Medio ambiente y sociedad: de la metáfora organicista a la preservación ecológica

-

Documents
2 pages
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

CRITICA DE LIBROS CARMEN SANZ LÓPEZ y JOSÉ SÁNCHEZ ALHAMA Medio ambiente y sociedad: de la metáfora organicista a la preservación ecológica (Granada, Ed. Ecorama, 1995) ción institucional y conceptual de laEl medio ambiente se proclama como uno de los grandes temas socia- Ecología General (de ser considerada les del último cuarto de siglo. Ese parte de los programas de investiga- amplio reconocimiento, que incluye ción exclusivos de la Biología ha pasa- no solamente el de las instancias aca- do a constituir un campo de estudios multidisciplinar, Ciencias Ambienta-démicas, sino también las políticas y la sociedad en su conjunto, no ha tenido, les). Por otra, los cambios paradigmá- sin embargo, un parangón similar en ticos en Sociología (del uso de la el tratamiento de esta temática desde metáfora organicista para explicar la la Sociología española. Los trabajos «sociedad» y las relaciones sociales se ha pasado a tomar los problemas eco-sobre el medio ambiente desde la Sociología son escasos en nuestro país lógicos como parte de la realidad y la institucionalización del tema es social), de donde la Sociología como todavía muy precaria. Para los sociólo- ciencia social se cuestiona —en este gos que llevamos trabajando durante caso— acerca de las causas sociales que han desencadenado histórica-años esta temática, la publicación de nuevos libros que la recogen es siem- mente procesos de degradación ecoló- pre motivo de enhorabuena.

Sujets

Informations

Publié par
Publié le 01 janvier 1995
Nombre de visites sur la page 102
Langue Español
Signaler un problème
CRITICA DE LIBROS
CARMENSANZLÓPEZy JOSÉSÁNCHEZALHAMA Medio ambiente y sociedad: de la metáfora organicista a la preservación ecológica (Granada, Ed. Ecorama, 1995)
El medio ambiente se proclama como uno de los grandes temas socia-les del último cuarto de siglo. Ese amplio reconocimiento, que incluye no solamente el de las instancias aca-démicas, sino también las políticas y la sociedad en su conjunto, no ha tenido, sin embargo, un parangón similar en el tratamiento de esta temática desde la Sociología española. Los trabajos sobre el medio ambiente desde la Sociología son escasos en nuestro país y la institucionalización del tema es todavía muy precaria. Para los sociólo-gos que llevamos trabajando durante años esta temática, la publicación de nuevos libros que la recogen es siem-pre motivo de enhorabuena. El libro que vamos a comentar trata de dar una visión histórica de las perspectivas generales de la relación medio ambiente-sociedad, desde el evolucionismo organicista a la preser-vación ecológica como nuevo para-digma, considerando en ese recorrido algunos de los aspectos centrales del debate, donde las desigualdades socia-les en su relación con la degradación ecológica adquieren una gran impor-tancia en esta obra. Estamos ante una obra que enfatiza la importancia del análisis sociológico para esclarecer orígenes y consecuen-cias de los daños ecológicos. Los autores comienzan en el primer capí-tulo por enmarcar los estudios sobre la ecología en una posición científica y académica, situándolos entre dos parámetros. Por una parte, la evolu-
ción institucional y conceptual de la Ecología General (de ser considerada parte de los programas de investiga-ción exclusivos de la Biología ha pasa-do a constituir un campo de estudios multidisciplinar, Ciencias Ambienta-les). Por otra, los cambios paradigmá-ticos en Sociología (del uso de la metáfora organicista para explicar la «sociedad» y las relaciones sociales se ha pasado a tomar los problemas eco-lógicos como parte de la realidad social), de donde la Sociología como ciencia social se cuestiona —en este caso— acerca de las causas sociales que han desencadenado histórica-mente procesos de degradación ecoló-gica y acerca de las consecuencias sociales que tienen dichos procesos. A s í ,y fre n t ea pl a n t e a m i e n t o s comúnmente generalizadores, reivin-dican la naturaleza social del ser humano y la diversidad —desde los inicios— de tipos de sociedades. En relación con sus respectivos sistemas de valores, organización y estructura-ción social, cada sociedad histórica-mente ha mantenido unas formas de ocupación y uso de su medio biofísi-co. En las más desigualitarias social-mente —en el pasado y en el presen-te—, las formas de apropiación han d e s v i a d ol ao c u p a c i ó ny us od e l medio físico hacia intereses exclusivos de unos grupos, en detrimento de otros. De manera que, al margen del número de individuos y de su situa-ción alimentaria, las producciones agrarias e industriales han estado pre-
490