Los escalares comunes y los altum
71 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Los escalares comunes y los altum , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
71 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Seguramente ya habrá visto escalares en muchos acuarios, ya que se encuentran entre las criaturas más bellas de la naturaleza. Su cuerpo presenta forma de disco, las aletas son muy grandes y vistosas, y los colores hacen que estos peces parezcan mariposas acuáticas que pueden ser contempladas durante horas. Naturalmente, estos ángeles acuáticos requieren unos cuidados especiales. Para ello le ayudaremos en este libro. Bastará con una pecera adecuada y bien iluminada, un buen calefactor, las plantas apropiadas y, si lo desea, otras especies de peces compatibles. La alimentación debe ser seleccionada con esmero. Aquí podrá encontrar la receta con el alimento ideal para los escalares y también consejos para obtener cebo vivo para estos peces. Los escalares compensarán los cuidados que se les proporcione con grandes y vistosas exhibiciones, como paradas nupciales y combates por fortuna más espectaculares que crueles. También la reproducción de los escalares le proporcionará grandes satisfacciones. Este libro ofrece toda la información sobre este tema. ¿Cómo mantener sanos los escalares? Aquí encontrará toda la información útil, con una tabla de productos para las intervenciones. Marco Salvadori se ocupa de los acuarios desde la infancia. Se licenció en veterinaria por la Universidad de los Estudios de Pisa con una tesis sobre los parásitos de los peces. Se ha especializado en patología y clínica de los animales. Desde 1996 imparte seminarios sobre las enfermedades de los animales exóticos, incluidos los peces. Cría y reproduce cíclidos, en particular escalares y discos, desde hace aproximadamente diez años.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 15 juillet 2016
Nombre de lectures 0
EAN13 9781683250838
Langue Español
Poids de l'ouvrage 3 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0150€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Marco Salvadori



LOS ESCALARES
COMUNES Y LOS ALTUM





EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.

© Editorial De Vecchi, S. A. 2016
© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-68325-083-8

El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
Índice


INTRODUCCIÓN
GENERALIDADES
La clasificación
La morfología del género Pterophyllum
Pterophyllum altum
Pterophyllum dumerili
El lugar de origen de los Pterophyllum
Pterophyllum scalare
Pterophyllum altum
Pterophyllum dumerili
Las características del agua de origen
El agua ideal para los escalares
El agua ideal para los altum
LAS VARIEDADES
La variabilidad en los cruces
Mutaciones y alteraciones
Variedades cromáticas
Black angel fish (negro)
Ghost (fantasma)
Golden (dorado)
Golden marble angel fish (marmóreo dorado)
Grey (gris)
Half-black (blanco-negro)
Half-striped
Koy angel fish o tricolor angel fish
Leopard
Marble angel fish (marmóreo)
Ordinary angel fish (escalar salvaje)
Smoke (humo)
Spotted
Zebra
El escalar perfecto
LA COMPRA Y LA CRÍA
Dónde comprar los escalares
El acuario para alojarlos
El acuario de cuarentena
El acuario ideal
Instrumentos técnicos
El filtro
Instalación de calefactores
Instalación de iluminación
Medidores de los valores del agua
Accesorios especiales
La decoración del acuario
Los coinquilinos
Acuario no biotopo
Acuario biotopo
En el fondo
La parte media-baja
Con los altum
La alimentación
No infravalorar las carencias alimentarias
EL COMPORTAMIENTO
Las variaciones de color
Colores brillantes
Colores pálidos
La jerarquía
El individuo dominante
Los combates
Las ocasiones
De la amenaza al enfrentamiento
LA REPRODUCCIÓN
Cómo reconocer las diferencias entre los sexos y la pareja
El cortejo y la parada nupcial
Leyendas y verdades sobre las parejas de escalares
El acuario para la reproducción
Características y preparación del acuario
La reproducción natural
La puesta
Entre la puesta y la eclosión
La eclosión
Los primeros cuidados
La primera comida
De los cuidados de los padres a los del acuariófilo
Los fracasos
Cómo transformar los fracasos en éxitos
La hembra no pone huevos
Alteraciones de los huevos
Los padres se comen los huevos
Los padres se comen a la descendencia
Reproducción artificial
La recogida de los huevos
El acuario de eclosión
Reproducción de los altum
LAS ENFERMEDADES
Las causas principales
El escalar enfermo
Las enfermedades más comunes
Enfermedades por virus
Enfermedades por bacterias
Enfermedades por hongos
Enfermedades por protozoos
Enfermedades por metazoos
Enfermedades por crustáceos
Otras patologías
La farmacia del acuariófilo
CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFÍA
NOTAS
Altum
INTRODUCCIÓN



Desde el año 1972, fecha en que tuve mi primer acuario, soy un gran admirador de la elegancia de un pez que me presentaron con el nombre de pez ángel. En aquel tiempo mi economía no era muy próspera y, puesto que el coste era en proporción más elevado que el de ahora, me vi obligado durante bastante tiempo a conformarme sólo con verlo.
El sueño se hizo realidad cuando por Pascua, en lugar del clásico huevo de chocolate, recibí dos escalares como regalo. Fue un desastre: los dos peces murieron unos días después de haber entrado en mi acuario. Me quedé muy desilusionado, y de nada sirvió el intento del vendedor de convencerme de que el escalar era un pez de «especialista». En mi cabeza sólo había una idea: «Un día conseguiré hacer que estos peces vivan en mi acuario».
Ahora, después de veinticinco años de acuariofilia (y diez dedicados exclusivamente a los cíclidos), y después de haber reproducido más de treinta parejas de escalares, continúo sintiendo por este pez la misma e inmutable admiración, que ni siquiera la cría y la reproducción de los discos (que durante muchos años ha sido considerado el rey del acuario de agua dulce) ha conseguido disminuir.


Diáfano opérculo rojo
GENERALIDADES



La clasificación

El escalar fue clasificado por primera vez en el año 1823 por Lichtenstein con el nombre de Zeus scalaris . En el año 1831, Cuvier descubrió una gran afinidad con el género Platax, y lo clasificó con el nombre de Platax scalaris . En el año 1840, Heckel introdujo el género Pterophyllum , nombre que literalmente significa «aletas en forma de hoja», con un único representante: el Pterophyllum scalaris . La historia del escalar parece ya definida, pero, sin embargo, del año 1840 al 1928, el género cambia muchas veces de nombre hasta obtener la denominación de Pterophyllum scalare .
Al género Pterophyllum , en el curso de los años, se han adscrito hasta cinco especies. Actualmente, para la mayor parte de los taxónomos (estudiosos que se ocupan de la clasificación de los seres viv os, animales y vegetales), existen sólo tres:

•   Pterophyllum altum;
•   Pterophyllum scalare, considerando sinónimo al Zeus scalaris y al Pterophyllum eimekei;
•   Pterophyllum dumerili, considerando sinónimo al Pterophyllum leopoldi .

Para algunos estudiosos , el P. altum tendría que considerarse una subespecie del P. scalare , debido a que en la naturaleza se encuentran ejemplares con características intermedias. Debido a que para el acuariófilo esta disquisición no resulta tan interesante como las diferencias entre su cría y su reproducción, el P. dumerili no aparece en la lista de ningún importador. En esta guía trataremos exclusivamente el P. scalare y el P. altum , considerándolas como dos especies distintas.


La morfología del género Pterophyllum

El escalar, a lo largo de los años, ha sido y continúa siendo objeto de selecciones en cuanto al color y la forma, sobre todo de las aletas. Precisamente por ello conviene empezar por la descripción de un escalar «estándar», es decir, el gris-negro aletas cortas (llamado también «salvaje»). Se tratarán a continuación las variedades más conocidas y difundidas entre las seleccionadas ( véase págs. * ).
El escalar presenta un cuerpo discoidal, muy comprimido en los costados; la boca se encuentra dispuesta en posición terminal.


REPRESENTACIÓN ESQUEMÁTICA DE UN ESCALAR SALVAJE


Las dimensiones máximas oscilan en torno a los 15 cm de longitud y los 20-25 cm de altura, y pueden casi doblar de tamaño en los aletas de velo.
Las aletas son tres impares y cuatro pares:

•   la aleta dorsal, formada por radios duros o espinosos (de 11 a 13) y radios blandos (23-24), colocados en el dorso;
•   la aleta anal, en la parte baja del cuerpo y contrapuesta a la dorsal, con un punto claramente inferior de radios duros y un número super ior de radios blandos (22-27);
•   la aleta caudal, amplia y bien desarrollada, con función de timón, en continuidad con el cuerpo a través del pedúnculo caudal, no muy largo pero bien dibujado;
•   las aletas pectorales o laterales, las más pequeñas pero las más importantes para el movimiento del pez, puesto que el escalar se mueve casi exclusivamente gracias a esta pareja de «remos» dotada de músculos muy potentes; en la base de estas aletas se divisa una zona de color rojo, muy vascularizada;
•   las aletas ve ntrales: son radios transformados en dos prolongaciones filiformes, pero que no tienen ninguna función en las fases de movimiento del pez.


Pareja de escalares formada por un macho aletas de velo y una hembra aletas salvajes, en un acuario comunitario


Un bonito ejemplar de escalar dorado


Un escalar curioso


El cuerpo presenta una coloración con fondo gris plateado, con cuatro franjas verticales negras en los dos lados y colocadas en posición típica:
•   la primera, sobre la cabeza, atraviesa el ojo;
•   la segunda franja parte de la base de la aleta dorsal y llega, atravesando todo el cuerpo, hasta el orificio anal;
•   la tercera, la más extendida en longitud y amplitud, se origina en la parte central de la aleta dorsal (pero también puede empezar en el ápice) y llega, después de haber atravesado el cuerpo, hasta el ápice de la aleta ventral;
•   la cuarta franja marca los límites entre pedúnculo y aleta caudal.

Además, sobre el cuerpo del escalar se pueden e ncontrar algunas manchas de color dorado o verdoso en la zona temporal, y zonas de color rojizo justo debajo de los radios blandos de la primera dorsal.
Esta última característica, según algunos autores, se encuentra exclusivamente en ejemplares adultos y/o a punto de reproducirse.
Es muy difícil distinguir los dos sexos, sobre todo fuera del periodo de reproducción, porque no difieren ni por dimensiones ni por coloración, sino por la diferente papila genital ( véase págs. * ). Puede ser importante recordar, para poderlo distinguir de los otros Pterophyllum , que el escalar está dotado en sentido longitudinal, de 34-40 escamas, 9-10 entre las aletas dorsales y el centro del vientre.


Altum criado en agua clara


Pterophyllum altum
Si en la relación entre longitud y amplitud prima la segunda en el escalar, esto se acentúa todavía más en el P. altum .
El hermano «de velo» del escalar, de hecho, presenta los diámetros verticales del cuerpo netamente superiores a los horizontales y con una morfología mucho más angulosa (casi triangular) respecto al cuerpo redondeado del escalar.
En realidad, aparte del tamaño (el altum puede llegar a superar los 50 cm de altura), los dos se parecen bastante.
Las diferencias más evidentes se hallan en la región frontal, donde se aprecia un stop nasal muy pronunciado. En el cuerpo presentan seis franjas verticales:
•   cuatro más evidentes y localizadas como en el escalar;
•   dos dispuestas, respectivamente, entre la primera y la segunda, y la tercera y la cuarta franja.


En el Pterophyllum altum es evidente la relación entre longitud y altitud


El color de fondo es gr is pardusco, con las franjas antes descritas de un color que oscila entre el marrón y el negro.
El P. altum, en comparación con el escalar, posee escamas mucho más pequeñas y en número distinto:
•   41-47 longitudinales;
•   14-16 entre la línea dorsal y la la teral;
•   31-34 entre la línea lateral y la mitad del vientre.
Los radios de la aleta dorsal y ventral son similares en número a los del escalar, pero poseen más radios blandos (hasta 30 para la dorsal y 32 para la anal). La presencia de la silla nasal no e s por fuerza sinónimo de altum . Existen, de hecho, en la naturaleza, escalares con esta característica, pero tienen escamas más grandes que el altum . Además, para una correcta clasificación, es importante verificar el número de escamas.

Pterophyllum dumerili
Como ya hemos dicho anteriormente, no creemos oportuno describir detalladamente al P. dumerili , puesto que no suele encontrarse en los comercios. De todos modos, se trata de un pez muy similar al escalar salvaje; la aleta dorsal y la anal están menos desarrolladas en sentido vertical, y se orientan más caudalmente.


Representación de Pterophyllum dumerili.
Destaca la orientación distinta de las aletas dorsales y anales, comparándola con las del escalar salvaje representado en la pág. *


El lugar de origen de los Pterophyllum

Todos los Pterophyllum son de origen sudamericano, y en la naturaleza se encuentran únicamente en este continente. El escalar ocupa el área de difusión más grande, mientras que los demás viven en zonas mucho más restringidas. Además, normalmente las áreas de estas tres especies se consideran divididas, aunque, de una u otra manera, el escalar siempre está presente. Prueba de ello son los escalares presentes en el río Negro, con silla nasal pronunciada, que para algunos estudiosos son el resultado de cruces entre P. altum y P. scalare .


Difusión de los Pterophyllum en la naturaleza


Pterophyllum scalare
Como se puede comprobar viendo del mapa geográfico, el P. scalare se encuentra en todo el río Amazonas, comprendidos los afluentes de la derecha y de la izquierda, además de los ríos Araguaia, Esequio y Oiapoque. En la naturaleza, el escalar raramente divide sus áreas con el disco, que tiene exigencias ambientales distintas, pero se encuentra muy a menudo conviviendo con el Mesonauta festivum , con el que puede resultar interesante criarlo en un acuario biotopo [1] .


Pterophyllum altum
El Pterophyllum altum se encuentra sólo en el río Orinoco, incluidos sus afluentes, y en el río Negro. En las listas de los importadores, el verdadero altum se encuentra indicado como real altum (río Orinoco) para distinguirlo del del río Negro, que no es más que una de esas formas intermedias ya descritas anteriormente. En el caso de que en la lista no estuviera especificado el río del que provienen, es mejor desconfiar de los de bajo precio.


Pterophyllum dumerili
El Pterophyllum dumerili se encuentra en una parte del río Amazonas, aguas arriba de la confluencia con el río Negro, en el río Ucayali y en el río Esequio.


Las características del agua de origen

Este apartado tiene una importancia relativa para el aficionado medio, que en su acuario cría escalares que con toda probabilidad son descendientes de individuos que llevan ya varias generaciones reproduciéndose en cautividad. En cambio, su lectura resultará interesante para los que, por cualquier motivo, consigan un Pterophyllum scalare de captura o, algo cada vez más frecuente, para los que se han dejado «embrujar» por los altum . Todo el mundo sabe, de hecho, que los escalares de velo que encontramos en el mercado suelen ser exclusivamente de captura, puesto que su reproducción en cautividad se ha conseguido sólo ocasionalmente.

El agua ideal para los escalares
En la naturaleza, los escalares viven en aguas ácidas, aunque no llegan a tolerar los valores límites ideales para los discos. Prefieren aguas estancadas; algo que debemos tener presente en los acuarios, en los que no suelen soportar las fuertes turbulencias producidas por la bomba centrífuga del filtro.
La dureza carbónica varía normalmente de 0 a 3 kH, y la dureza total no supera nunca los 4 dGH ( véas e el cuadro e n pág. * ).
La conductibilidad (es decir, la medida de la aptitud de un circuito eléctrico para hacerse recorrer por corriente eléctrica continua; es lo contrario a resistencia) se sitúa entre los 10 y los 35-50 microsiemens (µS).
El color del agua oscila entre el transparente y el ámbar, con visibilidad media entre los 1-5 metros.
La temperatura oscila alrededor de los 30 °C.

El agua ideal para los altum
Para los altum, los valores del agua de la que provienen son basilares; ciertamente, buena parte de los problemas que encuentran los amantes de esta especie se deben a valores inadecuados.
El pH, en las zonas de captura, oscila en torno a los 4,8-5,0, con una dureza a menudo no superior a 1-2 ( véase c u adro en pág. * ) y conductibilidad alrededor de los 10 microsiemens ( véase

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents