La Enciclopedia del labrador y de los retriever
153 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

La Enciclopedia del labrador y de los retriever

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
153 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Lleno de energía, el labrador desprende unas ganas de vivir que se contagian a quienes tienen la suerte de convivir con él diariamente. Por la versatilidad de su carácter ha sido utilizado en muchas actividades junto al hombre, desde la caza hasta la búsqueda de personas desaparecidas o la asistencia a invidentes.
Este libro profundiza en el conocimiento de la raza poniéndola en relación con los restantes retriever: golden, flat, curly, Nova Scotia, chesapeake. El análisis del estándar y otros aspectos morfológicos pone de relieve los orígenes y la finalidad para la que ha sido seleccionado, especializándolo en acciones de cobro.
Además, este libro ofrece las indicaciones necesarias para elegir un cachorro y superar con éxito los primeros meses de vida en común hasta lograr alcanzar un feliz entendimiento, así como los consejos para la educación básica y para quien quiera preparar a su perro para el trabajo, satisfaciendo la innata necesidad de sentirse útil característica de la raza.
Consejos veterinarios relativos a la alimentación, la reproducción, la prevención y la cura de las enfermedades completan un texto indispensable para todos los amantes de esta raza.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 22 octobre 2018
Nombre de lectures 4
EAN13 9781644615799
Langue Español
Poids de l'ouvrage 4 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0017€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Rio Raikes



L A ENCICLOPEDIA
del
LABRADOR
y de los
RETRIEVER




EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ADVERTENCIA
Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Para criar un perro es necesario conocer a fondo su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso.
Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está presente.
Deseamos expresar nuestro agradecimiento a todos los criadores que nos han cedido amablemente fotografías.
Diseño gráfico de la cubierta de Studio Tallarini.
Fotografías de la autora, salvo donde se indica otra procedencia.
Dibujos de Alberto Marengoni.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2018
© [2018] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-64461-579-9
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice
Introducción
Orígenes E Historia
El Labrador
El Flat Coated
El Golden Retriever
El Chesapeake Bay, El Curly Coated Y El Nova Scotia Duck Tolling
Morfología
Aparato Muscular Y Esqueleto
Órganos De Los Sentidos
Los Dientes Y La Edad Del Perro
Estándar Del Labrador Retriever
Aspecto General
Características
Temperamento
Cabeza Y Cráneo
Ojos
Orejas
Boca
Cuello
Extremidades Anteriores
Tronco
Extremidades Posteriores
Pies
Cola
Marcha Y Movimiento
Manto
Color
Talla
Defectos
Nota
Comentarios Al Estándar Del Labrador
Estándar De Los Otros Retriever
Estándar Del Flat Coated
Estándar Del Curly Coated
Estándar Del Chesapeake Bay
Estándar Del Nova Scotia Duck Tolling
Estándar Del Golden Retriever
Sistemas De Comunicación Del Perro Doméstico
Comunicación Visual
Comunicación Olfativa
Comunicación Acústica
Cómo Comunicarse Con El Perro
Comportamiento Y Carácter
Perro De Caza
Perro Policía
Perro Guía De Invidentes
Perro De Servicios
Perro Para Sordos
Una Larga Convivencia
La Elección Del Cachorro
¿De Muestra, De Caza O De Familia?
¿Macho O Hembra?
La Elección Del Manto
Tipicidad De La Camada
Dónde Encontrar Un Labrador
La Visita Al Criador
Qué Cachorro Escoger
Enfermedades Hereditarias
Los Primeros Días Del Cachorro En Casa
Educación Básica
El Adiestramiento
La Llamada
El ¡Sentado!
El ¡Quieto!
El Silbato
Las Primeras Aproximaciones Al Mundo Del Trabajo
La Reproducción
La Hembra
El Macho
La Monta
Hipofertilidad
La Gestación
El Parto
La Falsa Gestación
La Alimentación
Principios Generales
La Energía
Las Grasas O Lípidos
Los Glúcidos O Carbohidratos
Las Proteínas
Las Vitaminas
Los Minerales
Los Alimentos De La Dieta
Alimentos Preparados
La Calidad De Los Alimentos Preparados
Consejos Para La Preparación De La Ración
La Alimentación Del Cachorro
La Alimentación De Los Reproductores
Salud E Higiene
Los Controles Periódicos
Principales Enfermedades Infecciosas
Vacunaciones
Los Parásitos Externos
Los Parásitos Internos
Las Micosis
Qué Hacer En Caso De Emergencia
Las Enfermedades Hereditarias
Exposiciones Y Campeonatos
Cómo Afrontar Una Exposición
Tipos De Exposiciones Caninas
La Cinofilia Oficial
Títulos Internacionales
Direcciones Útiles
Notas
INTRODUCCIÓN

El labrador es el más conocido entre los retriever, es decir, entre los perros especializados en recuperar y cobrar, incluso en las situaciones más difíciles, la presa abatida por los cazadores. Son utilizados sobre todo para un tipo de caza, que se efectúa mediante grandes batidas en las que se precisan auxiliares con diferentes especializaciones. En nuestro país no hay demasiadas personas que la practiquen, pero es propia de los países anglosajones, donde, desde siempre, estas razas han tenido muchísima difusión.
Dado que junto con su aptitud para el trabajo y su robustez física, existen en estos perros características de comportamiento marcadas por un gran equilibrio psíquico, una notable docilidad y su fácil adiestramiento, un carácter muy dulce y una alegría por vivir que no tiene precio, los retriever han encontrado una importante difusión como perros de compañía, pero también para usos especiales, como la guía para invidentes o la búsqueda de personas desaparecidas.
En los últimos años, el labrador y el golden se han hecho muy populares en nuestro país y han entrado en la categoría de las razas más difundidas, conquistando un merecido éxito. Básicamente a través de la raza más conocida, el labrador, recorreremos la historia de su origen común, examinaremos las particularidades morfológicas del estándar y afrontaremos los problemas relacionados con la elección de un cachorro, la educación, el adiestramiento, la alimentación y la salud. Y todo esto teniendo presente el doble empleo de estas razas, grandes trabajadores en el terreno de la caza e incansables y alegres compañeros en la vida diaria.
ORÍGENES E HISTORIA
EL LABRADOR
A pesar de las numerosas investigaciones realizadas sobre el labrador, aún no se han encontrado pruebas seguras que documenten de forma exhaustiva su nacimiento y su desarrollo.
Las primeras descripciones de un perro de características muy parecidas a las del labrador actual surgen a principios del siglo XIX , cuando aparece en las narraciones de los viajeros que dan testimonio de haberlo visto vivir con los pescadores en los muelles de los puertos de Terranova, en Canadá.
El coronel Meter Hawker, en un escrito de 1814, describe una variante del terranova llamada Saint John y habla así: «Excelente para cualquier tipo de caza, tiene de ordinario el manto negro y no es más grande que un pointer. Es extremadamente veloz en la carrera y en la natación: tiene hermosas patas, pelo corto y la cola no es tan enroscada como la del terranova».


En el labrador se busca el equilibrio perfecto entre potencia y armonía. La impresión general es de gran fiabilidad y generosidad. Sh. Ch. Poolstead Porridge Oats , Best of Bread en el Crufts 2001


Sh. Ch. Poolstead Problem
En las frías costas de Canadá el manto corto de este perro era especialmente valorado por el hecho de que, al salir del agua helada, no se le formaba hielo como en el más largo de los terranova.
En todas las descripciones aparecidas en el siglo XIX , los términos labrador y terranova se usan indistintamente. Esto hace pensar que en aquellos tiempos no existía aún claramente el labrador con las características puras con las que lo conocemos en la actualidad. ¿Cuál es, por tanto, el origen real del labrador?
En respuesta a esta pregunta se han formulado diferentes teorías. Lord George Scout y sir John Middleton llegaron a la conclusión de que el labrador es el resultado de varios cruces de perros que iban y venían mucho con los pesqueros del bacalao entre las costas de Terranova y Poole Harbour en el Dorset, en Inglaterra.

De distinta opinión es Mary Roslin-Williams, fundadora del criadero Mansergh. La señora Roslin-Williams, que ha realizado una contribución fundamental a la formación de la raza en la selección del manto negro dominante, critica la teoría de Scout y Middleton y resalta, basándose en su experiencia personal, lo difícil que es estabilizar un manto negro puro, al igual que otros rasgos genéticos, como el instinto de diversión, sobre una base casual como la de los cruces que podían haberse producido en los tiempos de los pescadores de bacalao. Y, sosteniendo que incluso de una línea de purasangre es más bien difícil producir un perro negro puro, sin alguna mancha blanca, considera lícito dudar de que los pescadores de Terranova se hubiesen dedicado al lujo de seleccionar al perro negro Saint John, como el descrito por el coronel Hawker.
La hipótesis que Roslin-Williams propone es la de que el labrador desciende de un perro de trabajo utilizado por los campesinos de las regiones costeras del norte de Portugal, que en aquellos tiempos eran centro del tráfico marítimo. Este perro, llamado perro de castro laboreiro, existe todavía hoy y se parece a un labrador feo. El mismo nombre hace pensar en la posibilidad de una distorsión fonética operada por los rústicos pescadores de Terranova, los cuales, quizás al tener dificultad para pronunciar adecuadamente el término extranjero, adoptaron la palabra labrador , que ya conocían porque se trataba del nombre de una provincia limítrofe.
Los orígenes del labrador no han sido, pues, definitivamente aclarados todavía; sin embargo, lo que se puede decir con seguridad es que muy pronto los criadores ingleses advirtieron sus habilidades para obtener presas heridas tanto del agua como de tierra y decidieron introducirlo en las líneas de sangre de los perros de presa.
Fue así como lord Malmesbury, que vivía en Hurn Court, cerca de Poole Harbour, produjo el primer gran jefe de estirpe de labrador negro, con todas las características del labrador de nuestros días. Buccleuch Avon, nacido en 1885, tenía una cabeza espléndida, una expresión dulce, un doble manto y la típica cola de nutria. Lord Malmesbury regaló algunos de sus perros al sexto duque de Buccleuch y a lord Hume.


En estas dos láminas del siglo XIX están representados un típico terranova de la época (al lado) y un perro Saint John. Ambos fueron llamados también con el nombre de labrador. El Saint John se parece más al labrador actual, aunque el manto y la cola son demasiado rizados
En aquellos tiempos, Inglaterra estaba pasando por una revolución industrial, era rica y el imperio estaba en su máximo esplendor. Las mentes más abiertas se sentían fascinadas por las investigaciones acerca de la evolución científica, y de forma especial los aristócratas tenían medios y tiempo disponibles para ocuparse con éxito de la creación y la mejora de especies vegetales y animales.
Es en este periodo cuando el labrador, desde la base errante-instintiva, pasa a ser sujeto amado de selección por parte de nobles criadores, acostumbrados ya a seleccionar inteligentemente razas vacunas, equinas, caprinas, etc.
Así, el labrador conquista en Inglaterra su lugar como raza bien definida y, efectivamente, en un artículo de 1870, escrito con ocasión de una muestra canina, leemos lo siguiente: «Se augura ver en acción una división clara de dos clases separadas y bien distintas entre el conocido terranova y el labrador, que se ha convertido en uno de los perros más populares gracias a su temperamento dulce y a su generosidad de trabajo».
En el famoso Crufts, por tres veces, un labrador ganó el premio Best in Show : en 1932, 1933 y 1937. Los premios fueron ganados por lady Howe: en 1932 y 1933 con su querido perro, el campeón Bramshaw Bob , y en 1937 con el campeón Cheverella Ben of Banchory .
En 1938, siempre en el Crufts, el rey Jorge VI presentó bajo la firma real Sandringham a su perro Stream , criado por su padre Jorge V. La familia real inglesa tiene todavía una bellísimo criadero de labrador, seleccionados tanto para el trabajo como para el ring . En Inglaterra solamente ha habido diez campeones labrador dobles, es decir, de belleza y de trabajo, y todos descienden en línea masculina de tres sementales: Avon, Netherby Boatswain y Smiler de lord Malmesbury.
Entre las personas que han contribuido a la formación de la raza no se puede olvidar a Gwen Broadley, quien, trabajando sobre las bases ya instaladas por Lorna, condesa de Howe, regaló a la raza más de setenta campeones, bajo su cartel Sandylands, todavía hoy uno de los criaderos más prestigiosos de Inglaterra.
El Kennel Club inglés, asociación que regula todas las razas caninas, reconoció oficialmente la raza labrador en el año 1904 y a la Asociación de Raza Labrador de ese país fue fundada en 1916.
Aunque al comienzo predominaron los negros, también los rubios comenzaron a ser criados poco a poco. Verónica Wormald fundó la Asociación de Raza Labrador Rubio en 1925 y continuó exhibiendo a sus perros en el Crufts, hasta 1978.


Retrato de Capitán con amorcillo y perro de Tiziano
El tercer color del manto del labrador, además del negro y del rubio, es el chocolate, que al comienzo fue llamado más propiamente color hígado. El honor de haber criado a la primera campeona color chocolate, Cookridge Tango , corresponde a Pauling.
Desde entonces hasta ahora ha quedado claro que el mérito de haber formado al labrador, ya sea desde el punto de vista morfológico como de las actitudes (y veremos a continuación de qué manera la forma es un reflejo de las funciones), no corresponde solamente a Inglaterra, sino de manera especial a los hombres y mujeres que se dedicaron con desinteresada pasión a la aplicación de los principios de la genética, forjando esa unión entre lo útil y lo agradable que es el labrador.
El Kennel Club americano reconoció oficialmente la raza labrador en 1917 y la Asociación de la Raza de ese país fue fundada en 1931.
Finalmente, el Club Español de Retrievers se fundó en 1997 y, entre otras razas de cobro, comprende también al labrador ( retriever en inglés significa «cobrador»). La finalidad del club es dar a conocer y promover en nuestro país estos perros. Según se puede leer en sus estatutos, el club tiene por objeto la mejora, selección y difusión de las razas retriever, y la asistencia y el asesoramiento a los propietarios y criadores de perros para los fines expuestos.
Quizá corresponda a Italia el mérito de la representación pictórica del primer labrador de la historia. En octubre de 1990 visitaba una exposición de Tiziano en Venecia y cuál no fue mi sorpresa cuando me encontré frente al retrato Capitán con amorcillo y perro , de 1552, en el cual, a los pies del mencionado capitán, se halla un inconfundible labrador amarillo. Incluso los defectos del perro eran los mismos de la actualidad: cola demasiado enroscada, orejas un poco pesadas y osamenta excesivamente fina. ¿Cómo era posible? Un amigo, estudioso del arte y de la historia de Venecia, me propuso la siguiente explicación: unos cien años antes de la fecha del retrato, los dos venecianos Caboto, padre e hijo, habían explorado las costas de la península del Labrador, llevando consigo de vuelta a Venecia información, descripciones y, por qué no, ejemplares de este perro de agua. Al margen de la explicación, personalmente quedé realmente impresionada ante el retrato, unos trescientos años anterior a las primeras noticias inglesas sobre la raza.
Volviendo a la actualidad, la versatilidad e inteligencia del labrador lo han convertido en uno de los perros más apreciados y difundidos de nuestro tiempo, cuyo éxito es realmente notable en toda Europa.


Fundadores de la línea Poolstead: Braeduke Julia de Poolstead , Ch. Poolstead Pínchale, Poolstead Mary Rose y Sh. Ch. Poolstead President


Sh. Ch. Poolstead Preferential , nacido en 1978 de Sh. Ch. Poolstead Problem x Sh. Ch. Poolstead Preface

LA OPINIÓN DE UNA GRAN CRIADORA
La señora Hepworth es la propietaria del criadero Poolstead, el mejor criadero de labrador amarillo de Inglaterra que cuenta con un tipo absolutamente establecido. Las hembras fundadoras fueron dos ejemplares muy famosos: Breduke Julia, adquirida en 1959, y Kinley Willow, en 1960. Poolstead Porridge Oats consiguió el título de Mejor de la Raza en el Crufts del año 2001.
La genealogía Poolstead ha conquistado en Inglaterra y el extranjero aplausos y laureles hasta el punto de convertirse en arquetipo y fautor, en gran parte, del éxito de la raza. A continuación se reproducen las declaraciones de la criadora, la señora Hepworth.
Pregunta: Poolstead ha puesto el sello a la raza, ¿qué perros considera como arquetipos de su adiestramiento?
Respuesta: Braeduke Julia of Poolstead, que ha engendrado a cuatro campeones británicos y a un campeón americano y sus cuatro camadas (tres de las cuales han sido concebidas con diferentes machos), y Poolstead Kinley Willow (campeona sucesivamente), que ha sido la abuela de Sh. Ch. Poolstead Problem a través de Poolstead Pussy Willow (hija de Willow).
Problem y su hijo Sh. Ch. Poolstead Preferential han sido, seguramente, los dos machos más importantes del criadero, porque todos los ejemplares descienden de ellos y de las hembras arriba mencionadas.
Pregunta: La última vez que hablamos del labrador me dijo que tenía previsto recuperar las viejas características genealógicas... Desde entonces, ¿ha dado algún paso en esa dirección? ¿Podría explicarme las razones?


Dos hembras pertenecientes inconfundiblemente a una de las mejores líneas de sangre amarilla (Poolstead), típica del labrador clásico. Propietario y criadero: Torre Palazzone
Respuesta: He utilizado al campeón Sloane Ranger of Bulgenen con Sh. Ch. Poolstead Pipe Dreamer para engendrar a Poolstead Pumpkin y a Poolstead Pineapple. Sloane Ranger era hijo de Poolstead Palmerston, que a su vez era hijo de Sandylands Sovereign of Suddie (Ch. Sam of Suddie x Sh. Ch. Sandyland Mercy). También he usado a Stanwood Blockbuster, de once años, que ha engendrado a Sh. Ch. Poolstead Publican. Todo esto ha recuperado muchas de las viejas características genealógicas y nos ha conducido a los Kinleys, hasta aproximadamente la cuarta generación. Publican ha engendrado a Greenworth Master Oats, que ha engendrado a Sh. Ch. Poolstead Porridge Oats (Best of Breed Crufts 2001). Esto es lo que me gusta: un ejemplar de labrador a la antigua, con un temperamento agradable y tranquilo, no el ejemplar moderno, vistoso en exceso.
Pregunta: ¿Cree que la práctica de ejercicio (pruebas de campo) debería ser obligatoria para los aspirantes al título de campeón?
Respuesta: No lo considero necesario para conseguir el título de campeón de club, pero creo que puede resultar óptimo para un ejemplar obtener una certificación prestigiosa antes de conseguir el título de campeón, en contraposición con el de campeón de exposición.
Pregunta: ¿Le preocupa el hecho de que fuera de Inglaterra el labrador pueda convertirse en una raza «de moda» y que, por lo tanto, pueda «pasar de moda»?
Respuesta: Naturalmente, me preocupa que el labrador pueda convertirse en una raza que «pase de moda» y que esto suceda tanto en Inglaterra como en el extranjero. El problema es que se trata de perros tan encantadores y obedientes, tan deseosos de complacer a su dueño que, desafortunadamente, algunos caen en las manos equivocadas y son adiestrados y vendidos por personas que sólo están interesadas en obtener mucho dinero. Es una verdadera lástima, pero por desgracia resulta muy difícil impedirlo.
Pregunta: Dado que el adiestramiento del labrador se ha convertido más en un acontecimiento comercial que en un proceso selectivo, ¿qué consejos podría ofrecer a los adiestradores que están empezando?
Respuesta: Ante todo, les recomendaría que acudan a un adiestrador con reputación (me refiero a una óptima reputación) y adquieran una hembra de unos seis meses. Seguramente no podrán tener la mejor de la camada, porque por lo general esta se la queda el adiestrador, pero la hembra deberá tener un pedigrí de óptimos creadores, al menos hasta las cuatro generaciones precedentes, y todos los machos y hembras del pedigrí deberán haber sido escrupulosamente controlados.
Para la monta deberán recurrir a un macho con características genealógicas compatibles con las de la hembra y, en caso de duda, pedir consejo al criador de esta última.
Cuando tengan los cachorros, deberán asegurarse de que vivirán en hogares adecuados. Para ello, deberán hacer preguntas de fundamental importancia a los potenciales compradores, como por ejemplo: ¿el jardín está cercado?, ¿hay alguien en casa la mayor parte del día, de modo que el cachorro no se quede solo durante largos periodos?, ¿saben que el labrador, si se aburre, tiende a mordisquear todo lo que encuentra?, ¿tienen niños pequeños que obliguen al pobre cachorro a huir durante todo el día? Finalmente, deben desconfiar del comprador que pregunta sobre todo por el precio de los cachorros antes de ir a verlos, sin interesarse por los padres, por el temperamento, etc.


Ch. It., Soc. Lenches Popcorn (en primer plano) con su hija multipremiada Candyfloss . Propietario y criadero: Torre Palazzone
EL FLAT COATED
por Constanza Rimini Calabrese
Los orígenes de la raza, como para muchos miembros de la familia canina, están envueltos en el misterio.
El flat no es el retriever más antiguo; este honor corresponde al labrador, seguido del curly, pero es, ciertamente, el más complejo por lo que se refiere a su nacimiento, debido a la mezcla de sangre de razas diversas. Las primeras señas de los retriever no son de gran ayuda, dado que antiguamente muchos perros de caza capaces de obtener las piezas eran definidos así. Pero con el paso de los años, el hombre, impulsado por la necesidad de procurarse perros de presa cada vez más hábiles, comenzó a distinguir la calidad de las distintas razas reconociendo especialmente las dotes de los spaniel y de los perros de agua en el trabajo de presa. Poco tiempo después, cuando ya las razas de los spaniel y de los setter estaban bien definidas, los cazadores consideraron necesario mezclar sus perros de caza con los perros pastor, como el collie, de los que apreciaban su gran inteligencia y dotes de trabajo.
La doctora Nancy Laughton, una de las más profundas conocedoras del flat, autora entre otros del libro The review of the Flat Coated Retriever , hablando de los orígenes de la raza, hace referencia a un setter irlandés negro, citado en dos libros de finales del siglo XIX , como progenitor de la raza.
En un texto de 1914, The history of retrievers , Charles Eley manifiesta que el antepasado del flat (cuyo primer nombre, alrededor de 1850, era wavy coated retriever) es el setter de presa (retrieving setter). Según este autor es muy probable que los setter irlandeses galeses, como el gordon scozzese, fuesen normalmente utilizados para la presa en torno a 1860; para mejorar su habilidad en el agua estas razas probablemente fueron cruzadas con un tipo de terranova más pequeño, llamado Saint John, introducido en Inglaterra a principios del siglo XIX .
De los cruces de setter irlandés galés, setter gordon escocés, collie y Saint John, surgió un perro negro de rico pelaje ondulado, muy parecido a un terranova, pero más pequeño y ligero. En el texto citado de Eley se lee la siguiente descripción: «Cráneo ancho y bastante corto, con frente muy marcada; un animal con osamenta potente, a menudo con un andar balanceante a causa de las partes posteriores débiles». Con frecuencia estos perros eran de color de fuego o bridle (es decir, atigrado, con estrías negras sobre gris o marrón), pero pronto quedó claro que el único color deseable era el negro. El inglés doctor Bond Moore se dedicó a fijar esta nueva raza cuidando el tipo y el color.
Pero aquel que está considerado como el «padre» del flat coated retriever es S. E. Shirley (1844-1904), famoso también por haber fundado el Kennel Club en 1873; se dedicó a fijar la nueva raza con profusión de medios y de tiempo.
Empezó por comprar algunos cachorros hijos de dos perras famosas, Old Bounce y su hija Young Bounce , propiedad de un guarda de caza. De estas, según Eley, descienden todos los actuales flat. Shirley compró también muchos perros del doctor Bond Moore y de George Brewes, fundando así su famoso criadero de flat, o shirley retriever; a lo primero que se dedicó fue a eliminar los pelajes ondulados y las largas franjas de las patas heredadas de los setter. Su perro más famoso fue Zelestone, universalmente reconocido como el cabeza de estirpe de la raza. Era un perro de caza excepcional y fue apareado con diversas hembras para criar ejemplares, asimismo, de exposición. Nació al fin un perro, Ch. Moonstrone , jamás vencido en exposición y en los field trials , cuyo nombre se encuentra en todos los pedigríes de los campeones de la época.


Royal Silk Guns’n Roses: cachorro de flat de 50 días. Propiedad de Maddalena Gambini, criadero: Royal Silk. (Fotografía de Andrea Tamburini)
Una descripción de la raza se lee en un libro de 1889 de Stables: «El flat es por lo general parecido en el carácter y en el estilo a un pequeño terranova mucho más refinado, pero tiene una cabeza más larga y el cráneo no es tan ancho. El manto no es tan rico, pero es más brillante que el del perro de agua».
Reseñados así los orígenes de la raza, deseamos hacer hincapié en el periodo de su máximo esplendor, alrededor de los años que van de finales de siglo XIX al final de la primera guerra mundial. En aquellos años el flat era, sin duda, el perro de caza más apreciado en Inglaterra, donde pocas batidas de caza se efectuaban sin él. Era el perro por excelencia, preferido absolutamente por encima de todos los demás.
A principios del siglo XX el Kennel Club reconoció al labrador, al principio como raza extranjera, después como variedad de retriever; se puso de moda y, si en 1911 fueron registrados cuatrocientos flat y ciento cuarenta y seis labrador, en 1919 las proporciones se invirtieron, y así ha seguido hasta nuestros días.
Hacia la mitad de la década de 1950 en Inglaterra la raza recuperó su ascenso gracias a una sabia cría y a la gran participación de los flat en los field trials. Aunque todavía hoy las inscripciones son bastante inferiores a las del golden y el labrador, el flat ya ha reconquistado las simpatías de una gran parte del público y de los cazadores, y su constante ascensión le garantiza una sólida popularidad.
En el último decenio la raza ha gozado enormemente de la fama procurada por el ya legendario Ch. Sharglean Blackcap (Brett) de la criadora inglesa Pat Chapman, desaparecido hace poco, a la edad de nueve años, y que fue proclamado Best in Show en el Crufts de 1980. Este ejemplar, con su magnífica conformación, perfectamente equilibrada, ha coleccionado hasta 63 CAC, innumerables Rappel de CAC y BIS, dando gran impulso a la raza y transmitiendo sus valores a algunos de sus infinitos descendientes.
El flat es una raza muy apreciada en Inglaterra, Escandinavia y Holanda, donde disfruta de un gran éxito también como perro de trabajo.

LAS SIGLAS DE LOS CAMPEONES
En este cuadro figuran las siglas que acompañan a muchos de los nombres de perros que aparecen en esta obra.
Ch.: campeón. Se otorga a un perro que, además de conquistar los tres CC (Challenge Certificate) en exposición, ha sido merecedor de al menos un certificado de mérito en una prueba de trabajo o ha obtenido un certificado de trabajo en pruebas en las que se valoran las aptitudes del perro sin incidencia en la clasificación.
Dual Ch.: es prácticamente un campeón absoluto que ha obtenido el título de campeón de prueba de trabajo y de campeón de exposición.
Ft. Ch.: Field Trial Champion, o campeón de trabajo. Para la obtención de este título el perro tiene que haber vencido en una prueba de campeonato o varias pruebas open (el número de resultados depende de si la prueba estaba abierta a doce o veinticuatro participantes). Conviene saber que el número de solicitudes de inscripción para las pruebas siempre es mayor que el número de plazas, con lo cual hay que efectuar un sorteo preliminar.
Sh. Ch.: el Show Champion es el equivalente a nuestro campeón de belleza; para la obtención de este título se necesitan tres CC, que se consiguen solamente en un Championship Show. Conviene tener presente que en las exposiciones celebradas en Gran Bretaña el CC no está reservado, como ocurre en otros países europeos, a determinadas clases, sino que se otorga a los dos perros que obtienen la calificación de mejor macho y mejor hembra. Consecuencia de ello es que un perro puede llegar a coleccionar varias decenas de CC en el transcurso de su carrera en las exposiciones.
EL GOLDEN RETRIEVER
por Carina Selberg
Verdaderamente es un gran placer poder hablar de los orígenes de esta maravillosa raza. Las mayores informaciones, que en los últimos diez años han sido profundizadas, proceden de Nueva Escocia. Las primeras noticias, surgidas en 1852, eran aproximativas y sólo después de cuidadosos estudios se ha llegado a la teoría, plenamente aceptada por el Kennel Club inglés, sobre los diversos orígenes del golden retriever.
Es para mí muy importante subrayar la falsedad de la tesis que ve el origen de la raza en un grupo de perros de circo procedente de Rusia. Hace más de un siglo que existían en Rusia unos perros, semejantes a los golden retriever, que fueron considerados por Oliver Goldsmith (1847) bravos apresadores en el agua. Algún tiempo después Stonehenge escribió a propósito del setter ruso, parecido, según los dibujos del coleccionista Hutchinson, a un setter irlandés con el manto rizado. Hay escritos de 1880 que hablan de una batida de caza en Rusia, con dos tipos de setter: dorado marrón de pelo liso y color hígado de pelo rizado.
En 1919 Allsbrook, propietario de un golden, admite haber encontrado en Liberia perros parecidos al suyo.
La tesis del origen ruso, discutida largo tiempo entre los aficionados a la raza, fue aceptada hasta que los especialistas llegaron a la conclusión de que los golden retriever procedían de los wavy coated retriever negros (en nuestros días flat coated).
Esta última teoría, apoyada por el Kennel Club, habla de los primeros retriever rubios o amarillos en los límites entre Escocia e Inglaterra en el siglo XIX .
Se tienen noticias registradas por lord Chichester acerca de su perro Nous (el primer retriever amarillo de lord Tweedmouth): nacido en 1864, fue adquirido en Brighton. Este perro, nacido de una pareja de wavy coated negros, fue apareado con Belle , tweedwater-spaniel del mencionado lord Tweedmouth. De ellos nacieron cuatro retriever amarillos que dieron origen a la raza golden.
Lord Chichester se interesó también por la descripción del waterdog: lo descubrió investigando sobre los orígenes de los retriever. La descripción del waterdog la encontró después en un libro de 1815 escrito por Richard Lawrence: spaniel muy grande, hábil en la caza del pato y muy utilizado en los límites entre Escocia e Inglaterra.


Ch. Mund. Jov. Kukkola Made My Way. Cría de Carina Selberg, propiedad de Busignani/Selberg, adiestrador: Emanuele Venieri
Stanley O’Neil, durante sus investigaciones sobre el tweedwater-spaniel, descubrió una gran presencia de perros de agua en los límites entre Escocia e Inglaterra y en la desembocadura del río Tweed. Lawrence, a su vez, sostiene que para dar a estos perros más resistencia los cruzaron también con el newfoundland. Se trataba de perros de diferentes colores, pero los más hábiles eran los de color hígado.
También Stonehege sostenía que el water-spaniel, inglés o irlandés, tenía características del tweed y que se parecía muchísimo al pequeño retriever inglés de color hígado. En 1881, Darlziel escribía acerca de un spaniel con origen en la zona de la desembocadura del Tweed.
De 1899 a 1906 el padre de O’Neil visitó por cuestiones de trabajo muchos puertos de Escocia e Inglaterra y contó que había visto numerosos water-dog en Grimsby y Yarmouth: estaban en las barcas y trabajaban en la pesca. Algunos, con un cruce especial, dieron origen al curly coated retriever.
Estos perros efectuaban presas desde 200 m en el agua y salvaban a los náufragos, como el newfoundland. En los primeros años del siglo XIX , un tío de O’Neil crió curly, llamados por los pescadores water-dog; estos perros se parecían al newfoundland.
Más tarde, en 1903, el mismo O’Neil vio a pescadores colocar redes de salmón con la ayuda de perros de pelo ondulado y color dorado-marrón, llamados tweed-spaniel. Estos perros se parecían a los retriever, procedían de Berwick y eran, asimismo, muy parecidos a los tweedwater-spaniel de la costa. El color dominante era el amarillo-marrón.
Volviendo a la primera camada entre Belle y Nous (mitad wavy coated y mitad tweedwater-spaniel), Crocus, el único macho, fue dado al hijo de lord Tweedmouth, y las hembras, tanto a lord Tweedmouth ( Cowslip y Primrose ) como al sobrino (Ada) . Este último dio así inicio, con esta hembra, a una línea de sangre en la que solían producirse cruces con perros negros. De un macho negro y de una hembra rubia nacían cachorros rubios; en el caso contrario, la camada era mitad negra y mitad rubia.
En un libro sobre los orígenes de esta línea, escrito por lady Pentland, sobrina de lord Tweedmouth, se encuentran todos los apareamientos producidos en sucesión. Aquí se ve cómo durante cuatro generaciones fueron introducidos los perros tweed y cowslip. Después, lord Tweedmouth decidió introducir, asimismo, nuevos perros, eligiendo el wavy coated retriever. Los cachorros negros fueron cruzados, a su vez, con la línea originaria. Una hembra apareada con Nous II dio a luz los últimos dos cachorros rubios registrados en el libro (1894).
Otra publicación habla de las líneas criadas por lord Ilchester. En aquella época, los cazadores estaban más interesados en determinar las capacidades venatorias que las características morfológicas, y, en efecto, se habla de cruces con flat o wavy coated con setter irlandeses y con bloodhound. En la finca de lord Ilchester, Guisachan, había perros de talla grande y pelo oscuro, que no eran hermosos y, a menudo, se comportaban agresivamente. Lord Ilchester no dejó anotaciones sobre las líneas de sangre, y a la venta de Guisachan ningún perro volvió a ser registrado desde 1905.
En el Kennel Club encontramos registrado en 1867 un retriever de color hígado, propiedad de lord Tweedmouth senior, de nombre Sultan , que tuvo cachorros con Moscow . Nos preguntamos si el nombre Moscow está relacionado con los famosos orígenes rusos; quizás haya una relación con los perros rusos, pero no por eso se puede demostrar con seguridad este origen.
Desdichadamente hay demasiados vacíos en los pedigríes registrados al comienzo. Existe, no obstante, una carta de lady Pentland en la que se dice que el vizconde Harcourt había encontrado como base para sus líneas una camada de Lady (probablemente hija de Primrose, los últimos registrados por lord Tweedmouth). Estos perros, criados en Guisachan, tenían en sus líneas a Nous , un tweedwater-spaniel. Esta carta testifica los orígenes de la cría de lord Tweedmouth.
Palmer Douglas, a su vez, en sus notas de 1900 a 1925, nos da indicios de estos apareamientos: se ha descubierto así que de los famosos perros Culham Brass y Culham Copper de 1920 descienden el 99 % de los golden. Lady habría sido la primera, pero de otros muchos perros criados en Guisachan procederían los cuatro primeros apareamientos.
Es interesante advertir que hasta 1913 los golden estaban registrados como flat coated amarillos.


Cachorros de golden del criadero Kukkola
En una serie de fotografías e ilustraciones se ve cómo los primeros ( Nous, Crocus, Ada y Cowslip ) se parecían a los golden de hoy. En los cuadros de Richard Ansdelm nos sorprende un golden muy grande y claro, tipo newfoundland con el dorso inclinado.
También en mi criadero y en el de Argyllshire han nacido, de padres premiados, seis ejemplares muy grandes.
Es preciso recordar que las razas retriever, al principio, estaban muy cruzadas. En 1870 muchos perros que se hallaban en los orígenes de los wavy coated eran llamados newfoundland. Después, la división entre grand newfoundland y Saint John newfoundland nos ayuda a determinar el origen del labrador, que era descrito como un perro pequeño, robusto, de pelo liso y el mejor cazador. Sabemos que estos dos tipos de perros fueron importados por los pioneros, seguros de poder mejorar la raza.
Hay que tener presente también a los perros grandes, parecidos al labrador, de pelo claro, residentes en Carradale. Estos perros procedían de Sam, pariente de los labrador negros del conde Bucleuch, cuyas camadas eran rubias, nacidas de una hembra negra.
Por último, es necesario recordar, como afirmó Richard Lawrence en 1815, que los water-dog estaban cruzados con los newfoundland.
El golden retriever es una raza que ha sido introducida en nuestro país en tiempos relativamente recientes, pero en los últimos diez años su cría ha experimentado una progresión verdaderamente impresionante en términos cualitativos y cuantitativos.
Se ha pasado de unos pocos criadores a principios de los años noventa al gran número de la actualidad.
A menudo muchos de ellos son personas muy apasionadas que intentan desarrollar la cría de manera competente y una atención especial hacia los intereses de la raza.
Al principio, los criaderos dependían en gran manera de los países en los cuales la raza estaba mucho más difundida. Pero en los últimos años esta tendencia se ha reducido por cuanto el nivel alcanzado por los criaderos españoles ha mejorado tanto que puede considerarse incluso superior al de algunos países en los cuales la difusión del golden era menos reciente que en el nuestro. Obviamente, continúan importándose ejemplares de otros países, pero se realiza de una manera mucho más cuidadosa que en sus inicios.
Sin embargo, no siempre los ejemplares adquiridos en el extranjero se encuentran a la altura de las expectativas creadas, a pesar de los grandes sacrificios económicos que supone su compra.
No podemos sino desear que los criadores españoles en su conjunto prosigan el camino iniciado, favoreciendo una difusión cada vez mayor de la raza y, por consiguiente, una constante selección de cachorros.
A continuación, presentamos, por orden alfabético, una breve relación de algunos de los criadores españoles de más renombre.
•   Cal Arana, propiedad de Rosa Llanza, dispone de un conjunto de reproductores, todos ellos campeones. Entre los sementales: Quiver of Glen Sheallag , campeón de España en 1996, y Figaro de Cal Arana , campeón de España en 1998 y único campeón internacional nacido en España.
Entre las hembras destaca la campeona Para-Elisa de Cal Arana .
•   De Na Mora, cuyos propietarios son Pep Vich y Cati Cicerol, cuenta entre sus sementales con el campeón De Na Mora Hippy of 70’s , que logró el título de campeón de belleza en España en 2003 y es también campeón en Luxemburgo y Portugal. Posee, asimismo, el título de best golden breed in Spain .
•   Ducado de Espinosa, regentado por Belén García, dispone de un plantel de reproductores muy premiados procedentes del criadero francés Of Glen Sheallag. Entre los sementales se encuentran los pluricampeones Real McCoy of Glen Sheallag , campeón en España en 2002 y en Luxemburgo, Ucrania, Rusia, Bielorrusia, Moldavia, Cataluña y campeón internacional, y Robin Hood of Glen Sheallag , asimismo campeón internacional y de Ucrania, Rusia, Bielorrusia y Moldavia.
Entre las hembras destaca Soul Music of Glen Sheallag , campeona de España en el año 2003.
•   La Charola, propiedad de Blanca Mestre y Víctor Sánchez, se fundó en 1983. Dispone de dos machos: The Cream of Francos Valley y su hijo Charola Mississippi , ambos campeones de España en el año 2001 y campeones de Portugal.
Sus dos hembras son también campeonas de España: Ursula Jasmine de La Charola y Helen Rose de La Charola ; esta última es también campeona de Portugal.
•   Real de Linarejos, dirigido por Toni Peral, tiene en su haber a Jackralee Casals de la Enna , macho de reconocida trayectoria: subcampeón de Europa en 1998, campeón de España en 2002 y campeón de Gibraltar y Luxemburgo; posee, entre otros, el título de mejor reproductor en 2002 y 2003.
•   Ria Vela es un criadero a cargo de Paloma Gusso y Antonio López. Disponen de una pareja reproductora formada por Zampanzar Always You y Zampanzar Betty Boop . Ambos han sido campeones jóvenes en Gibraltar, y el macho, además, campeón joven de Europa en 2004.
•   Terra di Siena, propiedad de Serena Noferi y Alfonso del Saz-Orozco, cuenta en su haber con un macho, campeón de Gibraltar y Andalucía, denominado Vibrante de Terra di Siena .
Entre otros criaderos destacaremos los siguientes: De Zelkova, de Esther Matali; Helvet Can, de Didier Schaer y Valentyna Ostrianska; Paraje El Salvador, de Mario y Raquel; Santa Compaña, de Esther Rey y Judith y Gustavo Fernández; Subachan, de Teodoro Criado y Sharron N. Chamberlain; Evendin, de Maite Pérez y Fernando Vázquez, y, por último, Dolce Can, de Elisabet Prats.
EL CHESAPEAKE BAY, EL CURLY COATED Y EL NOVA SCOTIA DUCK TOLLING
El chesapeake bay retriever desciende de los perros de las costas americanas; cruzado con otras razas, llegó a Inglaterra a comienzos del siglo XIX , y ya estaba bien asentado a partir de 1885.
Era muy apreciado por su potencia y su fuerza en el trabajo en las aguas heladas de Chesapeake Bay (Maryland), que le da el nombre, y por los mismos rasgos fue valorado también por los ingleses.
Este perro ha mantenido intactas las características psicofísicas propias de un trabajador infatigable.
En lo referente al curly coated retriever, los orígenes hay que buscarlos en cruces entre irish water spaniel, barbone y labrador. Los estudiosos mantienen que un viejo tipo de water dog ha sido antepasado del barbone y, aunque el manto característico sea del irish water spaniel más que de los barbone (antiguamente utilizados para la caza), está por demostrar que el curly posea sangre de estos perros, combinada con la del retriever. Aunque antes de que los wavy (flat) coated se hiciesen populares en la caza el curly ya era muy valorado, su popularidad ha ido disminuyendo lentamente, y hoy es bastante raro tanto en los rings de las exposiciones como en los field trials; no obstante, su cría está bastante extendida en Inglaterra, donde los aficionados se esfuerzan por conservar intactas sus características psicofísicas.
Por lo que respecta al duck tolling retriever, los investigadores consideran probable que su origen se remonte a los wavy (flat) marrones apareados con el labrador y después cruzados con el spaniel. Estos perros han sido seleccionados durante años en Canadá por un pequeño grupo de atentos criadores, y en 1981 hizo su aparición en Europa el primer ejemplar.
MORFOLOGÍA
POR L UIGI G UIDOBONO C AVALCHINI [1]
Puede efectuarse un primer análisis superficial del perro para encontrar los puntos y los planos de referencia sobre su organismo que permitan, a continuación, definir de forma adecuada y sin confusiones áreas específicas u órganos.
En un animal se reconocen al menos tres planos, cada uno de los cuales lo dividen en dos partes.
Así, tenemos el plano sagital mediano, que separa verticalmente el cuerpo del perro en dos partes, separando el lado izquierdo del derecho; el plano transversal mediano, que limita la zona craneal (hacia la cabeza) y la caudal (hacia la cola); y, por último, el plano dorsal mediano , que separa la región dorsal, a lo largo de la columna vertebral, de la ventral, que está debajo.
Tomando como referencia un imaginario punto central ideal situado casi en el centro del tórax del animal, tendremos zonas colocadas a distancia distinta de él que se llamarán proximales , si están cercanas al punto indicado, y distales si están alejadas. Así, por ejemplo, en la pata anterior el omoplato tendrá una posición proximal, mientras que los dedos se considerarán distales.
De esta forma se ha puesto a punto una especie de mapa de referencia del cuerpo animal gracias al cual resulta más fácil orientarse y, sobre todo, comprender el objeto a que se refieren las observaciones y comentarios expresados en el lenguaje de los especialistas.
Se puede considerar que el cuerpo animal está formado por unidades estructurales (células) organizadas en sistemas cada vez más complejos (tejidos, órganos) hasta constituir aparatos que, en su conjunto, componen el organismo del perro. Aun teniendo una función específica, cada aparato está estrechamente ligado a los demás y no está en condiciones, por sí solo, de mantener con vida al animal.
Cada aparato o sistema tienen una denominación propia: sistema muscular, esqueleto, sistema circulatorio, aparato digestivo, urogenital y sistema nervioso (que comprende los órganos de los sentidos), al cual va unido el sistema endocrino. El buen funcionamiento de un organismo —y, por tanto, el estado de buena salud— depende del equilibrio entre los diversos aparatos.


La expresión dulce contrasta de manera evidente con el bello tórax abierto y las patas rectas y fuertes

APARATO MUSCULAR Y ESQUELETO
El cuerpo del perro se coloca y se mueve en el espacio sobre todo gracias a la cooperación entre dos sistemas: el óseo, que procura el armazón que sostiene y las palancas, y el muscular, que imprime la fuerza motriz.
El conjunto de los huesos forma el esqueleto, que, a grandes rasgos, representa la forma y las dimensiones propias del perro. En la ilustración de la página siguiente se ha representado el esqueleto tipo de un perro mesoformo con la denominación de los huesos individualmente.
La variabilidad de la forma de la cabeza es uno de los rasgos que más sorprende al observador; efectivamente, esta varía mucho de una raza a otra, determinando su tipicidad.
La cabeza está compuesta por numerosos huesos, entre los cuales recordaremos algunos del cráneo: el hueso occipital, con la cresta homónima; el hueso frontal, con los senos frontales; el parietal y el temporal, con la cresta molar; y el molar, que con su arco cigomático determina el punto más ancho del cráneo del perro. Del cráneo, que protege al cerebro (encéfalo) y a algunos órganos de los sentidos, parte la columna vertebral, que en el perro está formada por:
—   7 vértebras cervicales;
—   13 vértebras dorsales o torácicas;
—   7 vértebras lumbares;
—   3 vértebras sacras;
—   20-22 vértebras caudales.

ESQUELETO


PARTES DEL CUERPO

En la columna vertebral está contenida la médula espinal, de la que parten numerosos haces nerviosos que se distribuyen por todo el cuerpo transportando impulsos de la periferia al cerebro (fibras sensitivas) y viceversa (fibras motrices). De las vértebras dorsales salen las costillas, ligadas ventralmente al esternón; la caja torácica formada así protege de forma elástica órganos de extrema importancia, como el corazón y los pulmones. Cuanto mayor es la posibilidad de expansión de la caja torácica, tanto más elevada es la capacidad respiratoria del sujeto y la expansión pulmonar. Un buen tórax debe tener costillas bien inclinadas de delante hacia atrás y separadas en la medida justa entre sí, debe estar desarrollado en longitud o profundidad (diámetro sagital), en anchura (diámetro transversal) y en altura.
Siguiendo hacia la cola encontramos las vísceras abdominales (hígado, estómago, intestino, etc.), suspendidas en la columna vertebral mediante ligamentos y músculos. Todavía más atrás se encuentra la pelvis, que con el hueso sacro y coxal o hueso iliaco forma el cinturón pélvico. Este representa un importantísimo punto de fuerza entre la extremidad posterior, que imprime el impulso mecánico al perro, y la columna vertebral, que transmite el movimiento a todo el cuerpo. Las patas representan un punto muy importante de la mecánica animal; gracias a su conformación y a las numerosas articulaciones, que permiten la flexión y la extensión de porciones individuales, facilitan el movimiento del perro.
Los huesos son duros, pero tienen una elasticidad propia, y se clasifican en: planos (por ejemplo, el occipital), cortos (como las vértebras) y largos (el fémur); en estos últimos está presente la médula ósea, responsable de la producción de los glóbulos rojos.
El perro está entre los animales de crecimiento rápido; pero en la edad joven el proceso de osificación es bastante lento y, por tanto, en los individuos que crecen demasiado rápidamente se puede comprobar una deficiencia de mineralización del hueso, que no resulta lo bastante resistente a las cargas y, por consiguiente, soporta mal el peso del cuerpo y los esfuerzos. Así se pueden encontrar desviaciones de las patas y aplomos incorrectos más o menos evidentes. Tanto el tejido óseo como el cartilaginoso de las articulaciones están sujetos a una continua regeneración que decrece con la edad del animal. Las articulaciones se resienten de modo especial de los fenómenos de envejecimiento.
De manera esquemática, todas las articulaciones presentan dos caras articulares con una cavidad delimitada por una cápsula (cápsula sinovial); diversos ligamentos mantienen en posición los dos huesos y limitan oportunamente sus movimientos respectivos. Así como los huesos pueden estar sujetos a fracturas, las articulaciones sufren procesos inflamatorios de diversa naturaleza que reducen su movilidad y producen dolores molestos.
Estrechamente ligado al sistema óseo está el muscular, entendiendo con tal denominación el conjunto de músculos estriados que actúan sobre una palanca ósea o sobre una porción de piel. Imprimen, a través de los tendones (estructuras fuertemente resistentes), determinadas fuerzas, con las consiguientes flexiones y extensiones o bien contracciones reversibles y normalmente coordinadas por el sistema nervioso central. Los músculos largos actúan generalmente en torno a un punto de apoyo (articulación) desplazando los huesos con movimiento que pueden compararse a los de las palancas de primer, segundo y tercer género. Además, abren o cierran orificios (músculos circulares), que en algunos casos se llaman esfínteres. Los músculos están dispuestos en diversos planos, superficiales y profundos, y pueden ser aplanados y delgados (por ejemplo, los músculos de la piel) o bien gruesos o fusiformes, como los músculos de las patas.


Estudio de cabeza de Poolstead Preeminence . Propietario y criadero: Torre Palazzone
ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS
Los órganos de los sentidos tienen la misión de percibir tanto los estímulos procedentes del ambiente exterior como, por ejemplo, la temperatura de una habitación o su luz, o bien los mensajes procedentes de los órganos y estructuras internas del organismo.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents