La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

Petición de reformas constitucionales y legislativas, presentada á la H. Legislatura de la Provincia, el 18 de mayo de 1909

De
88 pages
H-IO-..^ IDEIIL, s-cTie
PETICIÓN
i' Á
iiucionoies g
Presentada á
la H. Legislatura de la
Provincia
(^
^/¡\^
"^
X2,
c s .A.
X5.
I
o
7G6

EstahlecimiciUo Tipoí^ráfico La Capital, Sarmiento 7G7
1
sos
iL.ia-.i^
ide:Xu stj-íes
PETICIO
RÉrmos Hiluciooales
p liegislaias
Presentada á la H. Legislatura de la Provincia
EI-.
IS
XDIE
3iv-¿^
"32"
O
IDIE
1.
SC3
(^
''/¡V^
"^
se
766
O
S.A. 2^ X
O

Establecimiento Tipográfico La Capital, Sarmiento lúl
iS o S
#^
533 L-5
^í^ary
0CT21
»^"".^//
Honorables Cámaras Legislativas de
la
Provincia
Los que suscriben, miembros de las juntas Ejecutiva y de la Liga del Sur, comparecen ante V. H., en ejercicio del derecho de petición, y exponer: La Liga del Sur es ima agrupación que busca el mejoramiento institucional de la Provincia con un programa de reformas constitucionales y legislativas, cuyo logro se propone por los distintos medios de acción que tienen los partidos en toda democracia. Entre esos medios se encuentra el de peticionar á los poderes del Estado, y venimos, por mandato de nuestros correligionarios, á solicitar á V. H., la sanción de distintas leyes, una sobre reforma constitucional y las otras sobre materias de orden exclusivamente leConsultiva
gislatÍA^o.
La Liga
afectarán
del Sur no deja de advertir que sus ...
Voir plus Voir moins
H-IO-..^ IDEIIL, s-cTie PETICIÓN i' Á iiucionoies g Presentada á la H. Legislatura de la Provincia (^ ^/¡\^ "^ X2, c s .A. X5. I o 7G6 — EstahlecimiciUo Tipoí^ráfico La Capital, Sarmiento 7G7 1 sos iL.ia-.i^ ide:Xu stj-íes PETICIO RÉrmos Hiluciooales p liegislaias Presentada á la H. Legislatura de la Provincia EI-. IS XDIE 3ivi-(»gi'ania á V. 11., y, a^ honor de implantarlo por sí misma, preferiría la satisfacción y)atriótica de promover su sanción. Ks tal, sin enib.iríro, el olvido de los principios democráticos, (¡lie no lia Tallado quieii iiianifeslara sorpresa al animeio de esta petición, tan fuera de nuestros liábilos. Las declaraciones de derechos abstractos tienden á interpi'otíirso con tales restriccioutís, '¡ue el mismo Sr. vrolornad.u", no hace muchos meses, y á propósito de un movimiento de opinión de la Liga del Sur, llegó á expresar sus dudns sobre si existe Por esto la no el derecho de protesta. Es que nos hemos rezagado en materia jxílítica. lia úilima constitución dictada en los Estados Unidos, la del nuevo estado de Oklahoma, declara no ya el indiscutido derech') ó d" peticionar y expresa hasta el de protestar ante el P. E., sino (jue establece funciones legislativas directas por el pue- análogamente á otros estados de la misma Unión y á al" gunos cantones suizos. A solicitud del cinco por ciento de los ciudadanos inscriptos en los padrones electorales, se somete \k plesbicito, por la aceptación ó el rechazo, cualquier ley votada por las cámaras del estado, dentro de los noventa días da la clausura de las sesiones. El ocho por ciento de los electores blo, pueden ¿proponer leyes ordinarias y el quince o|o leyes (le reforma constitucional. Los proyectos se presentan al ]Djecutivo, que está obligado á someterlos á la votación del lu\eblo, Tal es, con prescindencia de la legislatura. en la hora actual, el concepto ciue existe en la Re- pública del Norte, de los derechos populares en relación con las funciones legislativas. Después de cien años de experiencia fecunda, se tiende todavía á demoevatizar las instit liciones en el país más democrático del mundo. El ejemplo de los Estados Unidos hemos de presentarlo muchas veces en esta petición, no sólo por la excelencia del mismo, sino para mantenernos dentro del espíritu de nuestras instituciones y en relación permanente ejemplo en sí con sus fuentes. reformas, el 5 un concepto nuestro plan de sería el de Si hubiera de sintetizarse en más comprensivo mejor adaptación de las instituciones á los principios del gobierno republica- no y democrático, y elimina<íión de la influencia oñcial en los comicios, mediante la sustracción de los resortes electorales al ejecutivo. Es un programa eminentemente conserva- y sólo por carencia de nociones de ciencia política pueden verse audacias doctrinarias ó temeridades partidistas en instituciones de tradición secular, probadas en todas las grandes democracias de la tierra. Por eso, en su manifiesto-programa, la Liíra del Sur exponía sus bases "para restablecer la igualdad desconocida, "mejorar el gobierno y la administración é impulsar el "progreso de la Provincia". dor, REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN El primer artículo del programa de la Liga del Sur es de reforma amplia de la Constitución, porque son tantas las consecuencias de los principios que preconizamos, que cualquier enmienda parcial resultaría incompleta y aún contra' Vlictoria lia con la contextura general de la Constitución. Sobre base de gobierno democrático, republicano y representativo, queremos levantar una construcción jurídica distinta, será necesario remover Para conformarnos con la actual el ¡y basta sus cimientos. artículo 139 de la Constitución vigente, en cuanto determina que ninguna reforma se hará sino con especificación de los artículos que hayan de refor- marse, solicitamos de V. H. una ley de revisión de los 140 artículos de la Constitución. Iremos indicando, en capítulos formas á que aspiramos. distintos, las principales re- RÉGIMEN MUNICIPAL La Coiistil lición Naci(uial, á consecuente con el propósito de 'adaptar nuestro la i)aís las instituciones norteamericanas, ha t-oiisiderando i-cginioii organización couumal conu) iiisopai'able del \'a\ ropreesiitativ»). 1853 los constituyentes argenti- - 6 — ti nos comprendían que ]a base verdadera de la ]il)ertad y del progreso de la Unión Americana residía en la atribueión de odas las faeiillndes de íío])ierno local á ciu-rpos miinieipaIfS: y f'slo sin r|iie piuliera en loda la extensión del lorrilorio do los estados, neí?ar el caso de (iiic un solo habitante ó tierra se encontraran privados del í;o- una sola pnlp-ada de .bierno propio comunal. Si alfxnna duda se abri^rara al res- pecto, bastaría, para disiparla, reeoj-rer las páírinas Jjerdi. de Al- el espíritu de su ol)ra nicmoi-jd^le y con conocimiento de los antecedentes nortoamericanos, 'fué redactado el ¡irtífulo Ho. de nuestra Tonstitur-ión en los sicruientes términos: "Cada provincia dictará para sí una De acuerdo con 'I)erf('eto " constitución bajo el sistema representativo republicano, "de acuerdo con los principios, declarajeioi^es y frarantías "de la Constitución Nacional; y que ascfrure su adminisTra"ción de "inaria. justicia, su régimen mnnicipal y la educación priBajo estas condiciones, el Gobierno Federal garanel "tiza á cada provincia p:oce y ejercicio de sus institu- "ciones". 4o., el 102 y el 103, que dicen: "La Confederación garantiza á las Provincias el sis"tema republicano, la intepridad de sn territorio, su soberael En el proyecto de Albcvdi involucrado en tres artíenlos, este [punto se encontraba "nía y sn paz interior.'' "Cada Provincia hace su Consti"íución, pero no puede alterarse en ella los principios fnn"damentales de la Constitución del Estado." "A este fin el "Congreso examina toda Constitución Provincial antes de "ponerse en ejeencion". La Convención rechazó el examen previo de las eonstitu(ciones provinciales por el Congreso, como opuesto á los l)rincipios de organización federal; pero, á fin de impedirla ,itreación de gobiernos que contrariaran el rénimen, se suprimió la declaración general de Alberdi, contenida en la prohibición de la alterar los "principios fundamentales" de impuso como condición para y uso de las instituciones la implantación del régimen mmiicipal, de la administración de justicia y de la instrucción primaria, dentro de un sistema representativo republicano y de acuerdo con Constitución Nacional, gavantizai- á cada provincia el goce
Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin