Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL (GREAT EPIDEMICS IN COLONIAL AMERICA)

De
16 pages
Resumen
Las Crónicas de Indias contienen importantes noticias sobre las enfermedades humanas y veterinarias que afectaron a América a partir del siglo XV, como consecuencia de la llegada de contingentes europeos a aquellos territorios. Se analiza el nefasto papel de las epidemias sobre las poblaciones indígenas.
Abstract
Chronicles dealing with the Spanish colonisation of America are a source of news on human an animal diseases following the clash of peoples and livestock from XV century on. The most important epidemics introduced from Europe are analyzed, and their deleterous consequences on indian populations discussed.
Voir plus Voir moins

LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL
GREAT EPIDEMICS IN COLONIAL AMERICA
Cordero del Campillo, M.
Catedrático emérito. Departamento de Sanidad Animal. Facultad de Veterinaria. Universidad de León.
Campus de Vegazana. 240071 León. España. E mail: dsamcc@unileon.es
PALABRAS CLAVE ADICIONALES ADDITIONAL KEYWORDS
Medicina tropical. Migraciones e infecciones. Tropical medicine. Migrations and diseases. In
Gripe. Viruela. Sarampión. Sífilis. Tifus fluenza. Small pox. Measles. Treponematosis.
exantemático. Fiebre amarilla. Epizootías. Rickettsial typhus. Yellow fever. Epizootics.
RESUMEN
Las Crónicas de Indias contienen importan considerable actividad traducida en
tes noticias sobre las enfermedades humanas y actos culturales, científicos, exposi
veterinarias que afectaron a América a partir del ciones, edición y reedición de obras
siglo XV, como consecuencia de la llegada de históricas y, como era de esperar, de
contingentes europeos a aquellos territorios. Se discusiones sobre el acontecimiento y
analiza el nefasto papel de las epidemias sobre sus consecuencias, con predominio de
las poblaciones indígenas. las revisiones críticas tendenciosamente
negativas, en armonía con el ambiente
político nacional e internacional, pro
SUMMARY
clive a la demagogia, en la que han
participado muchos españoles repre
Chronicles dealing with the Spanish
sentantes de la autodenominada
colonisation of America are a source of news on
progresía, arrepentidos del Descu
human an animal diseases following the clash of
brimiento, al que han rebautizado
peoples and livestock from XV century on. The
vergonzantemente como Encuentro
most important epidemics introduced from Europe
de Pueblos.
are analyzed, and their deleterous consequences
Como en toda empresa de conquis on indian populations discussed.
ta, no faltaron la violencia y la cruel
dad, pero no debemos olvidar la escala
de valores éticos imperantes en la Eu INTRODUCCIÓN
ropa de los siglos XV y XVI y, si
Con ocasión de la conmemoración comparamos los postulados que infor
del V Centenario del Descubrimiento maron la acción española recogidos en
de América (1992), tuvo lugar una las Leyes de Indias, la posición de
Arch. Zootec. 50: 597 612. 2001.CORDERO DEL CAMPILLO
España frente a otros poderes colonia podemos suponer que la situación es
les de la época queda muy por encimamás grave en el campo de la veterina
de todos. Como ocurre con frecuencia, ria, tema del que se han ocupado en el
el paso de los años y la ausencia de pasado algunos tratadistas (F. de Azara,
pugnas internacionales por la posesión 1802; R. Cappa, 1887 1898; B. Cobo,
de territorios que colonizar, han ido 1630, edit. 1890 1895, J. Tudela de la
3poniendo a cada país en su sitio y, porOrden, 1993, etc.) y contemporá
lo que se refiere a España, podemos neamente, diversos colegas, a partir de
4concluir, con el hispanista francés Gratacós i Massanella , enfocando sus
Joseph Pérez, que debemos abando trabajos, casi exclusivamente, hacia
nar el masoquismo y recordar "los aspectos zootécnicos. Motivado por
episodios positivos, que también los esta realidad, he estudiado un buen
1hubo y muchos" . En comparación número de obras escritas por cronis
con las guerras coloniales e internacio tas, exploradores, misioneros y viaje
nales del siglo XX, la conducta espa ros por las tierras que se llamaron
ñola en la conquista y colonización deIndias occidentales, para seleccio
América fue sobresaliente. nar las informaciones relacionadas con
Los estudios sobre el descubrimiento Medicina y Veterinaria. El resultado
y colonización, tradicionalmente se han es mi obra Crónicas de Indias: Ga
centrado sobre los aspectos militares, nadería, Medicina y Veterinaria,
políticos, económicos y éticos. Ante laeditada por la Consejería de Educa
abrumadora producción de trabajos con ción y Cultura de la Junta de Castilla y
esas metas, son minoría los ocupados León (Valladolid, 2001).
en cuestiones científicas y escasos los
que abordan cuestiones sanitarias.
3F. de Azara, Apuntamiento para la historia
2Como ha señalado el Prof. F. Guerra , natural de los cuadrúpedos y páxaros del Para
quien constituye una afortunada ex guay y del Río de la Plata, Madrid, 1802; R.
Cappa, Estudios críticos de la dominación espa cepción, han faltado entre nosotros
ñola en América, Madrid, 1887 1898; B. Cobo,historiadores con formación científica
Historia del Nuevo Mundo (1630), Sevilla, 1890
y científicos con preparación histórica, 1895; J. Tudela de la Orden, Historia de la
de manera que un hecho incontrover ganadería hispanoamericana, Madrid, 1993.
4J. Gratacós Massanella, “La ganadería en eltible, como es el papel de españoles y
Descubrimiento de América”, Ciencia Veterina portugueses en el nacimiento de la
ria (Revista), 1943, nº 13, pp. 89 113 y nº 14, pp.
Patología tropical o Geografía médica, 146 164. Reedición en un volumen, Arts
apenas si ha sido reconocido y analiza Gràfiques, Girona, 1998. También E. Laguna
Sanz El ganado español, un Descubrimientodo hasta tiempos recientes.
para América, Madrid, l991, y varios trabajos enSi tal ocurre con los problemas re
un volumen editado por el Consejo Gral. de Col.
lacionados con la medicina humana, Veterinarios de España, bajo el título Recopila
ciones, Los animales y la alimentación en el
descubrimiento de América, Madrid, 1991 1992.
1Joseph Pérez, “Reflexiones sobre la Historia de De Argentina, nuestro colega O. A. Pérez aporta
España”, El País, 7 IX 1999. datos en sus obras Historia de la Veterinaria en el
2F. Guerra, Epidemiología americana y filipina Río de la Plata, Buenos Aires, 1994, y en
Hombres, hechos y nombres de la Veterinaria(1492 1898), Minº. de Sanidad y Consumo,
Madrid, 1999. argentina, Buenos Aires, 1999.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 598.LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL
EL ENCUENTRO DE POBLACIONES un gran impacto ecológico, cuyas con
secuencias fueron dramáticas en mu
En el continente americano se han chos aspectos.
encontrado restos humanos con una Ya en el segundo viaje de Colón
antigüedad que va desde los hallados fueron 1500 personas, entre las que
en EE UU, en campamentos de pue figuraban labradores y gentes de otros
blos cazadores de unos 10000 12000 oficios, pensando en la colonización.
años, hasta los descubiertos en los Más tarde, por autorización de los
Andes, de unos 30000 años, y en los Reyes Católicos (Medina del Campo,
propios EE UU situados entre 22000 1497), se concedían tierras a los espa
37000 años. Generalmente se ha veni ñoles que se quedaran en América,
do aceptando el origen asiático de los fijando Felipe II (1573) la superficie a
primeros americanos, que habrían lle asignar: tres caballerías a los caballe
gado a través de la cadena de islas ros y cinco peonías a los demás (una
Aleutianas y el estrecho de Bering, caballería = 100 x 200 pies y una
con la última ocasión hace unos 5000 peonía = 50 x 100 pies), aparte de
años a.C. El P. J. de Acosta, a quien A. concederles la dignidad de hidalgos de
von Humboldt llamó el Plinio de Amé solar conocido. Más tarde, en la expe
rica, especula sobre la procedencia dedición de Pedrarias Dávila ya se em
los amerindios y concluye diciendo que barcaron hasta 3000 personas, según
"es más conforme a buena razón los cálculos más optimistas, incluyen
pensar que vinieron por tierra los do familias completas.
5primeros pobladores de Indias". No A medida que fue consolidándose
faltan quienes creen que otros pobla la implantación española aumentó el
dores llegaron por vía marítima desde contingente de emigrantes, estimando
7 la islas del Pacífico y, recientemente, Carande que, entre 1517 1600, habían
se ha apuntado que los primeros habi pasado a las Indias 21365 españoles,
tantes americanos guardan afinidades cifra importante si consideramos que
genéticas con los ibéricos del periodo vivían en los reinos peninsulares
6solutrense . 7.414970 habitantes y que, en la prime
Sea como fuere, la importante para ra etapa, sólo estaban autorizados a ir
nuestro propósito es que, desde miles a América los súbditos de la Corona de
8de años antes del viaje de Colón, Amé Castilla. E. Lorenzo afirma que suma
rica estaba aislada ecológicamente de ban unos 11000 los súbditos de la coro
Eurasia y de África, y que la introduc na castellana emigrados hasta finales
ción de seres humanos, animales y del siglo XVI, de los cuales eran cas
plantas, europeos y africanos, supuso tellanos y leoneses un 20 p.100 (5,7
p.100 de ellos leoneses, según M.C.
5J. de Acosta, Historia natural y moral de las
Indias, México, 1940.
6 7R. Carande, Carlos V y sus banqueros, Barcelo Dennis Stanford y B. Stanford, del Dept. de
na, l987.Antropología del Museo de Historia Natural de
8Washington, a partir de restos hallados en Clovis E. Lorenzo, Castilla y León en América. (Des
cubridores, conquistadores, colonizadores),(Nuevo Méjico) y Cactus Hill (Virginia). Ha
difundido la noticia El País, 8 IV 2000. Valladolid, 1985.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 599.CORDERO DEL CAMPILLO
9Martínez ), 37 p.100 andaluces, 16,4 entre 1526 1870, salieron de África
p.100 extremeños y algunos vascos, unos 10 millones de esclavos, con des
principalmente vizcaínos. Luego irían tino a Europa unos 175000, a América
también navarros, flamencos, alema la mayor parte y, además los enviados
10nes y, finalmente, los procedentes de laa países árabes .
Corona de Aragón. Por otro lado he Por lo que respecta a las especies
mos de añadir los portugueses estable animales, desde el primer viaje colom
cidos en Brasil. Hay, por lo tanto, un bino ya se anotó que faltaban muchas
grupo ibérico que se implantó tempra de las domésticas de España, aunque
namente en América, reforzado poste había algunas con cierto parecido a las
riormente con franceses, ingleses y ibéricas, que los colonos bautizaron
holandeses. con nombres hispanos, seguidos del
Considerable importancia tuvo en apelativo de la tierra (por ejemplo, los
muchos aspectos, pero también en la pavos eran gallinas de la tierra, lla
epidemiología, la introducción de afri mas y vicuñas ovejas de la tierra , los
canos, prácticamente todos negros, pécaris cerdos de la tierra etc.), y
convertidos en esclavos. La causa ini otras completamente desconocidas
cial del comercio negrero deriva de la para los europeos. Los historiadores
desaparición de la mano de obra indí hablan de animales de la conquista,
gena en las grandes islas del Caribe, aque fueron el caballo y el perro, y de
consecuencia de los malos tratos de animales de la colonización, como
los encomenderos pero, sobre todo, de vacunos, ovinos, porcinos, gallinas, co
las grandes epidemias, como luego ve nejos etc. Según los documentos de la
remos. Ya en 1502 llegaron a La época, en el segundo viaje de Colón
Hispaniola (Española, Haití era el nom (1493) ya se llevaron caballos y cerdos
bre indígena de la isla dominicana), losy, en los permisos concedidos por los
primeros negros. A partir de 1518 se reyes a los conquistadores, figuraba
concedió el primer asiento (monopo siempre el compromiso de llevar diver
lio) a Jorge de Portugal, para enviar asos ganados. Como ejemplo, citare
las Antillas 4000 negros y Carlos I dio mos que Gonzalo Jiménez de Quesada
licencia al gobernador de Breda, Lo se comprometió a llevar, comprándo
renzo de Corredod, para entrar en este los a sus expensas, 400 caballos, 300
sucio e indigno comercio. Fueron gran yeguas, 500 vacas, 3000 ovejas y ca
des traficantes los portugueses, fran bras y 1000 puercos, para su expedi
ceses, holandeses e incluso los dane ción a Nueva Granada (Colombia).
ses. La corona de España no permitió Del mismo modo, una vez decididos
que hubiera buques españoles implica a colonizar aquellos territorios, se en
dos en el tráfico negrero, pero sí auto viaron desde España plantas y semi
rizó la compra de la mercancía trans llas. Trigo común y tremesino, cebada
portada por otros. Se ha calculado que,
10M. Cordero del Campillo, “Problemas de la
9 asM.C. Martínez Martínez, La emigración caste colonización en África”. I Jornadas de estudios
llana y leonesa al Nuevo Mundo (1517 1700), africanos en la Universidad de León, abril de
Valladolid, 1993. 2000.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 600.LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL
los animales, pues las especies exóti y otras simientes, figuran en las Ins
cas europeas encontraron un ambientetrucciones dadas a Pedrarias Dávila
virgen, donde, al no existir congénerespor el Rey Católico (1513), junto con
(salvo el caso de los perros), era másanimales vivos para recriar, todo ello
limitada la nómina de agentes patógenos"por las ansias que los españoles
comunes. Además, el tráfico fuetuvieron por ver cosas de su tierra
mayoritariamente entre Europa y Amé en las Indias", como dice el Inca
11 rica y no al contrario, si se exceptúanGarcilaso de la Vega . Aunque no nos
el pavo, el cobayo y pocas especiesinteresa en este momento el intercam
más que llegaron a Europa.bio de vegetales entre el Nuevo y el
La primera observación de los sani Viejo Mundo, anotemos que de Amé
tarios españoles fue que las enferme rica salieron maíz, cacao, patata, taba
dades infecciosas afectaban de modoco, pimiento, tomate, judía, calabaza,
distinto a los indígenas que a los euro girasol, cacahuete, vainilla, chumbera
peos. Diego Álvarez Chanca, médicoy varias plantas más, en tanto que
que acompañó a Colón en su segundoaquel continente recibió la caña de
viaje, es quien nos da la primera noticiaazúcar, trigo, vid, platanera, arroz, café,
directa, al advertir que la gripe afecta cítricos, olivo, melón, mango y cáña
12 ba más intensamente a los indios que amo .
13los españoles . Fray B. de las Casas,
en su alegato proindigenista, afirma
CONSECUENCIAS DEL ENCUENTRO que eran "gentes delicadas, flacas y
DE POBLACIONES tiernas en complission y que menos
pueden sufrir trabajos y que más
Los resultados de este tráfico de facilmente mueren de cualquier en
14seres vivos (el clash of peoples, de fermedad" . Fray Toribio de Bena
los anglosajones) fueron trascenden vente comenta los padecimientos que
tes desde muchos puntos de vista. afectan a "los que nuevamente vie
Epidemiológicamente, dejando de lado nen de Castilla [… que] adolecen
15los vegetales, la máxima importancia muchos y mueren algunos" . Otros
la adquirió el trasiego humano, no por testimonios hallamos en numerosos cro
que lo decidamos antropocéntrica nistas (B. Álvarez, Aguado, Cárdenas,
mente, sino porque los intercambios deCaulín, Díaz de Guzmán, Herrera
agentes patógenos fueron más cons
tantes y fáciles de implantar entre los
13humanos europeos y amerindios, seres Cfr. las obras del Dr. Calatraveño, Hechos mé
dicos relacionados con el Descubrimiento dede la misma especie, que en el caso de
América, Madrid, 1892 y F. López Ríos
Fernández, Medicina naval española en la época
de los descubrimientos, Barcelona, 1993.
11 14Inca Garcilaso de la Vega, Comentarios reales, B. de las Casas, Brevissima relación de la
Madrid, 1976. destruyción de las Indias, Sevilla, 1552, facsí
12J. García París, Intercambio y difusión de plan mil, Madrid, 1977.
15tas de consumo entre el Nuevo y el Viejo Mundo, T. de Benavente, Motolinía, Relaciones de la
Madrid, 1991. Nueva España, México, 1994.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 601.CORDERO DEL CAMPILLO
16etc.), que confirman el distinto com para los amerindios que para europeos
portamiento de indios y europeos ante y africanos.
Hay en las crónicas frecuentes no un mismo agente morbígeno, lo que
ticias sobre pestilencias, fiebres yactualmente consideramos un exce
calenturas pútridas, modorras, ma lente ejemplo de la doctrina de los
les de costado, cámaras, llagas y"focos naturales de infección" que
17 otras dolencias no siempre fáciles deformuló J. N. Pawlowski . El encuen
identificar etiológicamente. Nos refe tro de poblaciones europeas y ameri
riremos solamente a las epidemias quecanas supuso el intercambio de agen
mayor importancia tuvieron en la des tes patógenos nuevos para uno y otro
aparición de las poblaciones indígenas,grupo étnico, y las enfermedades cur
más las enfermedades americanas in saban de modo distinto en unos u otros,
troducidas en Europa y África. Final en armonía con la existencia o caren
mente, citaremos información de inte cia de experiencia inmunitaria previa.
rés veterinario.En términos ecológicos, podemos de
cir que la irrupción europea alteró el
LA GRIPEequilibrio inestable y dinámico existen
Es la primera enfermedad epidémi te en las biocenosis autóctonas, al in
ca que llegó a América, durante eltroducir agentes patógenos exóticos,
segundo viaje de Colón. El Almirantepor una parte y, por otra, nuevas pobla
llevaba caballos y cerdos que llegaronciones que, a su vez, experimentaban
"perdidos", lo mismo que los expedi infecciones por agentes patógenos para
cionarios, según dice Fray B. de las
los que carecían de defensas. Así pues,
Casas, quien anota que "comenzó la
a América llegaron enfermedades de
gente a tan de golpe a caer enferma
Europa y de África y, desde aquélla,
[…] de calenturas terribles", resul
partieron otras en sentido inverso. Las
tando de la enfermedad que "murie
consecuencias fueron más dramáticas
ron más de las dos partes o la mitad
de los españoles, y de los propios
16 indios murieron tantos que no pu B. Álvarez, De las costumbres y conversión de
los indios del Perú. Memorial a Felipe II, 1588, dieron contar…", comenta Fernández
18 19Madrid, 1998; P. Aguado, Recopilación historial de Oviedo . P. Mártir de Anglería
de Sancta Marta …, Bogotá, 1956; J. de Cárde escribe que "estaban los indios muer
nas, Problemas y secretos maravillosos de las
tos a cada parte. El hedor era muyIndias, Madrid, 1988; A. Caulín, Historia,
corografía natural y evangélica de la Nueva grande y pestífero". Los signos clíni
Andalucía…, Madrid, 1965; R. Díaz de Guzmán, cos que describen los testigos presen
La Argentina, Madrid, 1996, y A. de Herrera y ciales permiten la identificación del
Tordesillas, Historia general de los hechos de los
proceso como gripe, causada por In castellanos en las islas y Tierra Firme del Mar
Océano, Madrid, 1991. fluenza virus, de la familia Orthomy
17J.N. Pawlowski, Vest. Akad. Nauk. SSSR, 10:
98 108, 1939. Traducción inglesa por N.D.
18Levine y F.K. Plous, Jr, Natural nidality of G. Fernández de Oviedo, Historia general y
transmissible diseases with special reference to natural de las Indias, Madrid, 1959.
19landscape epidemiology of zooanthroponoses, P. Mártir de Anglería, Décadas del Nuevo
Urbana, Ill, USA, 1966. Mundo, México, 1964.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 602.LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL
xoviridae, que cuenta con tres tipos: A,LA VIRUELA
20B y C . El virus A provoca en el Vinieron a unirse a la gripe en su
hombre infecciones respiratorias y se nefasta actividad. El Orthopoxvirus
considera el responsable de las gran variólico llegó a Santo Domingo, pro
des epidemias del siglo XX, pero afec cedente de África, en diciembre de
ta también al cerdo, del que han proce 1518 y, según comunicaron a Fernan
dido algunas infecciones humanas do V los jerónimos Fray Luis de Figueroa
(1976 en New Jersey, Norteamérica), y Fray Alonso de Santo Domingo, en
y a las aves, con transmisión al hombre plena vigencia de la epidemia, ya había
(Hong Kong, 1997, 1998, 1999). El matado un tercio de la población indí
virus B es primordialmente humano y gena. Pasó a Puerto Rico el mismo año
el virus C suele afectar a los niños y, a de 1518, según estos informantes, don
veces, también al cerdo, pero sin cau de comenzó su maléfica acción sobre
sar epidemias. La conclusión a la que los indios, afectando también a "algu
se ha llegado es que la primera epide nos poquillos de los nuestros espa
mia que afectó a Santo Domingo se ñoles, y que no han fallecido", para
debió al virus A, el mismo que causó la seguir hacia Jamaica y Cuba, asolando
terrible epidemia de l918, que llamaron a los indios, como indica Fernández de
gripe española que, según compro Oviedo (op. cit.), y a Guatemala y la
21baron Taubenberger et al. estudian Nueva España (Méjico). Bernal Díaz
22do mediante análisis genético mues del Castillo dramatiza contando, en
tras conservadas en el Instituto de los términos siguientes, la llegada de la
Patología de las Fuerzas Armadas nor epidemia con las tropas de Pánfilo de
teamericanas, está relacionado con el Narváez, con quien iba "… un negro
causante de la influenza del cerdo. que traía lleno de viruela, que harto
Resulta, pues, que la gripe, primer fla negro fue para la Nueva España,
gelo de los aborígenes que causó la que fue la causa que se pegase e
muerte de al menos un tercio de ellos hinchiese toda tierra dellas, de lo
en la isla dominicana, fue también la cual hobo gran mortandad que, se
primera zoonosis introducida en el gún decían los indios, jamás tal en
Nuevo Mundo. Desde las Antillas, la fermedad tuvieron, y como no la
enfermedad se difundió hacia el conti conocían lavábanse muchas veces,
y a esta causa murieron gran canti nente (la Tierra Firme) prosiguiendo
dad dellos. Por manera que negrasu terrible actividad, por lo que figura
la ventura de Narváez, y más prietaentre una de las causas de las simas
la muerte de tanta gente sin serpoblacionales observadas como con
cristiana" (indios).secuencia de la llegada española.
Fray Toribio de Benavente, Motoli
nía (op. cit.) comenta la facilidad que
20Sobre la clasificación de los virus seguimos la hubo para los contagios por la costum
obra de M.H.V. van Regenmortel et al., Virus
Taxonomy, San Diego, Cal., 2000.
21 22J. Taubenberger et al., Proceedings of the B. Díaz del Castillo, Historia verdadera de la
conquista de la Nueva España, Buenos Aires,National Academy of Sciences, USA, 1998.
Noticia del diario ABC, 16 II 1999, p. 46. 1955.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 603.CORDERO DEL CAMPILLO
bre de los aztecas de bañarse juntos ynas y de más auténtica civilización
lamenta sus deletéreos efectos dicien que se haya escrito jamás en la
24do que en muchas de las provincias dehistoria" .
la Nueva España murió más de la
mitad de la población, "morían como EL SARAMPIÓN
chinches, a montones". Prácticamen Causado por un Morbillivirus de la
te todos los cronistas repiten la des familia Paromyxoviridae, arribó a
cripción y anotan que la enfermedad América con la expedición de Juan de
resultó favorable para la conquista de Aguado, que llegó a Santo Domingo a
Méjico, pues debilitó la resistencia az finales de l495, acentuó en la isla los
teca. Nuestro albéitar Suárez de efectos que habían causado las ante
23Peralta así lo reconoce, cuando dice riores epidemias y permanecía en ella
que "fue mucha ayuda para los es cuando llegó la expedición de Ovando
pañoles" y Gómara, que cuenta tam (1502). Pasó a Puerto Rico en 1508 y,
bién el papel de la promiscuidad en los como en anteriores ocasiones, siguió
baños en la difusión de la viruela, men por las principales Antillas y llegó al
ciona, con cierto sentido de revancha, continente: Panamá (1523), Méjico
que" me parece que pagaron aquí (1531), Guatemala, Honduras y Nica
las bubas [sífilis] que pegaron a los ragua (1532) etc. Esta pequeña le
nuestros". Otros muchos cronistas dan pra, como la bautizaron los indígenas,
cuenta del paso a los diversos territo que habían llamado gran lepra a la
rios concordando con sus terribles efec viruela, forma parte de los aliados bio
tos sobre las poblaciones indígenas. lógicos que facilitaron la conquista es
25En medio de tal desastre, inadverti pañola. Fray G. de Mendieta, como
26damente introducido por los españoles, antes dijera Gómara, pone en el otro
consignaremos la humanitaria labor de plato de la balanza de las relaciones
España llevando a América y a Filipi entre hispanos e indios estas palabras:
nas el virus vacunal, en la que se llamó “Pagóse en este, si se puede decir
expedición de los niños de la virue paga, nuestra Europa de este nuevo
la, organizada por los médicos Fran mundo, que de acá llevaron las bu
cisco Javier Balmis y José Salvany, bas [sífilis], enfermedad natural de
reinando Carlos IV, que partió de Cádizlos indios y allá nunca antes cono
en 1803 llevando el vaccinia virus, cida, y en el pago della envió acá la
pasándolo sucesivamente por niños Europa su sarampión y viruelas, allá
receptivos, para que llegara activo a muy usadas y acá de los indios nun
Puerto Rico, Caracas, Méjico y toda ca antes sabidas”. Los indios, que
Sudamérica y, con el galeón de Manila, tenían experiencia de la contagiosidad
desde Acapulco hasta Filipinas. Con
24ello, al decir del médico mejicano Igna Cit. de L. Peset, en P. Laín Entralgo (dir.),
Historia universal de la medicina, vol. 5, Barce cio Chávez, "España escribió una de
lona, 1973.las páginas más limpias, más huma
25G. de Mendieta, Historia eclesiástica indiana,
México, 1945.
23 26J. Suárez de Peralta, Libro de Albeytería (c. F. López de Gómara, Hispania victrix. Historia
1570), México, 1931. general de las Indias, Barcelona, 1965 1966.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 604.LAS GRANDES EPIDEMIAS EN LA AMÉRICA COLONIAL
de la viruela, ya no se bañaban juntos(II, 29): “… los españoles y los que
y tomaron más precauciones, por lo embarcan en Cádiz para ir a las
que el sarampión no tuvo tan mortífe Indias Orientales, una de las seña
ros efectos. les que tienen para entender que
han pasado la linea equinocial queCorona el cuadro de las grandes
te he dicho, es que a todos los queepidemias asociadas a la conquista
van en el navío se les mueren losamericana el tifus exantemático, tifo
piojos”.o tabardillo, con una amplia serie de
Posiblemente la primera noticia delsinónimos, causado por Rickettsia
tifo en América sea la “ enfermedadprowazeki, que transmiten los piojos
muy grave entre pestilencial y mo humanos (Pediculus humanus y sus
dorra, la cual casi de repente levariedades capitis y corporis). En
privó de la vista, de los otros senti España se había difundido en las gue
dos y del conocimiento” que, segúnrras de Granada (1489 1490), proce
27Hernando Colón , afectó al Almiran dente de Chipre. En América había
te, su padre, cuando navegaba depiojos humanos y un tipo de tifo causa
Jamaica a Santo Domingo. Tambiéndo por Rickettsia mooserii, transmiti
citan este padecimiento de Cristóbalda entre los ratones por el piojo de esta
Colón, el médico de la expedición,especie (Polyplax spinulosa), que
Diego Álvarez Chanca y Fray Barto alcanzaba al hombre por medio de la
lomé de las Casas.pulga de la rata Xenopsylla cheopis.
Iniciada la colonización, aparecie Entre ambos tifos había una gran di
ron los primeros casos en Santo Do ferencia, pues el precolombino de Amé
mingo, en 1496, y en las sucesivasrica tenía escasa mortalidad (inferior
llegadas de colonos a partir de 1502,
al 1 p.100), mientras que el hispánico
con la expedición de Ovando. Lamen
que llegó a aquellas costas alcanzó
table destino tuvieron los que forma
tasas del 60 p.100, debido a la mayor
ban parte del gran intento colonizador
virulencia de la especie europea, los
de Pedrarias Dávila (1514) en el
distintos vectores y reservorios, y la
Darién, pues, según informa Fernández
menor resistencia inmunitaria especí
de Oviedo, “… en poco tiempo murie
fica de aquellas poblaciones ante las
ron quinientos hombres”, aunque
nuevas cepas (Guerra, op. cit.).
cree que “los más dellos por falta de
El tifus exantemático era muy fre
bastimentos”, es decir, de hambre,
cuente en los pasajeros que hacían la
que, naturalmente, agravó la situación
carrera de Indias, porque entre ellos de aquellos desgraciados. Dado que
eran habituales los piojos y a bordo era expediciones anteriores por aquellos
estrecha la convivencia durante la lar territorios, como las de Vasco Núñez
ga travesía, lo que facilitaba el conta de Balboa y Pascual de Andagoya, no
gio, siempre que hubiera algún porta tuvieron tal padecimiento, opina F.
dor de la rickettsia. Curiosamente, exis Guerra (op. cit.) que, en esta ocasión,
tía la creencia de que, al pasar el el brote tenía origen peninsular.
Ecuador, se desprendían los piojos,
27como le cuenta don Quijote a Sancho H. Colón, Historia del Almirante, Madrid, 1984.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 605.CORDERO DEL CAMPILLO
las naves a San Juan de Ulúa. SegúnEn la Nueva España (1526), falle
31Gerhard , la epidemia causó centena ció de tifo un personaje importante, el
res de miles de víctimas en la Nuevajuez de residencia Don Juan Ponce de
España entre 1576 1581. Por supues León, de cuya muerte da cuenta Hernán
28 to, en otros muchos puertos atlánticosCortés a Carlos V , pues se había
se produjeron brotes de tifo, incluyen especulado sobre su posible envena
do los territorios del Río de la Plata,miento, para evitar, según se decía,
donde enfermaron los colonizadoresque descubriera malas acciones del
que fundaron por primera vez Buenos conquistador. López de Gómara, Díaz
Aires, bajo el mando de Pedro dedel Castillo y otros lo niegan, y sostie
Mendoza (1536).nen que el mal venía con la flota ( “De
cien personas que embarcaron con
LA FIEBRE AMARILLAel Licenciado Luis Ponce de León,
Causada por un Flavivirus, actual las más murieron en la mar, y en
mente endémica en gran parte de lascomienzo, y a muy pocos días que
zonas selváticas de Sudamérica, esllegaron a tierra”, dice Gómara).
posible que existiera antes del Descu Pronto se difundió por todo el territorio
brimiento, según cabe deducir de lamejicano de Nueva Galicia (Jalisco),
mención del vómito de sangre, la dia en 1530, y reapareció en la capital
rrea con melena y otros signos carac mejicana en 1545, donde, en palabras
29 terísticos de la enfermedad en textosde Fray Bernardino de Sahagún ,
mayas y aztecas prehispánicos, más la“hubo una pestilencia grandísima y
referencia del obispo Diego de Lan universal, donde en toda esta Nue
32da a una epidemia entre los indígenasva España murió la mayor parte de
en 1480. Sin embargo, los autoresla gente que en ésta había". El fraile,
anglosajones atribuyen origen africa cuenta que en la propia ciudad de
no a la virosis, fundándose, entre otrasMéjico y en Tlatelolco, él enterró más
razones, en la inexistencia del mosqui de 10000 cadáveres. La enfermedad,
to vector ( Aedes aegypti ) en América,conocida como cocoliste en nahuatl,
antes del periodo colonial , y en la pre cara flaca, dice Fray Bernardino que
sencia endémica de la enfermedad encomienza “aparecer con vnas pintas
los territorios del África occidental ycomo de cardenillo” y que causó
del Golfo de Guinea, de donde proce “gran baque” al Colegio de Santa
30 dían muchos de los esclavos llevados aCruz. También García Abásolo des
América, más los estudios inmuno taca los desastres de las epidemias de
lógicos comparados entre indígenas1543 1548 y el nuevo brote en 1576,
africanos y americanos, que demues vinculado en este caso al comercio de
tran mayor experiencia inmunitariaesclavos con Guinea, cuando arribaron
entre los primeros. De todos modos,
28H. Cortés, Cartas de Relación, Madrid, 1985.
29 31B. de Sahagún, Historia general de las cosas de P. Gerhard, Geografía histórica de la Nueva
Nueva España, Madrid,1994. España, México, 1986.
30 32A.F. García Abásolo, Martín Enríquez y la re D. de Landa, Relaciones de las cosas del Yucatán,
forma de 1568 en Nueva España, Sevilla, 1983. México, 1982.
Archivos de zootecnia vol. 50, núm. 192, p. 606.