La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres

Partagez cette publication

Club de Periodistas
Los independientes presentan planes
Cuando le tocó hablar, lo primero que dijo José González Meza, originario de Tamaulipas, fue: “Están frente a quien va a ser el próximo Presidente de México”. De esta forma, el autonombrado “candidato de los pobres”, inició la presentación de cuatro de los 55 candidatos independientes a la Presidencia de México. A la conferencia, en el Club de Periodistas, acudieron González Meza, Cirilo Padilla, Manuel Guillén y Alfonso Ferriz, quienes solicitaron su registro ante el IFE como aspirantes independientes. El más esperado era Rafael Acosta Juanito, pero decidió enviar en su representación a Narciso Mendoza, quien busca un puesto —también independiente— al Senado. “Nosotros estamos aquí porque somos enemigos de la hegemonía corrupta que domina nuestro país”, dijo Narciso, quien minutos después se colocó una banda en la frente con la leyenda “Juanito. quiere ser la voz de los pobres, él tiene un compromiso con los que menos tienen”. González, quien vestía suéter azul con la leyenda “Pepe” y portaba una pancarta que rezaba “Manda a la chingada a los políticos corruptos”, delineó su programa de gobierno: entregar las casas a quienes pagan renta; eliminar cuotas en autopistas; reducir impuestos; procesar a políticos ladrones y congelar los precios del maíz, la gasolina y el frijol. Sin embargo, su propuesta más llamativa la guardó hasta el final. “No vamos a extraditar a EU a ningún proceso, incluido el Chapo Guzmán, anunció; los demás candidatos y sus acompañantes aplaudieron. Ferriz prometió elaborar planes anuales de gobierno y establecer una rectoría productiva del Estado, pero también destacó su trayectoria; dijo que trabajó en Difusión Cultural de la UNAM, en proyectos artísticos y que fue campeón en torneos internacionales de ajedrez. Cirilo Padilla, quien laboró hace años en la Secretaría Particular del PRI y ahora trabaja en el Comité Nacional Evangélico, prometió que si llega a ser Presidente va a “reconducir la economía nacional”. El último en hablar fue Manuel Guillén, empresario restaurantero de Morelia quien, la semana pasada, realizó una huelga de hambre frente a las instalaciones del IFE para exigir que el instituto recibiera su solicitud. Insistió en que el futuro político del país son las candidaturas independientes, puesto que “Carlos Fuentes ya lo dijo: la salvación de este país son los ciudadanos”.
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin