Peluquería canina

-

Livres
121 pages
Lire un extrait
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le consulter en ligne
En savoir plus

Description

En la última década, la peluquería canina ha experimentado en nuestro país un desarrollo espectacular. Lo que hasta hace unos años era un oficio artesano ha ido evolucionando hasta convertirse en una profesión artística en la que hay que trabajar con creatividad e imaginación.
La autora muestra en esta obra sus conocimientos sobre las características de los distintos tipos de manto canino, las técnicas de acicalamiento más habituales y las estrategias a seguir con cada raza.
También da respuesta a las preguntas que los aficionados se plantean con más frecuencia y aporta información detallada sobre las principales razas que requieren un arreglo especial del manto.
En definitiva, una completa guía para los peluqueros y todos aquellos que deseen iniciarse en la peluquería canina.

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 22 octobre 2018
Nombre de visites sur la page 0
EAN13 9781644615676
Langue Español

Informations légales : prix de location à la page 0,0015 €. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

Signaler un problème

Anna Gómez Ferrán



P E L U Q U E R Í A
C A N I N A





EDITORIAL DE VECCHIA pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no
pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técnicas, etc.)
vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada
lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obtener las informaciones más
completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U.
ADVERTENCIA
Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Para criar un perro es necesario conocer a fondo
su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están
contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso.
Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un
perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que
bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está
presente.
La autora agradece a cuchillería Artero, Patricia Duque, Laura Rodríguez, Cristina Mejías,
Mónica Méndez, Luis Cayola, Josefina y Salvador Gómez Toldrá, Alejandro Grau, Julián Oliva,
Alejandro Frontera, Juan Carlos Rosas, Fernando Fernández, Jesús Pastor, Jordi Madrid, M.
José Rosell, Daniel Pérez, Sidney Vidal, Manel Rodríguez, Paco García Mendoza, Gorka Romay,
M. Pons y F. Solana su apoyo y colaboración.
Fotografías del interior de la autora, salvo donde se indica otra procedencia.
Dibujos de A. Marengoni y D. Diana.
© Editorial De Vecchi, S. A. 2018
© [2018] Confidential Concepts International Ltd., Ireland
Subsidiary company of Confidential Concepts Inc, USA
ISBN: 978-1-64461-567-6
El Código Penal vigente dispone: «Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o
de multa de seis a veinticuatro meses quien, con ánimo de lucro y en perjuicio de tercero, reproduzca,
plagie, distribuya o comunique públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o
científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte
o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes
derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios. La misma pena se impondrá a quien
intencionadamente importe, exporte o almacene ejemplares de dichas obras o producciones o
ejecuciones sin la referida autorización». (Artículo 270)Í n d i c e
Prólogo
Cuestiones Generales
La Peluquería Canina En Nuestros Días
Exposiciones De Belleza
Competiciones De Peluquería
Diseño De Un Salón De Peluquería Canina
El Manto Canino
Cosmetología
Principios Generales De Peluquería
Fichas De Las Principales Razas De Perros
Airedale Terrier
Bichon Maltés
Bobtail (Antiguo Perro De Pastor Inglés)
Boyero De Flandes (Bouvier Des Flandres)
Cairn Terrier
Caniche (Poodle)
Cocker Spaniel Americano
Cocker Spaniel Inglés
Coton De Tuléar
Fox Terrier
Galgo Afgano
Golden Retriever
Kerry Blue Terrier
Lakeland Terrier
Lhasa Apso
Mestizos
Pastor Escocés (Rough Collie)
Schnauzer Gigante, Mediano Y Miniatura
Scottish Terrier
Setter
Shih Tzu
Teckel (Dachshund)
Terranova (Newfoundland)
West Highland White Terrier (Westie)
Yorkshire Terrier
Consejos Del Peluquero Y Anexos
Consultas Más Frecuentes En Peluquería Canina
Glosario
Direcciones ÚtilesP R Ó L O G O
Tanto si lleva un tiempo en la profesión como si acaba de llegar, o bien si es criador de alguna raza, o
simplemente si le gusta arreglar a su perro, en cualquier caso tiene en sus manos un libro que le
ayudará a aumentar sus conocimientos sobre peluquería canina y sobre muchos aspectos relativos a la
misma.
El deseo de su autora es que sea un libro útil que contribuya a un mayor conocimiento de la
peluquería canina, y que sirva para pulir diversos aspectos y detalles en esta profesión en la que
«obras son amores y no buenas razones» (los conocimientos teóricos y la planificación son muy
importantes, cierto, pero lo es infinitamente más la habilidad y destreza para ejecutarlos). Sin duda, el
mayor o menor grado de experiencia irá emparejado con el resultado final.
En la ejecución del trabajo, la paciencia y la tolerancia (especialmente con perros difíciles) es
imprescindible, dado que a mayor intolerancia del peluquero seguramente habrá más accidentes. Para
ser un peluquero de los grandes no existe otro secreto que el de tenacidad y el estudio profundo de
cada raza (en eso el estándar desarrolla un papel estelar), pero además hay que tener en cuenta que, en
una misma raza, no hay dos ejemplares iguales.
De todos modos, para avanzar sucede como en cualquier otra profesión: se requiere una
formación continua, ya que la peluquería canina está en constante evolución. El arreglo de cualquier
raza tal como la vemos hoy no tendrá nada que ver con lo que será dentro de unos años, y por ello
conviene estar atentos y actualizarse, progresando a la par.
(Fotografía de Manuel Dueñas)
Esta actividad requiere grandes dosis de concentración, y hay que poner los cinco sentidos y
activar todos los conocimientos para lograr que el resultado sea inmejorable. No en vano cada cliente
es la mejor publicidad. De nada servirá la mercadotecnia si los perros no salen de la peluquería con el
corte de pelo adecuado o si se van mal acabados.
Cada vez son más los profesionales que establecen su propio negocio (atrás queda el tópico del
esquilador de perros); también va dejando de verse la peluquería canina como el servicio de higiene
que prestaban las clínicas veterinarias, y hoy en día cobra un mayor relieve como profesión liberal.
Actualmente, el éxito del peluquero está directamente relacionado con el grado o nivel alcanzado a
través de su historial profesional y formativo, la vocación y otras aptitudes mínimas. No basta con
dominar aspectos relativos a la peluquería: es imprescindible tener un amplio conocimiento de los
estándares de las distintas razas caninas, así como de las medidas de higiene y profilaxis de
enfermedades que permitan detectar problemas que requieran la visita y el consejo del veterinario.
También resulta necesario tener una formación básica en comportamiento y etología canina, ya que
esto facilita un dominio más amplio del carácter y el comportamiento de cada ejemplar.
En la última década, la peluquería canina ha experimentado en nuestro país un desarrollo
espectacular. Lo que era un oficio artesano ha evolucionado hasta convertirse en una profesión más
cercana a lo artístico, por las grandes dosis de creatividad e imaginación que le ponen los estilistas.
En cuanto al nivel profesional, ha subido llegando a cotas muy competitivas.
Para los que se inician en esta tarea, deseo animarles a que su meta sea la mejora continua en su
trabajo. No existe ninguna receta mágica: sólo mejorar y mejorar. Luego, la satisfacción será enorme
cuando, mediante la técnica correcta, se llegue a transformar una masa de pelo amorfa en un
espléndido animal con el porte, la elegancia y la apariencia que marca su estándar.
La autora vuelca en este volumen toda su experiencia didáctica, y nos muestra su particular forma
de ver y abordar los diferentes aspectos y trabajos que presenta, con el fin de que sirva de guía y
apoyo a los nuevos peluqueros y en general a todos aquellos que deseen iniciarse en la peluquería
canina, que lo pueden utilizar como un manual de consulta.
MANUEL DUEÑAS GARCÍA
Presidente de la Unión de Peluqueros Caninos y Felinos (UPCF),juez nacional de belleza y criador de campeones con el afijo «Arcano’s»CUESTIONES GENERALES
LA PELUQUERÍA CANINA EN NUESTROS DÍAS
Como en todos los sectores, la peluquería canina ha evolucionado hasta llegar a ser un oficio llevado
a cabo con estilo y precisión, que busca combinar las distintas técnicas para ensalzar las virtudes y
camuflar los defectos de cada ejemplar, siempre que haya pelo para ello.
Antiguamente se trataba de un oficio al servicio de la gente pudiente, que pasó también por el
mundo del circo, donde ha habido siempre un importante retén de canes muy apreciados por su
inteligencia y sus habilidades, que lucían en sus actuaciones estilos muy llamativos.
