La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

“Es posible hacer dinero sin ser perversos”: Google
Escrito por
Arturo Loría
el 05 abril 2012 a las 6:49 pm en
Internet y redes sociales
“Podrá sonar como una locura, pero he descubierto que es más fácil progresar con metass mega
ambiciosas que con proyectos poco riesgosos”. Lo anterior bien podría ser un extracto directo de
cualquier blog personal, sin embargo, esa es una de las extrañas frases que componen la más
reciente entrada de un blog corporativo. Lo interesante en este caso, es que no es cualquiera el que
escribe y aquel no es cualquier blog corporativo. Lo que acaban de leer es el fragmento de una
extraña entrada p
ublicada el día de hoy en el blog oficial de Google
por Larry Page, CEO de la
empresa.
Como si fuese un blog personal, la entrada es bastante extensa: en 10 cuartillas exactas, Larry Page
realiza una especie de desahogo empresarial en el que narra los logros, planes y razones de Google.
¿Y por qué?
El post está publicado en la sección enfocada a inversionistas. A la frase que pudo leer al principio
le sigue la afirmación por parte de Page de que “poca gente está lo suficientemente loca como para
intentar, y los mejores siempre quieren trabajar en los retos mayores. Hemos encontrado también
que los ambiciosos proyectos
fallidos
generan otro tipo de dividendos”. En referencia, seguramente,
al reconocidamente fallido
Google Buzz
, y tal vez, al notorio poco éxito de Google+.
Las 10 cuartillas se convierten en una especie de discurso apologético y motivacional en el que
Page afirma que “siempre hemos creído que es posible hacer dinero sin ser perversos (…). De
hecho, creemos que los ingresos sanos son esenciales si queremos cambiar al mundo a través de la
innovación, y contratar (y mantener) a grandes personas”.
El discurso comienza a cobrar más sentido cuando, además del hecho de estar dirigido a
inversionistas, destaca algunos de los puntos más fuertes de la empresa, como el hecho de que más
de un millón de negocios usan los servicios publicitarios de Google, el mejoramiento de Google+
(de la que sus números no hablan muy bien), los 350 millones de usuarios de GMail (la segunda
plataforma más exitosa de la empresa, después del buscador), los 30 billones de dólares generados
por AdSense –servicio que, Page presume, nació de un proyecto fallido–, así como los 800 millones
de usuarios que al mes suben videos a Youtube, compañía que Google adquirió en 2006.
Page concluye su comunicado diciendo que su empresa busca “merecer el amor” de sus usuarios, y
suponemos que de quienes inviertan en ella.
La entrada se da en vísperas de la adquisición de Motorola Mobility (movimiento con el que, dicen,
la compañía podría comenzar a fabricar teléfonos inteligentes) y llama la atención que, de repente,
“de la nada”, Google de repente saque un desplegado como éste.
¿Es acaso que están tan seguros de sí mismos y de repente decidieron lanzar una carta de amor a sus
inversionistas? ¿O es acaso que la compañía ha comenzado a sentir que muchos de sus más
recientes proyectos han estado fallando y buscan recuperar el amor de los que les inyectan dinero?
Por supuesto que no hay nada perverso en hacer dinero (claro, según cómo se haga). Pero para una
compañía como Google puede resultar muy perverso perder las cantidades de dinero que
últimamente han perdido.
La publicación del comunicado de Page no se da sólo en vísperas de la compra de Motorola
Mobility, sino a menos de un año del lanzamiento masivo de Google+, red social que pese a haberse
convertido en la que más usuarios adquirió en la menor cantidad de tiempo en la historia del
Internet, permanece estancada y sin mucha actividad.
El texto de Page se da también en la temporada en la que Google ha realizado importantes cambios
en sus niveles ejecutivos y en los días en los que han recortado considerablemente el presupuesto de
sus laboratorios de innovación.
Y por último, es posible que Google esté enfrentando no sólo una pérdida enorme de presupuesto,
sino de personal.
Lo cierto es que, pese a que a Google se le pueda acusar de “maldad”, empresas similares como
Facebook, Apple o Microsoft no se quedan atrás, ya sea entrando en escándalos de patentes o siendo
acusados de vender la información de sus usuarios.
De nuevo, hay algo que no termina de cuadrar en la misiva de Larry Page ¿Está agradeciendo o está
pidiendo ayuda? ¿Por qué recurrir repentinamente a los inversionistas? Habrá que ver lo que ocurre
en las siguientes semanas y las noticias que da Google, pero mientras tanto, si quiere recibir un
baño de amor empresarial de parte de Larry Page, lo invitamos a leer la carta de 10 hojas que tiene
preparada para usted.
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin