Misión en el camino
380 pages
Español

Misión en el camino

-

Description

Durante los pasados cincuenta anos, el enfasis sobre la practica y estrategia de la obra misionera ha menoscabado el valor de la importancia de la teologia de la mision. Sin embargo, en las ultimas decadas teologos y misiologos de todas las tradiciones cristianas han comenzado a reexaminar y repensar las suposiciones teologicas que fundamentan la obra misionera. En Mision en el Camino Charles Van Engen articula con claridad muchos de los conceptos fundamentales de la teologia de la mision.
Charles Van Engen, en este volumen, aborda numerosos temas misiologicos centrales. Examina la cuestion de construir teologias en contextos especificos, tales como en la ciudad. Tambien nos muestra tanto los beneficios como las preocupaciones que experimentamos cuando alentamos a los creyentes a teologizar dentro de su propio entorno, cuando tomamos con seriedad el sacerdocio de todos los creyentes. Hace un delineamiento de los debates actuales sobre asuntos levantados por el pluralismo religioso, y batalla con la manera en que podemos proclamar el caracter unico de Cristo, sin ser arrogantes y triunfalistas. Echa una mirada al impacto que la modernidad y la posmodernidad estan teniendo sobre el movimiento misionero en Occidente, y hace un llamado a la renovacion de nuestro compromiso como seguidores de Jesucristo en los duros ambientes culturales de nuestros dias. Explora los roles cambiantes de misioneros y ministros en iglesias jovenes, y levanta preguntas dificiles relacionadas con la unidad de la iglesia en medio de su proliferacion, diversidad y fragmentacion de caracter global. Son de excepcional valor, la manera en que Van Engen traza la historia de la discusion reciente sobre cada uno de estos asuntos y la riqueza de fuentes bibliograficas que nos presenta para mas estudio. Igualmente, importantes son las repuestas que el ofrece a estas cuestiones, respuestas que nos ayudan a movernos mas alla de los caminos sin salida que tanto caracterizan nuestro pensamiento actual. (Tomado del Prologo escrito por Pablo Hiebert.)

Sujets

Informations

Publié par
Date de parution 28 février 2019
Nombre de lectures 0
EAN13 9781532658457
Langue Español
Poids de l'ouvrage 4 Mo

Informations légales : prix de location à la page €. Cette information est donnée uniquement à titre indicatif conformément à la législation en vigueur.

MISIÓN EN EL CAMINO
MISIÓN EN EL CAMINO Reflexiones sobre la teología de la misión Charles E. Van Engen Traducido Por Pfra. Norma Deiros
MISIÓN EN EL CAMINO Reflexiones sobre la teología de la missión
Copyright © 2019 Charles Van Engen. All rights reserved. Except for brief quotations in critical publications or reviews, no part of this book may be reproduced in any manner without prior written permission from the publisher. Write: Permissions, Wipf and Stock Publishers, 199 W. 8th Ave., Suite 3, Eugene, OR 97401.
Wipf & Stock An Imprint of Wipf and Stock Publishers 199 W. 8th Ave., Suite 3 Eugene, OR 97401
www.wipfandstock.com
PAPERBACK ISBN:978-1-5326-5843-3 HARDCOVER ISBN:978-1-5326-5844-0 : 978-1-5326-5845-7 EBOOK ISBN
Manufactured in the U.S.A.
CONTENIDO Lista de Figuras vi Prólogo por Paul G. Hiebert vii Prefacio por Charles Van Engen xi Reconocimientos xiiiIntroducción: ¿Qué es la teología de la misión?1 Parte ILa teología de la misión y la Biblia  1 La relación de la Biblia y la misión 23  2 La importancia de la teología narrativa 35 Parte IILa teología de la misión en contexto  3 El nuevo pacto: la teología de la misión en contexto 69  4 Construyendo la teología de la misión en la ciudad 93 Parte IIILa teología de la misión y la Iglesia  5 La Iglesia misionera en Efesios 111  6 La Iglesia misionera en perspectiva histórica 123 Parte IVTeologías de la misión evangélica y conciliar  7 Cuarenta años de la teología evangélica de la misión 137  8 Teología conciliar de la misión, años 1930-1990 161 Parte VLa teología de la misión y el pluralismo religioso 9 El efecto del universalismo sobre la teología de la misión 179  10 El carácter único de Cristo en la teología de la misión 191 Parte VILa modernidad y la postmodernidad en la teología de la misión  11 La teología de la misión en el contexto norteamericano 217  12 La teología de la misión a la luz de la crítica posmoderna 237 Parte VIILa teología de la misión y la formación ministerial  13 Retratos del pastor como líder misionero 269  14 Paradigmas cambiantes en la formación ministerial 277 Conclusión: Fe, amor y esperanza: una teología de la misión en el camino 293 Obras citadas305
Figura 1 Figura 2 Figura 3 Figura 4 Figura 5 Figura 6 Figura 7 Figura 8 Figura 9 Figura 10 Figura 11 Figura 12 Figura 13 Figura 14 Figura 15 Figura 16 Figura 17 Figura 18 Figura 19 Figura 20 Figura 21 Figura 22 Figura 23 Figura 24 Figura 25 Figura 26 Figura 27 Figura 28 Figura 29 Figura 30 Figura 31
LISTA DE FIGURAS
La misiología como disciplina 2 La misiología como una disciplina multidisciplinaria 4 Proximidad o distancia de Jesucristo 5 Centro integrador 5 Hacer teología/Teologizar en la misión 6 Teología de la misión 7 Teología de la misión en la Misiología 7 La naturaleza tripartita de la teología de la misión 8 Cuadrícula de la teología de la misión 16 La Biblia como un tapiz de temas de la acción de Dios en el mundo 30 La re-presentación en la historia de la salvación 80 Una serie de contextos bíblicos 83 Una serie de revelaciones de pacto en su contexto 84 Revelación en Jesucristo 85 Una serie de contextos históricos 88 El desarrollo histórico del dogma 88 Una comprensión de la revelación que se profundiza 89 Una serie de contextos culturales 89 Una teología contextual en desarrollo 90 Componentes metodológicos de una teología bíblica de la misión de la ciudad 99 Una visión dinámica de los cuatro atributos de la iglesia 130 Los cuatro atributos antiguos como verbos misionales 133 Dos clases de personas 187 La pecaminosidad de todos 188 La nueva universalidad de Pablo 188 Naturaleza misionera del pueblo de Dios 189 Los elementos de pluralismo – un paradigma de creación  196 Elementos del inclusivismo: un paradigma de soteriología universal 198 Elementos del exclusivismo: un paradigma ecesiocéntrico 199 Los elementos del Evangelista - un cuarto paradigma 201 Implicaciones misiológicas del paradigma evangelista 208
vii PRÓLOGO La extensión misionera siempre ha perturbado la paz de la iglesia. Esto fue así en la iglesia primitiva, al enfrentarse y finalmente incorporar a conversos gentiles dentro de la comunión cristiana (Hech 13, 15). Fue así cuando los misioneros evangelizaron las tribus de Europa y del interior de Asia. Es así hoy cuando las iglesias occidentales se enfrentan a culturas y religiones no occidentales, en escala global. En tanto la iglesia se encierre en sí misma, su tarea permanece relativamente fácil: construir una comunidad de adoración y de fe. Esto enfoca su atención sobre el desarrollo de la organización social que mantiene a la iglesia unida: definir y distribuir roles, hacer el mejor uso de recursos económicos, asignar poder y legitimidad. Esta tarea puede entregarse a la definición de creencias ortodoxas y de prácticas de la comunidad. Una vez que estos sistemas sociales y culturales entran en operación, normalmente necesitan sólo ajustes mínimos para mantener a la iglesia funcionando a lo largo del tiempo. La misión hacia el mundo exterior desafía este orden confortable. Levanta preguntas profundas sobre diferencias culturales e históricas. ¿Quiénes son estos extraños con los que ahora nos encontramos? ¿Cuál es la naturaleza de estas otras personas y cuáles sus creencias religiosas? ¿Cómo podemos comunicarles el evangelio de manera fiel y ajustada, sin imponer nuestras propias formas culturales? ¿Qué es el evangelio en su contexto? ¿Y qué es, en retrospectiva, el evangelio en nuestro contexto? Éstas son preguntas críticas que nos enfrentan cuando entramos en la misión. Las preguntas se multiplican cuando ganamos conversos en estas nuevas culturas. ¿Cómo ayudamos a dar a luz a iglesias vivas en estas sociedades, y cómo debiéramos relacionarnos con ellas después que han nacido? Estas otras iglesias ahora son parte de nosotros, pero son muy diferentes de nosotros, no sólo en sus lenguas, costumbres y creencias, sino también en sus interpretaciones de la Biblia y en sus reflexiones teológicas. ¿Debieran adoptar nuestras enseñanzas teológicas? Si es así, ¿cómo impediremos que la teología sea siempre extraña en sus vidas? Si no es así, ¿cómo evitaremos la confusión teológica y la fragmentación de la iglesia en miles de islas de creencias en un mar de relativismo? Charles Van Engen, en este volumen, aborda estos temas misiológicos centrales. Examina la cuestión de construir teologías en contextos específicos, tales como en la ciudad. También nos muestra
viii
tanto los beneficios como las preocupaciones que experimentamos cuando alentamos a los creyentes a teologizar dentro de su propio entorno, cuando tomamos con seriedad el sacerdocio de todos los creyentes. Hace un delineamiento de los debates actuales sobre asuntos levantados por el pluralismo religioso, y batalla con la manera en que podemos proclamar el carácter único de Cristo, sin ser arrogantes y triunfalistas. Echa una mirada al impacto que la modernidad y la posmodernidad están teniendo sobre el movimiento misionero en Occidente, y hace un llamado a la renovación de nuestro compromiso como seguidores de Jesucristo en los duros ambientes culturales de nuestros días. Explora los roles cambiantes de misioneros y ministros en iglesias jóvenes, y levanta preguntas difíciles relacionadas con la unidad de la iglesia en medio de su proliferación, diversidad y fragmentación de carácter global. Son de excepcional valor, la manera en que Van Engen traza la historia de la discusión reciente sobre cada uno de estos asuntos y la riqueza de fuentes bibliográficas que nos presenta para más estudio. Igualmente importantes son las repuestas que él ofrece a estas cuestiones, respuestas que nos ayudan a movernos más allá de los caminos sin salida que tanto caracterizan nuestro pensamiento actual. En esto, el autor ha hecho una gran contribución a la causa de la misión cristiana en nuestro tiempo. No todos estarán de acuerdo con cada una de las sugerencias de Van Engen, y tampoco él espera que lo estén. Lo que él nos desafía a hacer es enfrentar estas cuestiones con honestidad, oír lo que otros tienen para decir acerca de ellas y someter nuestras comprensiones a la autoridad de las Escrituras. No obstante, Van Engen hace mucho más que repasar las cuestiones claves levantadas por el movimiento misionero moderno y sugiere nuevas soluciones bíblicas. De modo más significativo, nos provee de una metateología, una teología sobre cómo debiéramos hacer teología, que nos ayuda a tratar con todos los problemas similares que emergen en nuestra extensión misionera hacia un mundo perdido y quebrado. Es este modelo que le aporta al libro la coherencia subyacente. Van Engen comienza con el principio de una fe incuestionable en la Biblia, como revelación divina totalmente inspirada, la autoridad por la cual debemos probar toda verdad teológica. Pero, ¿cómo debemos interpretar la Escritura en nuestros días frente a nuestros contextos y prejuicios culturales e históricos? ¿La interpretación de qué persona debiéramos seguir? Aquí, Van Engen se dirige a exponer en su segundo principio metateológico que dice que la iglesia es una comunidad hermenéutica: debemos leer juntos las Escrituras y discernir lo que el Espíritu de Dios nos está diciendo a través de ellas. Con demasiada frecuencia, hemos hecho del teologizar
ix una tarea de pocos. En consecuencia, a los cristianos comunes no se les enseña a pensar bíblicamente acerca de lo que significa ser cristianos dentro de sus propios entornos diarios. Más aún, nuestras teologías están frecuentemente divorciadas de la vida real. El autor nos llama a permitir que la Biblia se dirija a la gente dentro de su propio contexto. Esta teología en el camino nos transformará a cada uno de nosotros como individuos y a la iglesia como un todo. El resultado será unateología viva y relevante, arraigada en las Escrituras y generadora de misión y transformación. ¿Qué es lo que evita que la iglesia llegue a ser una comunidad que crezca para adentro, separada del mundo que la rodea? El tercer principio hermenéutico de Van Engen es que la iglesia, al estudiar las Escrituras, debe ser una comunidad que esté siempre en misión. La misión está en el corazón mismo del evangelio y de la vida de la iglesia. La misión no es una de las muchas tareas que la iglesia está llamada a hacer. Es la esencia misma de la iglesia. Y, por supuesto, a los efectos de comunicar el evangelio de manera significativa y de servir de modo efectivo como agente profético de Dios que llama a la conversión y transformación de personas, sociedades y culturas, la iglesia debe conocer los contextos socioculturales e históricos dentro de los cuáles vive y ministra. Si es que vamos a aplicar este modelo metateológico a nuestra extensión misionera en el día de hoy, estaremos forzados a redefinir el concepto mismo de misión. Van Engen no titubea en enfrentar este asunto central. Su mayor contribución en este volumen, quizás sea desafiarnos a volver a pensar nuestra comprensión del llamamiento que tenemos, y hacernos volver al significado y métodos bíblicos para llevar a cabo la misión en el camino. Paul G. Hiebert