Cet ouvrage fait partie de la bibliothèque YouScribe
Obtenez un accès à la bibliothèque pour le lire en ligne
En savoir plus

Los Costos del Altruismo en Donación de Órganos. Análisis de Casos. (The Costs of Altruism in Organ Donation. Case Analysis)

De
12 pages
Resumen
En la década de los sesentas, para la estructuración de los programas de donación se consideraron tres presupuestos: Uno, que las personas a través del altruismo serían capaces de sentirse comprometidos con las necesidades de los afectados e incentivados a donar. Dos, que el cuerpo humano no puede ser tasado en términos mercantiles por lo tanto la donación de órganos debería ser gratuita. Tres, la donación no representaba ningún tipo de perjuicio para el donador. Hoy, a más de cuatro décadas de su instauración, estos tres presupuestos se han visto vulnerados por la forma en que se sociabilizaron a través de los protocolos de donación. El altruismo no resultó tan generalizado como se esperaba y la mercantilización de órganos ha rebasado los marcos legislativos que pretendieron evitarlo como es el caso de la India. En este trabajo analizamos —mediante dos objetivos— las repercusiones que se tuvieron en cuatro casos registrados en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez” en la Ciudad de México. Objetivo uno: Describir los costos económicos que causó —en las familias participantes— el protocolo de donación basados en el altruismo. Objetivo dos: Reflexionar sobre otros costos que los donadores sufrieron por donar órganos. En los casos revisados se logró encontrar que la repercusión puede ir más allá de lo económico, teniendo repercusiones laborales, emocionales y éticas por una innegable sensación de cosificación que los donadores experimentan, ante la mecanización del protocolo de estudio al que son sometidos, en especial cuando los resultados no son óptimos. En este trabajo circunscribimos el análisis a donadores vivos.
Abstract
Three main assumptions were considered for the structure of donation programs during the decade of the sixties: the first states that people, through altruism, would feel committed with the affected and therefore incentivized to donate. The second one states that the human body can not be valued in mercantile terms
therefore organ donation should not be done free of any charges. The last one states donation does not represent any type of harm or damage for the donor. Today, more tan four decades away from their instauration, these three assumptions have been violated and modified due to the way in which they were socialized through the donation protocols. Altruism did not seem to be as generalized as expected, and organ commerce has already gone beyond the legislative frameworks that intended to prevent it
one example is the case of India. In this paper we analyze —through two objectives— the repercussions and impact that took effect in four cases registered in the National Institute of Cardiology (Instituto Nacional de Cardiología ) “Ignacio Chávez” in Mexico City. First objective: to describe the economical costs that the altruism-based donation protocol caused on the participant families. Second objective: to reflect on other costs that affected donators due to organ donation. It was found on the reviewed cases that repercussions can go beyond the economical issues
labor related, emotional and ethical repercussions were found too due to a undeniable sensation of reification that donors experience in view of the mechanization of the study protocol they undergo, specially when results are not the optimum. We circumscribe this paper’s analysis to living donors.
Voir plus Voir moins

LOS COSTOS DEL ALTRUISMO EN DONACIÓN
DE ÓRGANOS
ANÁLISIS DE CASOS
THE COSTS OF ALTRUISM IN ORGAN
DONATION
CASE ANALYSIS
1 2 3Cruz Netza Cardoso , María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
1Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Campo de Estudio Principal Bioética.
Distrito Federal, México. E-mail: philo_cruz@yahoo.com;
2Universidad Panamericana, Departamento de Bioética,
Distrito Federal, México. E-mail: mcasas@up.edu.mx
3Universidad Panamericana. Distrito Federal,
México; e-mail:
Resumen
En la década de los sesentas, para la estructuración de los programas de donaci-
ón se consideraron tres presupuestos: Uno, que las personas a través del altruismo
serían capaces de sentirse comprometidos con las necesidades de los afectados e
incentivados a donar. Dos, que el cuerpo humano no puede ser tasado en términos
mercantiles por lo tanto la donación de órganos debería ser gratuita. Tres, la donaci-
ón no representaba ningún tipo de perjuicio para el donador. Hoy, a más de cuatro
décadas de su instauración, estos tres presupuestos se han visto vulnerados por la
forma en que se sociabilizaron a través de los protocolos de donación. El altruismo
no resultó tan generalizado como se esperaba y la mercantilización de órganos ha
157Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªCruz Netza Cardoso, María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
rebasado los marcos legislativos que pretendieron evitarlo como es el caso de la In-
dia. En este trabajo analizamos —mediante dos objetivos— las repercusiones que se
tuvieron en cuatro casos registrados en el Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio
Chávez” en la Ciudad de México. Objetivo uno: Describir los costos económicos
que causó —en las familias participantes— el protocolo de donación basados en el
altruismo. Objetivo dos: Refexionar sobre otros costos que los donadores sufrieron
por donar órganos. En los casos revisados se logró encontrar que la repercusión
puede ir más allá de lo económico, teniendo repercusiones laborales, emocionales y
éticas por una innegable sensación de cosifcación que los donadores experimentan,
ante la mecanización del protocolo de estudio al que son sometidos, en especial
cuando los resultados no son óptimos. En este trabajo circunscribimos el análisis a
donadores vivos.
Palabras clave: costos, altruismo, trasplantes, donación de órganos.
Abstract
Three main assumptions were considered for the structure of donation programs
during the decade of the sixties: the frst states that people, through altruism, would
feel committed with the affected and therefore incentivized to donate. The second
one states that the human body can not be valued in mercantile terms; therefore
organ donation should not be done free of any charges. The last one states donation
does not represent any type of harm or damage for the donor. Today, more tan four
decades away from their instauration, these three assumptions have been violated
and modifed due to the way in which they were socialized through the donation
protocols. Altruism did not seem to be as generalized as expected, and organ
commerce has already gone beyond the legislative frameworks that intended to
prevent it; one example is the case of India. In this paper we analyze —through two
objectives— the repercussions and impact that took effect in four cases registered in
the National Institute of Cardiology (Instituto Nacional de Cardiología ) “Ignacio
Chávez” in Mexico City. First objective: to describe the economical costs that the
altruism-based donation protocol caused on the participant families. Second objective:
to refect on other costs that affected donators due to organ donation. It was found
on the reviewed cases that repercussions can go beyond the economical issues; labor
related, emotional and ethical repercussions were found too due to a undeniable
sensation of reifcation that donors experience in view of the mechanization of
the study protocol they undergo, specially when results are not the optimum. We
circumscribe this paper’s analysis to living donors.
Key words: costs, altruism, transplants, organ donation.
158 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLos costos del altruismo en donación de órganos. Análisis de casos
1. Introducción altruista, así mismo las repercusiones
éticas que se tienen por la mecanización
La problemática económica, médica de los protocolos de donación. Para lo-
y social que implica la atención de las grarlo realizamos una extensa revisión
enfermedades crónico degenerativas del estudio realizado por Lourdes Sodi
es reconocida ampliamente. En este en el Instituto Nacional de Cardiología
sentido México no es la excepción. La “Ignacio Chávez” (INCICh), Institución
emergencia cada vez más acuciante de dependiente de la Secretaría de Salud,
enfermedades con daño terminal de que se distingue por ser de atención ma-
algún órgano vital, es un problema de siva con interés social.
salud pública de tal magnitud que todas En él se describió y analizó el proceso
las soluciones propuestas han sido reba- y la representación de la donación de
sadas de una forma u otra; esto sólo nos órganos en donadores vivos de riñón.
refeja que no existen soluciones únicas El proceso metodológico que Sodi siguió
y que revisar en forma critica los proto- incluyó determinar el nivel socieconó-
colos de atención hacia estos pacientes mico de un grupo de donadores del
permitirán reestructuraciones acorde a INCICh, determinó las relaciones socia-
las cambiantes circunstancias. En áreas les entre donador y receptor, describió
como nefrología, hematología, cardio- el intinerario de la donación dentro
logía, gastroenterología, inmunología, de la organización del INCICh, desde
neumología, oftalmología, se tienen rea- el primer contacto del donador con el
lidades —en materia de trasplante— de hospital, los diferentes estudios de la-
tal complejidad que su abordaje suele boratorio y gabinete, la programación
requerir la intervención de prácticamen- de la intervención quirúrgica hasta las
te todos los sectores de una sociedad e consecuencias del proceso de donación
incluso de organizaciones con impacto en la vida cotidiana. Describió y analizó
mundial como la Organización Mundial las diferentes experiencias del donador
de la Salud, UNESCO y la ONU. durante todo el proceso, con especial
1El programa de donación actual ba- énfasis en las consecuencias . La técnica
sado en el altruismo —por la rápida y que realizó para recabar los testimonios
exponencial demanda de órganos— ha fue la de observación participativa, con
2sido rebasado en su posibilidad de dar entrevistas semiestructuradas . Si bien
respuesta; pero lo que nos parece aún este estudio no se centró en lo econó-
más grave es la repercusión —en varias mico existe sufciente información para
directrices— que está causando a quienes realizar un análisis al respecto, tomamos
deciden participar en un protocolo de do- dichos datos y recabamos por nuestra
nación. Este trabajo tiene como principal
1 Sodi, L. Capítulo III “Metodología”. En: objetivo describir los costos que a nivel
La experiencia de donar. Instituto de Antropología e
económico, se generaron en los casos ana- Historia. Plaza y Valdés. México 2003, 21.
lizados con el actual modelo de donación 2 Sodi., op.cit. 61.
159Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªCruz Netza Cardoso, María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
cuenta, en la misma Institución, los da- Por otro lado, los pacientes en terapia
tos faltantes que ayudarían a realizar el de reemplazo (diálisis peritoneal o
análisis acerca de los costos que un do- hemodiálisis) ostentan cifras impresio-
nador y su familia enfrentan. Así mismo, nantes; acorde al registro regional en el
tomamos los testimonios que ayudaron estado de Jalisco (México) y a reportes
a discernir sobre las implicaciones éticas internos del Instituto Mexicano del
5del protocolo de donación. Seguro Social (IMSS) , el número de
pacientes que se encuentran en terapia
1.1. El trasplante como solución a la insuf - de reemplazo es alrededor de 40.000. El
ciencia renal terminal costo para sostener a estos pacientes en
terapia de reemplazo —en Instituciones
En un estudio realizado en una Ins- de seguridad pública— es mayor a los
3 6titución Médica Mexicana se encontró $370 billones USD/año . Actualmente
que la prevalencia de una depuración ya no se cuestiona las ventajas clínicas
de creatinina (DCr) menor de 15 mL/ y fsiológicas que el trasplante ofrece a
min fue de 1,142 personas por millón los pacientes necesitados de éste. Los
de habitantes (pmh), en tanto que la costos de inmunosupresión, atención
depuración de creatinina menor de 60 médica y todo lo derivado del trasplante
4mL/min fue de 80,788 pmh . Los fac- se justifca por la calidad de vida que
tores asociados a esta baja depuración esta intervención ofrece al trasplantado.
fueron alcohol y tabaco, el género fe- Las campañas de donación están enfo-
menino, la edad mayor a 65 años, una cadas a que la sociedad se sensibilice
escolaridad menor al nivel primario e con respecto a la necesidad que tienen
ingresos económicos menores a $4.00 las personas afectadas en este sentido y
USD/día. En este estudio se encontró mediante persistentes líneas educativas
que la prevalencia de enfermedad re- los lleven a querer donar sus órganos, en
nal crónica, es similar a la reportada forma altruista y gratuita. Este trabajo
en países industrializados. Sólo 1 de se enfoca en cuestionar hasta donde la
4 pacientes que requieren terapia de donación es gratuita, no en el sentido
reemplazo renal tienen acceso a ella. positivo de si las personas reciben un
pago o compensación por el órgano
donado, sino en el sentido negativo de 3 Amato, D. “Prevalence of crónic kidney
cuantos costos ocasiona al donador. disease in a urban Mexican population”. Kidney
Internacional 68, Supplement 97(2005), S11-S17. Fue
un estudio transversal en una población de 3564
sujetos, de ambos géneros, con edad mayor de 18
años, seleccionados al azar. La depuración se calculó
con la fórmula de Cockcroft-Gault. Los sujetos se 5 Paniagua, R. “Peritoneal Diálisis in Latin
clasificaron de acuerdo alo establecido en las guías America. Chronic Kidney Disease and Diálisis in
K/DOQUI. Mexico”. Peritoneal Dialysis International 127, (2005),
4 Lo normal se considera de 60-80 mL/min., 405-409.
en orina de 24 hrs. 6 Ibid., 406.
160 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLos costos del altruismo en donación de órganos. Análisis de casos
2. Los costos de la donación México, huérfana de padre, vive con su
madre y cinco de sus hermanos en una
Nuestro planteamiento es que los casa que cuenta con todos los servicios.
costos de la donación pueden ir más allá Estudia segundo semestre de adminis-
7,8,9de lo económico. En tres estudios rea- tración educativa en una Universidad
lizados en Norteamérica, se encontró que Pública. Debió trasladarse en transporte
los gastos que una familia puede tener público (autobús) para los estudios que
por razones de donación, lo cual incluye: se realizó como donadora.
traslados, hospedaje, llamadas telefóni-
12cas, comidas, entre otros pueden fuctuar Caso dos:
de $2000.00 USD a $ 4410.00 USD. Seudónimo María.
México no es ajeno a la problemática
de los gastos por donación; para ilustrarlo Información general: María tiene vein-
presentamos cuatro casos que representan tinueve años, vive en San Mateo, Estado
pacientes del Servicio de Nefrología del de México. Es madre soltera de un niño
Instituto Nacional de Cardiología “Igna- de seis años. Es la penúltima de doce her-
cio Chávez” de la Ciudad de México y a manos. Vive con su padre de 72 años y su
10los cuales la Dra. Lourdes Sodi realizó hijo en una casa de adobe. En el distrito
un seguimiento por más de cuatro meses, federal se hospeda en casa de su hermano
casos que a continuación presentamos en (el receptor). Hasta antes de ingresar a
sus aspectos más generales. estudio como donadora trabajaba en una
fábrica haciendo carátulas para medidores
3. Casos Clínicos de luz. María regresa a San Mateo para
renunciar a su trabajo y dedicarse exclu-
11Caso uno : sivamente al proceso de donación.
Seudómino Luz.
13Caso tres:
Información general: Luz es una jo- Seudónimo Julio Cesar
ven de 26 años que vive en el Estado de
Información General: Julio Cesar es un
7 Vlaovic P.D., Devins G.M., Abbey S., et al. joven de veintisiete años, casado y con
“Psychosocial impact of renal donation”. Can J Urol
una hija. Es el séptimo de once hermanos. 6, (1999), 859-64.
Residente del Estado de México. Se dedi-8 McCune TR, Armata T, Mendez-Picon G,
et al. “The Living Organ Donor Network: a model ca a la albañilería, aunque su trabajo es
registry for living kidney donors”. Clin Transplant estable, su ingreso económico es bajo, y al
18(Suppl 12)(2004), 33-8.
enterarse de que su uno de sus hermanos 9 Lyons K, Shallcross J, Bakran A. “Eight
years experience of reimbursement costs associated ya no quiso ser el donador de su hermano
with an active living donor programme”. Transplan-
tation 78, (2004), 2-3.
10 Sodi, op.cit. 170-240. 12 Ibid., 196.
11 Ibid., 170. 13 218.
161Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªCruz Netza Cardoso, María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
enfermo, se ofrece voluntariamente como Vive en el Estado de México, es el quinto
tal, sin embargo en su trabajo cada vez de once hermanos, está casado y tiene tres
que se ausenta para poder realizarse los hijos, ya tiene una hija con un trasplante
estudios le descuentan de su sueldo los de riñón la donadora fue su esposa. Ante
días que no se presenta; esto ocasiona que esto, el se ofrece como donador para su
dependa del soporte familiar para poder hijo enfermo, pero en su trabajo no le
sostener a su esposa e hija. otorgan permiso para poder ausentarse y
realizarse los estudios, por lo que deja el
14Caso cuatro: empleo y depende totalmente del ingreso
Seudónimo: Doroteo que su esposa tiene como sirvienta en
casas particulares.
Información general: Doroteo tiene Resumen de otros aspectos importan-
cuarenta y tres años de profesión albañil. tes para nuestro análisis:
15
Tabla 1. Lourdes Sodi (2000).
Relación Consecuencias del Percepción de Ideas sobre las
Donador Nivel socio- Motivo
edad con proceso en la vida apoyo durante consecuencias
15(seudónimo) económico para donar
receptor cotidiana el proceso de la donación
Amor a su Cambia de turno en No siente apoyo Restricción
Luz 3 26 Hermana madre la escuela por parte de la alimentaria
familia
Amor Deja a su hijo y Se siente sola Incapacidad
maternal pierde su trabajo. pero la apoyan física
María 1 29 Hermana
hacia su sus hermanos
hermano
Amor a su Impuntualidad Cuenta con el Negación
Julio 1 27 Hermano hermano laboral apoyo de su
esposa
Amor a su Impuntualidad Cuenta con el Se siente
Doroteo 1 43 Padre hijo laboral apoyo de su devaluado
esposa
En la siguiente tabla se resumen los
14 Ibid., 227. gastos que cada caso tuvo para que la
15 El nivel socioeconómico se establece me-
donación pudiera efectuarse. Así mismo diante un puntaje de distintos aspectos: ocupación,
base de ingreso y tamaño de la familia, porcentaje se especifcan los estudios que todos los
del ingreso destinado a la alimentación, tipo de donadores obligadamente se realizaron.
vivienda, material de construcción de la vivienda
Las cifras están expresadas en dólares y número de habitaciones, a menor puntaje menos
recursos económicos. americanos (USD):
162 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLos costos del altruismo en donación de órganos. Análisis de casos
Tabla 2. Cruz Netzahualcoyotl (2009).
Caso 1 Caso 2 Caso 3 Caso 4
Concepto (Luz) (María) (Julio Cesar) (Doroteo)
Nivel 3 Nivel 1 Nivel 1 Nivel 1
Banco de sangre (5 análisis) 12.8 2.0 2.0 2.0
Hematología (3 análisis) 3.9 0.59 0.59 0.59
Laboratorio microbiología (4 análisis) 5.8 0.81 0.81 0.81
Radiología (2 estudios) 24.5 3.4 3.4 3.4
Laboratorio de química (43 análisis) 38.7 5.9 5.9 5.9
Arteriografía renal 481.4 481.4 481.4 481.4
Pruebas cruzadas de compatibilidad
177.7 177.7 177.7 177.7
(2 determinaciones)
Consultas (6) Incluye carnet y preconsulta 37.4 6.8 6.8 6.8
Hospitalización 85.9 4.8 4.8 4.8
Cirugía de nefrectomia 253.3 36.2 36.2 36.2
Otros: transporte, hospedaje, sueldos no percibidos, No se
12.9 2128.2 296.2*
comidas fuera de casa, llamadas telefónicas. especifca
TOTAL: 1134.8 2463.2 1016.4 666.6•
* No existe registro de otros gastos, únicamente de un mes sin salario.
• Al momento de terminar este trabajo aún no se realizaba la nefrectomia (extirpación del riñón para la
donación). La cifra es la referencia directa del donador sin esta cirugía.
4. Discusión En los otros tres casos —María, Do-
roteo y Julio Cesar— que pertenecen al
Los casos presentados pertenecen nivel socieconómico uno, también se hace
a dos niveles socieconómicos, Luz en patente que sin las redes de apoyo fami-
nivel tres y el resto a nivel uno, lo que liar les sería imposible participar en los
nos indica que son personas con bajos procesos de donación. Lo cual tampoco
recursos económicos; por lo que destaca signifca que no se vieron afectados en
17el caso de María quien decidió perder sus propios procesos de vida .
su empleo para poder atender el proce- Excepto Doroteo todos los demás
so de donación, en este caso el acto de participantes —tal como lo refejan los
altruismo se extendió a toda la familia testimonios— experimentaron una sen-
18pues sin la ayuda de sus demás hermanos sación de cosifcación .
ella difícilmente hubiese sido capaz de Es una temática recurrente que las
salir adelante, sin empleo, sin fuente de Instituciones sanitarias de atención ma-
16ingreso y con un hijo .
17 Ibid., 195.
16 Sodi, op. cit. 216. 18 195.
163Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªCruz Netza Cardoso, María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
siva tienen difcultades para otorgar una En los protocolos de donación sólo
atención diligente, lo que en no pocas se ven los aspectos formales, es decir,
ocasiones, trae como consecuencia que los resultados de los distintos análisis
el profesional de la salud incurra en una y estudios en miras a establecer que la
prestación de servicio de mala calidad, persona no tiene alguna alteración fsio -
con serias difcultades para que esté dirigi - lógica u orgánica que le impidan donar.
da al interés de los pacientes. En realidad, El protocolo de estudio contempla una
la mecanización acaba cosifcando al pres - valoración psiquiátrica, la cual tiene como
tador del servicio y al receptor del mismo. objetivo determinar los motivos de la do-
En los casos aquí presentados —ante nación y tratar de dilucidar si el potencial
la evidente mecanización en la ejecución donador tiene algún tipo de coacción en
del protocolo— el manejo de la incerti- especial psicológica. Los testimonios nos
dumbre por parte de los médicos no se revelan que esta valoración no escapa a
resuelve, ni siquiera se minimiza, con la los efectos negativos de la mecanización
consecuente desinformación y generación en la atención sanitaria.
de mayor angustia en los donadores, En general el protocolo de donación
en especial las mujeres (Maria y Luz). atiende al cumplimiento de tres factores:
Como nos dice Christakis: “el manejo de que la decisión de donar sea autónoma,
la incertidumbre y el pronóstico son hoy que ésta sea obtenida mediante un pro-
uno de los grandes retos morales más ceso de consentimiento informado, y que
19descuidados” . no exista alguna alteración fsiológica
Hay que enfatizar que los donadores que impida la donación. La Doctora Sodi
vivos son personas sanas, que se expo- nos ofrece interesantes matices a las dos
nen al riesgo que va implícito en toda primeras cuestiones; nos dice que los
cirugía; que la decisión autónoma y el motivos por los que una persona dona
consiguiente consentimiento informado van de la obligación al amor, siendo los
que expresan para poder participar en hombres quienes más reticencia muestran
20un protocolo de donación, no los exenta para participar .
de la angustia ante la incertidumbre de La fracción IV del artículo 16 del
no saber si todo saldrá bien, del miedo Reglamento de la Ley General de Salud,
a la cirugía, a la posibilidad de morir, así como la fracción VI del artículo 333
de la expectativa por saber si el receptor del Decreto por el que se reforma la Ley
rechazará el órgano, todos estos son ele- General de Salud de los Estados Unidos
mentos que se suman y que al no poder Mexicanos (2000), establecen que el dona-
expresarlas sólo generan mayor angustia dor debe haber obtenido la información
e incertidumbre. completa sobre los riesgos y las conse-
cuencias de la donación, para que ésta se
19 Christakis NA. Death foretold. Prohecy and pueda llevar a cabo. En este sentido Sodi
prognosis in medical care. Chicago: The University
of Chicago Press, 1999. Citado en Gracia, D. Ética
en la práctica clínica. Triacastela, Madrid, 2004, 240. 20 Ibid., 244.
164 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªLos costos del altruismo en donación de órganos. Análisis de casos
constató que los donadores piensan que de atención que tiene todo ser humano
22el personal médico no les proporcionan para con el otro . Peter Kemp, nos aclara
la información completa, o bien no se la que “…la idea de la vulnerabilidad no
21expresan de manera accesible para ellos . se utiliza nada más en una descripción
Existe un elemento que la Dra. Sodi neutra de la condición humana, sino
no consideró en su análisis y que sin en un sentido normativo que establece
embargo, pudiera tener mayor infuen - un llamado al esmero atento hacia la
cia de la considerada; la donación es un vulnerabilidad biológica, social y cultu-
proceso que podemos dividir en cuatro ral que caracteriza a los seres humanos
23grandes momentos, uno cuando se sabe vivos…” .
que se requiere un donador para algún Los donadores sufren durante el
familiar, dos el que abarca la realización proceso por varios factores; en palabras
de todos los estudios y al fnal de estos de la Dra. Sodi, por momentos da la
saber si procederá o no la extirpación del impresión de que la donación no es tan
órgano, tres, la noche previa a la cirugía, voluntaria, esto nos dice que dentro del
momento que catalogamos como el antes ámbito familiar también se paga un costo,
y después, y cuatro, su reintegración a la muchos donadores tienen problemas fa-
vida cotidiana. Las emociones y tensión miliares por la reticencia de algunos para
que se manifestan durante estos cuatro que uno de sus miembros sea donador,
periodos son diversos pero van en au- otras, por el contrario los presionan para
mento hasta alcanzar su punto más álgido que lo sean, otros más tienen hijos y les
en el periodo tres, es decir la noche previa preocupa que algo salga mal y éstos
a la cirugía. queden desprotegidos, o que queden
Es natural que ante la incertidumbre y con alguna discapacidad que les impida
el riesgo reaccionemos con angustia, pero seguir trabajando.
¿cómo justifcar que algo tan reiterativo, Algunos donadores tienen que despla-
conocido y de pronto determinante para zarse a la ciudad de México o tienen que
la reafrmación de querer donar, no se hospedarse en ella y eso causa grandes
contemple en la atención del paciente? desembolsos y pérdida de tiempo.
Cada vez se vuelve más necesario recor- ¿Hasta donde el protocolo de dona-
dar que antes que autónomos, antes que ción al ignorar todas estas afecciones de
personas, y por supuesto antes que do- evidente implicación ética, vulnera aún
nadores, somos individuos vulnerables. más a los afectados?
La vulnerabilidad desde una perspectiva En otros aspectos, se sabe que toda
ética, consiste en el deber moral de pro- persona sometida a una intervención
teger al sujeto más frágil. En este sentido quirúrgica en mayor o menor medida se
la vulnerabilidad de una persona provoca
22 Levinas, E. Humanismo del otro hombre, un imperativo ético, a saber, el mandato
Caparrós, Madrid, 1998, 246.
23 Kemp, P. La mundialización de la ética, Fon-
21 Ibid., 248. tamara, México, 2007, 57.
165Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ªCruz Netza Cardoso, María de la Luz Lina Casas Martínez y Hugo Ramírez García
ve afectada; el caso de los donadores no es La mecanización en la aplicación del
la excepción, fnalmente la nefrectomía es protocolo de donación logra —como lo
una cirugía mayor que lleva implícitos los demuestran los testimonios— que las per-
riesgos de cualquier cirugía; al respecto se sonas se sientan cosifcadas, la catalogación
ha detectado que 5-23% de los donadores de donador, que puede ser incluso una
sienten dolor, preocupación y depresión forma coloquial de denominar a los invo-
después de la nefrectomía, e incluso se lucrados, en las personas tiene un efecto
24manifestan poco empáticos . Así mismo, negativo, las mujeres en especial refrieron
la afección emocional se manifesta en el sentimientos en contra de esta denomina-
punto más álgido de todo el proceso, es ción, quizás no se tenga que buscar mucho
decir la noche previa a la cirugía, ahí es al respecto, simplemente recordar que
donde aforan todas las dudas, temores, independientemente de la situación clínica
negativas, incertidumbres; ante lo in- por la que una persona se encuentra en el
minente —la pérdida quirúrgica de un hospital, tiene un nombre propio y haya
órgano. que recordarlo en todo momento.
En la Unión Americana se encontró La mecanización es una constante en
que los donadores regresaban a trabajar este estudio y que logra marcar en forma
o a sus actividades habituales entre 4-8 negativa la forma en que se ejecuta el pro-
25semanas . En nuestro estudio encontra- tocolo de donación, al respecto Hundert
mos que los donadores regresaban a sus EM, nos recuerda que “el contraste es un
labores entre 2 a 4 semanas, esto quizás marcador moral que llamamos actitud y
infuenciado por la necesidad de recupe - que tiene la raíz en una opción personal
rar, a la brevedad posible, sus ingresos muchas veces infuenciada por el tipo de
económicos. educación profesional que se ha recibido,
26no sólo formal, sino informal” . Resulta
5. Conclusiones palpable que los estudiantes de la espe-
cialidad de nefrología —quienes son los
Ante todo lo expuesto queda de ma- que habitualmente se encargan de llevar a
nifesto que la donación de órganos, si cabo el protocolo de donación— no logran
bien se promueve bajo el presupuesto de escapar (aun) de la transferencia de con-
altruismo, éste no evita que las personas ductas mecanizadas tanto de su ambiente
involucradas como donadores no tengan hospitalario como de sus predecesores;
repercusiones, algunas de gravedad. ante esto se vuelve importante enfatizar
en la educación de estos futuros especia-
24 Westlie I., Fauchald P., Talseth T., Jacobsen listas que una atención diligente, alejada
A, Flalmark A. Quality of life in Norwegian kidney
donors. Nephrol Dial Transplant 1993; 8:1146-1150.
Citado en Gaston R., Wadstrom J. Living donor 26 Hundert E.M., Douglas-Steele D., Bicke J.
kidney transplantation. Current practices, emerg- Context in medical education: the informal ethics
ing trends and evolving challenges. Ed. Taylor and currículo. Med Educ 1996; 30:353-364. Citado en
Francis. England 2005, p. 113. Gracia, Diego. Ética en la práctica clínica. Triacastela.
25 Ibid., 114. Madrid. 2004, 260.
166 Cuad. Bioét. XXI, 2010/2ª

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin