Elementos metacomunicativos en el artículo de divulgación médica (inglés-español) e implicaciones didácticas para la formación de traductores

Publié par

Resumen:
Los elementos metacomunicativos contribuyen a esclarecer la intención del autor del texto y a facilitarle al destinatario la recepción de la información transmitida en él, desempeñando un papel importante en el ámbito de la divulgación. Por lo tanto, se deberían tomar en consideración en la formación de traductores médicos. Sin embargo, los investigadores apenas le han prestado atención a dichos elementos, sobre todo desde un punto de vista contrastivo, a pesar de su importancia para la didáctica de la traducción. El presente artículo se centra, por lo tanto, en el estudio de los elementos metacomunicativos presentes en los artículos de divulgación médica
en concreto, muestra de qué manera dichos elementos incrementan la comprensión de los textos "especializados", en la combinación lingüística inglés-español.
Abstract:
Metacommunicative elements contribute to clarifying the author's intention and to alleviating the addressee's reception of the information conveyed by the text. They play an important role in the sphere of popular writing. Therefore, they should be taken into account in the training of medical translators. However, researchers have paid little attention to these elements, mostly from a contrastive perspective - of crucial importance for translation didactics. The subject of this paper is therefore metacommunicative elements in popular articles in the field of medicine, and the linguistic material by which they are expressed, both in English and Spanish. In short, this paper shows how various metacommunicative elements, in both languages, enhance the intelligibility of the LSP texts.
Publié le : mercredi 1 janvier 2003
Lecture(s) : 25
Source : Ibérica 1139-7241 (2003) Vol. 6
Nombre de pages : 19
Voir plus Voir moins
Cette publication est accessible gratuitement

Elementos metacomunicativos en el
art culo de divulgaci n mØdica (inglØs-
espaæol) e implicaciones didÆcticas para
la formaci n de traductores
M.“ Blanca Mayor Serrano
Doctora en Traducci n e Interpretaci n (Granada, Espaæa)
Resumen
Los elementos metacomunicativos contribuyen a esclarecer la intenci n del autor del texto
y a facilitarle al destinatario la recepci n de la informaci n transmitida en Øl, desempeæando
un papel importante en el Æmbito de la divulgaci n. Por lo tanto, se deber an tomar en
consideraci n en la formaci n de traductores mØdicos. Sin embargo, los investigadores
apenas le han prestado atenci n a dichos elementos, sobre todo desde un punto de vista
contrastivo, a pesar de su importancia para la didÆctica de la traducci n. El presente art culo
se centra, por lo tanto, en el estudio de los elementos metacomunicativos presentes en los
art culos de divulgaci n mØdica; en concreto, muestra de quØ manera dichos elementos
incrementan la comprensi n de los textos "especializados", en la combinaci n ling stica
inglØs-espaæol.
Palabras clave: elementos metacomunicativos, art culos de divulgaci n mØdica,
inglØs escrito, espaæol escrito, formaci n de traductores mØdicos.
Abstract
Metacommunicative elements contribute to clarifying the author s intention and to
alleviating the addressee s reception of the information conveyed by the text. They play an
important role in the sphere of popular writing. Therefore, they should be taken into
account in the training of medical translators. However, researchers have paid little attention
to these elements, mostly from a contrastive perspective of crucial importance for
translation didactics. The subject of this paper is therefore metacommunicative elements in
popular articles in the field of medicine, and the linguistic material by which they are
expressed, both in English and Spanish. In short, this paper shows how various
metacommunicative elements, in both languages, enhance the intelligibility of the LSP texts.
Key words: metacommunicative elements, popular medical articles, written English,
written Spanish, medical translators training.
IB RICA 6 [2003]: 89-107 89M. B. MAYOR SERRANO
Introducci n
Si aceptamos que la transferencia intercultural de textos no es la œnica funci n que
puede realizar un traductor, sino que entre la multitud de tareas que este puede llevar
a cabo figuran las siguientes:
[...] revisi n ling stica, redacci n de Abstracts, labores de documentaci n sobre un
campo cient fico, elaboraci n de listados terminol gicos (a nivel "pasivo" desde la
perspectiva del traductor), elaboraci n de glosarios especializados, transcripciones
orales de textos escritos (traducci n a vista) [...]. (Gallardo San Salvador, 1996: 155)
Conviene sumar a estas tareas la producci n de diversos gØneros sin partir de un
1texto origen ya dado, ya que la formaci n del traductor en un campo del saber desde
un punto de vista pragmaling stico cobra aœn mayor importancia.
Para realizar estas funciones, el estudiante de traducci n, as como el traductor desde
el ejercicio prÆctico de su profesi n deberÆn poseer una competencia temÆtica, as
como una competencia y actuaci n textual que les permita leer y entender la literatura
de un Ærea especializada en su lengua materna, comunicarse de forma eficaz con el
informante oral y hacer un uso correcto de textos paralelos, de modo que su labor de
documentaci n sea lo mÆs fruct fera posible.
En el caso de la transferencia intercultural de textos, el conocimiento de la situaci n
receptora y comunicativa para la que se va a producir el texto en cuesti n es
indispensable. El conocimiento exhaustivo de las caracter sticas de la situaci n para la
que va destinado el texto objeto de traducci n es de capital importancia, convirtiØndose
el destinatario del texto meta, "who is the intended receiver or audience of the target text
with their culture-specific world-knowledge, their expectations and their communicative
needs" (Nord, 1997: 12), en uno de los factores mÆs importantes que determina la
funci n de la traducci n, condicionando en gran medida la forma del mensaje:
El traductor mØdico debe conocer en todo momento a quØ tipo de lector va destinada
su traducci n: pœblico en general, mØdico general o mØdico especialista. Los "dolores
de cabeza y hormigueos" que refiere el paciente son "cefalalgia y parestesias" para el
mØdico. De forma similar, la "concentraci n plasmÆtica de glucosa de 8,5 mmol/l"
del bioqu mico cl nico se llama "hiperglucemia" para el internista, mientras que el
paciente dirÆ simplemente que "tiene algo de azœcar". En otros casos, el "VoltarØn"
del paciente y el mØdico de cabecera, es "diclofenaco s dico" para el farmac logo
IB RICA 6 [2003]: 89-10790ELEMENTOS METACOMUNICATIVOS EN EL ART˝CULO DE DIVULGACI N M DICA
cl nico y "sal monos dica del Æcido 2-[(2,6-diclorofenil)amino]bencenacØtico" para el
qu mico. (Navarro y HernÆndez, 1997: 146 s.)
A los estudiantes de traducci n mØdica les interesa, quØ duda cabe, conocer y
"dominar", segœn el contexto, las unidades lØxicas y terminol gicas que se utilizan
para referirse a los conceptos propios de un campo temÆtico dado. Ahora bien, si
nuestro objetivo es que acomoden sus textos a las pautas de escritura t picas de la
comunicaci n mØdica, resulta imprescindible el conocimiento por parte del aprendiz
de traducci n de los llamados "elementos metacomunicativos", as como su variedad
formal en ambos sistemas ling sticos, pues un uso incorrecto de los mismos podr a
entorpecer el Øxito de la comunicaci n.
Sin embargo, a pesar de la indiscutible utilidad de dichos elementos no ya solo desde un
punto de vista discursivo, sino tambiØn como criterio id neo para la distinci n y
delimitaci n textual mÆs allÆ de la mera intuici n (Mayor Serrano, 2003a), apenas han
despertado interØs entre los docentes de la traducci n y ling istas en la combinaci n
ling stica inglØs-espaæol. En nuestro afÆn por llenar este vac o, hemos llevado a cabo un
estudio contrastivo de un nœmero determinado de elementos metacomunicativos presentes
en 40 art culos de divulgaci n mØdica, estudio que pasamos a detallar a continuaci n.
Los elementos metacomunicativos: funci n y clasificaci n
Gl ser (1995: 85) explica la funci n de dichos elementos en los siguientes tØrminos:
[...] metacommunicative strategies as a rule refer to a particular spoken or written text
and accentuate the speaker s or writer s intention when he or she gradually elaborates
a topic as a written text or takes part in a face-to-face dialogue. A metacommunicative
strategy is always directed at the communicative partner, in that the speaker or writer
tries to ensure on the part of the addressee the adequate reception of the information
conveyed in the text.
Los elementos metacomunicativos sirven, pues, para esclarecer la intenci n del autor
del texto, garantizar el Øxito de la comunicaci n y facilitarle al destinatario la recepci n
de la informaci n transmitida en el texto.
Considerados como criterio id neo para la distinci n, delimitaci n e identificaci n
textual, los elementos metacomunicativos han sido objeto de estudio por parte de un
IB RICA 6 [2003]: 89-107 91M. B. MAYOR SERRANO
cierto nœmero de ling istas y traduct logos, tales como Gl ser (1995), G pferich
(1995), Trumpp (1998), Thiel y Thome (2001) y Mayor Serrano (2003a).
Gl ser (1995: 89-91) clasifica dichos elementos en siete tipos:
? Anuncio, introducci n del t pico o de un n uevo subt pico del tipo:
The purpose of this article is to give an overview of ...;
Our starting point will be the observation that ...;
We shall discuss, very briefly, three topics ...
? Elementos de delimitaci n de la materia objeto de discusi n, del t pico, etc.,
destinadas a anticipar y prevenir posibles cr ticas por parte de los lectores u
oyentes expertos, como por ejemplo (Ønfasis aæadido):
Because of space limitations I will be unable to trace all the ramifications of the field
today, and will emphasise the earlier history of the subject ...
It is not possible to consider here the thousands of reports regarding E. G. F. and its
receptor in biology and medicine. The reader is referred to several recent reviews ...
? La definici n. Los ejemplos que ofrece son los siguientes:
X is known as; is referred to as ...; is/are called; means ...
X is defined as ...: Hydration number as I use it here does not mean the average number of water
molecules, but...
? La explicaci n como en:
in other words; properly speaking; we can put it this way; in this sense then ...; by this I do not mean
...; this is not the same as saying that ...;
? Seæales de tipo anaf rico y cataf rico como en los casos que figuran a continuaci n:
We will return to this question in the discussion below; I shall return to this in later chapters; I shall
take up this theme again later in such greater detail; I have so far only referred to ...; as has already
been suggested ...
? Aducir motivos o justificaciones como en los dos ejemplos que destacamos a
continuaci n:
Giving my justification for bringing these questions up once more is not ...
but ...; For this purpose I shall look closely at three passages taken from different parts of the book ...
IB RICA 6 [2003]: 89-10792ELEMENTOS METACOMUNICATIVOS EN EL ART˝CULO DE DIVULGACI N M DICA
? Y, por œltimo, la autoevaluaci n y autocorrecci n por parte del orador o
escritor durante la elaboraci n del t pico o al f inal del texto, optando, en
algunos casos, por el uso de matizadores, a saber:
In what has been said so far, I have not attempted to draw any implicational relations ...
In this paper I have not even mentioned many important aspects of Lagrangian and Legendrian
singularity theory ...
G pferich (1995: 383-388), por su parte, hace una distinci n entre elementos
metaling sticos y elementos metacomunicativos. Bajo los primeros incluye las
siguientes categor as:
? Definiciones, explicaciones, precisiones.
? Introducci n de nuevos tØrminos.
? Introducci n de sin nimos .
? Introducci n de abreviaturas, f rmulas, s mbolos.
? Informaci n sobre el porquØ de determinadas denominaciones.
? Comentarios acerca del empleo de ciertos tØrminos.
Desglosa los elementos metacomunicativos en tres categor as (G pferich, 1995: 389-395):
1. Elementos cuyo objetivo es organizar el texto para contribuir a la
comprensi n del mismo, como el empleo de cap tulos, subcap tulos,
apartados,subapartados y su numeraci n, pÆrrafos, y tipo y tamaæo de letra.
2. Elementos cuya funci n reside en comentar e ilustrar la intenci n del
productor y el contenido proposicional del texto. Estos los divide, a su vez,
en distintas categor as entre las que destacamos:
a) Avance del contenido.
b) Recapitulaciones.
c) Explicaciones acerca de las ilustraciones, tablas y ejemplos.
d) Conclusiones.
e) Indicaciones para hacer uso del texto y sobre el prop sito del mismo.
3. Expresiones anaf ricas y cataf ricas.
A lo largo de la exposici n de las clasificaciones sugeridas por Gl ser y G pferich, se
habrÆ podido observar que dos de los elementos metacomunicativos que conforman la
clasificaci n de Gl ser la definici n y la explicaci n corresponden a una de las
categor as de los elementos metaling sticos propuesta por G pferich: definiciones,
explicaciones, precisiones. Para esta autora los elementos metaling sticos se refieren al
objeto lengua, mientras que los metacomunicativos son "eine verbal-kommunikative
IB RICA 6 [2003]: 89-107 93M. B. MAYOR SERRANO
Interaktion(ssequenz) ..." (G pferich, 1995: 383). Es decir, estos œltimos son elementos
dirigidos siempre a un receptor determinado en una situaci n comunicativa concreta, que
garantizan la recepci n de la informaci n, el Øxito de la comunicaci n. Es precisamente
ese afÆn por garantizar la recepci n adecuada de la informaci n contenida en el texto, as
como la intenci n transmitida en este lo que impele al emisor del texto a hacer uso de
recursos tales como la definici n, la explicaci n, la introducci n de sin nimos , etc. Si bien
la funci n metaling stica es inherente a ellas, en los textos veh culo y producto de la
comunicaci n mØdica la funci n de los elementos que venimos tratando es, a nuestro
entender, la metacomunicativa; prescindiremos, por tanto, de la distinci n llevada a cabo
por G pferich y agruparemos, coincidiendo con Trump (1998: 63), los diversos
elementos objeto de nuestra investigaci n bajo la funci n metacom unicativa.
Materiales y mØtodos
Como se habrÆ podido observar, aquellos elementos que configuran lo que hemos
venido en llamar "metacomunicaci n", concepto muy pr ximo al de "metadiscurso"
(Crismore y Farnsworth, 1990; Hyland, 1999), son ciertamente numerosos, por lo que
el estudio de todos y cada uno de ellos desbordar a los l mites del pr esente trabajo. Se
impone, por tanto, una selecci n, la cual serÆ justificada mÆs adelante.
Los elementos metacomunicativos objeto de anÆlisis vienen constituidos, pues, por:
? Definiciones. Existen no pocas clasificaciones de dicho recurso, por lo que se
impone una delimitaci n del mismo.
Segœn Urresti (1996: 220), Trimble (1985) establece dos tipos de definici n: la
definici n simple (una oraci n) o compuesta (mÆs de una oraci n), subclasificando
las definiciones simples en formales, semi-formales y no-formales o substituci n.
La definici n formal se caracteriza por su precisi n en la estructura semÆntica del
tØrmino (T), la clase o el grupo al que pertenece (C), y las caracter sticas
diferenciales (D) que lo asemejan y los distinguen de los otros miembros de su clase.
A beaker (T) is an open glass vessel (C) which is used for chemical experiments (D)
A clamp (T) is an appliance (C) for holding things together tightly by means of s screw (D).
IB RICA 6 [2003]: 89-10794ELEMENTOS METACOMUNICATIVOS EN EL ART˝CULO DE DIVULGACI N M DICA
En cuanto a la definici n semi-formal, esta contiene s lo el tØr mino a definir (T)
y las caracter sticas diferenciales del mismo (D). Se omite la clase (C) por ser muy
obvia o demasiado extensa.
A thermometer registers the temperature of the atmosphere.
... we said that compounds were made from two or more different elements combined chemically ...
Por œltimo, la definici n no formal o substituci n substituye al tØrmino a definir
bien por una palabra de significado similar o una palabra mÆs familiar para el
oyente/lector, o bien por un opuesto. Hay cuatro tipos de substituci n: sin nimo,
ant nimo, parÆfrasis y derivaci n:
? Sin nimo: tØrmino lØxico con el mismo significado o similar al que queremos definir.
Automatic means self-acting or self-moving.
? Ant nimo: tØrmino contrario al definido.
The opposite of inlet is oulet.
ParÆfrasis: oraci n con el mismo significado o similar al tØrmino definido.
... so they are opaque / do you remember that word / you can not see through it / light does not go
through ...
? Derivaci n: palabra que nos explica la derivaci n y significado del tØrmino definido.
... the pyliferous layer is so called because it is hairy / it is a hairy layer ...
Gl ser (1995), sin embargo, acepta como definiciones s lo aquellas que toman las
siguientes formas:
X is known as; is referred to as ...; is/are called; means ... X is defined as ...
G pferich (1995), por su parte, considera el uso de sin nimos, que Trimble (1985)
incluye dentro de las definiciones no-formales, no como un tipo de definici n sino
como un elemento metaling stico independiente de las definiciones, explicaciones y
precisiones, que la autora agrupa bajo la misma categor a (G pferich, 1995: 383),
considerÆndolas una unidad a pesar de que otros ling istas como Gl ser hacen una
clara distinci n entre la definici n y la explicaci n.
Es fundamentalmente Beier (1982: 20) quien dedica una atenci n especial a este
elemento metacomunicativo para la clasificaci n textual y propone tres modelos
bÆsicos, a saber:
IB RICA 6 [2003]: 89-107 95M. B. MAYOR SERRANO
(1a) "[A] is/are, may be defined as [B] which [C]
[A The embryo] is [B the part of a flower] which [C will develop into another plant]"
(1b) "[B] which [C] is/are called, is/are known as [A]
[B the part of a flower] which [C will develop into another plant] is called, is known as [A the embryo]"
(1c) "[A: term, name] = [B: class] which [C: characteristics, differences; such as purpose,
function, size, shape, constituents...]."
En realidad, el nœmero y tipos de definiciones es tan diverso que, a veces, resulta dif cil
trazar una l nea divisoria entre estas, las explicaciones, las precisiones o las definiciones
sinon micas .
Debido, por tanto, a la variedad de criterios, estamos convencidos de que para nuestros
fines anal ticos la clasificaci n mÆs conveniente es la que mostramos a continuaci n.
Bajo "definiciones" entendemos œnicamente aquellas que se construyen segœn los
siguientes modelos (esquema 1):
is/are (es/son)
1. A B which C
is/are/may be defined as (se define/n/ como)
is/are called (se denomina/n)
2. B which C A
is/are known as (se conoce/n como,
recibe/n el nombre de)
3. A [term, name]: B which C, que responde a la tradicional elipsis lexicogrÆfica
4. Definiciones que comienzan por "If..." o "When..." ("Si...", "Cuando...", "Por...")
Esquema 1. Modelos de definici n objeto de anÆlisis
Los restantes tipos de definici n propuestos por Trimble (1985) quedan, pues,
excluidos de nuestro concepto de definici n y serÆn analizados como elementos
metacomunicativos independientes de las mismas.
Los recursos discursivos que, por tanto, serÆn tambiØn objeto de anÆlisis son, aparte
de la definici n, los siguientes:
IB RICA 6 [2003]: 89-10796ELEMENTOS METACOMUNICATIVOS EN EL ART˝CULO DE DIVULGACI N M DICA
? Sin nimos.
? Explicaciones.
? Introducci n de nuevos tØrminos.
? Introducci n de siglas.
La elecci n del estudio de todos estos elementos radica en que constituyen un
instrumento id neo no ya solo, como se indic al principio, para esclarecer la
intenci n del autor del texto, garantizar el Øxito de la comunicaci n y facilitarle al
destinatario la recepci n de la informaci n transmitida en el texto, sino tambiØn para
inculcar en el alumnado que el papel de la divulgaci n en general y de la mØdica en
particular no consiste œnicamente en
la transmisi n de un mensaje preexistente, a saber, los conocimientos cient ficos
generados por las diversas ramas de la ciencia, a un pœblico distinto del originalmente
previsto, los cient ficos o expertos en la materia objeto de la comunicaci n,
(FernÆndez Polo, 1999: 79)
sino tambiØn en la educaci n y formaci n cultural de la ciudadan a, como hemos
puesto de manifiesto en otros trabajos (Mayor Serrano 2002, 2003a, 2003b).
El corpus de textos viene configurado por: (a) 20 art culos de revistas divulgativas en
espaæol con distinto grado de especializaci n (Muy Interesante, Medicina y Ciencia,
DSalud, Muy Saludable, Muface, Investigaci n y Ciencia) y (b) 20 art culos de revistas
divulgativas en inglØs, igualmente con distinto grado de especializaci n (Odyssey,
Scientific American, Natural Health y Zest).
Los elementos metacomunicativos en el art culo de divulgaci n,
inglØs-espaæol
La definici n
FernÆndez Polo (1999: 198) tiene raz n cuando afirma que en estos textos no es
frecuente encontrar este tipo de elemento metacomunicativo. As ,de los 20 art culos
analizados en lengua inglesa, s lo hemos hallado 5 definiciones y 7 de entre los 20 en
espaæol. La escasez de dicho elemento se explica por la funci n comunicativa de los
textos objeto de anÆlisis, la cual consiste grosso modo en la transmisi n de conocimientos
IB RICA 6 [2003]: 89-107 97M. B. MAYOR SERRANO
cient ficos generados por las diversas ramas de la ciencia de la Medicina a un pœblico no
especializado, amplio y heterogØneo, distinto del originalmente previsto los cient ficos
o expertos en la materia objeto de comunciaci n.
No obstante la escasa profusi n de dicho elemento metacomunicativo, resulta
curioso observar c mo en los textos analizados en ambas lenguas se repite un modelo
bÆsico e idØntico de definici n: A is/are (es/son) B which C, como puede observarse en
los ejemplos que mostramos a continuaci n:
Chemokines are small molecules La enfermedad de Parkinson es un
that attract both antigen- desorden del sistema nervioso
presenting cells and T cells to central que afecta principalmente la
damaged or infected tissues. capacidad motora de quien lo
padece.
Allergic diseases are multifactorial ... una cØlula maligna no es otra
medical conditions, which may cosa que una cØlula normal que
involve the interplay of a number por causa de una mutaci n ...
of genetic and environmental
factors.
Diabetes mellitus is a condition in La enfermedad alØrgica es una
which the glucose levels in the respuesta desproporcionada del
blood are abnormally high sistema inmune ...
because the body can?t process
the glucose properly.
Este modelo de definici n, dicho sea de paso, contrasta con los utilizados en los
manuales mØdicos en ambas lenguas, donde se aprecia mÆs variedad y, al mismo tiempo,
mÆs diferencias entre ambos sistemas ling sticos, como demostramos en otro trabajo
(Mayor Serrano, 2003a). As ,en inglØs, el tipo de definici n que con mayor frecuencia
aparece en dicho gØnero corresponde al modelo B [which C] is/are known as A, seguido
de A is/are B [which C]; sin embargo, los textos en lengua espaæola, aunque en ellos se
detecta una preferencia por el modelo A es/son B [which C] seguido de B [which C] se
denomina/n, recibe/n el nombre de A, muestran mayor diversidad en el uso de la definici n.
IB RICA 6 [2003]: 89-10798

Soyez le premier à déposer un commentaire !

17/1000 caractères maximum.