La iguana
89 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

La iguana

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
89 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Description

* ¿Le gustaría vivir con un pequeño dinosaurio en casa? No estamos bromeando. Si cuenta con el espacio adecuado y con la posibilidad de instalar un terrario apropiado, puede hacerse con una magnífica iguana verde, de un maravilloso color esmeralda con reflejos y rayas preciosas: turquesas o anaranjadas, ocres, grises o negras, según las variedades
* Desde luego, nadie podría criar una iguana sin haber leído antes una guía específica. Esta es la única que ofrece la información científica precisa y trata todos aquellos aspectos prácticos que deben tenerse en cuenta
* El autor es un gran aficionado a las iguanas y demuestra conocerlas en profundidad y tener una experiencia directa en su cría, así como haber afrontado y resuelto todos los pequeños y grandes problemas de convivencia. Todos sus conocimientos están a disposición del lector, complementados con magníficas ilustraciones didácticas, esquemas, planos para el terrario y mucho más
* Gracias a este manual podrá conocer incluso el lenguaje gestual de la iguana: qué comportamientos indican malestar o temor, cuáles una actitud defensiva o agresiva, etc.
* Las ventajas de criar una iguana verde y no otro reptil son ampliamente expuestas por el autor: es preciso tener en cuenta su dieta vegetariana, compuesta por verduras de hoja, fruta de temporada, semillas germinadas y poco más. Además, se describe claramente todos los errores que es posible cometer en cuestión de alimentación
Massimo Millefanti, desde sus años juveniles aficionado a los animales, en particular los exóticos, tuvo sus primeras experiencias de terrariofilia criando iguanas, gecónidos y serpientes. Se licenció en veterinaria en Milán, y desde 1983 trabaja como profesional independiente. Desde 1984, año de su fundación, es miembro de la Società Culturale Italiana per Animali da Compagnia y, desde 1995, coordinador nacional del Gruppo di Studio di Medicina degli Animali Esotici. En cuanto a las patologías de los animales exóticos, desde hace años constituye un punto de referencia para colegas y aficionados, hasta el punto de haber instalado en su consulta cubetas-enfermería para reptiles y peces.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 25 avril 2016
Nombre de lectures 0
EAN13 9781785259715
Langue Español
Poids de l'ouvrage 2 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0010€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Massimo Millefanti



LA IGUANA
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.

© Editorial De Vecchi, S. A. 2016
© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-78525-971-5

El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice

Introducción
La iguana verde
Nociones fundamentales
Descripción
Morfología
Dimensiones
Color
Piel
Pulmones y corazón
Aparato digestivo, excretor y reproductor
Sistema nervioso
Oído y vista
Glándulas de la sal
Hábitat, distribución y longevidad
Comportamiento
Comprar una iguana verde
Motivos para comprarla
Legislación sobre la iguana verde
Responsabilidad del criador
Consejos y prohibiciones
Costes
Preparación del terrario
Elección del ejemplar
Elección del establecimiento
El ejemplar que conviene comprar
Compra
Transporte y acomodo
Cómo facilitar la adaptación de la iguana
El terrario para la iguana y su mantenimiento
Características principales
Terrarios y jaulas prefabricados
Las aberturas del terrario
Ventilación
El fondo del terrario
Papel de periódico
Alfombrillas
Fondos naturales
Calefacción
Lámparas
Piedras y placas calefactoras
Rayos ultravioletas e iluminación
Baños de sol
Lámparas de ultravioletas y tubos de neón blancos
La cubeta y los accesorios para mantener la humedad
El control de la temperatura
El «gimnasio» y el «solárium»
La vegetación
Recipientes para la comida y el agua
La alimentación de la iguana verde
¿Vegetariana u omnívora?
Alimentos que deben evitarse y alimentos que deben darse esporádicamente
El alimento adecuado para la iguana
La proporción de calcio y fósforo y las vitaminas
Algunas precisiones sobre los alimentos preparados
Cómo suministrar los alimentos de origen animal
Dieta ideal y menús típicos
Ración básica, frecuencia y horarios de las comidas
Cómo presentar la comida
Ejemplos de dietas típicas
Algunos trucos para el invierno
La reproducción de la iguana verde
Generalidades
La reproducción en criadero
Madurez y dimorfismo sexual
La época de celo y el cortejo
El apareamiento, la fecundación y la maduración de los huevos
La puesta
La incubación y la eclosión
Registro y documentación de las crías
Las enfermedades de la iguana verde
Cambios de color
Estreñimiento y meteor i smo
Diarrea
Heridas y abscesos
Gota
Lesiones en los d edos y la cola
Enfermedad metabólica ósea (EMO)
Enfermedades respiratorias
Parásitos cutáneos
Quemaduras
Lombrices intestinales
Otras especies de iguanas
La clasificación de los iguáninos
Amblyrynchus
Brachylophus
Conolophus
Ctenosaura
Cyclura
Dipsosaurus y Sauromalus
Principales lugares de interés para los aficionados
La protección internacional de las iguanas
Direcciones útiles
N otas
Introducción


Este manual tiene como protagonista un solo reptil exótico, la iguana. Es una novedad, al menos para el mercado editorial español, que hasta hoy contaba con algunos libros de temática general o sobre diferentes especies de reptiles, en particular tortugas y serpientes.
En las próximas páginas aprenderemos a conocer a las iguanas , desde la conocida iguana verde o iguana común (Iguana iguana) , que en los últimos años se halla cada vez con mayor frecuencia en los comercios especializados, a otras especies y variedades menos difundidas.
El aspecto arcaico de este saurio americano, el bellísimo color (verde esmeralda en el caso de la iguana verde), el tipo de alimentación casi exclusivamente vegetariana, el coste bastante reducido y las pequeñas dimensiones en el momento de la venta (una cría mide unos 30 cm de longitud, del extremo de la cabeza a la punta de la cola, y pesa entre 15 y 20 g) han permitido una rápida y en parte inesperada difusión del mismo. Por desgracia, a menudo ni el comprador ni el vendedor conocen las necesidades de estos animales, por lo que es preciso recurrir a personas o publicaciones especializadas si no se desea cometer errores.
La iguana es un reptil que, bien tratado, crece con bastante rapidez y alcanza dimensiones considerables (¡al menos 1 m de longitud y 1 kg de peso en tres años!). Si por el contrario el aficionado no conoce ni respeta alguna de sus exigencias fundamentales, su nueva mascota enfermará o bien morirá tras una larga agonía.
Precisamente estas razones y sobre todo las numerosas indicaciones equivocadas a propósito de la iguana me han llevado a preparar este libro que, si por un lado puede ser una ayuda inmediata para el animal y su propietario, por otro puede servir para confirmar una decisión, como es la compra de una iguana, difícil desde el punto de vista económico (terrario para el adulto, costes de calefacción y alimentación, etc.) y del tiempo que se le debe dedicar (limpieza del terrario, mantenimiento de los accesorios, búsqueda de alimentos, etc.).
El libro, con esquemas, recuadros y tablas que visualizan, resumen, precisan o amplían algunos temas, entra también en otros campos propios de las ciencias naturales haciendo, espero, la lectura interesante tanto para el experto como para el apasionado naturalista que no tiene intención de criar un animal en cautividad.
La iguana verde


Nociones fundamentales

La iguana verde, o iguana común (Iguana iguana) , es un reptil, como las tortugas, los cocodrilos, las serpientes, los anfisbenos o los escasos tuátaras, aunque es muy similar a un lagarto verde. Esta semejanza se debe a que la iguana verde, al igual que ellos, pertenece al orden de los escamosos y al suborden de los saurios. Además, como todos los reptiles existentes hoy, también la iguana es un animal muy antiguo; sus antepasados vivían ya en el Carbonífero (hace más de 300 millones de años), aunque sólo durante el Jurásico (hace unos 180 millones de años) empezaron a parecerse a una lagartija.
Los primeros fósiles que recuerdan a la iguana actual se remontan a finales del Cretácico (hace 120 millones de años).


La iguana verde, salvo por las dimensiones, se parece mucho a nuestros lagartos


La línea evolutiva de la iguana

Los reptiles
Orden
Suborden
Escamosos (Squamata)
Saurios ( Sauria , 3.800 especies)
Serpientes u ofidios ( Serpentes , 2.400 especies)
Anfisbenos ( Amphisbenia , 140 especies)
Esfenodontes ( Sphenodontia , 1 especie)
Quelonios o Tortugas ( Chelonia )
Pleurodiras ( Pleurodira , 60 especies)
Criptodiras ( Cryptodira , 190 especies)
Cocodrilos ( Crocodylia , 21 especies)
— <![endif]-->

En detalle, la clasificación zoológica de la iguana verde es la siguiente:
Orden: escamosos (Squamata)
Suborden: saurios (Sauria)
Infraorden: iguanas (Iguania)
Familia: iguánidos (Iguanidae)
Subfamilia: iguáninos (Iguaninae)
Género: Iguana .

Al género Iguana pertenece también otra especie: la Iguana delicatissima , muy poco frecue nte y distribuida en las Peque ñas Antillas. Es casi idéntica a la verde, de la que se diferencia por las dimensiones reducidas y la ausencia de la escama subtimpánica.
Volviendo a la especie Iguana iguana , protagonista de nuestro manual, vemos que a ella pertenecen dos subespecies, Iguana iguana iguana e Iguana iguana rinolopha , que, a pesar de presentar pequeñas diferencias morfológicas y de distribución geográfica, no serán tratadas por separado porque son muy similares entre sí.


Joven Iguana iguana rinolopha. Obsérvense las espinas rostrales características de esta subespecie


La Iguana delicatissima. Obsérvese, respecto a la iguana verde , la ausencia de la escama auricular


LOS ANFISBENOS Y EL TUÁTARA

Los anfisbenos y el tuátara forman parte del orden de los escamosos, como las serpientes y los saurios, pero son mucho menos conocidos.
Los anfisbenos (140 especies) son reptiles alargados como las serpientes, pero muy arcaicos y morfológicamente similares a las lombrices; viven bajo tierra, tienen colores poco vistosos y alcanzan como máximo 50 cm de longitud. Se nutren de insectos y gusanos y están presentes en casi todos los continentes. En Europa viven algunas especies.
El tuátara, única especie del suborden de los esfenodontes, es un verdadero fósil viviente [1] , que puebla algunas pequeñas islas de Nueva Zelanda. Se asemeja a una lagartija, alcanza los 60 cm de longitud, es muy lento, se nutre de hierbas e insectos y convive en cubiles con un pájaro marino similar a la urraca. Como la iguana verde, presenta un «tercer ojo» u ojo pineal o parietal, pero más desarrollado.


Descripción

Morfología
La iguana verde o común es un saurio de régimen casi exclusivamente vegetariano (este aspecto se trata con más detalle en el capítulo dedicado a la alimentación) y todo, en este animal, está constituido para favorecer esta característica (cuerpo, uñas, color mimético, dientes, aparato digestivo, etc.). Por ejemplo, los dedos están estructurados para adaptarse perfectamente al tipo de ambiente originario.
Por cada miembro hay cinco dedos provistos de robustas uñas; en la parte anterior los dedos son casi todos de la misma longitud y pueden utilizarse para excavar el blando terreno de la selva ecuatorial, mientras que en la posterior el cuarto dedo es muy largo y contribuye a dar estabilidad y potencia a los desplazamientos arbóreos de la iguana.
El esqueleto de los saurios no es muy distinto del de los mamíferos, exceptuando la falta de escápulas y, en consecuencia, de una cintura escapular completa.
La cabeza es grande, redondeada en su parte anterior, con dos membranas timpánicas visibles (una a cada lado) debajo de las cuales se halla una gran escama auricular (o subtimpánica) blanquecina, rodeada de un borde negro que falta en la Iguana delicatissima .
Los ojos son pequeños, vivaces, con el iris de color marrón o bronce.
Justo encima de la membrana timpánica, hacia el dorso, hay, en ambos lados, una serie de escamas modificadas en forma de tubérculo; por esta razón la iguana verde es denominada también iguana de los tubérculos . Bajo la mandíbula hay una gran papada (también denominada gola ), rodeada en su zona anterior, aunque no por completo, de una cresta, mientras que en la región dorsal se encuentra otra cresta, que al variar la zona corporal en la que se halla adopta la denominación de cresta occipital , dorsal y caudal .


Primer plano de una iguana verde adulta. Obsérvense la membrana timpánica (MT) y la escama auricular (EA)


La presencia de una serie de pequeñas espinas y, a veces, de un cuernecillo (que puede alcanzar hasta 2 cm de longitud), situado sobre la región nasal, representa el signo distintivo de la subespecie Iguana iguana rinolopha (aunque sobre el tema existe aún cierta confusión porque se han hallado iguanas comunes centroamericanas y suramericanas, con espinas en el rostro, pero pertenecientes a la subespecie iguana ).
Las coloraciones accesorias, las dimensiones de la cabeza y de las escamas subtimpánicas, la altura de las espinas (que son escamas modificadas) y de las crestas (en particular de la occipital), la protrusión de los poros femorales y la papada están mucho más desarrolladas en el macho que en la hembra. Estos caracteres sexuales secundarios resultan evidentes a partir de la edad de un año aproximadamente. Por este motivo, aunque es fácil distinguir el sexo de individuos adultos, es muy complicado hacerlo en jóvenes iguanas.
Las extremidades tienen una longitud mediana y terminan en robustas uñas que en la naturaleza, en caso de peligro, permiten trepar rápidamente a los troncos de los árboles.


Macho adulto. Obsérvense el tamaño de la cabeza, las espinas y las dimensiones de las escamas subtimpánicas


Ejemplar de iguana macho. Obsérvense la papada y la cresta occipital, dorsal y caudal


Los dedos del miembro posterior de la iguana le permiten vivir en los árboles


La mandíbula (o maxilar inferior) y el maxilar (superior) son muy robustos y están provistos de dientes que delimitan la cavidad oral [2] .
Los dientes de la iguana son pequeños y numerosos, y pueden volver a crecer si caen. Carecen de alvéolo y, tanto en el maxilar como en la mandíbula, están implantados en un surco interno. Estos dientes, denominados pleurodontes , están dispuestos en forma de «empalizada», por lo que resultan particularmente adecuados para la fina trituración de hojas y flores.
La lengua, que no es bífida como la de las serpientes, es carnosa y rosada y sobresale amplia y fácilmente de la cavidad oral, porque está sujeta anteriormente. El llamado «lengüeteo» (el hecho de sacar y meter rápida y continuamente la lengua) le permite al animal captar y retener partículas ambientales, sobre todo olorosas, analizadas por el órgano de Jacobson, situado bajo el paladar. Por esta razón, cuando se toca a una iguana o se la lleva a un nuevo ambiente esta tiende a lengüetear con frecuencia para recibir información sobre lo que la rodea.

Dimensiones
Nuestro saurio, que en la naturaleza puede alcanzar 2,5 m de longitud y 8 kg de peso, tiene un cuerpo esbelto y ligeramente comprimido en sentido lateral (es aplastado lateralmente), y termina con una larga cola que constituye al menos el 60 % de la longitud corporal.
La iguana verde en cautividad alcanza dimensiones inferiores respecto a los ejemplares que viven en la naturaleza en las zonas americanas subtropicales y ecuatoriales, porque con frecuencia se rompen la cola, y la nueva nunca alcanza la misma longitud que tenía antes.
En España, los adultos en cautividad difícilmente alcanzan 150 cm de longitud (del extremo de la cabeza a la punta de la cola) y 3 kg o poco más de peso. No obstante, algunos criadores estadounidenses han logrado que sus ejemplares alcancen 200 cm y 5 kg.


En este dibujo, las proporciones entre un ejemplar joven y otro adulto


ALGUNOS DATOS ESTADÍSTICOS

A continuación se da una lista del peso que puede alcanzar una iguana según la edad. Los datos fueron tomados por el autor y su colega Giuseppe Visigalli.
•   A los cuatro meses: 30-50 g.
•   A los seis meses: 40-70 g.
•   A los ocho meses: 60-85 g.
•   A los 12 meses: 85-110 g.
•   A los 18 meses: 110-250 g.
•   A los 24 meses: 420-630 g.
•   A los tres años: 780-830 g (algunas revistas norteamericanas indican pesos de en tre 1.000 y 1.200 g).
•   A los cuatro años: 1.150-1.600 g.
•   A los cinco años: 2.200-2.700 g.

Las longitudes (del extremo de la cabeza a la punta de la cola) van de 28 a 135 cm.

Color
La iguana verde es una especie de gran lagartija de piel verde esmeral da, con reflejos y estrías de diversos colores, como el turquesa, el anaranjado, el ocre, el gris y el negro, según el grupo al que pertenezca.
La iguana común presenta estrías (bandas o markers ) de color gris parduzco verticales en todo el cuerpo, pero sobre todo detrás de las espaldas, en los costados y en la cola. Resultan apenas esbozadas en el animal joven, pero se vuelven cada vez más visibles y oscuras (negruzcas) en el adulto, mientras que, al mismo tiempo, tiende a modificarse la coloración de fondo verde brillante (aunque este factor recibe una gran influencia de las condiciones de cría, el tipo de alimentación y el sexo).
Los machos adultos adoptan una coloración verde grisácea que se convierte en anaranjada y bronce durante el periodo reproductivo; las hembras adultas se mantienen más verdes. Además, en la naturaleza, los individuos dominantes presentan una librea más clara.
Por lo tanto, si bien en el adulto tenemos variaciones fisiológicas normales, un cambio de color en una joven iguana podría ser la señal de que algo no va demasiado bien .


Hembra de iguana verde. Además de la coloración, obsérvense las dimensiones reducidas, respecto a las de los ejemplares machos, de las escamas subtimpánicas y de la cresta occipital y dorsal


Piel
La piel de la iguana está formada por dos capas principales: la epidermis y la dermis. Una modificación de la dermis, y en particular de unas estructuras especiales, los osteodermos, da la característica principal de los reptiles pertenecientes al orden de los escamosos, iguanas incluidas, es decir, la de tener el cuerpo recubierto de escamas simples o modificadas de diversas dimensiones. La iguana cambia frecuentemente la epidermis (la capa más externa de la piel), en pedazos más o menos grandes, pero no en un solo pedazo como ocurre con las serpientes. La sustitución de la epidermis vieja por la nueva (ecdisis) se produce de forma periódica, pero es mucho más frecuente en la joven iguana (cada dos o cuatro semanas) que en la adulta. Los responsables de la espléndida coloración de las iguanas son los cromatóforos, células que se hallan en la capa más profunda de la piel (dermis).
En el lado interno del muslo de las iguanas existen algunos poros femorales, muy visibles en los machos, que son de gran ayuda a la hora de diferenciar los sexos. En el macho son la salida de glándulas sebáceas que emiten un material graso y amarillento durante la época de celo.


Muda (ecdisis) de una joven iguana verde


Poros femorales de un macho adulto


Poros femorales de una hembra adulta


Dimensiones y disposición de los poros femorales en la iguana macho (arriba) y en la hembra


Pulmones y corazón
Los reptiles, y por lo tanto también las iguanas, no tienen, como los mamíferos, un diafragma que separe la cavidad torácica de la abdominal, sino una sola cavidad, llamada celomática . Justo debajo de los pulmones está el hígado, muy desarrollado y dividido en dos lóbulos.
La falta de diafragma impide toser a los reptiles, por lo que las enfermedades respiratorias en estos animales son peligrosas al carecer de la función expulsi-va y protectora de la tos. Es fácil provo-car de forma involuntaria, sobre todo en las estaciones intermedias y en invierno, el enfriamiento de una iguana criada en España, que debe permanecer siempre en instalaciones caldeadas convenientemente.
Los saurios tienen dos pulmones de estructura bastante similar a la de los mamíferos.
Es posible valorar fácilmente la respiración observando la elevación y el descenso rítmico de las costillas.
El corazón de la iguana, situado muy adelante, casi en la base del cuello, está dividido en tres cámaras (y no en cuatro como en los mamíferos): dos aurículas y un solo ventrículo; este último, a su vez, se divide en tres cavidades (pulmonar, venosa y arterial).
El sistema circulatorio de la iguana comprende dos aortas y un particular sistema venoso portal renal, que permite a la sangre procedente de las regiones posteriores del reptil entrar de inmediato en la circulación renal, donde son metabolizadas y eliminadas directamente las sustancias nocivas o tóxicas para el animal. Deberá tenerse en cuenta esta particularidad al administrar medicamentos por vía intramuscular en la parte posterior del cuerpo del reptil.
Las células hemáticas de los reptiles son muy distintas de las de los mamíferos. Por ejemplo los eritrocitos (los glóbulos rojos) tienen núcleo; entre los diversos tipos de leucocitos (glóbulos blancos) hallamos también los heterófilos y los azurófilos (células hemáticas típicas de los reptiles).

Aparato digestivo, excretor y reproductor
La iguana común presenta un aparato digestivo es tructurado para permitir la fá cil ingestión y digestión de vegetales. Animales vegetarianos pertenecientes a otros órdenes presentan estructuras anatómicas similares a las de la iguana. Así, también los conejos, los bovinos, los antílopes y las avestruces tienen un tubo digestivo muy largo, con cámaras adecuadas para contener y asimilar ingentes cantidades de material vegetal.
El aparato digestivo del saurio es muy largo y está repartido en amplios compartimientos; el más grande de estos es el colon saculado, que ocupa casi todo el lado derecho del abdomen, y está separado por diversos tabiques transversales que forman cavidades. En él se deposita la imponente cantidad de material vegetal ingerido, y en parte ya digerido en el estómago, que se verá sometido a importantes y complejos procesos metabólicos gracias a las colonias de bacterias y protozoos presentes en este órgano. La digestión de los vegetales acusará la influencia del calor y la humedad del ambiente en el que se críe el reptil protagonista de nuestro manual.
El moderado aumento de volumen del abdomen que puede observarse después de la comida de la iguana se debe a la presencia de material vegetal, a la izquierda en el estómago y a la derecha en el colon saculado.
Como todos los animales herbívoros, también la iguana eliminará, preferentemente en agua, heces de color pardo verdoso, blandas y abundantes (recuerdan las de los bovinos).
Las iguanas cuentan con una vejiga urinaria al igual que las tortugas, mientras que otros saurios, las serpientes y las aves no la poseen.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents