La enciclopedia de la educación del perro
153 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

La enciclopedia de la educación del perro , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
153 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

¿Su perro destroza el piso cuando usted no está? ¿Se le tira encima y le ensucia la ropa? ¿Es imposible controlarlo durante los paseos? ¿Gruñe cuando alguien se acerca? Si no tiene ni el tiempo ni los medios para contratar los servicios de un adiestrador, Raymond Barthel, educador canino, le explica en este libro cómo educar a su animal, con disciplina pero sin violencia, ya sea cachorro o adulto, dedicando sólo unos minutos cada día. Una obra imprescindible que le ofrece un gran número de prácticos consejos que le permitirán hacer frente a todas las situaciones que se le puedan plantear: Cómo elegir un perro; Su llegada a la casa; Su alimentación; Dónde debe dormir; Los perros y los niños; Sus salidas; Sus ladridos intempestivos; Su agresividad.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 22 octobre 2018
Nombre de lectures 0
EAN13 9781644615829
Langue Español
Poids de l'ouvrage 7 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0350€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Raymond Barthel



L A ENCICLOPEDIA
de
LA EDUCACIÓN
DEL PERRO
Propuestas recogidas por Laurent Pascuito





EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ADVERTENCIA
Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Para criar un perro es necesario conocer a fondo su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso.
Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está presente.
Obra publicada con la dirección de Laure Paoli.
Traducción de Parangona, realització editorial, S. L.
Fotografías del interior de Marco Leonardi, Marco Giberti, Gianni Balistreri, Paola Visintini, Marco Leonardi, Giorgio Teich Alasia y F. Dahan.
Título original: Bien éduquer son chien. Douceur et fermeté.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2018
© [2018] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-64461-582-9
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Dedico este libro a mis hijos Deborah y Gaetan.
Y también a mis perros:
Roy, Bart, Molly, Filou, Uvé, Reseda, Nathan, Oscar y Thaly.
También a todos los demás perros que no puedo citar.
Mi agradecimiento a Ludovic Bellet.
A Tipper, sin la cual este libro no se habría escrito.
Raymond Barthel
Índice
Introducción
El Momento De Elegir
¿Cuáles Son Los Criterios Que Hay Que Tener En Cuenta Al Elegir Un Perro?
La Elección De La Raza Es Determinante
Dónde Adquirir Un Perro
Documentos Indispensables
Elegir A Un Perro En Una Camada
La Edad Ideal Para Adoptar Un Perro
La Importancia Del Nombre
Todo Se Decide En Los Tres Primeros Meses
Primeros Días Y Periodo De Impregnación
La Importancia De La Madre
No Dude En Sacar Al Perro De Casa
Compórtese Como El Jefe De La Manada
La Lástima No Es Buena Consejera
Los Primeros Contactos
La Llegada De Un Cachorro
El Perro Debe Ocuparse Del Amo
Después De Presentar El Perro A La Familia
Determinar Un Lugar Definitivo Para Pasar La Noche
Inculcarle Las Reglas Básicas De Limpieza
Mi Perro No Se Educó Bien Cuando Era Cachorro
Los Perros Maltratados
La Educación En Casa
Los Principios De Obediencia
Usted Es Su Único Amo
La Obediencia Es Una Cuestión De Respeto
¿Quién Debe Encargarse De La Educación?
La Correa, El Aliado Más Fiel
Su Perro No Debe Entrar En Casa Cuando Le Plazca
Controle Sus Gestos Desde El Principio
Las Manos No Deben Ser Una Amenaza
Hay Que Desconfiar De Un Perro Desconocido
El Juego, Una Actividad Esencial
El Juego Debe Terminar Cuando Lo Decide El Amo
Mi Cachorro Destroza Sus Juguetes
Repartir Los Juguetes Cuando Hay Varios Cachorros
La Hora De Comer
Las Horas Para Alimentar Al Perro
La Frecuencia De Las Comidas
El Tiempo Para Comer
¿Qué Hay Que Darle De Comer?
Dejar Siempre Llena La Escudilla Del Agua
¿Es Necesario Alternar Diferentes Tipos De Alimentación?
A Mi Perro No Le Gusta La Comida Que Le Doy
Determinar El Peso Ideal Con Relación A Su Tamaño
Si Tengo Varios Perros, ¿Cuál Debe Comer Primero?
El Perro Gruñe Si Lo Molestamos Durante Las Comidas
Prever La Alimentación En Caso De Ausencia Prolongada
La Hora De Dormir
¿Dónde Tiene Que Dormir?
¿Debemos Suministrarle Sistemáticamente Una «Cesta»?
¿Puede Dormir Fuera Si Hace Mucho Frío?
El Día A Día
La Higiene
La Necesidad De Masticar
¿Qué Le Doy Para Que No Destroce Mis Cosas?
Son Numerosos Los Perros A Los Que Les Gustan Los Zapatos
El Perro Que Se Queda Solo En Casa
Mi Perro Ladra Cuando Está Solo
¿Hay Que Castigar Al Perro Si Se Porta Mal?
¿Hay Que Felicitar Al Perro Cuando Se Porta Bien?
La Hora De La Salida
Elegir El Collar Y La Correa
Organizar La Primera Salida
El Comportamiento Durante Las Salidas
Tres Técnicas Indispensables Para Que Las Salidas Sean Agradables
La Marcha Al Paso
La Llamada
«Aquí»
«Quieto»
¡Adelante, En Marcha!
Enseñar Al Perro A Andar A Nuestro Lado
El Comportamiento Con Los Demás Perros
El Rechazo De La Comida
La Familia Crece
La Llegada De Un Segundo Perro
Primeros Contactos
La Llegada De Un Perro Adulto
Reeducar A Un Perro
Problemas Que Pueden Plantearse
Cuando Llega Un Niño...
Cuando El Niño Ya Estaba En Casa
Pequeños Problemas Que Se Solucionan Entre Amigos
¿Hay Que Hacer Diferencias Entre Un Perro Y Una Perra?
La Perra Espera Cachorros
Mi Perro Ladra Sistemáticamente A Mi Regreso
Mi Perro Da Su Pata Muy A Menudo
Mi Perro Rasca El Suelo
Mi Perro Hace Agujeros O Desentierra Las Flores Del Jardín
Mi Perro Ladra A La Gente Con Uniforme
Mi Perro Salta Sobre La Televisión En Cuanto La Enciendo
Mi Perro Se Tumba Sobre La Espalda Y Rueda Por El Suelo
Mi Perro Corre Detrás De Los Coches
Mi Perro Destroza Los Juguetes Del Niño
Mi Perro Tiene Miedo De Ir Al Veterinario
Los Viajes En Coche
Otros Medios De Transporte
Cuando Las Cosas Se Complican
Provocar Los Errores Para Corregirlos
Mi Perro Se Sube Al Sofá Cuando Está Solo
Mi Perro Se Interpone Entre La Gente Y Yo
Mi Perro No Deja Entrar A Los Invitados A Casa
Mi Perro Salta Sobre Los Invitados
Mi Perro Nos Molesta Durante Las Comidas
Mi Perro Es Un Destructor Nato
Mi Perro Se Fuga Habitualmente
Mi Perro Es Agresivo, ¿Esto Es Peligroso?
Tengo Un Perro Miedoso
¿Cómo Se Manifiesta El Miedo En El Perro?
Mi Perro Tiene Miedo A Los Niños
¿Y Si Mi Perro Tiene Miedo Del Hombre?
Mi Perro Tiene Miedo De Los Timbres Y De Los Petardos
¿Y El Miedo A Los Automóviles?
Mi Perro Inunda La Casa Con Sus «Pipís De Alegría»
¿Cómo Se Puede Corregir A Los Perros Ladradores?
A Mi Perro No Le Gustan Los Calvos
Mi Perro Ladra O Rasca La Puerta Cada Vez Que Lo Dejo Fuera
Mi Perro Ladra Cuando Suena El Timbre De La Puerta
Perros Hiperactivos
Mi Perro Se Restriega Contra Las Piernas De Mis Invitados
Mi Perro Ha Mordido Varias Veces
¿Hay Que Castigar Al Perro Con Las Manos?
¿Es Correcto Tirarle Del Pescuezo Para Sancionarlo?
¿Qué Es Mejor, Aislarlo En Una Habitación O Atarlo?
Remordimientos Después De Haberlo Castigado
Conclusión
Biografía
Direcciones De Interés
INTRODUCCIÓN
Hoy en día la gente no tiene tiempo para dedicar la debida atención a sus perros. Esto es deplorable cuando el perro es adulto, pero es una auténtica catástrofe cuando es un cachorro, porque su comportamiento futuro, su vida de adulto y, por tanto, la de sus amos, dependen de los primeros meses que se dedican a su educación.
En una sociedad que va deprisa, en la que incluso ya no estamos obligados a hacer el rodaje del coche, todo el mundo quisiera que todo estuviese listo para usar. ¡Qué ilusión, un perro ya educado desde su nacimiento! Y, ya puestos, ¿por qué no un bebé de tres meses que ya tenga la madurez de un adolescente? Todo eso no existe —de momento, ya que nunca se sabe— y como educador, cada vez tengo más clientes que solicitan mis servicios porque, como no han educado a su perro, la convivencia no va bien. Me llaman para reparar los daños, lo cual normalmente es posible, pero necesita tiempo y por tanto cuesta mucho dinero. Otra solución es que los propietarios de perros, con más previsión, busquen a un educador —no soy el único que ejerce esta bonita profesión— y le pidan que vele por la educación de su animal. Son amos que ya saben lo que hay que hacer, pero no saben cómo arreglárselas y entonces requieren la ayuda de un profesional. En esos casos, a veces se tardan varias semanas, el amo debe desplazarse una vez por semana, bastante lejos de su domicilio, con su perro, para asistir a las clases. Algunos optan por que el educador venga a casa (es la opción más cara), otros dejan a su perro interno durante dos periodos de quince días o tres semanas.
Sea cual sea la solución escogida, será bastante cara. Sin contar con que antes de dirigirse a un educador (mucha gente sigue llamándoles «adiestradores») hay que desembarazarse de algunos tópicos. Los adiestradores no tienen necesariamente una buena reputación, porque se cree que algunos maltratan a los perros o se muestran violentos con ellos. Seguro que algunos amos también vienen buscando, no una educación, sino un adiestramiento de su perro. Los hay que quieren transformar al perro en un arma potencial, sometida a su voluntad y apta para manifestar, llegado el caso, su propia agresividad. Personalmente me niego a trabajar para gente así, pero obviamente no todos los educadores opinan como yo.
Por otra parte, la violencia de algunos educadores puede asustar a los propietarios que asisten a las sesiones de trabajo. Deben saber que esos educadores se equivocan: educar a un perro es hacerlo comprender, no someterlo. A nadie se le ocurre pegar a un niño de dos años porque no sabe qué responder cuando se le pregunta cuánto son uno más uno. Con un perro, es lo mismo: hay que enseñarle que cuando se dice «Aquí», se espera que venga y se siente a nuestro lado. Tirar de él violentamente gritando «Aquí» es una manera de forzarle con violencia a algo que no entiende en absoluto. No niego que existe este tipo de educadores; simplemente, no hay que tomarlos como ejemplo.
El método que yo defiendo exige un mínimo de disciplina, lo cual no es del agrado de todo el mundo porque la mayoría no saben enfadarse con su perro, ni enfrentarse a él, excepto cuando están fuera de sí, que evidentemente es el peor de los momentos. Después de todo, poco importa cómo es mi método sobre el terreno puesto que, si lee bien este libro, si toma nota de mis consejos, si está atento a todo lo que explico sobre la psicología de su perro, nunca tendrá que venir a verme: logrará tener éxito por sí mismo y con un mínimo esfuerzo.
Mientras adiestraba el perro de Laurent Pascuito se me ocurrió la idea de escribir este libro, para responder a todas sus preguntas, que son las que se hacen todos los amos.
Por tanto, usted se va a convertir a su vez en educador, impulsado, estoy seguro, por la voluntad de comprender y de hacer comprender. En ello radica el secreto y es lo que le permitirá, en seguida, saber hablar a su perro con la suficiente claridad para que él pueda responderle.
EL MOMENTO DE ELEGIR
Es una consigna que reitero a todos los que vienen a pedirme consejo: la elección del perro ha de hacerse ante todo con sentido común. Sobre todo no debe ser nunca una decisión irreflexiva o emocional. La adquisición de un perro no es un acto que deba tomarse a la ligera, sino al contrario, es un compromiso muy importante, del cual deben conocerse y sopesarse todas las consecuencias.
Un perro nos atará durante una quincena de años, más o menos, durante los cuales se van a tejer vínculos de todo tipo: afectivos, sólidos y recíprocos. Adquirir un perro es encontrarse investido de un día para otro de muchas responsabilidades que no siempre son agradables. Y, como ocurre en la mayoría de las relaciones, si se empieza mal, las cosas seguirán yendo mal en el futuro.
Otro punto crucial es que nunca hay que olvidar que el perro es ante todo un animal, un ser vivo, y no un simple objeto decorativo.


Al adquirir un cachorro, hay que considerar bien ciertos puntos: estos tres ejemplares de rottweiller, dentro de un año, pesarán 30 kg cada uno


El perro, una vez en casa, sigue actuando como si estuviese en una manada: debe tener claro quién es el jefe
¿CUÁLES SON LOS CRITERIOS QUE HAY QUE TENER EN CUENTA AL ELEGIR UN PERRO?
Perros hay para todo el mundo, para todas las personalidades, para todas las situaciones. Según nuestro carácter, nuestro modo de vida o temperamento, se nos aconsejará orientar la elección hacia animales de tamaño pequeño o más grande, hogareños o que reclaman una actividad regular, juguetones con los niños o que necesitan calma y tranquilidad... Las opciones que se nos presentan son muchas, lo cual no nos tiene que asustar ni desviarnos de nuestro primer objetivo: que nos guste. Si es así, haremos feliz al perro y, en consecuencia, no nos causará preocupaciones. Sin embargo, hay que insistir en que el que nos guste no implica hacer cualquier cosa.


No es bueno estar continuamente pendientes del recién llegado


Los primeros paseos serán un ejercicio muy útil de socialización
E L ESPACIO NO ES LO MÁS IMPORTANTE
Por este motivo es importante tener cuenta algunos criterios como, por ejemplo, el tipo de vivienda que pronto vamos a compartir con el perro. Es evidente que una casa grande o un gran apartamento serán ideales para un pastor alemán. Por el contrario, un estudio de 25 metros cuadrados puede ser demasiado exiguo y opresor para la masa imponente que representa el San Bernardo. Hay que considerar este tipo de criterio, pero tampoco hay que hacer de ello una regla absoluta. Cuando se desea vivir con animales, es importante no generalizar.
El espacio y el confort no lo son todo. La necesidad prioritaria de un perro es mantener una muy buena relación con su amo. Conozco a un dogo y un pastor alemán mucho más felices en un piso pequeño con un amo que les dedica mucha atención, que otros perros que disponen de un terreno de 200 metros cuadrados y que se pasan el día atados en el jardín. Del mismo modo, he tenido que trabajar para clientes de París que tenían huskies. Cada fin de semana los llevan al campo para que tiren de un trineo, con gran felicidad de los animales.


¡Esta mamá husky no pierde de vista a sus pequeños!


El perro es el que debe adaptarse


El espacio y el confort no lo son todo
E S EL PERRO EL QUE DEBE ADAPTAR SU VIDA A LA DEL AMO Y NO AL CONTRARIO
La superficie que se pone a su disposición tampoco es tan importante como el tiempo que pueda dedicársele.
Otra cosa que hay que saber es que todos los perros pueden adaptarse a la ciudad o al campo. Todo depende del entorno que rodea al animal. No tiene sentido renunciar a una raza de perro por vivir en la ciudad porque alguien nos haya dicho que la raza en cuestión está hecha para vivir en el campo o en la montaña. No hay perros de ciudad y perros de campo. Ocúpese de él como se merece, procure que se sienta bien y, después, ya se encargará él de jugar. Es el perro el que debe adaptar su vida a la del amo y no al contrario.
Pero antes de aplicar este principio tan saludable, recuerde que, sea cual sea el tipo de perro que elija, sólo se adaptará si el amo ha hecho antes frente a sus obligaciones. Lo que más le gusta al perro sobre todo es pasar tiempo con su amo. Aquel que pueda dedicar a su animal un paseo por la mañana, al mediodía y por la noche, no tendrá de qué preocuparse.
Si no cuenta con mucho terreno, siempre podrá arreglárselas para encontrar un espacio verde en el que el perro pueda hacer sus necesidades y hacer ejercicio. En cambio, si está poco en casa, reconsidere la adquisición de un perro. Muchas veces me he preguntado por qué determinadas personas tienen un perro, cuando quien realmente se ocupa de él es la mujer de la limpieza...


Husky siberiano


Posición incorrecta durante un ejercicio: al perro se le debe hablar con autoridad


Aunque estemos jugando, no es bueno dejarnos someter por el animal
LA ELECCIÓN DE LA RAZA ES DETERMINANTE
Aunque a cada raza le corresponden unas características propias, el perro se adapta a todos los estilos de vida y a todo tipo de entorno social. Todo depende de la educación que se le dé. Por este motivo aconsejo no prestar atención a las ideas preconcebidas: por ejemplo, «tal raza de perro es conocida por ser nerviosa y no le conviene a una pareja con un niño pequeño». Del mismo modo, que la célula familiar esté compuesta por una o cinco personas no supone ningún problema.
El pittbull, que no se recomienda para según qué tipo de personas, a menudo aporta felicidad a jubilados. El pittbull no es más malo que otros perros, todo es cuestión de establecer una manada (los educadores caninos llamamos así al núcleo familiar), instaurar una jerarquía y educar al animal. El perro debe comprender cuál es su lugar en su nueva casa.
El caso del rottweiler es muy significativo. Se sabe que es un perro muy apegado al amo y que, si este no lo controla, el animal puede causar accidentes. Muchos de los accidentes se han producido porque el perro ha querido defender a su amo simplemente porque ha creído que estaba amenazado, aunque en realidad no había ningún peligro. Eso demuestra, no sólo un desconocimiento de su animal y de sus reacciones por parte del amo, sino también una falta de control.
El pastor belga malinois posee un potencial de trabajo muy superior al del golden retriever, es muy impetuoso y juguetón y aprende bien.
El boyero (bouvier o sennenhund) es un perro muy allegado al amo y a todo lo que le rodea, pero también hay que considerar que reacciona mucho a la afectividad. Hay que tener en cuenta todas estas características antes de elegir para no verse desbordado más adelante.
El terrier es un perro pequeño, lo cual no impide que muestre un fuerte carácter. Mucha gente cae en la trampa de los cachorros pequeños: creen que cuanto más pequeño es un perro, más «bueno» y maleable será. ¡Grave error! Hay caniches que hacen vivir auténticas pesadillas a su amo...
Al leer esto, quizá piense en personas mayores porque muchas veces tienen perros pequeños, especialmente caniches, ya que se comenta que estos se adaptan mejor a ellos.


Pastor alemán en actitud de alerta


El terrier es un perro pequeño, pero con un gran carácter


La buena educación se convierte en imprescindible en determinadas razas
En efecto, pero una vez más es un gran error: el caniche, al contrario de lo que suele creerse, es muy exigente, a veces tiene mal carácter, no es sociable con los demás perros, no le gusta demasiado la gente y tampoco jugar con niños. El resultado es que plantea muchos problemas a su amo, problemas difíciles de resolver para una persona de cierta edad para la que sería más aconsejable el spaniel cavalier King Charles o el golden retriever, ambos muy flexibles y con un carácter agradable.
Cada raza de perro posee un potencial que no conviene necesariamente a todo el mundo. Lo que es importante es no caer en el prejuicio y en la imagen que se nos ha dado de un perro, para no llevarse más tarde un chasco.
También hay que respetar la naturaleza del perro para que haga bien todo lo que su amo desee. Pero ¿cómo respetar su naturaleza si no se conoce o, peor aún, si se tiene una idea equivocada? La mejor manera de no engañarse ni lanzarse resueltamente a lo desconocido, sigue siendo pedir a un adiestrador información sobre las características y el comportamiento del animal que nos interesa.
Para terminar este tema de la elección y de los «errores de casting » que pueden cometerse, yo no aconsejaría a una persona que tuviera muy poco tiempo para dedicar a su perro que adquiriese un labrador, un animal que, no obstante, siempre está de moda. Se le atribuye alegremente un carácter muy tranquilo, muy bueno, porque se le conoce sobre todo como el perro lazarillo de referencia. No obstante, hay que saber que, pese a su aspecto tranquilo, es sobre todo un perro de caza que necesita mucha actividad. También es el perro que más destroza: es muy nervioso y no duda en arrasarlo todo cuando se siente abandonado.
Sin embargo, objetará el lector, este mismo labrador se utiliza, con éxito, como perro lazarillo para las personas ciegas. Sí, pero lo que el lector quizá no sabe, es que, desde hace una veintena de generaciones, se realiza una selección muy rigurosa sobre un determinado número de labradores. Cada cachorro se selecciona con cuidado desde el nacimiento para determinar si tiene las aptitudes exigidas. A continuación, se le educa en función de lo que más adelante se le exigirá.



OJO CON LOS EFECTOS DE LA MODA
Resista la tentación de las modas: cuando algunas razas de perros empiezan a gustarle a un número importante de personas, a menudo toparemos con vendedores poco escrupulosos que se contentan con explotar un filón jugoso. En este negocio también hay individuos desprovistos de todo interés por los animales y que no tienen absolutamente nada que hacer en el mundo del perro. Antes de adquirir un perro de moda, no olvide que, cuando la demanda existe, los «profesionales» con poca ética harán todo lo posible para cubrirla. Cuando es la moda del Seat Ibiza, se fabrican cada vez más Seat Ibiza; ocurre exactamente lo mismo con los labradores o los King Charles, con la diferencia de que un animal no es un coche: a fuerza de reproducciones intempestivas y chapuceras, la raza se deteriora.
A TENCIÓN A LAS IDEAS PRECONCEBIDAS
Con todo esto pretendo explicar que hay pocas comparaciones posibles entre un labrador lambda y un labrador que sirve de lazarillo a un ciego. Una vez más, es la imagen que se tiene del perro la que determina la elección y no el conocimiento y la reflexión, con las consecuencias catastróficas que eso implica. Es así como muchas de las personas que han cedido a la moda del labrador caen en la cuenta de que han caído en una trampa y se desesperan: se ven desbordadas, incapaces de controlar un animal cuya voluntad se les escapa y que hace lo que quiere.
¿Qué pasa entonces? En el mejor de los casos, buscan a un educador para su perro (un poco tarde) y sufren, de todos modos, la presencia del animal; más que disfrutarla, viven en la angustia de la siguiente tontería, el siguiente extravío. En el peor de los casos, los amos acaban quitándoselo de encima y lo dan, aliviados, a particulares o a la sociedad protectora de animales tras dos o tres meses de vida infernal. ¡Es el amo el que ha cometido un error, pero es el perro el que lo paga!
¿H AY RAZAS DE PERROS MÁS SENSIBLES QUE OTRAS A ENFERMEDADES Y OTROS PROBLEMAS FÍSICOS ?
En absoluto. Naturalmente, el shar-pei es bien conocido por tener problemas de piel, y los perros grandes sufren más que otros de displasia (anomalía en el desarrollo que se traduce en malformaciones), pero una vez más no deben hacerse generalizaciones. No me gusta el modo que tienen algunas personas de designar tal o cual raza como más frágil o más robusta. Todos los perros poseen, en función de su morfología, más o menos aptitudes. A ese nivel, todo apunta a la genética. Nosotros deberemos constatar si el animal está sano o no.


No hay razas más sensibles que otras a enfermar, pero sí hay algunas que requieren unas atenciones especiales
DÓNDE ADQUIRIR UN PERRO
E L CRIADOR
El criador es un profesional apasionado por su oficio, la raza que cría no tiene secretos para él. Comprar el perro a un criador es asegurarse una calidad que nos ofrece garantías. Este trabaja con dos o tres razas como máximo, a las que dedica la mayor parte de su actividad. Desde el momento en que ayuda a la perra a parir, el buen criador garantiza la atención y la presencia indispensables para el buen desarrollo del cachorro, por el cual muestra un interés real. Gracias a él, el cachorro se socializará, y desde sus primeros días (véase la lista de direcciones ).
Por el contrario, tengo mis dudas sobre las competencias de los que se llaman criadores que crían a una veintena de razas y que hacen reproducirse a la perra cada seis meses. Estos no son más que vendedores de perros seducidos por el dinero; no respetan al animal. El buen criador hace todo lo necesario para mejorar la raza, la presenta a concursos, selecciona él mismo el mejor semental para la hembra. Cuando el animal procede de un «criador» que produce veinte o treinta razas, con franqueza: dudo del buen equilibrio del perro.


El criador debe ser un profesional



Comprar el perro a un criador es asegurarse la calidad
E L PARTICULAR
Hacerse con un cachorro comprándolo a un particular también puede ser una buena idea, puesto que el animal ya habrá conocido la vida de familia, lo cual es esencial para su bienestar. Más adelante veremos (con más detalle) que, en la vida del perro, los tres primeros meses son decisivos y van a determinar su carácter.
Gracias a haber tenido un lugar en el seno de una familia, de haberse sumergido en un clima de confianza y beneficiarse de su atención y de sus caricias, el animal ya estará socializado y más equilibrado que un perro que haya sido acogido por una asociación.


No olvide nunca que todo perro puede ser reeducado


Border collie
L A PROTECTORA Y LOS REFUGIOS
En la protectora se hallan un buen número de perros desgraciados, víctimas de la inexperiencia, la indiferencia y la falta de responsabilidad de algunas personas. También se corre el riesgo de encontrar perros con problemas, traumatizados por lo que han vivido, perros de los cuales algunos se separan unos meses después de adquirirlos para luego buscarse otro y volver a empezar la operación cuatro o cinco veces más, lo cual es indignante.
No olvide nunca que todo perro puede ser reeducado por poco que uno ponga los medios, la paciencia y las ganas necesarios. Sólo si se tiene en cuenta lo que el amo desea o no hacer, su perro va a desarrollarse o no con equilibrio.


En la protectora podemos adoptar perros adultos, que en ocasiones deberán ser reeducados


No nos dejemos llevar por las apariencias: esta cara de mal genio se traduce en un carácter dulce y fiel


Normalmente el criador nos deja elegir entre varios miembros de la camada
L AS TIENDAS DE ANIMALES
Los perros de las tiendas de animales no se seleccionan mucho mejor que los que se encuentran en la pro

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents