Leonardo da Vinci
253 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Leonardo da Vinci , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
253 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Leonardo pasó los primeros años de su vida en Florencia, su madurez en Milán y los últimos tres años de su existencia en Francia. El maestro de Leonardo fue Verrocchio. Primero fue orfebre, luego pintor y escultor: como pintor, fue representante de la escuela científica del dibujo; más famoso como escultor con la estatua Colleoni en Venecia, Leonardo fue además un hombre de gran atractivo físico, encantador en sus modales y conversación y poseedor un intelecto superior. Era versado en las ciencias y las matemáticas de su época, además de ser un músico de grandes dotes. Su habilidad como dibujante era extraordinaria y puede verse en sus numerosos dibujos, así como en sus comparativamente escasas pinturas. Su habilidad manual estuvo al servicio de la más minuciosa observación e investigación analítica del carácter y la estructura de las formas. Leonardo fue el primero de los grandes hombres que tuvieron el deseo de captar en una pintura un cierto tipo de comunión mística creada por la fusión de la materia y el espíritu. Ya terminados los experimentos de los Primitivos, realizados de forma incesante durante dos siglos, y con el dominio de los métodos de pintura, fue capaz de pronunciar las palabras que sirvieron de contraseña a todos artistas posteriores dignos de tal nombre: la pintura es una cuestión espiritual, cosa mentale. Completó el dibujo florentino con el modelado por luz y sombras, un sutil recurso que sus predecesores sólo habían usado para dar una mayor precisión a sus contornos. Usó ese maravilloso talento en el dibujo, así como su manera de modelar la figura y el claroscuro, no sólo para pintar la apariencia exterior del cuerpo, sino para hacer algo que nunca se había logrado con tal maestría: plasmar en sus obras un reflejo del misterio de la vida interior. En la Mona Lisa y sus otras obras maestras llegó a utilizar el paisaje como algo más que una mera decoración pintoresca, convirtiéndolo en una especie de eco de esa vida interior y en un elemento de la armonía perfecta. A través de las todavía muy recientes leyes de la perspectiva, este docto erudito, que además fue un iniciador del pensamiento moderno, substituyó la manera discursiva de los Primitivos por el principio de concentración, que es la base del arte clásico. La pintura ya no se presenta al espectador como un conjunto casi fortuito de detalles y episodios. Se convierte en un organismo en el que todos los elementos, las líneas y colores, las sombras y la luz componen una trama sutil que converge en un centro a la vez sensual y espiritual. La preocupación de Leonardo no era la importancia externa de los objetos, sino su trascendencia interna y espiritual.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 07 janvier 2014
Nombre de lectures 0
EAN13 9781783102143
Langue Español
Poids de l'ouvrage 5 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,025€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Autor: Eugene Müntz

Diseño:
Baseline Co. Ltd
61A-63A Vo Van Tan Street
4º piso
Distrito 3, Ciudad Ho Chi Minh
Vietnam

© Confidential Concepts, Worldwide, USA (Spanish edition)
© Parkstone Press International, New York, USA

ISBN: 978-1-78310-214-3

Ninguna fracción de esta publicación puede ser reproducida o adaptada sin permiso del propietario de los derechos de autor, a lo largo del mundo. A menos que se especifique de manera contraria, los derechos de reproducción sobre los trabajos reproducidos permanecen con los respectivos fotógrafos.
“Los detalles hacen la perfección pero la perfección no es un detalle.”

— Leonardo da Vinci
Índice


Biografía

A
Acoplamiento
Adoración de los magos
Alegoría del lobo y el águila
Anatomía superficial del hombro
La Anunciación
Automóvil
Autorretrato

B
Bautismo de Cristo
Bebé en el vientre
Busto de un apóstol con la mano derecha levantada
Busto masculino y cabeza de león
Busto de guerrero de perfil

C
Cabeza de joven despeinada (La Scapagliata)
Cabeza de Judas
Cabeza de la Virgen
Cabeza de Leda
Cabeza de mujer
Cabeza de San Felipe
Cabeza de Santa Ana
Cabeza de Santiago y bocetos arquitectónicos
Cabezas de perfil
Calavera seccionada
Cañón rocoso
Carruaje armado con guadañas
Cinco cabezas grotescas
El corazón

D
Disfraz de exótico piquero
La distancia del Sol a la Tierra y tamaño de la Luna
Disparador rápido de fuego
Doncella señalando en un paisaje

E
Esquema de un canal para cruzar el Arno
Estudio de armas
Estudio de cataclismo
Estudio de cuartos traseros de caballos
Estudio de desnudo
Estudio de desnudo
Estudio de flores
Estudio de la Virgen y el Niño con un gato
Estudio de manos femeninas
Estudio de ropajes para el brazo del ángel de la Anunciación
Estudio de transformaciones geométricas
Estudio de cabeza de mujer
Estudio de una mano
Estudio en perspectiva de la Adoración de los magos
Estudio para el combate contra el dragón
Estudio para el combate contra el dragón
Estudio para el disfraz de una mascarada
Estudio para el monumento a Trivulzio
Estudio para el monumento Sforza
Estudios para las cabezas de dos soldados en la Batalla de Anghiari
Estudio para La Última Cena (Cristo)
Estudio para un monumento ecuestre
Estudios botánicos
Estudios comparativos de piernas humanas y patas equinas
Estudios de anatomía
Estudios de iglesias con planos de la nave central
Estudios para Cristo Niño
Estudios para la Natividad
Estudio para la cabeza de un soldado en la Batalla de Anghiari
Estudios para una garra de perro
Estudios varios
Estudios varios
Estudios y posiciones de gatos
Excavadora mecánica gigante

F
Una fábrica de cañones
Farmacopea sobre el vuelo de las aves
El feto en el útero

G
Ginevra de Benci

H
Hércules con el león de Nemea
El hombre vitruviano
I
Interior de una calavera

L
Leda arrodillada y el cisne
Leda arrodillada y el cisne
Leda y el cisne
Lirio

M
Máquina de escopetas
Máquina voladora vertical
Mapa de la Toscana y de la Emilia-Romaña
Mapa de la Toscana occidental
Mapa del valle del Chiana
El mausoleo etrusco
Mecanismo para movimiento alterno-continuo
Medio cuerpo de hombre y medio cuerpo de mujer
Molde de la cabeza y cuello del caballo del monumento Sforza
Morteros disparando balas de cañón
Músculos de los brazos, hombro y cuello
Músculos de los brazos, hombro y cuello
Músculos del tórax y hombros de un hombre

O
Los órganos de las mujeres

P
Paisaje con el río Arno
Perfil grotesco de hombre
Perfiles de joven y viejo
Pictogramas derivados de un plan arquitectónico
R /S
Retrato de Cecilia Gallerani, la dama del armiño
Retrato de Isabella d´Este
Retrato de Mona Lisa del Giocondo (La Mona Lisa)
Retrato de un músico
Retrato de una cortesana milanesa, erróneamente llamada la Bella Ferronniere
Retrato de doncella de perfil derecho
Retrato de muchacho de perfil derecho
Ropaje para una figura sentada
Ropaje para un figura sentada y frontal
San Jerónimo orando en el desierto
Santa Ana, la Virgen con el Niño y San Juan Bautista niño
Sistema cardiovascular
Santa Ana, María y Cristo Niño
San Juan Bautista – Baco
San Juan Bautista

T /U
Tipos diferentes de cadenas
Tres ninfas danzando
Una tormenta en un valle alpino
La Última Cena
Útero de la vaca

V
La Virgen, Cristo Niño y Santa Ana
La Virgen de las rocas
La Virgen y el Niño con dos ángeles
La Virgen y el Niño con el Bautista infante y cabezas de perfil
La Virgen y el Niño con un gato
La Virgen y el Niño (Madonna del clavel)
La Virgen y el Niño (Madonna Benois)
Cabeza de la Virgen vista de tres cuartos hacia la derecha , 1508-1512
Carboncillo y sanguina sobre papel, 20.3 x 15.6 cm
Museo Metropolitano de Arte, Nueva York
Biografía


1452 Leonardo nació el 15 de abril en un pequeño poblado toscano llamado Anchiano, cerca de Vinci, en la región florentina. Hijo natural de un próspero notario, Ser Piero, y de una joven campesina, Caterina. Desde su nacimiento, el padre se hizo cargo de él, en tanto que Caterina se marchó al comprometerse con otro hombre. Vueltos a casar en segundas nupcias, sus padres le darían a Leonardo diecisiete hermanos y hermanas medios.