Cortes como el leonino nacieron por razones prácticas, ya que en ciertos perros de aguas el hecho
de tener demasiado pelo en los cuartos traseros los incomodaba en la natación. Hoy en día, sin
embargo, este mismo corte se ha sofisticado: se juega con el pelo, sus formas y volúmenes para ir
dibujando distintas siluetas.
Un paseo por una exposición de belleza ayudará a estar a la última en cuanto a líneas y formas, que
van evolucionando hacia la perfección.
Hay que ser pulidos y exigentes con los acabados, y se ha de manipular a estos clientes peludos
como si fueran nuestros propios perros, para ganar así la confianza de los clientes humanos.
Los salones de estética canina son cada vez más completos, y las modernas instalaciones favorecen
la rentabilidad del negocio al mismo tiempo que permiten que las manos del profesional se
desenvuelvan más cómodamente.
La autora, realizando una demostración de color
Exhibición práctica de peluquería canina, realizada por la autoraEXPOSICIONES DE BELLEZA
En una exposición canina sólo pueden participar perros inscritos en el LOE (Libro de Orígenes
Español), es decir, con pedigrí. Esto nos da garantías reguladoras por parte de la organización
responsable, que en nuestro país es la RSCE (Real Sociedad Canina de España), que a su vez depende
de la FCI (Federación Cinófila Internacional), organismo que está al frente de la cinofilia oficial, y
con sede en Bélgica.
El objetivo de las exposiciones y concursos de belleza o morfología canina es valorar la calidad de
los ejemplares que se exponen. Los criterios que el juez deberá seguir están determinados en los
estándares de las razas aprobados por la FCI, organización oficial que regula todo esto. Con ello se
pretende controlar y mejorar los ejemplares de cada raza, para que estén garantizadas unas mínimas
cualidades para que estos perros sean excelentes animales de compañía o de trabajo al servicio del
hombre.
Para los criadores, las exposiciones de belleza serán un modo de preservar su labor de mejora de la
raza que seleccionan, y al mismo tiempo el lugar donde podrán exponer sus ejemplares con orgullo.
Schanuzer mini, Ch. Chelines Piggy Man
■ EL PEDIGRÍ
Es el documento de identidad de cada perro, que además de contener los datos del can
(número de LOE, propietario y criador) también presenta el árbol genealógico hasta la
4.ª generación.
Las exposiciones de belleza canina se clasifican en:
a) Concursos locales o nacionales: son aquellas competiciones en las que no se pone en juego el
CAC valedero para el Campeonato de España, ni el CACIB valedero para optar al título de Campeón
Internacional de Belleza.
b) Exposiciones monográficas de una o varias razas: normalmente están organizadas por los
diferente clubes de raza reconocidos por la RSCE (Real Sociedad Canina de España). El punto
obtenido en dicho certamen es valedero para el Campeonato de España.
c) Exposiciones Nacionales de Campeonato (CAC): generalmente están organizadas por las
distintas delegaciones de la Real Sociedad Canina, o directamente por esta; pueden participar perros
de todas las razas, y en ellas se disputa el Certificado de Aptitud de Campeonato de España de
Belleza.
d) Exposición Internacional de Campeonato: pueden participar perros de todas las razas, y se pone
en juego el CAC nacional y el Certificado de Aptitud del Campeonato Internacional de Belleza
(CACIB), necesario para obtener el título de Campeón Internacional de Belleza de la FCI.
También hay muchas otras exposiciones a las que se puede acudir, como la exposición mundial,
que se celebra cada año en un país distinto y en la cual se puede conseguir el título de Campeón del
Mundo de Belleza. Hay que recordar que todas estas puntuaciones quedarán registradas oficialmente
por las organizaciones caninas pertinentes.
El juez es la autoridad responsable de valorar a los ejemplares que van saliendo al r i n g, y expresa
sus decisiones en los grados de «Excelente», «Muy bueno», «Bueno» y «Bastante bueno» para las
exposiciones del CAC y de CAC-CACIB.
Un juez estará siempre ayudado en su trabajo en el r i n g por al menos un comisario de r i n g. La
misión del comisario, que debe tener un buen conocimiento del reglamento de la exposición, es
organizar la entrada de los expositores en orden para que el juez pueda examinar a todos los perros;
escribirá el r a p p o r t o tarjetas de calificación según las indicaciones del juez.
El expositor debe llegar temprano a la exposición e ir a recoger los dorsales y el catálogo donde
estarán numerados los perros que lleva. Si hubiera alguna anomalía, por ejemplo en lo referente alsexo del ejemplar o a la clase inscrita, tendrá tiempo de transmitirla al comité organizador para
solucionarla.
Finalistas de rough collies en una exposición en Francia, esperando sus
cartulinas de clasificación
■ CONDICIONES PARA LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE CAMPEÓN DE ESPAÑA
•  Haber conseguido cuatro CAC con tres jueces diferentes y una calificación de
«Excelente» en las clases Campeones, Abierta, Trabajo o Intermedia en la exposición
monográfica del club en la que se ponga en juego el CAC de la RSCE. Uno de estos
CAC deberá haber sido obtenido en una de las exposiciones internacionales de Madrid
o punto itinerante.
•  Haber obtenido cuatro CAC con tres jueces diferentes, y una calificación de
«Excelente» en las clases Campeones, Abierta, Trabajo o Intermedia en una de las
exposiciones internacionales de Madrid organizada por la RSCE. Uno de estos CAC
deberá haber sido obtenido en la exposición monográfica del club de la raza de que se
trate.
•  No podrán computarse los CAC y «Excelentes» obtenidos en las condiciones
anteriormente fijadas en tanto no hayan sido homologados por el comité de dirección de
la RSCE.
Definición de las clases en las exposiciones internacionales
Clase de Campeones (C.CH.)
Podrán participar los ejemplares que tengan el título de Campeón de España o de un país extranjero
reconocido por la FCI y la RSCE. Los propietarios deberán acompañar una fotocopia del título de
Campeón. Estos ejemplares sólo podrán optar al CACIB. Los ejemplares inscritos en esta clase no
podrán inscribirse en Clase Abierta ni en Clase Jóvenes. Los campeones extranjeros que quieran optar
al título de Campeones de España deberán ser inscritos en Clase Abierta.
Clase Abierta (C.A.)
Para los ejemplares mayores de quince meses. Pueden inscribirse los que sean campeones en otros
países y quieran optar al título de Campeón de España. No pueden participar los inscritos en Clase
Campeones. Aquí se pone en juego el CAC nacional, y el ganador competirá con los inscritos en la
Clase Campeones para obtener el CACIB.
Clase Trabajo (C.T.)Pueden concursar aquí los ejemplares mayores de quince meses que cumplan los siguientes
requisitos: pertenecer al grupo de perros de utilidad, estar provistos del carné de trabajo y superar una
prueba oficial con la calificación de «Suficiente» como mínimo; por otra parte, también pueden
participar los perros de caza que hayan obtenido la calificación de «Bueno» en una prueba oficial
reconocida por la RSCE y la FCI. Todo esto se habrá de justificar documentalmente en el momento
de la inscripción. No pueden inscribirse en esta clase los inscritos ya en las clases Jóvenes, Abierta o
Campeones.
Clase Intermedia (C.I.)
Pueden participar en esta clase aquellos ejemplares que tengan más de quince meses y menos de
veinticuatro en la fecha de apertura de la exposición. Los perros inscritos en esta clase no pueden
inscribirse en otra. Los dos primeros ejemplares que obtengan la calificación de «Excelente» en esta
clase competirán con los dos primeros de la Clase Abierta y Clase Trabajo para optar al CAC y
R/CAC. Los que hayan obtenido el CAC y el R/CAC competirán con los dos primeros «Excelentes»
de la Clase Campeones para optar al CACIB y RCACIB.
Clase Jóvenes (C.J.)
En esta clase pueden concursar los ejemplares que tengan más de nueve meses y menos de dieciocho
en la fecha de apertura de la exposición. Los inscritos aquí no pueden inscribirse en Clase Campeones
ni en Clase Abierta.
Clase Cachorros (C.C.)
Se establece para aquellos ejemplares que tengan más de cinco meses y menos de nueve. Los perros
inscritos en esta clase no pueden ser inscritos en las clases Jóvenes, Abierta ni Campeones.
Clase Parejas (C.P.)
Es una clase para ejemplares macho y hembra de la misma raza y del mismo propietario, presentados
por una sola persona. Para poder participar en esta clase ambos ejemplares deberán estar inscritos
individualmente en alguna de las anteriores.
Clase de Cría (C.CR.)
Se establece para grupos de tres ejemplares o más de la misma raza o variedad, sin distinción de sexo,
de un mismo criador, aunque no sean de su propiedad en el momento de la exposición. Para poder
competir en esta clase, los ejemplares que comprenden el grupo deberán estar inscritos
individualmente en alguna de las clases anteriores (exceptuando C.P.).
Las jaulas con rejilla elevada resultan ideales para que las razas de pelo
largo no se manchen