Cette publication ne fait pas partie de la bibliothèque YouScribe
Elle est disponible uniquement à l'achat (la librairie de YouScribe)
Achetez pour : 1,49 € Lire un extrait

Téléchargement

Format(s) : EPUB

sans DRM

Los doce trabajos de Hércules

De
90 pages

Las hazañas del héroe más grande de la mitología...

Publié par :
Ajouté le : 16 juillet 2014
Lecture(s) : 1
EAN13 : 9782366688658
Signaler un abus

Vous aimerez aussi

Introducción

Por introduçión de aqueste tractado, a mayor cognosçimiento, es de notar las sus distinçiones e manera de proseguir, segúnt en el prinçipio de las recordables estorias se suele e deve fazer.

De las cuales ésta es muy singular, segúnt paresçe en los poetas que han fecho d'ella expresa mençión, singularmente Séneca en las sus Tragedias e más apuestamente en la primera de ellas, que es intitulada en latín Ercule furente, poniendo en ella cómo desçendió el dicho Hércules a los infiernos en vida. E otros virtuosos actos que fizo, moviendo a virtud a los estonçes bivientes e a los que después vernién, compusieron. E será muy provechoso a los leyentes, acuçiando los valientes coraçones a semejables e grandes fechos. Por esto los romanos, segúnd pone Valerio en el segundo libro e título primero «De los antiguos estatutos», capítulo terçero, diziendo que leían los buenos fechos de los pasados e virtuosos cavalleros, por animar a tales e mayores cosas, mandaron fazer corónicas e leerlas, afirmando que tal exerçiçio era pungitivo de virtud. E en él se criaron los Camillos, Çipiones, Fabriçios, Marçelinos e Fabianos, los cuales lumbre del imperio fueron por los istoriales llamados por sus estrenuidat e virtud. Non menos d'esto los Çésares por tal criamiento e uso las heroicas alcançaron virtudes e fueron dignos de alcançar e alcançaron el imperial grado.


Será este tractado en doze capítulos partido, e puesto en cada uno un trabajo de los del dicho Ércules por la manera que los istoriales e poetas los han puesto; e después, la exposiçión alegórica; e luego, la verdat de aquella estoria segúnt realmente contesçió. Dende seguir se ha la aplicaçión moral a los estados del mundo e, por enxemplo, al uno de aquéllos.

Por eso cada capítulo en cuatro párrafos será partido: en el primero, la istoria nudamente poniendo; en el segundo, las obscuridades declarando; en el terçero, la verdat de la ficçión apartando; en el cuarto, el artifiçio de la aplicaçión enxemplando. Por manera que sin enseñamiento de sçientífico mostrador vuestro entendimiento cavalleril comprehenda el fructo de aqueste tractado e pueda, en otros comunicando, traspasar. E verés, catando con reposado ojo de la investigativa, que se pueden aquestos trabajos a muchas obras aplicar e cada uno de los estados poder de aquéllos tomar enxemplo.

D'estos trabajos fabla Virgilio en el VIII libro de la su Eneida, onde pone que los cantavan los saçerdotes en los hipnos antes de los sacrifiçios en la fiesta que çelebravan cada año de la victoria que ovo Ércules del ladrón llamado Caco. De aquestos trabajos non olvidó Boeçio fazer mençión en el cuarto libro De consolaçión e metro final de aquél. ¿Qué puedo dezir si non que todos los coronistas han pregonado aquestos trabajos, reputándolos dignos de perpetua recordaçión, çentro de virtuosas costumbres e enxemplo comun a la diversidat de los estados, hedades, condiçiones e tiempos?

Ca el mundo es partido en doze estados prinçipales e más señalados, so los cuales todos los otros se entienden. Es a saber : estado de prínçipe, estado de perlado, estado de cavallero, estado de religioso, estado de çibdadano, estado de mercadero, estado de labrador, estado de ministral, estado de maestro, estado de disçiplo, estado de solitario, estado de muger.

E cada uno de aquestos estados contiene diversas distinçiones de grados, así como estado de prínçipe, que representa emperadores, reyes, duques, marqueses, condes, vizcondes, capitanes, governadores e todos los otros que han juridiçional exerçiçio temporalmente o que han de regir compañias o familia. Ca cada uno de aquestos tiene prinçipado en su familia e manera.

E so el estado de perlado entiendo papa, cardenales, patriarcas, primados, arçobispos, obispos, abades, priores, maestres de órdenes, vicarios, rectores, ofiçiales, ministros, guardianes, mayorales e todos los otros que han exerçiçio de juridiçión eclesiástica o han de regir súbditos por eclesiásticas leyes, ca cada uno de aquéstos tiene perlatura en su grado e manera.

Por estado de cavallero entiendo rico omne, noble, vasvasor, infançón, cavallero armado, gentil omne e todos los otros que son fidalgos e a quien pertenesçe usar, exerçer e multiplicar las costumbres virtuosas e buenas, a conservaçión e defendimiento del bien común.
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin