El alma y el más allá, con especial referencia a Homero y Virgilio

-

Documents
738 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

EL ALMA Y EL MÁS ALLÁ, CON ESPECIAL REFERENCIA A HOMERO Y VIRGILIO 0. ÍNDICE I. EL MUNDO, LOS DIOSES Y EL HOMBRE HOMÉRICO. II. EL ALMA Y LOS ÓRGANOS DE LAS FUNCIONES PSÍQUICAS EN HOMERO. III. EL MÁS ALLÁ EN HOMERO. IV. OTRAS CONSIDERACIONES SOBRE EL ALMA Y EL MÁS ALLÁ ANTES DE VIRGILIO. V. EL ALMA Y LO SOBRENATURAL EN VIRGILIO. VI. EL MUNDO DE ULTRATUMBA EN VIRGILIO. VII. COMPARACIÓN ENTRE AMBOS AUTORES Y CONCLUSIONES. VIII. ADVERTENCIAS METODOLÓGICAS Y BIBLIOGRAFÍA DOCTOR: JESÚS LEÓN VAQUERO CÓRDOBA, 11 de JULIO de 2002 ÍNDICE I. EL MUNDO HOMÉRICO. LOS DIOSES. EL HOMBRE ......... 5 I.1 LA MOÎRA ........................................ 7 I.1.1 VULNERACIÓN DE LA MOÎRA: ÁTE/HÝBRIS................ 12 I.1.2. LA(S) ERINI(S), PROTECTORA(S) DE LA MOÎRA...... 15 I.2. LOS DIOSES: DE INDIVIDUALISTAS A RESPONSABLES DEL MUNDO Y DE LA JUSTICIA ...................... 18 I.3 EL HOMBRE HOMÉRICO ............................... 31 I.3.1 EL DOLOR, DETERMINISMO Y PESIMISMO EN LA VIDA HUMANA ............................. 33 I.3.2 EXTRAÑA COMBINACIÓN DE FATALISMO Y LIBRE ALBEDRÍO ................................. 36 I.3.3 CULTURA DE VERGÜENZA: EL AIDÓS COMO PRINCIPAL CRITERIO MORAL ................... 44 I.3.4 FELICIDAD BASADA EN EL KÝDOS, KLÉOS Y TIMÉ ........................ 46 I.3.5 LA INTERVENCIÓN PSÍQUICA EN EL HOMBRE ........... 51 I.3.

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 2005
Nombre de visites sur la page 11
Langue Español
Signaler un problème

EL ALMA Y EL MÁS ALLÁ, CON ESPECIAL

REFERENCIA A HOMERO Y VIRGILIO

0. ÍNDICE
I. EL MUNDO, LOS DIOSES Y EL HOMBRE HOMÉRICO.
II. EL ALMA Y LOS ÓRGANOS DE LAS FUNCIONES PSÍQUICAS EN
HOMERO.
III. EL MÁS ALLÁ EN HOMERO.
IV. OTRAS CONSIDERACIONES SOBRE EL ALMA
Y EL MÁS ALLÁ ANTES DE VIRGILIO.
V. EL ALMA Y LO SOBRENATURAL EN VIRGILIO.
VI. EL MUNDO DE ULTRATUMBA EN VIRGILIO.
VII. COMPARACIÓN ENTRE AMBOS AUTORES Y CONCLUSIONES.
VIII. ADVERTENCIAS METODOLÓGICAS Y BIBLIOGRAFÍA


















DOCTOR:
JESÚS LEÓN VAQUERO
CÓRDOBA, 11 de JULIO de 2002

ÍNDICE

I. EL MUNDO HOMÉRICO. LOS DIOSES. EL HOMBRE ......... 5
I.1 LA MOÎRA ........................................ 7
I.1.1 VULNERACIÓN DE LA MOÎRA: ÁTE/HÝBRIS................ 12
I.1.2. LA(S) ERINI(S), PROTECTORA(S) DE LA MOÎRA...... 15
I.2. LOS DIOSES: DE INDIVIDUALISTAS A RESPONSABLES
DEL MUNDO Y DE LA JUSTICIA ...................... 18
I.3 EL HOMBRE HOMÉRICO ............................... 31
I.3.1 EL DOLOR, DETERMINISMO Y PESIMISMO
EN LA VIDA HUMANA ............................. 33
I.3.2 EXTRAÑA COMBINACIÓN DE FATALISMO
Y LIBRE ALBEDRÍO ................................. 36
I.3.3 CULTURA DE VERGÜENZA: EL AIDÓS
COMO PRINCIPAL CRITERIO MORAL ................... 44
I.3.4 FELICIDAD BASADA
EN EL KÝDOS, KLÉOS Y TIMÉ ........................ 46
I.3.5 LA INTERVENCIÓN PSÍQUICA EN EL HOMBRE ........... 51
I.3.6 INESTABILIDAD MENTAL DEL HOMBRE ................. 55
I.3.7 INTELECTUALISMO DE LA CONDUCTA .................. 58

II. EL ALMA Y LOS ÓRGANOS DE LAS FUNCIONES
PSÍQUICAS EN HOMERO................................. 60
II.1 LA GÉNESIS DEL ALMA Y SU CONCEPCIÓN
DESDE EL ANIMISMO, LA RELIGIÓN Y LA
CIENCIA ........................................... 61
II.2 EL HOMBRE HOMÉRICO, SUJETO DE SU ACTIVIDAD
MENTAL Y CAMPO ABIERTO DE FUERZAS .................. 80
II.3 LA PSYCHÉ HOMÉRICA Y LOS TRES
ÓRGANOS-FUNCIONES PSÍQUICOS MÁS
IMPORTANTES: THYMÓS, PHRÉN Y NÓOS .................. 91
II.4 OTROS ÓRGANOS-FUNCIONES PSÍQUICOS:
PRAPÍDES, GASTÉR, KRADÍE, ÉTOR Y KÉR ............. 153
II.5 DE LA PSYCHÉ HOMÉRICA A UNA PSYCHÉ
DIVINA E INMORTAL ................................. 164
II.6 HOMERO Y LO PSICOSOMÁTICO
EN LA PSICOLOGÍA MODERNA .......................... 170
II.7 LA EXPERIENCIA ONÍRICA Y SU AFECCIÓN
SOBRE EL HOMBRE DURMIENTE ......................... 181

III. EL MÁS ALLÁ EN HOMERO ........................ 190
III.1 EL MUNDO SUBTERRÁNEO ............................. 191

III.2 EL VIAJE DEL HÉROE AL MUNDO SUBTERRÁNEO .......... 196

III.3 LA MUERTE Y LOS DIOSES DE LA MUERTE .............. 201

III.4 LAS PSYCHAÍ DEL HADES ........................... 212

III.5 RESTOS ANIMISTAS

EN LA ESCATOLOGÍA HOMÉRICA ....................... 230

III.6 UBICACIÓN DEL MUNDO DE LOS MUERTOS ............... 238

III.7 LA 1ª NÉKYIA ..................................... 260

III.8 LA 2ª NÉKYIA ..................................... 289

III.9 EL ELÍSEO HOMÉRICO .............................. 293

III.10 RECAPITULACIÓN ................................. 301


IV. OTRAS CONSIDERACIONES SOBRE EL ALMA
Y EL MÁS ALLÁ HASTA VIRGILIO ..................... 305
IV.1 CADÁVER VIVO EN LA TUMBA .......................... 306
IV.2 DESTINO ASTRAL DEL ALMA ........................... 309
IV.3 LA INFLUENCIA DEL HADES HOMÉRICO ................. 310
IV.4 EL PARAÍSO HIPERBÓREO ............................. 312
IV.5 LA YUXH COMO PERSONALIDAD
Y CONCIENCIA DEL HOMBRE VIVO ...................... 312
IV.6 ELEUSIS ........................................... 314 IV.7 EL DIONISISMO ................................ .....314
IV.8 EL ALMA EN LAS SECTAS ............................. 315
IV.9 LOS FISIÓLOGOS .................................... 317
IV.10 ALCMEÓN DE CROTONA ............................... 319
IV.11 SÓCRATES ......................................... 319
IV.12 PLATÓN ........................................... 321
IV.13 ARISTÓTELES ...................................... 328
IV.14 LA ÉPOCA HELENÍSTICA ............................. 333
IV.15 LA ESCATOLOGÍA ROMANA ............................ 354

V. EL ALMA Y LO SOBRENATURAL EN VIRGILIO .............. 412
V.1 EL ALMA SEPARABLE DEL CUERPO ....................... 413
V.2 EL ALMA COMO AGENTE PSÍQUICO
Y LOS PRINCIPALES PSICÓNIMOS EN VIRGILIO ........... 429
V.3 EL ALMA DEL MUNDO .................................. 451
V.4 EL HÉROE VIRGILIANO ................................ 458
V.5 EL DESTINO ....................... 463
V.6 LO SOBRENATURAL: MILAGROS, AUGURIOS,
PROFECÍAS, SUEÑOS Y VISIONES ....................... 475

VI. EL MÁS ALLÁ EN VIRGILIO ........................... 485
VI.1 LA CONCEPCIÓN DE LA MUERTE ........................ 490
VI.2 LA RENOVACIÓN DEL MUNDO ........................... 496
VI.3 EL DESCENSO INFERNAL DE ORFEO
EN LAS GEÓRGICAS .................................. 500
VI.4 EL LIBRO VI DE LA ENEIDA
Y SUS PROBLEMAS LITERARIOS,
IDEOLÓGICOS Y FILOSÓFICO-RELIGIOSOS ............... 505

VII. COMPARACIÓN ENTRE AMBOS AUTORES
Y CONCLUSIONES ................................... 565

VIII. ADVERTENCIAS METODOLÓGICAS Y BIBLIOGRAFÍA ....... 620








CAPÍTULO I

EL MUNDO, LOS DIOSES Y EL HOMBRE
HOMÉRICO
El mundo homérico es fruto de una vigorosa imaginación
y de un enorme deseo de claridad, equilibrio y racionalismo.
No encontramos en los poemas homéricos el pretendido mundo
micénico, del que están alejados entre 300 y 500 años, si
situamos la redacción de la Ilíada en torno al 750 a. C. y
la de la Odisea entre 725 y 720 a. C., sino más bien el
mundo de la época oscura y el del arte geométrico entre 900-
700 a. C. La Troya VIIa desapareció en un incendio hacia
1230 a. C. y la civilización micénica cayó ante las
invasiones dorias a partir del 1200 a. C.
Pues bien, este mundo heroico y guerrero, para
desconsuelo de los arqueólogos, es un mundo ante todo
literario, del que están ausentes las ideas y creencias
contrarias a una concepción aristocrática de la vida. Nada
de culto a los astros, de misticismo y entusiasmo, nada de
magia en la Ilíada, escasísimas muestras de ritos
purificatorios, de culto funerario a las almas, las fuerzas
de las tinieblas confinadas en el Hades, puesto que un héroe
no puede demostrar su a)reth / en un mundo dominado por
espíritus o por la magia. También la oposición luz-
vida/tinieblas-muerte, el hecho de no contar más que con los
olímpicos (la aristocracia de los dioses), el orden moral
del mundo, el destino que se impone por encima de los mismos
dioses... son otros tantos ejemplos de la voluntad artística
y precisión de contornos de la mentalidad homérica. Podrá
decirse que este es un mundo artístico, frívolo y limitado a
lo heroico, pero lo cierto es que influyó enormemente en las
conciencias y en la educación de numerosas épocas y
ciudades.
En cuanto a las cuestiones que nos interesan a
nosotros, nuestra tesis de partida será comprobar que,
aunque en el mundo heroico había grandes deseos de
inmortalidad, Homero se esforzó por separar tajantemente el
mundo de los vivos y el de los muertos, suprimir el miedo a los espíritus y negar cualquier consecuencia en el más allá
de los actos realizados en vida. Analizaremos la conducta y
los condicionantes del hombre para ver si existe una
conexión entre los actos humanos y su retribución en el más
allá y esto mismo haremos al tratar del hombre virgiliano,
lo que nos permitirá comparar a los héroes homérico y
virgiliano y valorar la relativa importancia que el tema del
más allá tiene en el pensamiento de ambos autores. De esta
manera comprobaremos los paralelismos y las diferencias que
existen entre los más conocidos escritores épicos de sus
respectivas literaturas, sus puntos de interés y el perfil
estilístico que presentan dos autores tan alejados en el
tiempo y en el oficio literario. No obstante, nos
permitiremos la licencia de hablar de Homero, a pesar de
considerar sus poemas como obra de creación múltiple a lo
largo del tiempo, puesto que así personalizaremos más
fácilmente las respectivas obras de un género con notable
vitalidad y capacidad de adaptación.
En cuanto a metodología, nos centraremos principalmente
en el contacto directo con los textos mismos y, dada la
ingente cantidad de bibliografía sobre el tema, habremos de
confrontar nuestra apreciación personal con la información
que recabaremos para poder cribar, aprovechar, matizar o
rechazar las teorías y datos que se han vertido a lo largo
del tiempo en una inmensa labor exegética, a la que
modestamente me propongo contribuir.
I.1 LA MOÎRA. Analizando los factores que condicionan
la conducta del hombre hablaremos en primer lugar, por su
preponderancia, de la moi=ra. La moi=ra no es un poder, ni una
justicia cósmica ( )Ana/gkh), que nunca apareció como un ser
personal, ni un destino cósmico, como la ei(marme/nh
helenística, confinada en las escuelas filosóficas y sin
llegar a la conciencia religiosa popular, sino más bien se
trata de un cierto orden de cosas. Este orden de cosas es más remoto y más antiguo que los propios dioses: ordena el
1destino..., como última y decisiva instancia de necesidad.
Moi=ra es asimismo un lote o una porción asignada a los
dioses o a los hombres en virtud de un determinado no/moj.
Este espacio de la naturaleza, campo de actuación o cualidad
determina el rango (timh/) o privilegio (ge/raj) de cada uno.
En este sentido moi=ra viene a equivaler a derecho y su
conculcación se traduce en ne/mesij. Finalmente este orden
primario que obliga a dioses y hombres es de carácter moral.
Determina la frontera entre el bien y el mal, entre lo que
debe y no debe hacerse, por lo que será también una
representación de la necesidad y de la justicia.
Fijémonos en el famoso reparto del mundo, explicado por
2Posidón en la Ilíada . Todo se reduce a un conflicto de
competencias entre Zeus y Posidón. Zeus ha amenazado a su
hermano para que se retire de la lucha, pero éste argumenta
que tiene los mismos derechos que Zeus (o(mo/timon) y que la
3tierra y el gran Olimpo son de todos; por tanto, que se
4mantenga en su parcela de poder y no rebase sus límites.
Cuando Afrodita ha sido herida por Diomedes, es censurada
por Zeus, ya que se ha inmiscuido en el combate, que es la
5ocupación propia de Ares y Atenea .
En cambio, en la Teogonía de Hesíodo no encontramos la
versión de que la moîra determina los poderes de cada uno,
sino que tras la victoria de Zeus sobre los Titanes es este
mismo quien distribuye los lotes a los dioses. Más aún, esta
contradicción misma la encontramos en los propios poemas
homéricos. Hay pasajes en los que moîra es un poder
determinante sobre hombres y dioses, que únicamente serían

1 moi=r¡ e)sti\: Od. V 41.
2 Il. XV 185-199.
3 gai=a d¡ e)/ti cunh\ pa/ntwn kai\ makro\j )/Olumpoj: Il. XV 193.
4 ...mene/tw trita/t$ e)ni\ moi/r$: Il. XV 195.
5 ou)/ toi, te/knon e)mo/n, de/dotai polemh/ia e)/rga: Il. V 428.
+los ejecutores de sus decretos, como en el ya citado de
Posidón. Y otros en los que Zeus, o los dioses en general,
dispensan su lote o destino a los hombres, como si ellos
fueran los que iniciaron el orden cósmico.
Estamos en presencia de dos concepciones distintas:
mundo dominado por el destino y por los dioses. Muchos han
visto el proceso evolutivo de moi=ra de este modo:
parte>destino humano>personificación como divinidad
controlada por Zeus. Pero su etimología, como nos recuerda
Paolo Ramat (1960, 215-248), *mor-ya nos presenta un sufijo
que indica personificación, como aiÅsa (*ait-ya), lo que no
le ocurre a po/tmoj ni a oiÅtoj, así que su significado
originario debió ser ente divino que preside la acción del
reparto del destino. En la famosa disculpa que ofrece
Agamenón de su culpa por haber afrentado a Aquiles sería
impensable que aparecieran dos causantes personales de ella
como Zeus y la Erinis y no lo fuera también el tercer
causante, la moi=ra (Il. XIX 86-87).
El episodio de la kerostasia en Ilíada XXII 209 ss.
presenta la coexistencia de estas dos fases religiosas:
porción de vida, en este caso retratada poéticamente con la
imagen de la suerte y la balanza, y Zeus como administrador
de los destinos humanos, pero la acción podía adscribirse
al destino y los dioses y ser éstos los garantes del mismo,
como manifiesta la fórmula moi=ra qeou=. La absorción de la
moi=ra por Zeus, en la fórmula u(pe\r qeo/n, facilita el
desarrollo de la sensibilidad ética y, así, u(pe\r mo/ron (Od.
I 34) será la primera afirmación de libre albedrío.
En el caso de Zeus es evidente que, al ser la moîra una
ley que restringía la agresión del egoísmo individual y
convertirse la sociedad en monárquica y patriarcal, vino a
asumir las antiguas competencias del destino en calidad de
soberano del mundo y de los dioses: Zeus permite que los dioses intervengan en la contienda para evitar que Aquiles
6tome Troya contra lo ordenado por el hado (u(pe/rmoron) ; Apolo
rechaza de la muralla troyana a Patroclo, porque estaba
7decidido que ni él ni Aquiles habrían de tomar la ciudad ;
Posidón auxilia a Aquiles, porque no era su destino morir a
8manos del río Escamandro; Zeus distribuye la dicha a los
9buenos y a los malos, según le parece; bastante fácil es
10para los dioses glorificar a un mortal o arruinarlo ; a los
pretendientes los sometió el destino de los dioses y sus
11vergonzosas acciones .
Evidentemente es un problema no resuelto por Homero, si
bien en su descargo hay que decir que él no era un teólogo,
sino un poeta. En Homero moi=ra suele estar entendida con un
sentido profundamente religioso, lo que los dioses asignan
a los hombres. Aquí ya se ha pasado del sentido de diosa a
suerte y, cuando se pierde el valor personal, se laiciza:
ella puede ser entonces la porción que se da a los
comensales (Od. VIII 470) o la parte de tierra que
corresponde a cada hijo de Cronos (Il. XV 195).
Para el hombre homérico el hado procedía de los dioses
y estaba controlado por ellos. Tardó mucho tiempo en
olvidarse que el orden cósmico no lo había iniciado Zeus,
hasta que Anaxágoras y Platón lo sustituyeron por la Razón
(Noûs), que tendría como atributos la distinción y el orden
de las cosas. Para Esquilo la moîra está en relación con
Zeus o los dioses y a veces la identifica con la voluntad de
Zeus. Heródoto también ve en el destino la voluntad de los
dioses. En cambio, Eurípides, influido por la Ilustración
del s. V, llega a confrontar el destino con la voluntad de

6 Il. XX 20-30.
7 Il. XVI 707-709.
8 Il. XXI 291.
9 Od. VI 188-189.
10 Od. XVI 211-212.
11 Od. XXII 413.