Marc Chagall - Vitebsk -París -Nueva York
120 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Découvre YouScribe en t'inscrivant gratuitement

Je m'inscris

Marc Chagall - Vitebsk -París -Nueva York , livre ebook

-

Découvre YouScribe en t'inscrivant gratuitement

Je m'inscris
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
120 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

A Chagall le encantaba el azul. “El azul del cielo que incesante combate las nubes que pasan, que pasan” (Baudelaire). El viaje de Marc Chagall se inicia en su nativa Rusia y culmina con su triunfo en París, el extraordinario techo de la Casa de la Ópera de París que le comisionó Malraux. A lo largo del camino, su inspiración se empapó en el espíritu del siglo XX, sin jamás negar sus orígenes judeo-rusos. Esta obra sigue la huella del artista desde sus primeros trabajos hasta su descubrimiento de Estados Unidos y su pasión por Francia. Marc Chagall, que jamás se afilió a ningún movimiento pero que recibió la influencia de sus encuentros con Bakst, Matisse y Picasso, puede considerarse sin duda alguna el pintor de la poesía.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 09 décembre 2019
Nombre de lectures 0
EAN13 9781644617885
Langue Español
Poids de l'ouvrage 11 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0574€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

MIKHAIL GUERMAN - SYLVIE FORESTIER
DONALD WIGAL





Marc Chagall
Vitebsk-París-Nueva York
Texto: Mikhail Guerman, Sylvie Forestier y Donald Wigal
Traductor: Daniel Suarez
© Confidential Concepts, Worldwide, USA
© Parkstone Press USA, New York
© Chagall Estate / Artists Rights Society, Nueva York
© Image Bar www.image-bar.com
ISBN: 978-1-64461-788-5
Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción o adaptación total o parcial de esta publicación en todo el mundo, sin la autorización del titular de los derechos de reproducción. A menos que se especifique lo contrario, los derechos de reproducción de las obras que aparecen en esta publicación pertenecen a los respectivos fotógrafos. No nos ha sido posible establecer en todos los casos los derechos de reproducción, por lo que agradecemos toda notificación a este respecto.
Contenido
La tierra de mi corazón…
Los primeros años: el periodo ruso
El simbolismo
Chagall y el teatro
Chagall y Estados Unidos
La vida después de Bella
Cronología de la vida y obra de Marc Chagall
Índice de las obras reproducidas
Notas
La tierra de mi corazón…
Por uno de esos curiosos cambios del destino, un exiliado más ha vuelto a su tierra natal. Desde la exhibición de su obra en el Museo de Bellas Artes de Pushkin en Moscú en 1987, que dio origen a un extraordinario fervor popular, Marc Chagall ha experimentado un segundo nacimiento.
Tenemos aquí un pintor, tal vez el pintor más atípico del siglo veinte, que finalmente alcanzó el objetivo de su búsqueda interior: el amor de su Rusia. De esta manera se hizo realidad la esperanza expresada en las últimas líneas de Mi vida , la narración autobiográfica que el pintor suspendió en 1922 cuando partió a Occidente, “y tal vez Europa me ame y con ella, mi Rusia”.
La confirmación de esto la brinda hoy en día la tendencia retrospectiva en su ciudad natal que, más allá de toda la reabsorción natural del artista en la cultura nacional, también da cuenta de un interés genuino, un intento de análisis, un punto de vista original que enriquece nuestro estudio de Chagall.
Contrario a lo que uno pueda pensar, a este estudio aún lo hostigan incertidumbres en cuanto al hecho histórico. A principios de 1961 en lo que todavía es la principal obra de referencia [1] , Franz Meyer enfatizó el punto que incluso la creación de, por ejemplo, una cronología de las obras del artista es problemática. De hecho, Chagall se negó a colocar la fecha de sus pinturas o las fechó a posteriori . Una buena cantidad de sus pinturas tienen solamente la fecha aproximada y a esto debemos agregar los problemas que la ausencia de fuentes comparativas y, muy a menudo, el poco conocimiento del idioma ruso le causaron a los analistas occidentales.
Por consiguiente, sólo podemos aceptar obras recientes tales como las de Jean-Claude Marcadé [2] que, siguiendo a los pioneros Camilla Gray [3] y Valentina Vassutinsky-Marcadé [4] , ha destacado la importancia de la fuente original, la cultura rusa, para la obra de Chagall. Uno se debe alegrar aún más con las publicaciones de historiadores del arte contemporáneo tales como Alexander Kamensky [5] y Mikhail Guerman con cuya colaboración tenemos el honor y placer de contar. Sin embargo, Marc Chagall ha inspirado una prolífica cantidad de literatura.
Las grandes figuras de nuestro tiempo han escrito sobre su trabajo: desde el primer ensayo serio de Efros y Tugendhold, El arte de Marc Chagall [6] , publicado en Moscú en 1918 cuando Chagall tenía solamente 31 años, hasta el erudito y escrupuloso catálogo de Susan Compton, Chagall [7] , que apareció en 1985, año de la muerte del artista.
En ocasión de la exhibición en la Academia Real en Londres, no faltaron los estudios críticos, pero todo esto no facilitó nuestra percepción del arte de Chagall. La interpretación de sus obras, que ya se relacionan con la escuela de París, ya con el movimiento Expresionista, ya con el Surrealismo, parece estar repleta de contradicciones. ¿Desafía totalmente Chagall el análisis histórico o estético? Ante la ausencia de documentos confiables, algunos de los cuales evidentemente se perdieron como resultado de sus viajes, se corre el riesgo de que cualquier análisis se pueda tornar estéril. Esta peculiaridad por la cual el arte del pintor parece resistirse a cualquier intento de teorización o incluso categorización se refuerza aún más por una observación complementaria.
La mayor inspiración, las intuiciones más perceptivas se nutren con las palabras de poetas y filósofos. Palabras como las de Cendrars, Apollinaire, Aragon, Malraux, Maritain o Bachelard… Palabras que indican claramente las dificultades inherentes a todos los intentos del discurso crítico, como Aragon mismo subrayó en 1945: “Todo medio de expresión tiene sus límites, sus virtudes, sus defectos.
Nada es más arbitrario que intentar sustituir la palabra escrita por el dibujo, por la pintura. Ésa es la llamada Crítica del arte y no puedo ser culpable de eso y tener la conciencia tranquila [8] ”. Palabras que revelan fundamentalmente la naturaleza poética del arte mismo de Chagall.
Incluso si la arbitrariedad del discurso crítico parece ser aún más pronunciada en el caso de Chagall, ¿debemos renunciar a cualquier intento por esclarecer, si no los misterios de su trabajo, por lo menos su experiencia plástica y práctica pictórica?
¿Debemos limitarnos a una mera efusión lírica de palabras con respecto a una de las personas más ingeniosas de nuestro tiempo? ¿Debemos abandonar la investigación de su formación estética o, por el contrario, seguir creyendo que su estética se extiende a la vida íntima y multiforme de ideas, en su intercambio libre y por momentos contradictorio? Si este último es el prerrequisito necesario de todo avance en el pensamiento, entonces el discurso crítico sobre Chagall se puede enriquecer por el nuevo conocimiento que aportaron las obras en las colecciones rusas que hasta ahora permanecen sin publicar, los archivos que se han dado a conocer y el testimonio de los historiadores contemporáneos.
La comparación nos brinda una comprensión más profunda de este arte salvaje que agota cualquier intento por controlarla, a pesar de los esfuerzos por conceptualizarla. Aquí, la sensible pluma del autor analiza alrededor de 150 pinturas y piezas gráficas de Chagall. Todas se produjeron entre 1906, Mujer con una cesta, y 1922, año en el que Chagall abandonó Rusia para siempre, con la excepción de varias de sus obras posteriores, como Desnudo montado en un gallito (1925), El tiempo es un río sin orillas (1930–1939) y Reloj de pared con una aguja azul (1949).
El corpus de obras presentadas brinda un relato cronológico del primer período de creatividad. El análisis del autor acentúa con incuestionable relevancia las fuentes de la cultura rusa de las que se nutrió el arte del Chagall. Revela el mecanismo de memoria que yace en el corazón de la práctica del pintor y describe un concepto principal. Es tentador decir un “tempo” principal, el del movimiento de tiempo perceptible en la estructura plástica de la creación de Chagall. Así podemos entender mucho mejor el vívido florecimiento del trabajo del artista con su carácter cíclico, aparentemente repetitivo (pero ¿por qué?), que se puede definir como orgánico y que recuerda el significado ontológico de la creación misma como aparece en los escritos de Berdiayev.


Autorretrato con collar blanco , 1914. Óleo sobre cartón, 29,9 x 25,7 cm. Museo de Arte de Filadelfia, Colección Louis E. Stern, Filadelfia.


La habitación amarilla , 1911. Óleo sobre lienzo, 84 x 112 cm. Colección privada, Cortesía de Christie, Londres.


Sabbath , 1910. Óleo sobre lienzo, 90 x 98 cm. Museo Ludwig, Colonia.


La pequeña sala de estar , 1908. Óleo sobre cartón, 22,5 x 29 cm. Colección privada, París.


El taller , 1910. Óleo sobre lienzo, 60,4 x 73 cm. Musée National d’Art Moderne, Centro Georges Pompidou, París.


Padre , 1914. Témpera sobre papel montado sobre cartón, 49,4 x 36,8 cm. Museo ruso, San Petersburgo.
Este esencial flujo de creatividad que causó la admiración Cendrars y Apollinaire, este imperioso paganismo pictórico que le dicta su propia ley al artista, presenta una predestinación estética y ética que, por nuestra parte, nos gustaría esclarecer. Es en la proximidad de la práctica pictórica de Chagall, en la proximidad de cada decisión creativa sobre la que yace su propia identidad, en dónde se encontrará él mismo. El mismo Chagall nos relata esta auto revelación.
La autobiográfica Mi vida , escrita en ruso, apareció por primera vez en 1931 en París, en una traducción francesa de Bella Chagall. Brindándonos una evidencia extremadamente prec

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents