Quiromancia: descubra el futuro
138 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Quiromancia: descubra el futuro , livre ebook

-

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus
138 pages
Español

Vous pourrez modifier la taille du texte de cet ouvrage

Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

Cada línea cuenta una historia. Una vez que haya aprendido los fundamentos básicos, descubrirá una fascinante información referente a la salud, el dinero, la vida amorosa y el futuro. Todo se encuentra en la palma de su mano. Es un sistema de aprendizaje basado en un código de colores. Incluye material para tomar huellas de la palma de la mano para que pueda leer las manos de sus amigos y familiares. La caja contiene: un rodillo para pintar las manos, un tubo de tinta hidrosoluble y un manual de instrucciones.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 15 juillet 2016
Nombre de lectures 0
EAN13 9781683250999
Langue Español
Poids de l'ouvrage 3 Mo

Informations légales : prix de location à la page 0,0250€. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Exrait

Roz Levine


Quiromancia



Descubra el futuro



EDITORIAL DE VECCHI
A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2016
© [2016] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-68325-099-9
1.ª edición publicada en Gran Bretaña en 2007
por Connections Book Publishing Limited.
Título original : Palmistry box
Traducción de Trilítera Servicios Editoriales, S.L.L..
Texto © Roz Levine 1992, 2007.
© BOOKINABOX 2007.
Ilustraciones originales de Anthony Duke, Steve Pearse y Dave Sexton.
Ilustraciones de las páginas *, ** , **** y **** de Amy Burch.
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)
ÍNDICE


INTRODUCCIÓN
CAPÍTULO 1 La mano como un lienzo
CAPÍTULO 2 Trabajo, ambición y dinero
CAPÍTULO 3 Talento y potencial
CAPÍTULO 4 Amor y relaciones personales
CAPÍTULO 5 Salud
EPÍLOGO
CÓMO TOMAR HUELLAS DE LA MANO
AGRADECIMIENTOS
INTRODUCCIÓN



Mire sus manos. Es posible que no se dé cuenta, pero cada rasgo de su ser está reflejado en ellas: sus habilidades, su carácter... Todo ello está representado en sus manos, igual que todos los grandes acontecimientos que sucederán a lo largo de su vida. Todo está en la palma de su mano. Y, después de haber leído este libro, todo lo que quiera saber sobre las personas de su entorno podrá adivinarlo a través de las palmas de sus manos, pues ya estará preparado para poner en práctica sus nuevos conocimientos sobre el arte de la quiromancia.
A lo largo de los siglos han surgido dudas y sospechas acerca de la quiromancia (una de las artes más inofensivas). Sin embargo, hoy en día, está reconocida como uno de los mejores métodos de autoconocimiento. Además, también se la considera una de las maneras más precisas de leer el carácter y el destino del ser humano. Hay gente que piensa que las líneas de las manos son simples arrugas, pero la realidad es que hay más líneas que las que el movimiento de manos y dedos podrían provocar.
Qué nos puede revelar la quiromancia
Muchas personas asumen que la quiromancia se fija sólo en las líneas. Pero la mano en su conjunto —la forma y tamaño de la palma, los dedos, las uñas y las articulaciones— es igual de importante, ya que ayuda a describir el carácter de una persona y muestran las costumbres y las acciones de una persona, así como los acontecimientos pasados, presentes y futuros de su vida.
Las manos son un barómetro perfecto de la salud, pues pueden mostrar cuándo está a punto de empeorar, justo antes de que la enfermedad se manifieste, lo que permite prevenir. La Línea de la Vida es especialmente relevante en los asuntos relacionados con la salud, pero existen otras líneas y rasgos que pueden decirnos muchas cosas. La gente tiende a creer que la Línea de la Vida sólo indica la longevidad y, aunque esta revele una buena cantidad de información sobre la salud, la Línea del Destino también resulta de vital importancia porque muestra datos relacionados con la esperanza de vida y el futuro.
Todos queremos ser amados. El amor es el centro de todas nuestras emociones y para darlo, necesitamos recibirlo. La complejidad de las relaciones humanas, sin embargo, hace que los problemas amorosos nos compliquen la vida. Sus manos pueden mostrar el tipo de relaciones que ya ha tenido, además de las que vendrán: pueden revelarle si una relación o una aventura amorosa están a punto de aparecer en su vida. Las líneas de la mano también pueden mostrar la llegada de un niño o una niña; sin embargo, pueden no referirse a una criatura en concreto, sino al nacimiento de unas ideas en común, como, por ejemplo, cuando dos personas unen sus mentes con propósitos creativos.
Leer las manos de otra persona
Para convertirse en un experto en la quiromancia necesita este libro y diversas manos que explorar. Cuando se lleva a cabo la lectura de manos de otra persona, deben seguirse unas directrices. En primer lugar, asegúrese de que ambos estén en una postura cómoda y relajada: siéntense uno al lado del otro, de forma que las manos estén en vertical cuando las esté examinando. Una buena iluminación es fundamental, y la mejor opción es una lámpara que ilumine las manos y no le deslumbre. Algunas personas tienen unas líneas muy finas, de forma que, a veces, es muy útil tener a mano una lupa.
Descubrirá que a ciertas personas les intimida que les toquen o les cojan las manos, en especial aquellas que son del sexo opuesto. Por ello, en estos casos, tendrá que tocar la mano en la parte inicial de la lectura para conocer su flexibilidad y ligereza. Durante el resto del proceso, puede ser una buena idea utilizar un lápiz para señalar las diversas líneas de la mano. Jamás insista en leerle las palmas de las manos a alguien que rechaza claramente esta idea y recuerde que, cuando lea las manos de otra persona, es importante expresar lo que ve de una forma objetiva, sin juzgar nunca. A fin de cuentas, todos discrepamos sobre las actitudes que tomamos en nuestros estilos de vida.
Cómo utilizar este libro
Este libro intenta abarcar muchos de los aspectos del carácter de una persona y de sus acontecimientos vitales. Además, descubrirá que cada página de este libro contiene algo nuevo e interesante que merece la pena aprender. He desarrollado este libro pensando que los lectores jamás han estudiado este arte previamente. Sin embargo, también resulta una guía muy útil para aquellos que han intentado aprender a leer las manos, pero que no han continuado porque los libros que consultaron les parecieron demasiado complejos. Uno de los aspectos más interesantes del aprendizaje de la quiromancia es la identificación de las diversas líneas de la palma de la mano. Por ello, he creado una paleta de colores para que los principiantes puedan localizarlas con facilidad y confianza. Gracias a mi experiencia como quiromántica, he descubierto que hay algunas preguntas que siempre se formulan. Cada capítulo trata una línea diferente, relacionada con un aspecto vital en particular: el trabajo, el amor o la salud. Al final de cada capítulo, he introducido una sección especial de preguntas y respuestas, que cubre muchos de los aspectos clave de nuestra vida. De la misma manera que ocurre con el código de colores, este apartado le enseñará a abordar estos temas de una forma rápida e informativa.
Para iniciar su aprendizaje sobre las líneas de la palma de la mano, le sugiero que lea, antes de continuar, el capítulo 1, el cual trata sobre la forma, el tamaño y la apariencia de las manos y los dedos, aspectos fundamentales que revelan los rasgos básicos de la personalidad. Tras ello, podrá leer la sección del libro que más le apetezca o le interese. No obstante, asegúrese de trabajar todo el libro, ya que cada capítulo incluye algo diferente que puede aplicarse a un nivel vital.
Para aquellos que ya tengan algunos conocimientos sobre quiromancia, este libro les aportará otros nuevos, y para los neófitos, las siguientes páginas les descubrirán un nuevo mundo, que les sumergirá en el descubrimiento de sí mismos y los demás.

CÓDIGO DE LÍNEAS

Línea del Corazón

Línea de la Cabeza

Línea del Destino

Línea de la Vida

Línea del Afecto

Línea del Sol
Para una consulta rápida y sencilla de estos colores, utilice la práctica tarjeta que incluye el libro.
CAPÍTULO 1 La mano como un lienzo


Su carácter único e individual está reflejado en sus manos. Imagine que estas son un lienzo, que las líneas y los rasgos son las pinceladas que colorean los matices de su personalidad y de su predisposición. El cuadro, sin embargo, puede cambiar con el paso del tiempo.

Usted puede cambiar las líneas de la palma de su mano. Con voluntad y esfuerzo, usted mismo puede diseñar y pintar el lienzo de su propio destino. Esta metafórica paleta de colores puede incluir tonalidades que jamás había pensado en utilizar antes.
Si relacionamos la idea del color con formas de pensamiento y de caracteres, nos daremos cuenta de que, muy a menudo, utilizamos los tonos grises y apagados, y así nos olvidamos de los matices brillantes y positivos que son típicos del amor y la esperanza. Cuando no se utiliza este tipo de colores, es probable que se sequen y se agrieten. Sin embargo, perdurarán en nuestra paleta… ¡Así que utilícelos para darle más color a su vida!

Las páginas siguientes describen cómo la forma de las manos y los dedos, además del contorno de la palma de la mano, constituyen un marco de su personalidad.

EL LENGUAJE DE LAS MANOS
Cuando intenta descubrir la personalidad de alguien al que acaba de conocer o que apenas ha visto antes, ¿suele fijarse en sus manos? Es posible que lo haga sin darse cuenta, de forma inconsciente, ya que la forma en que la gente utiliza y mueve sus manos puede dar muchas pistas sobre su personalidad.
Las manos pueden revelar más información sobre una persona que el rostro, sobre todo en lo que se refiere a las primeras impresiones. Hay que tener en cuenta que podemos cambiar nuestras expresiones faciales: podemos simular una cara de enfado, sonreír con la boca pero no con los ojos, etc. El maquillaje también puede cambiar el aspecto de las personas y mucha gente sucumbe al bisturí de la cirugía plástica. Las manos, en cambio, tienen su propio lenguaje, que resulta mucho más difícil de manipular. Piense en cómo se utilizan las manos para expresar sentimientos: el tamborileo de los dedos demuestra impaciencia; los puños, enfado e ira; señalar con el dedo, agresión o acusación, y el roce de las manos, cariño y satisfacción. Morderse las uñas, chasquear los dedos, apretar los nudillos u otras costumbres nerviosas tienden a mostrar una disposición inquieta o un hábito adquirido durante la infancia que resulta difícil de eliminar. Los hombres afeminados suelen poseer unas muñecas lacias y débiles, mientras que las mujeres tienden a tener unas muñecas más flexibles que los hombres. Observe las manos de los recién nacidos: incluso en su primera etapa vital ya demuestran pat rones de gesticulación propios.

La mano abierta con los dedos separados significa que la persona es receptiva a las experiencias vitales. Una palma como esta suele mostrar una disposición armoniosa y amor hacia la vida, pero es posible que carezca de originalidad.

Los dedos están cerrados y unidos entre ellos, lo cual indica que la persona en cuestión rechaza la idea de la lectura de manos. Este tipo de palma dem uestra desconfianza y disgusto.

La curva del borde exterior de la palma de la mano se conoce como la Curva de la Creatividad. Aquí, en el borde inferior, denota energía física.

Cuando encontramos un ligero montículo en el borde de la palma de la mano, la Curva de la Creatividad, o la Curva de la Fortaleza, puede aumentar la fuerza de la persona y, algunas veces, activar sus ideas. Sin embargo, no implica energía física.


Cuando los dedos están unidos en la palma de la mano de forma uniforme, puede denotar una personalidad equilibrada, de alguien que no ha tenido que sufrir para conseguir sus metas. Si los dedos están colocados de modo desigual en la mano, significa que su vida será m ás imprevisible.

En los negocios, el apretón de manos es decisivo: si es firme, lo interpretamos como una señal positiva; si, en cambio, es débil, lo tomamos como un gesto de vacilación, que muestra una naturaleza insegura. Sin embargo, recuerde que un apretón de manos firme puede ser fingido y falso. Existen otras formas más sutiles para descubrir qué está pensando la otra persona. Imagínese que está discutiendo un asunto monetario con otra persona y se da cuenta de que los pulgares de esta miran hacia dentro, en dirección a la palma de su mano; esto indica que no está mostrando sus sentimientos de enfado, y que es posible que quiera esconderlos. Una señal más positiva es el roce de las yemas de los dedos, en particular las del pulgar con el meñique, lo que sucede cuando se intentan generar varias ideas. Girar un anillo alrededor del dedo muestra ideas enrevesadas y retorcidas. Si el anillo está en el dedo corazón, puede indicar que los problemas financieros no se están revelando abiertamente.
Los gestos con las manos también pueden utilizarse para insultar. En algunos países, se considera grosero mostrar a alguien los dedos índice y corazón levantados, en forma de una «V». Los orígenes de este insulto son interesantes: cuando el arco se utilizaba en las batallas, estos dos dedos se usaban para separar el arco y los soldados se los cortaban a sus prisioneros; por esta razón, estos dedos suelen mostrarse al enemigo como señal de victoria.
Los dedos que lucen algún anillo también revelan información. En los cuadros antiguos, los grandes personajes llevan, por lo general, un anillo en el dedo índice, el cual representa el poder y la ambición. Los homosexuales suelen llevarlos en el dedo meñique. Si una persona lo lleva en el dedo corazón, quizá tenga un problema psicológico.
Como puede ver, existen muchas formas mediante las que sus manos pueden expresar lo que piensa o siente.
Manos abiertas y cerradas
Cuando observa unas manos apoyadas en una superficie plana, es interesante fijarse en la manera en que se colocan. Algunas personas dejan, de forma natural, que los dedos se separen entre sí; este gesto muestra que su personalidad tiende a ser abierta y que se sienten cómodas con la lectura de sus manos. Si la persona mantiene los dedos unidos entre sí, también de manera espontánea, significa exactamente lo contrario; además, es posible que rechace la quiromancia. Cuando las manos están abiertas, se crean unos pequeños espacios entre los dedos, justo en la raíz, allí donde se juntan con la palma de la mano. Podrá observar más fácilmente estos huecos si los dedos están juntos y la mano está orientada hacia una luz. Esto significa que la persona no sólo es abierta, sino que también es generosa, cordial, sociable, a veces gregaria, y generalmente receptiva a nuevas ideas y experiencias. Si los dedos se inclinan hacia atrás con facilidad desde la palma sin ejercer demasiada presión, entonces los atributos mencionados se acentuarán y la persona mostrará adaptabilidad.
Si, en cambio, no hay espacios entre los dedos, es posible que la persona prefiera agarrarse a lo que tiene, en todos los sentidos. En una mano cerrada, si los dedos no ceden cuando se ejerce presión sobre ellos desde la palma, sino que están inclinados hacia delante, indica que el carácter de esta persona es poco espontáneo y sociable y que no desea embarcarse en experiencias nuevas. Los dedos inflexibles muestran una tendencia a resistirse a los cambios y un deseo de aferrarse a cosas y personas familiares, y de adherirse a patrones cristalizados de la existencia. Este tipo de personas siempre necesitarán cierto tiempo para adaptarse a cualquier fase nueva en su vida.
El tamaño de la mano
El tamaño de las manos puede ser extremadamente revelador. Sin embargo, no se confunda: esto no significa que una persona de gran tamaño tenga unas manos proporcionadas a su estatura ni que otra de complexión menor las tenga más pequeñas. Para juzgar si unas manos son grandes o pequeñas debe tener en consideración todo el cuerpo. Las manos de mayor tamaño suelen pertenecer a personas expertas en alguna actividad compleja que debe realizarse con las manos, como, por ejemplo, sería el caso de un neurocirujano. Las personas con manos más pequeñas no suelen dedicarse a estas actividades y tienden a utilizarlas en problemas que deben abordar de una forma intuitiva y rápida. La impaciencia natural de las personas con las manos pequeñas se acentúa si sus dedos son cortos; si las uñas también lo son de forma natural, entonces la falta de paciencia podría convertirse en un problema grave.
Las manos pequeñas suelen pertenecer a personas expertas en organizar eventos a gran escala. Son dinámicas y triunfadoras y, además, poseen una gran capacidad de liderazgo. Las manos pequeñas tienden a ser agradables al tacto, mientras que las grandes o huesudas suelen resultar más frías. En cierto modo, esto puede verse como un reflejo de dos temperamentos. Las manos pequeñas y pulcras de personas que, a simple vista, catalogaría como altas y grandes, denotan una gran destreza en muchas actividades y pueden ser capaces de crear una buena coordinación.
Por regla general, las personas que tienen manos anchas necesitan sentirse libres físicamente (véase « Al aire libre » ) . Aquellas con palmas más pequeñas y estrechas, suelen ser felices con estilos de vida estáticos y son expertas en trabajos en los que hayan de estar en un escritorio frente a un ordenador.
LAS MANOS IZQUIERDA Y DERECHA
¿Es diestro o zurdo? Esta es la primera pregunta que debe hacer cuando esté examinando las manos de alguien, ya que cada una de ellas tiene un significado completamente diferente. Además, es posible que también sean diferentes físicamente, no sólo las líneas de la palma, sino también la forma de los dedos. Sin embargo, este no es siempre el caso, pues mucha gente tiene ambas manos casi idénticas.
Algunas personas son ambidiestras en muchos sentidos. En este caso, se considerará la mano que suela utilizar para escribir como la «derecha». La mano «izquierda» muestra la personalidad básica, las predisposiciones y los acontecimientos pasados y presentes. La «derecha» revela cómo la personalidad básica ha cambiado a lo largo de los años, o si está a punto de hacerlo, e indica acontecimientos futuros. Cuando esté observando las manos de un zurdo, debe contemplar la derecha como la básica, aquella que refleja los acontecimientos pasados y presentes, y la izquierda com o la relacionada con el futuro.

Contemple cuidadosamente la mano izquierda e intente encontrar las diferencias con la derecha. Esta suele tener un aspecto más equilibrado que la izquierda: el dedo corazón no es tan largo y el índic e y el anular son más fuertes.

Mientras la mano izquierda muestra tendencias básicas, la derecha muestra los futuros cambios de personalidad. Y, si es el caso, también indicará los desequilibrios fundamenta les que encontrará esa persona.

Las dos manos ilustradas (véase a la izquierda) tienen unos dedos muy diferentes. El índice de la mano izquierda es mucho más corto que el de la derecha. Este detalle nos da información acerca de la confianza y la adecuación de esta persona, además de revelar que, en el pasado, tuvo un problema de falta de confianza en sí misma. Fíjese también que la mano izquierda tiene un dedo anular visiblemente más débil, mientras el de la derecha es más fuerte y de la misma longitud que el corazón. Una persona con este tipo de manos es más propensa a tener problemas relacionados con el optimismo y las energías creativas; sin embargo, con el paso del tiempo, estas cualidades se desarrollarán de forma gradual.
No existen normas estrictas que marquen la longitud exacta de los dedos, pues cada una de nuestras manos es única. Sin embargo, en general, el dedo índice y el anular suelen tener la misma longitud y las yemas suelen alcanzar la parte superior de la falange del dedo corazón. El dedo meñique debería alcanzar el segundo pliegue del anular o, en otras palabras, el pliegue de la falange de este dedo. A medida que siga leyendo, conocerá más sobre las líneas de la mano y sus diversos significados, y también aprenderá las diferencias de las líneas de la mano derecha o de la izquierda. Allí donde encuentre una diferencia, sabrá que la persona ha cambiado algo muy importante, o lo hará, durante el transcurso de su vida.
LA IMPORTANCIA DE LA FORMA
Existen seis formas básicas de manos y cada una de ellas revela algo muy significativo sobre el carácter de la persona. Resulta sencillo evaluar la forma de las manos desde una cierta distancia, así que una vez que haya entendido su significado, se dará cuenta de que puede observar las manos de cualquier persona.
En este libro, la forma de las manos se explica de manera arquetípica, es decir, se define mediante unos tipos básicos. Cuando haya observado bastantes manos, se dará cuenta de que algunas pertenecen obviamente a una categoría en particular, mientras que otras son una mezcla de varias. Un ejemplo de esta última clase sería una mano con la palma cuadrada y dedos en forma de espátula. A veces, los dedos son diferentes entre sí en una misma mano; si no hay ninguno igual, esto indicará una gran versatilidad —quizás demasiada—, de manera que puede resultar muy difícil describir el carácter de esa persona.
Cuando observe la forma de las manos y de los dedos de una persona, tenga en cuenta la edad. Las manos de un anciano tienden a deformarse debido a problemas artríticos o reumáticos, además de ser mucho más rígidas y menos flexibles.
La mano filosófica es la menos habitual. Es alargada, huesuda, angular y con los nudillos muy marcados. Sus portadores suelen mostrar un especial interés en temas de ocultismo, religión, literatura o en los campos que se benefician de un pensamiento analítico. Estas personas suelen ser difíciles de entender y tienden a ser retraídas. Si las articulaciones de los dedos son muy nudosas, se acentúa el pensamiento analítico y profundo.
La mano básica suele tener pocas líneas en la palma. La naturaleza fundamental e intuitiva será aún más simple. Las manos cónicas y puntiagudas tienen muchas líneas marcadas y, si no es así, las tendencias nerviosas que se asocian con estas serán más terrenales, y la persona tendrá que tomarse la vida con más calma. Las manos cuadradas suelen tener muchas líneas marcadas en la palma, lo que pone de manifiesto una necesidad de conformidad que viene dada por un margen de acción y de libertad. Las personas con una mano en forma de espátula pueden ser hiperactivas y les resultará muy difícil relajarse.

La mano básica tiene un aspecto carnoso y no es muy flexible. Preste atención al dedo pulgar: si es muy corto y rígido, las necesidades fundamentales y las pasiones se amplificarán y no podrán controlarse con facilidad.

La mano cuadrada suele pertenecer a personas prácticas, lógicas, sólidas y serias. Estas suelen escoger profesiones metódicas, ya que muestran cierta falta de imaginación y creatividad.

La mano puntiaguda es bella por naturaleza: ligera, delicada y, probablemente, de tacto suave. Pertenece una persona soñadora, idealista, de otro mundo, que, a veces, puede ser poco práctica y débil.

La mano cónica es estrecha en la parte superior y redonda en la inferior. A menudo, los dedos son largos, lo que denota un temperamento artístico. Las personas con estas manos suelen ser emocionales y muy sensibles, especialmente a las formas, el color y el sonido.

La mano en forma de espátula tiene las yemas de los dedos anchas. Una persona con este tipo de manos será activa, imaginativa, original y, a menudo, poco convencional. Además, también es posible que sea impulsiva e impaciente.

La mano filosófica se caracteriza por unos nudillos muy marcados, lo que indica que la persona tiene pensamientos muy profundos. Cuanto más marcados estén los nudillos, será más probable que su carácter sea analítico.
LEER LOS DEDOS DE LAS MANOS
En quiromancia, cada dedo tiene sus características propias, las cuales desvelan rasgos peculiares del carácter de la persona. Cada dedo se asocia a un planeta diferente: el primero, el dedo índice, se llama Júpiter K y está relacionado con la confianza en uno mismo, la ambición, la actitud positiva en la vida y, a veces, con la religión. El segundo, el dedo corazón, se llama Saturno L y está relacionado con la responsabilidad, la seriedad y el equilibrio. Sirve como línea fronteriza entre nuestra personalidad externa y nuestro mundo interior. El tercero, el dedo anular, recibe el nombre de Sol A y se relaciona con nuestros sentimientos creativos y el impulso, aunque no necesariamente en un sentido artístico. Este dedo también indica la capacidad de la persona para conseguir la felicidad. El dedo meñique se llama Mercurio B y suele asociarse con la capacidad mental, las habilidades comunicativas y, en ciertos casos, la actitud ante el sexo.

Tipos de dedos
Existen cuatro tipos o formas de dedos. Los dedos cuadrados indican una disposición práctica, convencional, sensata y bien organizada. Si las yemas son uniformemente cuadradas, significará que esa persona tiene una visión de la vida realista y ordenada y que es amante de la puntualidad.
Las personas con los dedos puntiagudos son extremadamente sensibles, a menudo poco prácticas y suelen tener una visión de la vida tan peculiar que mucha gente no logra entenderla. Si todos los dedos son puntiagudos y sus puntas son alargadas, la persona en cuestión tendrá una actitud soñadora, poco realista y, a menudo, demasiado idealista. La belleza prevalecerá en muchos aspectos y verá la realidad un tanto distorsionada.
Tanto los dedos cónicos como los dedos redondos pertenecen a personas rápidas e intuitivas, las cuales suelen ser fácilmente impresionables y, por lo tanto, vulnerables. Simpáticas, espontáneas y ágiles, pueden responder de forma inconsistente cuando hay emociones en juego.
Los dedos en forma de espátula pertenecen a personas activas, originales y energéticas, que tienen un espíritu emprendedor y sentido de la aventura. El entusiasmo generado por este tipo de personas suele afectar, de forma positiva, a los que le rodean.

Los dedos cuadrados suelen indicar un carácter muy testarudo.

Las personas con dedos puntiagudos pueden ser muy diplomáticas, aunque a veces utilizan ciertas situaciones en su beneficio.

Si los dedos cónicos son especialmente redondos y pequeños, esto puede relacionarse con la falta de fuerza de voluntad.

Los dedos en forma de espátula suelen asociarse a personas que utilizan mucho el tacto, sobre todo en el terreno artístico.
Pulgares
Existen dos tipos principales de pulgares: flexibles y rígidos. Cuanto más flexible sea este dedo, más fácil será inclinarlo hacia atrás; esto significa que la persona tiene una disposición sencilla y una mente abierta que, a veces, puede resultar poco convencional. Además, no suele ser obstinada y, por lo tanto, se muestra receptiva a nuevas ideas. También rechaza la discordia y evita situaciones agresivas o violentas. Este tipo de personas suelen ser generosas, y no sólo lo demuestran de una forma material, sino también espiritualmente. Otro de sus atributos es su actitud humanitaria, franca y honesta. Si el pulgar es extremadamente flexible, es probable que tenga una actitud impulsiva. Su único aspecto negativo es que tiende a prometer más de lo que tiene para satisfacer a los demás. Para evitar decepciones, es aconsejable desconfiar ligeramente de este tipo de personas.
Un pulgar firme y rígido muestra un carácter resistente: cuanto menos se incline hacia atrás el dedo, más fuerte y testaruda será la persona, que no será tan agradable ni sociable como la que tiene los pulgares flexibles. Aquellos con los pulgares rígidos pueden tener opiniones muy fuertes y ser muy decididos. Así pues, necesitan bastante tiempo para considerarlo todo y, por ello, carecen de espontaneidad. Si el pulgar es rígido y además está muy cerca de la mano, indica que le gusta discutir y oponerse a los demás y que, a veces, tiene ideas y opiniones dogmáticas e intolerantes. Este tipo de personas necesitan amigos pacientes y comprensivos. Con estímulo y voluntad incluso los pulgares más inflexibles pueden «relajarse». Este cambio de actitud puede reflejarse en una ligera transformación en el propio pulgar.
La falange superior del pulgar está relacionada con la voluntad, mientras que la inferior se asocia con la razón y la lógica. La más larga de las dos tendrá una mayor influencia sobre la personalidad. La flexibilidad es, una vez más, una buena señal en el caso de ambas falanges. Si la parte inferior está más relajada o es más flexible que la superior, la persona tendrá más facilidad para adaptarse a las circunstancias. El poder de razonamiento se utilizará en ciertas situaciones y la necesidad de adaptarse a los demás será una consideración secundaria. Si, por el contrario, la flexibilidad se concentra en la parte superior, la patente obstinación se modificará.
Cuando el centro del pulgar, el pliegue entre la parte superior y la inferior, tiene una «cintura» definida o una parte notablemente más estrecha, indica una tendencia hacia el tacto y la diplomacia al hablar con los demás. Esto es, generalmente, una señal excelente, pues son cualidades muy útiles en muchos aspectos de la vida. Si, por el contrario, el pulgar no tiene esta cintura, indica una falta de tacto y habilidad para utilizar argumentos y razonamientos con objeto de convencer a los demás. Las personas con los pulgares rectos pueden llegar a ser un tanto pedantes y tienden a creer que siempre tienen la razón, sea cual sea el tema de debate. Este tipo de actitud es más terca y obstinada que agresiva.
Cuanto más corto sea el pulgar, en relación con la mano en su conjunto, menor capacidad de razonamiento tendrá la persona. Si es exageradamente corto, significará que la persona carece de control sobre las pasiones y las emociones. Esto puede aplicarse en especial a los pulgares rígidos e inflexibles.

Las tres posturas del pulgar: rígido, medio y flexible.

Un pulgar corto y con forma de garrote puede indicar una naturaleza altamente instintiva y, a veces, violenta.
COMPARACIÓN DE DEDOS
Muchos dedos se inclinan hacia la izquierda o la derecha. Esto puede desvelar varios aspectos del carácter de una persona. Los dedos rectos, aquellos que no se ladean (véase a la izquierda) indican que la característica asociada con cada dedo está claramente definida en la personalidad. Las personas con el Dedo de Júpiter K completamente recto, por ejemplo, tendrán más confianza en sí mismas (véase « Leer los dedos de las manos » ).
El Dedo de Mercurio B suele asociarse con la comunicación. Si está ligeramente separado de los demás dedos ( véase * ) , significa que la persona suele tener, al menos, una manera de pensar independiente. A veces, esto puede desembocar en una actitud torpe y poco cooperativa. Además, este dedo está relacionado con la sexualidad; si está muy aislado del resto, la persona en cuestión tendrá dificultades para relacionarse con los demás. Cuanto más recto esté el Dedo de Mercurio B , más franco será el pensamiento. Cuando se ladea hacia el Dedo del Sol A ( véase ** ) , es posible que la persona no diga siempre la verdad y, de una forma infantil, cuente a veces mentirijillas. Además, las personas con este tipo de manos no suelen superar los problemas con facilidad.
Si el Dedo del Sol A está ligeramente ladeado hacia el Dedo de Saturno L ( véase abajo, a la derecha ) , indica que existe un conflicto entre responsabilidad y seriedad y la necesidad de felicidad y honradez. A veces, y en especial cuando el Dedo del Sol es corto en relación con el Dedo de Saturno, pueden surgir sentimientos de culpabilidad que ensombrecen el lado más brillante y claro de la personalidad. En el peor de los casos hay una tendencia a la depresión, pero otros factores pueden reducir o acentuar esta característica ( véanse páginas * ) .

En esta ilustración, los dedos son rectos y no se ladean hacia ninguna dirección.

Separado del resto de los dedos de la mano, el Dedo de Mercurio B muestra una tendencia a la introversión a la hora de pensar y hablar.

Esta ilustración muestra cómo el Dedo de Mercurio B está ligeramente inclinado hacia el Dedo del Sol A , lo cual indica una tendencia a la mentira.

El Dedo de Júpiter K está inclinado hacia el dedo corazón, Saturno L , lo cual indica codicia o inseguridad.

El Dedo de Júpiter K inclinado hacia su vecino, Saturno L ( véase * ) , significa un gran deseo de adquirir posesiones. Es posible que no se trate de codicia, pero se relaciona con la necesidad de crear una ansiedad sobre las preocupaciones materiales. Esto puede indicar, a veces, que la persona con tales manos no sea completamente de confianza. Esta característica puede acentuarse por otros factores, como, por ejemplo, la inclinación del Dedo de Mercurio B hacia el Dedo del Sol A . La forma de colocar la mano ayudará a decidir si es la necesidad o la codicia lo que fomenta esta ansiedad material. Si la mano tiende a cerrarse hasta formar un puño, la necesidad de poseer y agarrar cosas será más fuerte. Si, en cambio, adopta una forma más abierta, especialmente cuando hay espacios entre los dedos, entonces la codicia apenas estará presente; evidentemente, existirá una tendencia a adquirir cosas pero también se mostrará generosidad.
Cuando lea la palma de la mano de alguien, recuerde que la rectitud de los dedos siempre es un factor positivo y que las tendencias que estos desvelen al inclinarse hacia la derecha o la izquierda pueden no estar acentuadas.
UN PAISAJE DE MONTES
La palma de la mano es como un paisaje cubierto de cumbres y valles. Las zonas más altas se denominan montes y cada una de ellas, al igual que ocurre con los dedos, recibe el nombre de un planeta.
El Monte de Venus C corresponde a la zona carnosa situada debajo del dedo pulgar. Cuanto más prominente sea este monte, mayor capacidad amorosa tendrá esa persona en particular. Si la mano, en conjunto, es carnosa y regordeta, entonces esta característica puede degenerar en una pasión gratificante consigo mismo. Las personas con un Monte de Venus razonable suelen ser amantes de la naturaleza, de la gastronomía y de los ratos divertidos en general. Suelen tener buen gusto y les encanta complacer a los demás con frutos de la tierra para generar calor y gozo. Un Monte de Venus plano puede indicar que el afecto se sitúa más en un plano mental o espiritual que en un plano físico.
El Monte de la Luna Y está relacionado con la imaginación, el idealismo, el romance y los viajes. Si está muy desarrollado, la persona tendrá la capacidad de comprender a los demás, ya que este rasgo conecta directamente al individuo con las necesidades de los demás. A veces, un monte muy pronunciado puede traducirse en una actitud demasiado emocional, lo que significa que la persona es incapaz de ver la razón de una forma sencilla. A veces, un Monte de la Luna prominente corresponde a opiniones y prácticas religiosas.

Ubicación de los siete montes en la palma de la mano.


Cuando el Monte de Júpiter K está muy pronunciado, indica una necesidad de encargarse de sus propios asuntos siempre que sea posible.
Un Monte de Saturno L prominente muestra una naturaleza sombría, una tendencia a tomarse las cosas demasiado en serio. En cambio, si es plano o virtualmente inexistente denota la naturaleza frívola de una persona que no se toma absolutamente nada en serio.
Un Monte del Sol A de tamaño considerable se traduce en la necesidad de ser el centro de atención; en general, es mejor que sea prominente que no insignificante: aunque pueda indicar una disposición presuntuosa, en el fondo se traduce en amor, diversión, calor, lealtad y generosidad.
Si el Monte de Mercurio B está desarrollado, indica elocuencia, destreza mental y multitud de ideas. Si este monte está muy pronunciado se traduce en una abundancia de energía mental.
Existen tres Montes de Marte F . Si el que está más cerca del pulgar es el más desarrollado, aumentará las energías. El monte central está lleno de vitalidad, por lo que las energías interiores y la capacidad de resistencia se están generando adecuadamente. Si esta zona es suave y maleable, es probable que las energías estén por debajo del nivel deseado. Por último, cuando el monte del borde exterior de la mano es más prominente que los demás, puede asociarse a un estado interior inquieto o a una agresión mental.
Es posible que, en algunos casos, los tres montes estén latentes. El Monte del Sol A , de carácter creativo, junto con el Monte de Mercurio B , de carácter innovador, pueden inspirar nuevas ideas creativas.
LOS TRES MUNDOS
La palma de la mano puede dividirse en tres zonas, las cuales corresponden a los tres aspectos fundamentales del ser humano. Esta clasificación se conoce con el nombre de «los tres mundos» desde tiempos ancestrales. La sección más larga revela un acuerdo entre las disposiciones fundamentales y la posible respuesta ante la vida. Las tres secciones de los dedos también pueden ser muy reveladoras.
Las tres secciones de la palma de la mano
La zona superior de la palma de la mano está relacionada con la mente, el espíritu, los ideales y las aspiraciones de las personas. Esta sección incluye los dedos y el lugar en que se unen con la palma ( véase ilustración de la página * , sección 1). Cuando esta zona es la más larga, los intereses intelectuales y espirituales serán las fuerzas más motivadoras en la vida.
La zona central de la mano empieza allí donde se unen los dedos con la palma y acaba en la sección inferior de los Montes de Marte F (sección 2). Asociada con un mundo práctico, con el «aquí y ahora», revela una capacidad de ser efectivo de manera práctica.
La sección inferior de la palma de la mano empieza debajo de los Montes de Marte F y acaba en la muñeca (sección 3). Esta parte suele asociarse con nuestros deseos básicos. Si esta zona es la más larga, nuestros instintos tenderán a ser los factores de motivación. Las energías físicas son, frecuentemente, un buen suministro.
Leer las falanges
Los dedos están divididos por las junturas en tres secciones denominadas falanges. Al igual que ocurre con las tres zonas de la mano, la falange superior está relacionada con la mente y el espíritu; la central, con asuntos prácticos, y la inferior, con las necesidades básicas. Si las características de cada dedo se tienen en consideración al examinar las falanges, se descubrirán aspectos fascinantes del carácter de la persona en cuestión. El significado de la longitud de las falanges se describe en la página siguiente .

EL DEDO DE JÚPITER K
Superior : orgullo, dignidad y, a veces, naturaleza contemplativa
Central : ambición y capacidad para los negocios
Inferior : deseo de liderar; falta de refinamiento

EL DEDO DE SATURNO L
Superior : tendencias estudiosas y supersticiosas
Central : talento para la investigación
Inferior: aptitudes financieras; materialismo

EL DEDO DEL SOL A
Superior : habilidades poéticas
Central : intereses en los negocios
Inferior : mal gusto, ostentación

EL DEDO DE MERCURIO B
Superior : buena capacidad comunicativa
Central : talento para las comunicaciones prácticas
Inferior : habilidades para los negocios y el comercio.

LA FORMA DE LAS UÑAS
Las uñas de las manos, al igual que los dedos, desvelan mucha información sobre el carácter de una persona. Además, son un buen indicador para reconocer problemas de salud . Existen varios tipos de uñas que hemos clasificado en categorías básicas (véase la parte inferior) . Es poco habitual encontrar en una mano el mismo tipo de uñas; sin embargo, cuando todas son uniformes, las características asociadas con el tipo de uña se verán más acentuadas en la personalidad. La presencia de diferentes tipos de uñas en una misma mano indican que existe una combinación de varias influencias.

Las uñas cuadradas indican impaciencia. Además muestran la habilidad de controlar el temperamento y utilizar el razonamiento en situaciones difíciles.

A veces, las uñas cuadradas son, de forma natural, muy cortas. Esto suele indicar una actitud muy limitada y una carencia de razonamiento.

Las uñas anchas, cuando no son cortas, revelan una actitud abierta. En unas manos flexibles y en forma de espátula, se acentuará la comprensión y la tolerancia hacia las opiniones de los demás.

Las uñas en forma de almendra indican una naturaleza sensible, refinada y diplomática. En casos extremos, es posible que la persona tienda a embellecer sus palabras o a no desvelar la verdad.

Las uñas largas y con forma de almendra pueden resultar atractivas pero, a veces, corresponden a debilidades físicas o disfunciones.

Las uñas extremadamente estrechas sugieren una falta de fuerza, un cuerpo sensible y un sistema nervioso activa, sobre todo si la palma contiene muchas líneas.

Cuando las uñas son cuadradas, es posible que la persona en cuestión tenga problemas de autocontrol, particularmente si las uñas son de color rosa. Los sentimientos de ira o frustración pueden ser difíciles de contener. Si una persona tiene las uñas pálidas, esto indicará que sus respuestas son poco apasionadas.
A veces, las uñas cuadradas son extremadamente cortas; estas suelen pertenecer a personas que carecen de habilidades diplomáticas y que son incapaces de contemplar las cosas desde otro punto de vista, además de seguir una misma idea o creencia con tenacidad. Si se intenta rebatir una de sus ideas, o sugerir una manera diferente, incluso más razonable, de ver las cosas, será un esfuerzo completamente inútil. Son inflexibles, con una perspectiva limitada. A veces se muestran celosos de manera irracional cuando se trata de problemas sexuales.


Las uñas con forma de garra pueden compararse con las de un pájaro e indican una actitud dominante y superior. Es habitual encontrarlas en personas mayores con una disposición difícil y tenaz.

  • Accueil Accueil
  • Univers Univers
  • Ebooks Ebooks
  • Livres audio Livres audio
  • Presse Presse
  • BD BD
  • Documents Documents