La lecture en ligne est gratuite
Le téléchargement nécessite un accès à la bibliothèque YouScribe
Tout savoir sur nos offres
Télécharger Lire

La Comunidad Europea y la unificación alemana

De
212 pages
La Comunidad Europea y la unificación alemana Comisión de las Comunidades Europeas Boletín de lass Europeas Suplemento 4/90 Suplementos 1990 1 /90 Programa de trabajo de la Comisión para 1990 2/90 Normativa comunitaria sobre el control de las operaciones de concentración 3/90 Los contratos públicos en los sectores excluidos (II) 4/90 La Comunidad Europea y la unificación alemana Boletín de las Comunidades Europeas Suplemento 4/90 Declaración de la Comisión con motivo de la unidad alemana el 3 de octubre 1990 La Comunidad y la unificación alemana Comunicación de la Comisión en vista de la reunión especial del Consejo Europeo de Dublin el 28 de abril de 1990 La Comunidad y la unificación alemana: consecuencias del Staatsvertrag Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo de Dublin los 25 y 26 de junio de 1990 La Comunidad y la unificación alemana (presentadas por la Comisión al Consejo el 22 de agosto de 1990) Documento redactado sobre la base de los documentos SEC(90) 751, SEC(89) 1138 y COM(90) 400 COMUNIDADES EUROPEAS Comisión Esta publicación se edita también en las lenguas siguientes: DA ISBN 92-826-1922-2 DE ISBN 92-826-1923-0 GRN 92-826-1924-9 EN ISBN 92-826-1925-7 FRN 92-826-1926-5 IT ISBN 92-826-1927-3 NLN 92-826-1928-1 PT ISBN 92-826-1929-X Una ficha bibliográfica figura al final de la obra.
Voir plus Voir moins

La Comunidad Europea
y la unificación alemana
Comisión de las Comunidades Europeas
Boletín de lass Europeas
Suplemento 4/90 Suplementos 1990
1 /90 Programa de trabajo de la Comisión para 1990
2/90 Normativa comunitaria sobre el control de las operaciones de concentración
3/90 Los contratos públicos en los sectores excluidos (II)
4/90 La Comunidad Europea y la unificación alemana Boletín
de las Comunidades Europeas
Suplemento 4/90
Declaración de la Comisión con motivo de la unidad alemana
el 3 de octubre 1990
La Comunidad y la unificación alemana
Comunicación de la Comisión en vista de la reunión especial del
Consejo Europeo de Dublin el 28 de abril de 1990
La Comunidad y la unificación alemana: consecuencias del
Staatsvertrag
Comunicación de la Comisión al Consejo Europeo de Dublin los 25
y 26 de junio de 1990
La Comunidad y la unificación alemana
(presentadas por la Comisión al Consejo el 22 de agosto de 1990)
Documento redactado sobre la base de los documentos SEC(90)
751, SEC(89) 1138 y COM(90) 400
COMUNIDADES EUROPEAS
Comisión Esta publicación se edita también en las lenguas siguientes:
DA ISBN 92-826-1922-2
DE ISBN 92-826-1923-0
GRN 92-826-1924-9
EN ISBN 92-826-1925-7
FRN 92-826-1926-5
IT ISBN 92-826-1927-3
NLN 92-826-1928-1
PT ISBN 92-826-1929-X
Una ficha bibliográfica figura al final de la obra.
Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas, 1990
ISBN 92-826-1921-4
N° de catálogo: CB-NF-90-004-ES-C
Se autoriza la reproducción, citando la procedencia.
Printed in the FR of Germany Indice
Prefacio 5
Declaración de la Comisión con motivo de la unidad alemana el 3 de octubre de 1990 7
La Comunidad y la unificación alemana 9
Introducción
Las modalidades de unificación
Guión de la integración 10
Problemas planteados durante la fase provisional de adaptación 11 ss durante la fase de transición3
Conclusiones6
La Comunidad y la unificación alemana : consecuencias del Staatsvertrag9
Introducción
Staatsvertrag: puntos principales 1
Compatibilidad del Staatsvertrag con el Derecho comunitario 21
Implicaciones macroeconómicas 23
Efectos anteriores a la integración4
Gestión del periodo transitorio
Calendario7
La Comunidad y la unificación alemana9
I. EXPOSICIÓN GENERAL DE MOTIVOS
— Introducción 2
— La economía de la RDA: aspectos principales y posible impacto de la unión
económica, monetaria y social alemana 32
— Periodo interino de adaptación 40
— Einigungsvertrag5
— Adaptación del Derecho derivado
II. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS POR SECTOR 5
— Aspectos externos 5
— Mercado interior 73
— Política agraria común 82
— Política pesquera común 91
S. 4/90 — Transportes 95
— Energia9
— Políticas estructurales 102
— Asuntos sociales, educación y formación3
— Medio ambiente y seguridad nuclear6
— Investigación, tecnología y telecomunicaciones 113
— CECA 114
III. ASPECTOS FINANCIEROS7
— Introducción
— Estimación del impacto financiero global
— Revisión de las previsiones financieras 119
— Imputación en el presupuesto de 1990 y 1991 120
— Anexo: Implicaciones de la unificación alemana para la CECA 120
IV. ANEXO: PROPUESTAS LEGISLATIVAS3
S. 4/90 Prefacio
El 3 octubre de 1990 Alemania recuperó su unidad. El pueblo alemán recobra el
puesto que en justicia le corresponde en Europa y en el mundo. Es el cumpli­
miento de una viva aspiración firmemente respaldada por la Comunidad y sus
Estados miembros. La Comisión comparte la alegría del pueblo alemán con
ocasión de este acontecimiento histórico, que dará un nuevo impulso a una
Comunidad más fuerte y más unida en la perspectiva de la unión económica y
monetaria y de la unión política.
Todas las instituciones de la Comunidad se han movilizado para facilitar al
máximo la integración de la antigua República Democrática Alemana en la
Comunidad, dentro de los plazos fijados por el proceso de unificación. Desde el
primer momento, la Comisión consideró que la integración de la República
Democrática en una Alemania unificada y, por lo tanto, en la Comunidad, se
podía realizar por etapas y sin modificar los Tratados. Desde abril de 1990, la
Comisión ha venido estudiando las modalidades de unificación para sugerir
finalmente al Consejo Europeo un modelo de integración que éste adoptó en su
reunión extraordinaria de 28 de abril de 1990, celebrada en Dublin.
Los jefes de Estado y de Gobierno consideraron que la integración del territorio
de la República Democrática Alemana en la Comunidad se haría efectiva una
vez que la unificación estuviera jurídicamente establecida, sin revisión de los
Tratados y sin perjuicio de que se adoptaran las disposiciones transitorias opor­
tunas. El Consejo Europeo confirmó en aquella misma ocasión que la Comisión
presentaría al Consejo una serie de propuestas, recogidas en un informe global,
para la adopción de medidas transitorias.
Mientras acogía favorablemente el apoyo inequívoco del Consejo Europeo al
proceso de unificación, el Parlamento Europeo y, especialmente, la comisión
temporal constituida al efecto, trabajaron desde un principio junto con la Comi­
sión en el examen de las consecuencias de la unificación, en estrecha colabora­
ción con las autoridades de las dos Alemanias.
El Parlamento y el Consejo han adoptado todas las disposiciones relativas a
procedimientos y plazos para garantizar la integración armoniosa de la Repú­
blica Democrática Alemana en el ordenamiento jurídico de la comunidad, que
se ha podido efectuar siguiendo las reglas del Derecho y de una forma orde­
nada, a pesar de la marcada aceleración que caracterizó as proceso desde abril
de 1990. Esta aceleración provocó la necesidad de delegar en la Comisión
amplios poderes que le permitieran introducir una serie de medidas provisiona­
les, que serían rápidamente sustituidas por un conjunto de disposiciones transi­
torias. La estrecha colaboración de las instituciones agilizará el proceso legisla­
tivo, que verá su fin en un periodo de tiempo sorprendentemente corto, habida
cuenta de la amplitud del conjunto de disposiciones.
En el presente suplemento del Boletín, la Comisión publica los principales
documentos presentados al Consejo y al Parlamento Europeo en relación con la
S. 4/90 unificación alemana y la integración de la antigua República Democrática en la
Comunidad. Los cinco nuevos «länder» de laa Federal de Alemania,
así como la ciudad reunificada de Berlín, forman ya parte de la familia comuni­
taria.
Las medidas que se recogen en las páginas siguientes constituyen la base de la
integración de esos territorios en la Comunidad y de su progresiva adaptación
económica y social.
S. 4/90 Declaración de la Comisión con motivo
de la unidad alemana el 3 de octubre 1990
El pueblo alemán alcanza hoy la unidad. La Comisión europea comparte su ale­
gría. Celebramos la entrada en la familia comunitaria de cinco nuevos Länder
alemanes: Brandeburgo, Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Sajonia, Sajo-
nia-Anhalt y Turingia, así como la ciudad de Berlín reunificada.
Después de varias décadas de opresión, los ciudadanos de Alemania del Este
van a poder vivir a partir de ahora en democracia, en una sociedad libre, conju­
gando prosperidad y solidaridad. Recordamos aquí el compromiso profético que
los padres del Tratado fundador de la República Federal de Alemania habían
adquirido con respecto al pueblo alemán justo después de la Segunda Guerra
Mundial: «realizar en la autodeterminación la unidad y la libertad de Alemania
y servir a la paz del mundo como miembro de pleno derecho en una Europa
unida». En la actualidad este compromiso está convirtiéndose en realidad. Por
su parte, también la Comunidad Europea se había marcado desde el principio el
objetivo de realizar la unidad alemana en el marco del proceso de integración
europea.
La pertenencia de la República Federal a la Comunidad Europea constituyó
una baza esencial en la realización de la unidad alemana. Pero, a su vez, la
Comunidad no seria lo que es hoy en día sin la República Federal. La actitud
constructiva de la República Federal a lo largo de cuarenta años ha contribuido
en gran medida a hacer que la Comunidad Europea sea lo que es: una Comuni­
dad de derecho, de solidaridad y de estabilidad. En estos principios reposa la
fuerza y el atractivo de la Comunidad, sobre todo para los pueblos del este, cen­
tro y sur de Europa.
Por otro lado, la unificación alemana confiere un nuevo impulso a una Comuni­
dad más fuerte y más unida en la perspectiva de la unión económica y moneta­
ria y de la unión política. La solución del problema alemán en el marco de la
Comunidad acelera la andadura de esta última hacia su propia unidad.
La instituciones de la Comunidad han hecho lo posible para facilitar al máximo,
y en los plazos determinados por el proceso de unificación, la integración de la
antigua RDA. No se nos oculta, sin embargo, que la adaptación será dolorosa.
La Comisión contribuirá solidariamente para amortiguar los inevitables cho­
ques.
La Alemania dividida formaba parte de la Europa dividida. La unidad alemana
abre la vía hacia la unidad de Europa en su totalidad. La apertura de la puerta
de Brandeburgo constituye un símbolo de esta nueva perspectiva de futuro del
continente. La integración de la antigua RDA enriquece la identidad de esta
Comunidad ampliada. La Comunidad, reforzada por la Alemania unificada,
estará más preparada para ser el motor de una zona de cooperación y de estabi­
lidad paneuropea, para consolidar la alianza atlántica, para establecer relaciones
en pie de igualdad con la URSS y, en sentido más amplio, para intensificar sus
vínculos con sus demás interlocutores mundiales. La Comunidad asumirá ple­
namente sus responsabilidades con respecto a sus nuevos vecinos de Europa
central y oriental: apoyo a la transformación de sus economías, desarrollo y cre­
cimiento de sus recuperadas democracias.
S. 4/90

Un pour Un
Permettre à tous d'accéder à la lecture
Pour chaque accès à la bibliothèque, YouScribe donne un accès à une personne dans le besoin