preocupación de Bonavia fue hacer la Arqueología como Antropología, estudiar el universo cultural, sin descuidar ninguno de los elementos encontrados en la excavación o la exploración, haciendo de la Arqueología una disciplina científica.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin