La alimentación del Perro
116 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

La alimentación del Perro , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
116 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Todos los perros tienen unas necesidades nutricionales concretas. El aporte de energía (glúcidos, lípidos), proteínas, minerales y vitaminas son diferentes de los que necesita el ser humano. Por otro lado, cada edad tiene necesidades diferentes y existen productos específicos completos que aportan al perro los nutrientes adecuados para crecer, hacer ejercicio y gozar de una vida longeva.
Florence Desachy, doctora en Veterinaria, nos da consejos muy valiosos para dar la mejor alimentación posible al perro, y nos explica las normas básicas de la dietética canina; la composición y la fabricación de los alimentos; las fases de la digestión; los trastornos del comportamiento alimentario.
Es importante conocer los requisitos de una alimentación dietética y los presupuestos que el propietario no debe perder de vista, así como también la manera de conjugar el placer, la salud y la correcta nutrición, con el fin de contribuir plenamente a su salud.
Esta obra nos brinda la oportunidad de aprender los conceptos indispensables para alimentar al animal de la mejor manera posible. Gracias a las muchas informaciones teóricas, acompañadas con ejemplos de menús tipo, los propietarios podrán evitar problemas tan frecuentes como la obesidad de sus perros y sentarán las bases para ofrecerles una mayor longevidad.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 22 octobre 2018
Nombre de lectures 4
EAN13 9781644615812
Langue Español
Poids de l'ouvrage 2 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0300€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Florence Desachy



LA ALIMENTACIÓN
DEL PERRO





EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ADVERTENCIA
Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Para criar un perro es necesario conocer a fondo su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso.
Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está presente.
Fotografías de © Labat/Rocher/Rouquete.
Traducción de Gustau Raluy Bruguera.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2018
© [2018] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-64461-581-2
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice
INTRODUCCIÓN
NOCIONES DE COMPORTAMIENTO Y FISIOLOGÍA ALIMENTARIA
EL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO
Educar al perro para comer
La importancia del gusto y el olfato
Las preferencias alimentarias
Las aversiones alimentarias
FISIOLOGÍA Y ANATOMÍA DE LA DIGESTIÓN
El tránsito digestivo
Las secreciones del aparato digestivo
La absorción de los distintos nutrientes
TIPOS DE ALIMENTACIÓN
LA ALIMENTACIÓN TRADICIONAL
Equilibrar la alimentación tradicional
Los suplementos en la alimentación tradicional
LA ALIMENTACIÓN INDUSTRIAL
La presentación de los alimentos
El aspecto de la comida
La composición de los alimentos industriales
Los criterios de clasificación de los productos industriales
Denominaciones habituales
Cómo se lee una etiqueta
La fabricación de los alimentos industriales
La comercialización
ELEGIR EL TIPO DE ALIMENTACIÓN
LA ALIMENTACIÓN EN LA PRÁCTICA
CÓMO SE GESTIONA LA ALIMENTACIÓN
Las normas fundamentales
Las cantidades
La conservación
Las comidas
ADAPTAR LA ALIMENTACIÓN A LA TALLA DE LA RAZA
Particularidades de las razas grandes
Particularidades de las razas pequeñas
Los cachorros
Los perros adultos
Cuando los perros envejecen
LAS NECESIDADES SEGÚN LOS ESTADIOS FISIOLÓGICOS
El cachorro recién nacido
El caso del cachorro huérfano antes del destete
El cachorro crece
La perra gestante
La perra durante la lactancia
El perro adulto
El perro anciano
BELLEZA Y SALUD DEL PELAJE
Nutrientes de los que no se puede prescindir
ALIMENTACIÓN Y PROBLEMAS DE SALUD
LAS AFECCIONES DE LA BOCA
Las afecciones dentales
El sarro
Las úlceras bucales
Anomalías diversas
LOS TRASTORNOS DIGESTIVOS DE ORIGEN ALIMENTARIO
La digestibilidad de los alimentos
¿De qué depende la digestibilidad?
Los trastornos
Las diarreas
El impacto de la presentación del alimento
El impacto del cambio de hábitos
LAS CAUSAS DE TRASTORNOS DIGESTIVOS NO LIGADOS DIRECTAMENTE A LA ALIMENTACIÓN
Los parásitos digestivos
Las intoxicaciones
Las plantas tóxicas
La oclusión intestinal
LAS PRUEBAS COMPLEMENTARIAS HABITUALES EN GASTROENTEROLOGÍA
El análisis de sangre
La radiografía
El examen gastrointestinal
La ecografía
La endoscopia
El análisis coprológico
LAS AFECCIONES DEL METABOLISMO
La diabetes
La insuficiencia hepática
Los riesgos del cáncer de colon
LA OBESIDAD
Definición
El origen de la obesidad
Consecuencias de la obesidad
Tratamiento de la obesidad
El ayuno y la obesidad
LOS TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO
Reacciones agresivas y rivalidad alimentaria
La anorexia
La inapetencia
La coprofagia
La polifagia
La pica
ANEXOS
PARA UNA ALIMENTACIÓN TRADICIONAL EQUILIBRADA
Menús para el cachorro
Menús para el perro «difícil»
Menús para el perro anciano
Menús para el perro obeso
Administrar correctamente los suplementos alimentarios
Cómo se elige un suplemento
Preguntas más habituales sobre las vitaminas
¿Y las golosinas?
FICHAS DE RECOMENDACIONES
1. EL CACHORRO HUÉRFANO LACTANCIA ARTIFICIAL
2. ODONTOLOGÍA CANINA
3. LOS TRASTORNOS DIGESTIVOS
4. LA OBESIDAD EN EL PERRO
5. EL PERRO ANCIANO
CONCLUSIÓN
INTRODUCCIÓN
¿Un perro tiene que comer igual que nosotros? ¿Es más feliz si come guisos con salsa o una comida que se ajuste a sus necesidades reales? ¿Cuáles son las normas dietéticas? ¿Qué objetivos no debe perder nunca de vista el dueño? Intentaremos dar respuesta a todas estas preguntas y propondremos una combinación de paladar, salud y alimentación, ya que el objetivo último de la alimentación es cubrir plenamente las necesidades específicas del animal y asegurarle la máxima longevidad.
El lector debe saber desde un buen principio que todo es posible: comida preparada en casa, alimentación industrial (latas, pienso…). Lo importante es administrarla de modo correcto, adaptar las cantidades a las necesidades del animal, según el tipo de alimentación elegido, y estar seguro de que aquello es lo que le conviene.


La comida…
NOCIONES DE COMPORTAMIENTO Y FISIOLOGÍA ALIMENTARIA

EL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO
En el comportamiento alimentario intervienen varios criterios que cambian según la raza y el individuo. La educación que el dueño da al animal es un aspecto primordial.
Los perros son glotones por naturaleza, es decir, que cuando deciden ellos mismos, comen varias veces a lo largo del día.
En general, en la naturaleza, cuando el animal dominante de un grupo come, los demás se esperan. Un perro dominante que tenga el hambre saciada no defenderá un plato de alimento seco disponible, pero podrá reaccionar con mucha agresividad para conservar un pedazo de carne o un juguete de piel para masticar. Si hay poca agua o está restringida, también puede defenderla con el mismo ardor. Los perros pueden manifestar agresividad hacia el hombre en situaciones similares a las que implican agresividad hacia los otros perros y, por tanto, los perros dominantes pueden ser agresivos con su propietario si este intenta retirarles el plato de comida. Estos perros pueden ser dóciles cuando se trata de su comida habitual, pero el dueño correrá un riesgo si intenta arrebatarle un hueso, un resto de basura o un hueso de piel.
Es muy importante dar de comer al perro después de que el dueño haya comido, para que no se encuentre en posición de dominio y sienta que lidera la manada humana.


■ «EXPERIMENTOS»
Los perros que pueden comer a voluntad regulan el apetito para mantener el peso normal. Después de un periodo de privación, los animales «devoran» hasta que recuperan el peso inicial. Y, del mismo modo, cuando están sobrealimentados comen poco o nada hasta que están en el peso. Los perros regulan el apetito para conservar el aporte de proteínas. Cuando la ración del perro se diluye con agua, ingieren un volumen mayor de alimentos para satisfacer sus necesidades energéticas.
Los perros alimentados con productos especialmente sabrosos se estabilizan en un peso superior, si bien en esto existen diferencias entre los individuos y las razas. Los beagle, por ejemplo, engordan más que los terrier, alimentados con las mismas raciones apetitosas.
Educar al perro para comer
Para que el perro esté correctamente adaptado a su entorno, la alimentación debe formar parte integrante de la educación, en un plano de igual importancia que la limpieza o las órdenes básicas.
Norma n.º 1
El perro come después de sus dueños. Cuando las personas comen, el animal no mendiga ni nadie le ofrece nada. Esta actitud sitúa al perro como dominado y no como dominante.
Norma n.º 2
El perro come en el cuenco que le pone su dueño, y en ningún otro sitio.
Norma n.º 3
El dueño ha de poder retirarle el comedero en todo momento, sin que el perro gruña.
Muchos factores influyen en el comportamiento alimentario: la apetencia, la textura, la temperatura, el aspecto nuevo o rutinario de los alimentos.
Los animales que se encuentran en un ambiente extraño prefieren el alimento al que están familiarizados.
La perra, cuando está en celo, sufre una pérdida de apetito. Los perros comen más cuando la temperatura ambiente es fresca que cuando hace calor. Es normal que haya animales que no coman cuando la temperatura es muy elevada.


El perro debe comer en su plato…


…lo que le dan y nada más, sin reaccionar con enfado cuando se le retira la comida
La importancia del gusto y el olfato
El perro adulto tiene los órganos olfativos muy desarrollados. Sin embargo, al nacer carecen de este sentido, aunque se desarrolla muy rápidamente a partir de la primera semana.
Durante los primeros días de vida, el cachorro no puede encontrar a su madre a través del olfato. Por eso la madre impregna su propio olor en el cuerpo del cachorro, y de esta manera es ella quien lo encuentra. Este sentido se desarrolla a partir del quinto día.
En la tabla de la página contigua figuran unos valores comparativos del olfato del perro y del hombre.
En cambio, el cachorro tiene desarrollado el gusto ya desde que nace. El contacto de la boca con una sustancia azucarada desencadena un reflejo de succión y deglución que le sirve para mamar. Si nos mojamos un dedo en una sustancia azucarada y le tocamos la lengua, el cachorro empieza a mamar y engullir. Si repetimos el experimento con un producto amargo, hará gestos de disgusto y salivará.
Las preferencias alimentarias
No debemos permitir nunca que un perro nos lleve a su terreno, pero sí podemos conocer sus preferencias, sin que ello implique ceder.
Conviene saber que la mayor parte de las preferencias en cuanto a comidas son innatas. Dada la naturaleza carnívora del perro, los productos de origen animal son generalmente mucho más apreciados que los productos de origen vegetal.
Sin embargo, el gusto por ciertos alimentos también se puede adquirir. Justo antes del destete (entre las 4 y las 7 semanas de vida) es un momento en que se adquieren hábitos alimentarios muy duraderos, por no decir definitivos.
El joven cachorro se educa imitando el comportamiento de la madre, que enseña a la prole a elegir los alimentos y también a cazar y a socializarse. Durante este periodo conviene variar de fuentes alimentarias y de tipo de alimentación, para facilitar su posterior adaptación a dietas diferentes. En la edad adulta podrá tomar siempre la misma comida.
Los alimentos preferidos
A los perros les gustan mucho las proteínas animales. La industria agroalimentaria las utiliza para aumentar la apetencia de los alimentos compuestos de gama alta (al contrario que los alimentos vegetales, que tienen el efecto inverso).
El hígado y la tripa crudos todavía les gustan más que la carne cocida. Las preferencias son: carne de vacuno, cordero, caballo y ave.
La ternera se sitúa en el primer rango (prefiere la ternera cruda), por delante del cordero, las aves, el caballo y el cerdo.
Los despojos rojos gustan al perro más que los blancos.
Las grasas animales (grasa de ave, manteca de cerdo) también les resultan muy apetitosas, mucho más que los aceites vegetales.
El azúcar es un caso aparte: en estado natural, el perro no llegaría nunca a conocer este sabor, ya que sus alimentos no contienen ningún alimento azucarado. Que esto ocurra depende, por tanto, exclusivamente del dueño.
Debemos saber que el abanico de gustos puede evolucionar. Se ha demostrado que los animales podían desarrollar una preferencia por sabores consumidos justo antes o durante la curación de una enfermedad.


Roer un hueso es lo que más le gusta...


...por él estaría dispuesto a todo.
CAPACIDAD OLFATIVA

Superficie epitelial
Número de células olfativas
Ser humano
5 cm ²
8 millones
Perro de pastor
150 cm ²
220 millones <![endif]-->

EFICACIA DEL GUSTO SEGÚN LAS ESPECIES
Especie
Númerode papilas gustativas
Vaca
25.000
Conejo
17.000
Ser humano
9.000
Perro
1.700
Cerdo
1.500
Cabra
1.500
Gato
473
Pollo
24 <![endif]-->

PREFERENCIAS ALIMENTARIAS DEL PERRO
Alimentos
Partes preferidas
Origen preferidos (en orden de preferencia)
Carne cruda
Hígado y estómago
Ternera, cordero, ave, caballo y cerdo
Carne cocida
Todas
Ternera y ave, cordero, caballo
Grasa animal

Cerdo, ave <![endif]-->


El perro aprecia las proteínas animales, independientemente del animal de procedencia
LOS GUSTOS DEL PERRO
Muy apreciados
Menos apreciados
Proteínas animales
Proteínas vegetales
Ternera cruda
Ternera y aves cocidas
Hígado, tripa
Cordero y caballo cocidos
Alimentos húmedos
Alimentos secos
Carne troceada
Carne picada <![endif]-->
Los criterios de apetencia
La humedad de los alimentos : las preparaciones húmedas resultan más apetitosas que los alimentos compuestos secos. Un contenido de agua del 40 al 50 % es la proporción más apreciada. La atracción por alimentos secos no se manifiesta de forma natural.
La presentación : el animal «saborea» más las conservas y los envasados que los productos frescos troceados o picados, que a su vez tienen más aceptación que las croquetas.
Las aversiones alimentarias
Algunos perros sienten aversión por los sabores amargos. El rechazo también puede guardar relación con enfermedades o hábitos alimentarios. Se ha demostrado que los animales pueden evitar un alimento o un agua de beber aromatizada si los habían consumido antes de desarrollar una enfermedad. Dicha aversión puede manifestarse incluso si la enfermedad aparece varias horas después de haber comido o bebido el producto en cuestión. La aversión condicionada del sabor se desarrolla con más fuerza cuando el sabor nuevo o marcado se consume poco antes de cursar la enfermedad y cuando esta es larga y grave. Cuando un perro rechaza un alimento es importante buscar las causas psicológicas.


Es importante saber interpretar el rechazo del animal
FISIOLOGÍA Y ANATOMÍA DE LA DIGESTIÓN
Para entender las aplicaciones prácticas en el terreno alimentario, daremos una visión básica de toda la fisiología digestiva.
En la digestión intervienen dos tipos de mecanismos importantes: el tránsito (el avance de los alimentos por el tubo digestivo) y las secreciones digestivas (que hacen posible la asimilación de los alimentos).
El tránsito digestivo
El tubo digestivo está formado por la cavidad bucal, la faringe, el esófago, el estómago, el intestino delgado (compuesto de duodeno, yeyuno e íleon) y el intestino grueso (que se divide en recto, colon y ano).
El apresamiento y la masticación
El perro agarra los alimentos con los dientes y a continuación los mastica durante más o menos tiempo. Esta fase es muy importante para la buena digestión. Los alimentos son desmenuzados e impregnados de saliva, y esto facilita su posterior asimilación. El tipo de alimento que el animal ingiere influye en la rapidez de masticación. El paso siguiente es engullir.
Sin embargo pueden ocurrir varios accidentes:
—   que el animal «aspire» la comida;
—   que no mastique y engulla el alimento directamente.
Ambos casos provocan una mala digestión y un riesgo de regurgitación.
Las causas de la aparición de estos incidentes pueden ser, en el caso de no morder bien el alimento:
—   dolor en la boca o en el maxilar;
—   el cachorro es demasiado impaciente.
La falta de masticación se debe casi siempre a:
—   dolor dental;
—   estado de deterioro de la mandíbula (perros ancianos sin dientes);
—   emisión de piezas dentales (en el caso del cachorro y perro joven).
En consecuencia, y según el caso, habrá que:
—   «enseñar» al cachorro a masticar dividiéndole la ración para calmarlo;
—   comprobar el estado de la boca y de los dientes;
—   administrar una alimentación blanda cuando aparecen problemas de dentición.
La deglución
Es el mecanismo que hace posible el paso de los alimentos al esófago y no a la tráquea. Se desarrolla así:
1. La masticación finaliza.
2. La lengua se apoya en el paladar y empuja el bolo alimenticio hacia atrás.
3. El velo del paladar se eleva para cerrar la comunicación con las cavidades nasales.
4. Una contracción de la faringe lleva los alimentos hacia la entrada del esófago.
5. La epiglotis cambia de posición y obstruye la laringe (que en parte ya se encuentra obstruida por la base de la lengua).
6. La respiración se inhibe.
Una vez los alimentos están en el esófago, una serie de contracciones los hace avanzar. La coordinación de este movimiento depende del centro de la deglución, que se encuentra en el bulbo raquídeo, a nivel del sistema nervioso central. En caso de anestesia pueden producirse «errores en el recorrido», es decir, una orientación de saliva o vómito hacia la tráquea. Por eso es importante que los animales estén en ayunas antes de la anestesia.
Cuando el acto de comer se desarrolla con normalidad, el animal engulle cada bocado alzando ligeramente la cabeza y extendiendo el cuello.
Las incidencias posibles son:
—   falsa deglución: los alimentos pasan a la tráquea;
—   regurgitación, si la deglución es difícil.
Las causas pueden ser:
—   problemas anatómicos de nacimiento (megaesófago, malformaciones);
—   ingestión demasiado rápida;
—   una «angina»;
—   un tumor que comprime el esófago.
¿Cómo actuar? Según los casos, habrá que:
—   colocar el plato de la comida en un lugar más elevado para facilitar el tránsito al esófago;
—   efectuar un tránsito de esófago para comprobar con una radiografía el punto en donde el alimento queda «obstruido».
El tránsito gástrico
Una vez llegados los alimentos al estómago, este los remueve para mezclarlos con los jugos gástricos y para que avancen hacia el píloro, válvula que permitirá su paso al intestino. El mal funcionamiento del píloro puede provocar vómitos.
El estómago del perro tiene mucha capacidad, y en él los alimentos permanecen largo tiempo. Sirva de ejemplo este dato: la capacidad del estómago de un hombre de 70 kg es de 1 a 1,4 litros, mientras que en un perro de 20 kg la capacidad es de 3 litros.
El tránsito intestinal
Se encargan de él los músculos de las paredes intestinales. Se realiza a la vez gracias a los movimientos del intestino y a la actividad de la presión abdominal (contracción de los músculos abdominales).
Las alteraciones en el tránsito gástrico pueden causar vómitos, y el mal tránsito intestinal origina diarreas o estreñimiento.

TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN Y DE LA DIGESTIÓN
Apresamiento
Masticación
Deglución
Tránsito gástrico
Tránsito intestinal
Anorexia
Regurgitación
Falsa deglución
Vómitos si el píloro está cerrado
Estreñimiento, trastornos intestinales y diarreas si los movimientos del intestino son excesivos <![endif]-->
Las secreciones del aparato digestivo
La saliva
La saliva se secreta en la cavidad bucal. Es acuosa, incolora y filamentosa. Contiene enzimas, concretamente una amilasa que ataca el almidón. La saliva impregna los alimentos, ayuda a la formación del bolo alimenticio gracias a la mucosidad que contiene y favorece la deglución. Por tanto, es un elemento primordial para una buena digestión.
La secreción de saliva es permanente, si bien disminuye de forma importante durante el sueño. La cantidad de saliva secretada en un día por el perro es de 0,4 litros.

LA SALIVA
Aspecto normal
Disminución de la salivación
Aumento de la salivación
Como el agua
En caso de obstrucción de los canales salivares
En caso de afecciones de las glándulas salivares
Incolora

En caso de ránula
Filamentosa

Normal en algunas razas <![endif]-->
Las secreciones gástricas
Existen unas determinadas células que producen una mucosidad que recubre la mucosa gástrica para protegerla, otras secretan ácido clorhídrico y otras secretan pepsina. Esta última enzima ataca las proteínas alimentarias e inicia la digestión. Luego se secreta la hormona gastrina, que regula un determinado número de mecanismos digestivos, especialmente los que conciernen al estómago. El jugo gástrico en cantidad excesiva es peligroso, y por consiguiente, el organismo dispone de un sistema de regulación.
Los sabores y los olores llegan pronto: en el momento de la comida del perro. Es entonces cuando se produce la secreción de ácido clorhídrico. Este estímulo provoca una secreción de gastrina, que activa igualmente la secreción de ácido clorhídrico. Seguidamente, la dilatación del estómago excita a su vez la secreción de gastrina. A continuación el estímulo químico de ciertos alimentos comporta la secreción gástrica. Además, la histamina es liberada localmente y estimula también la secreción de ácido clorhídrico. La función de la digestión gástrica es iniciar la digestión de las proteínas por medio de la pepsina y la acidez. Tiene una importancia fundamental en los perros cuya dieta es muy rica en proteínas.
La mala secreción de todas estas enzimas repercute negativamente en la digestión de los prótidos.
El jugo pancreático
Es segregado por el páncreas. Se trata de un jugo digestivo muy importante porque contiene un gran número de enzimas capaces de digerir todos los constituyentes de la ración del perro:
—   enzimas glucolíticas (específicas para los glúcidos), en particular la amilasa, que ataca el almidón;
—   enzimas lipolíticas, como las lipasas, que atacan las grasas;
—   enzimas proteicas: la tripsina y la quimotripsina, que prosigue la digestión de las proteínas que había sido iniciada en el estómago por la pepsina.
La bilis
El órgano que secreta la bilis es el hígado. Es un líquido muy amargo, de color amarillo verdoso y filamentoso, que llega al duodeno por medio del conducto colédoco, directamente o después de haber sido almacenado en la vesícula biliar. La bilis contiene sales biliares, constituidas a partir del colesterol, y pigmentos biliares, en particular la bilirrubina, que proviene de la degradación de la hemoglobina. La función principal de la bilis es favorecer la digestión de los lípidos. En efecto, para que los lípidos puedan ser digeridos por la lipasa del jugo pancreático, es preciso que las moléculas de lípidos previamente hayan sido fraccionadas por las sales biliares.
Cuando la secreción de bilis es insuficiente, las grasas se digieren mal o no se digieren; los otros constituyentes del quilo quedan envueltos por estas grasas y también se digieren mal, lo cual favorece el desarrollo de microorganismos. En tal caso, las heces serán grasas y hediondas. Si las secreciones digestivas no funcionan correctamente, la digestión de los constituyentes de base no está garantizada. Entonces hará falta implantar un tratamiento específico o adaptar la dieta: sin almidón, sin prótidos o sin lípidos.

LAS SECRECIONES Y SU ACCIÓN
La secreción gástrica (estómago)
El jugo pancreático (páncreas)
La bilis (hígado)
Mucus
Enzimas: amilasa, lipasa, tripsina
Sales biliares
Ácido clorhídrico

Pigmentos biliares
Pepsina

Bilirrubina
Predigestión
Digestión de azúcares, lípidos, proteínas
Digestión de lípidos <![endif]-->

La absorción de los distintos nutrientes
Se realiza principalmente en el intestino delgado, cuya mucosa forma un gran número de pliegues y vellosidades.
Los diferentes constituyentes de la ración alimentaria son digeridos y absorbidos como sigue:
•   Glúcidos, por ejemplo el almidón:
—   en la boca: atacados por la amilasa salivar;
—   en el estómago: el almidón no sufre ninguna transformación;
—   en el duodeno: atacados por la amilasa pancreática.
•   Proteínas:
—   en el estómago: atacadas por la pepsina, que actúa en un medio ácido;
—   en el duodeno: las proteínas son atacadas por las enzimas correspondientes del jugo pancreático.
•   Lípidos:
—   en el duodeno: los lípidos son atacados (cuando las sales biliares están presentes) por la lipasa pancreática y penetran posteriormente en las células intestinales.
TIPOS DE ALIMENTACIÓN

Es importante conocer la terminología relacionada con la alimentación. Existen diferentes tipos de alimentación que se clasifican de la siguiente manera.
1. La alimentación tradicional (o casera)
Compuesta de arroz o pasta, verduras y carne, se refiere a la comida que prepara el dueño en casa.


Comedero típico
2. La alimentación industrial
La alimentación denominada industrial abarca todos los productos que se venden en los comercios especializados: latas, croquetas, alimentos deshidratados…
Son alimentos completos, muy equilibrados, fáciles de usar y de conservar, de coste proporcionalmente bajo y actualmente muy estudiados para el paladar del perro.
•   Los alimentos húmedos —es decir, las latas— pueden ser completos o bien pueden servir para mezclar con copos de cereales y verduras. Los alimentos húmedos contienen entre el 70 y el 80 % de humedad y suelen presentarse en latas metálicas de diferentes capacidades. Se conservan entre tres y cuatro años, y una vez abierta la lata, el producto debe ser consumido en 24 horas. Las latas contienen carne roja, carne de aves, cereales y legumbres.
•   Los alimentos secos se presentan en forma de mezcla de croquetas, copos y verduras deshidratadas, o croquetas solas. Los alimentos secos tienen un porcentaje de humedad del 15 %. Se presentan en sacos grandes. Hay pienso para consumir directamente o en forma de «sopas», es decir, copos para rehidratar. Debido al bajo contenido de agua, el aporte calórico de los alimentos secos es, con idéntica cantidad, tres veces superior al de los alimentos húmedos.
•   Los alimentos semihúmedos contienen entre el 20 y el 30 % de humedad, y muchas veces están comercializados en embalajes de cartón. Se administran simultáneamente con agua. La duración de conservación de estos productos es de un año; una vez abiertos se conservan en el frigorífico y deben ser consumidos rápidamente.
3. La alimentación para objetivos específicos
Son productos concebidos para periodos concretos de la vida del perro o fases fisiológicas (crecimiento, vejez, gestación, etc.).
El alimento responde en cada caso a las necesidades específicas del animal durante un tiempo determinado.
4. La alimentación dietética
La alimentación dietética está pensada para el tratamiento de determinadas afecciones (animales obesos, diabéticos, etc.) y la prescriben los veterinarios.
Se puede administrar durante toda la vida del animal o durante un periodo de tratamiento limitado.
En el capítulo «La alimentación industrial» estudiaremos los distintos constituyentes y las distintas denominaciones de los alimentos industriales, lo cual permitirá al lector analizar cuál es el más adecuado para su perro y conocer todos los parámetros que influyen en la elección.


■ LOS ALIMENTOS PREMIUM
Premium significa «gama alta». Es una denominación creada hace unos años para los alimentos de perro y gato.
Un premium alimentario está elab orado a partir de proteínas seleccionadas de alta calidad. La materia prima se selecciona teniendo en cuenta las siguientes cualidades:
—   buena digestibilidad;
—   alto valor energético;
—   calidad alimentaria.
El porcentaje de proteínas de los alimentos prem ium es muy alto. Existe un alimento premium específico para cada caso, ya que las preparaciones dependen de la fisiología de referencia. Existen premium de crecimiento, perro activo, etc. Se venden en los comercios especializados (tiendas de animales) y en las grandes superficies. Los alimentos premium se presentan en la mayor parte de los casos en forma de croquetas (pienso). Las cantidades deben respetarse con exactitud, porque son alimentos completos.


TIPOS DE ALIMENTACIÓN POSIBLES
Alimentación tradicional
Preparada en casa

Alimentación
Industrial
De venta en grandes superficies
Alimentos secos o húmedos
Alimentación dietética
Disponible en consultas veterinarias y tiendas especializadas
Alimentos secos o húmedos <![endif]-->

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE CADA TIPO DE ALIMENTACIÓN

Ventajas
Inconvenientes
Alimentación tradicional
Se conoce el origen de los alimentos utilizados
Adaptación perfecta a los gustos del animal
Se deben respetar las proporciones de los componentes
Dificultad de valorar el aporte vitamínico
Alimentación industrial
Distribución fácil No requiere tiempo de preparación
Alimentación menos natural
Alimentación para objetivos específicos
Adaptación perfecta a las necesidades del animal
Presentación húmeda muy rara
Alimentación dietética
Tratamiento para una enfermedad
Problema de apetencia <![endif]-->
LA ALIMENTACIÓN TRADICIONAL
Si se opta por esta solución, es absolutamente necesario respetar ciertas reglas que garanticen el equilibrio alimentario del perro. La ración estará compuesta a partes iguales por un tercio de arroz o pasta, un tercio de carne y otro tercio de verdura. Atención: el arroz y la pasta se deben administrar muy hervidos. En cambio, los otros alimentos deben cocerse poco para no destruir las vitaminas. Las cantidades deben adaptarse a la edad del perro y a su peso (véase « La alimentación en la práctica »).
Equilibrar la alimentación tradicional
Los alimentos se pueden clasificar en tres grupos: los que se deben dar siempre, los que se dan de vez en cuando y los alimentos prohibidos.
•   Alimentos que deben estar siempre incluidos:
—   carne de ternera, de buey, de cordero (cruda o ligeramente asada, no demasiado magra);
—   despojos (corazón, hígado);
—   carne de ave (sin huesos);
—   leche, quesos no fermentados (cuidado: hay riesgo de diarrea por ingestión de leche en perros que han perdido la costumbre de beber leche; es preferible la leche enriquecida con una o dos yemas de huevo);
—   cereales (soja, arroz, cebada, maíz, trigo germinado, pastas alimentarias);
—   verduras frescas (excepto col, que fermenta demasiado, y tomate, que es demasiado ácido);
—   frutos;
—   miel.


Ingredientes básicos de una buena alimentación, antes y después de la preparación


■ VALOR NUTRICIONAL DE LOS CEREALES Y LAS VERDURAS
Cereales:
—   m

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents