Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 3,99 € Lire un extrait

Téléchargement

Format(s) : MOBI - EPUB - PDF

sans DRM

Las barriadas de Lima

De
231 pages

A lo largo de 50 años labarriada se ha constituidoen una modalidad de accesoal suelo y a la viviendapara quienes por alguna uotra razón se han encontradoexcluidos de losmercados convencionales.Vistas en la historiareciente de la ciudad deLima, las barriadas no sonsolamente esteras ni invasiones.Se han convertidoen un elemento constitutivode la estructura mismade la ciudad, tanto ensus aspectos físicos comoculturales.El libro que presentamoscumple dos objetivosigualmente importantes.Por un lado describe laevolución de las barriadasde la ciudad de Lima hastanuestros días, y por otroanaliza la evolución de laspolíticas hacia la vivienday la barriada, así como delos parámetros de interpretaciónde estas realidades.La definición mismade lo que se entiendepor barriada es objeto deun tratamiento que examinapreviamente la evoluciónen su comprensión.El lector encontrará eneste texto un completoensayo de reconstrucción histórica y geográfica delas barriadas en la ciudadde Lima. La informaciónempírica que muestra ylas tendencias que analizaresultan fundamentalespara efectuar un balanceque nos permita entrar delleno a repensar la ciudadde Lima de la década delnoventa.


Voir plus Voir moins
Portada

Las barriadas de Lima

Historia e interpretación

Jean-Claude Driant
  • Editor: Institut français d’études andines, Centro de Estudios y Promocion des Desarrollo - DESCO
  • Año de edición: 1991
  • Publicación en OpenEdition Books: 4 junio 2015
  • Colección: Travaux de l’IFÉA
  • ISBN electrónico: 9782821845992

OpenEdition Books

http://books.openedition.org

Edición impresa
  • ISBN: 9788489302099
  • Número de páginas: 231
 
Referencia electrónica

DRIANT, Jean-Claude. Las barriadas de Lima: Historia e interpretación. Nueva edición [en línea]. Lima: Institut français d’études andines, 1991 (generado el 10 noviembre 2015). Disponible en Internet: <http://books.openedition.org/ifea/6962>. ISBN: 9782821845992.

Este documento fue generado automáticamente el 10 noviembre 2015. Está derivado de une digitalización por un reconocimiento óptico de caracteres.

© Institut français d’études andines, 1991

Condiciones de uso:
http://www.openedition.org/6540

A lo largo de 50 años labarriada se ha constituidoen una modalidad de accesoal suelo y a la viviendapara quienes por alguna uotra razón se han encontradoexcluidos de losmercados convencionales.Vistas en la historiareciente de la ciudad deLima, las barriadas no sonsolamente esteras ni invasiones.Se han convertidoen un elemento constitutivode la estructura mismade la ciudad, tanto ensus aspectos físicos comoculturales.El libro que presentamoscumple dos objetivosigualmente importantes.Por un lado describe laevolución de las barriadasde la ciudad de Lima hastanuestros días, y por otroanaliza la evolución de laspolíticas hacia la vivienday la barriada, así como delos parámetros de interpretaciónde estas realidades.La definición mismade lo que se entiendepor barriada es objeto deun tratamiento que examinapreviamente la evoluciónen su comprensión.El lector encontrará eneste texto un completoensayo de reconstrucción histórica y geográfica delas barriadas en la ciudadde Lima. La informaciónempírica que muestra ylas tendencias que analizaresultan fundamentalespara efectuar un balanceque nos permita entrar delleno a repensar la ciudadde Lima de la década delnoventa.

Jean-Claude Driant

Jean-Claude Driant esgeógrafo y doctor en Urbanismode la Universidadde París XII. Trabajó durantedos años y medio enLima, en el Instituto Francésde Estudios Andinos ycon varias ONG peruanas(el CIDAP entre ellas), sobreel tema de la consolidaciónde las barriadas delos conos Norte y Sur. Losresultados de estos trabajoshan sido objeto de unatesis de doctorado, representandoesta obra el primertomo de la misma.

Actualmente es profesore investigador en elInstituto de Urbanismo deParís, bajo contrato del Ministerio francés de Vivienda,y dedica sus trabajosa la producción y a lagestión del habitat social.

    1. I.1 Ensayo de periodización y balance a principios de los años 80
    2. I.2 Elementos de interpretación del crecimiento de las barriadas
  1. Capítulo II. 1980-1987 Evolución de los parámetros de interpretación

    1. II.1 Permanencia del problema de la vivienda popular y modificación de los parámetros
    2. II.2 Evolución de las condiciones de desarrollo de las barriadas. Los conos consolidados se reproducen
  2. Conclusiones

  3. Bibliografía

Presentación

Gustavo Riofrío

1Apremiados siempre por las urgencias que nos propone la realidad urbana, los estudiosos e investigadores peruanos han optado por realizar estudios específicos sobre aquellos temas que consideran de tratamiento urgente e inmediato. Las generalizaciones que ellos producen, más que dialogar con la teoría y las concepciones urbanas lo hacen con las políticas y las propuestas concretas. Pensamos que se trata de una dolorosa opción, puesto que tan importante es contar con propuestas específicas como con visiones generales de los procesos en que vivimos insertos. Por ello resulta de gran importancia traducir y editar en nuestro idioma el presente estudio, el más completo y actual que se haya efectuado sobre las barriadas de la ciudad de Lima.

2El libro que presentamos cumple dos objetivos igualmente importantes. Por un lado describe la evolución de las barriadas de la ciudad de Lima hasta nuestros días, y por el otro analiza la evolución de las políticas hacia la vivienda y la barriada, así como de los parámetros de interpretación de estas realidades. La definición misma de lo que se entiende por barriada es objeto de un tratamiento que examina previamente la evolución en su comprensión. El lector encontrará también un completo ensayo de reconstrucción histórica y geográfica de las barriadas en la ciudad de Lima. El manejo tan completo de las fuentes en que se basa el estudio, así como el uso inteligente de la información estadística, hacen de este libro un texto de consulta obligada para todos aquellos que buscan conocer las características del proceso inédito de urbanización que ha atravesado la ciudad capital del Perú, así como para quienes pretenden acercarse a las características de los problemas que se deben enfrentar en nuestros días.

3Este libro es el primer tomo de un trabajo muy completo efectuado por el autor buscando responderse a una gran interrogante: ¿Hasta qué punto resuelven las barriadas el problema de alojamiento de sus habitantes? El resultado de su investigación sobre este tema se encuentra en la tesis de doctorado pluridisciplinario Consolidación y reproducción de los barrios populares. El caso de las barriadas de Lima, que fuera aprobada con honores en mayo de 1989 en la Universidad de París XII. El segundo y último tomo, que los editores también proyectan publicar aquí, trata de manera exhaustiva los problemas de la consolidación y reproducción de las barriadas de Lima, tema de crucial importancia para abordar la crisis por la que atraviesa la ciudad.

4Los dos tomos del trabajo de Driant tienen objetivos y responden a demandas diferentes para el lector. En el caso del libro que el lector tiene en sus manos, su autor necesitaba explicar para un público especializado, pero no peruano, las características de la realidad limeña. Al cumplir este requerimiento, Jean-Claude Driant nos devuelve como un espejo en que mirarnos, una realidad -que suponemos conocer- vista de manera globalizante y original.

5No debe sorprender que un texto tan completo y pertinente para el público peruano sea producido por un autor extranjero. Ello se debe, como ya ha sido señalado, a las características del interés que ha predominado en quienes trabajan el tema buscando relacionar la investigación con la acción directa. Pero debe destacarse una segunda razón, más bien relacionada con un cierto estilo de investigación en temas urbanos de los académicos franceses que trabajan en nuestro medio. Afortunadamente, Jean-Claude Driant no es el primero que elabora sus estudios en cercano contacto con los profesionales peruanos interesados en los mismos temas. Sus actividades como investigador reflejaron no solamente una inquietud y puntos de vista de quienes nos miran desde el exterior, sino también se efectuaron en constante diálogo y realimentación beneficiosa, tanto para quienes compartieron la lectura de los avances de investigación como para su propio autor.

6Para nosotros es un gran placer entregar al lector la versión en castellano de este importante estudio sobre las barriadas de Lima.

Prólogo

1Este libro es el reflejo de un trabajo que se inscribe en una dinámica de investigación colectiva.

2Es necesario precisar las principales etapas que han conducido a esta publicación.

3La primera puede ser calificada como "fase de iniciación ". En el transcurso de la misma participé, en el marco de un convenio entre el Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) y el Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional (CIDAP), en una investigación elaborada por el sociólogo Gustavo Riofrío y consagrada inicialmente a la exploración del mercado de la vivienda en las barriadas consolidadas del Cono Sur.

4Los resultados de esta primera fase se publicaron en 19871. Estos mostraban los límites de una aproximación formulada casi exclusivamente en términos de mercado y hacían aflorar una nueva problemática revelando, a través de una encuesta de terreno, los "nuevos problemas en viejas barriadas".

5Al culminar este trabajo cada uno de sus autores sacó conclusiones coherentes con su trayectoria profesional y personal. Decidí continuar en la vía de la investigación, elaborando en Francia una tesis de doctorado que sustenté en la Universidad de París XII en mayo de 1989.

6La presente publicación corresponde al texto íntegro del primero de los dos tomos de la tesis; sin duda es, a pesar de las apariencias, la parte más personal de este trabajo de investigación. El segundo tomo, que será objeto de una publicación ulterior, es el fruto de una nueva fasede trabajo de campo que movilizó un equipo franco peruano encabezado por el economista Carlos Grey2 y las arquitectas Ana María Fernández Maldonado y Carmen Gil3.

7Este libro no es entonces una obra aislada, es un elemento dentro de un conjunto de trabajos y de publicaciones en los que el lector identificará, sin dificultad, los caminos recorridos en común.

8Igualmente es útil precisar que el texto que sigue se redactó entre mayo de 1988 y abril de 1989 y no ha sufrido modificaciones sustanciales para su publicación. Esto explica que los datos más recientes, analizados en el segundo capítulo, se remonten a 1987. Este límite es particularmente notorio en las últimas secciones consagradas a las políticas del Estado y de la Municipalidad de Lima. Pero no parece ser que los procesos recientes sean capaces de modificar en profundidad las conclusiones de este trabajo.

Notas finales

1 RIOFRIO, G.; DRIANT, J.C: ¿ Qué vivienda han construido? CIDAP, IFEA, TAREA. Lima, 1987.

2 DRIANT, J.C.; GREY, C: ″Acceso a la vivienda para la segunda generación de las barriadas de Lima″. Boletín del Instituto Francés de Estudios Andinos, Tomo XVII, N° 1,1988, pp. 19-36.
GREY, C.: ″Realidad espacial y económica de Villa El Salvador″ en Villa El Salvador, la ciudad y su desarrollo, realidad y propuesta. Segunda edición, CIED, Lima, 1989, pp. i-xxiv.

3 FERNANDEZ MALDONADO, A.M.; GIL, C.: ″La densificación de las barriadas: el caso de Comas″, memoria para la obtención del grado de Magister en Arquitectura, UNI, Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes, 1989.

Introducción

1Albergando alrededor de un tercio de los seis millones de habitantes de Lima, las barriadas constituyen el fenómeno mayor del crecimiento de la aglomeración, desde mediados de los años cuarenta. La persistencia de su desarrollo espacial subraya su actualidad.

2Este espacio adquirido dentro de un proceso de urbanización acelerada se traduce en importantes mutaciones morfológicas, sociales y culturales. Lima está profundamente marcada por sus barriadas. Un observador extranjero que recorriera la ciudad de norte a sur pasando por el centro no dejaría de sorprenderse por la gran heterogeneidad del tejido urbano, por su extensión y por la impresión de visitar una inmensa obra en construcción. Pero si tiene en mente la representación común de lo que en francés se denomina bidonville1, tendrá dificultades para determinar los límites de lo que expresan los términos ″barriada″ y ″ciudad convencional″. Y es que la forma no es un criterio suficiente para definir los barrios que nos interesan.

3Hoy en día, la barriada es una parte indesligable de la imagen de Lima; se ha convertido en un elemento constitutivo de la estructura misma de la aglomeración. La barriada ha introducido en Lima modos de vida y comportamientos, una cultura popular producto de la aculturación de una población esencialmente andina y de la formación paulatina de referencias surgidas de la fusión del presente urbano con el reciente pasado rural. Esta fusión es la denominada ″cultura chicha″, nombre que proviene de la bebida tradicional andina, pero también de un género musical sumamente popular en las barriadas que mezcla los aires de la música tradicional andina con los del rock anglosajón, la cumbia colombiana y la salsa cubana1. Pero la barriada también es el lugar donde habitan decenas de miles de vendedores ambulantes que cada día ofrecen en la calle sus mercaderías o sus servicios. La barriada es pues una realidad compleja que se puede analizar desde ángulos muy diversos.

4En el marco de este trabajo, nuestra preocupación central será la vivienda.

5Consideraremos la barriada como una modalidad de acceso al suelo y a la vivienda para aquella parte de la población que, por una razón u otra, se encuentra excluida de los mercados convencionales públicos y privados. La especificidad de este modo de acceso reside en la producción diferida de la vivienda. En otros términos, se crea la barriada y sus pobladores se instalan en ella antes de construirse las casas. Se trata entonces de un modo de urbanización que definiremos como un proceso constituido por varias etapas sucesivas o superpuestas. Las formas urbanas y arquitectónicas resultarán de las modalidades de desarrollo de esas etapas.

6Varios trabajos recientes, a los cuales nos referiremos más adelante, intentan realizar una nueva aproximación crítica a este proceso urbano, interrogándose sobre el camino recorrido en los barrios ya antiguos y sobre las modalidades de formación de nuevas barriadas en los años ochenta.

7La investigación que hemos emprendido se inscribe en esta línea de reflexión, a través de una interrogación de la barriada como modo de acceso a la vivienda.

8El trabajo llevado a cabo comprendió un conjunto importante de estudios de caso cuyos resultados serán objeto de otra publicación. La presente pretende hacer un balance de los conocimientos acumulados sobre las barriadas a fines de los años ochenta, en una perspectiva histórica y analítica. Este debe concluir en la formulación de una problemática renovada que considere el desarrollo de nuevas fases del proceso.

Las etapas de una definición de la barriada

9Antes de elaborar una definición precisa de la barriada es indispensable presentar un breve resumen de la evolución de la comprensión del fenómeno por parte de los investigadores, profesionales y juristas que antes que nosotros se dedicaron a esta tarea.

10Las primeras definiciones insisten particularmente en la noción de carencia; es el caso de la Oficina Nacional de Planeamiento y Urbanismo (ONPU) en su estudio de 1956 sobre la vivienda en Lima2. Efectivamente ese documento define a las barriadas como:

″...los barrios formados sobre tierras invadidas, y que no se conforman a un plan trazado preconcebido o que lo tiene muy rudimentario, carecen de los servicios públicos y sociales más elementales y en ellos se dan las condiciones de insalubridad ambiental más deplorable″.

11Esta definición se acerca a la clásica de bidonville, aunque hay que destacar que no integra a la vivienda. En 1961, con la promulgación de la ley N° 13517 (Ley orgánica de los barrios marginales y urbanizaciones populares, del 14 de febrero de 1961) en la cual nos detendremos largamente, aparece la primera definición legal, más precisa que la precedente:

″Para los fines y aplicaciones de esta Ley se considera:
a) ′Barrio Marginal′ o ′Barriada′ la zona de terreno de propiedad fiscal, municipal, comunal o privada (...) en las que, por invasión y al margen de disposiciones legales sobre propiedad, con autorización municipal o sin ella, sobre lotes distribuidos sin planes de trazado oficialmente aprobados, se hayan constituido agrupamientos de viviendas de cualquier estructura, careciendo dicha zona en conjunto de uno o más de los siguientes servicios: agua potable, desagüe, alumbrado, veredas, vías de tránsito vehicular, etc.″ (Ley N° 13517, Art. 4, inciso l.A)

12Se encuentra aquí los mismos términos que en la cita anterior (invasión, ausencia de plano, carencia de servicios), pero la definición se enriquece considerablemente en varios puntos:

  • menciona la posibilidad de una autorización municipal, y esto a pesar de encontrarse ″al margen de las disposiciones legales sobre la propiedad″;
  • se refiere a ″lotes distribuidos sin un plano aprobado oficialmente″, lo que no significa que éste sea obligatoriamente inexistente o ″rudimentario″;
  • amplía la noción de carencia, integrando incluso a los barrios desprovistos de uno de los servicios citados y no limita la lista de las carencias.

13Es claro que lo que más cuenta en esta definición es la modalidad de acceso al suelo, y ya no, como en la precedente, el carácter subequipado e insalubre del barrio. Analizaremos en detalle la importancia de este giro en la comprensión institucional de las barriadas al inicio de los años sesenta.

14A fines de los sesenta, con el nacimiento de una nueva corriente de investigación sobre las barriadas, se franquea un nuevo paso en la interpretación del fenómeno.

15En 1969, Alfredo Rodríguez clasifica las modalidades de acceso a la vivienda en Lima en tres categorías3:

  • El ″desarrollo de zonas residenciales y urbanizaciones especulativas″ que comprende el trámite legal del permiso de urbanizar, la lotización y la dotación de servicios antes de la instalación de las familias.
  • el ″crecimiento de las zonas antiguas de la ciudad″ por densificación: construcción en terrenos vacíos, subdivisión de lotes, conversión de viejas residencias en departamentos, demolición y reconstrucción. En estos casos, los servicios públicos se revelan rápidamente insuficientes y la situación se agrava conforme se desarrolla el proceso.
  • la barriada definida en los términos siguientes:

″En estas zonas la forma de ocupación se realiza en un sentido inverso al habitual o al considerado ′normal′ en la ciudad. Generalizando, podemos decir que el primer paso del desarrollo del área se lleva a cabo cuando las familias organizadas en grupos llegan al área. Sólo en ese momento se da comienzo a la construcción de viviendas, primero provisorias, que únicamente cuando surge la seguridad de tenencia del lugar se convierten en estables. Lo importante en el comienzo no es la calidad de la vivienda sino el poder contar con un lugar donde residir.
La ocupación del lugar no sólo precede a la vivienda sino también a la instalación de los servicios públicos y a la definición legal del área y de los terrenos. Esto ha hecho que muchas veces se caracterice a la barriada por la falta de servicios públicos; sin embargo, nos parece que dado que el proceso de ocupación del área es diferente, lo que la debe definir como modalidad es la forma como las familias ocupan el lugar y no la dotación de equipamiento.″

16Rodríguez insiste en definir la barriada, ya no en términos de carencias, sino en términos de proceso determinado por la necesidad de tener un lugar donde habitar; se desprende implícitamente una primera secuencia de desarrollo de la barriada:

  • organización previa;
  • ocupación del terreno y construcción de una vivienda provisional;
  • regularización de la propiedad;
  • construcción de la vivienda definitiva.

17En esta definición, la barriada se presenta como la iniciativa de un grupo organizado que ocupa un terreno antes de efectuarse cualquier habilitación urbana.

18En un análisis más reciente, Max Meneses y Nonato Núñez4 regresan parcialmente a una definición basada en las carencias y ampliamente inspirada en la ley de 1961, pero aportan ciertas precisiones sobre el desarrollo del proceso:

″...trataremos de ensayar una definición de las ′barriadas′ como agrupamientos de viviendas que forman un asentamiento humano no regular, ubicados en la periferia o al centro de las ciudades, que aparecen por ocupación violenta u ocupación progresiva de terrenos generalmente de propiedad estatal o de Instituciones para estatales, raramente en terrenos de propiedad privada, carecen de todos o parte de los servicios básicos y facilidades comunales como agua, desagüe, luz, pistas, veredas, mercados, escuelas, postas médicas, etc. Como característica principal podemos señalar la no posesión en un principio de respaldo legal de la propiedad, así mismo, la falta de ocupaciones estables que originan bajos ingresos económicos.
Estos asentamientos urbanos se encuentran en proceso de integración a la ciudad legalmente constituida, demostrando gran capacidad e iniciativa de parte de los pobladores para transformar el medio en que viven.″

19Esta definición limita bastante el campo abierto por la de Rodríguez; parece confusa en la medida que reúne varios elementos sin relacionarlos (modo de ocupación, propiedad de los terrenos, carencias, recursos de la población, integración, capacidad de iniciativa). Meneses y Núñez aportan, sin embargo, algunos elementos nuevos que nos interesan:

  • la ocupación del terreno puede ser violenta o progresiva (lo que, en el segundo caso, supone una débil represión);
  • los terrenos pertenecen generalmente al Estado;
  • se da un ″proceso de integración a la ciudad legalmente constituida″ en el cual la población tiene un papel determinante;
  • no se precisa que la ocupación del terreno es el fruto exclusivo de la iniciativa de los pobladores.

20Es importante destacar que ninguna de las dos últimas definiciones citadas utiliza la palabra ″invasión″ y que no se hace mención al carácter ilegal de la ocupación del terreno. Y es que la realidad es otra desde la ley de 1961 y sobre todo desde la creación por parte del Estado de Villa El Salvador en 1971. Sin embargo, existe una ambigüedad en el aporte de Meneses y Núñez cuando hablan de ″asentamiento humano no regular″. Si esta irregularidad se entiende en el sentido jurídico, lo precedente la desmiente; si se trata de una observación morfológica, relativa al plano del barrio, no es válida por el hecho de que las barriadas creadas por el Estado han sido dotadas, como mínimo, de un plano regular antes de su ocupación.

21Pero lo que marca más la insuficiencia de estas definiciones es el tratamiento limitado de las fases que siguen a la ocupación del terreno. Gustavo Riofrío prolonga la definición de Rodríguez insistiendo en el carácter progresivo de la habilitación de las barriadas, sin hacer referencia a la noción de integración5:

″En la barriada (...) lo primero que se adquiere -y en medio de fuertes luchas- es el terreno en el que inmediatamente se reside. El alojamiento evolucionará desde la choza de estera hasta, eventualmente, viviendas de muy variado tipo, a la vez que con el tiempo algunas zonas irán dotándose de servicios como agua, luz, etc. (...)
Los servicios comunales también vendrán -si es que vienen- poco a poco. Sin embargo, a veces sucede que desde un primer momento se cuenta con escuelas, iglesias, postas médicas de estera, que luego llegan a evolucionar hasta construcciones más permanentes.″

22Esta definición, fruto de la experiencia adquirida después de veinte años de desarrollo de las grandes barriadas, confirma la validez de su interpretación como proceso; su novedad consiste en priorizar las fases posteriores a la ocupación del terreno. Riofrío sustituye la descripción de las carencias por la de un proceso de dotación que integra tanto la construcción de la vivienda definitiva como la llegada de los servicios y la edificación de equipamientos públicos.

23Esto es en parte lo que, más adelante, llamaremos ″consolidación″.

24A partir de elementos extraídos de las definiciones citadas y en base a observaciones efectuadas en el marco de nuestra investigación, es posible avanzar una definición de referencia para este trabajo:

25La barriada es un conjunto de viviendas formado a partir de la ocupación de un terreno por parte de familias, por iniciativa propia o por la de los poderes públicos. El terreno no goza, al momento de su ocupación, de ninguna habilitación urbana con la excepción, en ciertos casos, de un simple trazo de lotización. La adjudicación, la dotación de servicios y equipamientos públicos y la construcción de la vivienda, se llevan a cabo posteriormente a la ocupación del suelo, en un proceso lento, diferente de una barriada a otra, y cuya iniciativa, e incluso realización, generalmente corre a cargo de la población, en el marco de la familia o de la organización de los pobladores.

26Esta definición y las observaciones para elaborarla nos llevan a explicar por qué, desde el principio de este texto hasta el final, utilizaremos el término ″barriada″ que en la actualidad ya no es de uso corriente en el Perú. Diversos textos legales lo han sustituido por ″Pueblo Joven″, a partir de 1968 y ″Asentamiento Humano″ a partir de 1980. Hoy en día, esos términos son utilizados ampliamente tanto por los poderes públicos como por los investigadores e incluso por la población; han ingresado en el lenguaje corriente, rebasando su significado jurídico. No obstante, a fin de preservar la precisión de nuestro propósito, sólo emplearemos esta terminología para designar lo que ella abarca en su significado inicial, es decir la barriada oficialmente reconocida.

27La opción de utilizar la palabra ″barriada″ corresponde entonces a la voluntad de precisión que no se podría alcanzar al recurrir ya sea a una terminología internacional más genérica o inadecuada o a otros vocablos peruanos muy específicos.

28Es cierto que tal opción presenta el riesgo de entorpecer las comparaciones y de dar una prioridad excesiva a las especificidades del caso limeño. Si se considera el volumen del éxodo rural durante los años cincuenta y sesenta, la concentración de la población migrante en las grandes ciudades, la frecuencia de modalidades de ocupación del suelo al margen de la ley y la importancia de los modos de producción diferida de la vivienda en los cuales el poblador es el actor principal, Lima está lejos de ser un caso particular en América Latina. En efecto, las ″colonias″ de México, los ″ranchos″ de Caracas, las ″favelas″ de Río, los ″campamentos″ de Santiago, etc.. corresponden, por muchos aspectos, a la misma ″familia″ de fenómenos urbanos; sin embargo la intensidad del crecimiento de las barriadas y las condiciones en las que se desarrollan constituyen una especificidad que este trabajo quiere destacar. Es a partir del análisis de estas especificidades que podremos pretender una reflexión más general.

La barriada, tema privilegiado de la investigación urbana en el Perú

29Para delimitar mejor la realidad de las barriadas y precisar nuestra problemática, nos parece útil exponer la evolución de las definiciones situándolas en la trayectoria de la investigación urbana consagrada a las barriadas de Lima6.

30A fines de los años cincuenta, bajo el impulso de un organismo público recientemente creado (la Comisión para la Reforma Agraria y la Vivienda, CRAV), se realizaron los dos trabajos pioneros que abrieron el camino a la investigación moderna sobre la vivienda y las barriadas. El primero7 sigue siendo sin duda, hasta hoy, el único estudio que ha logrado tratar globalmente la problemática de la vivienda en el Perú. Permanece igualmente como una referencia obligatoria para quien desee un cuadro completo de la situación, en el momento en que se definían las grandes tendencias del proceso de urbanización que ha transformado profundamente el país hasta la fecha. De la misma manera, es el primer trabajo en el que se destacaba el vínculo entre la problemática de la vivienda y la estructura global de la sociedad. Sobrepasando ampliamente el marco de la demanda de la CRAV, Córdova insistía en los orígenes económicos y sociales de las desigualdades en materia de habitat. El segundo de estos trabajos8, limitando el campo de investigación a las barriadas, constituyó una suerte de modelo de análisis, basado en un primer censo exhaustivo y un estudio de casos tratado con extrema precisión.

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin