Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 7,99 € Lire un extrait

Téléchargement

Format(s) : MOBI - PDF - EPUB

sans DRM

Partagez cette publication

Vous aimerez aussi

Étude géologique des Andes du Pérou central

de institut-francais-d-etudes-andines

La vallée sacrée des Andes

de institut-francais-d-etudes-andines

suivant
Portada

Etnias del norte

Etnohistoria e historia del Ecuador

Chantal Caillavet
  • Editor: Institut français d’études andines, Abya Yala, Casa de Velázquez
  • Año de edición: 2000
  • Publicación en OpenEdition Books: 5 enero 2016
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821844247

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • ISBN: 9789978046425
  • Número de páginas: 499
 
Referencia electrónica

CAILLAVET, Chantal. Etnias del norte: Etnohistoria e historia del Ecuador. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 2000 (generado el 08 enero 2016). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/2847>. ISBN: 9782821844247.

Este documento fue generado automáticamente el 8 enero 2016. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 2000

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

Este libro esta destinado para quienes se interesan por las raices de las sociedades de los Andes con el objetivo de hacer accesible a los lectores ecuatorianos una serie de investigaciones sobre el pasado de su pais. La obra de Chantal Caillavet abarca varios siglos de la protohistoria e historia del Ecuador desde el periodo prehispanico, e incluso preincaico, hasta la epoca colonial y tiempos mas cercanos a nosotros. Si bien, el trabajo se centra en la region nortena, no déjà de considerar los Andes septentrionales en su conjunto.

Al mismo tiempo, procura situar la perspectiva ecuatorianista en un contexto comparativo dentro de horizontes mas amplios y relacionados con regiones vecinas, en especial hacia el norte y los grupos colombianos. La autora reivindica la originalidad y la vitalidad de las culturas indigenas ecuatorianas cuyo analisis historico se estructura segun tres ejes fundamentales: la definicion de los espacios y fronteras autoctonas en relacion con la ecologia y el territorio y en su dimension simbolica; la busqueda de la supervivencia de las tradiciones economicas y culturales: y por ultimo, el intento decontribuir a la definicion de la cultura andina.

Índice
  1. Agradecimientos

  2. Prólogo

    Yves Saint- Geours
  3. Introducción: las sociedades autóctonas del Norte andino

  4. Parte I. Poblamiento, ecología y organización prehispánicas

    1. I.1. Otavalo y sarance: la ubicación del Otavalo prehispánico

      1. 1. Ubicación del Otavalo autóctono
      2. 2. El antiguo Otavalo después de las reducciones: la época colonial
      3. 3. Comprobaciones arqueológicas y dimensión religiosa de la zona
    2. I.2. Territorio y ecología del grupo prehispánico Otavalo

      1. 1. “Sierra o selva”: un planteamiento colonial
      2. 2. La peculiar ecología de los Andes septentrionales
      3. 3. Etnias serranas y etnias de la selva occidental: unas intensas relaciones
      4. 4. Selva occidental / sierra / selva oriental: un equilibrio variable
      5. 5. Selva / sierra: una frontera simbólica
      6. Conclusiones
    1. I.3. La sal de Otavalo. Continuidades indígenas y rupturas coloniales

      1. 1. Producción e intercambio en el mundo indígena del siglo XVI
      2. 2. Transformaciones del pueblo. Siglo XVI al siglo XX
      3. Conclusiones
    2. 1.4. Conchas marinas y rutas de intercambio prehispánico

      1. 1. Planteamiento y crítica metodológica
      2. 2. Los datos documentales
      3. Conclusiones
    3. I.5. Toponimia histórica, arqueología y formas de agricultura autóctona

      1. 1. Toponimia histórica: problemas metodológicos
      2. 2. Interpretación de la toponimia de la sierra norte ecuatoriana
      3. 3. Agricultura prehispánica en la sierra norte ecuatoriana
      4. Conclusiones
    4. I.6. Las técnicas agrarias autóctonas y la remodelación colonial del paisaje

      1. Conclusiones
    5. I.7. Los cacicazgos prehispánicos del norte de Ecuador: asentamientos y distribución demográfica

      1. 1. El hábitat
      2. 3. La organización territorial: las parcialidades como unidades de poblamiento
      3. Conclusiones
    1. I.8. La frontera septentrional del imperio inca

      1. 1. Planteamiento del tema y fuentes
      2. 2. La represion militar: las tropas de ocupación
      3. 3. Las alianzas con los jefes étnicos aborígenes
      4. 4. La fragilidad del dominio incaico en la frontera norte
      5. Conclusiones
    2. I.9. Antropofagia y frontera: el caso de los Andes septentrionales

      1. 1. La polémica sobre los “comegentes”
      2. 2. Los datos sobre los Andes septentrionales
      3. 3. Interpretaciones y distorsiones europeas
      4. 4. La procedencia de la carne humana
      5. 5. El caso de los niños: esclavitud y consumo de carne infantil
      6. 6. Un mismo cuadro cultural: intercambios, guerra, antropofagia
      7. Conclusiones: ¿cohesión cultural o fronteras estancas?
    3. I.10. Los grupos étnicos prehispánicos del sur de ecuador

      1. 1. Los grupos étnicos del sur de Ecuador y su distribución geográfica
      2. 2. Los territorios de los grupos autóctonos: habitat y medio ambiente
      3. 3. El impacto incaico
      4. Conclusiones
  1. Parte II. Tradición textil y economía colonial

    1. II.1. El tributo textil en el norte de Ecuador: tradición autóctona e innovación colonial

      1. 1. Producción textil indígena en los comienzos de la colonización
      2. 2. Las mantas de algodón
      3. 3. Supervivencias etnográficas en el siglo xx
      4. Conclusiones
    2. II.2. La integración de la etnia otavalo en el mercado colonial

      1. 1. Los antecedentes prehispánicos
      2. 2. La adaptación a las nuevas pautas económicas: permanencias y transformaciones
      3. Conclusiones
    3. II.3. Trabajo femenino y producción textil en la Audiencia de Quito

      1. 1. Artesanía algodonera en la colonia
      2. 2. El marco productivo: mano de obra y género
      3. Conclusiones
    1. II.4. Los mecanismos económicos de una sociedad minera: intercambios y crédito. Loja: 1550-1630

      1. 1. El control de los ejes de comunicaciones e intercambios
      2. 2. La circulación de los capitales: moneda y crédito
      3. 1. El capital inicial
      4. 2. Los rentas del Convento
      5. Conclusiones
      6. Anexo 1
      7. Anexo 2
      8. Anexo 3
      9. Anexo 4
  1. Parte III. Mundo simbolico y sincretismos

    1. III.1. El mestizo imaginario: ideales clasificatorios y estrategias sociorraciales en los andes (siglos XVI-XX)

      en colaboración con Martin Minchom

      1. Conclusiones
    2. III.2. Ritual español, práctica indígena: la occidentalización del mundo andino a través del espectáculo de las instituciones coloniales

      1. 1. Factores de aculturación
      2. 2. Una película muda
      3. 3. Los gestos europeos
      4. 4. El lenguaje corporal andino
      5. Conclusiones
    1. III.3. Sansón en los andes o del buen uso del cabello: representaciones autóctonas y coloniales

    2. III.4. Ex votos coloniales y pensamiento andino: una iconografía del sincretismo religioso

      1. Conclusiones
    3. III.5. Fiestas de los andes septentrionales. Orígenes y metamórfosis de los rituales de agresión

      Ecuador, Colombia

      1. 1. Las fiestas combativas y el Corpus Christi
      2. 2. La tipología hispanoamericana de los personajes
      3. 3. Rituales de agresión
      4. Conclusiones
    4. III.6. La geografía sagrada del Otavalo prehispánico

      1. 1. Otavalo, centro cósmico
      2. 1. Una geografía sagrada y sexuada
      3. 3. Una geografía orientada
      4. 4. Las líneas sagradas en una perspectiva comparatista
      5. Conclusiones
  1. Parte IV. Fuentes y testimonios

    1. IV.1. La relación geográfica de Oyumbicho y Amaguaña (1582)

      1. 1. Las Relaciones Geográficas de Indias
      2. 2) La relación de Oyumbicho y Amaguaña
      3. 3. Transcripción del texto
    2. IV.2. Jerarquía autóctona y cultura material: el legado de un señor étnico del siglo XVI

      1. 1. El marco geográfico e histórico de la región de Machachi
      2. 2. ¿Quién es Don Diego Collín?
      3. 3. La herencia incaica
      4. 4. Supervivencias de la cultura autóctona
    1. IV.3. Género y poder en la sociedad indígena: los testamentos de un matrimonio de caciques de Otavalo

      1. 1. Genealogía de los primeros caciques de Otavalo
      2. 2. La estructura familiar
      3. 3. La función cacical
      4. 4. Las reducciones coloniales
  1. Bibliografía y fondos de archivos

Agradecimientos

1Deseo dejar constancia de mi sincero agradecimiento a las personas e instituciones que me apoyaron para la realización de esta edición, Doctores: Georges Pratlong y Jean Joinville Vacher, sucesivos Directores del IFEA (Paris-Lima), José Juncosa, Director de las Ediciones Abya Yala (Quito), Jean Canavaggio y Vin-cent Lautié, respectivamente Director de la Casa de Velázquez-EHEH (Madrid) y Responsable del Servicio de Publicaciones, así como al personal de dichas instituciones que han colaborado en este proyecto.

Prólogo

Yves Saint- Geours

1Resulta siempre apasionante ver cómo se va construyendo una obra de Historia y cómo, al mismo tiempo, se va escribiendo la Historia de una región.

2El volumen aquí presentado relata de alguna manera “la historia de una historiadora”, en una generación de historiadores que han descubierto o redescubierto la Historia de Ecuador, la de una región, quizás también la de la disciplina histórica que, al situarse en la linde con las demás ciencias sociales, abre sus perspectivas y diversifica sus enfoques para rendir un testimonio más fiel de las realidades.

3Ya hace un cuarto de siglo casi, cuando historiadores ecuatorianos y extranjeros se pusieron a trabajar, juntos en ocasiones y siempre inmersos en un fecundo diálogo, para salvar, leer, editar, estudiar fondos de archivos hasta la fecha poco aprovechados, desconocidos, a veces abandonados por falta de medios para mantenerlos. Aquella experiencia fue cautivadora y difícil, pero sin ella, nada se hubiera podido emprender. La contribución de Chantal Caillavet y de otros investigadores fue decisiva, y gracias a este trabajo indispensable se pudieron llevar a cabo estudios tan diversos sobre datos y fuentes tan variadas.

4Precisamente allí radica el segundo punto de interés, tal vez el mayor, de dicha obra: con trazos sucesivos, Chantal Caillavet construye una historia total del Norte de Ecuador y da cuenta de la “vida misma”. Del paisaje a la vida material, de los juegos del intercambio y crédito a las expresiones culturales, de las estructuras étnicas y sociales a los poderes y la esfera de lo sagrado, es todo un universo el que se nos desvela, con una mirada muchas veces nueva, puesta en la frontera de nuestros conocimientos: me refiero a la condición femenina, a la interpretación de los sincretismos a partir de un análisis antropológico penetrante del fondo cultural autóctono y a la vez de los procesos de occidentalización.

5O mejor dicho: sin caer en las síntesis que ignoran el discurrir del tiempo, se trata verdaderamente de una historia lograda del “tiempo largo”. Los procesos de transformación no se han ignorado, las permanencias han sido restituidas y el conjunto se inscribe dentro de límites físicos y simbólicos. Es un espacio construido por realidades geográficas permanentes, por circuitos duraderos, por pueblos antiguos y migrantes, por rasgos culturales perennes o mudables, por poderes aliados o enfrentados...

6La dimensión comparativa está presente, en especial con el Sur del país donde se observan otras realidades (en particular los mecanismos económicos) que enriquecen aún más nuestra visión.

7En conclusión, es un fresco ubicado en las cuatro dimensiones del espacio y del tiempo, del cual, es cierto, no todo se vislumbra con claridad ya que mucho queda por hacer, pero que muestra lo que puede realizar, con discreción, minuciosidad, exigencia y ambición, el trabajo del historiador.

Introducción: las sociedades autóctonas del Norte andino

1Este libro está destinado a quienes se interesan por las raíces de las sociedades de los Andes y mi objetivo ha sido muy especialmente hacer accesible a los lectores ecuatorianos una serie de investigaciones sobre el pasado de su país. ¿Qué tienen en común estos textos que abarcan varios siglos de la protohistoria e historia de Ecuador desde el período prehispánico, e incluso preincaico, hasta la época colonial y tiempos más cercanos a nosotros? Y que además tienen un marco geográfico extenso, ya que, si bien lo esencial de mi trabajo se centra en la región norteña de Ecuador, no dejo de considerar los Andes septentrionales en su conjunto, y he procurado situar los temas ecuatorianistas en un contexto comparativo dentro de horizontes más amplios y en relación con regiones vecinas, en especial hacia el norte y los grupos colombianos.

2Las primeras versiones de estos textos han ido publicándose en distintas revistas y libros y en diferentes idiomas. Sin embargo, forman un conjunto lineal, homogéneo, que da cuenta de una progresión regular en la investigación, una profundización y nuevos avances en los mismos temas. Señalaré, en este texto introductorio a la presente edición, los tres ejes básicos de esta larga investigación que comparten como punto de partida la fuerte atracción que desde mi primer contacto con Ecuador, han despertado en mí la originalidad de la sociedad ecuatoriana y la vitalidad de sus culturas indígenas.

3Estos tres campos son:

  • primero, la definición de los espacios y fronteras autóctonos, estudiados desde dos enfoques complementarios, - en su relación con la ecología y el territorio y también en su dimensión simbólica-;
  • segundo, la historia de un fenómeno humano llamativo: la supervivencia de las tradiciones económicas y culturales indígenas como la artesanía textil (región de Otavalo), y su adaptación, ya sea en el marco de un sistema de mercado colonial, ya en nuestra época, como respuesta al desafío turístico;
  • y tercero, una contribución a la definición de la cultura andina, tomando en cuenta de forma privilegiada las reelaboraciones sincréticas y creativas que ésta opera a partir de la aportación europea.

4A estos tres aspectos, tal vez cabría añadir un cuarto al que he dedicado una atención exigente: el diálogo con las fuentes y los textos, que en ocasiones y para responder a sus carencias, me ha encaminado hacia innovaciones metodológicas. A diferencia del abundante material primario sobre las culturas autóctonas de Méjico, y en menor grado de los Andes centrales, la documentación de archivos sobre Ecuador es mucho más escasa. Por eso, frente a un paisaje de conocimientos agujereado y con campos totalmente desiertos, me he esforzado por buscar soluciones alternativas en los casos de lagunas máximas y por rescatar información soterrada recurriendo al cruce y a la interrogación de las fuentes más diversas, entre las cuales la iconografía.

5Estos enfoques han dado pie a un trabajo paciente y minucioso que ha arrojado resultados innovadores en campos sin trabajar. Esta metodología me llevó en un primer tiempo a localizar al Otavalo autóctono y, al contar ya con una ubicación correcta, me permitió reconstruir el paisaje sagrado prehispánico centrado en aquel asentamiento («Otavalo y Sarance: la ubicación del Otavalo prehispánico» y «La geografía sagrada del Otavalo prehispánico»). En otro campo, a pesar de que los archivos no conservaban ninguna visita demográfica temprana, llegué a establecer un mapa de la repartición de la población, al analizar la distribución geográfica diferenciada de un producto clave, a la vez en la economía autóctona y colonial («Los cacicazgos prehispánicos del norte de Ecuador: asentamientos y distribución demográfica»).

6Y apliqué el mismo método, basado en una crítica de la calidad de las fuentes y una severa selección de éstas en función de su credibilidad, para rescatar del olvido las técnicas originales de la agricultura prehispánica en la zona de Otavalo («Las técnicas agrarias autóctonas y la remodelación colonial del paisaje»). Mis conclusiones remiten a unos rasgos de la cultura material y a unos saberes precolombinos que se inscriben en un muy amplio horizonte geográfico, que abarca prácticamente todo el continente americano. Pero aunque tales técnicas han suscitado varias investigaciones de peso en el campo de la arqueología, me sorprende ver que, en el campo de la etnohistoria andina, no se han realizado otros trabajos comparables al mío, sobre diferentes territorios de Ecuador y de los Andes en general. Este análisis sistemático de fuentes históricas también sirvió para rescatar algunos fragmentos de una lengua autóctona preincaica desaparecida, hasta entonces prácticamente desconocida («Toponimia histórica, arqueología y formas de agricultura autóctona»).

7Otro hilo que he seguido en varios trabajos («Territorio y ecología del grupo prehispánico Otavalo», «Conchas marinas y rutas de intercambio prehispánico», «La frontera septentrional del imperio inca», «Las etnias prehispánicas del sur ecuatoriano») concierne las rutas que vertebraban el espacio autóctono. Me he interesado por establecer los trazados concretos en zonas geográficamente alejadas, en el norte y sur del país, donde se combinan las vías autóctonas e incaicas, las rutas terrestres y marítimas que ponen en activa e intensa relación a los pobladores a escala continental. Esta atención pormenorizada puesta en las condiciones prácticas de la vialidad, revela rasgos mal conocidos del funcionamiento económico (ejes de intercambio preferentes entre tierras altas y bajas) y también, en el plano simbólico, datos sobre la percepción del espacio (caminos de la etnia otavalo) y la racionalidad inca (transporte del mullu vivo).

***

8Las cuatro partes en que se ha organizado este libro corresponden a los distintos ejes de mis investigaciones, pero sólo de forma aproximada. De hecho, muchos temas siguen entrelazándose a lo largo del libro y evolucionan al ritmo de los avances de la investigación, como por ejemplo el artículo que abre la primera parte dedicada a «Poblamiento, ecología y organización prehispánicas». Las conclusiones de este trabajo («Otavalo y Sarance: la ubicación y significado del Otavalo prehispánico») fueron determinantes para descubrir la construcción mental del paisaje sagrado, investigación ésta («La geografía sagrada del Otavalo prehispánico») que se enmarca plenamente en la tercera parte «Mundo simbólico y sincretismos». Esta imbricación de temas es patente también en la investigación que llevé a cabo sobre la organización del tributo colonial y que me permitió sacar a luz las modalides concretas de la fabricación de los tejidos de algodón («El tributo textil en el norte de Ecuador: tradición autóctona e innovación colonial»).

9Los resultados a su vez se revelaron fundamentales para sacar partido, en una óptica totalmente distinta, del circuito geográfico de este producto y llegar a unas estimaciones demográficas («Los cacicazgos prehispánicos del norte de Ecuador: asentamientos y distribución demográfica»). Otro trabajo, en el que estudié las evidencias de la práctica de la antropofagia («Antropofagia y frontera: el caso de los Andes septentrionales»), remite a la vez a la organización económica y política autóctonas (por lo cual lo incluí en la sección primera) y a las mentalidades de los colonizadores y a su interpretación de la realidad americana (estudios que podrían también integrarse en la tercera parte).

101: La primera parte del libro examina la organización del espacio por las etnias norteñas del Ecuador en los campos de la ecología y el aprovechamiento del territorio. Uno de los parámetros más significativos es la situación fronteriza de la etnia otavalo desde tiempos prehispánicos por corresponder a la extensión máxima del imperio inca. En «La frontera septentrional del imperio inca», sugiero que las fronteras que separaban el territorio otavalo del de las etnias pasto hacia el norte, y del territorio de Quito hacia el sur, eran muy marcadas bajo la dominación incaica. Esa segmentación de los territorios pasto, otavalo y quito, que incluso llegó a concretarse en un círculo de fortalezas, parece una innovación inca, relacionada con su expansión por etapas. Pero, aparte de esta consecuencia política, la instalación muy corta y tardía de los Incas en Otavalo, si la comparamos con las zonas más sureñas, explica que la reorganización administrativa fuera aparentemente tan limitada, lo que revelan la casi nula implantación de colonos mitimáes y la muy leve quechuaización de la toponimia.