ESTIMACIÓN DEL COSTE ASOCIADO A LA PROFILAXIS QUIRÚRGICA EN UN CENTRO HOSPITALARIO DE TERCER NIVEL (Estimation of Cost Associated to an incorrect Surgical Prophilaxis in a Third Leve1 Hospital Center)

De
Publié par

Resumen
Fundamento: El coste creciente del capítulo de farmacia en el Sistema Nacional de Salud es motivo de preocupación para las autoridades sanitarias. Los antibióticos administrados en las profilaxis quinírgicaî constituyen una parte importante de este gasto. Por ello, el cumplimiento de los protocolos de profilaxis quirúrgica puede contribuir a la contención del incremento de los gastos generales de farmacia. Los objetivos de este trabajo son describir el grado de cumplimiento de los protocolos de quimioprofilaxis quirúrgica en un hospital de tercer nivel y estimar el coste mínimo adicional de la profilaxis incorrecta.
Métodos: Se ha realizado un estudio descriptivo de la profilaxis quirúrgica realizada sobre una muestra de 371 pacientes. El coste fue estimado a partir del precio de los antimicrobianos administrados.
Resultados: El total de individuos con profilaxis incorrecta fue de 267 (71.9%, IC95%=67.3-76.5). Las principales
causas de incorrección fueron la elección inadecuada del fármaco y la excesiva duración en la administración del mismo. La quimioprofilaxis incorrecta ha supuesto un gasto adicional mínimo de 1.117.287 ptas. Extrapolando los resultados muestrales a la población quirúrgica total del centro, en el año 1992, el gasto adicional ascendería a un mínimo de 39.409.965 ptas.
Conclusiones: El seguimiento riguroso de los protocolos de quimioprofilaxis quirúrgica puede suponer un ahorro sustancial para el conjunto del Sistema Sanitario Español.
Abstract
Background: The constant increase of pharmaceutical costs is of great concem to the administrators of the Spanish
National Health Service. Antibiotics administered as prophilaxis prior to surgery, play an imponant role in this increase. The compliance of physicians with protocols for chemoprophylaxis is therefore an impottant factor in the control of these pharmaceutical costs. The degree of compliance with the pre-established protocols of prophylaxis prior to surgery are examined in a tertiary level hospital during 1992 and the extra costs due to the lack of compliance with these protocols are estimated using a sample of 371 subjects. The object of this study is to describe the degree of the fulfíllment of the protccols of surgical chemoprophylaxis in a tertiary leve1 hospital and to estimate the minimum additional cost due to the wrong chemoprophylaxis.
Methods: A descriptive study was made of the surgical prophylaxis using a sample of 371 subjets. The cost was estimated from the price of the antibiotics administered.
Results: A total of 267 (7 1.9% IC95%=67.3-76.5) subjects had received incorrect prophylaxis. The most important causes of incorrect prophylaxis were the wrong antibiotic choice and the excessive duration of their administration. The incorrect prophylaxis was responsible for an additional cost of 1.117.287 ptas. The application of these estimates to the entire 1992 surgical population, at our center, would yield an estimated additional cost of 39.409.965 pesetas.
Conclusions: Our health services would have substantial savings if protocols for prophylaxis prior to surgery were
strictly followed by physicians.
Publié le : dimanche 1 janvier 1995
Lecture(s) : 21
Source : Revista Española de Salud Pública 1135-5727 (1995) Vol. 69 Num. 3-4
Nombre de pages : 7
Voir plus Voir moins
Cette publication est accessible gratuitement

Rev Esp Salud Pública 1995: 69: 349-355 Nos. 3-bMayo-Agosto 1995
ESTIMACIÓN DEL COSTE ASOCIADO A LA PROFILAXIS QUIRÚRGICA
EN UN CENTRO HOSPITALARIO DE TERCER NIVEL
Carmen Díaz Molina (l), Inmaculada Salcedo Leal (l), Jokin de Irala (2), Josefa Masa Calles (1)
y Rafael Fernández-Crehuet Navajas (1)
(1) Medicina Preventiva y Salud Pública. Hospital Reina Sofia. Córdoba.
(2) Medicina y Salud Pública. Facultad de Medicina. Universidad de Córdoba.
ABSTRACT RESUMEN
Estimation of Cost Associated
to an incorrect Surgical Prophilaxis Fundamento: El coste creciente del capítulo de farma-
cia en el Sistema Nacional de Salud es motivo de preocupa- in a Third Leve1 Hospital Center
ción para las autoridades sanitarias. Los antibióticos adminis-
Background: The constant increase of pharmaceutical trados en las profilaxis quinírgicaî constituyen una parte im-
portante de este gasto. Por ello, el cumplimiento de los costs is of great concem to the administrators of the Spanish
protocolos de profilaxis quirúrgica puede contribuir a la con- National Health Service. Antibiotics administered as prophila-
xis prior to surgery, play an imponant role in this increase. The tención del incremento de los gastos generales de farmacia.
compliance of physicians with protocols for chemoprophylaxis Los objetivos de este trabajo son describir el grado de cumpli-
is therefore an impottant factor in the control of these pharma- miento de los protocolos de quimioprofilaxis quirúrgica en un
ceutical costs. The degree of compliance with the pre-establis- hospital de tercer nivel y estimar el coste mínimo adicional de
hed protocols of prophylaxis prior to surgery are examined in a la profilaxis incorrecta.
tertiary leve1 hospital during 1992 and the extra costs due to the
lack of compliance with these protocols are estimated using a Métodos: Se ha realizado un estudio descriptivo de la
profilaxis quirúrgica realizada sobre una muestra de 371 pa- sample of 371 subjects. The object of this study is to describe
cientes. El coste fue estimado a partir del precio de los antimi- the degree of the fulfíllment of the protccols of surgical chemo-
prophylaxis in a tertiary leve1 hospital and to estimate the mini- crobianos administrados.
mum additional cost due to the wrong chemoprophylaxis.
Methods: A descriptive study was made of the surgical Resultados: El total de individuos con profilaxis inco-
rrecta fue de 267 (71.9%, IC,,,=67.3-76.5). Las principales prophylaxis using a sample of 371 subjets. The cost was esti-
causas de incorrección fueron la elección inadecuada del fár- mated from the price of the antibiotics administered.
maco y la excesiva duración en la administración del mismo. Results: A total of 267 (7 1.9% IC,,,=67.3-76.5) subjects
had received incorrect prophylaxis. The most important causes La quimioprofilaxis incorrecta ha supuesto un gasto adicional
mínimo de 1.117.287 ptas. Extrapolando los resultados mues- of incorrect prophylaxis were the wrong antibiotic choice and
the excessive duration of their administration. The incorrect trales a la población quirúrgica total del centro, en el año
prophylaxis was responsible for an additional cost of 1992, el gasto adicional ascendería a un mínimo de
1.117.287 ptas. The application of these estimates to the entire 39.409.965 ptas.
1992 surgical population, at our center, would yield an estima-
Conclusiones: El seguimiento riguroso de los protocolos ted additional cost of 39.409.965 pesetas.
de quimioprofilaxis quirúrgica puede suponer un ahorro sus- Conclusions: Our health services would have substantial
tancial para el conjunto del Sistema Sanitario Español. savings if protocols for prophylaxis prior to surgery were
strictly followed by physicians.
Palabras Clave: Antibióticos. Cirugía. Coste. Gasto. In-
Key Words: Antibiotic. Surgery. Cost. Containment. No- fección nosocomial. Profilaxis.
socomial infection. Prophylaxis.
INTRODUCCIÓN
Correspondencia: A partir de los años sesenta, el coste cre-
Carmen Díaz Molina.
ciente del capítulo de farmacia en el Sistema Medicina Preventiva y Salud Pública.
Nacional de Salud comenzó a ser motivo de Facultad de Medicina.
14004 Córdoba atención para las autoridades sanitarias. La C. Díaz Molina et al
TABLA 1 Aproximadamente un tercio de los pa-
cientes hospitalizados reciben antibióticos. Características de la muestra estudiada y de los cuidados
e intervenciones recibidos por los pacientes La mitad de estos fármacos se utilizan de
forma profiláctica, principalmente en las téc-
nicas quirúrgicas, donde se han elaborado Variables n @)
unos principios básicos para su indicación 3.
Sexo (*)
Masculino 217 (59) Scher K y cols. 4 y Karki SD y cols. 5
Femenino 152 (41) afirman que la racionalización del uso de
los antimicrobianos, mediante la existencia Eahd
c35 96 (26) de protocolos, puede suponer un ahorro de
35-54 87 (24) gasto de hasta un 58.6%, sin que se aprecie
55-65 83 (22)
r65 105 (28) un incremento posterior del número de in-
fecciones. Diversos autores confirman que
Estancia pre operatoria
el uso óptimo de los antimicrobianos en 4 días 255 (69)
S-10 días 57 (15) profilaxis quirúrgica disminuye la inciden-
210 días 59 (16) cia de la infección postoperatoria 6~7. Los
fármacos recomendados en dichas profilaxis Estancia post operatoria
~5 días 129 (35) son relativamente baratos, por lo que, como
S-10 días 158 (43) afirman Scher y cols. 4 y McGowan 8, tienen >lOdías 84 (23)
una relación coste-beneficio. Sin embargo,
Técnica quirúrgica todavía hay evidencia de que los médicos
Superficial 135 (36)
no siempre cumplen dichos protocolos 9,10. Profunda 70 (19)
Con prótesis, implantes 166 (45) Esta utilización incorrecta de la profilaxis
quiríírgica podria tener un impacto negativo
Anestesia
importante sobre los gastos generales de General 213 (57)
Local 87 (24) farmacia.
Otros 71(19)
Según la memoria de 1992 de nuestro
Grado contaminación hospital, que es centro regional de trasplan-
Limpia 223 (60)
tes, con 1.495 camas, de las cuales 382 per- Limpia-contaminada 124 (33)
Contaminada 24 (7) tenecen a servicios quirúrgicos, destaca el
incremento del gasto de la partida de capí-
Intervención
tulo II de farmacia, que se cifra en un 40% Urgente 64(17)
Programada 307 (83) desde 1989 a 1992 ll. Al igual que en otros
hospitales, los antibióticos aparecen como
Ingreso
los grupos terapéuticos de mayor coste en Hospital 346 (93)
Ambulatorio 25 (7) los últimos cuatro años (j. Concretamente en
el año 1992, el consumo de antimicrobia-
(*) Dos sujetos con datos faltantes para sexo. nos ha supuesto un 28.40% del total de gas-
to en farmacia, lo que supone unas
481.878.907 ptas. En los servicios quirúrgi-
cos se efectúa el 28% de este gasto
preocupación por este problema se ha cen-
(135.959.442 ptas.).
trado en diferentes áreas: el gasto total de
farmacia como parte del gasto sanitario ge- Los objetivos de este estudio son descri-
neral, el coste de determinados medicamen- bir el grado de cumplimiento de los protoco-
tos 0 grupos terapéuticos, la prescripción en los de quimioprofilaxis quirúrgica en el área
apariencia excesiva y el uso supuestamente de cirugía de nuestro hospital, durante el año
innecesario de fármacos de utilidad no de- 1992, y estimar el coste mínimo adicional
mostrada 1,2. ocasionado por la profilaxis incorrecta.
350 Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 ESTIMACIÓN DEL COSTE ASOCIADO A LA PROFILAXIS QUIRÚRGICA...
MATERIAL Y MÉTODOS brepasar las 48 horas en el tiempo de admi-
nistración de dichos fármacos 6p7. La profila-
Para la consecución de los objetivos, se xis pudo ser incorrecta por los siguientes
ha realizado un estudio descriptivo de la uti- motivos: administración de una profilaxis no
lización de la profilaxis quirúrgica. Se ha to- indicada, omisión de una profilaxis indicada,
mado una muestra aleatoria, de 374 enfer- tipo de fármaco incorrecto y el tiempo y vía
mos, con afijación proporcional y represen- de administración.
tativa de la población intervenida en los
El coste de la quimioprofilaxis fue esti-
servicios quirúrgicos del hospital de tercer
mado a partir de los precios, en pesetas, de
nivel de Córdoba, entre el 1 de enero y el 31
los antimicrobianos administrados, los cua-
de diciembre del año 1992. El cálculo del ta-
les fueron proporcionados por el Servicio de mano muestra1 se ha realizado con el módulo
Farmacia. Estos precios se utilizaron para del tamaño muestra1 para estudios poblacio-
delimitar el estándar de gasto teórico de la
nales del programa EPIINFO 12. Nos hemos
correcta aplicación de cada protocolo. Cuan-
basado en una población de referencia de
do el protocolo ofrecía la posibilidad de ele- 13.161 pacientes, y se ha utilizado un nivel
gir entre varios fármacos, se obtuvo el valor de confianza del 95%. Hemos postulado una
mínimo y máximo de los gastos teóricos. prevalencia de la profilaxis incorrecta del
Posteriormente, se valoró el gasto real pro- 50%, a pesar de que la experiencia de otros
ducido en cada paciente con una profilaxis
autores demuestra que la prevalencia real es
incorrecta, así como la diferencia entre este mayor, para obtener un tamaño muestra1
valor real y el valor teórico máximo que se conservador lo.
podía haber gastado. Con la utilización del
valor máximo queríamos obtener una esti- Se excluyeron del estudio aquellas inter-
mación conservadora del coste adicional, venciones quirúrgicas que estaban clasifica-
provocado por la profilaxis incorrecta. das como sucias, ya que en este caso la ad-
ministración de los antibióticos no sería pro-
El gasto ocasionado por las profilaxis in-
filáctica sino terapéutica.
correctas fue positivo cuando se gastó más
que el máximo permitido en los protocolos y Para valorar las características de la
negativo, cuando se gastó una cantidad me- muestra, hemos recogido variables similares
nor (omisión de una profilaxis indicada, me- a otros estudios como los realizados por el
nor dosis o duración, vía más barata, antibió- CDC de Atlanta, el Estudio Multicéntrico
tico más barata que el correcto establecido). Nacional de Infección Nosocomial (EPINE)
En realidad, estos costes no serían negativos r3 y el programa de Vigilancia Epidemioló-
porque, en estas situaciones, habría que ha- gica de la Infección Hospitalaria (EPIHOS)
llar los posibles gastos adicionales, directos t4 Las variables más relevantes se presentan .
e indirectos, que podrían surgir por la apari- en la tabla 1. También se incluyó una varia-
ción de infecciones asociadas a estas profila- ble para cuantificar el grado de corrección de
xis incorrectas e insuficientes. Son gastos la profilaxis, y otra para valorar su indica-
complejos de estimar con precisión, pero los ción.
estudios de costo-beneficio demuestran que
A partir de cada historia clínica, obtenida suelen superar el “ahorro” de la omisión de
del servicio de documentación, se analizó la una profilaxis correcta ‘. A la hora de calcu-
adecuación al protocolo de quimioprofilaxis lar el coste de la profilaxis incorrecta, hemos
indicado según las pautas existentes para querido resaltar su relevancia económica y
cada tipo de cirugía. Los criterios para consi- evitar estimaciones imprecisas de los gastos
derar correcta la profilaxis han sido: ajustar- directos e indirectos antes mencionados.
se exactamente al grupo de fármacos acepta- Para ello, se ha preferido hallar cifras con-
dos como para cada tipo de cirugía y no so- servadoras de la diferencia entre los gastos
Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 351 C. Díaz Molina ct al
reales incurridos y los máximos esperados, (16%), seguidas de las fracturas y luxaciones
en el caso de realizar una correcta profilaxis, (14.7%).
y hemos restado los gastos negativos como
En la muestra se encentro un patrón de
si fueran “ahorros”, es decir, no acompaña-
utilización de antibióticos por servicios, si-
dos de un aumento de infecciones. Por esta
milar a la población quirúrgica global del
razón hablaremos de gastos “mínimos” aso-
hospital. Destacaron las cefalosporinas de
ciados a la incorrecta profilaxis, ya que cabe
tercera generación, seguidas de los B-lacta- suponer que, en realidad, son mayores que
micos, excepto en Cirugía Maxilo-Facial y
estos resultados conservadores.
Cirugía Plástica, en las que el predominio
El almacenamiento y codificación de los fue de los p-lactimicos, y en Cirugía Toráci-
datos se ha realizado con el gestor de gases ca, donde sólo se utilizaron cefalosporinas
de datos DBase III+, y el análisis estadístico, de segunda generación.
con el programa estadístico SPSS PC.
De los pacientes investigados, el 69.8%
precisaban profilaxis y el 30.2% no la preci-
saban.
RESULTADOS
El total de individuos con profilaxis in-
Se excluyeron tres sujetos que presenta- correcta fue de 267 (71.9%; I(&,: 67.3-
ron heridas clasificadas como sucias, que- 76.5). La primera causa de incorrección fue
dando la muestra configurada por 371 indi- la elección inadecuada del fármaco; la se-
viduos. gunda, la excesiva duración en la adminis-
tración del mismo, y la tercera, la
Las características de dicha muestra de de profilaxis cuando no estaba indi-
pacientes y de los cuidados e intervenciones cada.
que han recibido se presentan en la tabla 1.
La muestra era un reflejo de la población Podemos dividir las profilaxis incorrec-
atendida por nuestros servicios quirúrgicos tas en dos grupos, según que los gastos rea-
en 1992. Se podría caracterizar por ser prefe- les hayan sido mayores o menores que el es-
rentemente de sexo masculino (59%) y con tándar máximo de referencia que estamos
una distribución homogénea de edad (me- considerando. El 63.7% (n=170) tuvieron
dia= anos, DE=19.9), El perfil de la ciru- una diferencia positiva de gasto, entre el gas-
gía más frecuentemente practicada fue aque- to real y el estándar máximo; mientras que
lla en la que se colocó algún tipo de prótesis en un 36.3% (n=97) se obtuvieron gastos
0 implantes, con anestesia general, con un menores que el estándar máximo, dando lu-
grado de contaminación clasificado como ci- gar a una diferencia de gasto negativa.
rugía limpia, en intervenciones programadas
En las profilaxis incorrectas con diferen- y en un régimen hospitalario. La mediana de
cia de gasto positivo, la mediana del gasto estancia por intervención fue de 10 días (ran-
real fue de 7.694 ptas. (rango: 102,73.950) y go: 0, 13 1). La mediana de estancia preope-
la mediana del estándar máximo fue de ratoria fue de 1 día (rango: 0, 64), y la posto-
3.272 ptas. (rango: 0, 14.700). La diferencia peratoria, de 7 días 0,98).
entre los totales del gasto real (1.983848
En cuanto a los diferentes servicios qui- ptas.) y el máximo teórico (504.630 ptas.)
rúrgicos estudiados, el mayor número de en- supuso un gasto adicional total de 1.479.218
fermos pertenecía a Cirugía General y Di- ptas. (tabla 2).
gestiva (26.5%), seguido de Traumatología
(22.1%), y el menor a Cirugía Torácica En las profilaxis incorrectas con gasto
(2.7%). El diagnóstico más frecuentemente negativo, es decir, aquellas que habían apli-
encontrado fue el de las neoplasias malignas cado una profilaxis insuficiente, la mediana
Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 3.52 ESTIMACIÓN DEL COSTE ASOCIADO A LA PROFILAXIS QUIRÚRGICA...
TABLA 2
Resumen de costes de la profilaxis y de gastos derivados de la profilaxis incorrecta (en pesetas)
Total de gasto Diferencia entre
Projilaxis incorrecta Total de gasto real teórico máximo gasto real y teórico
Con gasto positivo (N-170) 1.983.848 504.630 1.479.218
Con gasto negativo (N=97) 218.385 580.316 -361.931
Totales 2.202.233 1.084.946 1.117.287
\
del gasto real fue de 1.968 ptas. (rango: 0, insuficientes fueran causa de un aumento de
12.220). La mediana del estándar máximo infecciones postoperatorias. De hecho, en la
fue de 4.900 ptas. (rango: 3.196, 14.700). muestra, aproximadamente el 6% de los pa-
Suponiendo, de manera ficticia, que no se de- cientes que recibieron una profilaxis inco-
rivaron gastos adicionales por aplicar pautas rrecta e insuficiente padecieron una infec-
insuficientes de profilaxis, la diferencia entre ción postquirúrgica. Cabe plantearse que al-
los totales, del gasto real (218.385 ptas.) y el gunas de estas infecciones se hubiesen
máximo teórico (580.316 ptas.), supuso un evitado de haberse aplicado una profilaxis
“ahorro” de 361.93 1 ptas. (tabla 2). correcta. Estas infecciones prolongan el pe-
ríodo de estancia del enfermo en el Hospital,
En consecuencia, con la diferencia entre
incrementando los gastos tanto directos,
el gasto “positivo” y el gasto que hemos lla-
constituidos por la utilización adicional de
mado “negativo” estimamos que, en la
los recursos del hospital, como los indirec-
muestra, la quimioprofilaxis incorrecta ha tos, constituidos por factores no relacionados
supuesto un coste adicional mínimo, de
con la utilización de los recursos hospitala-
1.117.287 ptas. (tabla 2). Extrapolando los
rios (pérdida de la actividad laboral del en-
resultados de la muestra al total de la pobla- fermo; problemas para el propio enfermo,
ción quirúrgica atendida en el año 1992, el
como las resistencias bacterianas, alergias o
gasto adicional ascendía a un mínimo de interacciones medicamentosas; o gastos adi-
39.409.965 ptas.
cionales para los familiares) *. En un estudio
realizado por Wenzel en Nueva York, se
comprobó que el 18% de los enfermos que
padecieron infección de la herida quirúrgica, DISCUSIÓN
resultaron incapacitados durante más de 6
meses 15. El presente estudio demuestra que en el
71.9% de los pacientes intervenidos se admi-
La evaluación económica de los costos
nistró una profilaxis antibiótica incorrecta.
indirectos de las infecciones es compleja y a
Delgadillo y cols. Io refirieron un uso inade-
veces, como puede ser el caso de infecciones
cuado de la profilaxis quirúrgica en más del
leves que aparecen en los domicilios de los
95% de los casos, en un Hospital Universita-
pacientes, imposible de realizar i5. Sin em-
li0.
bargo, el objetivo de nuestro estudio no era
realizar una evaluación de tipo costo-benefi- Es preciso recordar que el gasto que he-
cio. Partimos de protocolos de profilaxis qui- mos llamado “negativo” -por una profilaxis
rúrgica, previamente valorados con criterios no aplicada, dosis o duración insuficiente, o
de costo-beneficio, lo cual implica que las por una vía inadecuada- puede en realidad
desviaciones de estos protocolos conllevarí- no serlo, sobre todo cuando dichas profilaxis
Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 353 C. Diaz Molina et al
an, en general, un mayor coste y/o menor be- profilaxis incorrectas en su estudio y a un
neficio para el enfermo y las instituciones cálculo menos conservador que el nuestro.
sanitarias. Por el contrario, nos interesaba
Esta investigación demuestra que la qui-
estimar exclusivamente el coste mínimo oca-
mioprofilaxis incorrecta, más comúnmente sionado por la falta de seguimiento de dichos
practicada en nuestro centro, consiste en la
protocolos en nuestro centro. Se trataba más
aplicación de profilaxis excesivas más que bien de concienciar al personal médico sobre
en profilaxis insuficientes. Contrariamente a las consecuencias económicas que se pueden
lo que podría pensarse y debido a que los
derivar de las profilaxis incorrectas. Para
protocolos de quimioprofilaxis se basan en
ello, hemos calculado diferencias conserva-
estudios de costo-beneficio, este celo tera- doras entre el gasto real y el terórico máxi-
péutico conlleva un aumento excesivo del
mo de las profilaxis, a fin de poder estimar
gasto sanitario, aunque no cambien las inci-
el límite inferior del gasto asociado a la falta
dencias de infecciones quirúrgicas. A pesar
de seguimiento de los protocolos. Además,
de estimar el coste derivado de la aplicación hemos considerado que todo gasto negativo
incorrecta de la profilaxis quirúrgica, me- suponía un “ahorro” (falso ahorro), aun sa-
diante cifras conservadoras, estos resultados
biendo que la profilaxis incorrecta siempre
no son despreciables y permiten concluir la
conlleva un mayor riesgo de infecciones y,
necesidad de que los médicos sigan los pro-
por lo tanto, un coste que, lejos de ser un
tocolos de quimioprofilaxis. “ahorro”, es mayor que el que cabía suponer
de haberse realizado una profilaxis correcta. El patrón general y por servicios de gas-
Algunos autores han estimado el “riesgo re- tos en antibióticos, de nuestro centro,
lativo de infección quirúrgica” de los enfer- es comparable al de otros centros españo-
mos con profilaxis inadecuada respecto a la les 3v10y13. Por ello, es lógico suponer que
adecuada, siendo éste de 3.21 en su muestra también se hallarían porcentajes altos de qui-
(IC,,,=2:5-4.2) i6. mioprofilaxis incorrectas y, en consecuencia,
de gastos innecesarios, si se reprodujera este
Extrapolando los resultados muestrales a
estudio en otros centros asistenciales. Dichos
la población total intervenida, en 1992, por
estudios permitirían valorar el problema en
Servicios quirúrgicos de nuestro centro, la
su conjunto. Teniendo en cuenta el ‘elevado
estimación del coste adicional ocasionado
número de hospitales que pertenecen al Sis-
por la quimioprofilaxis incorrecta ascendería
tena Nacional de Salud, la evaluación conti-
a un mínimo de 39.105.045 ptas. Podemos,
nua y generalizada de este fenómeno supon- además, evaluar la magnitud del límite supe-
dría un impulso importante hacia la aplica-
rior de este coste. Si en vez de basamos en
ción sistemática y correcta de las profilaxis y
gastos teóricos máximos, utilizáramos cifras
un ahorro global considerable. mínimas y menos conservadoras (caso en
que siempre se escogiera el antibiótico más
barato, cuando la elección es posible, el gas-
to adicional asociado a la profilaxis incorrec- BIBLIOGRAFÍA
ta podría ascender a unos 7 1.117.025 ptas.
Laporte JR, Tognoni G. Principios de epide-
Este estudio pone de manifiesto que, de miologia del medicamento. 2.a Edición. Bar-
haberse aplicado correctamente la profilaxis, celona: Masson Salva& 1993.
el gasto habría sido el 49.3% del gasto real
Drummond MF. Principios de evaluación observado. Delgadillo y cols. Io estiman que
económica en asistencia sanitaria. l.a Edi- el gasto ocasionado por una profilaxis co-
ción. Madrid: Ministerio de Trabajo, 1983. rrecta oscila entre el 2 y el 13% del realmen-
te efectuado. Estas diferencias observadas Gálvez Vargas R, Martínez González MA,
pueden deberse a la mayor proporción de Gómez Olmedo M. Uso de antibióticos en el
354 Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 ESTIMACIÓN DEL COSTE ASOCIADO A LA PROFILAXIS QUIRÚRGICA...
hospital, comité de infecciones. En: Gálvez consecuencias. Med Clin (Barc) 1993; 100:
R, Delgado M, Guillén JF (editores). Infec- 404406.
ción hospitalaria. Granada: Universidad de
ll. Hospital Universitario “Reina Sofía”. Me- Granada, 1993: 467-49 1.
moria Año 1992. Córdoba: Hospital Univer-
4. Scher KS, Bemstein JM, Arenstein GL, So- sitario “Reina Sofía”, 1993.
rensen C. Reducing the cost of surgical
12. Kish L. Survey sampling. Nueva York: J prophilaxis. Am Surg 1990; 56: 31-33.
Wil & Sons, 1965.
5. Karki SD, Holden JMC, Mariano E. A team
13. Sociedad Española de Higiene y Medicina approach to reduce antibiotic cost. Ann
Preventiva Hospitalarias y Grupo de Trabajo Pharmacother 1990; 24: 202-205.
EPINCAT. Prevalencia de las infecciones
6. Reese RB y Betts R. El uso de los antibióti- nosocomiales en los hospitales españoles,
cos. En: Un planteamiento práctico de las Proyecto EPINE 1991. Barcelona: Sociedad
enfermedades infecciosas. 3.a Edición. Ma- Española de Higiene y Medicina Preventiva
drid: Jarpyo Editores, 1991: 936-947. Hospitalarias y Grupo de Trabajo EPIN-
CAT, 1991.
7. Kaiser AB. Antimicrobial prophylaxis in
14. Coronado Escudero S, García Caballero J y surgery. N Engl J Med 1992; 326: 337-339.
Monge Jodrá V. Manual del Programa
8. McGowan JE. Cost and benefit of periope- EPIHOS. Madrid: Ministerio de Sanidad y
rative antimicrobial prophylaxis: Methods Consumo, 1991.
for economic analysis. Rev Infect Dis 1991;
15. Wenzel RP. Preoperative antibiotic prophi- 13 (Suppl 10): 879-889.
laxis. N Engl J of Med 1992; 326: 337-339.
9. Burke JF. The effective period of preventive
16. García Caballero J. Vigilancia epidemioló- antibiotic action in experimental incisions
gica de la infección nosocomial. Proyecto y and dermal lesions. Surgery 1961; 50: 161-
programa EPIHOS. En: Libro de ponencias 168.
y comunicaciones. 1 Congreso Internacional
Delgadillo J, Ramírez R, Cebrecos J, Amau y VII Nacional de Higiene y Medicina Pre- 10.
ventiva Hospitalarias, Santiago de Compos- M, Laporte JR. Utilización de antibióticos
tela, 22-25 septiembre 1993: 293-3 12. en profilaxis quirúrgica, Características y
Rev Esp Salud Pública 1995, Vol. 69, Nos. 3-4 355

Soyez le premier à déposer un commentaire !

17/1000 caractères maximum.

Diffusez cette publication

Vous aimerez aussi