La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión (The journalist’s freedom in practicing his profession)

-

Español
13 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Resumen
En nombre de la libertad de expresión el mundo mediático permite – en ocasiones sin respetar otros derechos fundamentales - que a la sociedad le lleguen mensajes de manera ilimitada e indiscriminada.
Se identifica, así, libertad de expresión con el concepto de libertad, en el sentido de que uno pueda decir lo que quiera, donde quiera y cómo quiera.
Este artículo es una reflexión sobre el concepto de libertad que debe asumir el periodista y que tiene como marco la búsqueda de la verdad para contribuir a la promoción de la persona dentro de una estructura plural de medios de comunicación.
Abstract
The Media allow unlimited and indiscriminate messages to reach Society for the sake of freedom of expresión, on occasions with no respect for other basic rights.
Freedom of expression is identified, with freedom, thus, in the sense that one can say whatever one wishes, any way, any time, any place.
This article is a reflection on the concept of freedom which the journalist must assume, framed within the search for truth, so as to contribute to the individual’s betterment, in a structure of pluralistic Media.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2005
Nombre de lectures 21
Langue Español
Signaler un problème

AUTOR ESTUDIO
RECIBIDO
17 de enero de 2005Humberto Martínez-Fresneda Osorio
ACEPTADO
Profesor de la Universidad 13 de junio de 2005
PÁGINASFrancisco de Vitoria
De la 56 a la 69
h.fresneda.prof@ufv.es
ISSN: 1885-365X
La libertad del periodista en el
ejercicio de su profesión
The journalist’s freedom in
practicing his profession
En nombre de la libertad de expresión el mundo mediático permite – en ocasiones sin respetar
otros derechos fundamentales - que a la sociedad le lleguen mensajes de manera ilimitada e
indiscriminada.
Se identifica, así, libertad de expresión con el concepto de libertad, en el sentido de que uno
pueda decir lo que quiera, donde quiera y cómo quiera.
Este artículo es una reflexión sobre el concepto de libertad que debe asumir el periodista y que
tiene como marco la búsqueda de la verdad para contribuir a la promoción de la persona dentro
de una estructura plural de medios de comunicación.
The Media allow unlimited and indiscriminate messages to reach Society for the sake of freedom of expresión, on occa-
sions with no respect for other basic rights.
Freedom of expression is identified, with freedom, thus, in the sense that one can say whatever one wishes, any way,
any time, any place.
This article is a reflection on the concept of freedom which the journalist must assume, framed within the search for truth,
so as to contribute to the individual’s betterment, in a structure of pluralistic Media.
Palabras clave: libertad de expresión, responsabilidad, verdad, medios de comunicación, libertad, periodista
Key Words: freedom of expresión, responsibility, truth, the media, freedom, journalist
efinir el concepto de libertad es en sí complicado porque adentrarse en este tér-
mino significa hablar de conceptos tabúes en la sociedad del siglo XXI como limi-D tación, elección, opción, sacrificio, renuncia. Estos conceptos son habitualmente
mal interpretados en aras de un concepto de libertad del hombre que se identifica con el
libre albedrío. El hombre del siglo XXI confunde el concepto de libertad responsable con
el de libertad absoluta.
Además, el concepto de libertad está sometido a continuas interpretaciones. Siendo,
como digo, la máxima aspiración del hombre, de todos los hombres, parece como si
cada uno le diera un significado que, en función de nuestras necesidades, buscase como
principal objetivo “liberarse” de coacciones externas e internas. Esto se ve de manera
Revista Comunicación y Hombre · Número 1 · Año 200558
diáfana en el campo de la comunicación una libertad pública termina donde empie-
donde es muy corriente apelar al derecho za la otra.
a la libertad de expresión para dar opinio- Por eso, el fundamento de este traba-
nes de manera independiente sin que na- jo, en definitiva, radica en profundizar en
die cometa la “injusticia” de poner trabas a el papel del periodista en la sociedad del
lo que se pueda decir. siglo XXI. Un sociedad donde los medios
El artículo 20 de la Consti- de comunicación han cobrado un protago-
tución Española de 1978 nismo excepcional no sólo por su papel de Es muy
establece el marco ge- transmisores de información sino porque corriente
neral en el que la liber- se han constituido de manera consciente
apelar al
tad de expresión debe o inconsciente en verdaderos medios de
derecho a la desenvolverse en un formación que la propia sociedad ha ído
libertad de sociedad democráti- integrando en su crecimiento y evolución
expresión para ca y plural. personal, grupal y social.
En su apartado De aquí se desprenden los objetivos:dar opiniones
1a) se dice: “Se re- 1. Estudiar el concepto de libertad de de manera
conocen y protegen expresión en el marco del valor de la li-
independiente
los derechos a expresar bertad.
y difundir libremente los 2. Describir la importancia de los medios
pensamientos, ideas y opinio- de comunicación como medios de forma-
nes mediante la palabra, el escrito ción en la sociedad.
o cualquier otro medio de reproducción”. 3. Descubrir la relación entre libertad-
Por su parte el apartado 1d) reconoce el responsabilidad-verdad
derecho a “comunicar o recibir libremente En la primera parte del trabajo, “La
información veraz por cualquier medio de verdadera libertad”, se contextualiza la li-
difusión”. Y ya en ese mismo artículo 20, bertad de expresión en el concepto más
en el apartado 4 se establecen los límites amplio de libertad, partiendo de la consi-
a ese derecho fundamental al afirmar que deración de que ésta se realiza en el ser
“estas libertades tienen su límite en el res- humano y, por tanto, esto la modela en un
peto a los derechos reconocidos en este sentido determinado.
título, en los preceptos de las leyes que lo Todo ello en un marco en el
desarrollen y especialmente en el derecho que los medios de comu-
al honor, a la intimidad, a la propia imagen nicación se consideran
y a la protección de la juventud y de la in- no sólo fuente de
1fancia” . información sino
Los medios
Por su parte, Blázquez, (2002: p. 415) verdaderos forma-
deben cuidar afirma que cuando “hablamos de libertad dores de la so-
prudentemente la informativa nos referimos eminentemente ciedad y, por tan-
a la independencia que todo informador to, deben cuidar materialización
ha de mantener frente a las presiones ex- prudentemente la del proceso
ternas provenientes de los poderes fácti- materialización del comunicativo
cos sociales de carácter financiero, políti- proceso comunica-
co o ideológico” . Y añade más adelante, tivo. Proceso donde
“la responsabilidad es el uso correcto de se produce un diálogo
la libertad. Quien gozando de suficiente entre emisor y receptor,
libertad hace mal uso de ella es un irres- diálogo desigual, desequilibra-
ponsable” (p. 423) . O lo que es lo mismo, do a favor del primero.
si la libertad de uno tiene ya su límite en En segundo lugar, “La responsabilidad
la propia persona, éste se acentúa más, y la verdad, aspectos inseparables de la
si afecta a la libertad del otro. Y, por tanto libertad”, profundiza en el equilibrio que
La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión por Humberto Martínez-Fresneda Osorio59
debe existir entre libertad-responsabilidad- sin respetar otros derechos fundamenta-
verdad para salvaguardar con todas las ga- les - que al receptor le lleguen contenidos
rantías la libertad de expresión frente a la de manera ilimitada e indiscriminada.
manipulación que actúa como anestésico La llegada de Rodríguez Zapatero a
de esa relación y por tanto anula la capaci- la presidencia del gobierno, por ejemplo,
dad de iniciativa de las personas. fue utilizada por los medios de comuni-
En nombre de la libertad de cación para dar sus particulares visiones.
expresión los medios de Si cogemos las portadas del 18 de abril
comunicación y los pro- de 2004 de los principales periódicos de
En nombre de fesionales de la infor- tirada nacional, observamos como el pri-
la libertad de mación se permiten mer acto oficial de Rodríguez Zapatero
expresión y los lanzar indiscrimina- como presidente fue utilizado por el dia-
damente contenidos rio El País, dando la imagen más amable profesionales de
sin ningún rigor éti- del nuevo inquilino de la Moncloa que en la información
co ni profesional, un escenario manifiestamente propagan-lanzan
buscando objetivos dístico (en la estación de Atocha se le ve
contenidos sin
personales sin tener haciendo una ofrenda floral en el lugar del
ningún rigor en cuenta que quien re- atentado del 11-M) muestra su talante más
ético cibe estos contenidos son humano y desinteresado frente a la institu-
personas en una sociedad de cionalización del relevo por parte del diario
personas. Valores como libertad, ABC. El Mundo y La Razón muestran un
responsabilidad o verdad han pasado a presidente arropado por el poder.
un segundo plano, dejando paso a otros Como afirma Rodríguez Duplá (1996:
como la instantaneidad, la rapidez, las pa- pp. 36-38) , “todas las posibilidades huma-
siones, la imagen, lo urgente, etc. nas esenciales desfilan ante el espectador
Estudiar todas estas cuestiones, por lo o lector”. Añadiendo, “hay dimensiones de
menos, permite ser conscientes de la im- la existencia humana que son subrayadas
portancia de dar sentido a una profesión una y otra vez. Esta uniformidad vienen
cada vez más deshumanizada donde se propiciada por factores de orden económi-
relativizan las grandes cuestiones, preci- co. Una parte muy considerable de la ofer-
samente aquellas por las que la sociedad ta mediática está destinada a
tiene sentido. espacios publicitarios (...).
La publicidad apela a La libertad
1. La verdadera libertad esos dos poderosos de expresión
A la luz de estas consideraciones que resortes de nuestra que debe ser
provienen de fuentes tan dispares parece conducta que son
recuperada
razonable pensar que la libertad de expre- la sensualidad y
desde la sión está sujeta a ciertas restricciones. la vanidad (...).
profesión Porque es corriente que al hablar de El modelo de hu-
libertad de expresión se identifique de manidad que se periodística debe
manera prácticamente automática esta propone conjuga contemplarse,
palabra con el concepto de libertad y, a su belleza, juventud y dentro del
vez, ésta última se asocie con el vocablo dinamismo, por una
contexto de la
“independencia”. Más aún si hablamos en parte y, por otra, efica-
libertadel marco de los medios de comunicación. cia, triunfo social y lujo”.
Independencia o lo que es lo mismo, po- La libertad de expresión que
der decir lo que quiera, donde quiera y debe ser recuperada desde la profesión
cómo quiera. periodística debe contemplarse, sin em-
En nombre de la libertad de expresión el bargo, dentro del contexto de la libertad.
mundo mediático permite – en ocasiones Por eso es necesario definir el concepto
Revista Comunicación y Hombre · Número 1 · Año 200560
de libertad que debe asumir el periodista y car que el concepto de libertad no puede di-
exigir la sociedad. La responsabilidad de la sociarse del obrar humano. Es decir, la ca-
profesión periodística y de los medios de pacidad de obrar sabiendo lo que se hace
comunicación en la formación exigen de y por qué se hace. O lo que es lo mismo el
ésta una reflexión lo más objetiva sobre comportamiento libre de la voluntad.
esta cuestión y llegar a un punto común En este caso, el concepto de libertad
donde no pueda existir discusión. se identifica y así lo reconocen algunos
Tres son las cuestiones autores con el concepto de libertad de
que no se pueden obviar elección. Es decir, se realiza en el obrar.
al hablar del concepto Y, es en esta capacidad de elección donde
Tenemos que
de libertad. radica la esencia de la libertad porque en
reconocer ella es donde el hombre más plenamente
necesariamente 1.1 El hombre es un toma conciencia, después de reflexionar,
las limitaciones ser limitado de lo que quiere y de las causas que le
El hombre nace con llevan a tomar esa decisión.de nuestra
ciertas dependencias. Como afirma Gevaert, (1995: p. 188) “un libertad
Dependemos de la épo- hombre obra humanamente cuando se da
ca en que hemos nacido, cuenta de lo que está haciendo”. Es la dis-
dependemos de la familia tinción entre “actos del hombre” y “actos
donde nos hemos criado, depende- humanos”. En los actos del hombre, éste
mos de si somos altos o bajos, dependemos no interviene de manera consciente mien-
de si vivimos en el campo o en la ciudad... tras que en los actos humanos el hombre
Si reconocemos estas dependencias e realiza estos actos de manera voluntaria y
imagino que nadie puede obviarlas, tenemos aceptando las limitaciones. Por eso Leo-
que reconocer necesariamente las limitacio- nard afirma que los actos humanos son
nes de nuestra libertad. No somos libres para los auténticamente libres”.
decidir si ahora queremos cambiar de estatu- Por tanto, el concepto de acto humano
ra o de ciudad donde hemos nacido. se puede identificar con el de voluntad.
Por el contrario, reconocer esas de- Porque la libertad es una interacción entre
pendencias significa aceptar que nuestra inteligencia y voluntad, un diálogo
libertad se realiza en el ser humano y, por la voluntad y la inteligencia por
tanto, depende de las condiciones natura- el cuál, ésta última – que
les de ese ser humano. cuando ve la verdad
Por tanto, se debe aceptar esas capaci- como evidente no
dades y potenciarlas al máximo para po- puede negarla - in-
El hombre está nerlas al servicio de los demás. forma a la primera
A estas capacidades innatas las deno- de lo que debe llamado a hacer
mina Leonard (1991: p. 31), “habilidades hacer y ésta deci- el bien que la
preformadas”, es decir, formadas antes de de si lo hace o no. inteligencia
la intervención de la voluntad. La voluntad, de
propone a la
El hombre, por ser limitado, tiene su li- esta manera, se
voluntadbertad limitada. No tiene sentido hablar de decanta por el bien
independencia para reivindicar la expe- desde el momento
riencia de libertad. Es ilusorio porque exis- que la inteligencia así
te una dependencia natural por el mero lo ha aprehendido.
hecho de ser hombres. En otras palabras, el hombre
está llamado a hacer el bien que la inteli-
1.2. La capacidad de elección, esencia gencia propone a la voluntad.
de la libertad Un acto es libre cuando ponderamos las
Parece que hay común acuerdo en signifi- cosas. Es lo que diferencia al hombre de
La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión por Humberto Martínez-Fresneda Osorio61
los animales. El hombre piensa, los ani- por tanto debo renunciar a la “libertad” de
males, no. Por tanto esa capacidad de pre- escribir como quiera por un bien mayor, la
guntarnos por las cosas y por tanto ir en formación de la sociedad. Soy más libre
busca de la verdad es la que nos conduce cuanto más me acerco a los valores que
a un acto responsable de elección en el fomentan y potencian al máximo el desa-
que la inteligencia y las pasiones informan rrollo humano.
a la voluntad y ésta actúa. El lenguaje y la posterior redacción es
una de las principales técnicas de manipu-
1.3. El valor de la renuncia lación que utilizan los medios de comuni-
La determinación res- cación. El uso de determinadas palabras,
ponsable en la elección expresiones concretas son utilizadas de La cuestión
de un camino que fa- manera consciente por los medios para
está en saber
vorezca el desarrollo transmitir de manera sutil ciertas actitudes
si la renuncia personal del hombre a los lectores. Por ejemplo no es lo mis-
es fruto de introduce el concepto mo un titular en el que aparezca la pa-
un ejercicio de renuncia. Es obvio labra “culpar” (determinada persona culpa
que si el hombre es a otra de...) que otro diferente en el que de libertad
capaz de elegir entre se incluye la palabra “decir” (determinada auténtica
diversas opciones, indu- persona dice que otra persona que). Indu-
dablemente está renun- dablemente en la percepción del lector la
ciando a las otras. Pero la carga negativa del verbo “culpar” no la tie-
cuestión está en saber si esta re- ne la palabra “decir”.
nuncia es fruto de un ejercicio de libertad Esto significa que hay diferentes modos
auténtica, de libertad responsable o por el de libertad y que, por tanto, libertad es je-
contrario supone una limitación y, por tan- rarquizar esos diferentes modos. ¿De qué
to, ausencia de libertad. forma? De aquella que asegure el pleno
Como afirma López Quintás, (2002: pp. desarrollo humano. Lo contrario sería un
209-219) “libertad no puede tener la me- uso irresponsable de la libertad.
nor limitación. La libertad, para ser autén- Si hay renuncia es porque se opta a una
tica debe ser absoluta, ab-soluta, es de- forma de libertad que nos hace mejores
cir, suelta, desligada de cuanto signifique personas, que salvaguarda más dig-
cauce, norma, delimitación”. Para López nidad de las personas, que
Quintás, las renuncias que el hombre de- nos hace actuar mejor.
Si hay
ber realizar en beneficio del bien común Y esto implica sacri-
renuncia es no son limitaciones, sino opción responsa- ficio. Pero el sacrificio
porque se ble, precisamente por un uso sin coacción no se puede identifi-
de la libertad. car con la coacción, opta a una
Indudablemente todo el mundo está de la censura o la repre- forma de
acuerdo en que decantarse por una op- sión. López Quintás libertad que
ción supone rechazar las otras. Por tanto (2002: pp. 209-219)
nos hace
existe una renuncia. Pero si esta renun- los diferencia muy bien
mejores cia se realiza en beneficio de una libertad al concretar que “el sa-
personassuperior, mayor, se estará realizando un crificio auténtico renuncia
ejercicio de responsabilidad. Yo puedo re- a algo valioso para colmar
nunciar a escribir una información con un su vacío con creces. La repre-
lenguaje duro y soez en aras del servicio sión, en cambio, despoja al hombre de un
a la sociedad. Si yo entiendo que, a través valor para dejarlo vacío”. Es decir, el sacri-
de los medios de comunicación también ficio enaltece al hombre, lo dignifica mien-
se forma, no sólo se informa, mi manera tras que la represión lo margina, lo anula
de escribir deberá cuidarse al máximo y como persona.
Revista Comunicación y Hombre · Número 1 · Año 200562
Esta renuncia permite no instalarnos en en su vida no puede llamarse un hombre
lo cómodo, en el placer inmediato, en lo completo y verdaderamente libre.
que nos satisface desde el punto de vista Seguirá estando prisionero de su egoís-
único de los sentidos. La renuncia signifi- mo, cerrado en sí mismo, lejos de las ma-
ca dar a cada experiencia el valor que le ravillosas posibilidades que está insertas
corresponde y supeditar ese valor en el ser humano”.
a otro mayor que repercuta Por lo tanto, libertad, responsabilidad
en el pleno desarrollo del y amor se constituyen en los tres pilares
hombre como perso- sobre los que se construye la auténtica li-
na. Para López Quin- bertad.La renuncia
tás, (2002: pp. 221- El egoísmo es lo contrario del amor, por-significa dar a
251) “en principio, que es una forma de quererse a sí mismo
cada experiencia
lo agradable es un y, por tanto, la ausencia de generosidad
el valor que le valor, y toda expe- y la necesidad de dominio pero además
corresponde y riencia que reporta para el propio provecho.
supeditar ese agrado se muestra Esta necesidad de dominio termina por
como valiosa. reducir todo lo que me rodea a mero objeto, valor a otro
Pero considerar es decir a aquello que puede disponer a mi mayor
como una meta en la antojo. Esto supone que el hombre intenta
vida el acumular sensa- poner a su servicio todo lo que le rodea y
ciones gratificantes encierra el esto le aleja de la actitud de generosidad y
peligro de recluir al hombre en el mundo entrega que se desprende del amor.
angosto de sus apetencias y desgajarlo de El hombre deja de jerarquizar, por tanto,
las realidades que han de ofrecerle posibi- opta por no renunciar a nada convirtiéndo-
lidades de acción y hacer viable su activi- se en esclavo de la realidad y del placer de
dad creativa”. todo que le produce estímulo gratificante.
Por eso lo más importante es saber Esto hace que se ciegue por las realida-
acertar en esa jerarquización. Es des materiales y de, esta manera, pierda
discernir qué es lo que nos hace más per- el verdadero valor de las cosas.
sonas, qué opción es la que permite ayu- En síntesis, el hombre como ser limitado
dar a la realización del hombre, de todos que es, con las dependencias
los hombres. Aunque esto suponga saber naturales que no puede
aceptar las ayudas que me vienen de fue- obviar, tiene su libertad
El hombre ra, que son externas a mi propia persona limitada. Pero como
y que colaboran en ese proceso auténtico es un ser con inteli- como ser
de construcción de la sociedad. gencia y voluntad, limitado que
La auténtica libertad es la que precisa- su obrar humano, es, con las
mente libera de esclavitudes al hombre y su capacidad de
dependencias
la que, por tanto, crece en el sacrificio y obrar le permite
naturales que el amor. Esto no significa que no puedan elegir sabiendo,
no puede obviar, existir decisiones que esclavicen al hom- en todo momento,
bre o que siembren incluso el mal o el lo que hace y por tiene su libertad
odio, pero desde la capacidad del hombre qué lo hace desde limitada.
de decidir en cada momento la opción que su limitación como ser
considere. humano. Esta decisión
Porque no hay que olvidar que como responsable le hace libre por-
dice Gevaert , (1995: p. 214) “el amor es que en la libertad de elección tiene en
el espacio que la libertad crea para reali- cuenta el pleno desarrollo del hombre, de
zarse y liberarse a sí misma”. Y añade, “un sí mismo como persona y del respeto a la
hombre que no vive un verdadero amor libertad de los demás y el bien común. La
La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión por Humberto Martínez-Fresneda Osorio63
libertad responsable le supone renuncia, do de lo que se transmite, la libertad de
no coacción porque en la renuncia opta expresión alude más a las ideas, a las opi-
por una libertad superior, por un modo de niones, y la libertad de información, a los
libertad que , como persona, lo dignifica hechos concretos. Opinión contra informa-
porque de manera consciente otorga el ción, lo subjetivo frente a lo objetivo.
valor que le corresponde a cada experien- La mezcla de hechos y juicios de valor
cia en beneficio del desarrollo del hombre es otro de los grandes instrumentos que
como persona. se utilizan en la prensa para dar una in-
terpretación u otra al acontecimiento. La
2. La responsabilidad y la opinión deber reservarse para las páginas
verdad, aspectos inseparables o secciones determinadas y que el lector
de la libertad reconoce como tal. Utilizar las páginas de
La búsqueda de la verdad con la que fi- información para introducir opinión modifi-
nalizaba la reflexión anterior es donde se ca la realidad y la percepción del aconteci-
sitúa la libertad de expresión que, además, miento por parte del lector.
es un derecho fundamental de las perso- Un ejemplo ilustrará bien esto. El 16 de
nas (reconocido en la mayoría de las juris- abril de 2004, se produce la sesión de in-
prudencias de la totalidad de los países del vestidura de Zapatero en el Congreso de
mundo) y se inscribe en el contexto de las los Diputados. Destacan las intervencio-
libertades públicas. nes del líder de la oposición, Mariano Ra-
Así, en el artículo 19 de la Declara- joy y el propio Zapatero. Los periódicos de
ción Universal de Derechos Humanos de tirada nacional titulan de la siguiente ma-
10 de diciembre de 1948 , se establece nera. “Zapatero propone una reforma de la
que “todo individuo tiene el derecho a la Constitución que exige el apoyo del PP y la
libertad de opinión y de expresión; este disolución de las Cortes” (ABC); “Zapate-
derecho incluye el de no ser molestado a ro hace un gran discurso pero no contesta
causa de sus opiniones, el de investigar y al hábil interrogatorio de Rajoy” (El Mun-
recibir informaciones y opiniones y el de do); “Zapatero anuncia en su investidura
difundirlas sin limitación de fronteras por una reforma limitada de la Constitución”
cualquier medio de difusión” (O’Callaghan, (El País); “Rajoy pone al descubierto los
1991: 3-7). “peajes” que deberá pagar Za-
Más concretamente, en España, la patero para ser presidente”
Constitución de 1978 , en su artículo (La Razón).
20.1.a. reconoce y protege el derecho a Como se puede ob-
“expresar y difundir libremente los pen- servar hay reparto
La mezcla de
samientos, ideas y opiniones mediante la de mensajes para
hechos y juicios palabra, el escrito o cualquier otro medio los dos líderes si
de valor es otro de reproducción” y en el artículo 20.1.d se bien El País y La
de los grandes reconoce y protege el derecho a “comuni- Razón apuestan
car o recibir libremente información veraz abiertamente por instrumentos
2por cualquier medio de difusión” . el político que edi- que se utilizan
Nuestra Carta Magna establece, de esta torialmente apoyan. en la prensa
manera, una clara distinción entre libertad Es una interpretación
de expresión y libertad de información re- intencionada del acon-
servando el artículo 20.1.a a la primera y tecimiento que aporta va-
el artículo 20.1.d., a la segunda. loración más allá de la propia
Es, en esta distinción que puede pasar información.
desapercibida, donde se puede comenzar Incluso, la propia legislación protege de
a intuir el significado real de la libertad de distinta manera una u otra libertad. La liber-
expresión. Porque en función del conteni- tad de expresión, de manera más ambigua
Revista Comunicación y Hombre · Número 1 · Año 200564
al ser más difícil limitar los pensamientos cias y de la influencia que la comunicación
mientras que la libertad de información de pública tiene en la vida de las personas y
manera más concreta al contener elemen- de la sociedad. Por esta razón, es necesa-
tos más objetivos que la hacen someterse rio un equilibrio adecuado entre estos dos
al criterio de verdad de una manera más elementos – la libertad y la responsabili-
clara. dad -, que constituyen dos aspectos inse-
Pero, aún reconociendo la parables de un mismo principio”.
primacía de la libertad de Es sólo en este marco donde se puede
información en el ejerci- hablar de libertad de expresión. Porque
cio profesional del pe- aún reconociendo que es un derecho de
La propia riodista no es menos libertad es, precisamente, tal el
legislación cierto que la libertad que debe contribuir a la promoción de la
protege de expresión debe persona salvaguardando su dignidad y
someterse a ciertos todo ello en un Estado democrático donde de distinta
límites que se deriven esté asegurado el derecho a la informa-manera
de la consideración de ción de todos los ciudadanos en una es-una u otra
las personas como su- tructura plural de medios de comunicación
libertad
jetos libres. en el que los periodistas tengan reconoci-
De aquí que el propio do su derecho a informar.
texto constitucional español
establezca ciertas restricciones en 2.1. La verdad informativa en la libertad
el ejercicio de la libertad de expresión que de expresión
no deben entenderse como censura sino Se trata, pues, de encuadrar la libertad de
como garantía de un concepto de liber- expresión dentro del propio concepto de
tad de expresión que asegura de manera libertad para que, desde él, se pueda ofre-
responsable la libertad de informar y no el cer la verdad.
libre albedrío de quienes informan. Porque es evidente que aún siendo la
Estas limitaciones se refieren al “respeto información la base en la que se apoya la
a los derechos reconocidos en este título, libertad de expresión, a ésta no sólo se la
en los preceptos de las leyes que los de- exige basarse en la verdad sino que ade-
sarrollen y, especialmente, en el derecho más se sobreentiende que no
al honor, a la intimidad, a la propia ima- debe utilizarse para dañar
gen y a la protección de la juventud y la el honor o la imagen de
infancia” (artículo 20.4 de la Constitución las personas o bajo Aún siendo la
3Española) . su bandera entro- información
Los conceptos de verdad y responsabi- meterse en la vida
la base en la
lidad son los que contextualizan la libertad privada.
que se apoya
de expresión y en los que ésta encuentra Por el contrario,
la libertad de sentido. la libertad de ex-
expresión, se le Del adecuado equilibrio en la relación presión debe:
entre responsabilidad – verdad y la liber- - Basarse en el exige que no
tad de expresión es donde se puede ga- interés público ge- debe utilizarse
rantizar la salvaguarda de este derecho neral para dañar
fundamental. - Ofrecer la verdad,
Blázquez (2002: p. 411) lo afirma de ma- como reflejo de lo cierto
nera transparente al afirmar que “el deber . Respetar los hechos en
constituye un elemento intrínseco de la cuanto reales
libertad; el principio de la libertad de infor- La verdad es el campo sobre el que
mación no puede aplicarse si no se reco- hay que abonar el concepto de libertad
noce la responsabilidad de las consecuen- de expresión.
La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión por Humberto Martínez-Fresneda Osorio65
Y, ¿a qué tipo de verdad nos referimos?, realidad no significa que la información
¿qué tipo de verdad es la verdad informa- que ofrece sea falsa, sino que la realidad
tiva? de la que se informa es cierta y refleja su
Parece razonable insertar la verdad realismo.
informativa en el concepto más amplio 2. La verdad es una, puesto que aun-
de verdad. Veamos pues, breve- que la realidad tenga diferentes aspectos
mente dicho concepto. puede haber varios juicios verdaderos.
Según la definición clási- 3. La verdad también cumple las carac-
ca, la verdad es “la ade- terísticas de indivisibilidad en cuanto que Parece
cuación de la mente a no existen grados en la verdad de un juicio razonable
la realidad”. Por tanto, y de inmutabilidad puesto que quien evo-
insertar
esta definición ya deja luciona o cambia es la realidad.
la verdad claro que las cosas La responsabilidad, en este caso, viene
informativa en son y son como son. dada porque el receptor tiene como punto
el concepto Es decir, la verdad es de referencia la adecuación de la mente
la realidad, no una in- del emisor a la realidad y la comunicación más amplio
vención intelectual. Por se produce entre el emisor que conoce di-de verdad
tanto, aunque las cosas rectamente y muchos receptores.
tengan una verdad ontoló- Según Blázquez (2002: p. 370). , “la ver-
gica (la verdad de las cosas), dad informativa es, al mismo tiempo verdad
la verdad informativa se identificaría lógica en la medida en que supone la ade-
con la lógica (verdad de la inteli- cuación de uno o varios entendimientos a
gencia). la realidad impelida por el proceso informa-
La verdad informativa se fundamenta en tivo”. Adecuación que no se obtiene direc-
la realidad y, desde esa perspectiva, coin- tamente, sino de forma mediatizada por el
cide con la verdad lógica, en cuanto ade- emisor que se supone que sí ha tenido ac-
cuación de la mente a la realidad. ceso inmediato y directo a la realidad de la
La verdad en el campo de la información que informa. Esta mediatización constituye
se refiere a la que se transmite a través de la nota específica de la verdad informativa
los emisores por un canal hacia los recep- dentro del género verdad lógica.
tores. Por lo tanto, la verdad a la que está Pero hay una segunda ade-
sujeta la libertad de expresión es la que cuación que es aquella
conocen los emisores y, consecuentemen- que se produce entre lo
te la que llega y conocen los receptores. que uno comunica y Esta
Como afirma Blázquez (2002: p. 367), lo que uno piensa y mediatización
la verdad es la “adecuación o conformidad entre lo que piensa constituye la
del mensaje comunicacional del emisor y y lo que conoce
nota específica
la realidad social contingente. Adecuación el receptor. Como
de la verdad que es percibida por el receptor después afirma Blázquez
informativa de haber pasado el mensaje a través de (2002: p. 372), “sin
dentro del los medios de comunicación social o mass esa adecuación no
media = verdad informativa o comunica- existe verdad y si no género verdad
cional”. existe verdad no tiene lógica
Por tanto, la libertad de expresión exige sentido la información”.
la búsqueda de la verdad y ésta se funda- Además, la verdad infor-
menta en la realidad puesto que el perio- mativa debe tener su correlati-
dista debe informar de aquello que acon- vo en la expresión, en la manera de pre-
tece en la realidad. Y esto se basa en una sentar el mensaje.
serie de presupuestos: Lo contrario a la verdad informativa como
1. Que el periodista no conozca toda la verdad lógica es la mentira que se traduce
Revista Comunicación y Hombre · Número 1 · Año 200566
informativamente en la manipulación.
8. Los medios de comunicación presen-
3. Conclusiones tan la realidad bajo un aparente diálogo
1. Las dependencias naturales con las entre la sociedad y ellos mismos.
que nace el hombre le tienen que hacer
reconocer necesariamente las limi- 9. Los condicionantes que tienen los
taciones de nuestra libertad. medios de comunicación hacen que ese
diálogo esté desequilibrado a favor del
2. Reconocer esas emisor.Lo contrario
dependencias significa a la verdad
aceptar que nuestra 10. Se manipula con el objeto de influir informativa
libertad se realiza en las personas, sobre sus costumbres,
como verdad
en el ser humano y, sobre sus valores, intentando llegar al
lógica es la por tanto, debemos mayor número de personas con el mayor
mentira que se aceptar esos límites número de mensajes a través de los más
traduce en la y potenciar nuestras diferentes medios.
capacidades para po-manipulación
nerlas al servicio de los 11. Los conceptos de verdad y respon-
demás. sabilidad son los que contextualizan la
libertad de expresión y en los que ésta en-
3. El concepto de libertad se cuentra sentido.
identifica con el de de
elección, por tanto, está asociado al obrar 12. La verdad informativa se fundamenta
humano. Un acto es libre cuando ponde- en la realidad y , desde esta perspectiva,
ramos las cosas. Al ser hombres tenemos coincide con la verdad lógica, en cuanto
capacidad de preguntarnos las cosas y por adecuación de la mente a la realidad.
tanto ir en busca de la verdad. Esto nos
conduce a un acto responsable de elec- 13. La manipulación transforma al hom-
ción en el que la inteligencia y las pasio- bre de sujeto a objeto y así, se hace más
nes informan a la voluntad y ésta actúa. manejable, más manipulable y, por tanto,
no es considerado como persona
4. La libertad de elección supone renun- con inteligencia y voluntad,
cia y ésta es una opción de libertad que sino que se destruye su
nos hace mejores personas. capacidad crítica, sus
posibilidades de in- La verdad de
5. Libertad, responsabilidad y amor se tervención libre en las imágenes
constituyen en los tres pilares sobre los aquellas decisio- televisivas que
que se construye la auténtica libertad. nes que puedan
vemos en los
influir en su vida.
informativos 6. Los medios de comunicación son re-
es bastante ferente de primer orden dentro de la socie- 14. Existe una
discutibledad actual. conciencia social
de que el periodista
7. Al ser “la vida” el argumento principal debe ser aquella perso-
de los medios de comunicación y trabajar na, no sólo con vocación,
con realidades fácilmente reconocibles sino con formación suficiente
por la propia sociedad, se constituyen en para afrontar la enorme responsabilidad
herramienta de formación que se ofrece al de devolver a la sociedad el compromiso
receptor como una primera aproximación que ésta ha depositado en él. Para ello, el
a la realidad. periodista debe estar en continua tensión
La libertad del periodista en el ejercicio de su profesión por Humberto Martínez-Fresneda Osorio