1457 Leonardo vive con su padre, quien se casó con Alberia Amadori.

1460 Siguió a su padre hasta la ciudad de Florencia.

1469 A la edad de quince años se hizo aprendiz en el famoso taller de Andrea del Verrocchio en Florencia, donde asumió la responsabilidad por algunos de los altares y paneles pintados, así como por esculturas en bronce y mármol. Pintó un ángel en una de las pinturas de Verrocchio que impresionó tanto a su maestro que nunca más volvería a pintar. Leonardo permaneció en ese taller hasta 1477.

1472 Ingresa al gremio de los pintores.

1473 Leonardo pinta la primera de sus obras famosas, El valle del Arno.

1478 Recibe un pedido para un cuadro del altar en el Palacio Vecchio, proyecto que nunca sería terminado.
1482 Leonardo deja Florencia y se dirige a Milán. Procura ponerse al servicio de Ludovico Sforza, duque de Milán, luego de presumir en una carta de su talento en la construcción de puentes, navíos, cañones, catapultas y otras máquinas de guerra. Permaneció como artista al servicio de la corte milanesa durante dieciocho años, tras pintar numerosos retratos y diseñar los decorados de las fiestas de palacio. Su fascinación con los mecanismos complejos se tornó cada vez más intensa y se entregó al estudio de la Física, la Biología y las Matemáticas, aplicando los nuevos conocimientos a sus tareas como ingeniero. No obstante, los intereses de Leonardo fueron tan amplios que con frecuencia dejó proyectos inconclusos.

1492 Leonardo pinta La Virgen de las rocas. Diseña también elaborados armamentos, entre ellos un tanque y un vehículo de guerra, así como submarinos y otras máquinas bélicas.

1492 Dibuja admirables bocetos para una máquina voladora.

1495 Leonardo empieza a pintar La Última Cena en el refectorio de Santa María de la Gracia. La obra es terminada en 1498.

1496 Leonardo conoce al matemático Luca Paccioli, con quien estudia los tratados geométricos de Euclides.

1499 Milán es invadida por los franceses y Leonardo abandona la ciudad. Se traslada a Mantua, luego a Venecia y finalmente a Friuli, en busca de empleo.

1502 Leonardo empieza a trabajar como ingeniero militar para César Borgia, duque de la Romaña, hijo del Papa Alejandro VI y General en jefe de su ejército. Supervisa la construcción de las fortalezas erigidas en los territorios pontificios de Italia central.

1503 Es uno de los miembros de la comisión encargada de encontrar un lugar digno en Florencia dónde ubicar la escultura del David de Miguel Ángel. Su talento como ingeniero tuvo gran demanda durante la guerra contra Pisa. Dibuja los primeros bocetos para la Batalla de Anghiari.

1504 Muere su padre el 9 de julio. A propósito de la herencia paterna, Leonardo es estafado y engañado por sus hermanos medios. La muerte de su tío revive las disputas testamentarias. No obstante, en esta ocasión Leonardo se sale con la suya al heredar tanto la fortuna como las tierras de su tío. Empieza a pintar la Mona Lisa.

1506 Regresa a Milán por petición de Carlos de Amboise, gobernador francés. Estudia con pasión los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.

1507 Leonardo es nombrado pintor de la corte de Luis XII de Francia.

1514 El artista regresa a Roma, esta vez bajo el patronazgo del Papa León X. Entusiasta de los descubrimientos científicos, su fascinación por la anatomía y la fisiología se ve obstaculizada por la insistencia del Papa en no seguir utilizando cadáveres para su estudio.

1516 El mecenas de Leonardo, Julio de Médicis, muere el 4 de marzo. Es invitado a Francia a ingresar al servicio de Francisco I como Primer Pintor, Ingeniero y Arquitecto del rey. Construye un león mecánico a propósito de su coronación. Su nuevo patrón es extremadamente generoso y Leonardo pasa los últimos años de su vida en las lujosas estancias de una hacienda cerca del castillo real de Amboise.

1518 El artista dibuja los planos para un palacio en Romorantin.

1519 Leonardo da Vinci muere el 2 de mayo en Cloux y es sepultado en la iglesia de San Valentín en Amboise. Deja todos sus manuscritos, dibujos y herramientas a su discípulo favorito, Francesco Melzi. Todas las pinturas que se encontraban en su estudio, incluida la Mona Lisa , fueron entregadas a Salai, otro estudiante. Se dice que el rey Francisco I permaneció junto a Leonardo hasta el momento de su muerte, sosteniendo su cabeza con las manos.
Leonardo nació en el año 1452 en el pueblo de Vinci, sobre la margen derecha del río Arno, entre Florencia y Pisa. Mientras su padre, Ser Piero, tenía a la sazón entre veintidós y veintitrés años, su madre, Catarina, era una joven campesina. Se antoja fácil imaginar los detalles del pequeño melodrama familiar que tuvo lugar al momento del nacimiento de Leonardo y que terminó de manera brusca y prosaica el romántico idilio de sus padres.

La Virgen y el Niño con dos ángeles
Leonardo da Vinci y el taller de Andrea del Verrocchio
c. 1470, témpera sobre madera, 96.5 x 70.5 cm
Galería Nacional, Londres

Ante la insistencia de su padre, Ser Piero rompió sus promesas con Catarina,tomó a su hijo y ese mismo año se casó con Albeira di Giovanni Amadori. Por su lado, Catarina se desposó con un cierto Accatabriga di Piero del Vacca, un campesino que no quiso escudriñar mucho en su pasado. Como hijo ilegítimo viviendo con su padre, Leonardo creció sin la influencia materna que todo gran hombre debería experimentar.

Bautismo de Cristo
Leonardo da Vinci y Andrea del Verrocchio
1470-1476, óleo y témpera sobre madera, 177 x 151 cm
Galería de los Oficios, Florencia

Al pasar la infancia en casa de su padre, probablemente no sufrió la circunstancia de haber nacido por   fuera del matrimonio, pues durante su niñez tuvo la buena fortuna de que no naciera ningún otro hijo legítimo que le granjeara la desconfianza de su madrastra. Poco se sabe de sus primeros estudios. En el año 1470 ingresó al taller de Verrocchio y en 1472 su nombre apareció registrado en el gremio de los pintores como un miembro independiente. Perugino y Lorenzo di Credi fueron sus colegas y compañeros de taller. Fue una época en la que, con el divino don de la juventud y la esperanza, el mundo se abría ante sus ojos.

La Virgen y el Niño (Madonna del clavel)
c. 1473
óleo sobre madera, 62 x 47.5 cm
Antigua Pinacoteca, Múnich

Como artista, desde sus primeros trabajos atrajo todas las miradas, despertó la atención de sus rivales y, si hemos de creer a la leyenda, desanimó a su maestro. Verrocchio había recibido el encargo de los monjes de Vallombrosa de pintar un Bautismo de Cristo , en cuya ejecución contribuyó el mismo Leonardo con un ángel arrodillado. Esta figura ni se habría notado dentro del grupo del cuadro, pero la imagen pintada por el joven Leonardo se destacaba a tal punto que era la más sobresaliente. Vasari cuenta que el maestro se sintió tan “ incómodo de ver a un niño pintar mejor que él, que desde ese día abandonó los pinceles ” .

Estudio de ropajes para el brazo del ángel de la Anunciación
1472
lápiz y tinta sobre papel, 7.8 x 9.2 cm
Iglesia de Cristo, Oxford

Durante esa primera estancia en Florencia, Leonardo llevó una existencia brillante y algo disipada. En más de una ocasión, su satírico brío sobresalía a expensas de la estólida burguesía florentina. Casi todas las primeras obras del joven Leonardo se perdieron y fueron poco conocidas, excepto por las descripciones de Vasari. Pero tales descripciones son suficientes para mostrarnos que, desde el principio, Leonardo encontró su propia identidad como artista.

Lirio
1480-1485
lápiz tinta y carboncillo sobre papel, 31.4 x 17.7 cm
Biblioteca Real, Castillo de Windsor

El estudioso irrumpía dentro del esteta, analizando las funciones de la naturaleza para usar sus métodos en el ámbito humano como una máquina que responde a las necesidades o una obra de arte que enriquece el alma con las emociones que despierta. Para ese entonces, ya poseía la destreza de la composición, la ciencia del chiaroscuro (claroscuro), la gozosa actitud y la fuerza de expresión que todos sus contemporáneos intentarían imitar en mayor o menor grado, desde el Perugino hasta Lorenzo di Credi, Miguel Ángel y Rafael.

La Anunciación
1472
óleo sobre madera, 98 x 217 cm
Galería de los Oficios, Florencia

El espíritu vivo de Leonardo puede sentirse en sus obras y trabajos en la medida en que van del alma al cuerpo y del interior al exterior, primero imaginando sensaciones y luego expresándolas en términos gestuales y fisonómicos.

Al insistir en la emoción, la define y varía sus matices. Pero, como pintor, no la separa del movimiento que viene a continuación.

Paisaje con el río Arno
1473
lápiz y tinta sobre papel, 19 x 28.5 cm
Galería de los Oficios, Florencia

La ve representada en los cuerpos que anima y sigue, con su mano impecable, las líneas sacudidas por ese inefable estremecimiento de vida interna. Si el erudito no mata al artista en Leonardo da Vinci es porque, sobre todo, amó la invención. Nunca le pidió a la ciencia otra cosa que el poder que faculta para actuar y crear.

Durante este primer período de su vida, Leonardo fue muchas cosas: pintor, escultor, arquitecto, ingeniero y estudioso. En una palabra, un hombre real cuyas acciones fluían en todas direcciones.

Ginevra de Benci
c. 1474-1478
óleo sobre panel, 42.7 x 37 cm
Galería Nacional de Arte, Washington D. C.

A los treinta años, Leonardo estaba en plena posesión de su talento. Más allá del niño sublime del Bautismo de Cristo , sabía lo que quería y lo que podía hacer. Tenía método y genio.

Sus tempranos éxitos le brindaron las más altas aspiraciones. ¿Qué le faltaba? Un campo de acción libre, poder material y dinero: todo aquello que pudiera transformar sus sueños en realidad.

La Virgen y el Niño (Madonna Benois)
1478
óleo sobre lienzo, 49.5 x 33 cm
Museo del Hermitage, San Petersburgo

Aunque se le reprochó por dejar Florencia a cambio de Milán, y sustituir a Lorenzo de Médicis por Ludovico Sforza, se fue tras lo que siempre buscaría toda su vida: un príncipe que confiara en su genialidad y que le brindara los medios para actuar. Leonardo llegó a Milán buscando la oportunidad de ejercer su genio universal.

La Virgen y el Niño con un gato
c. 1478-1481
lápiz y tinta sobre papel, 13 x 9.4 cm
Museo Británico, Londres

No pudo haber encontrado uno mejor que este príncipe ávido de gloria, curioso de todas las ciencias y deseoso de justificar su usurpación del poder con su empeño en convertir a Milán en la ciudad más importante de Italia, rival de Florencia. Para el duque y sus cortesanos organizó espectáculos de moda, procesiones, escenas triunfales, pantomimas mitológicas ( Perseo y Andrómeda, Orfeo encantando a las bestias salvajes... ) y hábiles alegorías en las que los roles simbólicos parecían flotar en el aire.

Estudio de la Virgen y el Niño con un gato
c. 1478
lápiz y tinta sobre papel, 28.1 x 19.9 cm
Museo Británico, Londres

Con el empleo de formas y colores atractivos, y el uso de una armonía de sensaciones refinadas, todas estas entretenciones mezclaban el arte con la vida. Leonardo diseñaba los vestidos, dirigía los grupos, designaba los decorados para los distintos personajes e inventaba trucos ingeniosos que animaban los espectáculos.

Pero estos roles de director y decorador fueron apenas juegos superficiales dentro del espectro de su genio. Mientras se entretenía con la invención de espectáculos efímeros, reflejo de los caprichos, humores y modas cambiantes de las grandes damas milanesas, trabajaba en sus obras de arte, renovadas de manera continua y fresca con el mejor ánimo.

Estudios para una garra de perro
c. 1490
punta seca sobre papel, 14.1 x 10.7 cm
Galería Nacional de Escocia, Edimburgo

Su gran obra en Milán fue La Última Cena , pintada en el refectorio de la iglesia de Santa María de la Gracia, en la que invirtió varios años, quizá diez. Sin hacer concesiones al uso del trampantojo en sus pinturas, quiso que su trabajo reflejara perfectamente la naturaleza tal cual la percibe el ojo humano. Parece como si entráramos en la pintura y viéramos a esos hombres sentados a la mesa a lo largo del comedor.

Busto de guerrero de perfil
c. 1475-1480
punta de plata sobre papel, 28.7 x 21.1 cm
Museo Británico, Londres

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents