La enciclopedia del pastor alemán
260 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

La enciclopedia del pastor alemán , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
260 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

El pastor alemán es la raza más difundida y conocida en todo el mundo. Su éxito ha sido fruto de un riguroso trabajo de selección. Fácil de adiestrar, siempre dispuesto a jugar, representa el mejor exponente de la inteligencia canina.
Con esta obra, el lector aprenderá todo lo necesario sobre dónde comprar un cachorro, cómo elegirlo y acogerlo, cuáles son sus cualidades y defectos. Además, conocerá su fuerte personalidad, su vida cotidiana, educación, adiestramiento, alimentación, salud, la reproducción, las exposiciones caninas…
En esta guía completa, el autor enseña a evitar errores en la educación del cachorro y a saber vivir en armonía con el animal.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 22 octobre 2018
Nombre de lectures 1
EAN13 9781644615690
Langue Español
Poids de l'ouvrage 16 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0424€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

G. Teich Alasia



L A ENCICLOPEDIA
del
PASTOR
ALEMÁN




EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ADVERTENCIA
Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Para criar un perro es necesario conocer a fondo su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso.
Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está presente.
El editor agradece a los criadores la cesión de las fotografías y la autorización para publicarlas.
En la cubierta, arriba y abajo a la izquierda , © Sieger 2000 Ursus v. Batu .
Dibujos de Alberto Marengoni y Barbara Reviglio.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2018
© [2018] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-64461-569-0
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)






A Giulia y a Simone,
que de los perros aprendieron
la sinceridad y la franqueza
Índice
Prólogo
Los Orígenes Del Perro Y De La Cinofilia
De La Prehistoria Al Encuentro Con El Hombre
Desde Los Antiguos Egipcios A Los Tiempos Modernos
La Selección Del Comportamiento En Los Perros Pastor
Una Teoría Sobre El Origen Y Evolución De Las Razas: La Neotenia
La Clasificación De Las Razas Y El Nacimiento De La Cinofilia Oficial
La Cinofilia Oficial En La Actualidad: La Rsce Y Sus Actividades
Origen Y Evolución Del Pastor Alemán
Los Orígenes
El Nacimiento De La Nueva Raza
La Evolución Del Pastor Alemán: Desde Horand A La Década De Los Treinta
Clubes De Raza
La Verein Für Deutsche Schäferhunde
La Unión Mundial De Las Sociedades Para El Pastor Alemán
El Real Club Español Del Perro Pastor Alemán: El Rceppa
La Historia Moderna
Inicio De La Era Moderna
Quanto, Canto Y Mutz
De Los Tres Grandes A Los Años Ochenta
Uran, Quando Y La Era De Palme
La «Sangre» Nueva
De Q. Arminius A U. Batu
La Cría De Perros De Trabajo
La Evolución De Los Linajes Destinados Al Adiestramiento
El Pastor Alemán En España
La Morfología
Sistemas Muscular Y Óseo
Órganos De Los Sentidos
Los Dientes Y La Edad Del Perro
El Estándar Del Pastor Alemán
Cronología
Aspecto General
Proporciones Importantes
Carácter
Cabeza
Trufa
Dentadura
Ojos
Orejas
Cuello
Tronco
Pecho
Cola
Extremidades
Movimiento
Piel
Manto
Tamaño Y Peso
Testículos
Defectos
Las Características Étnicas Del Pastor Alemán
Algunas Indicaciones Acerca De La Cinognóstica
La Clasificación De Los Tipos Morfológicos
Los Tipos Constitucionales
La Valoración Cualitativa
Cabeza
Cuello
Tronco
Extremidades Anteriores
Extremidades Posteriores
El Manto
El Color Del Manto
La Transmisión De Los Caracteres Hereditarios
Fenotipo Y Genotipo
Las Bases Biológicas De La Transmisión De Caracteres
El Color Del Manto Y Las Leyes De La Herencia
Heredabilidad De Los Caracteres Cuantitativos
Genética Y Perfeccionamiento
La Selección Zootécnica En El Pastor Alemán
La Valoración De Los Individuos Para El Cruce
La Elección De Los Reproductores
La Interpretación De Los Linajes
La Consanguinidad
Valoración Morfológica De Los Cachorros
Las Relaciones Entre Los Jueces Y El Mundo De La Cría
La Reproducción
La Hembra
El Macho
El Apareamiento
Hipofertilidad
La Gestación
El Parto
Falsa Gestación
La Alimentación
Principios Generales
El Perro: Carnívoro O Predador
Salud E Higiene
Sobre Las Vacunaciones... Y Su Necesidad
Parásitos Intestinales
Parásitos Hemáticos
Urgencias Y Equipo De Primeros Auxilios
Primer Contacto Con El Perro
La Compra
El Cachorro Entra En Casa
La Educación Del Cachorro
Los Primeros Encuentros Con El Mundo
La Preparación Del Perro Para Las Competiciones
La Presentación Del Perro En La Exposición
La Preparación Del Perro Para El Ring
El Entrenamiento Atlético Y Deportivo
El Papel Del Preparador
Comportamiento
Estudio Del Comportamiento Animal
Comportamientos Instintivos Y Comportamientos Aprendidos
El Aprendizaje
El Imprinting
Comportamientos Comunicativos
Comportamientos Competitivos
Evolución Del Comportamiento En El Perro
La Importancia Del Juego
Las Percepciones Sensoriales
La Importancia De La Comunicación Gestual En Las Relaciones Competitivas
La Modificación De Los Comportamientos Agresivos Mediante La Selección
Adiestramiento
Motivaciones Y Finalidades Del Adiestramiento
El Papel Del Conductor
La Llamada
Marcha Con Correa
Marcha Sin Correa
Sentado Y Echado Durante La Marcha
La Orden ¡Espera!
Devolución De Objeto
El Salto
El Envío Hacia Delante
El Ladrido A La Orden
El Trabajo De Rastreo
La Importancia De Los Instintos En El Adiestramiento De Defensa
El Trabajo De Ataque
El Figurante
Trabajos Especiales Del Pastor Alemán
La Función Social Del Pastor Alemán
El Perro Policía
El Adiestramiento De Los Perros Antidroga
El Adiestramiento Para La Búsqueda De Explosivos Y Armas
El Rescate En Montaña
Los Perros De Protección Civil
Los Perros Lazarillo
Los Grandes Protagonistas De Los Últimos Años
Canto Von Arminius
Lasso Di Val Sole
Argus Von Aducht
Nick Von Der Wienerau
Dingo Vom Haus Gero
Uran Vom Wildsteiger Land
Quando Von Arminius
Gundo Von Trienzbachtal
Fedor Von Arminius
Cello Von Der Römerau
Odin Von Tannenmeise
Mark Vom Haus Beck
Fanto Vom Hirschel
Zamb Von Der Wienerau
Jeck Vom Noricum
Ulk Von Arlett
Max Della Loggia Dei Mercanti
Ursus Von Batu
Yasko Vom Farbenspiel
Concursos Rci
Reglamento De Los Concursos Rci
Anexos
Direcciones De Interés
Notas
PRÓLOGO
El pastor alemán constituye un caso único en el mundo canino. Ningún otro perro ha conocido jamás una difusión geográfica y una popularidad tan grandes, y lo ha conseguido gracias a sus características y cualidades, no a consecuencia de una moda.
Los esfuerzos de los criadores han marcado el destino fabuloso de esta raza mediante una selección orientada plenamente hacia el servicio del hombre. El pastor alemán se impone en todas las pruebas deportivas y de trabajo.
La pasión a la que se consagran criadores y propietarios del pastor alemán bajo la dirección del SV y de los clubes nacionales, ha logrado llevar a cabo una selección rigurosa única en la cinofilia; preservando y desarrollando las virtudes morfológicas y de carácter.
Las pruebas de carácter y de valentía, las de resistencia (20 km) y de selección (korüng) y la obligatoriedad de superar los exámenes de displasia de la cadera (A) han impulsado a los criadores a redoblar sus esfuerzos.
No dudo que el lector, como yo, al descubrir esta raza quede atrapado en una irresistible pasión. Hace más de 30 años, tras ver en una revista una fotografía de un magnífico cachorro, comencé una andadura que no he podido ni he querido detener.
La lectura de esta obra le revelará todas las facetas del pastor alemán, pero también cómo vivir bien en su compañía. Todo el amor que le ofrezca, puede creerme, él se lo devolverá centuplicado...
M ARC R ENAUD
Miembro del comité directivo de la SCBA (Société du Chien de Berger Alemand) durante muchos años, juez de la raza, vicepresidente de Club Canin, antiguo secretario de la Commission d’Utilisation Régionale Île-de-France, es además responsable de la dirección de la cría del pastor alemán en Francia.
Criador de pastores alemanes con el afijo Le Chemin du Rô .


Fotografía de Adriano Bacchella
PRINCIPALES TÉRMINOS ALEMANES Y SUS ABREVIATURAS
«a» zuerkannt
«a» zuerk.
Exento de displasia
Ahnentafel

Pedigrí
Ausbildungs-Kennzeichen

Grados de adiestramiento
Ausdauerprufung
ADPR
Prueba de resistencia
Deckung

Monta o cubrición
Dienstpolizeihund
DPH
Perro policía
Eigentümer
E
Propietario
Fahrtenhund
FH
Perro de rastreo
Farbe

Color
Führer

Conductor
Gebrauchshundklasse
GHKL
Clase Adultos
Gut
G
Bueno
Herdengebrauchshund
HGH
Perro pastor
Hündin

Hembra
Internationale Prufung Ordnung
IPO *
Clasificación internacional de adiestramiento
Inzucht
Inz.
Parentesco
Jugendklasse
JKL
Clase Alevines
Junghundklasse
JHKL
Clase Jóvenes
Körklasse
Körkl.
Selección
Mangelhaft
M
Suficiente
Mutter
M
Madre
Nachkommen

Reproducción
Rüde

Macho
Schäferhunde Zuchtbuch
SZ
Libro de Orígenes
Schutzhund
SchH *
Perro de defensa
Sehr gut
SG
Muy bueno
Ungenügend
U
Insuficiente
Vater
V
Padre
Vorzüglich
V
Excelente
Vorzüglich Auslese
VA
Excelente excepcional
Welpe

Cachorro
Wurftag
WT
Fecha de nacimiento
Zollhund
ZH
Perro de aduanas
Zuchtbewertung
ZB
Calificación del criadero
Zuchter
Z
Criador
* Estos títulos suponen tres niveles de adiestramiento que se han indicado con números romanos hasta 1985, cuando tras una deliberación de la Federación Cinológica Internacional fueron sustituidos por cifras arábigas (SchH1, SchH2, SchH3 e IPO1, IPO2, IPO3), que según parece, dificulta las falsificaciones. <![endif]-->
LOS ORÍGENES DEL PERRO Y DE LA CINOFILIA
DE LA PREHISTORIA AL ENCUENTRO CON EL HOMBRE
En cualquier parte del mundo donde exista el hombre encontraremos al perro. Podemos verlos tanto en las metrópolis industriales como en los pueblos casi desérticos, tanto en los climas más cálidos como entre los esquimales; siempre encontraremos a nuestro fiel amigo junto a nosotros, exactamente como ya acontecía, millares de años antes de nuestra era, en los tiempos de los palafitos.
La maravillosa relación que nos une a este sensible y fascinador cuadrúpedo tiene sus raíces en tiempos verdaderamente antiquísimos.
Hoy vemos perros de razas muy distintas entre sí: molosos de setenta kilos y animales-juguete, diminutos, de escaso peso, lebreles de extraordinaria elegancia y peludos perros pastores de gran vitalidad y aspecto rústico. Encontramos igualmente perros utilizados en la caza, en el pastoreo, en la vigilancia o como animales de compañía; otros son excelentes auxiliares del hombre en situaciones de necesidad o peligro. Ciertamente, la palabra perro define un mundo inmenso y numeroso en sus variedades.
Sobre las posibles ascendencias de este variado universo, sobre sus orígenes, se han hecho infinidad de hipótesis desde los tiempos más remotos y con frecuencia se ha planteado el interrogante de si existe la posibilidad de que, en tiempos pasados, hubiera habido un solo antepasado común, a partir del que se habrían diferenciado las razas, tan distintas entre sí. Paralelamente se ha indagado sobre los «primos» más próximos, tales como los lobos, los chacales, los coyotes, etc., buscando en algunas peculiaridades anatómicas y estructurales un parentesco más o menos estrecho entre ellos y los perros domésticos. Y algunos elementos, bajo este prisma, han dado preciosas indicaciones: una de ellas, por ejemplo, es la pupila de la zorra, elíptica y no redonda, como la del lobo, el perro y el chacal, eliminando de esta forma el posible parentesco.


Tomarctus
De todas formas, para conocer la ascendencia más lejana de nuestro perro, hemos de retroceder mucho en la historia, cuando en las exuberantes selvas del planeta Tierra, hace setenta millones de años, paseaba un pequeño carnívoro saltarín que parece ser el antepasado tanto de los perros como de los osos: el Miacis .
Como sucesor de este hallamos el Cynodictis , presente en formas ligeramente diversas tanto en Europa como en Asia, durante un periodo que parte del Eoceno (hace sesenta millones de años) para llegar al Mioceno inferior (treinta y cinco millones de años más tarde). El Cynodictis parece que se hallaba dotado de un cuerpo bastante alargado, con miembros articulados muy cortos y con unas patas provistas de uñas parcialmente retráctiles.
Más reciente aún parece el Mesocycon , a su vez probable progenitor de dos mamíferos de la era terciaria: el Cynodesmus y el Tomarctus . Este último se imagina, pintorescamente, como semejante a un pequeño osezno, algo alargado y con una larga cola, muy peluda. Muchos investigadores ven en él el origen común de los lobos, los chacales, las zorras y los perros domésticos.
En realidad, el Tomarctus , que vivió durante un periodo comprendido entre hace veinte y cinco millones de años, tenía características osteológicas muy distintas a las de los cánidos; además, entre los últimos ejemplares de esta especie y los primeros perros domésticos existe una diferencia de casi cinco millones de años. Es muy posible que durante un periodo tan largo hayan vivido formas intermedias entre el Tomarctus y el perro, pero igualmente puede establecerse la hipótesis de que este animal prehistórico represente sólo una vía paralela a la ascendencia de los cánidos más recientes.
Llegamos, pues, a tiempos muy cercanos para hallar al perro en contacto con el hombre. Resulta muy difícil emitir una hipótesis sobre la forma en que este encuentro se produjo, pero podemos imaginar que también los hombres primitivos pudieron asombrarse ante la gran capacidad olfativa y el sensible oído de este animal, y ello les impulsara a utilizarlo. Por lo tanto, esta amistad puede haber surgido de la finalidad de hacer salir de sus refugios a las presas o por la exigencia de alejar a los lobos y a las fieras de las viviendas; o tal vez por ambos motivos.
Sea como sea, lo cierto es que el perro fue el primer animal que se aproximó al hombre y, dado que la domesticación del buey, de la cabra y de otros animales es posterior, es casi segura la utilización del perro para el pastoreo y, sucesivamente para la caza y para la vigilancia.
Algunos restos hallados en Suiza en el siglo XIX, estudiados por el zoólogo Rutimayer, demuestran la presencia de un perro doméstico en el interior de los palafitos, que vivió en estrecho contacto con el hombre durante el periodo del Neolítico medio y que fue llamado Canis familiaris palustris o, más vulgarmente, perro de las turberas.
Posterior a este existieron tres tipos de perros domésticos perfectamente distintos, que, con frecuencia, se consideran hipotéticamente como los antepasados de las distintas razas que, poco a poco, se han ido diferenciando. Así del Canis familiaris matris optimae , que vivió durante la Edad del Bronce, y así llamado por el zoólogo Ieitteles, en recuerdo de su propia madre, se derivan varias razas de perro pastor, mientras del Canis familiaris intermedius de la Edad del Hierro se encuentra la ascendencia de varias razas de caza y de los bracos. Los molosoides, a su vez, se remontan al Canis familiaris inostranzewi que, por los restos encontrados, da pie a la hipótesis que se trataba de un animal bastante corpulento y pesado.
Tal vez en la actualidad, a la luz de recientes descubrimientos, estas rigurosas diversificaciones han perdido todo su valor y se puede creer en una domesticación de cánidos salvajes (empezando por el lobo) durante todo el periodo Neolítico. Como prueba de ello es interesante recordar que con frecuencia algunos zoólogos han observado analogías no indiferentes entre el Lupus pallipes hindú y algunos perros de pastor.


Canis familiaris palustris


Canis familiaris matris optimae


Canis familiaris intermedius
DESDE LOS ANTIGUOS EGIPCIOS A LOS TIEMPOS MODERNOS
Aproximándonos, con el paso de los años, a los tiempos modernos, la presencia del perro entre los hombres se convierte en un hecho constante y empieza a caracterizarse de una forma más especializada la utilización de las distintas razas.
En los frescos del antiguo Egipto se encuentran con frecuencia perros parecidos a lebreles; y con las peculiares hechuras del basset aparecen en las excavaciones precolombinas de México y Perú. Desde los tiempos de las conquistas de Alejandro Magno, tenemos testimonios del empleo de molosos de origen asiático durante las batallas para sembrar el desconcierto entre los enemigos. Este mismo empleo de los perros era también común entre los soldados egipcios de Tutankhamon que, combatiendo contra los nubios, desencadenaban la furia de los mastines en los campamentos enemigos. Los perros molosoides, de potentes mandíbulas, también eran empleados en la antigua Roma para combatir en los circos contra ferocísimas fieras y este mismo espectáculo se había extendido entre las poblaciones bárbaras en los tiempos de la invasión del imperio romano.
También, en lo que hace referencia a las razas cazadoras, tenemos numerosas pruebas que demuestran su existencia en tiempos muy antiguos. Del periodo de la civilización egipcia nos llegan representaciones que demuestran que pequeños lebreles eran utilizados para la persecución de presas en las llanuras desérticas y, por otra parte, las descripciones históricas de la conquista de las Galias por parte de los romanos nos explican que ya en aquellas fechas se practicaba la caza con jaurías de sabuesos.
Respecto a los perros de pastor, vale la pena recordar la detallada descripción del canis pastoralis que se encuentra en el tratado De rerum rusticarum de Marco Terencio Varrón, erudito latino que vivió en el siglo I a. de C. Por la misma época, otro experto en los problemas del campo, Lucio Junio Moderato Columela, en el séptimo libro de su obra enciclopédica De re rustica , habla extensamente del empleo del perro en la vigilancia de los rebaños y aconseja la utilización de los perros de manto blanco para defender el ganado de los ataques de los lobos. En efecto, sostenía el autor, el color claro del pelaje podía servir de ayuda al pastor en la incierta luz del crepúsculo, si se hallaba en la necesidad de distinguir entre los guardianes y los animales de presa.
De estos perros blancos, que hace ya dos mil años guardaban las ovejas en los campos del centro de Italia, descienden los maravillosos pastores maremmano-abrucés que aún hoy acompañan los rebaños en los montes Apeninos.
A partir de la Edad Media contamos con un número mucho mayor de noticias referentes a los perros de pastor, y respecto a algunas razas disponemos de descripciones muy precisas y detalladas. De Islandia, por ejemplo, tenemos prueba de la existencia de perros, parecidos a los lobos, con orejas erectas, bastante robustos, que fueron importados por los colonizadores noruegos en el siglo IX y serían el origen de los norsk buhund, aún hoy presentes en la isla. Análogamente, desde Hungría nos llegan noticias respecto a unos peludos perrazos, parecidos a los actuales kuvasz, que llegaron hasta los Cárpatos siguiendo a las poblaciones nómadas de los cumanos, procedentes de Turquía.
Sobre las razas de pastores presentes en Alemania, las noticias más antiguas se refieren al hovawart, fuerte y poderoso perro, de orejas colgantes, que ya se cita en el Sachsenspiegel de Eike von Repgow, hacia el 1250. Este típico guardián de las casas de campo se hallaba bastante extendido en las regiones alemanas del sur, donde era empleado como guardián de los establos y de los mataderos. El padre del pastor alemán, von Stephanitz, lanzaba la hipótesis de que esta raza era una de las tantas antecesoras de aquellas cepas de perro de pastor que en el siglo XIX se empleaban en la Alemania centromeridional para la vigilancia y la conducción de las ovejas.
Como se verá más adelante, del cruce de estos perros, a finales del siglo XIX, se obtendrá la nueva raza del pastor alemán.
LA SELECCIÓN DEL COMPORTAMIENTO EN LOS PERROS PASTOR
Pensando en la denominación perro pastor , la imaginación se dirige al infatigable animal que, atento al mínimo aviso o señal de su dueño, se cuida de mantener unido el rebaño y conducirlo evitando los posibles peligros. Esta es, en nuestros tiempos, la ocasión más frecuente de poder admirar la sensibilidad y la inteligencia del fiel cuadrúpedo en su trabajo con las ovejas. En el pasado no fue siempre esta relación la que ha unido el perro a los rebaños, y han sido muy distintas las labores que ha tenido que desarrollar el perro.
En los orígenes, cuando el hombre empezó a unir la actividad de la caza a la del pastoreo, el primer problema con el que tuvo que enfrentarse fue defender sus propios animales de las fieras y de los animales de presa salvajes. Observando con cuánta tenacidad y con cuánto celo los perros se hallaban dispuestos a defender su propia manada y su propio territorio, el pastor primitivo empezó a utilizarlos como fieles guardianes, confiándoles la defensa de los recintos y de los pastos donde llevaba el ganado. A estos perros custodios se les exigían dotes de carácter muy especiales: se tenían que mostrar lo suficientemente agresivos para enfrentarse con las fieras y, al mismo tiempo, lo suficientemente dóciles para no representar un eventual peligro para los animales que les eran confiados.


Perro pastor «conductor» y perro pastor «protector» del rebaño

A continuación, cuando el pastoreo empezó a caracterizarse como una actividad más nómada, también a los perros se les exigieron prestaciones más complejas y dinámicas.
Estos perros conductores, que tenían que ayudar a los hombres en el cuidado de los animales durante el desplazamiento, tenían confiadas misiones extremadamente delicadas, que consistían en actuar de forma coercitiva respecto a los animales de rebaño o la manada. Se precisaba, por lo tanto, un perro que fuera capaz de mantener unida y conducir la manada sin sembrar el pánico en su interior y sin hacer daño a los animales. Con esta finalidad se seleccionaban animales capaces de morder de una forma decidida pero delicada y que, al mismo tiempo, fueran capaces de expresar actitudes autoritarias, pero no gratuitamente agresivas. Otra actitud diversa se requería de los animales en contacto con las manadas, en los que la mayor capacidad para el mordisco era con frecuencia muy útil para crear la debida relación de respeto. Buena parte se confiaba a la habilidad del pastor que debía habituar a los perros jóvenes a morder únicamente ciertas partes del cuerpo del bovino y, a este fin, se utilizaban distintos procedimientos. Uno de ellos, aún hoy empleado en las montañas suizas, consiste en darles a los cachorros falsas patas de ternero, sobre las que un revestimiento de ramas espinosas deja libre sólo la parte del jarrete, zona sobre la que se quiere concentrar la atención del joven perro. Con la posterior evolución del pastoreo, se exigían a los perros prestaciones más específicas y detalladas, ligadas a su misión de conductores, y estaban condicionadas por el tipo geográfico y territorial.
Los perros de las campiñas inglesas, por ejemplo, donde los rebaños permanecían semanas enteras en terrenos de colinas, eran enseñados a vigilar las ovejas en espacios amplios; mientras que en las zonas accidentadas de Grecia o de Yugoslavia se exigía una conducta continuamente gregaria respecto al rebaño.
En la historia del pastoreo, como hemos visto, se ha partido de perros dedicados exclusivamente a la guardia y a la vigilancia, y seleccionando pacientemente actitudes de carácter se ha llegado a obtener sujetos en condiciones de desempeñar tareas mucho más complejas: reunir las cabezas de ganado, conducirlas, defenderlas de los posibles peligros y acondicionarlas para los posibles desplazamientos. Para estas finalidades, poco a poco, se han ido buscando actitudes psicológicas muy claramente definidas, que permitieran actuar con perros naturalmente predispuestos para distintas misiones que, adecuadamente educados por manos expertas, efectuaran su labor de la forma más productiva.
UNA TEORÍA SOBRE EL ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LAS RAZAS: LA NEOTENIA
En el intento de dar una explicación orgánica a la sucesión de las selecciones hechas sobre el carácter de los perros pastor, dos biólogos americanos, Lorna y Raymond Coppinger, han interpretado la evolución de las razas a la luz de una teoría muy sugestiva, la neotenia, que el etólogo vienés Konrad Lorenz había elaborado algunos años antes.
«El término neotenia , que en el lenguaje biológico define la capacidad de algunos animales para reproducirse en estado larvario, referido al mundo de los perros se usa para fijar y mantener en la vida adulta una o más características de un determinado momento del desarrollo».
Mediante este proceso atrófico, según Lorenz, en algunas razas caninas se han fijado algunas características infantiles, mediante selecciones de cría a través de tiempos muy prolongados. Así se han generado muchos de aquellos perros, tipo pekinés, chihuahua y otros perros-juguete, en los que ciertas expresiones típicas son especialmente importantes para suscitar un mensaje de ternura infantil.
En otros casos, un análogo mecanismo de selección, siempre actuando en el transcurso del tiempo, se ha dirigido a mantener en el individuo adulto algunas características psicológicas juveniles, como la curiosidad, el impulso de coger las cosas o la atracción hacia los juegos. Todo ello con la finalidad de obtener razas predispuestas como, por ejemplo, los distintos perros enseñados para el cobro de la caza, en los que es de fundamental importancia su infantil interés posesivo frente a los objetos.
Profundizando en el análisis sobre la fijación de las características juveniles y buscando además una referencia específica referida a los perros pastor, el matrimonio Coppinger ha arrojado nueva luz a la evidencia de cómo en distintas razas, fruto de la selección sobre caracteres básicos, existen comportamientos que pueden observarse en el periodo de formación psicológica del lobo salvaje.
El primer estadio que se puede ver en la evolución del carácter de los lobos es aquel en el que el lobezno, que sale por primera vez de la madriguera, en sus primeros inciertos contactos con el mundo demuestra cierta desconfianza junto a una gran necesidad de protección por parte de la madre, hacia la que experimenta un acusado sentimiento de sumisión.
Este tipo de comportamiento encuentra ciertas analogías en algunas típicas actitudes de ciertos perros guardianes de gran envergadura, tipo maremmano, san bernardo, etc., que incluso en su aspecto pueden recordar la simpática torpeza del cachorro.
Del segundo periodo, en el que el lobezno empieza la exploración del ambiente, son características las actitudes de curiosidad y atención respecto a los objetos y la fuerte atracción hacia el juego que encontramos presentes en algunas razas de perros juguetones, como son los distintos retriever, spaniel y otros perros seleccionados para llevar al dueño la caza.
En la tercera fase de su camino hacia la madurez, los pequeños lobeznos empiezan a concentrar su atención en todo lo que se mueve y comienzan a expresar ciertas actitudes de persecución y acecho. Semejante comportamiento también se puede observar en algunas razas conductoras de ganado (collie, pastor belga, etc.) que, extremadamente atentos hacia el mundo que los circunda, se precipitan a perseguir todo aquello que se escapa de su control.
En el último periodo, antes de alcanzar la completa madurez, los jóvenes lobos empiezan a seguir a los padres en las cacerías y ya comienzan a expresar en forma completa algunas conductas sociales, que tienden a coordinar la acción de los distintos individuos en el seno de la manada.
Estas formas de comportamiento de gran sociabilidad son típicas de algunos perros nórdicos que, además, también en su aspecto exterior recuerdan muy directamente al lobo salvaje.
Evidentemente, la esquematización de esta teoría tiende a simplificar una realidad extremadamente compleja, en cuyo interior existen diversos interrogantes. Por lo tanto, si se puede considerar efectivamente posible que el hombre, en el transcurso de los siglos, seleccionando las distintas razas de perros, haya logrado fijar algunas características juveniles del lobo, hay que hacer notar, por otra parte, que estas son únicamente elementos parciales en el interior de la compleja identidad de los distintos animales, en los que pueden aparecer caracteres de distintos tipos. En efecto, es posible que aparezcan en ciertas razas algunas de las características anteriormente descritas que se superpongan o se eliminen unas a otras.
En el perro pastor alemán, por ejemplo, se hallan presentes algunas típicas actitudes de conductor de rebaños, semejantes a las de los lobeznos que, atraídos por todo aquello que se mueve, se mantienen al acecho y se lanzan a la persecución. Sin embargo, paralelamente a esta conducta, pueden aparecer otras de perro juguetón, además de algunas expresiones de sociabilidad de manada, muy semejantes a las de los perros nórdicos. No obstante, todos estos aspectos del carácter aparecen en el contexto de la compleja psicología de los perros, teniendo en cuenta la gran importancia sobre la conducta que tienen los factores ambientales.
LA CLASIFICACIÓN DE LAS RAZAS Y EL NACIMIENTO DE LA CINOFILIA OFICIAL
La primera clasificación de las razas caninas de debe al inglés Keys, que en el año 1576 redactó una exacta lista o elenco de los perros conocidos en Inglaterra, subdividiendo las varias razas de acuerdo con su utilización práctica y subrayando cómo la posesión de algunas de ellas se hallaba ligada al medio social.
Muchos años después, en la primera mitad del siglo XIX , varios estudiosos se dedica-ron con interés a la clasificación canina. Algunos de ellos prefirieron reagrupar las razas de acuerdo con sus aptitudes y su empleo (procedimiento todavía empleado en las exposiciones); otros asumieron como criterio de clasificación algunas particularidades morfológicas. Entre estos últimos recordaremos al francés Mégnin que, en 1897, reelaboró una clasificación que había sido establecida a principios del siglo por el investigador Cuvier, válida aún en la actualidad para situar científicamente una raza. Esta clasificación dividía las razas en cuatro grupos (lupoides, bracoides, molosoides y graioides) de acuerdo con las especiales características morfológicas de cada uno, con particular referencia a la cabeza.
Hoy la subdivisión oficial de las razas caninas comprende cuatro categorías, a su vez subdivididas en un total de diez grupos. El perro pastor alemán forma parte de la primera categoría (perros de pastor, guarda y utilidad) y, en el interior de esta se encuentra clasificado en el primer grupo (perros pastor).
A la exigencia de catalogar las distintas razas caninas creadas en el curso de los años se unió muy pronto la de poder registrar cada uno de los pertenecientes a ellas. Ya en el siglo XVII , o tal vez con anterioridad, en Inglaterra los Masters (maestros de caza) reunían detallados registros para los sabuesos empleados en las cacerías a caballo; de cada ejemplar que nacía se indicaba la familia a la que pertenecía y sus ascendientes.
Con frecuencia, estos embrionarios intentos de registro quedaron en hechos episódicos y discontinuos, y sólo en 1874 tuvo lugar el primer acto de la cinofilia oficial: la publicación del Libro de Orígenes , efectuado en el British Kennel Club, primera sociedad cinófila fundada en Gran Bretaña en 1859.
LA CINOFILIA OFICIAL EN LA ACTUALIDAD: LA RSCE Y SUS ACTIVIDADES
En todo el mundo, numerosos países disponen de un organismo para la promoción de la cinofilia; su principal misión consiste en inscribir a los perros de raza en los registros especiales denominados Libros de Orígenes.
La mayor parte de ellos son de carácter nacional y se agrupan en un organismo internacional denominado Fédération Cynologique Internationale (FCI). La sede se encuentra en Bélgica, cerca de la ciudad de Thuin; tiene el objetivo de coordinar y dirigir los trabajos y las iniciativas de las asociaciones de cada país. Forman parte del FCI treinta y seis organismos nacionales, entre ellos el español, y quince asociaciones.
Otros países, como Australia o los Estados Unidos, actúan al margen de la organización.
En España, el organismo que promueve la mejora de las razas caninas es la Real Sociedad Canina de España (RSCE), antes llamada Real Sociedad de Fomento de las Razas Caninas en España, que fue fundada el 27 de junio de 1911 y es miembro de la FCI desde el 30 de mayo de 1912.
Su objeto es la conservación, fomento y mejora de las razas puras de perros de pastoreo, guarda, defensa, carrera, trabajo, compañía, acoso y caza y, en general, de todas las razas caninas. Así mismo, también se ocupa de la aclimatación y desarrollo en España de diversas razas con orígenes extranjeros, tanto de utilidad como de lucimiento.
Es la delegada del Gobierno español y de su Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación para la llevanza y teneduría del Libro de Orígenes Español (LOE), y es quien, por lo tanto, emite los certificados de pedigrí de todos los perros nacidos en España, o de aquellos que son importados a nuestro país desde el exterior.
La RSCE y sus Sociedades Regionales Delegadas organizan cada año diversas competiciones tanto de trabajo (RCI), y el correspondiente Campeonato Nacional de Trabajo, como de morfología, Nacionales o Internacionales, poniendo en juego los CAC o CACIB, puntos necesarios tanto para la obtención del Campeonato de España como para el Campeonato Internacional de Belleza.
Todas las camadas nacidas en España han de tramitarse a través de esta Sociedad, con los requisitos que en cada momento tenga determinados.
ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL PASTOR ALEMÁN
LOS ORÍGENES
Para comprender plenamente los orígenes del pastor alemán, es preciso tener una clara idea del momento histórico y del ambiente en que se desarrollaron los sucesos que llevaron al nacimiento de una nueva raza y a la formación de la sociedad especializada que ha controlado la cría hasta nuestros días.
Alemania vivía en la plenitud del imperio de Bismarck; recordemos que la proclamación de la Confederación Alemana tuvo lugar el día 18 de enero de 1871, en un clima fuertemente conservador en que poseía un enorme poder la clase militar. Coincidía con los años de la revolución industrial y, especialmente después de 1880, hubo una intensa afluencia de población hacia las grandes urbes. Pese a que Bismarck, él mismo terrateniente, manifestara repetidas veces su preocupación por la suerte de la agricultura y propusiera leyes destinadas a la protección de los productos procedentes del campo, la industria urbana estaba depauperando velozmente el mundo rural.


Pastor alemán en una postal de principios del siglo XIX
Y así, en esta situación, en muchos sentidos verdaderamente preocupante, empezó a difundirse un interés, un poco nostálgico, hacia un mundo que parecía destinado a desaparecer.
Grupos de apasionados empezaron a interesarse por la suerte del pastoreo, otros, sin embargo, fueron redescubriendo las técnicas para el tejido de las lanas y algunos, siempre dentro de esta atmósfera nostálgicamente bucólica, empezaron a interesarse por los perros guardianes de los rebaños.
Estos animales, en su conjunto, representaban un mundo extraordinariamente variado. En efecto, había razas muy distintas entre sí, que cambiaban de acuerdo con la localidad donde se encontraban y de las finalidades con que eran criadas. Se podían ver perros de llanura y otros de montaña, unos tenían que defender el rebaño de los lobos, otros servían para alejar los ladrones; había perros seleccionados por su agilidad, otros habían destacado por la fuerza y la corpulencia.
A tantos años de distancia, hoy se puede establecer la hipótesis de que en el heterogéneo grupo de estos perros existían algunos importantes elementos que estimulaban el interés de los apasionados. Los sujetos empleados por los pastores, en efecto, ofrecían en conjunto una gran impresión de rusticidad que se unía a un acusado sentido de independencia y de orgullo; a continuación se verá la gran importancia que tienen estas características en la auténtica selección del pastor alemán.
Del mundo pionero de estos primerísimos años, en que empezaba a tomar cuerpo y centrarse una cierta atención, hay que recordar a dos criadores que ya en 1877 empezaron a efectuar cierta selección sobre los perros de pastor: Wachsmuth, de Hanau, y Sparwasser, de Frankfurt.
Establecer hoy la semejanza que pudiera existir entre los sujetos criados por ellos y el pastor alemán resulta algo atrevido. No obstante, en las crónicas históricas permanecen los nombres de dos perros: Grief y Lotte .
Habrán de transcurrir otros catorce años para que aparezca otro momento crucial en la historia de los orígenes. En efecto, fue en 1891 cuando se fundó, por obra del capitán Reilchelmann Dunau y del conde von Hahn, una asociación llamada Phylax cuya finalidad era la valorización cognoscitiva y cultural del perro pastor. La vida de esta sociedad fue breve y azarosa; disensiones entre sus propios socios la llevaron a la disolución en el curso de pocos años, aunque el interés hacia este mundo era ya un hecho extendido y destinado a la continuidad.
Por parte de los apasionados se efectuaban una serie de cruces entre las distintas cepas de perros de pastor, con la finalidad de reunir las cualidades de tipos muchas veces diferentes.

Entre los posibles antepasados del pastor alemán se recuerdan hoy las cepas de perros procedentes de dos zonas geográficas bastante alejadas entre sí, Württemberg y Turingia. Es curioso notar que en esta última aún se halla muy extendida la cría de los ovinos y entre todas las regiones alemanas es la que cuenta con mayor número de ovejas. Los perros que en ella se criaban eran más bien pequeños, muy ágiles, con el manto con tendencia al color gris y con frecuencia con las orejas erectas, mientras los de Württemberg eran sujetos más macizos, con osamenta más desarrollada y más potentes.
Naturalmente, existiendo en estas regiones un cierto movimiento y siendo, ya de por sí, el pastoreo una actividad bastante nómada, es posible que no sólo hubiera discretas influencias de los perros de las zonas limítrofes, sino también que la homogeneidad de los ejemplares fuera bastante relativa. Sin embargo, la atención de los criadores se dirigía a emparejamientos que pudieran producir la síntesis de varias cualidades, a la busca de ejemplares que tuvieran cierta corpulencia, orejas erectas y que no retorcieran la cola.
Aún en relación con ese periodo de los orígenes es importante señalar una noticia histórica que indica cuáles eran las expectativas hacia un perro de verdadera utilidad: en 1896 suscitó un notable interés Gerland von Hildesheim, quien por primera vez presentó perros especialmente adiestrados como perros policía. En 1910 ya se encuentran perros de utilidad en más de quinientos puestos de policía ¡y la mayor parte de ellos son pastores alemanes!
EL NACIMIENTO DE LA NUEVA RAZA
El verdadero paso que llevó la raza a su consideración oficial sólo tuvo lugar en los últimos años del siglo XIX y a él está estrechamente ligada la figura de un hombre cuyo nombre permanece en la historia como padre del pastor alemán: von Stephanitz.
El Rittmeister (capitán de caballería) Max Emil Friedrich Stephanitz, en efecto, fue el personaje clave de toda esta historia, ya que no sólo fue el que inició el registro de los ejemplares en el Libro de Orígenes (Zuchtbuch) , sino también, junto a su amigo Arthur Meyer, el fundador de la sociedad cinófila especializada que aún hoy se ocupa del registro y de la selección del pastor alemán en Alemania.
El primer sujeto que aparece registrado en el Libro de Orígenes fue el verdadero, fascinante protagonista de esta aventura: Hektor Linksrhein , bautizado posteriormente como Horand von Grafrath . La historia de este perro, digna de un verdadero primer actor, es bastante azarosa y curiosa. Nacido en 1895 en el criadero de Sparwasser, fue adquirido por Eiselen, también él apasionado criador, titular del entonces famoso afijo von der Krone de Heidenheim. Cuando el perro ya había alcanzado la edad madura, cayó bajo la mirada de von Stephanitz, quien, inmediatamente fascinado por semejante conjunto de armonía y nobleza, lo adquirió por la suma de doscientos marcos, más veinte de gastos. En los apuntes del Libro de Orígenes , el propio von Stephanitz registró algunos datos característicos del sujeto: altura, 60/61 cm; largo, 66/67 cm; peso, 25 kg; longitud de las orejas, 13 cm.


Horand v. Grafrath
Más tarde, recordándolo, lo describía con palabras de devota admiración: «Horand encarnó para los apasionados de aquellos tiempos el cumplimiento de los sueños más ambiciosos. Grande, respecto a los perros de aquellos años, medía unos 60/61 cm [...]. La osamenta era fuerte, la construcción armoniosa y la cabeza noblemente expresiva. Esencial en la estructura, era un perro todo nervio. Su carácter correspondía a sus cualidades exteriores: maravilloso en su fidelidad al dueño, demostraba también una verdadera naturaleza aristocrática unida a una poderosa voluntad de vivir. Pese a que en su juventud no hubiese recibido la menor forma de adiestramiento, era atento, obediente a cada señal de su amo, pero si se le dejaba que actuase por su cuenta era el peor de los truhanes, el más salvaje de los cazadores furtivos y un incorregible buscabroncas. Jamás fatigado, siempre en movimiento, bien dispuesto hacia los extraños inofensivos, nunca sometido, alegre con los niños... y perennemente enamorado».
¡Este fue el sujeto que dio lugar a la nueva raza! A Hektor Linksrhein , pasado a manos del nuevo propietario se le cambió el nombre por el de Horand , se le añadió el afijo von Grafraht del criadero de von Stephanitz y se lo registró en el Libro de Orígenes con el número SZ1.
De aquí parte la historia del pastor alemán y con ella la de la Verein für Deutsche Schäferhunde (Sociedad para el Perro de Pastor Alemán, abreviado SV).
LA EVOLUCIÓN DEL PASTOR ALEMÁN: DESDE HORAND A LA DÉCADA DE LOS TREINTA
Encontrado en Horand von Grafrath el tipo al que puede hacerse referencia para el inicio de la selección, comenzó una delicada fase de cría destinada a fijar las características específicas de la raza.
Con este fin se hicieron repetidos y numerosos acoplamientos entre el fundador de la raza y hembras procedentes de cepas de Württemberg y de Turingia. Es muy significativo que una de estas perras, Freya v. Grafrath , fue montada por Horand cuatro veces durante un espacio de tres años.
Entre los ciento cincuenta perros inscritos, engendrados por el semental, ciertamente el más importante fue Hektor v. Schwaben , cuya madre, Mores Plieningen , era una verdadera perra pastor, de origen desconocido.
Este perro fue emparejado con frecuencia con otras hijas de Horand , efectuando así verdaderas consanguinidades; el caso de dos famosos hermanos es particularmente significativo en este sentido: Beowulf y Pilot III , nacidos de Hektor y Thekla I v. der Krone . Estos, junto al famoso macho Heinz v. Starkenburg , representaron la tríada de los mejores sujetos de estos primeros años. De un cruce de este último con Bella v Starkenburg vio la luz el primero de noviembre de 1903 otro perro importante que iba a estar destinado a permanecer durante mucho tiempo como el mito viviente de la raza: Roland v. Starkenburg .
Se trataba de un sujeto enteramente negro y en su ascendencia se hallaban presentes dos estrechas consanguinidades: Luci v. Starkenburg era doblemente su abuela y Hektor v. Schwaben una vez abuelo y otra bisabuelo.
Roland , además de un sujeto de grandísimas cualidades para aquellos tiempos, siempre se mostró como un gran reproductor y fue uno de sus hijos quien marcó otro hito importante en la historia del pastor alemán: Hettel Uckermark , coronado Sieger en el año 1909.
Este mismo título fue otorgado al año siguiente a un perro gris, de extremidades bastante largas, que visto hoy en fotografía destaca mucho de otros sujetos que fueron sus contemporáneos: Tell v. Kriminalpolizei .
Nos encontramos en vísperas de años muy difíciles, no sólo para Alemania: en 1914 estalló la primera guerra mundial, y después de ella se precisó mucho tiempo para lograr recuperar la vida de la nación y con ella la cría del pastor alemán. Así llegamos al año 1920, cuando se convirtió en campeón de Alemania Erich v. Grafenwerth , ejemplar de color bastante oscuro, de agradables proporciones y una discreta armonía en su conjunto.
En la década de los años veinte se llega a ver alrededor del pastor alemán un grupo de aficionados y criadores bastante numeroso. Los ejemplares que se presentan en las exposiciones y los campeonatos alcanzan niveles cualitativos y de homogeneidad muy modernos.
Pero la fecha más importante para señalar el inicio de la nueva era fue el día del campeonato alemán del año 1925: el 29 de agosto. Inmediatamente antes de la gran manifestación, el Rittmeister von Stephanitz había convocado en Ossig a criadores y apasionados, a participar en una importante reunión en la que se hicieron valoraciones sobre el presente de la raza y las expectativas de futuro.
Durante el campeonato, que tuvo lugar en la Fest Halle de Frankfurt, la clase de adultos machos fue juzgada por el propio von Stephanitz con una severidad sin precedentes, con la finalidad de eliminar los sujetos que, debido a defectos de carácter o de construcción, pudieran representar un peligro para el futuro de la raza. El título de Sieger fue conquistado por un perro de total importancia y modernidad: Klodo v. Boxberg , que dos años antes ya había ganado el campeonato checoslovaco. Se trataba de un sujeto alargado, dotado de gran movilidad y con una construcción verdaderamente renovadora respecto a los perros de aquel tiempo, bastante toscos y cuadrados. Cuatro años más tarde, un hijo de Klodo v. Boxberg llegaba orgullosamente a escena; su nombre era Utz v. Haus Schütting y procedía del criadero del Werner Funk, que a continuación se convirtió en presidente de la SV.
Aunque no tenía la excepcional clase del padre, este sujeto tenía ciertamente un gran rendimiento competitivo. Los comentarios de aquel tiempo lo describen, en efecto, como un perro que visto sobre las cuatro patas tenía rasgos vulgares, pero que en el interior del ring de la exposición adquiría una gran expresividad y era capaz de unos movimientos particularmente armoniosos y equilibrados, de eficaz efecto competitivo. Su característica más peculiar fue el tronco, en que por primera vez las proporciones adquirieron un aspecto decididamente moderno.
Klodo y Utz fueron, con toda seguridad, los perros sobre los que se modificó el gusto estético de los criadores, que a continuación empezaron a orientarse sobre sujetos de extremidades menos altas y con proporciones troncotorácicas más armoniosas. En 1932 un hijo de Utz , procedente del mismo criadero, conquistó el título de Sieger : Hussan v. Haus Schütting , perro cuyo nivel de reproducción no estuvo a la altura del competitivo y pronto fue vendido en América.
La curiosidad histórica de este perro estriba en el hecho de ser el único en la historia del campeonato alemán que accedió al título de Sieger en la cuarta generación sucesiva. Se ha de decir que no sólo su padre había logrado la misma categoría antes que él, sino también su abuelo y su bisabuelo. Nos encontramos al principio de los años treinta y empiezan para Alemania los tiempos oscuros de la dictadura nazi, seguidos por la guerra y la reconstrucción.
Tendremos que llegar al final de la década de los cuarenta para ver nuevamente ejemplares destacados y su aparición en escena, y de ahí partiremos para hablar de forma más profunda del pastor alemán moderno.

R OLAND V . S TARKENBURG

En los orígenes de la raza hay estrecha consanguinidad: en el pedigrí de Roland v. Starkenburg ( Sieger 1906-1907) puede observarse un clásico ejemplo

padres
abuelos
bisabuelos
Heinz v. Starkenburg
Hektor v. Schwaben
Horand v. Grafrath
Mores Plieningen
Lucie v. Starkenburg
Pollux
Prima
Bella v. Starkenburg
Beowulf
Hektor v. Schwaben
Thekla I v.d. Krone
Lucie v. Starkenburg
Pollux
Prima
CLUBES DE RAZA
LA VEREIN FÜR DEUTSCHE SCHÄFERHUNDE
En Alemania, la fundación de la Sociedad para el Perro de Pastor Alemán (Verein für Deutsche Schäferhunde, abreviada en SV) tuvo lugar el 22 de abril de 1899 en Karlsruhe.
El primer acto oficial fue la institución del Libro de Orígenes (Zuchtbuch), en el que desde entonces fueron inscritos los sujetos que correspondían a los cánones de la nueva raza. Estuvo a cargo de Arthur Meyer hasta el día de su muerte, que tuvo lugar el 29 de diciembre de 1900.
Meyer y von Stephanitz, los grandes artífices de estos acontecimientos, efectuaron la redacción del primer estándar que contenía las características esenciales de la raza, que posteriormente fue aprobado por el primer congreso de la Sociedad, reunido en Frankfurt el mes de diciembre de 1899.
La figura del Reittmeister von Stephanitz es de fundamental importancia para comprender bien la historia de aquellos años y es digno de recuerdo el gran fervor con el que supo entusiasmarse por la causa del pastor alemán.
Von Stephanitz procedía de la clase militar, que en los años del imperio de Bismarck gozaba de enorme prestigio, y estaba dotado de una personalidad que sabía unir a la energía y al entusiasmo un gran sentido de la autoridad. Y con pasión y absoluta firmeza no sólo gestionó la suerte del pastor alemán durante muchos años, sino que también construyó las bases de la Sociedad con una estructura muy sólida, en cuyo seno la voz del presidente, en materia de cría, suena con indiscutible autoridad.
El interés hacia la nueva raza fue grande y se encontró en constante crecimiento el número de socios en las filas de la SV: en las vísperas del primer conflicto mundial, en 1914, había 6.000 inscritos y el número de los mismos llegará a 50.000 en 1923. Von Stephanitz murió el 22 de abril de 1936, cuando la Sociedad creada por él constituía ya un pequeño imperio con intensísima actividad y el pastor alemán había logrado niveles de popularidad en todas las partes del mundo, jamás alcanzados por ninguna otra raza canina.
Actualmente, la Schäferhunde Verein cuenta con más de cien mil asociados, su actividad social es intensísima y los mecanismos de control sobre la raza de pastor alemán se han convertido en extraordinariamente eficientes y sutiles.
Después del Libro de Orígenes en el que se inscriben todos los sujetos de la raza, en 1922 se llegó a la institución de otro fundamental mecanismo para el control de los sujetos: el Libro de Selección (Körbuch) . En su interior se recogen y clasifican los distintos certificados de selección que son obtenidos por los sujetos que, presentados voluntariamente ante un juez calificado, son valorados objetivamente y, en consecuencia, considerados más o menos idóneos para la reproducción.
Durante el año 1922 fueron sometidos a este examen de selección doscientos treinta y nueve perros; en 1986, más de cinco mil; estas cifras no demuestran tan sólo el incremento de la raza en Alemania, sino también permiten imaginar las dimensiones a que ha llegado la estructura administrativa de la SV para lograr mantener el control de estos registros.
Actualmente, en la sede de la Sociedad, en Augsburgo, trabajan docenas de personas y los archivos se controlan mediante computadoras; los socios de la SV son más de cien mil y las actividades competitivas respecto al pastor alemán se hacen cada vez más intensas.

F INALIDADES Y ACTIVIDADES DE LA SV
Cada año la SV organiza una intensa actividad competitiva con pruebas para perros de utilidad, de rebaño y con numerosas exposiciones de cría. Estas últimas, de acuerdo con su importancia, se definen como Landesgruppenschauen (regionales) o bien Ortsgruppenschauen (de sección). Siempre son competiciones muy intensas, con gran afluencia de público y aficionados, y normalmente se desarrollan en los campos de las secciones, que disponen de amplias áreas destinadas a actividades deportivas y competitivas.
Al final de verano se organizan tres campeonatos que son punto de referencia para los amantes del pastor alemán en todo el mundo. En el campeonato para perros de pastor (Bundesleistungshüten) participan distintos concurrentes, entre ellos auténticos pastores y serios profesionales disfrazados de pastores. Se efectúa una sola prueba, muy folklórica y difícil, durante la cual el trabajo de los perros se evalúa mediante una puntuación en un recorrido bastante complejo. El conductor tiene a su disposición un perro concursante y un ayudante, y debe, con la ayuda de los mismos, conducir un rebaño de ovejas a través de un trayecto lleno de dificultades.
Dimensiones más elevadas, por participación de concursantes y de público, tiene el campeonato de trabajo (Bundessiegerprüfung) en el que pueden participar, en distintas categorías, los conductores, tanto civiles como militares. Esta prueba se desarrolla durante tres días y normalmente participan en ella más de ciento cincuenta perros. El público, numerosísimo, observa los ejercicios en un religioso silencio que, por lo general, sólo puede observarse también en ciertas partidas de ajedrez, para estallar en ruidosos aplausos únicamente cuando finaliza alguna de las pruebas. La atmósfera es jovial y deportiva, y se vive durante tres días en medio de sofisticadas discusiones sobre las puntuaciones, actuaciones y temperamento de los distintos perros.
Pero la más espectacular de estas manifestaciones es, con toda seguridad, el campeonato de cría (Siegerhauptzuchtschau) , que se verifica en tres intensísimas jornadas y contempla la participación de más de un millar de perros. Los ejemplares se juzgan divididos en tres clases de acuerdo con la edad: adultos, por encima de los dos años, jóvenes, entre los 18 y los 24 meses, y jovencísimos, entre los 12 y 18 meses. Naturalmente, después son separadas las clases macho y hembra y además existe una clase especial HGH (Herdengebrauchshunde) para perros que poseen la cartilla de pastoreo. Durante dos días prosiguen ininterrumpidamente las pruebas de conducción y a la vez que estas, tienen lugar las pruebas de ataque para la clase adulta.
La SV, además, con una elevada actividad de cien mil socios, lleva una vida social intensísima. Los Ortsgruppen organizan constantemente reuniones y convivencias, en que los apasionados del pastor alemán pueden pasar agradables momentos de amistad y distracción. La sede central, en el boletín mensual de la asociación, dedica un amplio espacio a las iniciativas de las estructuras periféricas, animando y reavivando así el espíritu de la asociación.
Además de las actividades sociales y competitivas, la SV expresa principalmente su propio sentido de sociedad cinófila especializada en la gestión de los Libros de Orígenes y de los mecanismos de selección zootécnica para la raza del pastor alemán.
La SV, en pleno acuerdo con la FCI, custodia y pone al día los «Libros Genealógicos» y, en consecuencia, es la que otorga los pedigrís. En el momento del registro en el Zuchtbuch , los ejemplares se consideran divididos en cuatro categorías distintas, de acuerdo con su procedencia genealógica. En la primera de ellas se inscriben los sujetos procedentes de criaderos de selección (Körzucht) , es decir, aquellos cuyos dos progenitores están en posesión del certificado de selección. A la segunda categoría pertenecen, en cambio, los perros de utilidad (Leistungszucht) , con padres y abuelos en posesión de la cartilla de trabajo. En la tercera categoría se sitúan los procedentes de un criadero de selección y utilidad (Kör-und Leistungszucht) , que poseen los requisitos de las dos categorías anteriores. Por último se consideran de simple crianza (es decir, sin finalidad selectiva) todos los animales cuyos padres poseen como mínimo una cartilla de trabajo o han recibido la valoración de «Muy bueno» en alguna exposición. A estos últimos y a los que proceden de criaderos de utilidad se les entrega un pedigrí de color blanco, mientras los otros (criados con un propósito de selección) obtienen un certificado de inscripción de color rosa. En el pedigrí (Rasse-Echtheitszertifikat) se hallan inscritas innumerables observaciones que, a los ojos del criador atento, asumen una gran importancia.
Además de por medio del pedigrí, los datos que figuran en el archivo central de la Sociedad son dados a conocer por la publicación periódica de algunos boletines. El primero de ellos es el Registro de las montas (de publicación bimestral), en que aparecen los datos sobre todos los acoplamientos que han tenido lugar.
Anualmente se publica un extracto del Libro de Orígenes (Zuchtbuch) con los nombres y todos los datos de los sujetos registrados durante el año. Además se publica el Libro de Selecciones (Körbuch) , en el que se han transcrito los datos de los certificados de selección.
Mediante la consulta de este libro es posible conocer las características de cada uno de los perros seleccionados y obtener valiosas informaciones sobre sus padres y colaterales.
Estos importantes registros son instrumentos de gran ayuda para los criadores, que de esta forma tienen acceso a un enorme archivo de informaciones indispensables, imposibles de lograr por cualquier otro procedimiento.


Un momento del reparto de premios de la Seigerhauptzuchtschau


Durante el último día del campeonato alemán son juzgados los grupos de los criaderos


Prueba de marcha con correa de la clase Adultos hembras del campeonato alemán de 1988
LA UNIÓN MUNDIAL DE LAS SOCIEDADES PARA EL PASTOR ALEMÁN
También en otros países del mundo, con el crecimiento de la atención respecto al pastor alemán, han nacido numerosas asociaciones cuya finalidad es incrementar la difusión de la raza y organizar competiciones cinófilas, tanto de belleza como de trabajo.
Como superintendencia para las actividades anteriores se instituyó una federación llamada Weltunion der Vereine für Deutsche Schäferhunde (Unión Mundial de Sociedades para el Pastor Alemán, o WUSV), fundada el 9 de septiembre de 1974 en Mannheim y con sede en las oficinas de la SV en Augsburgo. Reúne los representantes de las distintas Sociedades nacionales y gestiona los problemas de la raza de forma verdaderamente mundial, teniendo en cuenta que la presencia del pastor alemán no se limita a un reducido espacio, confinado por rígidas fronteras, sino que ahora es un patrimonio zootécnico mundial.
En las intenciones, y también en los hechos, se encuentra bajo la guía de su presidente que, por norma de los estatutos, es el mismo de la SV y que tiene la misión de coordinar las iniciativas de las distintas sociedades especializadas del mundo, uniformando para el pastor alemán los criterios de juicio y de interpretación del estándar y los sistemas de selección.

EL REAL CLUB ESPAÑOL DEL PERRO PASTOR ALEMÁN: EL RCEPPA
Con el ánimos de impulsar el desarrollo y mejorar la raza del pastor alemán en nuestro país se fundó en 1978 el Club Español del Perro de Pastor Alemán (CEPPA). Su primer presidente fue Andrés Choclán Martos, aunque al poco tiempo le sustituyó Manuel Martín Rodríguez, quien lo preside ininterrumpidamente desde entonces, y quien desde 1992 es además presidente de la RSCE.
En la actualidad, los socios del Real CEPPA superan los 5 000, cifra que sigue aumentando día a día, lo que la convierte en la asociación canina más importante en número de socios de cuantas hay en España.
En septiembre de 1979 fue admitido el Club Español del Perro de Pastor Alemán como miembro de número, de pleno derecho, en la Weltunion der Vereine für Deutsche Schäferhunde (WUSV), que es la Unión Mundial de Sociedades para el Pastor Alemán, a la que están federados ochenta y siete clubes de pastor alemán de todo el mundo, y en la que el Real CEPPA representa a España. El acuerdo de admisión del Club fue adoptado por unanimidad por todos los miembros que lo componen.
El Real Club Español del Perro de Pastor Alemán está vertebrado en veintitrés delegaciones, extendidas por toda la geografía nacional, y que aglutinan a los socios residentes en las distintas Comunidades Autónomas, regiones y provincias españolas.
Las delegaciones controlan los nacimientos y la pureza de la raza, ya que tienen a su cargo la misión de tatuar las camadas, y controlar las cubriciones. El tatuaje de los perros, como requisito previo para su inscripción en el Libro de Orígenes Español , única manera de garantizar la legitimidad de los perros que se inscriben en el Libro, ha sido ya admitido por la Real Sociedad Canina de España (RSCE), entidad que regenta el Libro, merced al trabajo desarrollado por el Club en este sentido durante muchos años, y entró en vigor la imposición del tatuaje obligatorio a partir del 1 de enero del año 2000.
El SV de Alemania ha empezado el control de las legitimidades de origen de los machos más solicitados para cubriciones, con las pruebas del ADN, medida que seguirá extendiéndose paulatinamente hasta que afecte a todos los machos que cubran perras en Alemania.
A CTIVIDAD SOCIAL
Desde 1978 el Real CEPPA ha impulsado enormemente el desarrollo del pastor alemán en España hasta convertirlo en la primera raza destacada en inscripciones de perros en el LOE. En la actualidad, las delegaciones regionales organizan casi 40 exposiciones monográficas anuales y otras tantas pruebas de trabajo, además de 16 pruebas de resistencia y Körungs (pruebas de selección).
También todos los años se celebran el Campeonato de España del RCEPPA de Trabajo y la RCEPPA- Siegerschau , máxima exposición de cría del pastor alemán, en la que se conceden los preciados títulos de Sieger (o Vencedor), Siegerin (o Vencedora) y Ausleses (o perros destacados por encima de los Excelentes) españoles.
En la RCEPPA- Siegerschau , máxima exposición de cría española que se celebra en Madrid anualmente desde la fundación del Club, participan muchos de los pastores alemanes nacidos y criados en España que compiten con éxito frente a muchos y buenos ejemplares alemanes, franceses, italianos y holandeses principalmente.
En el campo del trabajo, el Real CEPPA inició sus actividades más tarde. Hasta 1989 no se llegó a celebrar el Primer Campeonato RCEPPA de España de Trabajo, y hasta el 31 de diciembre de 1995 no vió la luz el Reglamento de la prueba oficial de trabajo del Club (la denominada CEPPA1, 2 y 3), prueba idéntica al Schutzhund alemán, pero organizada por el Club español y con posibilidad de ser juzgada por Jueces españoles de Trabajo.
Además de las pruebas correspondientes al Campeonato de España, que se celebra cada año, la mayor parte de Delegaciones organizan pruebas de trabajo (SchH 1-2-3 y Real CEPPA 1-2-3) y Körung (prueba de selección).
E L CONTROL DE LA DISPLASIA DE LA CADERA
La displasia de la cadera es una patología que afecta a la articulación coxofemoral. Está causada por factores diversos, tanto genéticos como ambientales, y se manifiesta con un cuadro clínico que puede variar desde una debilidad de la articulación a una luxación completa de la cadera. Si bien hasta el momento no se han comprendido con exactitud los mecanismos de la transmisión hereditaria de la displasia, estudios profundos y experimentos (entre los cuales son muy importantes los del sueco Olson) han constatado una menor incidencia de la anomalía en ejemplares provenientes de progenitores que nunca han padecido esta irregularidad.
Teniendo en cuenta la constatación de la transmisión hereditaria, desde hace varios años muchas sociedades especializadas (no sólo del pastor alemán) han considerado el control de la displasia como mecanismo para la selección y mejora de la raza. En Alemania se introdujo en los años sesenta, gracias a la sensibilidad del entonces vicepresidente Rummel, que consiguió precipitar un poco las cosas, incluso en contra de la voluntad del presidente Funk. El Real CEPPA, tras un período de control de las caderas, con carácter voluntario, iniciado en 1984, exige este requisito con carácter obligatorio desde enero de 1993 para poder obtener la calificación de «aptitud para criar».
El control radiológico de la displasia de cadera se realiza en aquellos ejemplares que hayan cumplido los doce meses y consiste en la realización de una placa radiográfica de la cadera del animal. Para realizar el examen se anestesia al perro y se le somete a tracción, tumbado sobre la espalda, de manera que se consiga alcanzar el paralelismo entre los fémures.
En España, las radiografías oficiales del Real CEPPA son realizadas por una serie de veterinarios especialmente habilitados tras la asistencia a un cursillo con el Dr. Wilhelm Brass, catedrático de la Universidad de Hannover, y autoridad en la materia universalmente reconocida. Una vez obtenidas las placas radiográficas, se envían a la Secretaría General del Club, que las remite al Dr. Brass para su diagnóstico. Hasta finales de 1996 las radiografías de displasia de cadera debían remitirse por intermediación de la SV alemana, sin embargo, gracias a un acuerdo entre las tres partes implicadas, actualmente se ha hecho innecesario este último trámite.
Una vez realizado el diagnóstico, si el resultado es favorable se concede la calificación «a» que certifica la ausencia de displasia y, si resultase negativo, se define la gravedad de la dolencia.
Pueden entrar en la «a», es decir la ausencia comprobada de displasia, los ejemplares pertenecientes a alguna de las siguientes categorías:
—   normal: significa ausencia total de displasia;
—   casi normal: sospecha de displasia;
—   todavía admitido: presenta una ligera displasia.
No reciben la «a» los perros que manifiesten una displasia media o grave.
En los certificados de nacimiento o en el pedigrí se hace constar la calificación obtenida en esta prueba.
P RUEBA DE RESISTENCIA
Es una prueba en la que el ejemplar debe demostrar la capacidad de resistencia y robustez típica de los conductores de rebaños. Se realiza sobre un recorrido de 20 km, en parte de tierra y en parte de asfalto, a una velocidad de unos 10 km/h. Al final de la prueba se efectúa un breve ejercicio de obediencia y un salto en el aire; durante estos ejercicios el animal debe demostrar, a pesar de la fatiga, vivacidad, brío y atención.
Pueden participar en esta prueba los perros de más de dieciséis meses.


Prueba de resistencia
P RUEBA DE SELECCIÓN O K ÖRUNG
El objetivo de la Körung es realizar la selección de los sujetos, basada en criterios relativos al carácter, a la capacidad para el trabajo y a la construcción anatómica, para determinar su aptitud para mejorar y conservar la raza. Los ejemplares que se presentan frente a un juez experto deben haber superado las pruebas del SchH1, primero de los tres niveles de adiestramiento. Los candidatos que hayan pasado la prueba de trabajo habrán demostrado las siguientes cualidades: un perfecto equilibrio, grandes cualidades para el ataque y la defensa y una aptitud destacable para el adiestramiento. Durante este examen de selección, el perro es pesado, medido y valorado tanto en reposo como en movimiento. El juez anota y describe minuciosamente las características en un formulario especial que envía a los archivos del Real CEPPA.
El carácter del perro es muy importante y por ello debe superar tres pruebas específicas que permitirán al juez observar su comportamiento.
El juez puede conceder dos tipos de calificación: la Körklasse 1 designa a los ejemplares claramente por encima de la media y por ello recomendados para la cría; la Körklasse 2 designa a los perros que, a pesar de todo, son aptos para la cría, porque tienen buenas cualidades morfológicas y de carácter.
La selección, que en sus inicios es un sistema de control ejercido por la sociedad especializada en la raza, se convierte automáticamente en una forma de garantía ofrecida por la sociedad a los compradores de perros.
LA HISTORIA MODERNA
INICIO DE LA ERA MODERNA
La era moderna del pastor alemán empieza a finales de la década de los años cuarenta con la aparición en escena de un indiscutible gran protagonista: Rolf v. Osnabrücker Land . Este sujeto, de dotes típicas excepcionales, procedía del criadero de uno de los entonces famosos hermanos Dettmar, y era hermano directo de la primera Auslese 1949, Reina . Presentado en el campeonato de Alemania de 1951, demostró durante la prueba en movimiento una potencia y una constancia de paso hasta entonces desconocidas, y fue coronado Auslese por el juez Trox, pese a que en el juicio en quieto se hubieran expresado algunas críticas respecto a la longitud de la grupa, tal vez excesiva, y la escasa angulación posterior. De todas formas, llamaban la atención los inmejorables hombros, el cuello poderoso y la fuerte y masculina expresión de la cabeza.
Sus hijos relevantes fueron muchísimos y entre ellos un Sieger , Hardt v. Stüveschacht (1956) y una Auslese , Fee v. Stuhri-Gau (1953), que más tarde fueron llevados a Italia.
La huella dejada por Rolf en la historia del pastor alemán es profundísima: baste pensar que entre los dos mil cincuenta y ocho perros seleccionados en Alemania en 1967, más de la mitad tenían en su ascendencia consanguinidad con él. Además, a su gran potencia reproductora se añadió la de los hermanos Rosel y Racker . De este último procede el origen de la poderosa línea del criadero de Piastendamm, que llegó a engendrar el famoso Dago v. Schloss Dahlhausen , Auslese y gran protagonista durante los primeros años de los setenta, llevado a Italia por el criador Gatto Roissard, también él gran protagonista de este periodo.
De Rosel nacieron numerosos sujetos de alto nivel, entre ellos Hein v. Richterbach , perro de gran carácter y óptimo pigmento, padre del semental Cäsar v. d. Malmannsheide y de su hermana Cora , madre de Assie v. Hexenkolk , Siegerin en 1961. De un hijo de Cäsar nació más tarde Ajax v. Hau Dexel , Sieger en 1963 y semental de notabilísimo nivel.
Un metódico trabajo sobre la sangre Osnabrücker Land fue emprendido por el criador Heinz Roper, de Bremen, titular del afijo Sieben Faulen , y llegó a la máxima expresión con el famoso y discutido ejemplar Vello z.d. Sieben Faulen . Este, que no alcanzó la selección debido a su excesiva talla, demostró excepcionales dotes de semental y entre sus hijos se encuentran perros verdaderamente míticos: Bodo y Bernd v. Lierberg , respectivamente Sieger y tercer Auslese en 1967, y Jalk v. Fohlenbrunnen , Auslese . Este último fue a su vez padre de la Siegerin de 1965, Landa v.d. Wienerau y de su hermano, Lido , gran semental, llevado a Italia.
También de Rolf desciende, a través de Donar v.d. Firnskuppe , Zibu v. Haus Schütting , Sieger en 1964 y padre de otros dos Sieger : Basko v.d. Kahler Heide (1966) y Dido v.d. Kahler Heide (1966) y Dido v.d. Werther Königsallee (1968). De un acoplamiento de este último con Farah v.d. Starrenburg , hija de Jalk v. Fohlenbrunnen , vieron la luz en mayo de 1967 dos hermanas de extraordinario nivel competitivo y reproductor: la Siegerin de 1969 Connie v. Klosterbogen , madre de los Auslese Gundo y Nannie v. Klosterbogen y Ciwa , madre de Datscha y Diana v. Patersweg , ambas Auslese .

R OLF VON O SNABRÜCKER L AND


padres
abuelos
bisabuelos
Lex Preussenblut
Trutz a.d. Schwanenstadt
Ingo v. Piastendamm
Ruth v. Stolzenfels
Esta Preussenblut
Pass v.d. Starrenburg
Reina v. Holzheimer Eichwald
Maja v. Osnabrücker Land
Achilles v.d. Höllenquelle
Ultimo v. Haus Schütting
Quitta v. Aufeld
Xanda Preussenblut
Pass v.d. Starrenburg
Nora Preussenblut
Al mismo tiempo que Rolf , otro sujeto impresionó favorablemente el mundo de los criadores alemanes de principios de los años cincuenta, Axel v. Deininghauserheide , Auslese en el campeonato de 1949, aunque no alcanzó el alto nivel reproductor de Rolf dejó un gran número de hijos dotados de clase, óptimo movimiento y gran carácter. Entre ellos destaca especialmente Alf v. Nordfelsen , un perro muy sólido y dotado de gran clase que, sin embargo, tuvo un desarrollo muy tardío. En efecto, presentado por primera vez al campeonato recibió una humilde calificación de Bueno, debido a su escaso pecho y la insuficiente profundidad de tórax. Dos años más tarde, completado su desarrollo, fue justamente valorado por sus grandes cualidades de solidez, proporciones y movimientos, y fue por último coronado Sieger en 1955 a la edad de seis años. Entre sus numerosos hijos alcanzó los más elevados resultados Veus v.d. Starrenburg ( Sieger , 1961), padre a su vez de muchos sujetos destacados, entre los que se encuentran Nico v. Haus Beck , perro gris, de agradables proporciones y de óptimo carácter, que pudo demostrar notables dotes como reproductor en la segunda mitad de los años sesenta.
Los hijos de Axel v. Deininghauserheidi fueron acoplados con frecuencia con hijas de Rolf (o viceversa) en el intento de obtener animales que tuvieran las óptimas proporciones y la gran solidez del primero y los méritos de tipo y parte anterior del segundo. De uno de estos cruces, un hijo de Rolf con una hija de Axel , nació Condor v. Hohenstamm , macho de excepcional figura y dotado de una modernidad no indiferente en aquella época, que obtuvo el título de Sieger en el año 1958. Entre sus hijos se cuenta un sujeto de alto relieve, Mutz a.d. Kückstrasse , Sieger en 1962 y padre de Blanka v. Kisskamp , Siegerin dos años más tarde.
En el inicio de los años sesenta apareció en el mundo competitivo un ejemplar de excepcional expresividad, ante el que se crearon enormes expectativas, Volker v. Zollgrenzschutz-Haus . Este perro, dos veces Sieger con el juez Funk, se distinguió por su gran clase unida a una notable potencia. Fascinó a muchos aficionados y a él fueron llevadas muchas de las mejores hembras de la época. Desgraciadamente, en el aspecto reproductor se demostró muy escaso y sólo dejó un importante recuerdo de él por vía femenina; de una de sus hijas, Carmen v. Sixtberg , nació Condor v. Zollgrenzschuchtz-Haus , cuarto Auslese de 1965, del que a continuación nació el gran semental Quanto v.d. Wienerau .


Jalk v. Fohlenbrunnen
Entre los acoplamientos más repetidos de la historia se puede recordar, con toda seguridad, el de Halla a.d. Eremitenklause y Arras v. Adam-Reiseszwinger , efectuado seis veces y de los que nacieron sujetos muy notables: Nando , Joll , Lex , Klodo a.d. Eremitenklause y otros. De Klodo , el más importante de todos estos hermanos, nació en 1964, en el criadero de la señora Ruth Stuttchen y Relsberg, Jupp v.d. Murrenhütte , perro de talla mediana, más bien alargado, de movimiento armonioso y bien equilibrado. Se tuvo en gran consideración por el entonces nuevo presidente de la SV, Christopher Rummel, y además de obtener varios reconocimientos competitivos, se distinguió por el buen nivel reproductor. En el campeonato alemán de 1972, en el grupo de sus hijos hubo un sub- Sieger , Hero v. Lauerhof , así como tres espléndidos ejemplares femeninos.
En el mismo campeonato, en la clase de adultos machos, conquistó el primer puesto un sujeto muy notable, muy oscuro, dotado de excepcional fuerza y temperamento: Marko v. Cellerland . Era hijo de un perro con la sola clasificación de pastor (HGH) y procedía de una descendencia alternativa a los acostumbrados linajes de aquella época. Dotado de cualidades de carácter muy superiores a la media, también se demostró como un gran semental, transmitiendo a la descendencia, además del buen carácter, notables cualidades de construcción y sustancia. Entre sus hijos hubo numerosos ejemplares clasificados como Auslese , entre los que merecen ser recordados Eros v. Hambachtal y Kai v. Silberbrandt , pero ningún semental verdaderamente digno de mención.
Los hijos de Marko , desgraciadamente, transmitían con frecuencia algunas desagradables notas de tipo y de color así, poco a poco, su linaje se utilizó cada vez menos. La única continuidad reproductiva de cierto relieve que llega hasta los años cincuenta se tiene a través del excelente Norbo v. Sturmwolke , abuelo de Birke Filsperle , y con la hembra Uni Michelstädter Rathaus , abuela de los Auslese Derby v. Adeloga y Valk v. Michelstädter Rathaus .
Al fracaso de la línea de Marko v. Cellerand contribuyó no poco una particular coincidencia histórica: precisamente en ese periodo entraban en escena Quanto y Canto v.d. Wienerau , protagonistas excepcionales, destinados a revolucionar completamente los cánones del gusto del pastor alemán. Con ellos se inicia una nueva era que se podría definir contemporánea y del cruce de sus descendencias y las de Mutz v.d. Pelztierfarm , otro perro excepcional de los años setenta, se generó el pastor alemán de nuestros tiempos.

L OS PRINCIPALES LINAJES MASCULINOS DESDE LA POSGUERRA HASTA LOS AÑOS SESENTA

QUANTO, CANTO Y MUTZ
Quanto , Canto y Mutz fueron grandes ejemplares, de notables cualidades competitivas y de acusadas propiedades reproductoras, pero sobre todo fueron verdaderos y propios fundadores de una estirpe, ya que muchas de sus características se transmitieron de una forma prácticamente constante a través de su descendencia. A su enorme éxito contribuyeron diversos factores, entre ellos algo que podríamos llamar complementariedad, que los ligaba. Cada uno de ellos, en efecto, tendía a reproducir características compensadoras respecto a los defectos de los otros dos.
Simplificando el tema, puede decirse que en la descendencia de Canto abundaban las cualidades de distinción, líneas dorsales, grupas y húmeros largos; sin embargo, en algunas ocasiones se ponían en evidencia problemas de solidez en los ligamentos posteriores y un carácter excesivamente sensible. Quanto , en cambio, transmitiendo bellas expresiones, grato colorido y excelentes angulaciones, demostraba tener algunas veces antebrazos algo cortos, dorsos no demasiado sólidos y aplomos algo zambos. Mutz , por último, que entre otras cualidades transmitía gran solidez, bellas proporciones, cruz destacada y un óptimo carácter, podía crear algunas veces problemas de manchas claras, escasa angulación y grupas excesivamente caídas. Naturalmente, con el tiempo, las líneas entre estos tres grandes se han unido estrechamente y cada vez se hallan mayores dificultades para identificar las características de cada uno.
Hoy, a distancia de casi veinte años, es casi imposible establecer cuál de los tres grandes ha tenido mayor importancia, aunque se tenga que reconocer que el mayor impulso innovador se debe a Canto y Quanto , que han propuesto un nuevo tipo y una elegante armonía hasta ellos desconocida.
La rápida evolución que ha tenido lugar gracias a los dos Wienerau ha contribuido de forma sustancial al fracaso o, mejor dicho, a la brevedad del éxito de algunos sujetos importantes de los años setenta, como los ya citados Dago , Jupp y Marko que, de improviso, ante la rápida evolución de los tiempos, se encontraron con que expresaban características que habían pasado a la historia.
Q UANTO V.D. W IENERAU
En el campeonato alemán del año 1968 se presentaba, dentro de la clase de los jovencísimos machos, un tal Quanto v.d. Wienerau , sujeto un poco pesado, ligeramente alargado, de bella expresión de macho y hermosísimo colorido. Al final de la prueba de movimiento, se situaba en sexto lugar, recibiendo una valoración exenta de especial entusiasmo y, entre los perros de su categoría pasó prácticamente inadvertido. Al cabo de pocos años, aquel Quanto se mostrará uno de los mejores reproductores de la historia y su nombre entrará, triunfante, en las genealogías de los pastores alemanes de todo el mundo.
El padre, Condor v. Zollgrenzchutz-Haus , dos veces Auslese , había logrado óptimas calificaciones del entonces presidente de la SV, Werner Funk, pese a su estatura bastante reducida: 62 cm. La madre, Yoga v.d. Wienerau , hija de dos hijos de Dixie v.d. Wienerau , también era de talla no demasiado alta, bastante alargada y con aplomo anterior ligeramente zambo. Juzgada por Schneeloch en el campeonato de 1969, fue situada en el sexto puesto entre los Excelentes, a pesar de habérsele encontrado una cierta falta de solidez en los ligamentos de las patas delanteras.
En la camada de Quanto , además de él, había tres hembras y dos machos; uno de ellos, Quino , llegó a Excelente en la clase adultos en el campeonato alemán.
Cuando se presentó por primera vez a la selección en agosto de 1969, a la edad de veintinueve meses, con el juez Rummel, recibió una notable calificación en que se subrayaban la gran armonía y la óptima angulación anterior. Antes de un mes, con los jueces Funk y Rummel, fue calificado en el campeonato, recibiendo la espléndida clasificación de cuarto Auslese .

Q UANTO VON DER W IENERAU


padres
abuelos
bisabuelos
Condor v. Zollgrenzschutz-Haus
Condor v. Schnapp
Condor v. Hohenstamm
Gilde v.d. Lillisruh
Carmen v. Sixtberg
Volker v. Zollgrenzschutz-Haus
Caret v. Elfenhain
Yoga v.d. Wienerau
Lido v.d. Wienerau
Jalk v. Fohlenbrunnen
Dixie v.d. Wienerau
Frigga v. Asterplatz
Gelmo v.d. Neuzenlache
Dixie v.d. Wienerau
Sucesivamente, la clase de adultos machos de la Siegerhauptzuchtschau lo vio por tres veces como protagonista de primer plano y en 1971 incluso como sub- Sieger . Pocos meses después de esta excepcional clasificación fue adquirido por el señor Alquati, de Cremona, que lo presentó en excepcionales condiciones de forma al campeonato SAS (Società Amatori Schäferhunde) del mismo año. Allí, en comparación con otro mito viviente, Mutz , también de propiedad italiana y segundo Auslese en Nuremberg en 1970, fue clasificado en segundo lugar por el juez Gorrieri, quien con esta decisión desencadenó interminables polémicas entre los aficionados durante largo tiempo.
El progreso que se expresó a través de Quanto en la raza del pastor alemán fue muy notable. Técnicamente él representaba algunas de las importantes cualidades de su antepasado Rolf : magníficos hombros, pecho, cuello, enriquecidos por una belleza del conjunto y armonía en todos los detalles.
Sus marcadas cualidades tuvieron forma de expresarse con todos los linajes; sin embargo, en términos estadísticos, los mejores resultados se obtuvieron con la descendencia de Dago , en el que salvaba un tipo un poco desagradable, manteniendo la clase y la grupa, y Jalk v. Fohlenbrunnen , del que disimulaba una cierta leñosidad, pero conservaba las características positivas de solidez y proporciones.
Los hijos de Quanto que alcanzaron altas clasificaciones fueron extremadamente numerosos: se cuentan un total de veintitrés Excelentes y seis Auslese . Uno de entre ellos, Dick v. Adeloga ( Sieger en 1973 y primer Auslese en 1974), durante mucho tiempo representó ante los ojos de los aficionados la imagen viviente del estándar. De excepcional armonía, dotado de óptimas angulaciones y enorme expresividad, también fue un caminante de gran tenacidad y fuerza.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents